Page 1

LA PROVINCIA

SUPLEMENTO SEMANAL

DIARIO DE LAS PALMAS

UNA NUEVA HISTORIA DE LA FRONTERA CANARIO-SAHARIANA

Pescadores del desierto

CINE

La última ‘Toy Story’ La tercera parte de la famosa saga de animación de la factoría Pixar llega el próximo día 21 a las salas españolas, en una aventura en 3D.

HISTORIA

Objetivo: Franco

El libro ‘Culturas del Litoral’, publicado por la editorial catalana Bellaterra, coloca la frontera canario-sahariana como un objeto histórico de interés internacional. Se trata de una obra multidisciplinar, escrita por especialistas españoles, franceses y magrebíes, que incorpora a las fuentes árabes.

Un libro recoge la poco conocida historia del atentado fallido contra Francisco Franco que protagonizaron varios anarquistas en Tenerife.

1.114

Cultura

Jueves, 15 de julio de 2010

Pescadores Imraguen (s.f). Imagen del libro ‘Culturas del litoral, dinámicas fronterizas entreCanarias y la costa canario.-sahariana”, Ediciones Bellaterra, 2010. i LP/DLP


32 / II CULTURA Jueves, 15 de julio de 2010

HISTORIA

EL LIBRO ‘CULTURAS DEL LITORAL’ CONVIERTE A LA FRONT DESDE LA HISTORIA, LA ANTROPOLOGÍA Y EL DERECHO INT SANTANA PÉREZ Y JESÚS Mª MARTÍNEZ MILÁN, EL FRANCÉS CORRALES Y LOS MAURITANOS ABDEL WEDOUD OULD CHEI

Sahara, fronteras del encuentro El saldo cultural de las relaciones entre Canarias y la costa sahariano-mauritana se pone en valor en un innovador estudio multidisciplinar con expertos de ambas orillas. i Antonio G. González

A

más de la mitad de la franja marítima que se corresponde con la costa atlántica sahariana, en concreto la comprendida entre la actual Tarfaya (en el extremo litoral sur de Marruecos) y el río Senegal, se la llamó -hasta la descolonización del Sahara Occidental, en 1975- el banco pesquero canario-sahariano. Incluso la costa mauritana, tras la descolonización francesa en 1960, durante la cual había estado, digamos, ausente de esta denominación, se reintegró de facto al uso compartido canario-sahariano con

la firma inmediata de acuerdos pesqueros con la nueva República de Mauritania. Fue en términos especialmente ventajosos para los pesqueros canarios (españoles, en general). Ello, en justa correspondencia con la importancia comercial decisiva de Las Palmas de Gran Canaria para los mauritanos, que tenían en la primera urbe isleña el principal foco de aprovisionamiento de productos de consumo

y bienes manufacturados. No en vano, vivía -y vive- en la capital canaria una amplísima colonia mauritana, siendo la percepción que se tiene de ésta en su país la de un élite elegida y plenamente inserta en la lógica del cosmopolitismo. Lo de Mauritania fue lo contrario de lo sucedido con la costa del ex Sahara español. De hecho, desde que Marruecos invadiera esta zona quedó perdida -prácticamente hasta hoypara los pescadores y los comerciantes isleños. Dicho de

‘Culturas del litoral’ coloca la historia de la antigua frontera canario-sahariana como un objeto histórico de interés multinacional y supone un salto de nivel en divulgación otro modo, durante los periodos en los cuales los canarios y las poblaciones de la costa sahariana referida (integradas en las así llamadas tribus nómadas bidan, cuya expresión social marginal

eran justamente estas aldeas pesqueras imraguen de la costa) pudieron relacionarse sin excesivas interferencias geopolítica de las metrópolis europea o de los estados magrebíes y, por así decirlo, con una plena autonomía, ambas partes interactuaron fluidamente, en un improvisado cara a cara.

