Issuu on Google+

Instituto Tecnológico Metropolitano, Medellín Colombia

Julio - Agosto 2009

Circulación: 20.000 ejemplares bimestrales I Distribución gratuita

Edición 53 ISSN 1692-7451

Libros de Secretos “Estamos en babas

Lectura fantástica para 748.148 familias. Una fundación que regala libros, hechos especialmente con asuntos para el hogar. Hasta junio se habían entregado 2.244.444 libros. ¡Ésta sí es revolución!

para hacer un doctorado”

Leer en pág. 19

“Los que se gradúan en el país se pueden contar con los dedos de la mano. Brasil y México gradúan 5.000 doctores al año. Esto evidencia el impacto que tiene el desarrollo industrial en aquellas naciones. América Latina invierta más en la guerra que en investigación y desarrollo”: Pedro Prieto. Entrevista en pág. 9

Clases: sillas completas 102 nuevos profesores

102 nuevos profesores de tiempo completo (88 ocasionales y catorce de carrera), iniciaron este julio actividades académicas en el ITM. La decisión de aumentar la planta de docentes obedece a razones de cumplimiento de cobertura durante el segundo semestre de 2009. “Como el Instituto sigue creciendo en este aspecto, tenemos que darle un apoyo decidido a la docencia”, dijo la vicerrectora académica del ITM, Milena Patiño Villa. El ITM terminará 2009 con 77 docentes de tiempo completo y de carrera, 173 ocasionales de tiempo completo, y 800 profesores de cátedra.

VITRINA ENTREVISTA PÁGINA 8 ITM, ejemplo de gestión pública: Rodrigo Rivera

Auditorías de calidad

Con 23.600 estudiantes matriculados para el segundo semestre de 2009, el ITM cumplió, con tres años de anticipo, la meta fijada por el Plan de Desarrollo 2008 – 2012. Con ello, el Instituto tiene cupo total en sus trece tecnologías y ocho ingenierías. Ahora, el reto para las directivas es garantizar la deserción mínima, con un trabajo intenso de mejoramiento académico y calificación de su personal.

Las mujeres inscritas, para el segundo semestre, superaron al número de los hombres. De 11.972 registros, 6.374 fueron mujeres. La tesis del Rector de “hacer a las mujeres ricas, humana y materialmente, mediante el conocimiento” fue el factor determinante para que sucediera. El subsidio del programa “Inscripción gratuita de mujeres” fue de $204 millones.

Catorce auditores del ITM, coordinados por CT&S PÁGINA 10 la Oficina de Control Interno, realizaron durante Simposio NANOCOLOMBIA 09 julio, el primer ciclo de auditorías internas, con miras a la recertificación de Calidad 2009. Las auditorías se hicieron a los quince procesos institucionales, con el  propósito de evaluar la conformidad de los procesos y procedimientos del ITM frente a los criterios establecidos en las normas ISO 9001:2008 y NTC GP1000:2004, articuladas con el MECI 1000:2005. En la programación, se pusieron a prueba los conocimientos adquiridos en las capacitaciones de auditores internos, y se midió el nivel de implementación de las normas NTCGP 1000:2004  e ISO 9000:2008, articuladas con el MECI, para la identificación de oportunidades de mejora para todos los procesos.




memoria

Julio - Agosto 2009

Jorge Isaacs y el periodismo:

Radical y romántico Por Carlos Bueno Osorio

Un periódico para ser presidente del Estado de Antioquia. En 1868, Isaacs redactó, con Sergio Arboleda, La República. Su periódico, La Nueva Era, era editado en Medellín. Conocidos periodistas como Camilo Antonio Echeverri, “El Tuerto”, y Fidel Cano, lo hostigaron. Fidel Cano le dedicó anónimos durante la jefatura militar. Cuando grandes cantidades de tinta se empleaban en la defensa de las causas.

E

n 1880, la capital del Estado Soberano de Antioquia, Medellín, no pasaba de los 30 mil habitantes: “Funcionaban tres bancos: el de Antioquia, el de Restrepo y el de Botero Arango, cuatro malos hoteles atendían a los pocos parroquianos que visitaban esta tierra. Sus diversas actividades de entonces se limitaban a siete carpinterías, cinco sastrerías, seis boticas, cuatro peluquerías, seis cantinas, dos fotografías, tres imprentas, dos casas de baños públicos, siete zapaterías y una litografía. Existían 52 casas de dos pisos y una de tres pisos, catorce consultorios médicos, tres fábricas de mala cerveza, una casa de locos, cuatro herrerías y un hospital de caridad”, según la prolija y exhaustiva enumeración de Lisandro Ochoa en Cosas viejas de la Villa de la Candelaria. A este desierto llegó Isaacs a lanzar sus consignas anticlericales y de liberación social desde su periódico La Nueva Era. Radical y romántico. Miguel Antonio Caro, el más integral escolástico de la historia nacional, que años atrás había corregido las pruebas tipográficas de la primera edición de María y lo protegió en sus primeros años en Bogotá, soltaría esta diatriba: “Isaacs, hombre de naturaleza vigorosa y activa, ha sido comerciante, periodista conservador por los años 1868-69, representante de la misma calificación política, radical, y Cónsul en Chile poco después, desgraciado empresario agrícola a su regreso al Cauca, militar, personaje revolucionario en Antioquia en 1879, explorador científico en el Magdalena... revolucionario luego y ahora contratista del mismo gobierno para explotar las carboneras de la Guajira. Malo es salir un hombre de su esfera, porque se expone a no hallar reposo, ni llegar a ninguna parte. No censuraríamos a Isaacs sus mudanzas políticas, si no se hubiese empeñado al mismo tiempo, en hacer gala de incredulidad y de odio al clero... y esto es lo que no han perdonado las musas, porque poeta materialista es una antinomia, un imposible”. Cierto. Luchó bravamente contra la desadaptación y ésta fue el principio de todos sus fracasos. Procedía sobre bases ilusorias, sobrado de confianza en sus propias fuerzas y en su capacidad de sacrificio,

redacción de La República le abrieron el camino de la política, a la que estuvo vinculado activamente hasta 1881. Al tiempo continúa con sus colaboraciones en varios periódicos literarios. Hace suya la convicción de que sin instrucción no hay desarrollo. A partir de noviembre de 1874 ocupó varios cargos oficiales en la Instrucción Pública del Cauca: delegado especial e inspector en los municipios de Palmira y de Cali. César Conto lo nombró superintendente de Instrucción Pública, cargo que reasumió una vez terminada la guerra civil de 1876 y que dejó a los pocos meses, al ser nombrado secretario de Gobierno. Años más tarde, entre enero de 1883 y mayo de 1884, asumió el cargo de director de Instrucción Pública del Estado del Tolima.

nunca contó con los factores objetivos que destruían inexorablemente sus proyectos. Como afirmó Cornelio Hispano: “tuvo el sentimiento trágico y estético de la vida. La vio como un espectáculo emocionante y la sufrió como un drama”. Buscador insaciable de riqueza, peregrino impenitente por todo el país, explorando minerales, Isaacs descubriría petróleo y carbón. En 1857 había hallado yacimientos de hulla y otros metales en Urabá. En 1867, cuando ya gozaba de reconocimiento como poeta y literato, por haberle publicado un libro de poemas los miembros de El Mosaico y haber divulgado María, aparece como redactor del semanario conservador La República, en Bogotá, para sostener la candidatura presidencial de Pedro Justo Berrío. Aquí publicó regularmente los editoriales y varios artículos de tema principalmente político, pero también de tema social y económico. Su filiación política no le impidió pertenecer a la masonería. Su fama literaria y su desempeño en la

Finca El Paraíso, Valle del Cauca.

Educación y religión La polémica acerca de la educación y la cuestión religiosa entre el radicalismo caucano, representado por César Conto y Jorge Isaacs, con las autoridades eclesiásticas y con los conservadores, se desarrolla durante 1876 entre las Sociedades Democráticas y las Sociedades Católicas del Cauca, tiene como tribunas los periódicos El Escolar de Popayán, La Escuela de Neiva y El Programa Liberal, por una parte, y los periódicos conservadores del país, entre los cuales ocupaba el primer lugar Los Principios de Cali. A pesar de las dificultades que tuvo que enfrentar para su realización, el programa educativo impulsado en el Cauca por Conto e Isaacs fue en su momento el más ambicioso y progresista del país. En 1879 llegó nuevamente a Antioquia, donde su amigo Tomás Rengifo ocupaba la presidencia del Estado. En junio de 1879 asumió la dirección del periódico radical La Nueva Era, donde publicó inflamados editoriales y violentas diatribas contra los nuñistas y los conservadores. Rengifo abandonó el cargo a fines de 1879, en medio de una situación confusa. El 25 de enero de 1880, el vicepresidente Pedro Restrepo Uribe se declaró presidente en ausencia de Rengifo. Tres días más tarde, un golpe militar depuso a Restrepo, y el 29 de enero el general Ricardo Gaitán Obeso asu-

mió la presidencia. Al día siguiente, en la vecina población de Rionegro, Jorge Isaacs anunció que él era el verdadero presidente del Estado de Antioquia y avanzó sobre Medellín con un ejército que lo respaldaba. Durante un mes, el novelista se mantuvo en el poder en una situación que ha sido juzgada de rebelde, ya que en propiedad Restrepo era el legítimo sucesor de Rengifo. Isaacs ordenó la captura de este último, mientras buscaba legalizar la situación ante el gobierno central, pero Rafael Núñez no lo apoyó en su aventura. El 9 de marzo, Isaacs claudicó y reconoció a Restrepo Uribe como presidente. Ese mismo año regresó a Bogotá para ocupar su curul en el Congreso, pero esta colectividad lo expulsó por haber empuñado las armas contra el gobierno constitucional. Isaacs tomó de nuevo la pluma para defender su causa en el libro La revolución radical en Antioquia, aparecido en Bogotá en 1880 y que reúne todos sus artículos de La Nueva Era.

Radical y romántico Cuando se proclamó Jefe Civil y Militar del Estado Soberano de Antioquia en enero de 1880, ante una veintena de desprovistos guerreros que era todo su ejército, no tuvo dificultad en arengar: “Si los traidores a la causa liberal cometieran la insensatez de provocarnos a lucha en el Estado de Antioquia, terrible escarmiento tendrían, i sí para la salvación de esa causa se hace necesario un Atila, héle aquí: ese Atila se tendrá”. Cuarenta y dos días después disuelve sus escasas tropas para evitar que los liberales se maten entre sí. Así era él. Romántico. Radical y romántico. Perdedor y romántico. La cuartelada de Isaacs, la bautizó en su momento Tomás Carrasquilla, en una obra menor ambientada en ese instante histórico y agregaba: “En una lucha que no estaba restringida a las amenidades de la milicia armada, pues grandes cantidades de tinta se empleaban en la defensa de las causas”. Varios años después, cuando se preparaba para dar el golpe de mano en el Estado Soberano de Antioquia, escribió en un editorial de su periódico La Nueva Era, editado en Medellín: “No intente el Conservatismo, que no insista en recuperar aquí su dominación anacrónica y absurda, que no pretenda hacer de Dios un aliado para la satisfacción de ridículos orgullos y viles avaricias, porque si tal hiciera, si tal locura lo cegara otra vez, las espadas liberales, sí, esas espadas, léase bien, serán azotes implacables sobre los contumaces rebeldes, y nada, nada bajo el sol podría detener la justa cólera de los siervos de ayer, víctimas del feudalismo ultramontano hasta ayer, y libres y victoriosos hoy”.

“Jefe de esa zambra hebreo-morisco-beduina” Pero, no todo marchó bien para Isaacs en Antioquia. Conocidos panfletistas y periodistas como Camilo Antonio Echeverri, El Tuerto, y Fidel Cano lo hostigaron. Echeverri escribió: “A mí nadie me ha tratado mal, es decir, grosera y bajamente, sino Jorge Isaacs. Elevado por una chusma al rango de jefe de esa zambra hebreo-morisco-beduina a la que él mismo dio el pomposo nombre de Revolución radical en Antioquia”. Fidel Cano le dedicó muchos artículos y anónimos y durante la jefatura militar, publicó un periódico clandestino llamado El Látigo, del cual se resintió fuertemente Isaacs. Éste replicaría: “Se nos llama extraños, huéspedes intrusos en el propio suelo de Colombia; hay hombres que nos quisieran expulsar de él, como si nuestra existencia dañara sus sembrados, como sí en nuestra pobre existencia necesitáramos de su oro, como sí el pan de sus mesas hubiéramos probado, como sí nuestra voz pudiese levantar en marejadas rabiosas sobre ellos a los hijos de la miseria y del dolor. Se nos llama huésped desagradecido. En el Estado del Cauca habitan más de 40 mil hijos de Antioquia y los protege el partido Liberal del Cauca. Allá no es tacha ni delito ser nacido en Antioquia”. Pero, ¿a qué tierra vino el novelista a soltar su verbo radical? Sanín Cano recordaba que “la prensa de la capital no era conocida sino de una o dos personas suscritas a El Diario de Cundinamarca. Ejemplares de libros publicados en Bogotá solían llegar a personas favorecidas por el destino. Recuerdo que María de Isaacs, en un solo ejemplar, pasaba de casa en casa, bañado en lágrimas del vecindario”. Isaacs había regresó a Medellín en 1879, luego de hacer estremecer el Congreso con sus discursos contra la anunciada Regeneración de Núñez y Caro. Asistió al lanzamiento del lema que marcó ese tramo de la historia nacional Regeneración administrativa fundamental o catástrofe. Y con su verbo contribuyó a que el general Julián Trujillo clausurara el Congreso. Llegó a dirigir La Nueva Era. Órgano del lánguido radicalismo antioqueño en el poder con el general Rengifo. En la disputa con Fidel Cano, escribió que desde esa tribuna lucharía por la República hasta que el liberalismo lo releve: “Descenderemos de ella con honor, vivos o muertos”. En sus memorias, Mariano Ospina Rodríguez señaló el poco ascendiente que tenía Isaacs sobre la población. No sabían ni pronunciar su apellido.

¡Judío! ¡Novelista! Emiro Kastos, quien al final de su vida dio techo y alimentación al novelista y su familia para que no muriera de hambre en Ibagué, pintó el panorama espiritual de la ciudad en ese momento: “Las

Mausoleo de J. Isaacs, Cementerio de San Pedro.

mujeres, como siempre, encerradas en sus casas, vegetando sin sociedad y sin placeres, los hombres reuniéndose en las mismas partes, conversando de las mismas cosas, los jóvenes buscando en los vicios las emociones que les niega la monotonía social... y los viejos corriendo tras los pesos y economizando como si la vida durara mil años... así, es muy difícil conservar imaginación y entusiasmo, casi imposible tener talento... la vida en Medellín no merece la pena de ser vivida... las gentes no se sienten ligadas por ningún lazo de afecto y simpatía. Todo lo enfría el egoísmo y una codicia desenfrenada hace que la sociedad sea allí un estado de guerra permanente... no puede concebirse que haya tantos hombres juntos llevando una vida tan estúpida”. No parece que hayamos progresado mucho desde esos tiempos heroicos. Se tomó a Rionegro, arribó victorioso a Medellín en los primeros días de febrero de 1880. Derrocó a Pedro Restrepo Uribe, a quien sindicó de traidor al radicalismo y de nuñista. Curiosamente, cuando Isaacs alterna, tiempo después, en el palacio presidencial con la esposa de Nuñez, Doña Soledad Román, Restrepo Uribe está peleando contra el gobierno de la Regeneración. El ejército de la Unión envía refuerzos para restaurar el gobierno legítimo y nuestro poeta entrega las armas para que no se produzcan enfrentamientos entre copartidarios. El jefe conservador Carlos Martínez Silva resumió la aventura: “A pesar de todo, nosotros creemos que el señor Isaacs no combatirá. La posición suya, convertido de la noche a la mañana de poeta y novelista en general, es desesperada... comprendiendo su impotencia para luchar con probabilidades de éxito, celebrará una capitulación honrosa, en la cual sacarán libres los revolucionarios sus espadas y sus equipajes. Y éste será el resultado menos malo de esa torpe y criminal revolución, pues se ahorrarían así muchas vidas humanas y no tendremos que deplorar la muerte de Isaacs, que ha ofrecido dejar su cadáver en el campo de batalla. Sería una lástima que el poeta-general fuera a quedar tendido, atravesado por una bala cuyo cartucho estaría quizá hecho con una de las páginas de María. Ésta sería una muerte romántica pero... estaría mejor que fuera Efraín el muerto y no Isaacs, para que éste nos hiciera después llorar en otra novela, el trágico fin del amante de María”. Volvió a Bogotá para que el congreso en pleno, con el voto de los radicales, sus amigos, lo despojara de su investidura parlamentaria. Nunca regresaría a la política. Anota Mario Carvajal: “Estaba destinado a trabajar para los siglos y la mano de hierro de la necesidad lo puso a trabajar para el día que pasa”. Y cuando quieren descalificarlo, le gritan ¡Judío! ¡Novelista! Dirá: “Siempre ese libro en boca de quienes quieren dañarme ¿Qué es eso? Si fue un delito escribirlo, ¿así cómo ellos lo quieren, debo purgarlo? Y uno de los rasgos de su personalidad era la ausencia de odios personales. “Noto que usted no conserva remordimientos”. “Para qué nos hemos de odiar los hombres. La vida es tan corta”, respondió.


