Page 1


Moria Casán

~

I

-+ mo amiga y enemiga al mismo tiempo. Pero tiene amigos de su edad, le gusta jugar con sus muñecos, mira muchos dibujos animados. Escribe cuentos, que guardo cuidadosamente, pero es absolutamente niña. -El otro día su hija llamó a la línea erótica de Silvia Süller. Convendrá conmigo que eso no es muy común a los ocho años. -No creas, porque en todos lados están las propagandas de las líneas eróticas, los chicos las ven y se tientan. Cuando me enteré por Rebeca (su mucama de confianza), no me enojé. Tampoco es verdad lo que salió en un medio, acerca de que Sofía gastó 4.000 dólares en esas llamadas. Ni siquiera llegó a oír lo que decía Süller, porque ni bien escuchó la grabación, cortó. -Usted trata de minimizar la cuestión, pero hasta se dice que Sofía acosó sexualmente a un compañero. Dígame que no es verdad ... -Fue muy gracioso ... Le gusta un chico de sexto grado, y mi hija es muy pasional, una onda Atracción fatal. Le gusta un com-

eso. Me da un poco de miedo pensar en el tema del SIDA, me parece tan apocalíptico ... De eso, quizá la prevendría. Lo principal es que entienda que vaya estar para escuchada y que no la vaya retar. Claro que no quiero que lo haga a los diez años, pero si tiene catorce o quince, no me molestaría. Tampoco tiene que haber verdadero amor para tener

pañero y lo demuestra, no se calla. Pero el chico no la registra; para él es muy nena (se ríe) ... Sofía Gala le preguntó a Rebeca cómo tenía que hacer para conquistado. Me gusta que aprenda a ser libre, que disfrute. No quiero que sea pacata. Si uno es frontal, disfruta más en la vida. No hagamos dobles lecturas. -Me sorprende que le parezcan dobles lecturas, Moría. Me sorprende todo lo que me está diciendo. ¿Cómo empezó todo esto? ¿Hablaron alguna vez de la sexualidad? -No. Sofía sabe cómo se llama cada parte

una relación. Las primeras veces, por lo general, no hay amor, hay ganas de experimentar. Claro que si lo hace enamorada, mejor. -¿Cuando era chica recibió una educación similar? -yo me auto eduqué, decidí que mis padres no lo hicieran. Con mi hija me pasa lo mismo, trato de no educarla, que lo haga sola. Ella ve cómo somos nosotros. No le digo demasiadas cosas, sí que las haga bien. La acostumbro a que no se queje, a que no pida. -Usted sufrió mucho cuando era chica. ¿Qué cosas no le gustaría que repitiera Sofía?

del cuerpo y cómo nacen los chicos, pero no es un tema sobre el que me pregunte demasiado. Creo que ese tipo de cosas se debe hablar si surge en forma espontánea. Ahora, si pasa el tiempo y no me pregunta, ya veré. -¿Cómo le gustaría que viviera el sexo? -Quizá como lo viví yo. Decidí con quién tener relaciones cuando tenía catorce años, se lo conté a mi madre y ella supo comprenderme. Por eso trataría de que ella disfrutara

-Cuando era chica me sentía marginada, no me entendían. Me veía muy flaca y empecé a comer, por eso después fui bulímica. Pero tampoco quiero que se sienta invulnerable, que use ser "la hija de ..." para obtener beneficios. Lo fundamental es que no me use. Tiene que hacer algo por ella. No me gusta que sea muy obsesiva ... Piensa demasiado. -Pero usted es así, cerebraL Desde afuera parece que jamás baja las defensas. -En este medio jamás lo haría, porque todo es muy mediocre. Puedo bajar la guardia ante alguien que me pueda enseñar. Ante el resto, no. - y con sus afectos, ¿también es toda "cabeza"? -A veces, no. Quizá si una amiga o amigo me traiciona, o si espero algo de mi hija y no me complace, me duele. Pero pocas veces me pasó esto, porque considero que no hay muchas cosas por las que valga la pena sufrir. N o hay trascendencias en mi vida. Creo en el amor, en la amistad, ésos son pilares fundamentales. Pero fuera de eso no hay tantas cosas que valgan la pena. Es una filosofía mía de vida. Soy muy fuerte. Después de la muerte de mi padre me prometí que no iba a sufrir más ... Aunque su muerte aún me pega mucho. Las veces que sufrí las puedo contar con los dedos de mi mano. Por eso me fue bien. Desde chica me planteé que no me iba a enamorar para no sufrir. Cada pelo y cada parte de mi cuerpo que me crecieron, los lloré. Me sentía muy desgraciada. Por eso dije "hasta acá llegué" y me propuse no sufrii más. -Ella pasa mucho tiempo sin ver a su padre (Mario Castiglione). ¿Eso la hace sufrí?r. -Pienso que es muy feliz así. Quiere mucho a Luis (Vadalá) y ella decidió llamado papá, es su referente masculino. Yo soy muy permisiva con mi hija, es Luis el que la reta y le pone límites. Sofía Gala lo respeta, aunque muchas veces, cuando pasa cuatro meses sin ver a su padre, diga: "¿ Viste, mamá?, papá (por María) no me llamó". Son pequeñas facturas que pasa, pero nada más. -Debe ser muy difícil para una nena de esa edad. Quizá lo haya aprendido de usted. -Tal vez sea así. Creo que ahora que lo pienso, es igual a mí.

"Nunca dejé ni postergué cosas por mi hija; por eso no hay frustraciones. Nunca va a sentir culpas por mí. "

por: Karina Bianco fotos: Luis Micou producción: Gabriela Diaz

Moria y la educación de Sofía  

1995 - Revista Gente

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you