Préstamos. Los préstamos

culturales, los cruces migratorios y de todo orden afloraron y, aunque la intensidad de la relación sólo fue a mayores en el periodo contemporáneo, dada la irrelevancia poblacional común durante la etapa moderna, canarios y tribus bidan fijaron, de hecho, sus propias reglas, con la pesca

Pescadores de corvina (1943). Editada en ‘Culturas del litoral’. i ANOM Port Étienne. Pesquerías y mezquita. Imagen editada en el libro ‘Culturas del litoral’. Bellaterra Ed., 2010. i Colección Eloy Martín Corrales

De arriba abajo, el antropólogo Alberto López Bargados, de la Universidad de Barcelona, coeditor de Culturas del litoral, y los historiadores Alberto Anaya, Juan Manuel Santana Pérez y Germán Santana Pérez, de la ULPGC. i LP / DLP En la costa de la Bahía del Galgo, una lancha (1934). Imagen editada en ‘Culturas del litoral’. i ANOM

Viviendas de pescadores (1955-1961). Imagen editada en el libro ‘Culturas del litoral’. i ANOM


LA PROVINCIA/DIARIO DE LAS PALMAS

III / 33

TERA CANARIO-SAHARIANA EN UN ESPACIO HISTÓRICO DE INTERÉS INTERNACIONAL. TERVIENEN LOS CANARIOS ALBERTO ANAYA, JUAN MANUEL SANTANA PÉREZ, GERMÁN SÉBASTIEN BOULAY, LOS CATALANES ALBERTO LÓPEZ BARGADOS Y ELOY MARTÍN IKH Y ABDEL KADER OULD MOHAMED.

y el comercio, a pequeña escala, de por medio. E hicieron de tal frontera marítimo-costera un espacio abierto. ¿Por qué pudo darse esta relación singular? Básicamente por el escaso interés de

Hasta la aparición de la acción colonial contemporánea, los pescadores isleños y las tribus ‘bidan’ del litoral sahariano interactuaron con sus propias reglas en una tierra de nadie la costa sahariana para las estructuras estatales que controlaban a ambos actores. Y porque la importancia estratégica que Canarias tenía para España por las rutas a América hacían que se permitiese en las Islas una autonomía económica y una dinámi-

ca social ajena a los rigores del catolicismo imperantes en el resto del país, por ejemplo en relación con las colonias judías y moriscas asentadas en las Islas. Sólo desde este doble despliegue de lo fronterizo fue posible construir una relación canario-sahariana de cinco siglos. No fue, claro está, una relación idílica, ni estuvo exenta de conflictos, incluso armados, pero la complementariedad fue marca, por encima de los desencuentros. Por lo tanto, el periodo durante el cual la relación canario-sahariana gozó del señalado perfil propio comenzó con el fin de las cabalgadas (capturas de nómadas bidan para su posterior intercambio con sus tribus por esclavos negros subsaharianos) decretado por Felipe II, y que tendría su contraparte en los brutales ataques de las flotas berberiscas a las Islas. Y concluyó durante el primer tercio del siglo XX, en el cual el dominio colonial efectivo quebró los viejos equilibrios y supeditó a los bidan

En el mauritano Banco de Arguín, hoy Parque Nacional, las ‘falugas’ (falúas canarias) y artes de pesca insulares son claves en la identidad de los pescadores ‘imraguen’ a la metrópoli francesa y, en menor medida, a la española, que siguió otro curso y acabó integrando al Sahara como una provincia española durante el franquismo.

Rastro. El rastro minucioso

de saldos culturales, como los señalados, de esta interactuación canario-sahariana, en esa doble dimensión de precariedad y baja intensidad, de un lado, pero de perfil propio del otro, es el objeto de Culturas del litoral. Diná-

micas fronterizas entre Canarias y la costa sahariano-mauritana. Compilada por el prestigioso antropólogo catalán Alberto López Bargados y el historiador canario Jesús Martínez Milán, y editado por Bellaterra Ediciones (Barcelona, 2010) en la Colección Alborán, la obra contiene cuatro grandes innovaciones de partida. La primera es que se trata de un trabajo de especialistas de todas las partes, es decir, de mauritanos, españoles y franceses. Esto otorga una pluralidad de perspectivas inéditas en la historiografía de los espacios fronterizos de España, lo que básicamente refiere a las relaciones con el Magreb. Y, con ello, confronta discursos historiográficos radicalmente distintos, con recorridos y motivaciones muy diferentes, acerca de un mismo objeto histórico: la frontera canario-sahariana. Se trata de una circunstancia que andando el tiempo va a cambiar la visión de lo estudiado.

