Issuu on Google+

2010

Diseño de la investigación Resumen capítulo 7. Metodología de la investigación.

Referencia: Hernández, R. et. al. (2003) Metodología de la investigación, México: Mc Graw Hill


MÓDULO 7 DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN Previo al proceso de recolección de datos es pertinente explicar el enfoque, definir el alcance de la investigación a realizar así como establecer supuestos (hipótesis) que orienten la búsqueda de información empírica y su posterior análisis.

EXPLICACIÓN DEL ENFOQUE Desde el inicio de la investigación, se define el enfoque – cuantitativo, cualitativo o mixto- bajo el cual se desarrolla el proyecto. En el apartado de diseño de la investigación es oportuno exponer el enfoque elegido, justificar por qué se eligió dicho enfoque y describir brevemente cómo se va a cubrir con los rasgos que lo caracterizan. Esta explicación permitirá comprender la naturaleza y orden de los elementos y fases de la investigación, principalmente de aquellos que se presentan en seguida.

DEFINICIÓN DEL ALCANCE DE LA INVESTIGACIÓN A REALIZAR: EXPLORATORIA, DESCRIPTIVA, CORRELACIONAL O EXPLICATIVA Una vez revisada la literatura y desarrollado el marco teórico de la investigación, el siguiente paso consiste en visualizar el alcance de estudio a efectuar. En los estudios cuantitativos esto ocurre antes de elaborar la(s) hipótesis, definir o elegir un diseño de investigación y recolectar datos. En los cualitativos ocurre antes o durante la recolección de datos, o se redefine en cualquier etapa del proceso de investigación. Ahora bien para visualizar el alcance hay que elegir el tipo de investigación, que puede ser: exploratorio, descriptivo, correlacional o explicativo. Esta clasificación es muy importante, pues del tipo de estudio depende la estrategia de investigación. El diseño, los datos que se recolectan, la manera de obtenerlos, el muestro y otros componentes del proceso de investigación son distintos en estudios exploratorios, descriptivos, correlacionales y explicativos, trátese de investigaciones cuantitativas, cualitativas o mixtas. En la práctica, cualquier estudio puede incluir elementos de más de uno de estos cuatro alcances de la investigación. Los estudios exploratorios sirven para preparar el terreno y por lo común anteceden a los tres tipos. Se efectúan normalmente cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación poco estudiando, del cual se tienen muchas dudas o no se abordado antes. Es decir, cuando la revisión de la literatura reveló que tan sólo hay guías no investigadas e ideas vagamente relacionadas con el problema de estudio, o bien, si deseamos indagar sobre temas y áreas desde nuevas perspectivas o ampliar las existentes. El valor de los estudios exploratorios radica en que sirven para familiarizarnos con fenómenos relativamente desconocidos, obtener información para llevar a cabo una investigación más completa sobre un contexto particular, identificar conceptos o variables promisorias, establecer prioridades para investigaciones futuras, o sugerir afirmaciones y postulados. Los estudios exploratorios en pocas ocasiones constituyen un fin en sí mismos, generalmente determinan tendencias, identifican áreas, ambientes, contextos y situaciones de estudio, relaciones potenciales entre variables; o establecen el “tono” de investigaciones posteriores más elaboradas y rigurosas. Los estudios descriptivos, como su nombre lo indica, consisten en describir una situación, eventos y hechos, es decir, cómo son y cómo se manifiestan. Miden evalúan o recolectan datos sobre diversos aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno a investigar, para poder describirlo. Cabe aclarar que su objetivo no es indicar cómo se relacionan las variables medidas, sino especificar propiedades, características y rasgos importantes de cualquier fenómeno que se analice. En esta clase de estudios el