editorial



Julio - Agosto 2009

e d i t o r i a l

La educación tecnológica busca un espacio curricular N

uestro apreciado y respetado Presidente de la República afirmó, en la pasada Asamblea del BID y en noticieros de TV, que “250.000 jóvenes adelantarán estudios técnicos y tecnológicos durante un año y medio para tener un puesto de trabajo y poder acceder a la universidad”. Darío Montoya dijo que estos estudios se adelantarán en el SENA, en las áreas de electrónica, telecomunicaciones y artes gráficas, a un costo de $316.000 millones. En razón de lo corto del tiempo de un año y medio, creo que a duras penas se logrará un entrenamiento muy parcial o, simplemente, una capacitación en oficios. Nunca se podrá pensar en una formación tecnológica, en una formación para la producción. Mientras esto sucede en Colombia, el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), de Argentina, fomenta la educación tecnológica desde los primeros años escolares, y especialistas como Aquiles Gay y Miguel Ángel Ferrera, desarrollan programas de apoyo a los docentes. Creo que esos $316.000 millones quedarían mejor invertidos en un asunto tan importante como éste, y reportarían más beneficios para un crecimiento económico y un desarrollo social sostenible. En estas líneas, y apoyándome en los especialista mencionados, quiero referirme exclusivamente a la educación tecnológica, al campo disciplinar de la tecnología desde la óptica de una cultura tecnológica. No me detendré, por lo tanto, en la formación profesional de la enseñanza de la tecnología, propia de la educación terciaria. Permítame introducir el tema comentando que el ser humano se encuentra en una permanente interacción con tres mundos: el mundo natural, el mundo social y el mundo artificial o tecnológico. Los tres conforman el ambiente en el que se desenvuelve la vida de la persona humana y se crea cotidianamente la cultura (William Ogburn, 1995). El mundo natural establece la relación ser humano y naturaleza. Es el mundo que le fue dado al ser humano para que lo indague, lo investigue, lo descubra, lo describa. Éste es el mundo de la ciencia y surge cuando el ser humano busca descubrir y conocer, por la observación y el razonamiento, la estructura de la naturaleza. El campo de la ciencia es la indagación, su motivación es el ansía de conocimiento, su actividad la investigación científica, su producto el conocimiento científico, siempre publicable. El mundo social es el ambiente social humano. Ortega y Gasset dijo que para el hombre “vida significa no simple estar, sino bienestar. El bienestar, y no el estar, es la necesidad fundamental, la necesidad de las necesidades” (1933). Esto es cierto, pues el ser humano no busca adaptarse al medio, sino la adaptación del medio, por lo tanto, permanentemente plantea problemas

Por José Marduk Sánchez

La alfabetización en tecnología es prioridad para un país que pretenda un crecimiento económico y un desarrollo social sustentable. y necesidades y procura y logra soluciones que brindan calidad de vida. El mundo artificial es el mundo creado por el hombre por medio de la técnica y la tecnología. Herbert A Simon, en su libro Las ciencias de lo artificial (1978), afirmó: “El mundo en el que actualmente vivimos es más un mundo creado por el hombre, un mundo artificial, que un mundo natural”. La técnica y la tecnología responden a la voluntad del ser humano de transformar su entorno, buscando nuevas y mejores formas de satisfacer sus necesidades y solucionar sus problemas. El hombre empieza cuando empieza la técnica, sin la técnica el hombre no existiría ni habría existido nunca, decía Ortega y Gasset en 1933. El concepto de tecnología apareció en el siglo XIX, cuando se dieron los grandes cambios en los procesos productivos, y del ensayo y error se pasó al discurso racional. La motivación de la técnica y la tecnología es la satisfacción de necesidades del ser humano. Su actividad es el diseño, desarrollo y ejecución, es decir, la acción. Su producto son bienes, servicios, procesos y métodos. La tecnología, según Aquiles Gay, “es el resultado de relacionar la técnica con la ciencia y con la estructura económica y sociocultural, a fin de solucionar problemas concretos”. Una definición más descriptiva podría ser ésta: Una actividad social centrada en el saber hacer que, mediante el uso racional, organizado, planificado y creativo de los recursos materiales y la información propios de un grupo humano, en una cierta época, brinda respuestas a las demandas sociales en lo que respecta a la producción, distribución y uso de bienes, procesos y servicios. Cuando hablamos de técnica y de tecnología no estamos significando lo mismo, ya que la técnica constituye el componente procedimental de la tecnología, sin ser patrimonio exclusivo de la tecnología. La técnica es el procedimiento o el conjunto de procedimientos que tiene como objetivo obtener un resultado determinado, en el campo de las ciencias, la tecnología, las artesanías o de cualquier otra actividad. (Gay Aquiles, 1995). Este preámbulo, en líneas muy gruesas, me permite introducirme en forma abusiva al “Sistema Educativo” (léase aparato escolar) colombiano. La educación terciaria está centrada en la formación profesional, esto es, en la enseñanza de las ciencias y de la tecnología y, en esta última, como lo propone Antanas Mockus (1987), “los más recientes progresos del saber científico entran a ser vinculados con la producción y la economía, donde la formación científica más exigente se acompaña de la adquisición de criterios de optimización y donde en forma permanente se cultiva la capacidad de reorganizar procesos teóricamente afianzados”. Lo que se le pide a la educación terciaria es una formación fundamentada en principios, y no una simple enseñanza que degenere en entrenamiento para tareas específicas.

palabras más palabras menos

“En cuanto a robos, hurtos y estafas, eso no es delito aquí; es lo normal; la gente honrada cabe en una casa; de modo que es más fácil hacer cárcel para los honrados. Nuestro oficio es separar borrachos […] De suerte que aquí todo es soñado. El único negocio es ‘abrir café’; en los cafés se efectúan el amor, los delitos, los editoriales, todos los ensueños”.

Fernando González (1895 - 1964) Filósofo colombiano, nacido en Envigado (Antioquia)

La educación terciaria se queja permanentemente de la educación primaria y secundaria, ya que no brinda una educación básica, sino una educación mínima y mal traída, cuyos resultados generan deserción en la terciaria o grandes dificultades a los estudiantes. Es en este campo donde entra mi cuento y súplica de un espacio curricular para la educación tecnológica. El ser humano, en su niñez, percibe al mundo como una globalidad y a través de la observación y el análisis va diferenciando y descubriendo la realidad natural, social y tecnológica o artificial en las que se desarrollan todas sus actividades. La educación preescolar, primaria y secundaria de nuestro aparato escolar se quedó, y en forma poco seria, en las ciencias naturales y sociales, dotando, además, al estudiante, en forma muy parcial y precaria, del lenguaje de las matemáticas y muy pobremente en los códigos de la modernidad, pero no se ha dado la más mínima importancia al conocimiento tecnológico, que es el conocimiento vinculado a la acción. Es un ser humano formado pobremente en lo que es, pero no en lo que debe hacer. Nuestra educación preescolar, básica y media, sin ningún temor, debe ocuparse de la educación tecnológica. Esos $316.000 millones que el SENA se va a gastar en oficios que nadie necesita, si que nos servirían para esto. La tecnología debe ser un eje articulador de la formación escolar a través de la educación tecnológica como un área de conocimiento específica. En Estados Unidos de Norte América existe desde los años setenta y en Colombia aparece en la Ley 115 de 1994, pero limitada a computadoras sin computadoras ni Internet. Nuestros estudiantes salen con título de bachiller (inútiles con título), pero sin una cultura tecnológica, es decir, sin una visión integradora de todas las modalidades de la conducta humana y sin una concepción del ser humano como unidad que se compromete con todas sus potencialidades, en todos y cada uno de sus actos. La cultura tecnológica abarca conocimientos y habilidades relacionados con el espacio construido, en el que desarrollamos nuestras actividades, y con los objetos que forman parte del mismo. Cultura tecnológica es, en síntesis, la comprensión crítica del mundo artificial, y esta cultura tecnológica se construye por medio de la educación tecnológica. Es de advertir que la educación tecnológica no es una disciplina orientada a la formación profesional, es decir, no prepara para algo específico, sino que prepara para la vida y para una sociedad cambiante. La educación tecnológica le permite al estudiante reconocer los tipos de problemas que están dentro del campo de la tecnología, la particular forma de abordarlos y, además, comprender cómo se genera y cómo evoluciona el mundo artificial. La educación tecnológica vincula al estudiante en forma ac-

tiva y reflexiva con el mundo y le permite desarrollar su capacidad creadora e inducirlo a imaginar soluciones viables para los problemas al mundo artificial que los rodea. La educación tecnológica le presenta al estudiante la tecnología como una forma de pensar y transformar la realidad. Insisto, la educación tecnológica no puede degenerar en un trabajo manual, en una expresión plástica, en una ciencia experimental, en una simple introducción a la formación profesional. Nunca haga esto, pues se pierde la esencia de la educación tecnológica. ¿Qué hacer, entonces? La educación tecnológica permite desarrollar una actitud crítica y reflexiva en relación con los problemas que se presentan en el mundo de la tecnología; analizar objetos y sistemas técnicos para comprender su funcionamiento, su forma de uso, sus controles, cómo fue diseñado, cómo fue construido; planificar la ejecución de proyectos tecnológicos acorde con las edades de los estudiantes; expresar y comunicar las ideas y decisiones adoptadas en el transcurso de la realización de proyectos tecnológicos; desarrollar una actitud de indagación y curiosidad hacia los elementos y problemas tecnológicos, analizando y valorando adecuadamente los efectos positivos y negativos de la tecnología en la evolución de la sociedad y medio ambiente. (cfr. Introducción al currículum español). Quiero terminar con una gran súplica a los maestros colombianos: Que inserten definitivamente la tecnología en la cultura por medio de la educación tecnológica, la que se debe servir desde los primeros años de preescolar hasta la educación media. Es su deber la alfabetización en tecnología para que sus estudiantes comprendan el mundo artificial en que viven, adviertan sus principales tendencias, tomen conciencia que los objetos que los rodean son respuestas a problemas y necesidades y que su uso modifica la realidad, identifiquen los objetos tecnológicos más pertinentes a su realidad, comprendan los aspectos operativos y funcionales de los mismos, asuman una actitud compresiva y crítica frente a la tecnología, reconozcan la interdependencia entre la tecnología y las condiciones sociales, económicas y culturales, tomen conciencia de la necesidad de toda intervención tecnológica, aprendan a formular y resolver problemas y, sobre todo, valoren la cultura tecnológica. Reitero, éste es un deber de cada uno de los maestros colombianos que están en preescolar, básica y media. La educación tecnológica tiene su espacio curricular propio, pero cruza todas las áreas del saber. Seguramente alguno de los maestros colombianos dirá: “Marduk, no estoy preparado para eso. Usted tiene toda la razón y el Estado tiene el deber de prepararlo. Para eso qué bien nos servirían esos $316.000 millones que se va a gastar el SENA”.

a veces llegan cartas ¿Qué pasó con la separata?

Felicitaciones

Estimado señor director.

Jairo, esta mañana, en el reconocido y singular “escaparate” de Héctor Rincón, en la estación local de Caracol Radio, escuché algo que no por sabido me gustó menos, todo lo contrario, lo aprecié más. Decía que algunos de sus amigos que son lectores desde 2003 de LA TEKHNÉ, el periódico del ITM, y gracias a las colaboraciones del economista y profesor de Idiomas del ITM Mario Ceballos Abad, le seguían la pista, a modo de bola de cristal, a las noticias que, desde ese año, presagiaban la crisis financiera mundial. Hacía, en resumen, un reconocimiento a la calidad de la información de nuestro periódico, a la agudeza y pertinencia de sus contenidos, y al especial colaborador.   Creo que mucho de ese aplauso y figuración en la conocida columna, del más conocido periodista, te cabe a ti. Salúdame por este hecho, igualmente, a Marleny, Mario y Jorge Eusebio.

Leo el periódico LA TEKHNÉ desde su fundación y me ha parecido un periódico lleno de artículos de interés. Particularmente, en la separata en inglés encontré magníficas anotaciones sobre el rumbo que tomaba la economía global desde mucho antes de la declaración de la recesión. En el último número me emocionó encontrar el lúcido ensayo de Bertrand Rusell y el homenaje implícito que esto significaba hacia ese espíritu libre y crítico. Igualmente, me pareció muy notable el artículo del señor rector J. Marduk Sánchez, sobre la necesidad de modificar profundamente los sistemas de acreditación de la educación en Colombia. Pero, en cambio, manifiesto mi pesar por la desaparición de la separata en inglés. ¿No podrían reanudarla? Atentamente, Jorge Alberto Naranjo Mesa

Ana Agudelo de Marín

Técnica, del griego Tekhné, que significa saber hacer las cosas Periódico La Tekhné Sistema de Información y Comunicación: EDITOR GENERAL: JAIRO OSORIO GÓMEZ EDITORA ADJUNTA: MARLENY ARISTIZÁBAL PÉREZ SALA DE REDACCIÓN: JORGE EUSEBIO MEDINA CORREA RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES: JORGE ALBERTO VELÁSQUEZ COORDINACIÓN CT&S: ÁLVARO MONTERROZA DIAGRAMACIÓN, PREPRENSA E IMPRESIÓN: EL COLOMBIANO INSTITUTO TECNOLÓGICO METROPOLITANO: Institución universitaria, adscrita a la Alcaldía de Medellín. Calle 73 No. 76 A 354. Conmutador. 440 5100 Fax: 440 5101. editorlatekhne@itm.edu.co www.itm.edu.co Medellín / Colombia La Tekhné es un periódico esencialmente pedagógico. Las opiniones y noticias publicadas en él son responsabilidad exclusiva del EDITOR GENERAL, haciendo uso de la LIBERTAD ABSOLUTA DE EXPRESIÓN que las directivas del Instituto otorgan al trabajo de sus empleados, tal como debe ser el espíritu de autonomía de la Universidad en todo país democrático.


opinión



Julio - Agosto 2009

¿Es posible hablar de Cultura ITM? Por Jorge Alberto Velásquez

L

a cultura es un concepto tan amplio y tan ambiguo en el que cabe “de todo”. Algunos antropólogos sostienen que la cultura es un comportamiento social. Otros, en cambio, dicen que no es un comportamiento sino una abstracción del comportamiento. Sabemos que los instrumentos de trabajo, la alfarería, la música, el baile, la moda y el estilo constituyen la cultura. Pero hay quienes consideran que ningún objeto material puede ser cultura. De la cultura hacen parte las costumbres y otros hábitos adquiridos por las personas en su calidad de miembros de la sociedad. También hacen parte de la cultura los comportamientos aprendidos y las relaciones de los miembros de la sociedad para comunicarse y convivir. Si hablamos de la cultura como comportamiento, como estilo, como hábitos y como formas de relación, podemos hablar, entonces, de la construcción de una “Cultura ITM” y tratar de establecer los elementos característicos y los factores que contribuyen a su formación. El ITM tiene claro su modelo educativo a partir de la convicción de que la educación pública es factor de equidad, de inclusión y de construcción de ciudadanía. El ITM sabe que la educación de calidad no solo discurre en las aulas de clase, porque también se educa con la infraestructura, con el espacio público y con los servicios, todo lo cual contribuye a crear un ambiente apropiado para el aprendizaje a partir de la valoración de todos los miembros de la comunidad universitaria como personas con derecho a una vida digna. El ITM piensa en el ser humano de una manera integral. Y al ver a la persona en todas sus dimensiones, se ocupa de la formación de ciudadanos, de personas con sentido de la dignidad humana, y no solo de tecnólogos o ingenieros. El ITM forma desde el reconocimiento de la igualdad y desde el respeto al otro. Desde la inclusión y desde la equidad. Así lo entienden estudiantes, empleados y directivos y lo comprenden quienes tienen oportunidad de conocer, tanto las instalaciones físicas de sus seis campus universitarios como sus programas institucionales. Quienes visitan el ITM se sorprenden gratamente por la calidad y el mantenimiento de aulas y edificios, la generosidad del espacio y el cuidado de las zonas comunes. Pero el impacto no se agota en lo visual. También se presenta por la diversidad de opciones académicas y culturales para los estudiantes (21.200 terminaron semestre en junio y 23.600 comienzan en julio), provenientes especialmente de los sectores medios y populares del área metropolitana, matriculados en sus trece programas tecnológicos, ocho ingenierías, la Especialización en Gestión Energética Industrial, programa pionero, y en sus dos maestrías, además de los líderes comunitarios que participan en sus programas de Extensión Académica. El paradigma del ITM es que para solucionar la pobreza hay que educar a la gente. Y en el fondo, detrás de la misión y la visión, detrás del modelo pedagógico y de los diagramas curriculares, lo que se busca es que esta sociedad pueda superar el bajo nivel de desarrollo que impide tener una justa y adecuada redistribución del ingreso, para que todos los ciudadanos puedan satisfacer las necesidades mínimas y buscar la dignificación de la existencia. Además de atender los requerimientos en materia de calidad y cobertura, de disponer de aulas en excelentes condiciones físicas y tecnológicas, y de equipos modernos y suficientes, edificios confortables y bien presentados, el compromiso es construir micro currículos que respondan a las exigencias de

la sociedad, teniendo por delante la búsqueda de la excelencia académica. Por todo lo anterior, es posible afirmar que el ITM, con el concurso de empleados, directivos y estudiantes, ha construido en el transcurso de los últimos doce años una forma de ser que para muchas instituciones representa motivo de admiración y ejemplo. El buen trato y la calidad del servicio son las bases de esa cultura organizacional que se irriga con fuerza entre sus distintos estamentos y que le llega a la comunidad convertida en imagen institucional. Pero hay otros factores que contribuyen a darle identidad cultural, como se describe a continuación: El Instituto Tecnológico Metropolitano es la mayor institución de educación superior de carácter municipal, con proyección regional. Concebido como un proyecto de ciudad que construye ciudadanía a través de la formación tecnológica, hoy tiene un liderazgo indiscutible en el panorama educativo, con programas y propuestas destinadas a darle a la educación el verdadero papel que le corresponde como eje de la transformación social.

