Issuu on Google+

LAS EDADES DEL HOMBRE

Adivina, adivinador adivina quién soy yo. Ángel con piel de algodón nacido de dos semillas, estrellas sus ojos son el corazón de mamá ilumina. Llora y llora por la vida que aun está por disfrutar pero si tiene su mamila ya no llorará más. Mira y mira y descubre a cada paso que da, no mide los peligros necesitamos cuidarlo más. Adivina, adivinador adivina quién soy yo. Torbellino y viento fugaz, dulce alma de colibrí tendrá que aprender más


para llenar su cálido rubí. Corre por todas partes a todas partes va con juegos y caídas vive y aprende ya. Dice que sí a todo En su aventura de encontrar Se lleva a veces regaños Por haberse portado mal. Adivina, adivinador adivina quién soy yo. Rebelde es su naturaleza a los grandes dolores de cabeza da, defiende a sus amigos aunque se peleé con papá. Casi ha olvidado lo bello que es amar a mamá regalarle una sonrisa y compartir la alegría de triunfar. Adivina, adivinador adivina quién soy yo.


Busca y ya encuentra a qué se va a dedicar por el resto de su vida para llegar a triunfar. Trabaja y estudia sin descansar luchando cada día para encontrar la familia que lo acompañará toda la vida. Adivina, adivinador adivina quién soy yo. Trabaja como hormiga todo el día, abeja que vuela por tierra labrada. Alma de lobo que cuida sus crías se hace acompañar de una hada. Árbol fuerte, es un roble oso grande al abrazar con un corazón muy noble que reprende si hay que regañar. Adivina, adivinador adivina quién soy yo.


Andar de caracol, legendaria piel arrugada. Cabello de algodón como la suave almohada Gran camino ya pasaste por el andar de la vida sin duda alguna tú luchaste y así he de respetarte Adivina, adivinador adivina quién soy yo. Adivina, adivina si eres adivinador -Esas seis adivinanzas las he adivinado yo, el bebé, el niño y el adolescente el joven, el adulto y el anciano son -Has adivinado adivinador. Son las edades del hombre las que he adivinado yo desde la flor del capullo hasta su fermentación. Que todos llevamos a cuestas por todas ellas pasaré yo. Por eso también prometo


vivirlas completamente y a eso te invito hoy.


Las edades del hombre