investigador debe ser capas de definir, o al menos visualizar, qué se va a medir o sobre qué se habrán de recolectar los datos. Asimismo, es necesario especificar quiénes deben estar incluidos. Los estudios descriptivos pueden ofrecer la posibilidad de predicciones o relaciones aunque sean poco elaboradas y en este sentido fundamentan y preparan para las investigaciones correlacionales. Los estudios correlacionales tienen el propósito de evaluar la relación que exista entre dos o más conceptos, categorías o variables (en un contexto particular). Pretenden responder a preguntas de investigación tales como ¿a mayor variedad y autonomía en el trabajo corresponde mayor motivación intrínseca respecto a las tareas laborales? Los estudios cuantitativos correlacionales miden el grado de relación entre esas dos o más variables (cuantifican relaciones). Es decir, miden cada variable presuntamente relacionada y después también miden y analizan la correlación. Tales correlaciones se expresan en hipótesis sometidas a prueba. En el caso de las investigaciones cualitativas, también es factible tener un alcance correlacional entre dos o más conceptos, categorías o variables, aunque no se mide(n) la(s) relación(es), ni se establece numéricamente su magnitud. Por último, los estudios explicativos van más allá de la descripción de conceptos o fenómenos o del establecimiento de relaciones entre conceptos; están dirigidos a responder a las causas de los eventos, sucesos y fenómenos físicos o sociales. Como su nombre lo indica, su interés se centra en explicar por qué ocurre un fenómeno y en qué condiciones se da éste, o por qué se relacionan dos o más variables. Las investigaciones explicativas son más estructuradas que las demás clases de estudio y, de hecho, implican los propósitos de ellas (exploración, descripción y correlación o asociación); además de que proporcionan un sentido de entendimiento del fenómeno a que hacen referencia. Una investigación puede incluir diferentes alcances en las distintas etapas de su desarrollo. Es posible que una investigación se inicie como exploratoria, después ser descriptiva y correlacional, y terminar como explicativa. También un estudio cuantitativo, cualitativo o mixto puede concebirse como descriptivo y concluir explicando relaciones causales, así como generar nuevas áreas de exploración para futuras investigaciones. Así, surge la pregunta: ¿Cómo elegir el tipo de investigación? Básicamente depende de dos factores: el estado del conocimiento sobre el tema de investigación, mostrado por la revisión de la literatura, y el enfoque que se pretenda dar al estudio.

FORMULACIÓN DE LA HIPÓTESIS En este punto de la investigación es necesario analizar si es conveniente formular o no hipótesis, dependiendo del enfoque del estudio (cuantitativo, cualitativo o mixto) y el alcance inicial del mismo (exploratorio, descriptivo, correlacional o explicativo). Antes de tomar esta decisión cabe aclarar que las hipótesis se definen como explicaciones tentativas del fenómeno investigado, formuladas a manera de proposiciones que indican lo que estamos buscando o tratando de probar. Establecen las relaciones entre dos o más variables, las cuales se definen a su vez como propiedades cuya variación es susceptible de ser medida, observada, inferida o inducida. Las hipótesis constituyen las guías de una investigación y su formulación va acompañada de las definiciones conceptuales y operacionales de las variables contenidas dentro de la hipótesis. Las hipótesis deben referirse a una situación, un contexto, un ambiente o un evento empírico. Para el enfoque cuantitativo, las variables contendidas deben ser precisas, concretas, y poder observarse en la realidad; la relación entre variables debe ser clara, verosímil y medible. Asimismo, las hipótesis tienen que vincularse con técnicas disponibles para probarlas. En cambio para el enfoque cualitativo no siempre se generan hipótesis y casi siempre su objetivo esencial no es probarlas. Cuando se mezclan el enfoque cuantitativo y cualitativo, el fijar o no hipótesis depende del grado en que el componente cuantitativo esté presente.