Universidad del futuro Desde 2006, el ITM es Institución Universitaria. Ésta es la plataforma para el surgimiento de la universidad tecnológica del Municipio de Medellín, un salto cualitativo de gran impacto en la consolidación de esta

capital como ciudad educadora y en la cualificación de la oferta de educación superior en los niveles requeridos para afrontar los retos del desarrollo en un mundo regido por la globalización y la competitividad. En la historia del ITM y de la ciudad quedan las páginas de su trayectoria como instituto tecnológico, que demostró que la formación en Ciencia y Tecnología es una opción válida y necesaria para un país en crecimiento que, como Colombia, debe aprovechar las grandes potencialidades de su capital humano y de sus riquezas naturales. Con sus avances, el ITM le ha prestado grandes servicios al país y a la región. Y lo seguirá haciendo, porque cada día el reto es mayor. El ITM es resultado de la visión y las estrategias de un educador y un ejecutivo como el abogado José Marduk Sánchez Castañeda, quien recibió hace doce años un centro de estudios casi anónimo, con unas instalaciones físicas en estado deplorable y sin ningún peso en el panorama educativo de la ciudad. Su proyección académica, su crecimiento físico y el mantenimiento de su autonomía, más los programas de vanguardia en los que siempre está comprometido, le han merecido el respeto de la comunidad universitaria y de cinco

administraciones municipales sucesivas que valoran su capacidad de gestión y su creatividad.

Punto de encuentro El sistema de bienestar universitario, hoy certificado por el ICONTEC, junto con los demás procesos, está concebido para promover el desarrollo integral de la persona, brindando oportunidades concretas de mejorar la calidad de vida mediante el desarrollo físico, espiritual, intelectual, cultural y artístico, soportado en atención médica de primer nivel, apoyo socioeconómico y psicológico, y atención a las debilidades en la formación precedente. Éste es un programa en el que se reconoce el compromiso institucional no solo con la formación académica para la excelencia, sino también con el desarrollo personal y social de estudiantes y profesores. Los datos sobre deserción académica en la educación superior sorprenden y duelen. En Colombia, 48% de matriculados abandona sus estudios a mitad de camino. El programa Punto de Encuentro plantea lo que significa que uno de cada dos matriculados en la educación superior abandone las aulas o no obtenga su diploma universitario, y relaciona las alternativas que desde el ITM se realizan para garantizar la permanencia de sus estudiantes. Como una estrategia de bienestar universitario y con una visión humanista, Punto de Encuentro del ITM permi-

Coro de música ITM

te el seguimiento y la asesoría académica permanente, la ayuda psicológica y médica y de socialización a los estudiantes con dificultades en su proceso académico, para guiarlos hacia las soluciones adecuadas. El programa brinda asesoría en matemáticas, geometría, cálculo, álgebra y ecuaciones diferenciales, con los suficientes profesores de cátedra disponibles durante las tres jornadas académicas. Adicionalmente, un médico y ocho psicólogos atienden el componente de asesorías profesionales. De esta manera, el bajo rendimiento académico detectado a tiempo no es excusa para abandonar los estudios. Un programa propio que refuerza su cultura institucional son las Jornadas de Bienestar, que se celebran periódicamente bajo una consigna: “el bienestar también es cultura”, con actividades por fuera del aula que contribuyen a la formación integral de la comunidad y con la reflexión sobre valores ciudadanos, al ritmo de los géneros musicales de mayor aceptación entre sus estudiantes y profesores. Con la experiencia acumulada, a partir del Índice de Desarrollo Humano del PNUD será posible construir una tabla de indicadores propios que den cuenta del desarrollo humano y social de los estudiantes en la perspectiva de mejorar su calidad de vida. Y con base en indicadores agregados del Banco Mundial se podrá construir un Índice de desarrollo institucional, que incluya factores como: Participación y responsabilidad, Estabilidad, Ausencia de violencia y marco de resolución de conflictos, Efectividad del gobierno y competencia de los funcionarios y docentes, Calidad en la provisión de los servicios, Credibilidad en las decisiones, Identidad y sentido de pertenencia.

Profesionalización de las mujeres Preocupación permanente del ITM es brindar posibilidades de acceso a la educación a las mujeres, especialmente a las provenientes de estratos populares, como lo hizo en los dos últimos procesos de inscripciones, sin ningún costo para las aspirantes a ingresar en el primero y el segundo semestres de 2009. Ésta es una acción afirmativa en favor de grupos vulnerables de la población, que pone de presente su vocación por la inclusión y la equidad. Para el primer semestre del año, el esfuerzo del ITM para generarles a las mujeres condiciones dig-

nas de acceso a los beneficios de la educación, se vio recompensado con la inscripción de 6.877 mujeres, el 52% del total de inscritos. En el primer semestre de 2009 se inscribieron 13.186 personas, un 25 por ciento más que para el primer semestre de 2008. Para el segundo semestre se inscribieron 6.374 mujeres, el 53.2% de los 11.972 inscritos. Por segundo semestre consecutivo, el número de mujeres inscritas superó al de los hombres, rompiendo una tendencia de todos los años anteriores en la Institución. Las palabras del Rector, José Marduk Sánchez, son claras al respecto: “Vamos a aportarle todo a nuestra mujer de los estratos 1, 2 y 3. Tenemos que convertir a las mujeres de esos estratos en ingenieras. Si las hacemos ingenieras, las convertimos en mujeres ricas. Nosotros no queremos ni pretendemos mermar la pobreza. La pobreza no se merma, se acaba. Y la única manera de acabarla es mediante el conocimiento. Si nosotros le entregamos conocimiento a la gente del norte de la ciudad y les enseñamos a usarlo, va a ser rica”. ¿De qué riqueza se habla? De la riqueza del corazón, riqueza de la palabra, de las capacidades y de las oportunidades de ser mejores y de contribuir a la dignificación de la vida familiar y social. No de la riqueza monetaria, para obtener la cual no es necesario, siquiera, pasar por las aulas escolares.

Proyección desde la comunicación La comunidad también reconoce la presencia del ITM en la ciudad y en el país, por el significado de sus estrategias de comunicación y por la proyección cultural que cumplen los programas formativos, recreativos e informativos. El ITM, a la par con su misión de formar ciudadanos, ingenieros y tecnólogos “para la vida y el trabajo”, cumple con el compromiso de educar en el conocimiento de la ciudad de Medellín, de acercar la comunidad a lo que fue y a lo que es, recurriendo para ello a la televisión, con programas de calidad y de gran reconocimiento en el medio, y a sus distintas colecciones editoriales, que constituyen un aporte a la construcción de cultura ciudadana a partir de la comunicación como un proceso de pedagogía social. Aquí merecen atención las distintas revistas y colecciones editoriales, así como el periódico LA TEKHNÉ, en sus ediciones impresa y digital. Sobresale en su producción editorial de los últimos años la Biblioteca Básica Ciudad de Medellín, que engrandece al ITM y a la bibliografía nacional. Un esfuerzo sin parangón para lograr que los públicos de todas las generaciones tengan sentido de pertenencia por la ciudad a través del conocimiento de textos rescatados del olvido o de la exclusividad de algunos sectores intelectuales, para ponerlos en manos de investigadores, estudiosos, educadores y, en general, de todos los ciudadanos. Son obras de referencia que a lo largo de los años se volvieron de difícil adquisición, pero que son necesarias para conocer y comprender la dinámica de la ciudad a través del tiempo. Permitir la oportunidad de conocerlos y acercarse a estos textos es el mérito de la Biblioteca Básica Ciudad de Medellín, una deliciosa manera de encontrarse con la esencia común, con el pasado y el presente y de enfrentarse a las amenazas del olvido. En desarrollo de su filosofía institucional, el ITM creó el Centro de Estudios Ciudad de Medellín, el cual tiene como objeto el análisis de la problemática cultural, comunicacional, territorial y económica de la ciudad, para producir respuestas desde lo público y lo académico y promover la construcción de un proyecto de ciudad metropolitana acorde con la realidad. Con esa misma capacidad de proyección, el ITM creó recientemente la Facultad de Artes y Humanidades, con el propósito de garantizar que las relaciones entre arte y tecnología constituyan el eje de la investigación. El ITM es la mayor institución de educación superior de carácter municipal. Es un proyecto de ciudad que construye futuro a través de la formación integral en tecnología con un respaldo en las humanidades. El proyecto de vida ITM quiere darle a la educación el papel que le corresponde como centro de la transformación social. No es, pues, solo una institución de educación superior. El ITM es, hoy, una de las mayores empresas sociales del Municipio, preparada para afrontar los desafíos de la transformación de la ciudad, en un contexto de reconocimiento de la dignidad de la vida humana y de la cultura de la legalidad. Una institución académica nunca termina de crecer. Ahora el reto es responder a los desafíos de la globalización. La inserción en la sociedad del conocimiento, cuyos procesos son complejos, diversos y dinámicos, obliga a redoblar esfuerzos en materia de investigación y docencia. Los docentes tienen que responder a los estándares internacionales en cuanto a formación, capacitación permanente y dominio de aptitudes pedagógicas, capaces de llevar procesos investigativos idóneos, merced a la conciliación de sus proyectos de vida con el proyecto institucional. Ese es el siguiente paso, porque la cultura tampoco termina de construirse nunca. jorgevelasquez@itm.edu.co


opinión



Julio - Agosto 2009

Salario versus Calidad Por Milena Patiño Villa

La calidad de la educación debería ser la primera preocupación de los estudiantes universitarios, si esperan que el salario recompense los años invertidos en educación La élite

T

erminar la carrera profesional y graduarse se interpreta como una ritualización del progreso humano, con un cierto carácter de ingreso en la comunidad profesional correspondiente. Ello hace que la graduación de un profesional se viva entre la memoria de la tradición académica y de los recuerdos personales, y el deseo de un futuro mejor, tanto para cada uno los profesionales como para los diversos ámbitos sociales que se beneficiarán de la formación que cultivaron los profesionales durante el tiempo en que fueron estudiantes. La meta de la Institución, cuando gradúa a sus estudiantes, es que ellos regresen a sus lugares sociales con una mirada nueva, con un sueño renovado, con una adultez responsable y que empiecen a llenar sus lugares laborales con el impacto de una mayor productividad. El momento de obtener el título, de culminar la vida universitaria en una ceremonia de graduación, parece colmar las expectativas de los nuevos profesionales puesto que significa la posibilidad de tener un título para cambiar de trabajo, un título para acceder a un ascenso salarial, un título para evidenciar el progreso familiar. En efecto, las indagaciones de distintos economistas han demostrado que “niveles educativos más elevados se manifiestan en mayores productividades y éstas, a su vez, en salarios más elevados”1, lo que significa que más años invertidos en educación superior se traducen en mejores opciones laborales y salariales. Por defecto, se pone de manifiesto que “una persona con menos de doce años de educación tiene una alta probabilidad de ser pobre y de que sus hijos y nietos también lo sean”2. De acuerdo con el estudio de la CEPAL, citado por ANIF, esta conclusión parece mantenerse vigente en la mayoría de países en América Latina, pero no en Colombia, pues “junto con Argentina son los únicos países de la muestra donde el retorno a la educación superior descendió en términos absolutos”. Esto significa que en Colombia, en los años recientes, tener más años de estudios en educación superior no significa mayor ingreso salarial como en el resto de países analizados. Los investigadores aventuran dos posibles explicaciones para que la educación superior no signifique retornos en términos de la recompensa salarial: 1). La oferta de profesionales ha aumentado tanto que ha rebasado la demanda del mercado, y 2). Ha disminuido la calidad de los graduados, presionando un “de-mérito” por parte del mercado laboral.

Pese a que en el conjunto de los jóvenes colombianos, los profesionales graduados pueden considerarse privilegiados porque forman parte de la élite que ha tenido la oportunidad de adquirir una formación superior, respecto a los que terminan la secundaria, las cifras de cobertura en los años recientes muestran un crecimiento notorio en educación superior: “El número de estudiantes matriculados en la educación superior en Colombia pasó de 934 mil en 2000 a cerca de un millón 450 mil a finales de 2008”3. Este crecimiento de la cobertura en educación superior, al parecer, podría fundamentar la primera explicación: la oferta de profesionales es mayor a la demanda de éstos, según su campo de intervención laboral, lo que en últimas no permite una recompensa del mercado laboral medida en incrementos salariales (dato que se ratifica al comparar los perfiles de los egresados con los perfiles ocupacionales de éstos: no es extraño que las instituciones de educación superior reciban información de egresados que se dedican a actividades significativamente diferentes a las de su propia formación). La calidad de la educación superior en Colombia ha sido abordada desde el MEN mediante un sistema de aseguramiento conformado por un “conjunto de mecanismos que permite mantener y elevar la calidad de los programas académicos y garantiza el fortalecimiento institucional. [Este sistema de aseguramiento] tiene como punto de partida una acreditación obligatoria, a través de una verificación detallada del cumplimiento de las condiciones mínimas de calidad que establece el Decreto 2566 de 2003, y continúa en la acreditación voluntaria de alta calidad para culminar en la acreditación institucional”4. Sin embargo, este sistema de aseguramiento de la calidad todavía parece estar lejos de garantizar la calidad necesaria en la generación y transferencia de conocimiento hacia las capas productivas del país: según el ranking del Foro Económico Mundial, de un total de 117 países, Colombia ocupa el puesto 58 en innovación, el puesto 70 en transferencia de tecnología y el puesto 92 en absorción de tecnología por parte de las empresas5. Si, por otra parte, observamos la percepción que tienen los empresarios que contratan a los egresados universitarios, el 35% cree que la calidad de los profesionales que las universidades les entrega es negativa6. Este dato se agudiza para los empresarios del sector servicios, lo que manifiesta la falta de calidad para competir en la que se ha llamado la economía del futuro –sector terciario.

posgrado)7. De allí se destaca que las carreras con mayor ingreso salarial, en el nivel de pregrado, son Ingeniería de Minas ($2.729.324), Medicina ($2.087.414) e Ingeniería Mecánica ($1.715.448). Por otra parte, cuando los profesionales alcanzan el nivel de posgrado, las carreras más recompensadas, con una remuneración de más del doble que cuando sólo contaban con el pregrado, son Ingeniería Mecánica ($3.684.858), Ingeniería Eléctrica ($3.658.732) y Economía ($3.266.283). Las carreras menos recompensadas salarialmente, en pregrado y posgrado, son Artes representativas ($895.286) y Educación ($935.055). Todos estos datos demuestran que vivimos tiempos difíciles, llenos de riesgos, en los que constatamos permanentemente que lo antiguo ya no sirve y lo nuevo todavía no ha nacido: tiempos de incertidumbre, entre el “déjà non” y el “pas encore”. Pero son también tiempos apasionantes que exigen espíritus recios con tanta osadía como prudencia. Bien sea porque el crecimiento en la oferta ha rebasado la demanda de profesionales, o porque el desempeño global de los profesionales que demandan las oportunidades laborales haya disminuido, la clave se mantiene en la calidad de la educación que el estudiante exige a la Institución y que él construye en la relación enseñanza-aprendizaje. A la hora de diferenciarse de “otros” profesionales y competir por las ofertas del mercado laboral es fundamental el bagaje que el estudiante haya desarrollado durante su vida universitaria y el portafolio que pueda presentar a la empresa como su propio valor agregado: su cualificación extracurricular, su participación en el desarrollo de proyectos tecnológicos, proyectos de investigación básica y aplicada, pasantías empresariales, su capacidad de escribir, de comunicarse en una segunda lengua y trabajar en equipo. En últimas, la calidad de la educación –y no el título– debería ser la primera preocupación de los estudiantes universitarios si quieren que el salario que reciban sea la recompensa a los años que han invertido en educación superior.

Hacer y actuar

Las instituciones educativas, en general, y el Instituto Tecnológico Metropolitano en particular, son conscientes de que las fuentes de su sentido no están en ellas mismas, sino en el entorno social en el que viven: “Non nobis nati sumus” (no hemos nacido para nosotros), afirmó Cicerón. Nuestra obligación, originada en nuestra razón de ser, está en poner todas las mayores y mejores condiciones posibles para los estudiantes, mientras que la obligación primordial de los estudiantes consiste en hacer y actuar. En la Ética a Nicómaco, Aristóteles estableció la diferencia Los mayores ingresos entre hacer (que él llamó poiesis) y actuar (que designó como praxis): “Porque ni es el actuar una manera de hacer, ni el hacer una manera Con base en la información disponible del Observatorio Laboral para la del verdadero actuar. La poiesis es una manera de hacer […], dar naciEducación del Ministerio de Educación Nacional, Portafolio elaboró una miento a algo cuyo origen está en su hacedor y no en la cosa. El hacer tabla de promedio salarial según el área profesional y el nivel (pregrado- siempre tiene una finalidad que no es él mismo; y no así la acción, puesto que la buena acción es en sí misma un fin. La perfección en el hacer es un arte; la perfección en el actuar, una virtud”. Los estudiantes y profesionales que sepan hacer y actuar, en el sentido aristotélico, serán los que puedan mantenerse a flote en el inmenso mar de la sobreoferta y el deterioro de la calidad de los profesionales que perciben los empresarios. Para lograrlo es necesario caminar la vida diaria a hombros de gigantes: “Si he visto más lejos, es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes” escribió Isaac Newton en una carta a Robert Hooke, parafraseando a Bernardo de Chartres: “Somos como enanos a hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura”.

Con base en la información disponible del Observatorio Laboral para la Educación del Ministerio de Educación Nacional, Portafolio destaca las carreras con mayor ingreso salarial, en pregrado: Ingeniería de Minas ($2.729.324), Medicina ($2.087.414) e Ingeniería Mecánica ($1.715.448).

