Page 1

LA TEKLA Cultura Independiente


· ISSUU.COM/LATEKLA · FACEBOOK.COM/LATEKLA · TWITTER.COM/LATEKLAMAG · LATEKLA.TUMBLR.COM

The Staff Director, Art & Design A. Amaya Editor en Jefe Lorena Flores Reportajes Especiales Edith Espinoza

Colaboradores Carlos el bien pensante Gabriel Rodríguez Liceaga Eloy Sánchez Guallart.

En Portada: Guillermo Lorca


Nota Editorial: No hay nada más lejano de la realidad del arte contemporáneo que la idea de enunciar a la pintura como un arte olvidado o una actividad muerta. A pesar de los siglos, el auge de nuevas técnicas, medios, movimientos artísticos y teorizaciones y re teorizaciones acerca del estado actual del arte y lo pictórico, nuevos nombres en la pintura surgen cada año. Si alguna vez se enuncio que la pintura era una práctica decadente, que perecía más y más conforme pasaba el tiempo ante la emergencia de otras prácticas como la fotografía, la imagen digital o el video, nunca más lejano esto de lo que acontece el día de hoy en la escena artística mundial, donde la pintura poco a poco gana terreno como una de las actividades mejor cotizadas y con mayor mercado. Solo hace poco la casa de subastas Morton vendió un autorretrato de la célebre pintora mexicana María Izquerdo en 2.1 millones de pesos, en la misma noche que se ofertaron 194 obras de Diego Rivera, Dr. Atl, David Alfaro Siqueiros, Juan Soriano y Gabriel Orozco entre otros. Como una tarea titánica se vislumbraba la posibilidad de hacer una recopilación de algunos de los trabajos más destacados a nivel mundial en cuanto a pintura se refiere. Hemos intentado incluir artistas de todas las latitudes. Es así que en esta compilación, donde lo pictórico resuena con voz propia y sin necesidad de introducciones o textos explicativos, se incluyen del mismo modo el trabajo de pintores latinoamericanos, asiáticos, europeos o americanos activos en el medio. Cabe destacar lo jóvenes que son algunos, apenas rozando los veinte años, talentos apenas conocidos, a comparación de algunos otros ya con una trayectoria formada y establecida, aquellos quizás ya conocidos, favorecidos por el mercado y la crítica. Los dejamos a solas con esta visión de la pintura en el mundo hoy día, gratamente acompañada de algunas de las visiones también destacadas sobre el cine y la música en la pluma de Eloy Sánchez, y acerca de la literatura de la mano de Gabriel Rodríguez y Carlos El BienPensante. No podía faltar por supuesto, un acercamiento al trabajo de uno de los más destacados jóvenes talentos latinoamericanos en pintura, el chileno Guillermo Lorca, quien nos platica en una entrevista sobre su relación con esta actividad, que sigue hoy, en inicios del siglo XXI más vigente y viva que nunca.


La Tekla, Indice


ADAM CVIJANOVIC


Sassy Sally, 2003 Flashe vinyl paint and latex on Tyvek sheet 259 x 495 cm


Montana, 2009 house paint on Tyvek variable dimensions


Drink 2007 Oil on wood 72 x 72 in.

Adam Stennett


Girl from Above. 2007 Oil on wood 12 x 12 in.

Girl Looking Left with Tussin. 2007 Oil on wood 48 x 72 in.

Girl in Red Bikini with Tussin. 2008 Oil on wood 12 x 12 in


Untitled 2009 oil on canvas 33 X 38 cm

Adrian Ghenie


The Collector 3, 2008 oil on canvas 220 X 170 cm

Pie Fight Study 2, 2008 oil on canvas 55 X 59 cm

The Bath, 2007 oil on canvas 120 X 100 cm


Asgar Gabriel


Kunst ist Anarchie, 2011 oil on canvas 300 x 760cm


THE WALKING DEAD, 2011 oil on canvas 150 x 190cm


CLEANLINESS IS NEXT TO GODLINESS, 2011 oil on canvas 150 x 190cm


Shelter, 2005 Oil on Panel 53x39in.

Ashley Hope


Texas, 2007 Oil on Panel 29x42in.

Can-Opener, 2005 Oil on Panel 32x45in.

Horse Hair, 2007 Oil on Panel, 44x75in.


PEGGY WAUTERS EGGTH acrylic, spray and charcoal on canvas 48Ă—60 in.

Buddy Nestor


SONYA NESTOR acrylic and charcoal on canvas 16×20 in.

KATIE PERDUE acrylic, spray and charcoal on canvas, 48×60 in.

NICOLE BOITOS, acrylic and charcoal on canvas 16×20 in.


