Issuu on Google+

TEMA 1. EL LENGUAJE LITERARIO  La literatura En la literatura el principal material que se emplea son las palabras. Para crear un texto se suele utilizar determinados recursos de la lengua, como las metáforas, las comparaciones, los paralelismos, etc.  Recursos expresivos del lenguaje literario La publicidad, también emplea el lenguaje literario, suele utilizar: – Comparación: cuando comparan una cosa con otra, por ejemplo cuando dice “silencioso como un gato”. – La personificación: cuando se ve a un zumo hablando. La definición de un diccionario contiene un lenguaje denotativo, porque utiliza datos objetivos. El poeta Pablo Neruda, en el poema oda al libro, emplea un lenguaje connotativo, es capaz de sugerir diversos significados.  La obra literaria y el lector Un escritor es un emisor, que quiere ser leído por un receptor. La escritura y la lectura son similares. Al leer, pensamos, recreamos y pasamos a ser en intérpretes de la obra literaria.


TEMA 2. LOS GÉNEROS LITERARIOS Las obras literarias se agrupan en tres géneros: lírico, narrativo y dramático o teatral. La literatura castellana, como otras literaturas, es sucesora de literaturas más antiguas (la griega, la latina o la árabe).  La lírica En el género lírico contiene los textos literarios en los que muestra un mayor grado de subjetividad, ya que en ellos sólo muestra sentimientos y reflexiones acerca de las múltiples situaciones que ofrece el mundo exterior. Las obras se agrupan en subgéneros. – Sátira. Tipo de composición en que el autor muestra una reacción de rechazo ante unas situaciones que ridiculiza y critica. – Oda. Se utiliza cuando se quiere alagar a alguien o algo. – Elegía. El autor expresa dolor por la pérdida irremediable de algo o de alguien. – Égloga. Expresa el sentimiento amoroso en un ambiente rural idealizado.  La narrativa Cuando el narrador crea una serie de personajes que actúan en un lugar y en una época determinados, está creando una narración.  La narrativa en verso Las narraciones más antiguas se basan en fuertes guerreros y en seres mitológicos. Eran trasmitidas oralmente, y por tanto se escribían en verso, para facilitar, gracias a su musicalidad, su memorización y su divulgación.


 La narrativa en prosa En el género narrativo en prosa están: – El cuento que es una narración breve. – La novela que es una narración que ocurre en la imaginación del escritor.  El teatro En las obras literarias en las que los escritores no aparecen ni opinan y la mayoría del texto aparece en forma de dialogo se incluyen dentro del género dramático. Hay tres formas de actuación básicas: – Tragedia. Los personajes se enfrentan a su destino adverso con dignidad y decisión, aun sabiendo que pueden morir. – Comedia. A menudo suelen decir los defectos humanos con tanta exageración que suelen causar risa. – Drama. Se mezclan rasgos cómicos y trágicos de la vida de los personajes.


TEMA 3. LA OBRA LITERARIA EN PROSA Y EN VERSO  La prosa y el verso Una obra literaria puede expresarse en prosa o en verso. Tanto en prosa como en verso se utilizan unas características rítmicas, empleando: la acentuación, las repeticiones, los signos de puntuación… Mientras que en la prosa se rima con las palabras y es un texto, el verso son rimas pero se separan mediante segmentos, eso es posible gracias a los recursos métricos.  Rasgos que caracterizan las obras escritas en verso Las composiciones literarias escritas en verso son la que aplican más cantidad de recursos rítmicos, aunque los más conocidos son los métricos: la rima y la medida.  La rima La rima es el recurso métrico que consiste en combinar los fonemas de dos o más versos a partir de la última silaba tónica. Hay dos tipos de rima: – En la consonante, coinciden todos los fonemas, vocálicos y consonánticos, a partir de la última sílaba tónica.  En la asonante, sólo coinciden los fonemas vocálicos, a partir de la última sílaba tónica.