Dependiendo del alcance del estudio y del enfoque, es que el investigador decide establecer o no hipótesis. Bajo cualquier enfoque, en los estudios exploratorios no se establecen hipótesis. Las hipótesis surgen normalmente del planteamiento del problema y la revisión de la literatura, y algunas veces a partir de teorías. Aunque es posible que también emanen de la situación y de la recolección de los datos. Asimismo las hipótesis proponen tentativamente las respuestas a las preguntas de investigación. A continuación se presenta un ejemplo de hipótesis de una investigación cuantitativa: “Los niños de la Ciudad de México ven, en promedio, más de 3 horas diarias de televisión” Una vez definida la hipótesis lo que se buscará es la comprobación de la misma.

RECOLECCIÓN DE DATOS Recolectar datos implica tres actividades estrechamente vinculadas entre sí: a)

Seleccionar un instrumento o método de recolección de datos entre los disponibles en el área de estudio en la cual se inserte la investigación o desarrollar uno. Este instrumento debe de ser válido y confiable, de lo contrario no podemos basarnos en los resultados. b) Aplicar ese instrumento o método para recolectar datos. Es decir, obtener observaciones, registros o mediciones de variables, sucesos, contextos, categorías u objetos que son de interés para el estudio. c) Preparar observaciones, registros y mediciones obtenidas para que se analicen correctamente.

Enfoque cuantitativo En el enfoque cuantitativo, recolectar los datos es equivalente a medir. Esto último se refiere al proceso de vincular conceptos abstractos con indicadores empíricos, mediante clasificación o cuantificación. En toda investigación cuantitativa medimos las variables contenidas en la(s) hipótesis y para ello se utilizan instrumentos de recolección de datos, los cuales deben cubrir dos requisitos: confiabilidad y validez. La confiabilidad cuantitativa se refiere al grado en que la aplicación repetida de un instrumento de medición, al mismo sujeto u objeto, produce iguales resultados. La validez cuantitativa se refiere al grado en que un instrumento de medición mide realmente la(s) variable(s) que pretende medir. Para cuidar la validez y confiabilidad se hace uso de herramientas estadísticas. En la investigación, dentro del enfoque cuantitativo, disponemos de diversos tipos de instrumentos para medir las variables de interés y en algunos casos llegan a combinarse varias técnicas de recolección de datos. A continuación se describen brevemente. A. Escalas para medir las actitudes Los métodos más conocidos para medir por escalas las variables que constituyen actitudes son: el método de escalamiento de Likert, el diferencial semántico y la escala de Guttman. A continuación se describe el primero de ellos considerando que es uno de los más utilizados. El escalamiento tipo Likert consiste en un conjunto de ítems presentados en forma de afirmaciones o juicios, ante los cuales se pide la reacción de los sujetos. Es decir, se presenta cada afirmación y se pide al sujeto que externe su reacción eligiendo uno de los cinco puntos de la escala. A cada punto se le asigna un valor numérico. Así, el sujeto obtiene una puntuación respecto a la afirmación y al final su puntuación total, sumando las puntuaciones obtenidas en relación con todas las afirmaciones. Las afirmaciones califican al objeto de actitud que se está midiendo y deben expresar sólo una relación lógica; además, es muy recomendable que no excedan de 20 palabras. Las alternativas de


respuestas o puntos de la escala son cinco e indican cuánto se está de acuerdo con la afirmación correspondiente. Las alternativas más comunes son: Muy de acuerdo