Comedia

En el último día del mundo, los mue arrastrar a los vivos hacia la fría tierra. apareció a todos y cada uno de los h nadie pudo negar que no fuera realme día del mundo, los amantes perman mantenga unidos por toda la eternidad juega solitario al balón, en un parque d del viento. En el último día del mundo fuego cayendo del cielo, pero si llovió del mundo, estoy en mi casa viendo especialmente buena. De repente, llam hora. Resignado apago el televisor y m destino. En último día del mundo me h la película.


ertos se levantan de sus tumbas para . En el último día del mundo, Dios se le humanos para anunciarles su destino, ente él, el Todopoderoso. En el último necen juntos, en un abrazo que los d. En el último día del mundo, un niño donde sólo se puede escuchar el ruido o no hubo terremotos devastadores ni ó bastante en la tarde. En el último día una película. Es una comedia, nada man a mi puerta. Sé que ha llegado mi me dirijo a la entrada para enfrentar mi hubiera gustado saber en que acababa

Carlos El Bien Pensante


La familia del diablo, 2007 Ă“leo sobre lino 198 x 198 cm

Daniel Lezama


Querido pintor, 2007 Oleo sobre lino

Modelo, vanitas, 2007 Ă“leo sobre lino


Hand, 2011 mixed media on canvas 67 X 56 in

Daniel Pitin


Discussion, 2011 oil on canvas 26 X 30 in

Play, 2011 oil on canvas 28 X 36 in

Cabinet, 2009 oil, acrylic and paper on canvas 155 X 210 cm


After The Gold Rush 贸leo sobre Tela 180 x 140cm

Diego Gravinese


Milk Girl 贸leo sobre tela 70 x 100 cm.

Pool Side 贸leo sobre tela 130 x 180cm.

La Duraci贸n de las Promesas 贸leo sobre tela 180 x 140 cm.


LANDSCAPE THROUGH LANGUAGE Oil on canvas 35 x 48″

Eli Horn


FLOATING MATTER IN EMPTY MUG oil on canvas 12x12 in

A BEGINNING OR AN END oil on linen 24x36 in.

TRIALS A Mixed media on board 32x 40 in


La música del azar: Calexico. Hace ya 14 años del estreno discográfico de la banda de Joey Burns (voz, bajo, guitarras) y John Convertino (batería). Surgieron como un experimento paralelo sin demasiada continuidad de la sección rítmica del grupo Giant Sand, y con el tiempo se han ido consolidando como un grupo de referencia en el diálogo entre el rock alternativo y la música americana de raíces. En su incansable búsqueda de nuevas texturas musicales, la tradición fronteriza se da la mano con el uso vanguardista de los sonidos. La frontera y el desierto de Arizona son los inspiradores visuales de un ejercicio musical mutante en el que tienen cabida, el mariachi mejicano, el neocountry, toques morriconianos, paisajismo instrumental, jazz cinematográfico, rock desértico y desolado, guiños al spaguetti western, lounge music... Todos los ingredientes combinados con la sabiduría y pericia de los dos músicos de Tucson (Arizona). Una música muy visual con la que soñar películas imaginadas, polvorientas road movies con secundarios mejicanos y antihéroes cansados. Música paisajista con guitarras que suenan a desierto, canciones en las que puede aparecer una marimba, unas congas, una batería de escobillas, unos violines o una trompetas, canciones instrumentales o cantadas por la voz seca de Joey Burns y con algún que otro invitado/a como Amparo Sánchez (ex Amparanoia).

Plano secuencia: In the Mood for Love / Deseando amar (Wong Kar-wai, 2000)

Película sencilla y artificiosa, arrebatadora, deslumbrante, fascinante, melancólica, glamurosa, elegante, efímera y permanente, clásica y atemporal, estilizada, romántica, primorosa, susurrante, sensual, barroca y evanescente... en la que Wong Kar-Wai alcanza la cima de su talento y consigue una auténtica lección de estilo y escritura cinematográfica, de planificación y puesta en escena y, en fin, de una mirada propia para contar una historia con todos los elementos a su alcance. Un film que se expresa de manera apenas susurrada, pero en cuyo interior bulle una pasión que confirma a su realizador como un lúcido cronista, lírico y romántico, del desamor y la incomunicación en el ir y venir cotidiano del universo urbano.

Chow (Tony Leung) trabaja en un periódico. Su Lizhen (Maggie Cheung) está empleada en una oficina. Ambos están casados y ocupan apartamentos contiguos en una estrecha pensión del Hong-Kong de 1962. Al principio se tratan con cordial frialdad, pero cuando descubren que sus respectivas parejas son amantes, se inicia entre ellos una tímida complicidad que desemboca en deseo. Deseo que traduce Kar-Wai no a través de las palabras de los personajes, sino mediante lo puramente visual - ralentís que subrayan miradas, roces, gestos, insertos de objetos que cobran sentido- y de la música - las canciones de Nat King Cole perfectamente integradas y las variantes del precioso tema princi… parce que pal compuesto por Shigeru Eloy Sánchez Gua Umebayashi, "Yumaji's Theme",- que alcanza el status de tercer personaje, como si arropara al hombre y a la mujer en su ir y venir entre estrechos pasillos y calles lluviosas.