1. ANIF. Centro de Estudios Económicos. Abril 15 de 2009 2. Dinero. Marzo 6 de 2009. No. 320. Informe Especial Educación. Recursos para el desarrollo 3. Rafael Orduz. El Espectador, 25 de mayo de 2009. ¿Cantidad=Calidad? 4. MEN. La educación se transforma para un nuevo país. Revolución Educativa Colombia Aprende. Marzo-abril 2004 5. Dinero. ¿Universidades dan la talla? 27 de abril de 2006 6. Ibid. Dinero 7. Portafolio. “Conozca cuánto ganan los profesionales de todas las carreras”. Finanzas Personales. Junio 10 de 2009

El oro como valor y el valor del oro P

or diversas razones, el oro ejerció una fascinación sobre la humanidad desde épocas primitivas. Quizás por sus destellos o sus numerosos usos, fue adorado, mitificado y usado como medio de cambio. Fue el material que embelleció los rostros e iluminó los templos, como elemento religioso central y como objeto útil –es el caso de la orfebrería–, que durante milenios ha sido parte de las más diversas culturas y civilizaciones, en sitios tan alejados unos de otros como Cuzco, El Cairo y Pekín. En realidad, cuando miramos los tiempos modernos e incorporamos las Américas a los mapas del mundo, es que vemos el oro convertido en el pilar central del desarrollo económico de los pueblos, establecido como la medida estándar de valor y usado –junto a la plata, otros metales y piedras preciosas– como el mayor tenedor del valor de la acumulación de los ahorros de la humanidad a lo largo de la historia. Al establecer un estándar de valor se abre el camino para que los humanos intercambiemos bienes y servicios en proporciones aceptadas por todos. Algo así como “el metro” o “el kilogramo” de las ciencias económicas. Al resultado del largo proceso, lo llamamos “dinero”, una medida que nos permite trabajar por un salario y adquirir bienes a precios más o menos estables. Amo y señor, símbolo de valor, el oro permite que la humanidad, bajo un acuerdo tácito, haya estable-

cido unos precios relativos y haya logrado mantener un sistema de intercambio que coadyuva al desarrollo de la moderna industria y del creciente comercio internacional, amén de haber sido el pilote sobre el cual se levantó lo que podríamos llamar “sistema monetario internacional moderno”, basado en el patrón oro como respaldo principal de las operaciones bancarias internacionales y de las distintas monedas nacionales. Bajo ese sistema, la cantidad de oro que un país mantenía en sus bodegas se convirtió en el mayor determinante del valor de su moneda. El oro fue, entonces, un símbolo de riqueza como nunca antes lo había sido. Todas las equivalencias llegaron a ser hechas con respecto al oro y, en cierta forma, se convirtió en el tenedor absoluto de valor. La relativa escasez del metal, sin embargo, llevó al establecimiento del papel moneda –inicialmente respaldado en oro. En el año de 1922 se reunió la conferencia de Génova en la que, sin la asistencia de los EE.UU., se fijaron las bases sobre las cuales EE.UU se convertirían en el centro financiero mundial, lugar hasta entonces ocupado por Europa y por Inglaterra, en particular. De esta forma se abrió camino la institucionalización del dólar como ícono universal de valor de forma directa, y además, a la institucionalización del dólar como medio aceptable de reserva de los países. La aplicación fue confirmada en la conferencia de Bretton Wood, en 1944, en la cual se oficializó el papel del dólar como reserva primaria del sistema financiero internacional, al establecerse la inter convertibilidad del oro y el dólar. Se crearon allí, también, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, y el acuerdo general de tarifas (hoy, Organización

Mundial del Comercio). En la reunión del FMI, en Rio de Janeiro, en 1967, se establecieron los derechos especiales de giro, con un valor inicial equivalente al dólar y, en 1971, Richard Nixon, decidió terminar la convertibilidad del dólar por una cantidad determinada de oro, lo cual confirió al dólar de papel el puesto de medida de equivalencia para las transacciones internacionales, basado en acuerdos internacionales regulados por la banca privada y los gobiernos. Se introdujo en el sistema monetario un elemento subjetivo que hace que la medida básica de la economía, en sí misma, sea variable, un problema fundamental que aún hoy no ha sido totalmente solucionado. Si ninguna moneda garantiza una estabilidad permanente, si la medida de nuestro intercambio, que hoy es el dólar, no es necesariamente estable, ¿qué puede garantizar el valor de los ahorros en caso de una crisis? Parece que la respuesta sigue siendo el oro. Los más grandes propietarios de reservas de oro son los EE.UU, con 8.133 toneladas, Alemania con 3.412, el FMI con 3.217, Francia con 2.508 e Italia con 2.451. Otros países son China y Suiza. En América Latina se destaca Venezuela, con 356 toneladas, seguida de Argentina con 54, Perú con 34 y Brasil con 32. Bolivia tiene 28, Ecuador 26, El Salvador 7.3 y Colombia 6.9 toneladas. Surgieron monedas como el Euro que tomaron sus puestos como reservas o tenedores de valor, y surgieron propuestas que claramente indican el surgir de nuevos patrones de valor, como pueden ser una canasta de varias monedas fuertes, o la última propuesta de Rusia que incluye a varias monedas fuertes, además

Por Mario Ceballos Abad

del oro, propuesta también mencionada en LA TEKHNÉ en números anteriores. Es, por lo tanto, difícil que el oro entre al olvido como factor económico, sin que antes la humanidad encuentre una medida universal para el intercambio tan buena como lo fue este metal por miles de años. Mientras tanto, el oro permanecerá en los depósitos de quienes tienen a su cargo dirigir los ahorros de la humanidad. Contrario al papel, que al contacto con la llama se convierte en ceniza, el oro fundido se convierte en un metal precioso con variados usos, mantiene su valor de materia prima y sigue siendo un medio de cambio y un tenedor de valor aceptado universalmente.


ciudad



Julio - Agosto 2009

De la ciudad compacta

a la urbanización difusa Por: Luis Fernando Arbeláez / Luis Fernando Calderón Centro de Estudios Ciudad de Medellín ITM

No hay desarrollo urbano positivo sin capacidad de invención y de previsión. La ciudad del mañana se construye reinventando la ciudad del pasado y diseñando ciudad en las fronteras de la ciudad actual: Jordi Borja.

L

as urbes son construcciones humanas cargadas de perífrasis. Su crecimiento lleva consigo una evolución, por ello las ciudades no son obra de una sola generación. Ninguna ciudad se construye en el vacío, es a partir de elementos fundantes como las ciudades se conforman. Ellas son fruto de fuerzas, tanto endógenas como exógenas, de contextos multiculturales, de influencias que se van acrecentando a lo largo del tiempo. Una obra de ciudad trae la huella de otras obras. El planificador norteamericano Edmund N. Bacon, expresa: cualquier gran obra lleva en sí otras fuerzas capaces de influenciar secuencialmente el desarrollo que se mueve alrededor de ella y generalmente en direcciones desconocidas por su creador. A partir de este enunciado formula el principio según el cual el segundo hombre es quien determina si la creación del primer hombre puede ser llevada a cabo o destruirla. Este pensamiento es aplicable al desarrollo de Medellín.

Ciudad indefinida Nuestra ciudad atravesó un largo y caótico proceso de intervención sobre su territorio mediante fuerzas que presionaron la ocupación indiscriminada, con procesos de urbanización fundamentados en el lucro, en el lote a lote, y sin proyectos urbanísticos acordes con su geografía, con sus tradiciones y con su historia. En una mirada a Medellín y al Valle del Aburrá (1993), Jorge Orlando Melo sostiene: en todo el siglo XIX una ciudad como París cuadruplicó su población, mientras Medellín multiplicó la suya en los últimos cien años por cincuenta, y en el breve lapso de veintitrés años, entre 1938 y 1951, prácticamente la quintuplicó, y concluye que Medellín cambia y crece a un ritmo que no da tiempo para crear tradiciones, para convertir gradualmente partes substanciales de su estructura urbana en elementos de definición de la ciudad. Uno de los factores, quizás el más determinante, del crecimiento desmesurado de Medellín fue la migración, originada por la violencia, por la búsqueda de mejores condiciones laborales y de espacios físicos más seguros para vivir, con sus efectos socio-ambientales, geográficos, urbanísticos y su impacto en la generación de nuevas periferias.

Medellín son dos ciudades Fabio Botero, en su libro Cien años de la vida de Medellín, sostiene que esta ciudad creció basada en el Plan Piloto y en el Reglamento de Urbanizaciones. El crecimiento urbano impuso reorganizar la ciudad con criterios urbanísticos. Se contrataron dos arquitectos extranjeros quienes entregaron el Plan que se constituyó en orientador de la ciudad durante más de dos décadas; en él está implícita la dimensión metropolitana y la visión supramunicipal. Pero según algunos críticos, el Plan fomentó la segregación, originó la sectorización; dividió la ciudad en comunas y estratos sociales, y acrecentó los conflictos entre ciudadanos que compartían un mismo espacio físico. En opinión del arquitecto Carlos Julio Calle, la aplicación de algunas de las recomendaciones de Wiener y Sert conducirían el desarrollo de Medellín hacia la destrucción de su principal unidad básica urbana, el centro histórico; hacia la desarticulación del espacio urbano y hacia la pérdida de identidad que hoy padecemos.

En la parte alta abajo Coinciden los historiadores que una gigantesca masa residencial en asentamientos de precarias condiciones se extendió sobre las laderas orientales. Así la población de la ciudad se concentró, quedando como única opción de expansión hacia laderas erosionadas, sin espacios públicos, ni equipamientos urbanos. Helí Ramírez lo poetiza en su libro En la parte alta abajo (1979) con un lirismo expresivo duro, punzando el corazón de la otra ciudad: por aquí/ no tenemos carro de basuras/ ni árboles en las esquinas/ ni lámparas en la frente de las casas/ no hay nomenclatura/ no hay agua…allá/ oh Medellín, colgado de una gota de silencio. En No nacimos pa’ semilla (1990), Alonso Salazar hace la crónica de la realidad encaramada sobre las

comunas de Medellín y otorga voz a los marginados para tratar de entender la problemática de las bandas juveniles. Dos ciudades claramente delimitadas, emergen en el libro La virgen de los sicarios (1994), de Fernando Vallejo. En tono incisivo las describe así: Medellín son dos ciudades: la de abajo, intemporal, en el valle; y la de arriba en las montañas, rodeándola. En 1990 se estrenó la película Rodrigo D. No Futuro, piedra de toque de una época, primer intento cinematográfico, de fondo, por mostrar el rostro de la otra ciudad; la invisible, subsumida socialmente en barrios, calles, casas, hablas que llegan al centro de las miradas de los espectadores.

El río espina dorsal Otro intento que transformó la movilidad y que permitió generar un corredor de transporte, con el río Medellín como eje de estructuración, fue el Plan Vial de 1971 que aportó una visión menos estrecha de ciudad, basado en la idea de una metrópoli integrada. En 1981 se reestructuró el Departamento de Planeación Municipal, buscando que asumiera las funciones de planeación Metropolitana. Las áreas de expansión, y en especial, para vivienda de interés social,  migran hacia otros municipios para suplir la demanda de Medellín y la ubicación de nuevos equipamientos de carácter metropolitano, entre ellos el Relleno Sanitario, el Aeropuerto y el Metro, por fuerza, expanden el ámbito de la ciudad. La conurbación aparece como fenómeno urbanístico, pero la planificación del territorio metropolitano continuó en poder del municipio de Medellín, sin plantear una visión metropolitana.

Años de “progreso” Hasta la década de los 60 Medellín aún conservaba rasgos aldeanos, era ordenada y apacible; sus habitantes se regían por una ética estricta que regulaba los hábitos y las costumbres; la vida era sagrada, la palabra y el honor se respetaban. Hacia 1973 la población de Medellín sobrepasaba los 1.200.000 habitantes. Cuando empieza a consolidarse como metrópoli, sus límites trepan por las laderas orientales y occidentales a partir de barrios de invasión; se expande de ancón a ancón, formando un conglomerado que sobrepasa los estrechos límites urbanos y que dará posteriormente lugar a la figura de Área Metropolitana, aprobada en 1980. En el campo urbanístico una serie de fenómenos comienzan a modificar la ciudad; la destrucción sistematizada de su patrimonio arquitectónico; grandes obras de valorización construidas alrededor de los sistemas viales; aparición de edificios en altura para núcleos sociales de estratos altos y viviendas de cinco pisos para estratos medios; se inicia la construcción de los edificios gubernamentales en el sector de la Alpujarra; la delincuencia urbana asoma sus tentáculos; la planeación se rige por la vialidad a toda costa, para citar algunos ejemplos: San Juan, la carrera Bolívar, la avenida del Ferrocarril, Colombia, la avenida Oriental preconcebida desde el Plan Piloto, da el golpe de gracia al núcleo central de la ciudad; se destruyeron plazas, se dividieron barrios tradicionales creando confusión en las gentes; en suma, se perdió parte de nuestra identidad. El patrimonio fue derrumbado y con él una historia de ciudad. Empieza a surgir la “Milla de Oro” con su connotación de vellocino. La planeación del desarrollo de Medellín, mediante la construcción de las grandes obras públicas, por valorización, permitió la recuperación de espacios y sectores que sufrían deterioro y requeridos para adelantar “obras de progreso”, obligando al desplazamiento y reubicación de amplios sectores barriales de amplia tradición en la historia de Medellín.

Ciudad difusa Ya en la década de los ochenta, la ciudad sobrepasó el millón y medio de habitantes. Se efectúan nuevas presiones sobre la vivienda, el empleo y los equipamientos públicos. Comienza a construirse el Metro, según expertos, sin las necesarias obras de planeación que debían prever su integración con la ciudad construida,

lo cual fue factor determinante en el reordenamiento espacial de la ciudad. La gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín se instalaron en el nuevo centro administrativo La Alpujarra. En esta época se abandonó el centro y se perdió su valor identitario; las élites migraron; la huella digital se borró. Con la influencia del narcotráfico marcada por el enriquecimiento fácil, Medellín se convirtió en una ciudad sitiada, estigmatizada, disgregada, atravesada por un muro imaginario que la dividía en dos: el norte bastamente poblado y el sur con clases sociales altas que miraban a los del norte con recelo y desconfianza. En el campo político, en 1988 fueron elegidos en Colombia los primeros alcaldes populares, figura que cambió la forma de gobernar la ciudad, la descentralización volvió a la agenda pública. El voto popular avanzó un peldaño, se reconoció la expresión de los ciudadanos. En medio de todo, la segregación social se enfatiza y algunos sectores que se alimentan del narcotráfico propician la actividad constructora; los asesinatos selectivos, la conformación de bandas, los combos y la delincuencia organizada se enseñorean: violencia y especulación de la tierra parecieran caminar de la mano.

Medellín: una colcha descosida En 1988 fue elegido el primer alcalde de Medellín por voto popular. En su convocatoria a la ciudadanía, Juan Gómez resume la época: Medellín es un territorio construido que no ha podido ser ciudad, es una colcha descosida de culturas pueblerinas que no encontraron en el espacio urbano elementos de identidad ciudadana. Existe gran divorcio entre la arquitectura y el urbanismo: el proceso urbanizador se impone, pero la ciudadanía se desvanece y la urbanística que debiera ser motor de cambio social, se esfuma. La laboriosidad rasgo característico de la sociedad antioqueña, se tornó en holgazanería, el enriquecimiento fácil e ilícito campeó; la honradez fue suplantada por la astucia, por la estafa y el engaño, los valores religiosos pasaron al olvido. La sociedad entró en quiebra moral, así se describe descarnadamente la época más dolorosa que dejó secuelas en todos los órdenes de la vida social y económica. A partir de los años 90 la violencia en la ciudad comienza a ser observada. Ante el clamor de las gentes, la Consejería para Medellín y su Área Metropolitana dio una respuesta a los requerimientos de los habitantes, sobre la base de “reconocer” la “enorme deuda social que el Estado tiene con las comunidades más marginadas y vulnerables”. Es así como se comienzan a implementar diversos proyectos focalizados en las zonas de más alta conflictividad en la ciudad, referidos a la creación de espacios de integración social, apoyo a programas de mejoramiento de vivienda y de infraestructura, proyectos educativos, de apoyo a iniciativas juveniles y a otros grupos poblacionales, generación de nuevos procesos de comunicación.

El POT El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Medellín, aprobado en 1999, planteó un modelo de organización espacial o proyecto de ciudad, fundamentado en estos principios básicos: sostenibilidad ambiental, competitividad, equidad

social y equilibrio funcional del territorio, regulación de las obligaciones, las densidades y los aprovechamientos para los diferentes tipos de tratamientos y para las dos formas de construir, Predio a Predio y mediante Planes Parciales. El Plan actúa sobre una parte mínima de la ciudad, la informalidad desborda las normas; el POT es más normas y no un proyecto de ciudad. La ciudad no es pensada como un proyecto total; las obras para el desarrollo se focalizan, desconociendo a la mayor parte de dicha totalidad. Se hace necesario repensar el territorio, imaginarlo como un proyecto de futuro. En palabras de Sergio Boisier, se da una homogeneización formal de la ciudad existente y una urbanización sin atributos ciudadanos en las periferias.

La ciudad de hoy y sus transformaciones Es una ciudad cuyo referente más directo se ha encontrado históricamente en el narcotráfico, luego de un proceso que viene desarrollándose de manera constante desde principios del nuevo siglo, Medellín se enaltece como ejemplo de transformación urbana y social. Con megaproyectos surge una ciudad de entre las cenizas, con un dinamismo nuevo. Tal vez sea aún prematuro juzgar con exactitud cuán exitosas son estas debatidas intervenciones. Lo verificable es que Medellín evoluciona, vibra, se incluye a sí misma, se vuelve competitiva, se reeduca.