De acuerdo

Ni de acuerdo, ni en desacuerdo

En desacuerdo

Muy en desacuerdo

Totalmente de acuerdo

De acuerdo

Neutral

En desacuerdo

Totalmente en desacuerdo

Definitivamente sí

Probablemente sí

Indeciso

Probablemente no

Definitivamente no

Completamente verdadero

Verdadero

Ni falso, ni verdadero

Falso

Completamente falso

Las afirmaciones pueden tener dirección favorable o positiva o desfavorable o negativa. Con base en la dirección se codifican las alternativas de respuesta. Si la afirmación es positiva, significa que califica favorablemente al objeto de actitud y cuanto más de acuerdo con la afirmación estén los sujetos, su actitud será más favorable. Ocurre lo contrario cuando la afirmación es negativa. Ejemplo: • Los servicios que presta la CNDH son coherentes a las necesidades sociales. Escala likert: Puntuación otorgada Muy de acuerdo 5 De acuerdo 4 Ni de acuerdo, ni en desacuerdo 3 En desacuerdo 2 Muy en desacuerdo 1 Las puntuaciones de las escalas de Likert se obtienen sumando los valores alcanzados respecto a cada frase. B. Cuestionarios Un cuestionario es un conjunto de preguntas respecto a una o más variables a medir. El contenido de las preguntas de un cuestionario es tan variado como los aspectos que mide. Básicamente se consideran dos tipos de preguntas: cerradas y abiertas. Las preguntas cerradas contienen categorías o alternativas de respuesta que han sido delimitadas. Es decir, se presentan a los sujetos las posibilidades de respuesta y aquéllos deben circunscribirse a éstas. Pueden ser dicotómicas (dos alternativas de respuesta) o incluir varias alternativas de respuesta. Ejemplo: •

¿Se considera ciudadano activo? o ( ) si o ( ) no

¿Con qué frecuencia asiste a eventos culturales o ( ) mucha frecuencia o ( ) mediana frecuencia o ( ) poca frecuencia


Como puede observarse, en las preguntas cerradas las categorías de respuestas son definidas a prior por el investigador y se le presentan al respondiente, quien debe elegir la opción que describa más adecuadamente su respuesta. Las escalas de actitudes en forma de preguntas caerían dentro de la categoría de preguntas cerradas. También hay preguntas donde el respondiente puede seleccionar más de una opción o categoría de respuesta. Ejemplo: •

Marque los medios que utiliza para sus investigaciones académicas o Artículos de revistas arbitradas o Bibliografía especializada o Sitios de internet o Biblioteca digital

Algunos respondientes marcarán una, dos o más opciones de respuesta. Las categorías no son mutuamente excluyentes. En ocasiones, el respondiente tiene que jerarquizar opciones. Ejemplo: •

¿Cuánto le interesa desarrollar:? (Indique de 1 a 5 en cada caso según su interés) o ___ Administración de sueldos y compensaciones o ___ Salud, seguridad e higiene o ___ Administración y negociación de contratos o ___ Relaciones con sindicatos o ___ Habilidades de comunicación ejecutiva

En cambio, las preguntas abiertas no delimitan de antemano las alternativas de respuesta, por lo cual el número de categorías de respuesta es muy elevado; en teoría, es infinito. Cada cuestionario obedece a diferentes necesidades y problemas de investigación, lo cual origina que en cada caso el tipo de preguntas sea diferente. Algunas veces se incluyen tan sólo preguntas cerradas, otras veces únicamente preguntas abiertas, y en ciertos casos ambos tipos de preguntas. Cada clase de pregunta tiene sus ventajas y desventajas. •

Las preguntas cerradas son fáciles de codificar y preparar para su análisis. Asimismo, estas preguntas requieren un menor esfuerzo por parte de los respondientes. La principal desventaja de las preguntas cerradas reside en que limitan las respuestas de la muestra, y, en ocasiones, ninguna de las categorías describe con exactitud lo que las personas tienen en mente; no siempre se captura lo que pasa por la cabeza de los sujetos. Para formular preguntas cerradas es necesario anticipar las posibles alternativas de respuestas. Además, el investigador debe asegurarse de que los sujetos a los cuales se les administrarán, conoce y comprenden las categorías de respuesta. Las preguntas abiertas son particularmente útiles cuando no tenemos información sobre las posibles respuestas de las personas o cuando esta información es insuficiente. También sirven en situaciones donde se desea profundizar una opinión o los motivos de un comportamiento. Su mayor desventaja es que son más difíciles de codificar, clasificar y preparar para el análisis. Además, llegan a presentarse sesgos derivados de distintas fuentes; por ejemplo, quienes enfrentan dificultades para expresarse en forma oral y por escrito quizá no respondan con precisión a lo que en realidad desean, o generen confusión en sus respuestas. Asimismo, responder a preguntas abiertas requiere de un mayor esfuerzo y de más tiempo. Este tipo de preguntas se utilizan a menudo en cuestionarios de corte cualitativo.


