Issuu on Google+

vecino

009

TODO ES LOCAL

e ducaci ó n p a r a s e r l i b r e s

armando estrada

COMUNIDAD

Foro de Compromiso Ciudadano

DEMOCRACIA

Vía Educación

47 Organizaciones

“En Vía Educación nos dedicamos a liberar el potencial de la sociedad para transformarse a sí misma”

O R G A N I Z A C I O N ES

septiembre DE 2013

W W W . C O N SE J O C I V I C O . O R G . M X

Vía Educación

UNA INICIATIVA DE Consejo cívico


vecino EDITORIAL

TODO ES LOCAL

UNA INICIATIVA DE Consejo cívico

S E P T I E MB RE DE 201 3

En todas las actividades del Consejo Cívico hay una premisa transversal: la participación ciudadana y su compromiso. Nuestra ciudad cambia cuando entendemos que esa transformación depende de nosotros. Por esa razón, trabajamos codo a codo con otras organizaciones, para provocar espacios de participación abiertos a todos los ciudadanos que quieren hacer algo por su entorno. Al lado de Paz Es cumplimos tres años organizando el Foro de Compromiso Ciudadano, el punto de encuentro más grande para todos los sectores y actores sociales de Nuevo León. Junto a El Narval, contribuimos en la formación de lugares para la integración comunitaria entre vecinos a través de los Centros de Pensamiento. De la mano de 47 organizaciones, impulsamos un espacio para la colaboración metropolitana y la rendición de cuentas: Alcalde ¿cómo vamos? El camino por recorrer aún es largo pero estamos avanzando en la construcción de una comunidad que cada día participa más y colabora mejorar para alcanzar sus metas. José Antonio Ramírez

Director del Consejo Cívico

009

DIRECTORIO

E DU C ACIÓN PARA SER LIBRES La participación ciudadana como concepto es tan amplio que puede resultar difícil aterrizarlo en la práctica. Por esa razón, en esta edición nos preguntamos dónde ocurre la participación cívica en nuestra ciudad. El gran espacio, consolidándose después de tres años de crecimiento, es el Foro de Compromiso Ciudadano; recordamos su recorrido y escuchamos las voces de sus participantes. Una de las más significativas es la de Edgar Barroso quien habla sobre la importancia de la colaboración: en el fondo, no hay participación efectiva sin ésta. La participación ocurre en tantos espacios como temas de interés: en las colonias a través de los Centros del Pensamiento, en la seguridad a través de los Consejos Ciudadanos, en la agenda metropolitana a través de Alcalde ¿cómo vamos? El rol de las organizaciones de la sociedad civil es fortalecer y cultivar estos espacios. Tal como lo hace Vía Educación quien nos enseña que la educación es la mejor herramienta para liberar nuestro potencial ciudadano.

DI VI S I ÓN CONS E JO C Í VI CO COO RDI NAC I ÓN E DITO RIAL

Angélica Hernández ahernandez@consejocivico.org.mx Luis Ávila lavila@consejocivico.org.mx V E NTAS

Graciela Reyes greyes@consejocivico.org.mx – CO NTAC TO

Consejo Cívico — 8989.2600

WEB O F IC I AL

www.consejocivico.org.mx – VECINO ES UN SUPLEMENTO MENSUAL, INICIATIVA DEL CONSEJO CIVICO, QUE SE INTEGRA A RESIDENTE MONTERREY, EN UN ESFUERZO CONJUNTO POR IMPULSAR Y DARLE MAYOR VISIBILIDAD A LOS ESFUERZOS CIUDADANOS PARA TRANSFORMAR SU COMUNIDAD.

