Issuu on Google+

LOS MANDAMIENTOS DE LA PUREZA •

La vida cristiana es una lucha porque nuestras pasiones (potencias inferiores de la persona) se inclinan con fuerza hacia el placer, mientras que nuestras facultades superiores (potencias del alma: intelecto y voluntad) tienden hacia el bien honesto.

Esto provoca un conflicto en nuestro interior, pues lo que nos resulta placentero no siempre es moralmente bueno y allí es necesario luchar, por hacer siempre lo que es bueno, aunque signifique dejar el placer, pues debemos dejar que nos conduzca la razón y no el instinto.

Dios nos Hizo a su imagen y semejanza: varón y mujer y esto no depende de nuestro querer, sino de la naturaleza que Dios nos ha dado, tanto exteriormente como interiormente.

La impureza produce en el hombre los siguientes efectos: 

Rebaja al hombre al nivel animal, a poner como finalidad de su vida, el saciar sus instintos.



Reduce el cuerpo a ser un simple instrumento de placer temporal y lo hace esclavo de sus instintos.



Se corrompen las buenas costumbres, se produce la ruina de las familias, al buscar cada miembro saciar su egoísmo, asi desaparece el amor, se producen los adulterios, las deshonras, etc.



Se pierde la auténtica alegría que nace del verdadero amor, que nace del espíritu.



Se corrompe la conciencia de la persona, porque intenta justificar sus actos, adormeciéndola, y debilita su fe o crea vergüenza.

Eso lleva de la mano a que el aspecto sexual no se use de acuerdo con el plan de Dios, aun dentro del matrimonio.

Muchas personas se equivocan al definir que la sexualidad de la persona, depende de sus gustos y caprichos, supuestamente como ejercicio de su “libertad”.

Nuestra naturaleza por ser un don de Dios no se equivoca, pues no existe la homosexualidad genética (como algunos dicen), sino como una enfermedad socio-psicológica, pues aunque uno puede nacer con un desbalance hormonal eso con tratamiento se puede corregir asi como el, pero la falla de la sociedad y la psique personal puede ser destructiva.

El aspecto sexual en nuestra vida marca nuestro comportamiento, además de estar encaminado desde el principio a determinar a la persona: Persona Mujer y persona varón, no son simples cuerpos sino personas, es decir unión de cuerpos y almas, por lo mismo no podemos actuar contra ella, en un acto de definir nuestra libertad, pues somos más libres, cuando respetamos nuestra naturaleza y actuamos de acuerdo a ella.

Producto de ese desarrollo de nuestra sexualidad: has sufrido una serie de cambios en tu cuerpo y en tu forma de pensar. Comienzas a sentirse atraídos por el sexo opuesto, te cuidas en tu forma de arreglarte que se vean bien y eso es normal, pero no hay que ser exagerados.

Algunos acostumbran enamorarse en esta edad y otros no, pues ambas situaciones son normales, NO ES OBLIGATORIO ENAMORARSE, aunque si les sucede conviene aclarar que son las primeras ilusiones, asi que tengan cuidado, especialmente de no ilusionarte con alguien mayor que tu porque te puede hacer mucho daño.

La Pureza que es la virtud que nos hace respetar nuestro propio cuerpo y el de los demás, asi como nuestras conversaciones, actos, deseos y pensamientos y permitirle de esta manera a nuestro corazón crecer en el amor, noble y sincero.

Una relación de enamorados puede ser muy buena si esta llevada por un camino de prudencia y de respeto.

La modestia en el vestir, aunque parezca fuera de moda, hace tanto de los hombres como de las mujeres crece en su personalidad y definirse como tal.

El sexto mandamiento es claro “No cometerás actos impuros”, lo cual engloba todos los mandamientos externos sobre la sexualidad.

El Noveno mandamiento no hace caer en la cuenta de: “no consentirás pensamientos, ni deseos impuros”, que abarca todos los pecados internos contra la pureza.

La pureza es la virtud que nos hace respetar el orden establecido por Dios en el uso del placer que acompaña a la propagación de la Vida. Virtud Moral que regula rectamente toda voluntaria expresión de placer sexual dentro del matrimonio y la excluye totalmente fuera de este.

La Castidad es la virtud que gobierna y modera el deseo del placer sexual según los principios de la fe y la razón. Por la castidad la persona adquiere dominio de su sexualidad y es capaz de integrarla en una sana


personalidad, en la que el amor de Dios reina sobre todo. Por lo tanto no es una negación de la sexualidad. Es un fruto del Espíritu Santo. •

Para ser firmes en la castidad hay medios: 

NATURALES.

Dominio del cuerpo por la razón.



Rechazar el exhibicionismo mediante el pudor y la modestia.



Huir de la ociosidad.



Aconsejarnos por personas que nos puedan ayudar en las dificultades.