La elección del tipo de preguntas que contenga el cuestionario dependen del grado en que se puedan anticipar las posibles respuestas, los tiempos de que se disponga para codificar y si se quiere una respuesta más precisa o profundizar en alguna cuestión.

Las características que debe tener una pregunta, independientemente de que sean abiertas o cerradas deben ser: • •

Claridad y comprensión para los respondientes. Al respecto, evitar términos confusos o ambiguos Las preguntas no deben incomodar al respondiente. Preguntas como ¿acostumbra consumir algún tipo de bebida alcohólica? Tienden a provocar rechazo. Es mejor preguntar: ¿algunos de sus amigos acostumbran consumir algún tipo de bebida alcohólica? Y después utilizar preguntas sutiles que indirectamente nos indiquen si la persona acostumbra consumir esta clase de bebidas. Y hay temáticas en las que a pesar de que se utilicen preguntas sutiles, el respondiente se sentirá molesto. En estos casos, es posible usar escalas de actitud en lugar de preguntas o aún otras formas de medición. Las preguntas deben referirse preferentemente a un solo aspecto o una relación lógica. Por ejemplo, la pregunta: ¿acostumbra usted ver televisión y escuchar radio diariamente?, expresa dos aspectos y llega a confundir. Es mucho mejor dividirla en dos preguntas, una relacionada con la televisión y otra relacionada con el radio. Las preguntas no deben inducir las respuestas. Se tienen que evitar preguntas tendenciosas o que dan pie a elegir un tipo de respuesta. Por ejemplo, ¿Los trabajadores mexicanos son muy productivos? Se insinúa la respuesta en la pregunta. Resultaría mucho más conveniente preguntar: qué tan productivos considera usted, en general, a los trabajadores mexicanos? Las preguntas no pueden apoyarse en instituciones, ideas respaldadas socialmente ni en evidencia comprobada. Es también una manera de inducir respuestas. Esquemas del tipo: “La mayoría de las personas opinan que…”, “La Iglesia considera…”, “Los padres de familia piensas que…” etc., no deben anteceder a una pregunta, ya que sesgan las respuestas. En las preguntas con varias alternativas o categorías de respuesta, y donde el respondiente sólo tiene que elegir una, llega a ocurrir que el orden en que se presenten dichas alternativas afecta las respuestas de los sujetos (por ejemplo, que tiendan a favorecer a la primera o la última alternativas de respuesta). Entonces es conveniente rotar el orden de lectura de las alternativas de manera proporcional El lenguaje utilizado en las preguntas debe ser apropiado para las características del respondiente (tomar en cuenta su nivel educativo y el socioeconómico, las palabras que maneja, etc.)

En algunos casos es conveniente iniciar con preguntas neutrales o fáciles de contestar, para que el respondiente vaya adentrándose en la situación. Además de las preguntas y categorías de respuestas, un cuestionario está formado por instrucciones que nos indican cómo contestar. Las instrucciones son tan importantes como las preguntas y es necesario que sean claras para los usuarios a quienes van dirigidas. También es importante explicar el propósito del cuestionario y garantizar la confidencialidad de la información, pues esto ayuda a ganar la confianza del respondiente. C) Observación cuantitativa La observación consiste en el registro sistemático, válido y confiable de comportamiento o conducta manifiestos. Puede utilizarse como instrumento de medición en muy diversas circunstancias. Los pasos para construir un sistema de observación son: 1.

Definir con precisión el universo de aspectos, eventos o conductas a observar. Un universo sería el comportamiento verbal y no verbal de un grupo de alumnos durante un semestre o las conductas de un grupo de trabajadores durante sus sesiones en círculos de calidad, en un periodo de un año, por citar algunos ejemplos


2. 3.

