Page 1

La Moraleja de la Vida

Unkido Octubre2010 1


UNKIDO MES DE OCTUBRE 2010

2

Contenidos Érase una vez un instante concreto, una sucesión de momentos que conforman una vida. En cada uno de nuestros actos, en todas nuestras decisiones, habita una semilla generadora, un impulso que nos incita a elegir, a caminar por el ineludible paseo de la libertad.

convierte en pobres, como todas las carencias. Esta falta de tiempo nos impide detenernos a observar la semilla extractora, la consecuencia, la sabiduría de nuestros actos: la moraleja de nuestras vidas.

En este número de Octubre, queremos iniciar En el cuento de cada uno, se encuentran las una nueva perspectiva: detenernos a extraer la infinitas formas de definirlo, de desgranar el moraleja de la experiencia. Compartiremos con sendero en el que confluyen el resultado de vosotros una serie de cuentos sobre los cuáles nuestros pensamientos. aprender, y sobre todo, despertar ese intenso deseo por atrapar la belleza de cada instante, plagada de Y es así que, al igual que en el cuento, en sabiduría. nuestras vidas encontramos un aprendizaje, en cada experiencia, que se convierte en la moraleja No buscamos hadas, ni duendes, ni brujas con que nos hará capaces de no tropezar de nuevo en verruga; buscamos caminos que conviertan una piedra semejante. nuestras vidas en algo con sentido; buscamos definir un motivo; buscamos causas y efectos, Habitualmente caminamos por la vida “sin orígenes y finales; nos buscamos a nosotros tiempo”, y esa escasez, esa necesidad, nos mismos. Buen viaje.


El Alquiler por José Mataloni Ella baja por las escaleras y, como siempre, tiene la sensación de no poder terminar de bajar nunca. Se descubre en el séptimo piso, en el cuarto, en el tercero, o en el quinto, varias veces; como si diera vueltas en las escaleras de Escher. Cuando cree estar más abajo, un polvo mágico de olvido la cubre, y vuelve a estar más arriba de lo que piensa. Se está alarmando, adivina a un enemigo. Por eso, aunque empieza a bajar más rápido, lo hace sin correr, ni mostrar desesperación. Necesita pensar, lo hace con cabeza gacha, mirando los escalones y sus piernas, delgadas, huesudas. Su mente descansa un rato, sin embargo, sus piernas le parecen cada vez más largas y tiene que mirar hacia otro lado, como si no se hubiera dado cuenta, como si no estuviera más asustada. Mientras hace el movimiento de ojos, sin embargo, por la mitad entre un piso y otro, se da cuenta que, por el rabillo puede ver una puerta. Luego, confirma que existe una en cada entrepiso, aunque nunca las había visto. “Sí, una puerta, cualquiera de ellas, esa tiene que ser la salida”, piensa. No obstante, cuando enfrenta la pared, no puede verlas, o no existen. No importa, de todas maneras ya tiene un plan. Cuando logre ver una puerta por el rabillo del ojo, tiene que hacer un movimiento rápido, inesperado, y de costado, abalanzarse hacia la puerta, abrirla, y todo en el mismo acto, pegar un salto hacia afuera, sin dejarse atrapar por la garra invisible de la eterna escalera. Lo masculla, lo piensa, lo hace suyo hasta estar convencida, sólo falta esperar el mejor momento, lo cual es difícil porque todo se hace parecido, interminable, agotador. Pasan varios pisos más, y en uno de los quintos, por fin siente que puede hacerlo, ya no tiene dudas, y de un sólo movimiento abre y pasa por la puerta. A partir de allí, la chica se divide en dos personas, las dos iguales a ella, aunque vivan en universos distintos, a partir de ahora; una despierta en la cama, aún no se enfrenta a las escaleras, y la otra está en la calle, tomando un taxi, como todos los días. Si el alquiler no fuera tan barato, Helena no viviría en un edificio mágico, de esos que sirven para crear universos paralelos.