066

009

RE DE S

Facebook | /ConsejoCivicoNL Twitter | @ccinlac RETRA TO D E PORTA D A : CONSEJO CÍVICO


VECINO

DEMOCRACIA

ACENTO

© consejo cívico

PASO A PASO

FORO DE COMPROMISO CIUDADANO El Foro de Compromiso Ciudadano es un proyecto en movimiento: su evolución es reflejo del proceso que ha vivido buena parta de la ciudadanía organizada regiomontana durante los últimos tres años. La dinámica ha cambiado y se ha adaptado a las ideas e inquietudes de una población que - paso a paso- participa más. Detrás de esos cambios, sin embargo, el Foro mantiene tres líneas de continuidad que le han permitido consolidarse como un lugar de participación ciudadana único en la ciudad. En primer lugar, el Foro es un espacio periódico y permanente. Cada tres meses, se convierte en el punto de encuentro para Organizaciones de la Sociedad Civil, académicos y estudiantes, empresarios, funcionarios públicos y ciudadanos activos. Además, en el Foro han compartido sus reflexiones líderes sociales como Mónica Tapia, Ernesto Canales, Edgar Barroso y Henry Murrain. En tres años se han organizado 11 foros: en todos ellos se ha buscado concretar acciones que contribuyan a la transformación de nuestro entorno. Para provocarlo, en un inicio los asistentes participaban en mesas temáticas (Moral, Cultura Social y Cultura de la Legalidad). Al paso de los foros, se mantuvo Cultura de la Legalidad y se incorporaron Educación para la Paz y

2

Activación Ciudadana, no sólo como mesas de trabajo sino como frentes de acción. Durante 2013, la Encuesta de Cultura Ciudadana marcó una nueva pauta: debíamos emprender acciones para recuperar la confianza en los demás, uno de los indicadores más bajos del estudio que se realizó por segunda vez en el área metropolitana. En el Foro se han concretado acciones que hoy son Asociaciones Civiles como Líderes Ciudadanos en Pro de la Cultura de la Legalidad y Movac. Finalmente, el Foro ha reivindicado su papel como un espacio para discutir e incidir en los grandes temas de la ciudad. Desde su inicio ha sido un lugar para el diálogo sobre los asuntos que nos preocupan y sobre lo que podemos hacer al respecto. Ahí surgieron, por ejemplo, ideas que dieron pie a la plataforma ciudadana Alcalde ¿cómo vamos? Con el paso de los foros, la agenda de incidencia en política pública ha ganado terreno con la intención de convertir temas de interés común en parte de la agenda de gobierno. “Con paciencia y perseverancia lograremos grandes transformaciones” recordó Consuelo Bañuelos en su mensaje de cierre en el 7º Foro de Compromiso Ciudadano. En ese camino estamos.


COMUNIDAD

CONVIVENCIA

VOCES DEL FORO ¿Qué es lo que más te gusta del Foro? “Me gusta que ya tenemos una periodicidad definida: sabemos, quienes participamos, que cada 3 meses nos tenemos que ver, es una muy buena excusa para avanzar en iniciativas ciudadanas. En segundo lugar, es un verdadero espacio donde la gente se puede comprometer. Aunque sé que hay mucha buena voluntad y muchas organizaciones tienen iniciativas, no veo muchos espacios donde se puedan conectar: éste es uno de ellos. Tercero, no hay otro lugar que sea 100% neutral y donde estén representados todos los sectores de la sociedad.”

—Carlos Garza es Director de Paz Es, organización corresponsable del Foro

“Lo que más me gusta del Foro es el ambiente de compromiso. Es genial llegar a un lugar en donde sabes que se reúne gente que busca hacer su parte para mejorar nuestra comunidad. Esta actitud de dar, de aportar, de colaborar, no sólo inspira sino que también impulsa a hacer más cada vez. Me encanta ver cómo desde cualquier rincón y con herramientas y estrategias diferentes, podemos encontrar gente valiosa, valiente y dispuesta.”

—Myrna Benavides es responsable del Programa Cultura de la Legalidad en el ceead.