Le

Deseo melancólico que intentan reprimir Chow y Su Lizhen porque ceder a su impulso significaría "ser como ellos", los otros, los adúlteros, los esposos, personajes que bien poco le importan al director, que los mantiene siempre fuera de campo. Le interesa la perspectiva de los engañados, sus angustias y sus vacilaciones, su intento de afrontar con forzada naturalidad la situación.


forma parte indisoluble de la propia historia narrada. Los encuadres y reencuadres confinan a los personajes en un espacio vital angosto del que parecen prisioneros, entre marcos de puertas, cortinas y espejos que los reflejan o difuminan sus contornos. El uso de la slow motion nos revela gestos de cortesía que duran más de lo habitual, miradas huidizas, manos que se rozan como por azar, y la utilización repetitiva de la música nos introduce en un pequeño universo de rutinas del que es difícil escapar. Wong Kar-Wai elude a propósito la escena crucial ¿hay o no relación sexual?- , aunque realmente se rodó la escena, que finalmente, con buen criterio, fue eliminada del montaje final. Con la elegancia de la elipsis, el plano de unas zapatillas rosas bajo una cama queda en nuestra retina para que a partir de ahí seamos copartícipes de la película y utilicemos el músculo más erógeno, la imaginación. Y el arte de Wong Kar-Wai revela que la maestría no está en la exhibición ostentosa sino en la sutilidad de lo que se elude al ojo que mira.

eolo

moi, je rêve, moi je ne le suis pas.

allart.

Una atracción amorosa vivida por Chow y Su como un peso perturbador sobre sus conciencias, que es sublimado entre paseos y encuentros en habitaciones por una pareja que teme ser adúltera y que es víctima de las contradicciones de su propio deseo. Deseando amar aparece esplendorosa ante nuestros ojos como un puzzle en el que faltan piezas y que nos pide en cada momento que dibujemos esas piezas invisibles. El asombroso trabajo de puesta en escena de Wong Kar-Wai, y de Christopher Doyle - su fiel director de fotografía -

Deseando amar, es también, un film-manifiesto de amor hacia dos actores, Tony Leung y Maggie Cheung, habituales en el cine del director hongkonés, que llenan la pantalla del significado de esa imprecisa palabra inglesa tan mal utilizada... COOL.


CHINESE PORTRAIT, 2005 oil on canvas 150 X 150 cm.

Feng Zhengjie


Chinese Portrait Series No. 26, 2008 Silkscreen Edition of 200 81 x 81 cm


Chinese Portrait L Series 2006 No.10, 2006 Oil on canvas 210 x 300 cm

China Series No.3, 2006 Oil on canvas


Chinese Portrait P, Series 2006 No. 01, 2006 Oil on Canvas 300 x 400cm


The Child Dreams 4, 2011 mixed media (oil and acrylic on canvas) 160 cm x 126 cm

Gottfried Helnwein


The murmur of the Innocents 24 2011 Mixed media (oil and acrylic on canvas) 200 cm x 300 cm

The murmur of the Innocents 4 2009 Mixed media (oil and acrylic on canvas) 160 cm x 231 cm

The murmur of the Innocents 22, 2011 Mixed media (oil and acrylic on canvas) 200 cm x 300 cm


Guillermo Lorca.


Casita de Dulces I, 2011 Oleo sobre tela


Casita de Dulces II. Oleo sobre tela.


Evento I, 2011 Oleo sobre tela


Evento II, 2011 Oleo sobre tela


Torta de Pinfua, 2011 Oleo sobre tela

Hermanitas, 2011 Oleo sobre tela


La Giganta II, 2011 Oleo sobre tela


Hay más días qu Gabriel Rodríguez Liceaga.

JARDÍN DE NADA

este sujeto se le comenzaron a a principio no le dio tanta impor más y más constante resultó i aprovechaban las impares n cabecitas gachas. Si él se paraba de la cama con un enorme Girasol cabizbajo y semitranspare docena de Claveles danzando. Salían tembloros el camino chorreaban caídos tallos atorados e Polinizaban que daba miedo. Sigilosos acorde donde fuera. En más de una cita amorosa, ros jugando malas pasadas con la chica en turno. T secas de Otoño no sólo porque cuando se dispon sino porque sus espectros eran los peores y m escándalo de su quebranto. Se ensañaron las espantado, dejó de visitar la tumba de su herm atosigado por los incontables brotes de florecilla simple hecho de apagar la luz era rodearse de u que brotan al soplar un Diente de León. En to pararon de estar presentes todo tipo de flores Nochebuenas, ramos de boda, Rosas que se llam

A

Pasó mucho rato y el pobre hombre se d apariciones encapulladas, hasta podían llegar a hora en que el sol hace que las cosas parezcan pi los fantasmas adornaban todo abrir de ojos abandonado, optó por asimilar aquello como jardinero. Aprovechó la proximidad de su jubi de colores que no todo mundo sabe existen. A cad enteras. Amándolas, atendiéndolas, platicándo un lugar en su corazón y corona; consiguiendo a las más guapas y que en su jardín lograban enten


ue chorizo.