Se llaman versos sueltos aquellos que la rima no coincide con ningún otro verso.  La medida La medida es el recurso métrico que establece el número de sílabas métricas que tiene un verso. Los versos pueden ser: – De arte menor, cuando tiene hasta ocho sílabas. – De arte mayor, cuando tienen más de ocho sílabas. Para contar las sílabas debemos tener en cuenta la palabra del final: – Si la última palabra es aguda, se añade una silaba al cómputo. – Si la última palabra es llana no se modifica nada. – Si la última palabra es esdrújula, se resta una sílaba al total. A veces la medida del verso se ve alterada por otros recursos: – Sinalefa. Se produce cuando se agrupan en una sílaba dos o más vocales contiguas, iguales o distintas. – Sinéresis. Se forma cuando dos vocales de una misma palabra no forman diptongo se unen en una sola sílaba. – Diéresis. Se forma cuando se separa un diptongo para obtener una sílaba o más.  La estrofa La estrofa es un conjunto de versos


Los números, que indican su medida, y las letras, que cambian tantas veces como lo hace la rima, mayúsculas para los versos de arte mayor, y minúsculas para los versos de arte menor. Cuando un verso no rima no se coloca una letra, sino una raya.  El poema El poema es una combinación de versos que forman una unidad rítmica y temática. Los poemas pueden ser: – Estróficos. Cuando coinciden con una estrofa. – No estróficos. Cuando no pueden ser fragmentados en estrofas y están formados por series.


TEMA 4. LA EDAD MEDIA (I). LA LENGUA Y LA LITERATURA EN LOS SIGLOS XI Y XII Cuando desaparece el imperio romano, toda Europa que estaba bajo su legislación, comienza una etapa nueva llamada Edad Media, que duró diez siglos. Durante los primeros siglos, se inició la evolución, a partir del latín, de las lenguas románicas, en las manifestaciones escritas en romano eran muy escasas, ya que solamente se utilizaba en los monasterios.  La lírica. La jarchas mozárabes, primeras manifestaciones líricas en lengua romana Al descubrirse en 1943 las jarchas, composiciones líricas del siglo XI escritas en mozárabe, se pensó que las otras lenguas romances de la península habrían desarrollado también el género lírico.  El teatro medieval La intención de divulgar, la enseñanzas religiosas a un público mayoritariamente analfabeto impulsó a la iglesia a organizar y representar representaciones teatrales de la vida de Cristo, de la Virgen María y de los santos. De este teatro de tema religioso se conserva en castellano un fragmento de la representación de los Reyes Magos.


TEMA 5. LA EDAD MEDIA (II). LA LENGUA Y LITERATURA EN LOS SIGLOS XII Y XIII Al aparecer las primeras universidades, la lectura y el estudio se extienden entre la población civil. Alfonso X el Sabio, hizo un mandato que decía que el castellano sustituyera al latín en la redacción de textos jurídicos, científicos e históricos.  El mester de clerecía Los clérigos sabían que la población civil le gustaba mucho las historias heroicas que contaban los juglares, y aprovecharon para divulgar sus enseñanzas religiosas. Para ello compusieron narraciones en verso. Fueron los mismos clérigos los que denominaros su trabajo literario con el nombre de Mester de Clerecía. “oficio de clérigos” para diferenciarlo de Mester de Juglaría, “oficio de juglares”.  Gonzalo de Berceo y el Mester de Clerecía (siglo XIII) Gonzalo de Barceo es el primer autor de nombre conocido en la literatura castellana. Fue un clérigo que vivió y trabajó en un monasterio, San Millán de la Cogolla (Rioja). Para hacer propaganda de su monasterio y divulgar la fe cristiana, compuso varias obras. Vida de santo Domingo de Silos, Vida de santa Oria y Vida de san Millán. Una de las más conocidas es Milagros de Nuestra Señora.


 Milagros de Nuestra Señora: argumento y estilo – Las descripciones son cortas y se alternas con los diálogos. – En el léxico abundan los diminutivos, las notas du humor y las expresiones coloquiales. – Los personajes están caracterizados con cualidades y defectos muy acusados.  Juan Ruiz, arcipreste de Hita, y el Mester de Clerecía (siglo XIV) Sabemos muy poco de la vida de este clérigo, autor del Libro del Buen Amor. En su libro, demuestra ser un hombre culto y un buen conocedor de las personas, frente cuyos defectos adopta una actitud irónica y satírica aunque comprensiva.  El Libro de Buen Amor: intención y argumento El contenido del libro es muy complejo, se acumulan fábulas, cuentos, oraciones… Todo el conjunto, obedece a un plan didáctico, su argumento es el siguiente: Juan Ruiz, arcipreste de Hita, se auto representa como humano y pecador. Culpa a Amor (Cupido) de su mala fortuna y, además, lo hace responsable de todos los pecados capitales. Como respuesta, Amor y Venus, su madre, se le aparecen y le dan consejos útiles para que consiga novia. El arcipreste seguirá los consejos. Se suceden una serie de episodios amorosos, como el de doña Endrina, las serranas, doña