3


UNKIDO MES DE OCTUBRE 2010

Ejercicio Práctico ¿Alguna vez has tratado de aconsejar a alguien a partir de una experiencia tuya? Aprendemos, sin darnos cuenta. Forma parte de un acto mecánico de la vida. Cuando somos bebés, nos caemos una y otra vez hasta que conseguimos ponernos en pie y caminar. Extraemos el aprendizaje de forma inconsciente, y lo almacenamos en la memoria para no tener que caer de nuevo. Sin embargo, este sencillo mecanismo que hemos conseguido incorporar a nuestra vida cotidiana, no funciona de la misma forma en el ámbito de las emociones. Una gran cantidad de experiencias cargadas de sabiduría, pasan por delante de nuestros ojos sin ser conscientes de ello. Las personas con las que nos cruzamos, llevan cargada una cantidad ingente de experiencias, de emociones, de sentimientos, diferentes a los nuestros, e iguales en su esencia. Es por ello que el contacto con lo que nos rodea, nos ofrece constantemente la oportunidad de aprender. Tenemos la tendencia de aconsejar bajo nuestra experiencia, pero nos olvidamos de que, mi experiencia, puede no ser favorable para mi interlocutor. Por eso mismo es tan importante que, cuando tengamos a alguien frente a nosotros, observemos detenidamente, y aprendamos de él/ella todo aquello que nos ofrece. Antes de intentar enseñar, es esencial aprender.

!

4


Los dos Ángeles extracto de “El Vagabundo”, de Gibran Khalil Gibran Una tarde dos ángeles se encontraron ante la puerta de una ciudad, se saludaron y conversaron. -¿Qué estás haciendo en estos días y que trabajo te ha sido asignado? -preguntó un ángel. -Me ha sido encomendada la custodia de un hombre caído en el pecado -respondió el otro-, que vive abajo en el valle, un gran pecador, el más depravado. Te aseguro que es una importante misión y un arduo trabajo. -Esa misión es fácil -dijo el primer ángel-. He conocido muchos pecadores y he sido guardián numerosas veces. Mas, ahora me ha sido asignado un buen hombre que habita al otro lado de la. ciudad. Y te aseguro que es un trabajo excesivamente difícil y demasiado sutil. -Eso no es más que presunción -dijo el otro ángel ¿Cómo puede ser que custodiar a un santo sea más difícil que custodiar a un pecador? -¡Qué impertinente llamarme presuntuoso! -respondió el primero-. He afirmado sólo la verdad. ¡Creo que tú eres el presuntuoso! De ahí en más los ángeles riñeron y pelearon, al principio de palabra y luego con puños y alas. Mientras peleaban apareció un arcángel. Los detuvo y preguntó: -¿Por qué peleáis? ¿De qué se trata? ¿Acaso no sabéis que es impropio que los ángeles de la guarda se peleen frente a las puertas de la ciudad? Decidme: ¿por qué el desacuerdo? Ambos hablaron al unísono, cada uno arguyendo que su trabajo era el más difícil y que les correspondía el premio mayor. El arcángel sacudió la cabeza y meditó. -Amigos míos -les dijo-, no puedo dilucidar ahora cuál de vosotros es el más merecedor de honor y recompensa. Pero, desde que se me ha dado poder, y en bien de la paz y del buen custodiar, doy a cada uno de vosotros el trabajo del otro, ya que insistís en que la ocupación del otro es la más fácil. Ahora marchaos lejos de aquí y sed felices en vuestros oficios. Los ángeles, así ordenados, tomaron sus respectivos caminos. Pero cada uno volvía la cabeza mirando con gran enojo al arcángel. Y en sus corazones decían: “Oh, estos arcángeles! ¡Cada día vuelven la vida más y más difícil para nosotros los ángeles!” Pero el arcángel se detuvo y una vez más se puso a meditar. Y dijo en su corazón: “Debemos en verdad, ser cautelosos y montar guardia sobre nuestros ángeles de la guarda”.

5


UNKIDO MES DE OCTUBRE 2010

Prácticas de Otoño Aquí van una serie de frases para meditar y, si lo encuentras apetecible, practicar en tu vida diaria. El Otoño es una estación intimista, nos devuelve la mirada externa y comunicativa del verano, y es un buen momento para recapacitar, para tomarnos “nuestro tiempo” en desgranar la esencia de las experiencias vividas.