¿Qué es lo más importante que el Foro le ha aportado a la ciudad? “Que personas interesadas genuinamente en tener un mejor entorno con sus vecinos, se puedan reunir para capitalizar experiencias y acciones de beneficio común y así poderlo replicar en otras comunidades”

—Enrique Lobo es Presidente de la Junta de vecinos de Contry

“El Foro aporta a la ciudad el ejercicio del músculo participativo del ciudadano común y corriente, que conoce los retos de los ciudadanos y también las posibles soluciones para mejorar las dinámicas de la ciudad, en diversos aspectos. El Foro es eso precisamente, un lugar para discutir temas de interés y relevantes.

—Cordelia Portilla es responsable del proyecto de regeneración urbana Polígono Edison © consejo cívico

V IS ITA WWW.con s e j ocivico.or g. m x 3


VECINO

COMUNIDAD

perfiles

© open source creation

EDGAR BARROSO

COLABORACIÓN Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA La participación ciudadana tiene implícita un principio sin el cual es difícil que pueda desarrollarse, la colaboración: trabajar con otros por una causa compartida. En el país, el déficit en participación puede explicarse por una característica contraria a la colaboración: el individualismo, que en el caso mexicano ha sido calificado como radical y extremo, al punto de decir que somos incapaces de hacer algo juntos. Edgar Barroso –compositor musical, candidato a Doctor por la Universidad de Harvard y experto en colaboración interdisciplinaria- reconoce que en México estamos acostumbrados a ignorar la situación de los demás. Sin embargo, del diagnóstico a la acción: ha convertido en una de sus causas el “tratar de entender mejores formas y espacios para que nuestra sociedad se haga más solidaria, más colaborativa y más participativa” Lo hace predicando con el ejemplo. Edgar participó como orador invitado en el 11º Foro de Compromiso Ciudadano sobre el cual reflexiona: “Entendí de dónde viene la fama de los regios por ser determinados, trabajadores, disciplinados y en este Foro también sensibles, solidarios y amables. No quiero ser exagerado, pero ese día pude ver una muestra del México

4

fuerte y unido que todos queremos. Vi esa diversidad de la que hablo siempre unida por un mismo fin. Los veo motivados, centrados y fuertes para avanzar”. Su mensaje sirvió como inspiración para los grupos de trabajo. Ahí se emprendieron acciones para recuperar la confianza en los demás bajo la premisa de la colaboración: ciudadanos de distintas trincheras con una meta compartida. Un espacio como el Foro permite que el diálogo sea permanente y podamos cuestionarnos continuamente qué papel juegan las Organizaciones de la Sociedad Civil para aumentar la participación ciudadana. Para Edgar, las organizaciones pueden estudiar temas de colaboración transdisciplinaria: acercarse a la sociedad desde donde los ciudadanos pueden ayudar con sus profesiones o habilidades, ayudarles a entender dónde entra su parte. Para lograrlo, es importante crear los canales en donde puedan incluir su participación sin dedicarse totalmente a ello. Pocos entienden como Edgar que este es un proceso formativo a largo plazo. A través de iniciativas como el Foro o 60 minutos por México se busca sembrar la semilla para que, en las generaciones futuras, contribuir con la comunidad sea parte del itinerario cotidiano, no algo excepcional.