aparecer los fantasmas de las flores muertas. Al rtancia pero conforme dicho fenómeno se hacía imposible ignorarlo. Mañosas, las apariciones noches de soltero para asomar sus telúricas n antojo de agua fría, en el pasillo se topaba con ente, una Magnolia flotando en la pieza o una samente de los parques y ventanas. Macetas en en el eterno pause de su deshojada desdicha. eones de distintas flores muertas lo seguían a sas con o sin espinas hacían acto de presencia Tuvo que dejar la gustosa manía de pisar hojas nía a quebrar una resultaba que no estaba ahí, más recalcitrantes, reproduciendo por horas el flores de ultratumba con el pobre sujeto que, mano porque apenas entraba a un panteón era as escupiendo pétalos en cada tumba. A veces el una lluvia irremediable de las delgadas letras ye oda su vida y dependiendo la época del año, no s sueltas y arreglos caros, Amapolas, Claveles, man labios de mujer; marchitas, con sed.

dio cuenta de que no eran muy ruidosas aquellas a verse hermosas en grupos de varia índole a esa inturas. Como fieras o nubes o marcas de agua, s, rostro de político y boca de lobo. Viejo y una señal y encontró apremiante la labor de ilación para hacerse de un jardín pluricultural da dulce explosión le dedicó sus tardes últimas y oles sus impresiones de la vida, prometiéndoles así las visitas ulteriores de sus flores predilectas, nder y perder la belleza.


Two People Arrive in the Lobby with Perfect Hair and Makeup, 2008 Mixed Media (oil, acrylic, acrylic ink, pen, pencil, charcoal, spraypaint, photo transfer) on canvas 107 cm x 152 cm

Ian Francis, UK

H O 5


A New Band Gets Tired of Their Own Song, 2011 Oil, acrylic, ink, pen, charcoal, Graphite on canvas 36 x 50 in.

Walking Down A Street A Person is Crushed By Light, 2010 Mixed Media on canvas. 36 x 50 in.

High Angle Deer Park, 2011 Oil, acrylic, ink, pen, charcoal, graphite, photo transfer on canvas 54 x 72 in.


A girl comes home to find that everything has been wrapped up (Limbo 2), 2010 Mixed Media on canvas. 107.5 cm x 153 cm


Untitled, 2010

Jakub Julian Ziolkowski


Oesophagus, 2008 Oil on canvas 175 x 210 cm

Untitled (Into the Hole), 2010 Oil on Canvas 134x160cm

The Clash, 2010 Acrylic And oil on canvas 175x210cm


Kindred 2008 oil on canvas, 62 x 44 in

Jenny Morgan


New Territory 2009 oil on canvas 30 x 20 in

Captured 2008 oil on canvas 25 x 19 in

1981, 2010 oil on canvas 44 x 34in


Jeremy Geddes


HEAT DEATH 2009 Oil on Board


There is Glory in our Failure, Oil on Linen, 2007


The Street, Oil on Board, 2010 - 2011


Section, 2010 oil on canvas 88.5 X 73 in.

Justin Mortimer


Haftling, 2010 oil on canvas 72.5 X 90.5 in.

Dog, 2010 oil on canvas 88 X 72.5 in.

Cleaners, 2009 oil on panel 61 x 81 cm.


The Actor Hezekiah Washington as Julian Carlton Taliesen Murderer Frank Lloyd Wright Family, 2009 acrylic on pvc 30 7/8 x 24 7/8 x 1 7/8 in.

Kerry James Marshall


Portrait of a Curator (In Memory of Beryl Wright), 2009 acrylic on pvc 30 7/8 x 24 7/8 x 1 7/8 inches

Untitled, 2009 acrylic on pvc 61 1/8 x 72 7/8 x 3 7/8 inches

Untitled (Painter), 2010, Acrilic on pvc panel 47 1/2 x 43 x 4 in.


Holding a Flower Oil on Canvas 194x130.3cm

Korehiko Hino


A flower on the chest, 2009 Oil on Canvas 162x194cm

Two Runing Oil on Canvas 259.1x 193.9 cm

My nude, 2010 Oil on Canvas 162x 194cm


Untitled, 2008 oil on canvas 60x74in

Kristi Ropeleski


Untitled, 2008 oil on canvas 72x72in

Untitled, 2008 oil on canvas 72x72 in

Untitled, 2008 oil on canvas 60x72 in.


Scar Violet, 2007 oil on canvas 75 x 54.5 cm

Kyung, Sunghyun


The Student, 2007 oil on canvas 161.5 x 161.5 cm

9 PM, 2007 Oil on Canvas 90.9 x 72.7 cm

Shouting, 2007 Oil on canvas 162.2x130cm


La lírica sensata de Laura Marling. Por Edith Espinoza.

