Page 1

Maestro: José Eduardo Umaña Mendoza

LAURA GUERRERO ARÉVALO


(22

de noviembre de 19446 - Bogotá, 18 de abril de 1998) fue un abogado, intelectual, maestro, humanista y defensor de los Derechos de los Pueblos en Colombia.


Fue hijo del abogado y sociólogo Eduardo Umaña Luna y de Graciela Mendoza. Ligado como su familia a la Universidad Nacional de Colombia. En junio de 1987  Eduardo Umaña Mendoza realizó una intensa actividad de sensibilización y denuncia en Europa sobre la situación de violación sistemática a los derechos humanos en Colombia. Sus análisis se escucharon en numerosos recintos; fueron muchos sus auditorios, y diversos los frutos de ese trabajo. Fiel a sus convicciones, Eduardo Umaña denunció atropellos del Estado y asumió la defensa jurídica de sindicalistas, marginados y víctimas de violaciones de los Derechos Humanos. Era considerado como uno de los mejores penalistas del país.


Entre sus casos más emblemáticos, Eduardo Umaña se encargó de las víctimas del genocidio contra la Unión Patriótica (UP) y el Partido Comunista Colombiano. Fue uno de los abogados que interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una demanda contra el Estado colombiano por su responsabilidad y participación en los crímenes contra la UP. Umaña Mendoza también asumió desde 1985 la defensa de las familias de los desaparecidos del Palacio de Justicia. El abogado siempre sostuvo que el Ejército capturó civiles en el Palacio de Justicia, los interrogó, los torturó y los desapareció, sin verificar si eran o no culpables. Hasta su último día Umaña luchó por tipificar el delito de desaparición forzada, tesis que llevó recientemente al juicio del ex coronel Alfonso Plazas Vegas, encargado del operativo y a exhumaciones en fosas comunes en Bogotá.


El abogado defendió sindicalistas de Telecom, de la ETB y de la USO. En el caso de la USO, en diciembre de 1996, 12 integrantes del sindicato de Ecopetrol fueron acusados de colaborar con el Eln para colocar bombas en los oleoductos. Umaña demostró que la Fiscalía, aprovechando la justicia “sin rostro”, “clonaba” los testigos. Estos declaraban, bajo diferentes identidades, varias veces en los mismos casos. Así lo evidenciaba la misma huella dactilar en todos los expedientes.


Poco antes de su muerte, Umaña Mendoza decidió revivir el caso del magnicidio del caudillo Liberal Jorge Eliécer Gaitán, asesinado el 9 de abril de 1948. Según sus amigos, Umaña pensaba que ningún crimen debía quedar impune   Uno de sus logros más importantes fue la defensa a las víctimas del genocidio de la Unión Patriótica, y al Partido Comunista Colombiano, por parte de grupos pertenecientes al paramilitarismo en Colombia de extrema derecha.


Como abogado defendió por muchos años a los sectores populares con resuelta decisión: Asumió la defensa de las familias de las víctimas de la desaparición forzada en la cruenta contratoma del Palacio de Justicia por parte del Ejército colombiano(1985); durante la década de los noventa fue un aguerrido defensor de los trabajadores que fueron reprimidos judicialmente por resistir al proceso de entrega de los recursos naturales a las multinacionales, como en los casos de los Sindicatos de la Empresa Estatal de Petroleos, la Estatal de Telecomunicaciones (TELECOM), y la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá.


Emprendió el estudio del caso por el magnicidio del caudillo colombiano Jorge Eliecer Gaitán manifestando la participación de la Central de Inteligencia Norteamericana en el hecho; hizo parte de una de las delegaciones internacionales para defender la amenazada vida del líder de la revolución peruana Abimael Guzmán Reinoso durante el régimen de Alberto Fujimori; fue el abogado defensor de un grupo de dominicanos detenidos injustamente por el Estado colombiano hasta lograr su absolución; en fin, representó en decenas de oportunidades los intereses del pueblo en diversos escenarios del mundo.


El 18 de abril de 1998, dos hombres y una mujer miembros de la banda de la Terraza haciéndose pasar por periodistas entraron en su oficina tras encerrar a su secretaria en un cuarto. Ante la negativa de irse con sus victimarios, le dispararon. Su frase de siempre cuando recibía las amenazas de muerte era "Más vale morir por algo, que vivir por nada". Por este hecho solo ha sido condenado el jefe paramilitar Carlos Castaño Gil como autor intelectual del crimen. Su muerte junto con la del senador de la Unión Patriótica Manuel Cepeda Vargas y el humorista y periodista Jaime Garzón está bajo investigación de la Corte Penal Internacional por tratarse de un crimen de estado ya que al igual que Garzón y Cepeda, Mendoza denunció algunos hechos de violación de derechos humanos por parte de agentes del Estado en alianza con paramilitares como el exterminio de la UP y La Desaparición de los 11 trabajadores De La Cafetería del Palacio de Justicia afirmando fueron crímenes de Estado.


WEBGRAFĂ? A: https://www.google.com.co/#q=eduardo+uma%C3%B1a+mendoza http://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_Uma%C3%B1a_Luna

https://www.google.com.co/search?q=eduardo+uma%C3%B1a+mendoza&source

José eduardo umaña mendoza  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you