COMUNIDAD

CONVIVENCIA

© consejo cívico

DE LAS JUNTAS A LOS CENTROS CENTROS DE PENSAMIENTO

Un espacio de participación ciudadana por excelencia es las junta de vecinos. Quienes hayan participando en una, sin embargo, pueden reconocer algunas de sus limitaciones. La más importante es la generación del conocimiento: mucho de lo que ahí se discute o de lo que se logra, no puede ser aprendido (ni apreciado) por quienes no acuden a las reuniones. La idea de los Centros del Pensamiento, impulsada por El Narval en colaboración con el Consejo Cívico, es generar ese lugar: un espacio físico en donde la información de la comunidad esté a la vista de todos. Los Centros permiten a quien quiera conocer y participar en los asuntos de su colonia saber dónde puede acudir y con qué información cuenta. De esa forma, las ganas de más vecinos en involucrarse pueden dirigirse hacia acciones concretas, con datos duros y una clara noción del punto de partida. Además de la generación del conocimiento colectivo, los Centros contribuyen a trazar una ruta común para los vecinos. La creación del Centro es un primer destino pero su existencia permite focalizar mejor la atención del grupo y construir a partir de lo que ya se avanzó. Un buen ejemplo es el caso de La Barranca, en Tampiquito. La colonia ya tiene un espacio físico para el Centro de Pensamiento (un salón de usos múltiples del dif ). Ahí han identificado los principales problemas de su entorno, han concretado acciones (como la elaboración de la propuesta para el presupuesto participativo en su municipio, San Pedro) y han trabajado de forma más tangible con grupos externos. Cuando el implan se acercó a la colonia para elaborar el plan de Espacios Públicos del proyecto “Un Solo San Pedro”, los vecinos ya tenían gran parte del trabajo hecho: una sola reunión fue suficiente. Los Centros del Pensamiento se pueden convertir en el legado permanente de un barrio, en el espacio que articula y concreta la participación vecinal. La colaboración de organizaciones de la sociedad civil para lograrlo es importante pero todo depende de la activa participación de los vecinos.

Colonias del área metropolitana en dónde hay grupos de vecinos trabajando en la creación de Centros de Pensamiento — · La Barranca · Colinas de San Jerónimo · La Pusírima · Contry · Valle Poniente —

s í guen os en twitter : @ cconlac 5


DEMOCRACIA

cómo vamos

¿QUIÉNES SOMOS?

47 organizaciones y contando

En enero de 2012, en el marco del 7º Foro de Compromiso Ciudadano, se realizó una gran consulta entre los participantes. Antes se habían realizado ejercicios similares con diferentes sectores sociales para un proyecto que aún no tenía nombre y que cuatro meses después sería presentado: Alcalde ¿cómo vamos? La intención era generar una lista de acciones para comprometer a las futuras administraciones locales, elegidas en julio de ese año. Más de año y medio después de esa consulta, el número de organizaciones que forman parte de esta iniciativa (47, en septiembre de 2013) es uno de los mejores casos de participación efectiva en Nuevo León. ¿Qué ha permitido que así sea ? Una de las razones principales es que se trata de una iniciativa colaborativa. Cuatro grandes grupos forman parte de Alcalde ¿cómo vamos?: las organizaciones de la sociedad civil (en donde hay asociaciones dedicadas a temas que van desde la prevención de la violencia y la defensa de los derechos humanos a la rendición de cuentas y la construcción de mejores espacios públicos), los organismos empresariales (principalmente las cámaras), las instituciones educativas (donde están udem, egap, asociaciones de padres de familia y grupos estudiantiles) y las juntas de vecinos (actualmente hay tres colonias representadas). En esa gran diversidad se logró impulsar una agenda común en la que todos los miembros (o socios) colaboran de alguna forma. Los canales de participación dentro de esta iniciativa permiten que cada organización aporte según sus capacidades. Los espacios formales para hacerlo son las mesas temáticas de trabajo (comisiones), directamente

relacionadas con la especialidad de muchas de ellas (seguridad, transparencia y espacios públicos) pero también hay una serie de actividades que van desde el fortalecimiento del proyecto hasta su difusión. Uno de los principios que rigen la colaboración entre organizaciones es la idea de generar conocimiento colectivo: en el plano metropolitano con los gobiernos municipales pero también lecciones y aprendizajes de esta experiencia para la sociedad civil. La plataforma es un proceso dinámico que irá mejorando con el paso del tiempo, fortaleciendo la capacidad de los participantes de construir una mejor ciudad todos juntos.

© alcalde ¿cómo vamos?