Repensar la metrópoli Medellín tiene que enfrentar su futuro como región metropolitana; requiere reinventarse, mediante la formulación de un proyecto integrador, que partiendo del ordenamiento territorial, promueva el desarrollo humano en busca de una mejor economía, de una mayor sostenibilidad, de la cohesión social, de la calidad de vida de sus habitantes y de su identidad. La ciudad competitiva en la era global es cada vez más la ciudad-región o las regiones metropolitanas. Estas frases, un tanto taxativas mueven a pensar la ciudad del futuro. Es indispensable identificar las manifestaciones de los cambios a escala global en el proceso social de producción de la ciudad y en la localización de las actividades metropolitanas. Uno de los cambios fundamentales que sufrirá la ciudad de mañana será el paso de la ciudad tradicional a una entidad territorial diferente denominada ciudad-región. Adquirirá protagonismo el concepto de sistema de ciudades como consecuencia del desarrollo de los sistemas de comunicación física y telemática. Las ciudades globales, las ciudades región globales y las regiones abren la puerta a un nuevo escenario económico, político, social y cultural que es necesario abordar de inmediato, desde la perspectiva de un nuevo regionalismo. Colofón. Es urgente resucitar en nuestro país urbano contemporáneo el principio del segundo hombre, el Principio Baconiano, según el cual el segundo hombre es el que determina si la creación del primer hombre será llevada adelante o será destruida. Vale la pena preguntarse cuántos de éstos hemos tenido en nuestras ciudades. Más bien, si las nuestras son la cuna infatigable de arrogantes primeros hombres.


conocimiento



Julio - Agosto 2009

Cómo plantear y resolver problemas Por Juan de J. Sandoval

Un científico digno de este nombre, especialmente si es un matemático, experimenta en su labor la misma impresión que un artista; su placer es tan grande y de la misma naturaleza: Henri Poincaré gunta en una notación adecuada, en el mejor de los casos en términos matemáticos.

Concebir la ejecución de un plan

S

e sabe que una de las grandes dificultades en cuanto a la solución de problemas, es la comprensión de los mismos. Respecto a eso, se expresa1: “Los adolescentes colombianos leen mal, tienen un vocabulario limitado, les cuesta seguir argumentos escritos complejos, no saben buscar información, no evalúan la pertinencia y solidez de lo que leen y más del 90 por ciento, según el examen del ICFES, no tiene capacidad de lectura crítica. No dominan la herramienta principal del conocimiento”. Cito este párrafo, porque he aquí una de algunas evidencias de porque los estudiantes tienen tantas dificultades para plantear y resolver problemas. Esta fue una gran motivación, producto de mi experiencia en las aulas, para que se escribiera un documento que se basara en algunas estrategias para mejorar la preparación de un examen, alrededor del planteamiento y la solución de problemas, basada en la metodología de George Polya, en su libro “Cómo plantear y resolver problemas”. George Polya fue un matemático del siglo pasado que en sus últimos años, invirtió un considerable esfuerzo en intentar caracterizar los métodos generales que usaba la gente para resolver problemas y para describir cómo se debería enseñar y aprender dichas destrezas.

Cómo inicio la preparación de un examen Para empezar la preparación de un examen, deberás leer tus notas de clase escritas con tu puño y letra (o lo más fácil que tengas para entender de dicha materia), ojalá hasta con 15 días de anticipación a la fecha del examen. Deberás trabajar diariamente la materia para asegurarte de que la entiendes. Algo así como el niño cuando le regalan un juguete, que desea mantener jugando todo el día, se lo lleva en su bolsillo y se la muestra a sus amigos, duerme con él y no lo descuida un solo instante. En general habrá que ser gomosos del conocimiento, es una gran estrategia de apropiación del mismo. Recuerda, como estudiante te corresponderá adquirir la experiencia en tu trabajo personal, pero si decides quedarte solo frente a un problema sin ayuda alguna o casi sin ninguna, puede que no progreses. Por ello, necesitarás la ayuda del maestro. Recuerda la ayuda del maestro es muy importante. Un buen maestro deberá ayudar, pero no mucho ni demasiado poco, de suerte que te deberá dejar una parte razonable del trabajo que te corresponda, es por ello habrá que utilizar los medios que ofrece la Universidad como biblioteca, asesorías, laboratorios, para llevar o realizar preguntas al maestro cuando lo considere necesario. Pero,…para ello deberás asegurarse haber tomado buenas notas de clase. Al empezar a estudiar, lo que no entiendas lo deberás subrayar. Es importante que en la dinámica del estudio, realices esquemas, mapas conceptuales o mentales, resúmenes entre otros, siguiendo un método adecuado (con el que te sientas más cómodo), para luego, las inquietudes o dudas preguntarlas al maestro.

El primer trayecto, el más sombrío Si no entiendes la parte que estás estudiando, es como adentrarse a una caverna oscura sin saber que

te depara al otro lado, lo mejor es no esforzarte por entenderla si no la has comprendido y no seguir (por el momento). En dicho caso, deberás buscar la forma de resolver tus dudas. Si sigues estudiando así, esto lo único que hará es dejar vacíos en el camino que mas adelante aparecerán y te llevarán a la frustración. En el estudio de los temas siguientes tendrás que relacionarlos con los anteriores, ya que esto sirve de repaso y consolidación de dicho tema. Es muy posible que en la lectura de tus notas de clase se encuentren ejercicios resueltos o propuestos. Cuando vayas a realizar tales ejercicios, te convendrá empezar primero por los que se han resuelto en clase y repasarlos de cuatro maneras, según mi sugerencia: 1. En primer lugar una lectura rápida 2. Seguidamente, escribirlo nuevamente como si lo estuvieras observando en el tablero, asegurándote de que lo has entendido, paso por paso 3. Cerrar tus notas y volverlo a hacer, sin ver nada de él. Si de pronto no lo puedes completar, no importa esfuérzate por completarlo. En el peor de los casos deberás observar la solución nuevamente y repetir el paso 2º 4. Finalmente conseguir un resumen de la teoría que has aplicado en dicho ejercicio, subrayando éstas Una vez has terminado de repasar las notas de clase, deberás empezar a realizar los ejercicios propuestos, asegurándote de escoger los más generales, los que abarquen los temas más usuales del tema de la evaluación. Para ello te recomiendo seguir las siguientes pautas según G. Polya2.

Comprender el problema En palabras de G. Polya, se expresa que “es tonto el contestar una pregunta que no se comprende”, sin embargo, tal error se comete con más frecuencia de lo que parece. Por consiguiente, deberás leer el problema cuidadosamente hasta entender lo que allí se expresa. Para ello te corresponderá separar las principales partes del problema. Es importante hacerse los siguientes interrogantes ¿Cuál es la pregunta que se hace? ¿Cuáles son los datos? ¿Hay algo que se tenga que definir? ¿Cuál son las condiciones del problema? Habrá que considerar las partes del problema atentamente y repetidas veces y bajo diferentes perspectivas. Deberás preguntarte adicionalmente ¿hay alguna figura relacionada con el problema? En caso ser cierto deberá realizar la figura y destacar en ella las preguntas y los datos, finalmente escribir la pre-

Para concebir la idea de una solución al problema, hace falta una serie de acontecimientos que deberás considerar: conocimientos ya adquiridos, buenos hábitos de pensamiento, concentración y hasta suerte. Ante todo se requiere paciencia. Para ello habrá que apelar al sentido común. Por ejemplo, trata de pensar en un problema que te sea familiar y que tenga la misma pregunta u otra semejante ¿Te has encontrado con un problema semejante antes? O ¿has visto el mismo problema planteado en forma ligeramente diferente en las notas de clase? ¿Conoces un problema relacionado con éste? ¿Conoces algún teorema, regla o resultado que te pueda ser útil? Mira atentamente la pregunta y trata de recordar un problema que te sea familiar y que tenga la misma pregunta o una pregunta similar. Para ello deberás tener la teoría que soporta dicha pregunta muy clara y buscar las estrategias que te permitan dicha solución. Hay algún problema relacionado con el tuyo y que haya sido resuelto ¿Podrías utilizarlo? ¿Podrías emplear su procedimiento? ¿Te haría falta introducir algún elemento auxiliar a fin de utilizarlo? ¿Podrías enunciar el problema en otra forma? o tal vez ¿Podrías plantearlo en forma diferente nuevamente? Si no puedes resolver el problema propuesto, trata de resolver primero algún problema similar. ¿Podrías imaginarte un problema análogo un tanto más accesible? Por ejemplo de una manera particular o a través de un problema análogo. Adicionalmente, podrías intentar realizar una parte del problema. Si consideras sólo una parte de la condición y descartas la otra parte; ¿en qué medida la pregunta queda ahora determinada? ¿En qué forma puede variar? ¿Puedes deducir algún elemento útil de los datos? ¿Puedes pensar en algunos otros datos apropiados para determinar la pregunta? Puedes cambiar la pregunta o los datos o ambos si es necesario, de tal forma que la nueva pregunta y los nuevos datos estén más cercanos entre sí. O posiblemente realizar preguntas interesantes alrededor del problema como ¿Has empleado todos los datos? ¿Has empleado todas las condiciones? ¿Has considerado todas las nociones esenciales concernientes al problema? Recuerda que un problema bien planteado utiliza toda la información suministrada y no le debe sobrar nada.

Por ejemplo, supóngase que deseas resolver el siguiente problema “tengo hambre”, esta es una verdadera dificultad. Para ello tendrás que procurar algún alimento y en las formas habituales que has utilizado para hallarlo. Antes que nada, deberás comprender que tienes el problema “tener hambre”, porque si no lo has percibido es posible que ni siquiera intentes solucionarlo. Para ello, te convendrá concebir un plan, propósito que dependerá de lo que se esté haciendo en el momento. Puede que el problema se te facilite un poco respondiendo afirmativamente ¿estoy en casa? Sin embargo, si la respuesta es negativa, podrás preguntarte seguidamente ¿Estoy estudiando? ¿Estoy trabajando? ¿Realmente es la hora de tomar un alimento? Tendrás que abordar mas variables aun, por ejemplo indagar ¿Guardo algo de comida en mi bolso? O si no, preguntarte: ¿tengo dinero en mis bolsillos? Si tienes, ¿dónde conseguir alimentos? Si no puedes responder afirmativamente ninguna de las anteriores preguntas te habrás enfrentado a un problema mayor, habrá que preguntarse entonces ¿me he enfrentado a problemas similares a este? Otra forma de enfrentarlo es intentar solucionar una parte del problema como por ejemplo ¿Podrías imaginarte un problema análogo un tanto más accesible? ¿Será que puedo tomar algo rápido mientras calmo verdaderamente mi hambre? Pero ello dependerá de que estás haciendo en ese momento para ello podrías preguntarte ¿Cuánto tiempo me falta para terminar esta actividad? ¿Estoy cerca de mi casa? O, finalmente, ¿tengo algún familiar o amigo de confianza que pueda favorecerme? Creerás entonces que satisfacer el hambre, realmente a veces no es tan fácil solución.

Examinar la solución obtenida (visión retrospectiva) Una vez se ha obtenido una solución y expuesto claramente el razonamiento, habrá que reconsiderar la solución, examinando el resultado y el camino que condujo a ella. Por lo tanto es recomendable verificar. Es importante hacerse las siguientes preguntas al respecto: ¿Puedes verificar el resultado? ¿Puedes verificar el razonamiento? Si ha realizado el problema bajo las condiciones siguientes, trate de recordarlo u obtener el resultado en forma diferente. ¿Puedes verlo de golpe? ¿Puedes emplear el resultado o el método en el planteamiento o la solución de un problema similar?

Recomendaciones 1 Es posible que, en el peor de los casos, no termines de realizar todos los ejercicios propuestos, si es así, no te preocupes tanto, más bien trata de entender los que hayas realizado completamente. 2 El estudiar es un proceso lento pero firme, si estás cansado lo mejor es descansar un rato y continuar posteriormente. 3 Si un problema no te da, no lo has podido realizar, has un pare un rato y has otra actividad totalmente distinta, como pasear por ejemplo, es posible que mientras realizas otra diligencia, te venga de golpe parte de la solución. Muchos descubrimientos se realizaron no precisamente en el laboratorio, como fue el caso del gran matemático Henri Poincaré, que resolvió de golpe un problema sobre las funciones fuchsianas, mientras se subía al ómnibus para realizar una excursión. 4 Los últimos días antes del examen, deberás estudiar con tus compañeros, no sin antes haber estudiado solo tus notas hasta entenderlas (a veces se aprende más rápido explicándole a los compañeros o en sus discusiones con ellos). 5 Un día antes del examen convendrá parar y cambiar de actividad, dormir, alimentarse bien y tomar un buen descanso. 6 El día del examen, si eres un poco nervioso, no hables con nadie antes de presentar la prueba, éstos solo te crearán dudas y acrecentarán tus nervios. Cuando se ha trabajado y se ha estudiando para el examen, no te deberás preocupar, los resultados, por lo general, serán buenos. 7 A la hora del examen, antes de iniciar, deberás leerlo completamente y empezar siempre por lo que más sabes hacer. Deberás estar pendiente del valor de cada punto y dedicarle más tiempo a los de más valor. Recuerda que los puntos tipo test, tienen un margen de error debido al azar, en los que se podrá aventurar como ultimo recurso (en caso de saber nada), en ese caso deberás dejarlos de último. 8 No dejar puntos sin responder y ejercicios sin intentar una solución.


entrevistas



Julio - Agosto 2009

“ITM: un ejemplo de gestión pública de excelencia”: Rodrigo Rivera Por Jorge Eusebio Medina

piece a crecer después de la crisis, con inclusión social, y tratar de tender puentes para que nos unamos todos alrededor de esos propósitos. Los propósitos de la gente, los propósitos de Colombia, deben prevalecer sobre los propósitos de los políticos. ¿Le decisión suya de ser candidato depende, entonces, de si el presidente Uribe se lanza o no a la Presidencia? Existen muchas circunstancias que hay que valorar. Cada día trae su afán, y el afán ahora, es superar los primeros efectos que ha dejado la crisis económica global en el primer semestre de 2009. En otras palabras, debemos desconectar el piloto automático, aceptar la crisis, arremangarnos y calzarnos las botas, enfundarnos el overol y unirnos todos para levantar los escombros, salvar las víctimas y reconstruir y reactivar la economía del país. Pero no respondió la pregunta: ¿un SÍ suyo depende de un No del presidente Uribe? Yo no me dejo robar la paz de hoy, por especulaciones sobre escenarios hipotéticos del futuro. Lo que hago hoy es jugar con arrojo por Colombia, y sin cálculo.

Redacción LT: ¿Cuándo le va a decir al país si es o no candidato a la Presidencia de Colombia?

E

l ITM es la demostración de que se puede hacer gestión pública de excelencia”. La afirmación fue hecha por ex senador risaraldense Rodrigo Rivera, durante la visita a la institución universitaria. “Hay mucho que aprender en distintas regiones del país y en distintas instituciones educativas, incluso en el Valle del Aburrá, de lo que se hace el ITM. Yo creo que aquí se demuestra cómo puede haber gestión pública de excelencia y gestión pública concentrada en la dignidad del ser humano”, aseguró el dirigente político, quien día a día analiza de manera minuciosa el panorama político nacional para decidir si aspira o no a la Presidencia de la República.

Rodrigo Rivera: Sólo Dios sabe qué decisiones políticas debemos de tomar y cuándo deben ser útiles para Colombia. Lo importante es que hoy tomemos las decisiones programáticas y temáticas correctas. Eso significa defender la seguridad democrática, luchar para que se convierta en política de todos, política de Estado; plantear propuestas, como la del plan de choque, como las que he venido formulando, para generar empleo. Esto es, reformas estructurales para que la economía em-

Personas cercanas al presidente Uribe lo ven a usted como el más seguro candidato de los uribistas… Hay que dejar que la gente especule y que tenga sus opiniones. Pero no hay que perder el foco. Lo que debemos hacer es concentrarnos en la gente, y no en la agenda de la mecánica política, y en unirnos en temas que no dividan a los líderes políticos y sociales del país. ¿Nada con el Liberalismo? Lo que hay que buscar es el colombianismo, y en el colombianismo cabemos todos los liberales, los conservadores, los uribistas y los que están en la oposición. Hay momentos para el partidismo extremo, y otros para el colombianismo. Ahora estamos en un cruce de caminos. Si no nos unimos y bajamos la guardia en materia de seguridad nos van a tragar otra vez los violentos. ¿Cuál va a ser el eje temático de una posible candidatura de Rodrigo Rivera a la Presidencia de la República?