“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.” Proverbio hindú

“El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona” Aristóteles

“No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer” J.W. Goethe

“El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea para reparar el daño hecho”. W. Shakespeare

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos” Buda

6


UNKIDO MES DE OCTUBRE 2010

CAMINANDO HACIA EL YOGA El Yoga y los Ciclos por José Mataloni De lo Blando a lo Duro La soltura y flexibilidad del cuerpo pueden trasmitir la edad de una persona; no sólo una edad cronológica, sino también, una edad psicosomática, idea en la que podríamos profundizar más adelante. El problema básico que conviene enfocar ahora, es que el proceso de vida, naturalmente, marca una tendencia hacia el endurecimiento; siendo el punto más blando al nacer, y el más duro al morir, incluyendo el rigor mortis. Tengamos en cuenta que, este endurecimiento no es sólo físico, sino que se desarrolla también, en todos los demás aspectos de la persona. Aceptando, entonces, que existe un ciclo natural, el cuidado de Uno Mismo puede, sin embargo, ser un camino para mantener y renovar la fuerza vital. He aquí el importante papel del Yoga, en todas sus variantes; hatha yoga, kundalini yoga, mantra yoga, por nombrar sólo algunas alternativas. Teoría de los Ciclos de Vida Merece un capítulo aparte, y abrir un breve resumen aquí, una teoría propia que busca establecer cuál es la edad donde se establece una plenitud, o equilibrio, entre aquellos dos extremos. En ese punto, tendríamos la tonificación y la flexibilidad ideal que puede expresar el organismo, integralmente hablando. No obstante, aunque pueda pensarse, esto no buscaría establecer un punto ineludible, por el contrario, creo que el conocimiento sobre estos aspectos vitales puede ayudarnos para buscar la plenitud, en uno u otro sentido. Este camino me ha llevado a asociar el ciclo de vida con los ciclos naturales. Según este pensamiento, pues, he encontrado ciclos de 7 años, que he visto analógicos a las cuatro estaciones del año. Por esto, el primer año vital se alcanzaría a los 28 años, lo que da pié a muchas especulaciones, pero, a ver allí una importante marca. No obstante podríamos suponer esa edad como la culminación de un ciclo y el punto de plenitud, la misma idea nos lleva a otro puerto. Es decir, ya que a partir de allí se empezaría a desarrollar otro ciclo, o año vital, existiría, implícitamente, una renovación de la fuerza vital. A partir de allí, he aventurado que, idealmente, el ser humano podría vivir 3 ciclos y medio; de alguna manera, asociando la idea al conocimiento del kundalini yoga. Es decir, esto me lleva a deducir que el ser humano podría estar destinado a vivir 98 años, como media ideal, insisto. Y, entonces, eso me lleva a pensar que el punto de máxima plenitud podría estar a los 49 años... Invitación Ahora, dejamos esas especulaciones de lado, sin embargo, espero que nos sirvan de estimulo para que nos centremos en cómo lograr una flexibilidad y soltura natural, tanto física, emocional, como psicológicamente. Por eso, están invitados a practicar yoga, y otras alternativas que ayudan a renovar la fuerza vital, atención, desde, a partir y en cualquier ciclo de vida. Por eso, siempre, “ahora” es el momento de dar el primer paso.

7


UNKIDO MES DE OCTUBRE 2010

Actividades del Centro Unkido para este Otoño: Clases de Yoga para adultos y niños Entrenamiento Integral (Presencial y a distancia) Sesiones Individuales de Reiki Cursos de Nivel de Reiki Sesiones a distancia de Reiki La Hora del Tao

Contacto: Unkido Reiki http://unkidoreiki.ning.com http://www.facebook.com/pages/Unkido-Reiki/ 289088920242 Laura Fernández lmfdezc@hotmail.com 609827324 José Mataloni maestrojose@hotmail.com 669295092

Unkido Revista Octubre 2010  

Magazine mensual del Centro Unkido

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you