4. 5. 6.

7.

Extraer una muestra representativa de aspectos, eventos o conductas a observar. Establecer y definir las unidades de observación. Por ejemplo, cada vez que se presenta una conducta agresiva, cada minuto se analizará si el alumno está o no atento a la clase durante dos horas al día (7:00 a 9:00 hrs.), el número de personas que leyeron el tablero de avisos de la compañía, etc. Establecer y definir las categorías y subcategorías. Por ejemplo, distancia física, movimientos corporales, conducta visual, conducta verbal. Seleccionar a los observadores, quienes habrán de codificar la conducta y deben conocer las variables, categorías y subcategorías. Elegir el medio de observación. Las conductas o sus manifestaciones pueden codificarse por distintos medios: observarse directamente y codificarse, o grabarse en videocinta y analizarse. En algunos casos el observador se oculta y observa. Otras veces participa con los sujetos y codifica. El medio a través del cual se observe depende de la investigación en particular. Elaborar las hojas de codificación. En donde se especifican las categorías u subcategorías de observación, por ejemplo:

Categoría Distancia física

Movimientos corporales

Subcategoría Alejamiento Acercamiento Estático Tensión Relajación Ninguno

8. Llevar a cabo la codificación por observación 9. Vaciar los datos de las hojas de codificación y obtener totales para cada categoría. 10. Realizar los análisis apropiados.

D) Pruebas e inventarios estandarizados En la actualidad existe una amplia diversidad de pruebas e inventarios desarrollados por diversos investigadores para medir gran número de variables. Esas pruebas tienen su propio procedimiento de aplicación, codificación e interpretación. Hay pruebas para medir habilidades y aptitudes, personalidad, intereses, valores, desempeño, motivación, aprendizaje, clima laboral, etc. Cuando se utilice como instrumento de medición es importante valorar si es adecuada para el contexto de nuestra investigación, pues en caso contrario tendrá que adaptarse y aplicar pruebas piloto para calcular su validez y confiabilidad.

Enfoque cuantitativo Para el enfoque cualitativo, al igual que para el cuantitativo, la recolección de datos es fundamental, sólo que su propósito no es medir variables para llevar a cabo inferencias o análisis estadístico. Lo que se busca es obtener información de los sujetos, las comunidades, los ambientes, las variables o las situaciones en profundidad, en las propias “palabras”, “definiciones” o “términos” de los sujetos en su contexto. El investigador cualitativo utiliza una postura reflexiva y trata – lo mejor posible- de minimizar sus creencias, fundamentos o experiencias de vida asociados con el tema de estudio. Los datos cualitativos consisten normalmente en la descripción profunda y completa de eventos, situaciones, imágenes mentales, interacciones, percepciones, experiencias, actitudes, creencias, emociones, pensamientos o conductas reservadas de las personas, ya sea de manera individual, grupal o colectiva. Se recolectan con la finalidad de ser analizarlos para comprenderlos y así responder a preguntas de investigación buscando generar conocimiento.


Los datos cualitativos no se reducen a números para ser analizados estadísticamente (aunque en algunos casos sí haya interés de parte del investigador por hacerlo). La recolección de datos ocurre completamente en los ambientes naturales y cotidianos de los sujetos e implica dos etapas: la inmersión inicial al campo y la recolección en sí de los datos para el análisis. A continuación se presentan algunos métodos para recolectar datos e información cualitativa. A) Entrevistas cualitativas Una entrevista es una conversación en la que participa el entrevistador y el o los entrevistados, tomando en cuanta que éstos últimos pueden referirse a una pareja o un grupo pequeño; eso sin intentar llevar a cabo una dinámica grupal, lo que sería un grupo de enfoque. Las entrevistas se dividen en estructuradas, semi-estructuradas o no estructuradas o abiertas. En las primeras, en entrevistador realiza su labor basándose en una guía de preguntas específicas y se sujeta exclusivamente a ésta. Las entrevistas semi-estructuradas, por su parte, se basan en una guía de asuntos o preguntas y el entrevistador tiene la libertad de introducir preguntas adicionales para precisar conceptos u obtener mayor información sobre los temas deseados. Las entrevistas abiertas se fundamentan en una guía general con temas no específicos y el entrevistador tiene toda la flexibilidad para manejarlas. En estos tres tipos de entrevistas se manejan diversas clases de preguntas 1. 2. 3.