Lo que requiere Colombia, hoy, con campaña o sin campaña, con candidatura o sin candidatura, es, primero, mantener la política de seguridad democrática, convertirla en política de Estado. Si no se puede, porque prevalecen los odios sectarios o las ambiciones personales, hay que garantizar que tenga continuidad esa política y que no bajemos la guardia. Lo segundo que requerimos, es utilizar el combustible de la fe, del optimismo y de la confianza que hoy sentimos, gracias a los logros en materia de seguridad para encarar una nueva agenda de retos económicos y sociales. Lo que yo estoy planteando es que hagamos de Colombia un país desarrollado en esta generación, pongamos a crecer esa economía rápidamente, con inclusión social, y que no sigamos desperdiciando tantos recursos. Hay muchos países que ya nos dan ejemplos de excelentes prácticas de gobierno, economía y de política social, y que queremos adoptar en Colombia para que esta generación sea una generación de victoria, frente a la violencia y al crecimiento mediocre al que nos hemos acostumbrado. ¿Qué impresión se lleva del ITM? Me llevo la mejor impresión. Creo que hay mucho que aprender en distintas regiones del país, en diferentes instituciones educativas, e incluso en el Valle del Aburrá, de lo que se está haciendo en el ITM. Aquí se demuestra cómo puede haber gestión pública de excelencia, gestión pública concentrada en la dignidad del ser humano, en aprovechar a plenitud todos los recursos que están a disposición de la institución, empezando por el recurso fundamental y el más desaprovechado: el recurso humano de los estudiantes, de los profesores y de la gente con vocación, que está haciendo mucho por Colombia desde esta institución. ¿Que exista la posibilidad de una segunda reelección del presidente Uribe, lo deja sin esperanzas? No. Los colombianos tenemos que tener sobre la mesa todas las opciones para enfrentar el desafío político de los violentos. Tener sobre la mesa la opción de la reelección nos hace fuertes frente a los violentos. Quitarla de la mesa nos debilita frente a ellos.

“El ITM nos llena de esperanzas”: Augusto López Valencia P

ocas veces habla, y rara vez se refiere a la situación del país. En su condición de empresario gozó, como muy pocos en Colombia, de una popularidad tal, que se llegó a decir que una palabra suya cambiaba la situación económica y política de mucha gente. Nació en Santo Domingo, Antioquia. Es Augusto López Valencia, de 72 años, presidente del Grupo Bavaria entre 1985 y principios de 1999, pero en cuyo grupo laboró por más de cuarenta años. Desde su retiro del conglomerado empresarial más poderoso de Colombia vivió varios años en Miami. Regresó a Medellín, y hoy se dedica al placer de descansar, jugar golf o tenis, y a la Presidencia de un Fondo de capital de riesgo. Como toda la vida se le ha visto en el mundo privado, pensando, liderando y materializando proyectos productivos, se ve extraño que hoy esté vinculado a proyectos políticos. Raro, por ejemplo, que siendo un conservador, de la vieja guardia, terminara apoyando una candidatura liberal como la de Horacio Serpa. “Una campaña presidencial es una empresa”, explicó López Valencia al hablar sobre el tema. Si alguna cualidad lo identifica es su tono conciliador, dicen quienes conocen a Augusto López. Con todo esto y muchas más cosas que se pueden decir de Augusto López Valencia, LT aprovechó una visita suya al campus Robledo del ITM, institución universitaria que le produce una gran admiración, dijo.

Un ejemplo lo vemos en el ITM. Ver una institución universitaria como el ITM nos llena de satisfacciones y de esperanzas, porque al país lo compone realmente esta gente en la medida que esté bien preparada. Y en la medida en que se le cree la disciplina de investigación, se puede sentir uno muy tranquilo. Pero, repito, el país viene bien, pero nos falta mucho por llegar a lo que todos quisiéramos tener de un país.

Su manera de pensar es muy parecida a la de la iglesia… Totalmente de acuerdo. ¿Qué lo lleva a no estar de acuerdo y por qué? La Constitución de l991. Con ella se tuvo mucho la precaución de que el Ejecutivo no llegue a ser el amo y señor de todo. Eso es un supremamente importante y muy delicado.

Redacción LT: ¿cómo va el país, doctor Augusto López? Augusto López: El país ha mejorado en los últimos años de una manera admirable. Pero, de ahí a decir que llegamos a lo que queremos llegar los colombianos, nos falta muchísimo. Tenemos problemas supremamente grandes.

¿Es optimista frente al futuro del país? Uno tiene que ser optimista, sin dejar de ser realista. Ahora, si nosotros decimos que esto no está bien y nos sentamos a ver pasar las cosas, todo queda supremamente mal y termina todavía más mal. Pero, si somos optimistas, hacemos del país algo mucho mejor que un planeamiento a largo plazo.

Doctor López Valencia, ¿Le jala a la tercera elección del presidente Uribe? Yo digo lo que mucha gente dice: lo que ha hecho el presidente Uribe ha sido muy admirable. Nos va a entregar un país muy diferente al que recibió. Sin embargo, soy de los que le pongo la incógnita de qué tan bueno será seguir dentro de la misma reelección y reelección. Ahí tengo mi duda grande, para llegar a decir que sería muy bueno que llegaran otras personas, y que si volvemos a necesitar al presidente Uribe, pues lo volvemos a llamar.


El tiempo:

manifestación de la percepción Por Álvaro Monterroza

E

l tiempo lo hemos visto casi siempre como una magnitud física que mide la duración o separación de acontecimientos, por esto creemos que el tiempo es sólo un ente objetivo y universal. Pero si somos más cuidadosos, observaremos que hay aspectos del tiempo que están íntimamente ligados con nuestra forma de percibir el mundo exterior y nuestra mente. Para esto, traemos apartes de una entrevista de Eduard Punset con David Eagleman1, en la que tomaremos algunos puntos relacionados con la percepción del tiempo y su relación con la mente y el cerebro, además de otros apuntes del neurocientífico Warren Meck. Observarán que es tema fascinante ya que se relaciona de manera muy íntima con nuestra subjetividad.

¿Podemos estirar el tiempo?

El tiempo es una manifestación de la percepción Nuestra mente debe lidiar permanentemente con la realidad edificándola, tratando de construirla a partir de las señales que nos llegan del exterior. Eso está ligado íntimamente a las características biológicas de nuestra mente y sistema nervioso humano. Gerhard Völlmer, un epistemólogo evolucionista alemán, señala un concepto interesante: el “quantum de tiempo”, que tiene que ver con la percepción del tiempo de cada especie, así, el “quantum de tiempo” de un colibrí es más pequeño que el de un humano o una tortuga. Por ejemplo, el colibrí percibe su mundo externo de forma más lenta que la que normalmente vería un humano. Para una tortuga, por el contrario, los movimientos de muchos de los animales los percibiría como a seres desenfrenados, rápidos e inquietos. Es como si el colibrí pudiera ver en cámara lenta mientras la tortuga en cámara rápida. Ahora, si vemos el problema desde este punto de vista biológico, la mente y la consciencia humanas son las que elaboran eso que llamamos tiempo, que incluye varias cosas como duración, simultaneidad, orden temporal, etc. La idea de que el tiempo es una característica de la mente no es nueva. En el siglo XVIII el filósofo alemán Inmanuel Kant (1724-1804) ya había considerado el tiempo como una propiedad de la conciencia del individuo. El tiempo –y también el espacio–son formas de intuición (percepción) a priori2 de la mente humana, es decir, son condiciones necesarias para poder interpretar los datos de la sensibilidad de los sentidos. Kant afirma que la representación del espacio es una forma de sentido externo que posibilita la simultaneidad y la no superposición de los objetos. Por otro lado, la representación del tiempo es interna y está relacionada con la sucesión de sensaciones, por lo tanto, el tiempo adquiere sentido sólo dentro del sujeto; así, una vez salido de él no significa nada. Con las formas de intuición puras (espacio y tiempo) es posible la permanencia, sucesión y simultaneidad de la experiencia de los sentidos.

La percepción humana del tiempo es insconsciente El neurobiólogo David Eagleman afirma que el inconsciente es el que modela nuestra percepción del tiempo, ya que el tiempo y la memoria están íntimamente relacionados. “La mayoría de lo que pensamos, hacemos, actuamos y creemos es generado por partes de nuestro cerebro a las que no accedemos, y ni siquiera las conocemos bien”. Para corroborar lo anterior, hicieron distintas pruebas, una de ella fue poner personas en una situación muy aterradora. Se les dejaba bajar en caída libre desde una torre a una altura de 45 metros y mientras caían en la red que había debajo, se medía su percepción del tiempo. Los participantes lo calcularon con un cronómetro. Resulta que ante un hecho que da miedo, no se pueden ver las cosas a cámara lenta, dice Eagleman. Sin embargo, retrospectivamente, las personas creen que duró mucho tiempo. Significa que el tiempo y la memoria están interrelacionados. Durante un

hecho que da miedo, nuestro cerebro retiene recuerdos más ricos, más densos. De modo que cuando se vuelven a leer más tarde, la sensación es que duró mucho. Eagleman afirma que “el cerebro inconsciente es quien hace la mayor parte del trabajo entre bambalinas. Y después de que el cerebro haya ordenado las cosas, las haya meditado y haya decidido, te las sirve en bandeja, pero nosotros decimos: ‘Acabo de tener una idea’”. Nuestra mayor parte de los procesos cerebrales y mentales suceden de forma inconsciente. Esto es algo que ya había mencionado hace casi un siglo la postura filosófica del psicoanálisis, que afirma que el inconsciente es un lugar desconocido para la conciencia, es algo así como “la otra escena”, que es la que determina nuestros deseos y forma de actuar.

El tiempo como secuencia de una película El cerebro tiene el reto de poder sincronizar toda la información de los distintos sentidos. Por esto, dice Eagleman, nuestra vida es como un show televisivo que va con un pequeño retraso. El cerebro procesa la información de las señales nerviosas de los sentidos a diferentes velocidades, lo que significa que algunas partes del cerebro obtienen la información antes que otras, por esto nuestro cerebro tiene que superar muchas dificultades para recopilar toda esta información, sincronizarla y entregarnos una historia. Como consecuencia de esto, dice Eagleman, vivimos en el pasado; “cuando pensamos que se produce el ‘momento ahora’, ya sucedió hace algún tiempo y las señales cerebrales se han ido moviendo. Hemos tenido que recopilar toda la información, compararla y, entonces, es cuando vemos el ‘momento ahora’” (Redes, 2008, N° 20). Luego, la mente tiene la capacidad de funcionar como una película, como una secuencia de fotogramas, sobrepone sensaciones unas con otras para generar una realidad lo más sencilla posible. También es capaz de sacar borrar de nuestra consciencia los vacíos de información visual, por ejemplo, observamos que no tenemos consciencia de los vacíos de información que producen los parpadeos. Como consecuencia, el tiempo es muy maleable, puede alterarse con estímulos y diferentes ambientes.

Quiere decir, entonces, que el cerebro puede modificar la percepción del tiempo según nuestras circunstancias una vez se retrotraen los recuerdos. Una explicación neurobiológica de este hecho es la siguiente: las neuronas que se encargan de registrar una determinada actividad se activan menos cada vez que repite dicha actividad, es como si se acostumbrasen y tuviesen que trabajar menos para elaborarla en la mente. Esto es una forma de funcionamiento con el que se consume menos energía. El problema de lo anterior es que la consciencia interpreta este bajón de actividad haciendo creer que la experiencia dura menos tiempo que la primera vez que ocurrió: por ejemplo; el primer viaje hacia un lugar parece más largo o los años de la adultez parecen más cortos que la infancia. ¿Cómo podremos evitar que los años de nuestra adultez parezcan más rápidos cada vez? Eagleman responde que existe una manera y es la siguiente: “dado que retenemos los recuerdos más densos, cuando miramos hacia atrás parece que duró más tiempo”. Lo que esto significa es: “si quieres que parezca que tu vida ha durado más, lo que tienes que hacer es perseguir cosas nuevas, necesitas probar cosas nuevas todo el tiempo, conducir por un camino distinto cuando vuelves a casa... Si siempre almacenas recuerdos nuevos, parecerá que tu vida ha sido más larga” (Redes, 2008, N° 20). Cuando se hacen cosas nuevas el tiempo se alarga, es como poner en acción la fábrica de tiempo en el cerebro. Otro neurólogo norteamericano, Warren Meck3, ha desarrollado investigaciones sobre el estudio de la forma en que el cerebro mide el paso del tiempo. Meck ha clasificado, dentro de tres grandes grupos, nuestra habilidad para medir el transcurso del tiempo: en un extremo ha situado a los ritmos circadianos, que controlan cosas como sueño y la vigilia durante períodos de veinticuatro horas. Dice Meck que partes de nuestro cerebro intervienen en el control de los ritmos circadianos y de los lapsos de tiempo muy cortos, pero es poco lo que se sabe sobre la manera en que utilizamos nuestro cerebro para medir tiempos dentro del rango medio. Muchos pensaban que la percepción del tiempo era poco más que un efecto secundario de la cognición en general, y se negaban a verlo como una disciplina por derecho propio. Pero ahora se han descubierto algunas zonas del cerebro que parecen especializadas en la medición del paso del tiempo, una especie de “ritmómetro” biológico (Palazzesi, 2008). Meck cree que el cerebro utiliza esta especie de marcapasos interno para cronometrar eventos. Cuando necesitamos hacer una estimación de cuánto tiempo ha pasado, por ejemplo, cuando estamos esperando un autobús o preparando una taza de café, simplemente “consultamos” este cronómetro. Meck cree que con todos estos conocimientos nuevos sobre la forma en que funciona nuestra percepción temporal sería posible entrenar el cerebro para que crea que el tiempo transcurre más o menos rápidamente (Palazzesi, 2008). Así, si bien hemos considerado el tiempo como un suceso físico y externo, vemos la sospecha que es algo que quizá no exista por fuera, sino que sería nuestra forma particular humana de percibir y ser conscientes de nuestra realidad y nuestros pensamientos.

El neurobiólogo David Eagleman afirma que el inconsciente es el que modela nuestra percepción del tiempo, ya que el tiempo y la memoria están íntimamente relacionados. “La mayoría de lo que pensamos, hacemos, actuamos y creemos es generado por partes de nuestro cerebro a las que no accedemos, y ni siquiera las conocemos bien”.

Referencias • Programa Redes. Televisión Española: “Qué es el tiempo” – emisión 20. 23 de noviembre de 2008, temporada 13. • Palazzesi, Ariel . Artículo: ¿Se puede estirar el tiempo con la mente? 26 de enero de 2008. Disponible en [http://www.neoteo.com/se-puede-estirar-el-tiempo-con-la-mente.neo]

alvaromonterroza@itm.edu.co


10

CT&S Julio - Agosto 2009

Nanotecnología:

la revolución del siglo XXI Por Albert Ortiz*

No obstante la inversión estatal y privada en EEUU, Japón y la CEE, entre otros, sumada al interés de sectores productivos, académicos y público, en general, pocas personas se atreven a definir el alcance y las aplicaciones potenciales de la nanotecnología. El artículo nos prepara para el Tercer Simposio NANOCOLOMBIA 2009, que el ITM realizará el 3 y 4 de septiembre, con el apoyo de la FUNLACI.

¿Qué es la nanotecnología? Si les pedimos a un amplio grupo de científicos, ingenieros, tecnólogos, inversionistas, industriales y al público, en general, que definan el concepto de nanotecnología, recibiremos un rango de respuestas tan amplio como la misma nanotecnología. Para la mayoría de los científicos, ésta no es algo sorprendentemente nuevo, debido a que ya se ha trabajado en la nanoescala por varios decenios con herramientas de laboratorio como microscopía de electrones, microscopía de barrido, microscopía de fuerza atómica, para crecer y caracterizar películas delgadas y otros nanomateriales. Pero para otros grupos, la nanotecnología significa algo mucho más ambicioso, dispositivos miniaturizados para monitoreo de procesos biológicos y dosificación de fármacos, mini motores y maquinarias construidas por átomos y asistidas por piezos, nanotubos de carbono para una infinidad de aplicaciones, y un sinnúmero de posibilidades que llevan a muchos a creer que la nanotecnología aun hace parte de la ciencia ficción.

¿De qué trata la nanoescala? Lo más fácil para los seres humanos es relacionar los tamaños con objetos cotidianos. Podemos visualizar la relación entre el tamaño de un ratón y el de un elefante. Sabemos que la torre Eiffel, con 330 metros de altura, mide lo que miden 194 hombres de 1.70 m. Ya hemos aceptado que un metro, según la International Standards Organization, se define como ‘la longitud del recorrido de la luz dentro de un vacío durante un intervalo de tiempo de 1/299792458 de un segundo’. Un nanómetro es, según esta definición, 10-9 de un metro. Pero esto no le permite al mundo no científico

sung, BMW, General Motors, Panasonic, LG, entre muchas. La Unión Europea (Programa marco para la investigación, desarrollo e innovación), los EEUU (mediante sus políticas de Estado para apoyar ID&I), Brasil (Ley de Innovación) y otros países desarrollados, han realizado grandes esfuerzos para adelantar conocimientos en nanotecnología. Casi todas las universidades de alguna importancia en el mundo están desarrollando estudios e investigación en este campo. Muchas ya reciben amplia financiación para su trabajo en nanotecnología. Lo más significativo es que ya estamos viendo la aplicación desde el sector productivo de un número de productos accesibles al consumidor, incluidos: partes para automóviles, prendas de vestir, electrodomésticos, pinturas, juguetes, materiales de construcción. La nanotecnología entró a nuestros hogares y sitios de trabajo, sólo hay que saber identificarla. Pero muchos emprendedores y empresas aún no saben cómo identificar esta nueva tendencia. Para muchos, tecnología está ligada a computadores, software, informática y comunicaciones (Internet, telefonía celular). Gran parte de las aplicaciones iniciales de la nanotecnología se expresan en los materiales como aditivos para plásticos, partículas de nanocarbono para mejorar el acero, recubrimientos duros para herramientas industriales y catalizadores para la industria petroquímica. Hay grandes aplicaciones en un espectro amplio de industrias que tienen buena parte del mercado mundial.