Garoza… hasta que muere Trotamundos, después de esto el arcipreste hace una reflexión, de carácter cristiano, sobre el sentido de la vida y la salvación de las almas.  Don Juan Manuel. La prosa en el siglo XIV Juan Manuel era sobrino de Alfonso X el Sabio y contribuyó, como su tío, al desarrollo de la prosa en castellano. Juan Manuel se esforzó en crear un estilo personal que fuera claro y preciso, y demostró tener una cultura muy amplia de origen grecolatino, árabe, hebreo y cristiano. Escribió varias obras de temas diversos: el Libro del caballero y del escudero, el Libro de la caza, etc. Pero su obra más destacada es El conde Lucanor.  El conde Lucanor El argumento de estos cuentos está inspirado en otras historias de orígenes diversos, y su estructura siempre es la misma: el conde Lucanor plantea un problema a su consejero Patronio, y éste le cuenta una historia para que el conde deduzca la enseñanza que le conviene en el caso expuesto. Todos los cuentos se terminan con una moraleja en forma de pareado.


TEMA 6. EL PRERRENACIMIENTO. LA LENGUA Y LA LITERATURA EN EL SIGLO XV El siglo XV, llamado en España Prerrenacimiento, se considera una época de transición ya que se mantiene el teocentrismo medieval, el interés por la figura de Dios y, aparece el humanismo, una corriente de pensamiento que anuncia la llegada del Renacimiento. Unos de los rasgos del pensamiento humanista es la revalorización de la cultura grecolatina. En este siglo aparece la imprenta, y el libro pasa a ser un objeto cada vez más frecuente. Las obras literarias de esta época ya no obedecen al patrón de un determinado grupo ya que los autores se expresan en un estilo cada vez más personal.  La literatura tradicional Las formas más destacadas de literatura tradicional en el siglo XV son las canciones y los romances. Los romances anónimos de los siglos XIV y XV reciben el nombre de romances viejos, los de autor conocido, escritos a partir del siglo XVI, se agrupan bajo la denominación de romances nuevos.  Los romances. Estilo y clasificación Los romances son unas composiciones breves, formadas por un número indeterminado de versos octosílabos, que riman en asonante los pares. Se pueden agrupar en:


– Épicos. Están inspirados en las historias de los héroes épicos, como Cid. – Históricos y fronterizos. Relatan episodios de la historia de la España medieval, tanto en el área de los cristianos como en la de los musulmanes. – Líricos y novelescos. Los romances líricos presentan las inquietudes humanas frente al amor, la muerte, la libertad… Los novelescos cuentan aventuras, reales o fantásticas, relacionadas con las costumbres, las leyendas o las creencias de la sociedad.  Los poetas cultos del siglo xv Algunos intelectuales que vivían en la corte y los mismos nobles que los protegían demostraban su cultura y su ingenio. Entre los poetas de este grupo destacan Juan de Mena, con su poema alegórico laberinto de fortuna, Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana y Jorge Manrique con su obra Coplas a la muerte de su padre.  Coplas a la muerte de su padre Este extenso poema de 480 versos octosílabos y tetrasílabos, repartido en 40 estrofas, es una elegía en la que Jorge Manrique nos muestra la muerte de su padre como un acontecimiento sereno que abre las puertas del cielo a un hombre que ha llevado una vida modélica.  La prosa en el siglo XV


El creciente empleo de la prosa en las creaciones literarias lo encontramos ejemplificado en dos básicas de la narrativa y el teatro del siglo XV: la novela de caballerías Amadís de Gaula, y La Celestina, de Fernando de Rojas.  La Celestina. Estilo y argumento Es una obra dialogada y de estilo más destacado es el uso del lenguaje oculto y del lenguaje vulgar. Reflejó en La Celestina el desmoronamiento del orden social y moral de la Edad Media: los personajes de esta obra encarnan el deseo de gozar de los bienes materiales del mundo y se olvidad de pensar en la virtud y en la oración.