Actitud continua de Lucha



Huir de las ocasiones de pecar: moda, amistades frívolas, televisión, cine, revistas, internet, ambientes peligrosos.



SOBRENATURALES.

Oración frecuente.



Frecuencia en los sacramentos de la confesión y de la Eucaristía.



Amor a la Virgen María, viviendo sus devociones.



Ver nuestro cuerpo como Templo del Espíritu Santo, sobretodo cuando mi alma está en Gracia.

Son pecados contra la Castidad: 

EXTERNOS: 

FORNICACIÓN.- acto de unión carnal realizado de mutuo acuerdo, por personas solteras.



ADULTERIO.- acto de unión carnal realizado de mutuo acuerdo, pero al menos uno es casado, sumándose a este el de infidelidad.



MASTURBACIÓN.- acto deshonesto cometido por una persona en su propio cuerpo, buscando el placer.



PORNOGRAFIA.- Todo escrito, fotografía y video que presente a la persona desnuda o mostrando partes de su cuerpo que deberías ser cubiertas por respeto a si mismo o simulando o haciendo un acto sexual.



MORBOSIDAD SEXUAL.- Toda conversación, miradas o tocamientos de índole sexual, que busca el placer sin respeto de la persona.



ABERRACIONES SEXUALES.- la homosexualidad, el incesto, la violación, el sexo contra natura, etc.



INTERNOS.- cuando la voluntad se complace en ellos: 

PENSAMIENTOS IMPUROS.- Son las imágenes producto de lo que hemos visto o vivido, respecto a un acto sexual o sensual, que consentimos plenamente. LOS SUEÑOS NO SON PECADO.



DESEOS IMPUROS.- cuando se piensa en un acto impuro con el deseo de cometerlo.

ANÁLISIS DE CASOS CAS0 1: LA HISTORIA DE DANIEL Cuenta la Biblia de un profeta joven, se llamaba Daniel y fue llevado a Babilonia, junto con los desterrados, donde el rey Nabucodonosor, quien adoraba a un “dios” que él se había creado y obligaba a todos a adorarle, pero Daniel y sus dos amigos, que eran fieles a Dios, no lo hacían. Unos babilonios los acusaron y el rey, montando en cólera, les ordeno que al tocar las trompetas adorasen a su dios, pues si no lo hacían los metería al horno encendido (donde hacían los sacrificios humanos), y lo mando calentarlo siete veces más. En eso sonaron las trompetas Y todos se arrodillaron menos Daniel y sus amigos, el rey, a consecuencia de su desobediencia, los mando arrojar en el horno y cuando esperaba escuchar sus gritos aterradores de estarse quemando, comenzaron a escuchar un canto de alabanza a Dios. El rey consternado se acercó al horno y vio a cuatro personas que daban vueltas dentro del horno cantando alabanzas a Dios sin que el fuego les hiciera daño.


Mando apagar el fuego, sacarlos y habló con Daniel y aceptó su forma de vivir, aunque no a Dios. Reflexiona y responde estas preguntas: ¿No crees que Daniel y sus amigos deban arrodillarse? ¿Arriesgar la vida de esa manera, no crees que sería injusto? ¿Daniel es joven, puede después pedirle perdón a Dios y listo?

CASO 2: LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO Yo tuve la mamá más mala del mundo. Mientras que los otros niños podían irse a la escuela sin desayunar o sólo tomando café o té, yo tenía que comer todo el cereal, la leche, el huevo y el pan tostado. Cuando los demás niños tomaban refrescos gaseosos y dulces para el almuerzo, yo tenía que conformarme con comer siempre comidas nutritivas. Mi madre insistía en saber todo lo que hacíamos y donde estábamos, parecía que estábamos encarcelados; tenía que saber quiénes eran nuestros amigos. Insistía en que, si decíamos que íbamos a tardar una hora, de hecho tardáramos una hora y no dos. Me da vergüenza admitirlo, pero hasta rompió la "Ley contra el trabajo de los niños menores", e hizo que laváramos los platos, tendiéramos nuestras camas, aprendiéramos nuestras tareas de la escuela y muchas cosas más; hasta creo que se quedaba despierta por la noche pensando en las cosas que podría obligarnos a hacer, tan sólo por molestarnos: Que lávate los dientes, péinate, respeta a los mayores, obedece... Siempre insistía en que dijéramos la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Así, entre tanta crueldad, transcurrió mi infancia. Para cuando llegamos a la adolescencia y fue más sabia, nuestras vidas se hicieron aún más miserables. Nadie podía gritar nuestros nombres para que saliéramos corriendo, nos avergonzaba hasta el extremo de obligar a nuestros amigos a llegar hasta la puerta de la casa para preguntar por nosotros. Pasaron los años y resulta que todos sus hijos somos felices. Hemos sabido superar las dificultades de la vida y desarrollar magníficas relaciones tanto en la familia como en la iglesia y en nuestros trabajos. ¿A quién debemos culpar de nuestra situación actual? Tienen razón, a nuestra "Mala Madre". Verán lo que nos hemos perdido: Nada que valga la pena. Hemos descubierto que nuestra "mala madre" es en realidad la mejor del mundo. Gracias a ella mis hermanos y yo nos hemos propuesto continuar el camino trazado por Jesús: Vivir para servir. Así es el amor. "Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo" (Salmo 41). Estamos tratando de educar a nuestros hijos como lo hizo nuestra madre. Estoy llena de orgullo cuando mis pequeñitos me dicen que soy "mala". Sonrío recordando mis propios arrebatos de cólera y le doy gracias a Dios por haberme dado a la "Mamá más mala del mundo". Si su madre fue tan mala como la mía, ¿no cree que usted debería expresarle su mas profundo agradecimiento? Reflexiona y responde estas preguntas: ¿No te parece muy severa esta mamá? ¿Les está dejando ser libres a sus hijos? ¿No te pasa algo parecido con tu mamá? ¿Tus padres te mandan algo para tu mal o para tu bien? ¿Hay que obedecerles?