V IS ITA WWW.con s e j ocivico.or g. m x 7


VECINO

DEMOCRACIA

observatorio

© consejo cívico

CONSEJOS CIUDADANOS DE SEGURIDAD EL CASO DE MONTERREY

La crisis de inseguridad que ha vivido nuestra país en los últimos años planteó muchos retos a las autoridades pero también a la ciudadanía organizada ¿de qué forma participar en la solución del problema? Buena parte de quienes lo han hecho, ha sido a través de organizaciones especializadas en el tema: desde la perspectiva de las instituciones de seguridad (fortalecimiento de la policía, seguimiento a indicadores delictivos) o de la prevención (oportunidades para jóvenes, trabajo en comunidades vulnerables). Un espacio para incidir en las políticas públicas de seguridad menos concurrido pero igual de importante es a través de los Consejos Ciudadanos. En Monterrey, los Consejos Consultivos Ciudadanos son reconocidos en el Reglamento de Participación Ciudadana como órganos de consulta, opinión y proposición para la Administración Municipal. Desde octubre de 2005 se integró el de Seguridad. La convocatoria es pública (el mismo Consejo recibe las solicitudes, y con el visto bueno del alcalde, hace la propuesta de consejeros

8

al cabildo, quien debe aprobarla) y representa un canal de participación ciudadana. El rol del Consejo es proponer iniciativas y políticas públicas en la materia, revisar los programas de prevención del delito y participar activamente en actividades relacionadas. El municipio de Monterrey es el último responsable de cualquier decisión sobre la seguridad del municipio pero es el primer beneficiado de la participación y análisis técnico que realiza el Consejo. Así fue cuando éste recomendó el programa para que los policías terminaran sus estudios de preparatoria y licenciatura. Más recientemente, ha contribuido a introducir en la agenda de gobierno una preocupación recurrente en la agenda pública: la prevención de la violencia familiar. Con menos de una década, el Consejo está en pleno proceso de consolidación pero ha logrado convertirse en referente para otras ciudades del países. Aún es un esfuerzo pequeño pero ha logrado demostrar que, cuando se aprovechan los canales de participación ciudadana, se puede hacer mucho con muy poco.


DEMOCRACIA

justicia

© consejo cívico

ejemplo a seguir

observatorio ciudadano de la justicia

¿Cómo participar en la transformación de nuestro sistema de justicia? La participación ciudadana es clave para cambiar prácticas que llevan operando bajo las mismas reglas desde hace decenas de años. El principal reto es resolver una paradoja: las consecuencias de tener un mal sistema de justicia impactan en la vida cotidiana de cualquier ciudadano pero atender las causas resulta sumamente complejo para la mayoría. Sin canales para incidir sobre esas causas, la participación ciudadana corre el riesgo de inhibirse. El Observatorio Ciudadano de la Justicia (ocj) se ha convertido en ese canal de participación para que ciudadanos organizados puedan realizar acciones concretas en torno al nuevo sistema de justicia penal. Con menos de dos años de existencia, el modelo del Observatorio pronto se replicará en otros estados del país. En noviembre de 2011, renace convocó a organizaciones sociales y académicas a formar el ocj para monitorear el funcionamiento del nuevo sistema, fortalecer el proceso de implementación y vigilar la actuación de las autoridades encargadas de impartir justicia. 20 organizaciones

respondieron a ese llamado, entre las que se encuentran CreeSer, Evolución Mexicana, el cic y cátedras de derecho del itesm, ur, Facultad Libre de Derecho y la Universidad Metropolitana. renace elabora informes periódicos (hasta la fecha se han realizado cuatro) de seguimiento y evaluación de la implementación de la reforma penal a través de indicadores agrupados en ocho ejes. La participación de las organizaciones en el Observatorio ha permitido contar con una visión integral de los cambios en la impartición de justicia. Un buen ejemplo es la experiencia de Promoción de Paz y Avance Por los Derechos trabajando en las cárceles del estado, complementando la investigación cuantitativa en ese rubro. EL ocj ha logrado articular los esfuerzos ciudadanos en torno a una meta común y lo ha hecho a través de un ejercicio metodológico formal, con una amplia diversidad de voces y con una agenda bien definida. Un canal de participación ciudadana como éste no sólo contribuye con su causa sino en la formación de una sociedad civil que busca incidir de mejor forma en la agenda de gobierno.