Árabe.

En segundo lugar, como destacó López Bargados a este periódico, la incorporación de los especialistas magrebíes (el antropólogo social Abdel Wedoud ould Cheikh, el mejor especialista de su país en esta disciplina, o el jurista Abdel Kader ould Mohamed) representa igualmente la aparición -directa o indirectamente- de muchas de las novedades que están aportando las fuentes historiográficas árabes escritas, desconocidas casi totalmente hasta ahora por los especialistas occidentales. Muchas de estas fuentes árabes son, a su juicio, inestimables a la hora de conocer elementos esenciales del comportamiento de las tribus bidan, así como, por extensión, de muchísimos aspectos de la historia del Magreb y de toda el África subsahariana. En muchos ocasiones consisten en genealogías tribales, pero incorporan mucha información para explicar ese

Las aportaciones de los especialistas magrebíes suponen la incorporación de las fuentes escritas árabes, lo cual abre, también para toda la historiografía insular, posibilidades inéditas flujo genealógico. Se trata, pues, del comienzo de un nuevo contraste de fuentes que, al parecer, tiene casi todo aún que aportar.

Sayj Muknas, jefe moro de Port Étienne (1955-1961). Imagen editada en el libro ‘Culturas del litoral’. i ANOM

Multidisciplinar. La

perspectiva multidisciplinar es otra de las novedades que Culturas del litoral trae consigo a la historiografía canaria y del Ma-

greb atlántico. En realidad, casi más cabría denominarla perspectiva transdisciplinar, porque la unión de especialistas distintos no da lugar a una suma de discursos autistas, como es práctica al uso, sino a un todo nuevo. Y, en el caso concreto, además, recalca el historiador Juan Manuel Santana Pérez, representa una inserción de la perspectiva antropológica de la frontera canario-sahariana en los sucesivos contextos históricos, lo que enriquece el saldo extraordinariamente. A su vez, la transdisciplinariedad en este caso añade la frescura de trabajos de campo recientes, lo que arroja descubrimiento o bien enriquece y completa elementos apenas enunciados. Es el caso de las aldeas de pescadores del Banco de Arguín en Mauritania, hoy en día Parque Nacional. Se revela como éstas incorporaron (las llaman) falugas, es decir, las lanchas utilizadas por los pescadores ca-

El cruce entre la antropología y la historia en esta obra dota a los recientes trabajos de campo de la perspectiva del tiempo; quedan sumadas así frescura y profundidad narios en la costa sahariana, y las artes de pesca isleñas a su quehacer pesquero. En su día este préstamo fueron un factor clave de la construcción de una identidad diferenciada de las tribus nómadas bidan -del interior del Sáhara- a las que debían obediencia. En la actualidad, sus objetos canarios son símbolos en la reconstrucción de una identidad ecológica que se adapte a las reglas del parque nacional en el que viven.

Proyección. En última ins-

tancia, Culturas del litoral representa también un avance en la internacionalización de la Historia de Canarias. Lo es en el sentido de que se ocupan de ella no sólo especialistas locales, sino franceses y magrebíes, como ya quedó dicho, sino en cuanto que el trabajo común ha sido publicado en una colección de referencia de una prestigiosa editorial catalana, de gran divulgación en el ámbito español. Este hecho representa un salto de escala para la historiografía insular. Aún cuando buena parte de los especialistas se halla investigando a Canarias como una secuencia del propio escenario atlántico, relegando la visión localista incluso de lo más local, sus obras, sin embargo, no suelen rebasar el ámbito de las editoriales locales, no van más allá de las Islas. Culturas de litoral quiebra esa limitación.

Culturas del litoral.  

Culturas del litoral.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you