Issuu on Google+

LA TORTUGA LORA: EL LARGO CAMINO HACIA LA RECUPERACION


Andrés Herrera de Tampico, Tamaulipas, México, había escuchado muchas historias de los habitantes locales acerca de grandes números de tortugas anidando en un área cerca del Trópico de Cáncer. Durante 1946 - 1947, El Sr. Herrera realizó 32 vuelos a lo largo de un tramo de 90 millas de Tampico hacia el norte durante los meses de Abril y Junio


Junio 18, 1947


1951 El primer registro cient铆fico de una anidaci贸n de tortuga lora es escrito por John Werler, quien detalla observaciones de Mr. Jessie R. Lawrence, un Ingeniero que observ贸 a una hembra de lora anidando en Padre Island National Seashore, Texas, aproximadamente 45 millas al sur de Corpus Christi el 23 de Marzo, 1950


1961 El Dr. Henry Hildebrand de Corpus Christi, Texas, ve el film de 1947 de Andr茅s Herrera en una conferencia de Icti贸logos y Herpet贸logos, resolviendo de una vez por todas el misterio de donde anidaba la tortuga lora


1962 M茅xico establece el Programa de Investigaci贸n de Tortugas Marinas bajo el Instituto Nacional de Investigaciones Biol贸gico Pesqueras, posteriormente el Instituto Nacional de Pesca (INP)


1973 / 1986 In 1973, la tortuga lora es enlistada en el Ap茅ndice I de CITES. En 1986, la IUCN la enlista como uno de los 12 animales en mayor peligro de extinci贸n en el mundo.


1966 / 1977 El 15 de Abril de 1966, el primer campamento de tortuga lora es establecido al sur de Barra Calabazas, cerca del Ejido de Rancho Nuevo en Tamaulipas. El equipo de biólogos incluye a Humberto Chávez, Martín Contreras y Eduardo Hernández.

El 4 de Julio de 1977, Rancho Nuevo es declarada la primera reserva natural para la conservación de tortugas marinas en México


1978


1981


1985

Solamente se registran 702 nidos


1990 En Mayo de 1990 se declara una veda total en MĂŠxico de la captura y el uso de productos de tortugas marinas para proteger a las severamente reducidas poblaciones de tortugas marinas


NIDOS REGISTRADOS DE LORA 1978 – 2006 (Hasta el 20 de Agosto, 2006) 12000 10000 8000 6000 4000 2000

La Pesca, Altamira, y Miramar Tepehuajes

NIDOS

Tordo

0 2 4 6

78 80 82 84 86 88 90 92 94 96 98

0 AÑO El Proyecto Binacional inició en 1978 en Rancho Nuevo y se expandió hacia el sur en Barra del Tordo en 1988, y en 1989 hacia el norte primero en Barra Ostionales y después en Tepehuajes. En 1996 el Proyecto empieza a cubrir las zonas de anidación ubicadas en La Pesca, Altamira y Playa Miramar


Rancho Nuevo


Rancho Nuevo


Rancho Nuevo


Tepehuajes


Tepehuajes


Barra del Tordo


Barra del Tordo


Altamira


La Pesca


Julio 4, 1977 - Rancho Nuevo es la primera reserva natural para la conservación de tortugas marinas en México

Octubre 29, 1986 - Rancho Nuevo es declarado Reserva y Refugio para la protección y conservación de tortugas marinas en México

Julio 16, 2002 – El Gobierno Federal Mexicano declara a Rancho Nuevo Area Protegida Natural Area en la categoría de Santuario El Santuario de Rancho Nuevo cubre 21.3 km: 5.1 km al norte de Barra Coma y 16.2 km al sur de Barra Coma


N 24ยบ00' T A M A U L I P A S

N 23ยบ15'

ENRAMADAS

56 km

LA PESCA

30 km TEPEHUAJES

35 km RANCHO NUEVO

17 km PLAYA DOS - BARRA DEL TORDO

44 km

PLAYA TESORO - ALTAMIRA

18 km PLAYA MIRAMAR CIUDAD MADERO


90.08% de los nidos registrados en el 2006 ocurrieron en estos 126 km


Típicamente, el equipo binacional consiste de 50 personas durante una temporada En cuanto a vehículos, la flota del proyecto llega a consistir de 30 cuatrimotos, tres camionetas 4 x 4 y un Jeep Cuando hay arribadas, la gente de los ejidos adyacentes a los campamentos acude a asistir al equipo binacional, incrementando el número de la gente y vehículos en la playa


Contando recorridos, arribadas, liberación de crías y otras actividades, se registran aproximadamente 108,000 horas de trabajo en un período de 180 días


Un poco mĂĄs de 215,650 kilĂłmetros son recorridos cada temporada en la playa

~ 5.3 vueltas al mundo en 180 dĂ­as


Lepidochelys kempii


Chelonia mydas


Caretta caretta


Eretmochelys imbricata


Dermochelys coriacea


El 11 de Mayo del 2006, 2,085 tortugas anidaron en Rancho Nuevo – la primera vez en la historia del proyecto binacional que una arribada es de miles de tortugas

Solo 61 nidos (3%) fueron depredados


NIDOS REGISTRADOS DE LORA 1978 – 2006 (Hasta el 20 de Agosto, 2006) 14000 12000 10000 8000

NIDOS

6000 4000 2000

AÑO

0 2 4 6

78 80 82 84 86 88 90 92 94 96 98

0


NIDOS REGISTRADOS, Y CRIAS LIBERADAS 1978 – 2006

(hasta el 1 de Septiembre del 2006)

Nidos Crías

– 85,711 – 5,349,870


NIDOS REGISTRADOS DE LORA USANDO LA ARRIBADA DE 1947 COMO COMPARACION 1978 – 2006 (Hasta el 20 de Agosto, 2006)

AÑO

6

4

2

0

98

96

94

92

90

88

86

84

82

NIDOS

80

78

40000 35000 30000 25000 20000 15000 10000 5000 0


“La tortuga lora, alguna vez al borde de la extinción, esta regresando de una manera increíble. A través de los esfuerzos dedicados de biólogos, conservacionistas y voluntarios de México y Estados Unidos, así como también fondos de una diversidad de fuentes tanto públicas como privadas, se han incrementado los grados de sobrevivencia y la productividad de la población a través de varias intervenciones. El resultado es un grado de crecimiento poblacional que excede cualquier otra estimación para tortugas marinas. Sin embargo, nuestra estimación de hembras anidadoras para toda la especie aún esta muy por debajo del calculo de Hildebrand de 40,000 hembras anidando en Rancho Nuevo en un solo día. Continuará la población a incrementarse exponencialmente? Tenemos la esperanza de ser testigos de una arribada a la par de esas imágenes de 1947? En esta temprana etapa en la recuperación de la población, es imposible de saber" Heppell, S. S., P. Burchfield, and J. Peña. 2005. Population decline and recovery: what does the future hold? In: P. Plotkin, ed. Synopsis of the Biology and Conservation of the Ridley Sea Turtle. in press.


Los actuales modelos poblacionales no sugieren que la población de la lora se ha recuperado, de hecho, hacen quedar bien claro que aún no se alcanza la recuperación, y que las fechas de recuperación proyectadas solo se mantendrán si los esfuerzos de conservación continuan Heppell, et al. 2005

El futuro de la conservación de la tortuga lora debe ser de continua vigilancia Spotila, James R. 2004



La tortuga lora