s í guen os en twitter : @ cconlac 9


VECINO

ORGANIZACIONES

PORTADA

educación para ser libres ¿Cómo se forman los ciudadanos? Esa era la pregunta que un grupo de estudiantes de posgrado se hacían en la ciudad de Boston en el año de 2004. Entre ellos se encontraba Armando Estrada. Después de casi una década de pensar en la respuesta, para Armando, la formación ciudadana depende del desarrollo de al menos dos grupos de competencias: de participación y de convivencia. Las del primero confieren un rol activo al ciudadano en su comunidad: se reconoce como parte de una, sabe organizarse y participar en la solución de los problemas de su entorno. El segundo grupo son competencias que permiten la convivencia: la solidaridad, el respeto al derecho de los demás y la cultura de la legalidad (el respeto a las leyes) entre otras. Vía Educación nace como un organización que busca liberar el potencial que la sociedad tiene para transformarse a sí misma. “A eso es a lo que nos queremos dedicar” reconoce Armando, quien se formó como ingeniero industrial y desde temprano en su carrera intentó comprender los sistemas de actividad humana. En su tierra adoptiva, Monterrey, conoció una de las paradojas de la ciudad: donde estamos más juntos es donde podemos estar más aislados. Él contrastaba la pobreza rural de su estado natal, Durango, con una pobreza más dura y solitaria: la urbana. Uno de los efectos sociales más graves de este problema es la falta de oportunidades para desarrollar capacidades que generen opciones de sustentabilidad. La educación puede ser la gran vía para liberar ese potencial. Con menos de una década de formación, Vía Educación es una de las organizaciones sociales más sólidas del país. En gran medida ha sido posible porque han logrado desarrollar una metodología que permite trabajar en la formación ciudadana desde diferentes ámbitos: Sistema Participativo de Desarrollo Social Sustentable. El sistema fortalece tres competencias. En primer lugar, logra desarrollar la autoeficacia: los participantes se sienten capaces de lograr transformaciones en su entorno inmediato, reconocen su propia capacidad de ser agentes de cambio. En segundo lugar, desarrolla competencias ciudadanas como la convivencia, en un contexto democrático. Finalmente, es un proceso de integración comunitaria que permite la cohesión de la comunidad. Un ciudadano se forma tanto en espacios educativos formales (la escuela) como en los no formales (el trabajo). Vía Educación tiene programas de formación en ambos. “Está en nuestra vocación trabajar con las escuelas”, asegura Armando. Ahí, la organización se dedica a formar formadores. En las escuelas, crean comunidades de aprendizaje: espacio comunitario donde existe

10


educación para ser libres

© consejo cívico

la democracia y se puedan tomar decisiones, reconociendo que habrá conflicto, posturas distintas y confrontadas. Los programas en las escuelas no afectan la currícula escolar, por el contrario, a través de alianzas con la Secretaría de Educación, parten de la planeación preestablecida para el año en curso. Vía Educación, además, es la primera organización fuera de Colombia en implementar el proyecto Aulas de Paz. Después de 2 años de echar andar un programa piloto, hoy trabaja en las escuelas primarias con el objetivo de que los maestros puedan identificar situaciones que llevan a la agresión y ser agentes activos para intervenir. Aulas en Paz también da herramientas para que alumnos tengan un rol activo en la prevención y actuación frente a la violencia en las escuelas. “Socialmente, hemos visto a los jóvenes como objetos de transformación sin reconocer la capacidad que tienen en ser sujetos de su propia transformación” dice Armando. Vía Educación, con el programa Círculos Juveniles de Participación, da herramientas de formación para que sean ellos quienes logren cambios en su entorno. Es quizá, el trabajo con los jóvenes, el ejemplo más claro de cómo la educación es un medio para liberar el potencial ciudadano: los participantes comienzan a convocar a otros (autoridades, juntas de vecinos) a sus propios espacios y se convierten en mentores de otros participantes. Lo que Vía Educación logra en diversos grupos sociales es la formación de un liderazgo distributivo. Armando recuerdo las palabras de Marshall Granz sobre el tema: “Liderazgo es aceptar la responsabilidad de guiar a otros para que consigan sus objetivos de cara a la incertidumbre”. La educación nos permite reconocer que dependemos de nosotros mismos para transformar nuestra comunidad. Así lo entendió el hombre que después de participar en el programa Círculos Ciudadanos (pensado para la formación ciudadana dentro de las empresas) convocó a más de 80 trabajadores de la empresa a la que pertenecía para compartirles sus conocimientos financiero sobre la debilidad de los esquemas de pagos en abonos. Así lo hizo también el grupo de madres profesionistas que dentro del corporativo donde trabajaban lograron implementar horarios flexibles para conciliar su vida laboral con su maternidad, después de un proceso de diálogo con la empresa. Lo que está detrás de todas las actividades de Vía Educación es aquello que la formación ciudadana ayuda a construir. Es vencer el paradigma de “alguien más puede hacer eso” para empoderar a las personas como agentes de cambio. Es un despertar: esa sensación cuando uno reconoce que depende de sí mismo. Es lo más cercano que existe a la libertad.