L

a lírica de la música popular está en un serio estancamiento temático desde hace muchos años. Aunque pueden citarse decenas de artistas y bandas cuya riqueza lírica es diversa, no puede negarse que la inmensa mayoría de las letras de la música popular giran en torno al amor/desamor romántico. En esa escasez de temas, las canciones que -en un acto de casi valentía- levantan la voz y nos cantan sobre cualquier otra cosa (realmente sin importar cual sea el tema) nos recuerdan que hay muchísimas más cosas de las cuales hablar que el amor eterno, versos románticos y francos reclamos de desamor. Uno ejemplo sobresaliente de esta lírica sensata y diversa se encuentra en las composiciones de una joven inglesa de apenas 22 años. Su música atrae no porque esté revolucionando el género un-folk con el que se le asocia, sino porque siendo una artista naciente y tomando en cuenta que el público joven es quien mejor ha recibido su trabajo es interesante observar como explora un amplio rango de temáticas en su lírica, casi siempre alejado del típico romanticismo. Laura Marling comenzó sobresalientemente su carrera musical hermanada con bandas nacientes de la onda nu-folk que estalló en Inglaterra hace poco más de un

lustro. Sus colaboraciones con bandas, al igual que ella, nacientes, como Noah and the Wale y Mumford & Sons hicieron que de la noche a la mañana cobrara notoriedad en la escena británica. En una escena cuyas últimos éxitos interesantes han sido dos mujeres de voz profunda -Amy Winehouse y Adele- cuyas letras reflejan un claro discurso casi monotemático sobre el desamor, la lírica de Laura Marling seduce a las mentes ansiosas de descubrir otros aspectos de las letras en la música. Su éxito ha sido moderado comparado con el de las dos anteriores, pero para una chica que a los 16 años ya tenía en el bolsillo su primera producción musical, es de alabarse el éxito y reconocimiento que ha cosechado. Más como una trobairitz que como una típica cantante, Laura nos habla sobre cosas que difícilmente ha vivido. Sus canciones más que anécdotas o referencias personales nos cuentan historias universales. Sus letras están fuertemente influenciadas por la literatura (con referencias a autores como Ibsen, Hemingway, Aldous Huxley y Homero), la filosofía (la fe y la ausencia de ella, la futilidad de la vida, los vicios y demás vicisitudes morales…) e incluso la historia.


El estilo musical de Marling, es más bien austero, evocador y notoriamente influenciado por grandes del género como Joni Mitchell, Bob Dylan y Johnny Cash. Si bien no puede afirmarse que su música sea una increíble revolución para el género, es impactante la madurez de sus composiciones a tan temprana edad y la entereza con que sabe preciosamente cómo quiere que suene su trabajo independientemente de las tendencias de la música popular. Muchas de sus canciones se caracterizan por un estilo desnudo donde ella sola, acompañada únicamente por las cuerdas de su guitarra nos cuenta historias lejanas pero profundamente humanas y por tanto íntimas. Si bien, aun le falta mucho camino por recorrer, Laura Marling se levanta en la escena musical con una propuesta madura. Con apenas 3 discos en el mercado y un éxito creciente, tenemos Laura para rato. Si su trabajo actual –que no deja de ser la obra de una joven, casi adolescente- muestra tal calidad, esperemos a ver lo que nos presentará después: no hay duda que nos quedan muchas historias por escuchar.


Butter Oil on Linen 66 x 44in.

Lee Price


Refuge Oil on Linen 44x 64in

Grilled Cheese II Oil on Linen 38 x 72in

Ice Cream II Oil on Linen 32 x 65in


Lui Liu


The Legend of Warloards, 2011 oil on canvas 180cm X 120cm X 5


TicTac Tatto - II, 2003 oil on canvas 157.48cm X 121.92cm


Maid in China, 2009 oil on canvas 150cm X 120cm


Madurez y contraste. La obr Por: Edith Espinoza.

P

profanas. Lo etéreo y lo cárnico, el miedo y la inocencia, lo putrefacto y lo virgen, la sangre y la sonrisa…

“Se me ha clasificado, como algún tipo de realismo pictórico aunque actualmente no es fácil encasillarse en un estilo como se hacía en el siglo pasado. Hoy en día sería imposible tenerles un nombre a todas las manifestaciones artísticas que hay. En general todas ellas, incluyéndome, son un híbrido de varias tendencias”, comenta el artista.

Sobre su método de trabajo, Lorca nos comenta: “Todo parte con ideas de imágenes que tengo recurrentemente en la cabeza o que aparecen de forma espontánea al estar viendo algo que me llame la atención. Esas ideas las anoto, las voy puliendo y cuando una me interesa lo suficiente comienzo a trabajar en la composición en un cuaderno de notas. Hecho esto último y si estoy conforme con el resultado, busco a los modelos, ocupo modelos de fotos y del natural; las escenografías las armo en el computador para regular la composición, pero también tengo en el taller parte de la escenografía que pinto en vivo si vale la pena hacerlo. También voy modificando la escena mientras pinto”

roducto de enseñanza y practica autodidactas, Guillermo Lorca, de apenas 25 años, exhibe una madurez extraordinaria tanto en su técnica como en la temática de su obra. Su trabajo recuerda claramente una corriente realista, más que clásica, osada, en una suerte de realismo profano.