CASO 3: LA MUERTE DE URIAS. A la vuelta del año, al tiempo que los reyes salen a campaña, envió David a Joab con sus veteranos y todo Israel. Derrotaron a los ammonitas y pusieron sitio a Rabbá, mientras David se quedó en Jerusalén. Un atardecer se levantó David de su lecho y se paseaba por el terrado de la casa del rey cuando vio desde lo alto del terrado a una mujer que se estaba bañando. Era una mujer muy hermosa. Mandó David para informarse sobre la mujer y le dijeron: « Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías el hitita. » David envió gente que la trajese; llegó donde David y él se acostó con ella, cuando acababa de purificarse de sus reglas. Y ella se volvió a su casa. La mujer quedó embarazada y envió a decir a David: « Estoy encinta. » David mandó decir a Joab: « Envíame a Urías el hitita. » Joab envió a Urías adonde David. Llegó Urías donde él y David le preguntó por Joab, y por el ejército y por la marcha de la guerra. Y dijo David a Urías: « Baja a tu casa y lava tus pies. » Salió Urías de la casa del rey, seguido de un obsequio de la mesa real. Pero Urías se acostó a la entrada de la casa del rey, con la guardia de su señor, y no bajó a su casa. Avisaron a David: « Urías no ha bajado a su casa. » Preguntó David a Urías: « ¿No vienes de un viaje? ¿Por qué no has bajado a tu casa? Urías respondió a David: « El arca, Israel y Judá habitan en tiendas; Joab mi señor y los siervos de mi señor acampan en el suelo ¿y voy a entrar yo en mi casa para comer,


