Page 106

(Fines de febrero de 1828)

(A Bolívar) n correo pasado nada dije a usted sobre Cartagena por no hablar a usted cosas desagradables; ahora lo hago felicitándole porque la cosa no fue como lo deseaban. Esto más ha hecho Santander, no creyendo lo demás bastante; es para que lo fusilemos. Dios quiera que mueran todos estos malvados que se llaman Paula, Padilla, Páez, pues de este último siempre espero algo. Sería el gran día de Colombia el día que estos viles muriesen; estos y otros son los que la están sacrificando con sus maldades para hacerla víctima un día u otro. Este es el pensamiento más humano: que mueran diez para salvar millones. Incluyo a usted esas dos cartas de Quito, y creo de mi deber decir a usted que ese señor Torres es hombre muy honrado y buen amigo. Si lo hace yo quedo contenta, y si no también, pues yo cumplo con Aguirre con esta insinuación y usted sabe bien que jamás he hablado a usted más que por desertores o condenados a muerte. Si usted los ha perdonado, lo he agradecido en mi corazón sin hacer ostentación; si no les ha perdonado, lo he disculpado y sentido sin sentirme; yo sé bien cuánto puedo hacer por un amigo y ciertamente no es comprometer al hombre que más idolatro. Adiós, señor. Hace cinco días que estoy en cama con fiebre, que creí ser tabardillo, pero ha cedido y solo tengo ya poca calentura, pero mucho dolor de garganta y apenas puede escribir su Mannuela.

E

M a n u el a

105

Las mas hermosas cartas entre Manuela y Simón  

cartas de amor entre Manuelita Saenz y Simón Bolívar

Las mas hermosas cartas entre Manuela y Simón  

cartas de amor entre Manuelita Saenz y Simón Bolívar

Advertisement