Hijo de la escritora Beatriz García-Huidobro y nacido en Chile en 1984, Lorca siempre se ha encontrado en íntimo contacto con el arte. “Comencé cuando era niño, desde que tengo recuerdos siempre dibujé y cuando salí del colegio entré a estudiar arte” En su obra se aprecia el toque mítico de quien fuera su maestro, el pintor noruego Odd Nerdrum; así mismo, el pintor chileno declara que sus más grande influencias son “los artistas del periodo barroco, tanto en lo estilístico con respecto a la ornamentación y a lo abigarrado de la estética del período como por sus pintores, en especial Rembrandt. También, me interesan mucho las corrientes expresionistas, sus derivados y los trabajos de artistas contemporáneos como Matt Collishaw, Jenny Seville, Helnwein, entre muchos otros” Uno de los aspectos más sobresalientes de su trabajo es una cualidad cruda y sucia que a pesar del realismo del mismo se deja aflorar. Sus cuadros son una perfecta lucha entre la realidad y el sueño (uno de esos sueños donde todo es oscuro y mohoso), entre la inocencia y la corrupción. Esta característica se enfatiza sobre todo en su más reciente producción donde abundan los infantes como protagonistas de escenas demoledoramente

Mucho del trabajo artístico contemporáneo se centra ya sea en un realismo fotográfico o en una abstracción absoluta, pero el trabajo Guillermo Lorca logra una perfecta amalgama de distintas corrientes. Un realismo exuberante en sus personajes, pero que habita mundos obscenos por improbables (que muestran dignamente una clara alusión a la los cuentos y mitos infantiles: Hansel y Gretel, Caperucita Roja, La Bella Durmiente, Alicia en el país de las Maravillas…). Como se mencionó antes, la obra del artista chileno muestra una serenidad y firmeza que muchos alcanzan hasta la madurez –tanto cronológica como artística-. Al respecto, Lorca menciona: “No sabría decir en que punto de madurez estoy, creo que todavía falta mucho camino que recorrer, tengo muchísimas ideas que no he tenido tiempo de poner en práctica. El trabajo pude desarrollar una técnica de manera rápida, lo cual es muy útil para poder concentrarme en otros aspectos. Estoy muy satisfecho con lo que he hecho hasta ahora, pero en mi cabeza nunca es suficiente… me encanta la autosuperación, sino me aburro mucho.


ra de Guillermo Lorca.


Estoy abierto a otros medio de expresión artística para el futuro, pero sin dejar nunca de lado lo que hago mejor, sino potenciándolo con experiencias nuevas en otras áreas.” Guillermo nos platica sobre su trayectoria y sus proyectos: “Mi primer trabajo profesional fue a los veinte años, hice un mural inmenso (4x42 metros) para la viña Tabalí, de ahí salieron varios trabajos más. Hice un mural en el casino de la ciudad de Concepción y otros más para la estación de metro Baquedano en Santiago de Chile. No he tenido muchas exposiciones colectivas, pero sí bastantes individuales, tomando en cuenta el poco tiempo de carrera. También he participado en varias ferias de arte y he expuesto en Noruega. Actualmente tengo exposición individual en la galería Hilario Galguera en México, Distrito Federal hasta el 29 de Febrero y en el futuro cercano quiero ir a pasar una temporada en Berlín y ver como eso puede influir en mi pintura.” La combinación de un desempeño técnico elocuente y vivaz -con atmósferas desesperantes y misteriosamente deseables por mundanas y sensoriales- convierten los cuadros del joven pintor en imágenes extrañamente cotidianas, dónde todo parece estar bien (cándido, iluminado, inocente, bello) y al mismo tiempo se tiene la sensación de que todo está a punto de corromperse. Sin duda la obra de Guillermo Lorca sorprende a más de uno, no por nada se le menciona como uno de los nombres obligatorios dentro de la producción artística de su país y ha sido elegido entre los 100 jóvenes líderes de Chile. Siendo un artista que apenas comienza su trayectoria y viendo el resultado de su trabajo actual, es intrigante y llena de impaciencia ver las creaciones que nos esperan de él en años próximos. Sin duda, un pintor del que hay que estar al tanto y estar preparados para presenciar nada más que asombro.


69, possibly 80 oil on panel 25 x 37in

Michael Reedy


by 35 oil on pane 41 x 27in


let's go mixed media on paper 46 x 32 in


don't worry baby mixed media on paper 43 x 33in


Auburn Graphite, Acrylic and Oil on Canvas 15 x 24 in

Michael Shapcott


s

Kaya Graphite, Acrylic and Oil on Illustration Board 11 x 14 in

Onawa Graphite, Carbon, Acrylic and touch of Oil on Illustration Board 9 x 12 in


UNDERTOW, 2007 Oil on canvas 4'x3'

Monica Cook


Succi, 2009 Oil on Canvas 48 x 48 in.