beber y acostarme con mi mujer? ¡Por tu vida y la vida de tu alma, no haré tal! » Entonces David dijo a Urías: « Quédate hoy también y mañana te despediré. » Se quedó Urías aquel día en Jerusalén y al día siguiente le invitó David a comer con él y le hizo beber hasta emborracharse. Por la tarde salió y se acostó en el lecho, con la guardia de su señor, pero no bajó a su casa. A la mañana siguiente escribió David una carta a Joab y se la envió por medio de Urías. En la carta había escrito: « Poned a Urías frente a lo más reñido de la batalla y retiraos de detrás de él para que sea herido y muera. » Estaba Joab asediando la ciudad y colocó a Urías en el sitio en que sabía que estaban los hombres más valientes. Los hombres de la ciudad hicieron una salida y atacaron a Joab; cayeron algunos del ejército de entre los veteranos de David; y murió también Urías el hitita. Joab envió a comunicar a David todas las noticias de la guerra, y ordenó al mensajero: « Cuando hayas acabado de decir al rey todas las noticias sobre la batalla, si salta la cólera del rey y te dice: "¿Por qué os habéis acercado a la ciudad para atacarla? ¿No sabíais que tirarían sobre vosotros desde la muralla? ¿Quién mató a Abimélek, el hijo de Yerubbaal? ¿No arrojó una mujer sobre él una piedra de molino desde lo alto de la muralla y murió él en Tebés? ¿Por qué os habéis acercado a la muralla?", tú le dices: También ha muerto tu siervo Urías el hitita.» Partió el mensajero y en llegando comunicó a David todo lo que le había mandado Joab. David se irritó contra Joab y dijo al mensajero: « ¿Por qué os habéis acercado a la muralla para luchar? ¿Quién mató a Abimélek, el hijo de Yerubbaal? ¿No arrojó una mujer sobre él una piedra de molino desde lo alto de la muralla y murió él en Tebés? ¿Por qué os habéis acercado a la muralla? » El mensajero dijo a David: «Aquellos hombres se crecieron frente a nosotros, hicieron una salida contra nosotros en campo raso y los rechazamos hasta la entrada de la puerta, pero los arqueros tiraron contra tus veteranos desde lo alto de la muralla y murieron algunos de los veteranos del rey. También murió tu siervo Urías el hitita.» Entonces David dijo al mensajero: « Esto has de decir a Joab: "No te inquietes por este asunto, porque la espada devora ya a uno ya a otro. Redobla tu ataque contra la ciudad y destrúyela." Y así le darás ánimos. » Supo la mujer de Urías que había muerto Urías su marido e hizo duelo por su señor. Pasado el luto, David envió por ella y la recibió en su casa haciéndola su mujer; ella le dio a luz un hijo; pero aquella acción que David había hecho desagradó a Yahveh. Reflexiona y responde estas preguntas: ¿Qué fue lo que desagrado a Dios de David? ¿Cuál fue el primer pecado de David en esta narración? ¿Cuántos pecados cometió David? ¿David fue quien lo mató? ¿Piensas que lo mismo pasa con el aborto? CASO 4: LA HISTORIA DE ABRIL Abril era una joven de quince años, que por el exceso de cuidados de sus padres no se relacionaba mucho con los chicos de su edad, además estudiaba en un colegio de mujeres y no asistía a fiestas. Al terminar el colegio, por seguir estudios superiores, tuvo que irse de viaje a casa de su tía, allí comenzó a salir con sus primas Mara y Funny de su misma edad y se daba cuenta que ellas tenían enamorados, es mas Mara tenía dos. En ese salir le presentaron a Alfonso de veinte años, de buen aspecto, que empezó a enamorarla, y se le declaró, ella no sabía que contestar, por eso decidió conversarlo con sus primas y pedirle consejo. Funny le dijo que es muy pronto, pues apenas lo conocía y que sería mejor que esperase, lo conociese bien y luego si realmente le quería que le aceptase. Mara le decía que no sea “gafa” que le dijese que si, pues había varias tras el chico, además que el si sabía “chapar” bien rico, además, le pregunto, ¿te gusta?, a lo que Abril contesto que si, entonces que probara y si después se daba cuenta que no lo quería que lo dejara. Abril siguiendo el consejo de Mara lo aceptó, al inicio Alfonso se esmeró en ser agradable y salían en parejas con sus primas y enamorados al cine, a bailar, pero después quería solo con ella salir, entonces se dio que el empezaba a “manosearla” y proponerle tener relaciones, además le decía que le amaba mucho y que sentía que ella no le amaba, porque no se lo demostraba, porque no aceptaba su proposición. Abril entro en un problema muy grande, pues en ese tiempo se había enamorado mucho de Alfonso, pero siempre había escuchado que los chicos solo buscan eso y que después dejan a las chicas, pero ella pensaba que Alfonso era distinto pues si le ama y se lo demostraba cada vez que estaba con ella, pero aún así dudaba. Consultó de nuevo con sus primas y Mara le decía que era normal, pues si se querían era una muestra de amor, y que no pasaba nada, además que ella con su enamorado oficial ya las mantenían hace tiempo y que les gustaba. Mientras funny le decía que no acepte y se ponía ella como ejemplo pues llevaba dos años con su enamorado y que siempre la ha tratado como mucho respeto y se llevan a las mil maravillas, además se han hecho el propósito de no tener relaciones hasta que se casen como una muestra de amor, de cuidado y de respeto. Abril decidió consultar con alguien mayor, su tía, pues le parecía buena gente y gracias a sus consejos decidió no aceptar y ante la amenaza de Alfonso de dejarla, decidió acabar con esa relación y dedicarse más a sus estudios.


Con el tiempo se encontró en la universidad con un amigo que le respetaba y le quería y buscaba su bien, terminando por ser enamorados y luego esposos. También Funny se casó y es feliz con sus dos hijos y su marido que la adora. Por desgracia Mara, paso de chico en chico y ahora tiene un hijo que nadie quiere reconocer, además de tener sida. Reflexiona y responde estas preguntas: ¿Crees que Mara tenía razón en lo que decía? ¿Por qué? ¿No crees que funny es muy cucufata? ¿Por qué? ¿No crees que debe aceptar, si al final se aman, debe demostrarle que lo quiere? ¿Cómo crees que debe terminar esta historia? PREGUNTAS PARA DISCUTIR Si un (a) chico(a) se te manda ¿Qué harías? ¿Es normal que un chico manosee “por amor” a una chica? Entonces si la chica quiere que la “manoseen” ¿el chico debe hacerlo? ¿Se puede conjugar el amor con las relaciones sexuales antes del matrimonio? ¿Por qué? ¿Se debe uno enamorar en la adolescencia? ¿Por qué? ¿El vivir la pureza te puede ocasionar problemas mentales?


Los mandamientos de la pureza