TEMA 7. EL RENACIMIENTO. LA LÍRICA. LA LENGUA Y LA LITERATUR EN EL SIGLO XVI Durante el siglo XVI se abandonan definitivamente las ideas medievales y se alcanza el momento de máxima asimilación de las humanistas. Los principales rasgos del estilo de los autores renacentistas son la naturalidad y la precisión y sus modelos literarios son los escritores clásicos y los poetas italianos. A la influencia de los primeros se debe el cultivo de los temas de la naturaleza y de la mitología y a la de los segundos, el tema del amor y el uso del verso endecasílabo y del soneto.  La lírica castellana en la primera mitad del siglo XVI La corriente lírica que mejor expresará el espíritu del Renacimiento será la que trata el sentimiento amoroso desde un punto vista espiritual, inspirada en la obra del poeta italiano Petrarca. El poeta más representativo de este tipo de lírica, en lengua castellana es Garcilaso de la Vega.  Garcilaso de la Vega (1501-1536) Garcilaso expresó en su poesía varios temas relacionados con su vida privada: la amistad, la guerra, el destierro… Para explicar los distintos estados de su experiencia amorosa, que no siempre fue feliz ni correspondida, el poeta se vale de la mitología y de la naturaleza, y emplea versos endecasílabos y heptasílabos.


La obra de Garcilaso de la Vega es breve pero excelente. Se compone de 38 sonetos, 5 canciones, 2 epístolas, 2 elegías y 3 églogas, entre las que destaca la Égloga I.  La Égloga I En ella se expresa la complejidad del sentimiento amoroso en medio de una naturaleza idealizada que sirve a la vez de escenario y de confidente. Este extenso poema está compuesto por 30 estrofas de origen italiano, llamadas estancias.  La lírica castellana en la segunda mitad del siglo XVI En España se inició la Contrarreforma, movimiento religioso a lo largo del cual se intensificó la defensa del catolicismo y se persiguieron las conductas sospechosas. Como consecuencia de esta circunstancia histórica, se produjo un resurgimiento de literatura religiosa, cuyos autores más representativos son Fray Luis de León, santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz.  Fray Luis de León (1527-1591) Este fraile agustino fue un gran humanista, dio clases en la Universidad de Salamanca y reunió en sus obras aspectos relacionados con la cultura grecolatina y con su formación religiosa. Fray Luis de León escribió obras en prosa y en verso, entre estas últimas, destacó por su dominio de la lira, la estrofa de origen italiano que también había empleado Garcilaso de la Vega.


 San Juan de la Cruz (1542-1591) San Juan de la Cruz en el mejor representante de la poesía mística en lengua castellana. Dentro de la literatura religiosa, la mística expresa la experiencia espiritual de sentirse unido a Dios. Para explicar el proceso que el alma sigue hasta unirse a Dios, san Juan emplea expresiones y símbolos propios del lenguaje amoroso: en uno de sus poemas, el alma es una chica que, durante la noche, sale a encontrarse con su amado, que es Dios.


TEMA 8 LA NARRATIVA Y EL TEATRO EN EL RENACIMIENTO.  La novela en el siglo XVI En el siglo XVI la novela experimentó un notable desarrollo y aparecieron diversos subgéneros (novelas pastoriles, bizantinas, moriscas y picarescas) que se sumaron a las existentes en el siglo anterior, las de caballerías y las sentimentales.  La novela picaresca. Repercusión y rasgos La novela picaresca nace en 1554 con la publicación de La vida de Lazarillo de Tormes. El rasgo más característico es que, por primera vez, un protagonista literario, que recibe el nombre de pícaro, es un antihéroe, una persona que no tiene origen noble ni fortuna y actúa para solucionar sus problemas cuotidianos, el hambre, el frío, la enfermedad… El pícaro permanece en el anonimato y en la pobreza.  La vida de Lazarillo de Tormes: argumento y estilo El protagonista, llamado Lázaro, trabaja como pregonero para San Salvador, que es, al mismo tiempo su amo y amante de su mujer. Lázaro explica su vida en una carta, que dirige a un desconocido, para contar todo lo que ha sufrido hasta conseguir ese trabajo estable y explicar su actitud permisiva ante el engaño de su esposa.


