Page 1

FUNDAMENTOS DE LA PINTURA II Laura Marcela da Costa

OSWALDO GUAYASAMÍN


1

Oswaldo Guayasamín

Guayasamín nació el 6 de julio de 1919. Fue el mayor de diez hijos en una familia de medios modestos. Su padre, taxista y mecánico automotriz, se opuso a la decisión de su hijo de hacerse artista; Dolores Calero, la madre, por el contrario, apoyó continuamente la vocación del joven Oswaldo. La figura notable de su madre dejaría una huella indeleble en el pintor y determinaría su constante retorno a las imágenes de amor materno que se aprecian en su obra, como puede verse en La madre y el niño (1941) o en Madre y niño (1989). En 1932, a la edad de 12 años, Guayasamín entró a la Escuela de Bellas Artes de Quito, donde pudo desarrollar su pasión por el dibujo y la pintura. Ese mismo año, Ecuador experimentó una sangrienta revuelta conocida como la “Guerra de los cuatro días”, cuyos horrores y muertes (entre ellas, la de uno de sus mejores amigos) afectaron profundamente al joven Guayasamín. En varios de sus cuadros tempranos como en el escalofriante Los niños muertos (1942) y, en general, a través de toda su obra, podrá advertirse su constante protesta y horror frente a la violencia. En 1942, después de graduarse y hacer algunos estudios de arquitectura, Guayasamín se dedicó por completo a la pintura e hizo varias exposiciones importantes. Una de ellas, en la ciudad de Guayaquil (1942), atrajo la atención de Nelson Rockefeller, director de la Oficina de Asuntos Interamericanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, quien se encontraba de viaje oficial en el Ecuador. Rockefeller compró cinco cuadros de Guayasamín y gestionó para él una invitación del Departamento de Estado para visitar y exponer en los Estados Unidos. Este viaje de siete meses le dio al joven artista la posibilidad de estudiar las obras de varios artistas en los museos más importantes de los Estados Unidos. Asimismo, Guayasamín tuvo la oportunidad de exhibir en la exposición “Latin American Contemporary Art” del Museum of Modern Art junto con renombrados artistas latinoamericanos de la talla de Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Después de su tour por los Estados Unidos, Guayasamín hizo una prolongada visita a México en 1943, en donde trabajó con el gran muralista mexicano José Clemente Orozco (1883–1949) y entabló una buena amistad con Pablo Neruda (1904–1973). Los vínculos de Guayasamín con los muralistas mexicanos son pronunciados, en particular durante su período conocido como Huacayñán (“Camino del llanto” en quechua) del que forman parte un mural y 103 cuadros hechos entre 1946 y 1952. Huacayñán está dividido en tres series dedicadas a los tres grupos étnicos protagonistas del drama histórico latinoamericano: los negros, los indios y los mestizos (incluyendo a los mulatos). El toro y el cóndor (1957),


2

Oswaldo Guayasamín

obra posterior pero perteneciente al mismo período, constituye un buen ejemplo del interés del artista por la representación de conflictos sociales y raciales que hacen parte de la historia latinoamericana hasta nuestros días. Este cuadro capta un dramático momento de un tradicional rito festivo andino. Para Guayasamín, el combate de los animales representaba la lucha entre los pueblos indígenas (el cóndor) y sus conquistadores (el toro), solo que a diferencia de lo que ocurre en la larga historia del colonialismo, en el rito triunfa el cóndor. Al período Huacayñán pertenecen también Origen (1951) y su magnífico Autorretrato (1950).