PERFIL — VÍA EDUCACIÓN Organización dedicada a generar oportunidades para el desarrollo social sostenible a través de la investigación, diseño, implementación y evaluación de estrategias educativas. Aulas de Paz Programa para fomentar el desarrollo de competencias ciudadanas en las escuelas para la convivencia pacífica. CÍRCULOS JUVENILES DE PARTICIPACIÓN Programa enfocado en el desarrollo de capacidades de liderazgo y valores ciudadanos en jóvenes de 12 a 15 años. RED COMUNITARIA Programa que facilita a comunidades para que logren autogestionar proyectos participativos que mejoren calidad de vida de su entorno. — Contacto Twitter: @viaeducacion Facebook: ViaEducacion www.viaeducation.org

V IS ITA WWW.con s e j ocivico.or g. m x 11


convocatoria Quien ha estado alguna vez fuera de México -de forma temporal o permanente- seguramente ha deseado vivir alguna de las experiencias de otras ciudades en su propio país. En algunas ocasiones es el sistema de transporte público o el último evento cultural al aire libre; en otras es la forma de trabajo o una dinámica particular de algún barrio. Amor de Lejos es una invitación a no dejar esas ideas en el aire, tomar lápiz y papel (o más bien computadora y editor de texto) y escribirlas. La experiencia se puede convertir en algo más frente a los ojos de quien la lee y la imagina. En algunos casos puede ser incluso una inspiración para que en verdad suceda. Las grandes transformaciones, en ocasiones nacen así: de pequeñas ideas. En lo que eso ocurre, compartirlo puede ser un verdadero ejercicio ciudadano. Si no comenzamos a poner esas ideas sobre la mesa, ¿dónde más iniciaremos esa conversación pública?

1. Reflexiona

Piensa en la respuesta a las siguientes cuatro preguntas: ¿Qué es lo que quieres compartir? ¿Cómo influyó o influye en tu experiencia personal viviendo en la ciudad donde lo experimentaste? ¿Cómo contribuía ese hecho a hacer una mejor ciudad? ¿Cómo imaginas que podría replicarse en Monterrey (o en alguna otra ciudad del país)?

2. Escribe

Con base en esas preguntas guía, elabora un texto de entre 300 y 350 palabras en el que puedas compartir tu experiencia – tanto en lo individual como en el impacto que tiene en la ciudad- e imagina cómo piensas que puede replicarse en México.

3. Documenta

Si es posible, anexa una imagen relacionada con tu reflexión, de ser posible una fotografía que tú tomaste.

4. Describe

Escribe tu perfil en no más de 100 palabras. En él, incluye tu ciudad de origen, el motivo que te llevó a la ciudad desde la cual (o sobre la cual) compartes tu experiencia y tu cuenta de twitter (si no tienes, tu correo). Puedes incluir una fotografía tuya.

5. Envía

Manda tu texto y perfil a amordelejosmx@gmail.com, nos pondremos en contacto contigo.


Vecino 009