La industria de la nanotecnología En la cotidianidad, muchos ya hacen referencia a la industria de la nanotecnología, de la misma manera que discuten un nuevo software o los avances de los videojuegos Wii de Nintendo,

La aplicación de la nanotecnología, desde el sector productivo, hoy se ve en un número de productos accesibles al consumidor, incluidos: partes para automóviles, prendas de vestir, electrodomésticos, pinturas, juguetes, materiales de construcción.

entender el concepto de la nanoescala. Así que es necesario hablar de la definición de la nanotecnología en relación con el grosor de un cabello humano. El problema es que los cabellos humanos son sumamente variables. Dependiendo de su color, el tipo de cabello y otros factores, su diámetro puede estar entre decenas y centenares de micrones (10-6 de un metro). Es menester un estándar al cual podamos relacionar la nanoescala. Imaginarnos una millonésima o billonésima de algo no es tarea fácil, pero si pensamos en átomos será posible una idea más aproximada de un nanómetro en la imaginación. Generalmente, las personas del común no tienen claro el tamaño de un átomo; pero al definir un nanómetro como diez átomos de hidrógeno o cinco átomos de silicio en línea, nos acercamos a un concepto útil para la mente humana. Así que podemos decir que la nanotecnología tiene que ver con las partes más pequeñas de la materia que en la actualidad podemos manipular.

Parece ciencia ficción Muchas personas siguen creyendo que la nanotecnología es algo del futuro, con aplicaciones fuera de nuestro alcance. Esta creencia está lejos de la realidad. Ya se han otorgado unos doce premios Nóbel en nanotecnología, desde los descubrimientos de magnetorresistencia gigante y estructuras de fullereno, hasta los desarrollos en la microscopía de sonda de barrido, superconductores y otros avances tecnológicos. Más de seiscientas empresas en el mundo hacen uso de la nanotecnología, desde empresas pequeñas hasta corporaciones gigantescas como IBM, Sam-

pero ¿se logrará dicha industria de la nanotecnología? Lo que ahora hacen muchas de las empresas que trabajan con nanotecnología es simplemente aplicar el conocimiento adquirido sobre la nanoescala a la industria existente. La utiliza la industria farmacéutica en mecanismos para dosificación de medicamentos, la industria de la construcción con nanopartículas para mejorar el desempeño de materiales cementantes o la industria metalmecánica con recubrimientos duros para prolongar la vida útil de herramientas de corte y partes de maquinarias, en condiciones de ambiente agresivo o por fricción. De hecho, la nanotecnología se ha convertido en un elemento de apoyo, y no una industria como tal. Y aunque nunca diríamos que Microsoft o Intel son parte de la industria eléctrica, todos sabemos que sin la energía eléctrica estas empresas de software no existirían. La nanotecnología es la comprensión fundamental de cómo funciona la naturaleza a escala atómica. Aparecerán nuevas industrias como resultado de este nuevo conocimiento, así como el conocimiento del plasma llevó a la creación de nuevos televisores, y de cómo se pueden mover electrones en un conductor, al aplicar una diferencia potencial, nos trajo la industria de la luz eléctrica, la telefonía, los computadores y el Internet, entre tantas industrias sin las cuales el mundo moderno no podría funcionar. Es posible adquirir un bulto de nanotecnología, por ejemplo, unos cuantos kilos de nanotubos de carbono, pero éste no tendría valor alguno. El valor verdadero de esta tecnología está en su aplicación –sea en la industria existente o en la creación de una industria completamente nueva de la nanotecnología. En la actualidad, ya existen maquinas microscó-

Algunos de los aspectos más relevantes de los nanotubos de carbono son: 1. Habilidad para trabajar a escala molecular, átomo a átomo. Esto permite crear grandes estructuras con, fundamentalmente, nueva organización molecular. 2. Son materiales de “base”, utilizados para la síntesis de nanoestructuras vía autoensamblado. 3. Propiedades y simetría únicas que determinan sus potenciales aplicaciones en campos que van desde la electrónica, formación de composites, almacenamiento de energía, sensores o biomedicina.

picas que se pueden introducir dentro del cuerpo humano para detectar o reparar células enfermas. Esto se ha dado como uno de los muchos beneficios de la nanotecnología. Muchas empresas trabajan en el desarrollo de mecanismos para diagnóstico y tratamiento médico. Se investigan métodos más precisos para la entrega de medicamentos sin afectar tejidos y células saludables, mediante encapsulación mejorada y dosificación programada y el uso de nano-magnetismo. Las aplicaciones en diferentes campos son tan infinitas como la imaginación. Si sólo pensamos que la nanotecnología sirve, exclusivamente, para hacer cosas más pequeñas, nos estamos perdiendo gran parte de la película. Se ha demostrado que podemos manipular la materia en escalas inferiores al micrón, pero el enfoque principal de la nanotecnología tiene que ver con la habilidad de construir y crear nuevos materiales y dispositivos desde abajo hacia arriba (bottom up). Es obvio que, simplemente, hacer las cosas más pequeñas no es toda la solución, y muchas veces no son ayuda. En algunos casos, tratar de crear todo nano sólo incrementaría los costos de producción sin beneficios importantes (como puede ser el caso en ciertas aplicaciones electrónicas) con apenas algunas mejoras marginales sobre las tecnologías actuales. Sin embargo, la nanotecnología nos brindará nuevas soluciones al estrecho callejón tecnológico y financiero, al construir dispositivos de abajo hacia arriba. Con técnicas como auto-ensamblaje asistido por plantillas creadas mediante nanolitografía, que combinadas con nuestros conocimientos acerca de los polímeros y moléculas como el Rotaxano, a nivel nanométrico tendremos inmensas posibilidades en electrónica molecular, transportadores moleculares y elementos interruptores moleculares. Al comprender el comportamiento (magnético, térmico, dureza, rugosidad, etc.) de los materiales

un fósforo, producimos fullerenos. El negro de carbono, la sustancia que se usa en la fabricación de llantas y que le brinda mayor durabilidad al caucho, se ha producido desde hace unos noventa años. En estos casos no se sabía que estaban utilizando nanotecnología, debido a que no había un control directo sobre el tamaño de las partículas, y sin conocimiento de la nanoescala, no estaban utilizando la nanotecnología tal como hoy la definimos. Lo nuevo de la nanotecnología es nuestra capacidad de ver y manipular la materia a escala nanométrica, como también nuestra comprensión de las interacciones a escala atómica.

Construcción con átomos (¿Ladrillo por ladrillo?) En 1989, Don Eigler utilizó un microscopio de sonda de barrido (SPM) para escribir las letras IBM en átomos de xenón. Por primera vez logramos ubicar átomos precisamente donde quisiéramos. Este gran paso de organizar átomos, uno por uno, podría no tener grandes implicaciones en procesos industriales, pero avanzó nuestro conocimiento del universo nano. Ya tenemos la habilidad y los conocimientos para construir átomo por átomo (a escala mayor se llama química física). Se ha utilizado industrialmente, por más de cien años, para producir nitratos y sales mediante precursores químicos y catalizadores. La dificultad radica en la producción de material orgánico, átomo por átomo, como, por ejemplo, un chorizo. Todos sabemos el proceso y los ingredientes a macro escala. Pero si exploramos la micro escala, todo se torna más complejo cuando tratamos de replicar las

Existen máquinas microscópicas que se pueden introducir dentro del cuerpo humano para detectar o reparar células enfermas.

a escala molecular abrimos una variedad de planteamientos alternativos para producir dispositivos más inteligentes y más baratos. Este nuevo conocimiento también nos permitirá diseñar nuevas arquitecturas donde la funcionalidad será la medida de desempeño más válida.

La nanotecnología es algo nuevo Desde hace cientos y miles de años, los romanos y las culturas del Lejano Oriente han utilizado nanopartículas. Los vitrales de los templos de la antigüedad muestran técnicas de nanocapas de oro para aumentar el brillo en ciertos colores. Cuando encendemos

células, el citoplasma, la mitocondria, los cromosomas y otros componentes complejos de la ingeniería natural. Y si nos acercamos a la nanoescala, tendremos que lidiar con ácidos nucleicos, nucleótidos, péptidos y proteínas, los cuales aún no comprendemos en su totalidad, y tampoco tenemos la capacidad computacional para comprenderlos en el futuro cercano. Estamos muy lejos de poder replicar a la naturaleza. Nuestros conocimientos de la genómica y la proteómica siguen muy primitivos frente a la naturaleza. Lo Continúa en la página 11


CT&S

11 Julio - Agosto 2009

Especies reactivas del oxígeno,

enemigos latentes Por Adriana Soto

Es curioso que el oxígeno, siendo una de las moléculas más importantes en nuestra vida, genere radicales libres dentro de nuestro organismo que producen la oxidación de nuestro cuerpo. Ésta es responsable de que nuestro cuerpo se deteriore; el envejecimiento se da porque nos oxidamos, además, muchos cánceres y otras enfermedades degenerativas son producidas por radicales libres.

C

ada vez que respiramos envejecemos, el oxígeno que nos da la vida nos mata lentamente, respiramos más de 10,000 veces al día y el oxígeno sobrante se escapa de la célula, originando moléculas o compuestos químicos sumamente reactivos, conocidos como radicales libres. La formación de radicales libres genera una reacción en cadena, ya que éste se une a otros componentes celulares y los destruye. Cuando el oxígeno toca el hierro, se inicia una reacción química que termina oxidándolo, y si puede hacer esto con un metal, imagínese qué puede hacer con nuestro cuerpo, además, el oxígeno produce derivados que también son corrosivos. Una vez liberados los radicales libres pueden dañar cualquier parte de cualquier célula y atacar a los genes que hay dentro de ella.

Las especies de oxígeno reactivas

montañas muy altas o en las regiones cercanas a los polos terrestres, en donde ha disminuido el ozono de la estratosfera, los organismos están expuestos a la luz ultravioleta. La luz ultravioleta es absorbida por la epidermis, causando alteraciones en el ADN, pero como la epidermis se descama, las células dañadas se eliminan rápidamente, es por esto que no causa mayor daño. Sin embargo, la córnea que no descama como la piel se debe proteger de la luz ultravioleta usando lentes oscuros al exponernos al sol, aun más cuando viajamos a las montañas. El componente ultravioleta bajo (UVB, 290-320 nm) del espectro solar es absorbido menos por la piel que el componente UVC, por lo que penetra hasta la dermis. El ADN absorbe la luz UVB y por ello puede generar mutaciones. Este componente del espectro solar es el más carcinogénico. El componente UVA (340-400 nm) es absorbido todavía menos por la piel y penetra hasta

rias para la salud, pero el proceso debe ser controlado con una adecuada protección antioxidante. Un antioxidante es una sustancia capaz de neutralizar la acción oxidante de los radicales libres, liberando electrones en nuestra sangre que son captados por los radicales libres, manteniendo su estabilidad. Nuestro organismo está constantemente luchando contra los radicales libres. El problema para nuestra salud se produce cuando nuestro organismo tiene que soportar un exceso de radicales libres durante años, producidos mayormente por contaminantes externos que penetran en nuestro organismo como consecuencia de la contaminación atmosférica, el humo de cigarrillos –que contiene hidrocarburos aromáticos polinucleares–, así como aldehídos que producen distintos tipos de radicales libres en nuestro organismo. El consumo de aceites vegetales hidrogenados, tales como la margarina y el consumo de ácidos grasos TRANS, como los de las grasas de la carne y de la leche, también contribuye al aumento de los radicales libres.

genéticamente diferente, y su tasa de generación es apenas el 1% del generado por las células fagocíticas. Las fuentes exógenas generadoras de especies reactivas de oxígeno en los organismos son antibióticos, medicamentos contaminantes, quimioterapia, la exposición a radiación ultravioleta e ionizante.

las capas más profundas de la dermis y es absorbida por algunos compuestos celulares como las flavinas, el retinol, los nicotinamida-dinucleótidos (NAD(P)) y todos esos compuestos pueden generar el 1O2.

Estrés oxidativo

Sistemas de defensa celulares contra la producción de radicales libres

Las especies de oxígeno reactivas (EOR) son derivadas del oxígeno (O2) y son más reactivas que ésta en su estado fundamental. Las principales ERO son: el ozono (O3), que se produce por la acción de la luz ultravioleta o descargas eléctricas sobre el O2; el oxígeno singulete (1O2), que es el O2 en una forma excitada; el superóxido (O2-), que es el O2 que ha captado un electrón; el peróxido de hidrógeno o agua oxigenada (H2O2), que se forma cuando el superóxido capta otro electrón; el radical hidroxilo (OH.), que es un producto que se genera cuando el H2O2 se rompe. De estas EOR, el radical hidroxilo y el oxígeno en singulete son los compuestos más reactivos. Hasta hace unas décadas se pensaba que las EOR no participaban en los procesos biológicos, hoy sabemos que tienen un papel importante en la proliferación celular, la diferenciación celular y la muerte celular programada.

Oxígeno en singulete, un compuesto muy reactivo El O2 constituye el 21% del volumen de la atmósfera terrestre, si el O2 de la atmosfera estuviera en forma de singulete, toda la materia orgánica del planeta se quemaría en un solo gran incendio. Esto da una idea de la reactividad del oxígeno singulete (1O2). ¿A qué se debe esta reactividad? El O2 es un dirradical, esto quiere decir que tiene dos electrones desapareados los cuales tienen el mismo giro por lo que no se pueden aparear con los electrones que se encuentran apareados en otros compuestos y, por lo mismo, lo hacen que sea poco reactivo. Pero el O2 sí puede aceptar electrones libres, por ejemplo, de un metal de transición, por ello, el hierro expuesto a la intemperie se oxida. El oxígeno singulete (1O2) se forma cuando uno de los dos electrones desapareados del O2 captura energía y cambia de giro. Por tanto, el oxígeno singulete es muy reactivo porque puede aceptar un par de electrones con giros opuestos.

La luz y el oxígeno singulete 1o2 El sol blanquea la ropa y destiñe las telas, esto se da porque los electrones de los colorantes absorben la luz de una cierta longitud de onda. El espectro luminoso que los colorantes no absorben es el que nosotros vemos como color. Los electrones excitados por la luz pueden decaer emitiendo fotones o pueden pasar su energía de excitación al O2 y formar el oxígeno singulete 1O2, cuando el colorante reacciona con el 1O2 pierde sus electrones y por esto se blanquea. Ahora bien, ¿cómo afecta la luz a los organismos? ¿Qué pasa con nuestra piel cuando se expone al sol? Básicamente sucede lo mismo que con los colorantes, sólo que los organismos tienen múltiples mecanismos para contender con la tensión oxidativa causada por la luz. El espectro solar consta principalmente de luz ultravioleta (250-400nm) y de luz visible (400-700 nm). Muy poco del componente solar ultravioleta alto (UVc, 250-290 nm) llega a la superficie de la Tierra porque es absorbido por el ozono de la estratosfera (a 25 Km de la superficie terrestre aprox.). Sólo en las

más seguro es que sigamos así por mucho tiempo. Muchos investigadores y personas interesadas han expresado preocupación por las amenazas de los dispositivos a nanoescala. Mayor peligro representan las mutaciones virales en enfermedades como el VIH que permitirían transmisión vía mosquitos, o versiones más letales del virus de la influenza, que merecen más preocupación que lo que la nanotecnología pueda producir.

Conclusiones La nanotecnología, como otras ramas de la ciencia, procura comprender cómo funciona la naturaleza. Nuestros esfuerzos para producir dispositivos y manipular la materia siguen en una etapa primitiva frente

Las reacciones químicas de los radicales libres se dan constantemente en las células de nuestro cuerpo y son necesa-

Cuando el aumento del contenido intracelular de ERO sobrepasa las defensas antioxidantes de la célula se produce el estrés oxidativo, a través del cual se induce daño a moléculas biológicas como lípidos, proteínas, ácidos nucleicos, etc. El estrés oxidativo se presenta en diversos estados patológicos en los cuales se altera la funcionalidad celular, contribuyendo o retroalimentando el desarrollo de enfermedades degenerativas como la aterosclerosis, cardiomiopatías, enfermedades neurológicas, cáncer, etc. En la mitocondria se estima que del 2-4% del oxígeno consumido durante el transporte de electrones no se reduce a agua por la citocromo C oxidasa, sino que se forma el anión semiquinona, el que puede transferir uno o dos electrones al oxígeno molecular con la subsecuente formación del anión superóxido (O2-). Éste, a su vez, puede generar otras especies reactivas de oxígeno; en exceso reaccionan con toda clase de macromoléculas que causan anormalidades conductuales, citotoxicidad y daño mutagénico. El O2- es convertido a peróxido de hidrógeno (H2O2), espontáneamente, o por vía enzimática. Otras fuentes de O2- y de H2O2 son las enzimas oxidativas, como la xantin oxidasa, las NADPH/NADH oxidasas, la acil CoA oxidasa, que son enzimas que se activan en procesos fisiológicos que favorecen la producción de metabolitos tóxicos del oxígeno, y los citocromos P-450 y pequeñas moléculas autooxidables como las catecolaminas y las quinonas. En el sistema inmunológico de los organismos, en especial las células fagocíticas, generan una importante cantidad de H2O2, mediante NADPH oxidasa unida a membranas. Aunque las células no fagocíticas también generan H2O2 mediante NADPH oxidasa, ésta es estructural y

a la naturaleza. La naturaleza tiene la capacidad para diseñar sistemas de energía altamente eficientes que operan de manera precisa sin desperdicios, reparan sólo lo que necesita ser reparado, hacen sólo lo que tiene que hacerse y nada más. Nosotros no tenemos esta capacidad. Creemos que algún día nuestro conocimiento de los fenómenos de la nanoescala nos permitiría replicar en parte algo de lo que la naturaleza logra fácilmente. Los empresarios tratarán la nanotecnología como a cualquier otra tecnología: la juzgarán por su capacidad de aumentar ingresos. Esto se verá en la manera que reduzca costos de producción en el desarrollo de nuevos productos (ventanas inteligentes, prendas libres de manchas) o la creación de nuevos mercados, así como

el conocimiento de los polímeros abrió oportunidades multimillonarias para la industria de los plásticos. En el frente político, se puede argumentar que la motivación principal es el temor. Países desarrollados, como EEUU, han liderado en crecimiento económico como resultado del desarrollo y adopción de las tecnologías de la información y comunicación. La nanotecnología promete mayores cambios económicos, militares y culturales que el Internet. Con el rápido avance de la tecnología, y los muy cortos ciclos de desarrollo y adopción, mantenerse a la par no será una opción para las naciones que no han iniciado claros y ejecutables planes de acción. Recientemente, Colombia atendió el llamado. Con la creación del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación – COLCIENCIAS, se

Radicales libres Son átomos o grupos de átomos que tienen un electrón desapareado, por lo que son muy reactivos ya que tienden a robar un electrón de moléculas estables con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica. Una vez que el radical libre ha conseguido sustraer el electrón que necesita para aparear su electrón libre, la molécula estable que se lo cede se convierte, a su vez, en un radical libre por quedar con un electrón desapareado, iniciándose así una verdadera reacción en cadena que destruye nuestras células. La vida media biológica del radical libre es de microsegundos, pero tiene la capacidad de reaccionar con todo lo que esté a su alrededor provocando un gran daño a moléculas y a membranas celulares. Los radicales libres no son intrínsecamente deletéreos. De hecho, nuestro propio cuerpo los fabrica en cantidades moderadas para luchar contra bacterias y virus. Los radicales libres producidos por el cuerpo para llevar a cabo determinadas funciones son neutralizados fácilmente por nuestro propio sistema. Con este fin, nuestro cuerpo produce unas enzimas (como la catalasa o la dismutasa) que son las encargadas de neutralizarlos. Estas enzimas tienen la capacidad de desarmar a los radicales libres sin desestabilizarse.