Durante los años sesenta, el trabajo de

Guayasamín se hace cada vez más político, y desemboca en la Edad de la ira, período al que pertenecen obras en esta exhibición como Reunión en el Pentágono (1970) o Napalm (1976), críticas directas del imperialismo y la política internacional norteamericana. Una de las obras más representativas e importantes de este período es el tríptico Los torturados I-III (1976–1977), en memoria del cantante popular chileno Víctor Jara, quien fue detenido, torturado y asesinado por el ejército poco después del golpe militar contra el presidente socialista Salvador Allende en 1973, que llevó al poder el dictador Augusto Pinochet, con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos. “He pintado —escribió Guayasamín— como si gritara desesperadamente, y mi grito se ha sumado a todos los gritos que expresan la humillación, la angustia del tiempo que nos ha tocado vivir”. De este mismo período son también El grito I-III (1983) y La espera III, VII, VIII (1968–1969). A medida que su fama creció, Guayasamín se hizo el pintor preferido de celebridades a quienes retrató, como Pablo Neruda (1952), Gabriela Mistral (1956), Fidel Castro (1961, 1981, 1985, 1996), Gabriel García Márquez (1984), François Mitterrand (1984) y el rey Juan Carlos de España (1985). Guayasamín pintó más de 800 retratos durante su carrera. En 1950 pinta su Autorretrato y los retratos del famoso guitarrista español Paco de Lucía (1994) y de la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú (1996). Con el reconocimiento internacional, Guayasamín empezó a preocuparse de su legado artístico. En 1975 decidió crear la Fundación Guayasamín, a la cual hizo en 1977 una importante donación de su obra, a la que siguieron más tarde otras pinturas, así como sus piezas arqueológicas y coloniales, sentando las bases de la que será la mayor fundación cultural del Ecuador. Hacia mediados de los años ochenta, Guayasamín entra en la que se conoce como etapa de La ternura, en la que colores vivos y una decidida apuesta por la vida suavizan el dolor y la ira de su obra anterior. Muchas de estas obras están dedicadas al recuerdo del amor de su madre, quien lo apoyo siempre en su interés artístico influyendo en él . En La ternura encontramos rostros dulces y amorosos como los de Dos cabezas


3

Oswaldo Guayasamín

(1986–1987), Los amantes (1989) y Madre y niño (1989), en esta exposición. Este período está también marcado por la creación de la que será una de las más grandes contribuciones y legados culturales del artista: la Capilla del Hombre, galería y monumento dedicado a la unidad de América Latina y a las luchas por la dignidad humana, y que alberga una importantísima colección de obras del artista. Guayasamín no pudo ver terminada la Capilla del Hombre pues murió en Baltimore en 1999. Guayasamín explora zonas de oscuridad y violencia en las que la humanidad se vuelca contra sí, momentos de desgarradoras tragedias, crímenes y pérdidas irreparables; por otro lado, en especial en su obra última, el artista recabó en las posibilidades redentoras del amor y la solidaridad. Su obra, como el hombre mismo, devela un complejo y amplio entramado de intereses, pasiones y, sobre todo, a un gran artista en el que coinciden el compromiso político y una inusitada y genial maestría. Guayasamín ha sido reconocido con los más altos honores y reconocimientos artísticos: ganó los premios de las bienales de Barcelona, São Paulo y México; Francia le otorgó la Légion d’Honneur, y la UNESCO, el premio José Martí. Sus pinturas han sido exhibidas en los más famosos museos de Europa y Latinoamérica, como el Museo de Bellas Artes de México, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, el Petit Palais en París, el Museo de Arte Moderno de México, L’Ermitage en San Petersburgo, el Altes Museum de Berlín y el Musée du Luxembourg en París.


4

Oswaldo Guayasamín

OBRAS: Retrospectiva: Oswaldo Guayasamín dibuja y pinta desde los 7 años y cuando ingresa a la Escuela de Bellas Artes -a los 12- deslumbra a maestros y compañeros por su capacidad creativa y su vocación de trabajo. Su primera exposición individual la realiza antes de graduarse. Luego se lanza a la búsqueda de la identidad del continente americano y encuentra las raíces que diferencian a los anglosajones de los aborígenes y mestizos que pueblan las tierras desde el Río Bravo hasta la Patagonia: su tierra. Pinta una variedad de temas antes de emprender su primera gran sinfonía: "El Camino del Llanto", entre sus otras series. Los cuadros que pertenecen a esas épocas y que han podido ser recuperados por la Fundación constituyen la colección denominada "Retrospectiva".

La Pietá de Avignon, Óleo sobre tela, Fundación Guayasamín

Desnudo femenino, Óleo sobre tela, Fundación Guayasamín


5

Oswaldo Guayasamín

Cabeza III, Óleo sobre tela, Fundación Guayasamín

Cabeza y mano XIII, Óleo sobre tela, Fundación Guayasamín


6

Oswaldo Guayasamín

Cabeza y mano IX, Óleo sobre tela, Fundación Guayasamín

Los Trabajadores, 1942, Óleo sobre tela, 170 x 170cm.,Fundación Guayasamín


7

Oswaldo Guayasamín

Huacayñán "Huaycañan" (palabra quíchua, que traducida significa "Camino del Llanto"), compuesta por un mural y 103 cuadros, pintada de 1946 a 1952, es una visión de las etnias que componen el mestizaje americano: los indios y los negros, con sus culturas y sus expresiones de alegrías, tristezas, tradiciones, identidad, religion sobre todo de los países andinos, Ecuador, Perú y Bolivia.

