Issuu on Google+

Los alumnos de 3ยบB escriben sus propias fรกbulas


El gatito vago Había una vez un gatito que no le gustaba hacer su tarea y cuando su mamá le decía que haga su tarea el gatito le respondía que la haría pero su mamá le decía que la haga, entonces el gatito se puso a llorar, entonces la mamá le decía que luego la haga , el gatito nunca la hacía y un día en su escuela su maestra dijo el que entregaba esta evaluación primero gana una estrella dorada y el gatito dijo que la voy hacer y nunca la hizo el día que la tenia que entregarla y reprobó por no hacer la tarea . MORALEJA….NO DEJES PARA PUEDES HACER HOY.

MAÑANA LO QUE

La mariposa que no quiere compartir Había una vez una mariposa que no quería compartir con sus compañeros. Un día la mariposa se fue a la escuela y después de 2 horas era el recreo y ella no quería compartir nada. Después su compañero le avisó a la seño y lo retó: todos los días lo mismo! Y al día siguiente compartió con todos. Todos estaban muy contentos! Moraleja: Compartir te hace bien.


Los animales bailarines

Un día los perros estaban bailando la conga y las ovejas el hula hula. Un día el león y el tigre estaban bailando tango, todos se pararon alrededor de ellos para verlos bailar. Más allá que bailen mal les aplaudían con alegría y todos estaban felices para 100pre. Moraleja: Se bueno con tus amigos.

El rey mandón

Había una vez un gran castillo. Pero ese castillo era raro porque adentro había ranas, sapos y en una laguna, renacuajos. Lo más extraño era que había un rey sapo, él mandaba mucho y entonces un día las ranas, sapos y renacuajos se enojaron. Cuando el rey se durmió los demás hicieron que se caiga por la ventana y el rey cuando despertó se dio cuenta que se había caído. Cuando entró nuevamente al castillo, se dio cuenta que nunca hay que mandar porque sino nadie te va a querer o apoyar.


Pepe y Mari

Había una vez un cocodrilo llamado Pepe vivía solo y nadie lo quería. Hasta que conoció a una bella cocodrilo que se llamaba María, pero todos le decían Mari. Ella por alguna razón no lo quería lo rechazaba todo el tiempo. El no se animaba a decirle si quería salir con el, pepe decía q q q querés no le salía hasta que una serpiente se tropezó y le dio un empujón y lo dijo todo completo .La serpiente dijo ¿metí la pata en algo? Pepe respondió no me hiciste el hombre más feliz del mundo Mari se quedo sorprendida porque ella pensó que nunca lo lograría. Al día siguiente le respondió Mmmm. Creo que SIII gritó ilusionada Pepe se desmayo fueron al mejor restaurante de la selva un restaurante en el que comieron personas al horno con ojos de bebe y desde ahí vivieron felices por siempre. Moraleja: Seguí siempre los consejos de tu corazón.

El oso Pedro El oso Pedro no le hacia caso a su mamá. Cuando le dice que le vaya a ayudarla, el oso le dice después y nunca lo hace porque es vago. Cuando le dice que vaya a la escuela el le dice que no quiere ir porque el tiene tarea y nunca quiere hacer la tarea y nunca lo quiere hacer porque es vago.


Aprendi贸 que hay que ayudar a la mama y que hay que ir a la escuela porque si no va a la escuela no va a aprender restar ni a multiplicar y dividir ni sumar.


Las fábulas de 3ºB