Evicted from the Ladies Cage 2009 Oil on Canvas 48 x 60 in.


UNTITLED (WITH PUMPKIN), 2007 Oil on Canvas 5' x 5'


Nicola Samori

Rapture, 2010, oil on linen 300 x 200 cm


Ogni Estasi è Indecente, 2011 oil on copper 100 x 100 cm


L’Abietto Venerabile, 2011 oil on wood 70 x 50 cm


God turn all these things to the best, 2011 oil on wood 35 x 65 cm

Linea lucida di un Precipizio, 2011 oil on wood 40 x 30 cm


Reposo, 2007 Oleo sobre Tela 250x200cm

Omar RodrĂ­guez Graham


Morgana En Reposo, 2008 Oleo sobre Tela 190x170cm

Sebastian Sentado, 2009 Oleo sobre Tela 200x180cm


Saturno seg煤n Goya, 2010 贸leo y punta de plata sobre panel 231 x 163 cm

Roberto Cortazar


Figura frente al mar, 2009 贸leo sobre panel 175 x 140 cm


Estudio preparatorio para Los Desmembrados, 2009 Oleo y punta de plata sobre panel 160 x 122 cm


Figura en espacio rojo, 2009 贸leo, pintura de plata y barniz flating sobre tabla 150 x 100 cm


Robin F. Williams


Swiming Lessons, 2007 Oil on Canvas 72x48in.


Milking, 2010 Oil on Linen 50x54in.

Pocahontas, 2009 Oil on Linen 6x5 ft


Rescue Party, 2010 Oil on Canvas 80x90in.


LOS SENTIMIENT

En la mañana entré al baño, y como de cost dirigí directo al lavabo para enjuagarme la c tal manera, que me desperté el todo. En lugar distinto a mí. Tenía unos cuarenta años, lente pronunciadas en el pelo. Ante tal desconciert —Y bien… ¿le puedo ayudar en algo? —Mmmm… no te entiendo chico —me resp —¡Cómo que no entiende! Yo soy el que de que un completo desconocido se aparezca en debería estar reflejándome yo. —Yo soy tu nuevo reflejo. —¡¿Qué?! —Que desde ahora yo soy tu reflejo. —No, no, si le entendí, a lo que me refiero es —Tu propio reflejo se aburrió y decidió marc —Pero ¿cómo? Así nomas… ¿por qué no me —Según mis fuentes, se sentía solo. A diario pero nunca lo escuchaste, sólo lo usabas preguntaste cómo se sentía? —Bueno, no. Pero lo que dices no es cierto… Pasaron unos minutos en silencio, mirándon estuviera pasando a mí. Un fuerte sentimient cabeza y le pregunté al tipo del bigote: —Y ahora, ¿qué sigue? —Pues nada. Seguir con tu vida, supongo. —OK... y ¿cómo me veo hoy? —Te salió un barro en la mejilla derecha.


TOS DEL ESPEJO

tumbre, estaba medio dormido todavía. Me cara. Al verme en el espejo, me sobresalté de r de estar mi reflejo había un tipo totalmente es oscuros, un espeso bigote y unas entradas to, sólo atiné a preguntarle:

pondió el extraño. ebería estar aquí confundido con el hecho de n mi baño, en el espejo donde se supone que

que esto no puede ser posible. charse. Me enviaron a mí como sustituto. e aviso o algo? o te mandaba señales para llamar tu atención, para estar bien peinado. ¿Alguna vez le

… del todo. nos el uno al otro. No podía creer que esto me to de vergüenza se apoderó de mí. Agaché la