4.

Preguntas generales (gran tour). Parten de planteamientos globales (disparadores) para ir llegando al tema que interesa al entrevistador. Preguntas para ejemplificar. Sirven como disparadores para exploraciones más profundas, en las cuales se le solicita al entrevistado que dé un ejemplo de un evento, suceso o categoría. Preguntas de estructura o estructurales. El entrevistador solicita al respondiente una lista de ítems a manera de conjunto o categoría. Pro ejemplo, ¿qué tipos de drogas se venden más en México? Preguntas de contraste. Al entrevistado se le cuestiona sobre similitudes y diferencias respecto a símbolos o tópicos, y se le pide que clasifique símbolos en categorías.

El propósito de las entrevistas es obtener respuestas sobre el tema, problema o tópico de interés en los términos, el lenguaje y la perspectiva del entrevistado. El “experto” es el entrevistado, por lo que el entrevistador debe escucharlo con atención y cuidado. Es muy importante que el entrevistador genere un clima de confianza en el entrevistado (rapport) y desarrolle empatía con él. Siempre resulta conveniente informar al entrevistado sobre el propósito de la entrevista y el uso que se le dará a esta; algunas veces ello ocurre antes de la misma, y otras, después. Si tal notificación no afecta la entrevista, es mejor que se haga al inicio. Durante la entrevista, o inmediatamente después de que se realice, conviene anotar nuestros puntos de vista, comentarios y observaciones. Al final de cada jornada de trabajo es necesario ir llenado una bitácora o un diario, en donde vaciemos nuestras anotaciones, reflexiones, puntos de vista, conclusiones preliminares, hipótesis iniciales, dudas en inquietudes. Al finalizar las entrevistas tendremos un valioso material que es necesario preparar para el análisis cualitativo. B) Observación cualitativa Se trata de una técnica de recolección de datos cuyos propósitos son: a) explorar ambientes, contextos, subculturas y la mayoría de los aspectos de la vida social; b) describir comunidades, contextos o ambientes, y las actividades que se desarrollan en éstos(as), las personas que participan en tales actividades y los significados de estas actividades; c) comprender procesos, interrelaciones entre


personas y sus situaciones o circunstancias, y eventos que suceden a través del tiempo, así como los patrones que se desarrollan y los contextos sociales y culturales en los cuales ocurren las experiencias humanas; d) identificar problemas. La observación cualitativa implica adentrarnos en profundidad a situaciones sociales y mantener un rol activo, así como una reflexión permanente, y estar al pendiente de los detalles de los sucesos, los eventos y las interacciones. Es muy necesario llevar registros y elaborar anotaciones lo más pronto posible, después de cada periodo en el campo. Las anotaciones pueden ser de diferentes clases: • • •

De observación directa. Descripciones de lo que estamos percibiendo, tal cual. Interpretativas. Comentarios personales sobre los hechos, es decir, nuestras interpretaciones a lo que estamos percibiendo. Temáticas. Ideas, hipótesis, preguntas de investigación, especulaciones vinculadas con la teoría, conclusiones preliminares y descubrimientos que, a nuestro juicio, vayan arrojando las observaciones. Anotaciones personales. Sentimientos, sensaciones del propio observador.