El libro está escrito con un estilo sencillo en el que abundan los refranes y las expresiones coloquiales. Algunas de las anécdotas que Lázaro narra como si le hubieran pasado a él proceden de la tradición folclórica.  El teatro en el siglo XVI En la primera mitad destacan autores como Torres Naharo, Gil Vicente y, sobre todo, Juan del Encina a quien se considera el creador de la figura del bobo, personaje en el que se perfilan los rasgos del gracioso, uno de los tipos de humanos más característicos del teatro barroco.


TEMA 9. MIGUEL DE CERVANTES  Miguel de cervantes (1547-1616), el autor más representativo de la literatura castellana En su juventud asimiló las ideas humanistas del Renacimiento y conoció el momento de optimismo y expansión de la España de los primeros monarcas de la casa de Austria. Y en su madurez fue testigo de la creciente crisis que sufrió el país y se contagió de desengaño y de pesimismo que envolvió el arte y la literatura del Barroco (siglo XVII).  Don Quijote de la Mancha En ella se narran las aventuras de Alonso Quijano, un hidalgo de vida rutinaria que a los cincuenta años pierde el juicio y decide imitar a los héroes de los libros de caballerías. Para llevar a cabo su empeño, Alonso Quijano adopta el nombre de Don Quijote de la Mancha, elige una amada a quien dedicar sus hazañas, Dulcinea del Toboso, y empuña las viejas armadas de sus antepasados.  Estructura y argumento de Don Quijote de la Mancha La novela Don Quijote de la Mancha consta de dos partes y su argumento se desarrolla gracias a los continuos desplazamientos del protagonista. En la primera parte de la novela, que se publicó en 1605, don Quijote sale dos veces de su casa para buscar aventuras. La segunda parte de la novela apareció en 1615 y narra la tercera salida de don Quijote y Sancho.


 Los entremeses En los entreactos de las piezas teatrales extensas se solían interpretar, además de bailes y mimos, unas breves obritas cómicas que recibieron el nombre de entremeses y cuyo contenido no tenía nada que ver con el asunto que presentaba la obra principal.


TEMA 10. EL BARROCO. LA LÍRICA Y LA NARRATIVA. LA LENGUA Y LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII La lengua de este período se caracteriza en España por el abandono del principio de la naturalidad expresiva y las obras se llenan de recursos artificiosos que dificultan su comprensión. Existen dos estilos: el culterano y el conceptista.  La lírica en el Barroco En las obras que pertenecen al estilo culterano se persigue la belleza de la forma mediante la imitación de la sintaxis latina. En el estilo conceptista, en cambio, se pretende decir mucho con pocas palabras y, para lograrlo, se emplean los juegos de conceptos. El culterano y el estilo conceptista se identifican comúnmente con la lírica de Luis de Góngora y la de Francisco de Quevedo.  Luis de Góngora Ç(1561-1627) La poesía de este autor sigue dos caminos: – Las composiciones eruditas, como los sonetos y la Fábula de Polifemo y Galatea, en las que encontramos versos de arte mayor, abundancia de cultismos, lenguaje metafórico, imitación de la sintaxis latina y constantes citas mitológicas. – Las composiciones de carácter popular, como los romances y las letrillas, en las que se imitan la espontaneidad y los rasgos métricos de la poesía tradicional.


 Francisco de Quevedo (1580-1645) Escribió obras en verso y prosa. Quevedo es un poeta culto que también compuso obras de rasgos populares. Su poesía se ocupó de temas muy variados que unas veces fueros tratados en un tono grave y otras en un tono burlesco.  La narrativa en el Barroco La variedad temática que había alcanzado la narrativa en el siglo XVI se mantiene durante el Barroco, si bien algunas novelas, como la de caballerías o la pastoril, van perdiendo importancia, y otras, como la picaresca, alcanzan un gran desarrollo. Las novelas picarescas que se escribieron durante el Barroco siguen el patrón empleado el Lazarillo de Tormes. Los títulos más importantes son Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán, y El Buscón, de Francisco de Quevedo.


Laura Alcobendas. Libro digital