Páramo, 1945 – 1951, Óleo sobre tela,67 x 92 cm,Nelson Rockefeller, New York - USA


8

Oswaldo Guayasamín

Desnudo, 1945 – 1951, Encáustica sobre papel, 75 x 51 cm, Particular Quito-Ecuador

Niña negra, 1948,

Serigrafía, 100 x 70 cm, Fundación Guayasamín


9

Oswaldo Guayasamín

Beruño, 1951, Acrílico sobre madera, 101 x 69 cm, Desconocida, Quito-Ecuador

Las Beatas, 1941, Laca sintética sobre tela, 109 x 72 cm, Fundación Guayasamín


10

Oswaldo Guayasamín

La edad de la ira "La Edad de Ira" entre 1961 y 1990, compuesta por 150 cuadros de gran formato, dentro de esa serie hay colecciones en torno a una misma temática, como "Las Manos" (12 óleos), "Mujeres Llorando" (7 óleos), "La Espera" (11 óleos), "Los Mutilados" (6 óleos), "Reunión en el Pentágono" (5 óleos), "Ríos de Sangre" (3 óleos). Denuncia la violencia del hombre contra el hombre en este siglo.

El Grito II,1983, Óleo sobre tela, 105 x 175 cm, Fundación Guayasamín


11

Oswaldo Guayasamín

Homenaje a Tania II, 1969, Óleo sobre tela, 135 x 95 cm, Fundación Guayasamín

Homenaje a Tania III, 1969, Óleo sobre tela, 135 x 95 cm, Fund. Guayasamín


12

Oswaldo Guayasamín

El Grito III, 1983, Óleo sobre tela, 130 x 90 cm, Fundación Guayasamín

El Grito I, 1983, Óleo sobre tela, 130 x 100 cm, Fundación Guayasamín


13

Oswaldo Guayasamín

Homenaje a Tania I, 1969, Óleo sobre tela, 135 x 95 cm, Fundación Guayasamín


14

Oswaldo Guayasamín

La Ternura "Mientras vivo siempre te recuerdo" (la "Edad de la Ternura"), otra colección con más de 100 obras, que pintó desde 1988 hasta 1999, es un homenaje de amor a su madre, a las madres, como símbolo de defensa de la vida.

Madre y niño, 1989, Óleo sobre tela, 100.5 x 50.3


15

Oswaldo Guayasamín

Madre y niño, 1989, Óleo sobre tela, 75 x 150 cm

Madre y niño, 1989, Óleo sobre tela, 60 x 150 cm


16

Oswaldo Guayasamín

Madre y niño, 1986, Óleo sobre tela, 80 x 120 cm, Fundación Guayasamín

Madre y niño, 1984, Óleo sobre tela, 60 x 120 cm


17

Oswaldo Guayasamín

Madre y niño, 1986, Óleo sobre tela, 100 x 50 cm, Fundación Guayasamín


18

Oswaldo Guayasamín

Paisajes y Flores Guayasamín, en su vida amorosa, repetía con el título de la novela de Cristian Rochefort, que los intervalos entre una mujer y otra él estaba en la fase de "El Reposo del Guerrero". En su vida de pintor, el reposo -la nostalgia, la soledad, el silencio- lo convertía en paisajes y flores. La diferencia entre un cuadro tremendo, angustiado o angustioso de una de sus colecciones y la atmósfera apacible o íntima de un paisaje o de unas flores, Guayasamín decía que los primeros eran "de piel adentro", y los segundos "de piel afuera". Paisajes como los "Quitos" o flores como la infinidad de "Crotos" por él pintados, no pierden su lenguaje plástico propio y característico, que llamaba "expresionismo" recuperado de su ancestro aborigen -"vengo pintando hace 3 o 5 mil años"-, cuyas evidencias se encuentran en Sechín, en los muros incas, o en los símbolos de cualquier vasija, plato o figura de las culturas ancestrales del continente.

Paisaje Quito, Óleo sobre tela, Quito, Ecuador


19

Oswaldo GuayasamĂ­n

Flores, para Danielle y François Miterrand, 1989, Flores secas

Flores secas, Flores secas


20

Oswaldo Guayasamín

Paisaje, Óleo sobre tela

Canoas y casas en el suburbio, Óleo sobre tela, 1989, 150 x 100 cm, Guayaquil de mis amores, Bélgica


21

Oswaldo Guayasamín

Murales

El mural de Guayasamín en Barajas


22

Oswaldo GuayasamĂ­n


23

Oswaldo GuayasamĂ­n


24

Oswaldo Guayasamín

Bibliografia: es.wikipedia.org/wiki/Oswaldo_Guayasamín www.guayasamin.org www.brocense.com/guayasamin.asp

Oswaldo Guayasamín  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you