Al final se clasifica la información y se resumen las anotaciones, teniendo cuidado de no perder la información valiosa. La observación puede ser abierta o enfocada, general o más específica; pero siempre con un rumbo, es decir, con dirección. Para el primer caso se puede elaborar un registro de observación. En el segundo caso se pueden establecer categorías o puntos más específicos a observar, es decir, teniendo mayor claridad sobre los aspectos que se van a observar del fenómeno estudiado. C) Sesiones en profundidad o grupos de enfoque (focus group) Consisten en reuniones de grupos pequeños o medianos (5 a 10 personas), en las cuales los participantes conversan en torno a uno o varios temas en un ambiente relajado e informal, bajo la conducción de un especialista en dinámicas grupales. En un estudio es posible tener un grupo con una sesión única; varios grupos que participen en una sesión cada uno; un grupo que participe en dos, tres o más sesiones; o varios grupos en múltiples sesiones. Se reúne a un grupo de personas y se trabaja con éste en relación con las variables, categorías, sucesos o temas objetivo de la investigación. Para organizar de manera eficiente a estos grupos y lograr los resultados esperados es importante que el conductor de las sesiones esté habilitado para manejar las emociones cuando éstas surjan y para obtener significados de los participantes en su propio lenguaje, además de ser capaz de alcanzar un alto nivel de profundidad. Los pasos para realizar las sesiones de grupo son: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Se determina el número de grupos o sesiones que habrán de realizarse Se define el tipo de personas que habrán de participar Se detectan personas del tipo elegido Se invita a estas personas a participar Se organizan la(s) sesión(es) Se lleva a cabo la sesión Se elabora el reporte de sesión.

Cabe destacar que, durante las sesiones o al concluir cada una de ellas, resulta muy conveniente anotar nuestros puntos de vista, comentarios y observaciones. Al final de cada jornada de trabajo es necesario ir llenando una bitácora o un diario, donde vaciemos nuestras anotaciones, reflexiones,


puntos de vista, conclusiones preliminares, hipótesis iniciales, dudas e inquietudes. Una vez efectuadas las sesiones de grupo, se preparan los materiales para su análisis.

ANÁLISIS DE LOS DATOS Existen hasta ahora dos grandes vertientes para analizar datos: el análisis cuantitativo y el análisis cualitativo. El análisis cuantitativo de los datos se efectúa con el apoyo de procedimientos estadísticos, que pueden llevarse a cabo mediante programas computacionales, utilizando paquetes estadísticos. En los estudios cualitativos, el análisis de datos no está totalmente predeterminado. Es decir, se comienza a efectuar bajo un plan general, aunque su desarrollo va sufriendo modificaciones de acuerdo con los resultados. El análisis cualitativo tiene propósitos centrales: Darle orden a los datos; organizar las unidades, categorías, temas y patrones; comprender en profundidad el contexto que rodea a los datos; describir las experiencias de las personas estudiadas bajo su óptica, en su lenguaje y en sus expresiones; interpretar y evaluar unidades, categorías, temas y patrones; explicar contextos, situaciones, hechos, fenómenos; generar preguntas de investigación e hipótesis, reconstruir historias; relacionar los resultados del análisis con la teoría fundamentada; o construir teorías. El proceso fundamental para efectuar análisis cualitativo se resume en: • • • • •

Revisar que el material (datos) esté listo para el análisis Establecer un plan inicial de trabajo o una coreografía de análisis Organizar los datos para su análisis y codificarlos Interpretar los datos Describir contextos, eventos, situaciones y personas, sujetos de estudio; encontrar patrones; explicar sucesos, hechos y contextos; construir teoría.

Vinculación con los elementos base Una vez interpretada la información que se recolectó según el enfoque y los instrumentos utilizados es importante retomar los elementos base de la investigación para enfocar los resultados obtenidos. En este sentido, se deben revisar los objetivos, las preguntas de investigación, la hipótesis, las variables o conceptos clave y lograr la integración de estos elementos con el análisis de la información.


diseno_investigacion