Carlos El Bien Pensante


For All The Doubts Oil on Canvas 216x175cm

Simon Birch


Regency Instellar Scout Oil on Canvas 153x153cm

Lightning Class Cruiser 2 Oil on Canvas 213x213cm

Spinal Mount Starcracker 2 Oil on Canvas 213x213cm


Down the Primrose Path, 2003 44 x 29 In. Oil on panel

Victoria Reynolds


Globular Cluster, 2010 16.5 x 20.5 Inches oil on canvas

Fat Mouth, 2008 16 x 16 Inches Oil on panel

Reindeer Slope, 2008-10 25.75 x 31.75 Inches Oil on panel


Viejos amigos. Por Edith Espinoza

Con todos sus buenos y viejos amigos rodeándola, llenando la habitación, Isabela dormitaba en su cama. Cansada y vieja, descansaba la fatiga de una vida entera. Al inhalar, un suave silbido agudo y cortante marcaba el ceder del tiempo de sus últimos momentos con vida en este mundo. Con una lentitud llena de vejez su cuerpo intento rodar en la cama, pero un molesto punzar en sus pulmones la hizo salir del sueño ligero en que reposaba. Se incorporó ligeramente y reclinada con la vista al frente, se repuso del esfuerzo mientras resollaba quedo. No tosió moribundamente. Isabel se quedó quieta en el silencio intermitente que provocaba su respiración añeja. Aún la tenue luz de la habitación le molestaba los ojos, así que los cerraba a ratos, aún somnolienta. Después de un rato de brumosa quietud –que pudo ser un pestañeo o unas horas- tuvo un chispazo de lucidez y despertó completamente. Al menos todo lo que puede estar despierta una vieja moribunda, flaca hasta los huesos y con los pulmones podridos. Mirando a su alrededor examinó su compañía. Su mente, sabiendo que se acercaba el final del trayecto, traía galopadamente a la memoria cientos de momentos incitados por la presencia de viejos conocidos. Resentida de las amargas enseñanzas y lágrimas que le habían traído tantos de ellos grito: – ¡Que puta, la vida! Al final, aquí postrada, con nada más que ustedes. Con sus malditos rencores y el odio que me han inculcado por cada humano que se ha ido y se queda, antes y después de mí. – y nadie le respondió. Como para interrumpir el silencio soltó un quejido amargo y les sostuvo la mirada. – ¡Mentirosos! Me prometieron mil vidas, mil viajes, mil experiencias…y simplemente no alcanza el tiempo, simplemente no alcanza el tiempo. – Un sonido hueco y grave le nacía en el pecho, una suerte de llanto que sus pulmones no soportaban, pero la presencia de sus compañeros la tranquilizo. Se percato de que había invitados a los que había olvidado hace tiempo, amigos de la infancia, otros con quienes compartió innumerables noches, maestros, compañeros de viajes y también, quienes siempre estaban en su mente, los amores de su vida, sus amados amigos, incluso sus hijos.


– ¡Benditos sus padres!, ¡bendito el momento en que los concibieron!, ¡bendito el momento en que nacieron!, ¡bendito el momento en que los conocí!– perdió el aliento, pero se repuso y continuó: – Me llevo la historia de tantos de ustedes: los buenos y los malos, los viejos, los jóvenes, su época, sus muertes, su vida. Toda yo les pertenece y en mi hora final ciertamente les digo que me han enseñado mi futilidad e infinita insignificancia y valió la pena y…– Isabel perdía el aliento, y con un último resoplido de vida continuó con voz quejosa y ojos vidriosos: –…no hubo tiempo para tantos y tantos me quitaron tanto tiempo, pero les digo al final, que los he amado con todo mi ser…– terminó la frase arrastrando las palabras y concluyendo con un pesado estertor, su quijada bajó sutilmente y sus ojos abiertos quedaron inmóviles. En la habitación no había una sola mano que los cerrara.


SET I, 2010 acrylic on panel 20 x 16 in

Winston Chmielinski


BILL I DON'T KNOW YOU, 2010 oil + acrylic on canvas 20 x 20 in.

TO PAUSE acrylic on canvas 36 x 36 in

PORTRAIT 14 acrylic on Claybord 12 x 12


Heart No.2, 2008 Acrylic on canvas 200x120cm

Wu Mingzhong


The two of us, 2009 Acrylic on canvas 200x250cm

Heart No.1 Acrylic on canvas 290Ă—210cm 2008

Hey, be careful!(Sumo Wrestling), Acrylic on Canvas 200x250cm


Sacrifical Corsage oil,acrylic on canvas 194.0×130.5㎝

Yasuyo Fujibe


Monochrome flesh, 2009 Oil on Canvas 116.5×116.5cm

Monochrome flesh (ephemeral) 2009 Oil on canvas 116.5×116.5cm,

Monochrome flesh (spring ephemeral) 2009 Oil on canvas 116.5×116.5cm


Untitled, 1997 Oil on canvas 25 x 20 cm.

Yue Minjun


Salute, 2005 Oil on Canvas 170x140cm

Backyard Garden, 2005 Oil on canvas 280 x 400 cm


Top of the Faith, 2011 Oil on Canvas 150x200cm

T O 1

Zheng Hong Xiang

W


The Memory of the Angle Oil on Canvas 150x200cm

We can not invincible, 2010, 200x120cm, Oil on Canvas

Byebye!, 2011 150x200cm Oil on Canvas


Swinging World, 2010 acrylic on canvas 200 x 150 cm.

Zhon biao


Space of life, 1996 130Ă—130cm


An alien Land, 1997 60Ă—81cm


Bodhisattva, 2002 200Ă—150cm


Chilhood Memory series, 2009 Oil on Canvas 130x100cm

Zhu Yi Yong


Chilhood Memory series, 2009 Oil On Canvas 130x100cm

No.4 Oil on Canvas 130x180cm

Family Memory 4, 2009 Oil on Canvas 130x100cm


ALKET A L etneidnepednI arutluC


La tekla Magazine  

La Tekla Revista de arte y Cultura Independiente publicación 100% web Edición Febrero 2012. Entrevista con el pintor Chileno Guillermo Lorc...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you