Antioxidantes

Sistemas de defensa antioxidante celular Son también adecuados a la muy corta vida media de los radicales libres. Comprenden moléculas pequeñas, endógenas y exógenas, macromoléculas con capacidad antioxidante, y también enzimas antioxidantes y enzimas asociadas. La capacidad antioxidante celular está dada por mecanismos enzimáticos y no enzimáticos a través de los cuales la célula anula la reactividad y inhibe la generación de radicales libres. Los mecanismos enzimáticos comprenden la superóxido dismutasa (SOD), que cataliza la dismutación del O2- a H2O2, la glutatión-peroxidasa (GP) y la glutatióntransferasa (GT), que reducen hidroperóxidos a alcoholes, y la catalasa, que reduce H2O2 a H2O. Los mecanismos no enzimáticos comprenden moléculas como el glutatión (GSH), el ácidoascórbico (vitamina C), b-caroteno o provitamina A, vitamina E (a-tocoferol), y proteínas transportadoras de metales como la cupreína y ferritina. La vitamina C constituye el antioxidante hidrosoluble más abundante en sangre, mientras que la vitamina E es el antioxidante lipofílico mayoritario. Los antioxidantes exógenos provienen de la dieta. Dentro de este grupo también cuentan la vitamina E, la vitamina C y los carotenoides. El selenio, el más tóxico de los minerales incluidos en nuestra dieta, actúa junto con la vitamina E como antioxidante. Sus fuentes son la carne, pescado, cereales integrales y productos lácteos. Existe un grupo de compuestos naturales, los polifenoles, que son potentes antioxidantes presentes en verduras y frutas, en los que ejercen acciones secundarias como otorgar coloración y participan en el proceso de polinización. En esta familia se encuentran los flavonoides, ácidos fenólicos y taninos. Estas sustancias son capaces de captar especies reactivas de oxígeno, consumiéndose en este proceso. Entre las fuentes de polifenoles podemos citar legumbres verdes, ajo, té verde, aceite y frutos del olivo, semillas de café, uvas, berries y frutos cítricos.

Enzimáticos • Superoxido Dismutasa (SOD) • Glutatión Peroxidasa (GP) • Glutatión Tranferasa (GT) • Catalasa No Enzimáticos • a-tocoferol (Vitamina E) • Acido ascórbico (Vitamina C) • b-caroteno o Provitamina A • Proteínas Transportadoras de Metales de Transición • Captadores de Radicales Libres (Polifenoles) En conclusión, suplementar nuestra alimentación mediante vitaminas, antioxidantes, minerales, oligoelementos, extractos vegetales, ácidos grasos omega 3 y omega 6, implica seguir una dieta equilibrada, aunque incrementando el consumo de frutas y verduras. Además, se sabe que el ejercicio debe ser practicado de una forma regular, lo ideal es que se realice de forma diaria, o como mínimo tres veces a la semana. Cabe también señalar que la medicina antienvejecimiento duplica sus conocimientos cada tres años. Y otro dato interesante es que todas las personas nacidas a partir del año 2003, su esperanza de vida está ya en aproximadamente 100 años, siendo para nosotros actualmente de 79 años, en los hombres, y de 83 en las mujeres, ya que la mujer vive más que el hombre. Podríamos decir, también, que con la medicina antienvejecimiento lo que hacemos es comprar años de vida, pues dentro de diez o quince años los avances serán tan importantes que mediante la bioingeniería se podrán curar enfermedades actualmente incurables. adrianasoto@itm.edu.co

espera que el estado comprenda que las naciones ricas invierten grande en la investigación y desarrollo, no por ser ricas, sino que son ricas, porque entienden la necesidad de esta gran inversión. Quizás el mayor beneficio de la nanotecnología a corto plazo radica en reunir áreas de conocimiento como la física y la biología, que debido a los sistemas de educación no han logrado una estrecha relación. Esto nos llevará a la unificación de las disciplinas científicas. Como resultado, al enfrentarnos a un problema, podremos utilizar recursos de toda la ciencia, y no sólo de una disciplina. *Albert Ortiz: Coordinador de Proyectos Internacionales, Centro de Excelencia en Nuevos Materiales – CENM (www.cenm.org), 08 Junio de 2009, albertor@univalle.edu.co


12

CT&S Julio - Agosto 2009

Planetario de Medellín: cinco lustros Por Edward Cardona Montoya

E

l 2009 es el año para celebrar un sinnúmero de acontecimientos astronómicos que han marcado la historia de la humanidad: 400 años del Telescopio como instrumento para mirar el firmamento, utilizado por Galileo Galilei; cuarenta años de la llegada del hombre a la Luna (20 de julio 1969); el bicentenario del padre de la “Teoría de la evolución de las especies”, Charles Darwin (12 de febrero de 1809). Por otro lado, la UNESCO, a petición de la Unión Astronómica Internacional (UAI) declaró 2009 como el Año Internacional de la Astronomía (IYA2009). Dentro de los acontecimientos, hay otro de relevancia para la ciudad: los veinticinco años de la fundación del Planetario de Medellín. En un momento crucial de la historia de la Nación, el 10 de octubre de 1984, se inauguró en Medellín uno de los más modernos planetarios de América Latina, una joya de la tecnología de la casa Carl Zeiss de Jena (Alemania), magnífico instrumento para hacer realidad un camino hacia las estrellas, “Sic itur ad astra”, es decir, hacia la luz de un conocimiento verdadero.

conocer las maravillas del cosmos. El Planetario lleva el nombre del distinguido científico antioqueño, fundador y Director del Instituto Geofísico de los Andes y pionero de los estudios sismológicos en Colombia.

El proyecto de construcción del Planetario para la ciudad fue aprobado en octubre de 1981 por el Municipio de Medellín. El 1º de marzo de 1983 se iniciaron las obras y culminaron en septiembre de 1984. Mediante las proyecciones, cursos, talleres, conferencias y observaciones al aire libre, el Planetario de Medellín “Jesús Emilio Ramírez González” desarrolló durante estos años una importante labor educativa, científica y cultural, como invitación abierta siempre a los medellinenses, para contemplar y

El Planetario como escenario educativo

Reestructuración del Planetario La reestructuración del Planetario comenzó en octubre del 2002, cuando la Alcaldía de Luis Pérez Gutiérrez, designó está misión al ITM. Luego de un proceso de reconcepción del espacio, se decidió la remodelación del edificio, la construcción de un museo interactivo y la reorganización y redistribución del contenido del Planetario en seis ejes temáticos: La historia del Universo, La historia del Planeta Tierra, la historia de la vida, La historia del Hombre, La historia de la ciencia y Tecnología, y La creatividad del Hombre contemporáneo. Son estos ejes temáticos los que marcan las pautas para las demás atracciones del Planetario.

Con el Planetario, como un escenario educativo, se pretende crear un ambiente informal, dinámico y lúdico, de aprendizaje con un enfoque interactivo, que integre con capacidad de sugerencia, los fenómenos del universo en sus diferentes temáticas, por medio de la ciencia, la tecnología, el arte y la pedagogía.

El Planetario, en su relación con la ciencia y la tecnología, fue concebido como un centro para recrearse en el conocimiento, desde la divulgación científica y tecnológica, promover el amor por las ciencias, fomentar el espíritu científico y tecnológico, y hacer explícitas las posibilidades de innovación en el mundo contemporáneo. Para lograr estos propósitos, se instauró la astronomía como la ciencia convocante en torno a la cual convergen los demás saberes científicos y tecnológicos que, desde sus objetos de conocimiento, le aportan a la explicación o a la intervención de los fenómenos celestes.

Factores de riesgo cardiovascular Por Lina Restrepo Castaño

A

diario recibimos información sobre campañas para evitar enfermedades cardiovasculares: cuide su peso, deje el cigarrillo, haga ejercicio, aliméntese  saludablemente, maneje el estrés, pero lo cierto es que las enfermedades cardiovasculares siguen en aumento, tal vez porque las personas necesitan, más allá de las recomendaciones, entender de qué se les está hablando y así adquirir conciencia de su responsabilidad en el desarrollo o no de estas enfermedades. Según la OMS, en su informe de 2009, las enfermedades cardiovasculares causan alrededor de 17.5 millones de muertes en el mundo cada año, primera causa de mortalidad en los países desarrollados y la principal causa de mortalidad en adultos, en los países subdesarrollados, pues  las enfermedades infecciosas en estos últimos constituyen aún la primera causa de mortalidad. También estiman que para 2015 la cifra de defunciones por enfermedad cardiovascular aumentará a 20 millones. El sistema cardiovascular, como su nombre lo indica, está conformado por el corazón, arterias, venas y capilares. Su principal función es proveer a través de la sangre oxígeno y nutrientes a los diferentes órganos del cuerpo y llevar el dióxido de carbono al sistema respiratorio para su eliminación. Dentro de las principales enfermedades cardiovasculares podemos mencionar, enfermedad cerebro vascular (derrame, embolia), aneurismas, hipertensión, arteriosclerosis, trombosis, angina  de pecho, infarto agudo de mio-

cardio, isquemia cerebral, enfermedad arterial obstructiva crónica, insuficiencia venosa y enfermedad valvular cardíaca. Gracias a muchos estudios, los investigadores han descubierto una serie de factores de riesgo que desempeñan un papel determinante en el desarrollo de las enfermedades. Éstos se dividen en no modificables y  modificables. Los primeros pertenecen al género masculino, pues claramente los hombres tienen mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que las mujeres. En éstas el riesgo aumenta después de la menopausia, por la disminución de estrógenos, siendo casi igual al riesgo masculino. Las enfermedades cardiovasculares suelen ser hereditarias. Por ejemplo, si los padres o hermanos padecieron de un problema cardíaco o circulatorio antes de los 55 años de edad, la persona tiene un mayor riesgo cardiovascular que alguien que no tiene esos antecedentes familiares. Los factores de riesgo, tales como la hipertensión, la diabetes y la obesidad también pueden transmitirse de una generación a la siguiente. La edad  y la raza constituyen  otro factor, pues cuatro de cada cinco personas que fallecen por ECV tienen más de 65 años. Está demostrado que la raza negra es más propensa a la hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Con la edad, la actividad del corazón tiende a deteriorarse, puede aumentar el grosor de las paredes del corazón, las arterias se endurecen y pierden flexibilidad. Cuando esto sucede, el corazón no puede bombear la sangre tan eficientemente como antes a los músculos del cuerpo, aumentando el riesgo cardiovascular. En cuanto a los factores de riesgo modificables y uno de los principales, se encuentra  el colesterol elevado, esta sustancia grasa (lípido) transportada en la sangre, presente en todas las células del organismo, se requiere para formar las membranas celulares, producir ciertas hormonas y recubrir estructuras nerviosas, su producción es llevada a cabo en el hígado, pero se obtiene  colesterol adicional en alimentos de origen animal (carne, huevos y productos lácteos). Aunque a menudo atribuimos la elevación del colesterol en sangre al colesterol que contienen estos alimentos, la causa principal  es la grasa

saturada que contienen (lea cuidadosamente la información nutricional que aparece en los envases, porque un alimento que no contiene colesterol puede contener grandes cantidades de grasa saturada), algunos productos ricos en grasas saturadas son los productos lácteos, carne roja, aceite de coco y palma y margarinas. Cuando la sangre contiene demasiadas lipoproteínas de baja densidad (LDL o «colesterol malo»), éstas comienzan a acumularse sobre las paredes de las arterias formando una placa e iniciando así el proceso de la enfermedad denominada «aterosclerosis», cuando se acumula placa en las arterias coronarias que riegan el corazón, existe un mayor riesgo de sufrir un infarto. Otro factor de riesgo modificable es la hipertensión arterial, pues aumenta significativamente el trabajo cardíaco, la presión arterial varía según la actividad y la edad, pero un adulto sano en reposo generalmente tiene una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. La Asociación Americana del Corazón calcula que el 65% de pacientes diabéticos muere por causas de origen cardiovascular. Sin embargo, es claro que un adecuado control médico de la enfermedad mejora su pronóstico. La obesidad puede elevar los niveles de colesterol total, causar hipertensión, diabetes y aumentar el riesgo de enfermedad arterial coronaria, según el Instituto Nacional de los Pulmones, el Corazón y la Sangre de los Estados Unidos (NHLBI). Se considera que una persona sufre de sobrepeso si tiene un IMC superior a 25, y que es obesa si la cifra es superior a 30. La mayoría de las personas saben que fumar aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, pero pocos saben que también aumenta al doble el riesgo de enfermedad cardiovascular y de enfermedad vascular periférica (enfermedad de los vasos sanguíneos que riegan los brazos y las piernas). Las investigaciones demuestran que fumar puede provocar irregularidades en la frecuencia de los latidos del corazón, lo cual aumenta el esfuerzo del corazón, la presión arterial, y a su vez aumenta el riesgo de un ataque cerebro vascular. Aunque la nicotina es el agente activo principal del humo del tabaco, otros compuestos y sustancias químicas, tales como el alquitrán y el monóxido de carbono, también son perjudiciales para el corazón, éstas sustancias químicas contribuyen a la acumulación de placas de grasa en las arterias, posiblemente por lesionar las paredes de los vasos sanguíneos. Igualmente, afectan los niveles de colesterol y  de fibrinógeno (un coagulante sanguíneo), aumentando así el riesgo de que se forme un coágulo sanguíneo que pueda provocar un infarto. Se cree que el estrés es un factor contribuyente al riesgo cardiovascular, pero aún no se sabe mucho sobre sus efectos. Cuánto y cómo afecta depende de cada uno, porque todos nos enfrentamos al estrés de

maneras diferentes. Los investigadores han descubierto varias razones por las cuales el estrés puede afectar al corazón, por ejemplo, el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, por efecto de la mayor liberación de hormonas como adrenalina, al igual que el aumento en la concentración de factores de coagulación en sangre, y con esto, la posibilidad de obstrucción arterial. El estrés también puede contribuir para que la persona adquiera hábitos como fumar o comer en exceso, buscando reconfortarse. Los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y coágulos sanguíneos en mujeres que fuman o tienen otros factores de riesgo, especialmente si son mayores de 35 años. Según la Asociación Americana del Corazón, las mujeres que toman anticonceptivos orales deben realizarse chequeos anuales que incluyan un control de la presión arterial, los triglicéridos y el azúcar en sangre. Los estudios demuestran que el riesgo cardiovascular es menor en las personas que beben cantidades moderadas de alcohol que en las personas que no beben. Según los expertos, el consumo moderado se define como 1.5 onzas líquidas (44 ml) de bebidas con 40° de alcohol, como  whisky, vodka, ginebra, 1 onza líquida (30 ml) de bebidas con una graduación alcohólica de 50°, y 4 onzas líquidas (118 ml) de vino o 12 onzas líquidas (355 ml) de cerveza. Pero el excederse de un consumo moderado de alcohol puede ocasionar problemas relacionados con el corazón, tales como hipertensión, accidentes cerebrovasculares, latidos irregulares y cardiomiopatía (enfermedad del músculo cardíaco). Además, una bebida típica tiene entre 100 y 200 calorías, las cuales pueden aumentar la grasa corporal, lo cual puede a su vez aumentar el riesgo cardiovascular. No se recomienda que las personas que no beben comiencen a hacerlo ni que los que ya beben aumenten su consumo de alcohol.

Riesgos en ITM Bienestar Salud, desde enero de 2008, lleva a cabo un estudio prospectivo, liderado por la nutricionista Margarita Fernández Lopera, con el objetivo de  realizar un diagnóstico del estado nutricional y los principales factores de riesgo cardiovascular en los empleados del ITM. Como metodología, cada seis meses se realiza la medición de peso, talla, índice de masa corporal, presión arterial, índice cintura cadera, relación de  agua y grasa corporal. Acaba de realizarse la tercera fase del estudio, y durante el próximo semestre se hará un corte para  dar a conocer los resultados y  las nuevas estrategias de intervención, además de las ya ofrecidas por las diferentes áreas de Bienestar.


entrevista

13

Julio - Agosto 2009

“Estamos en babas para hacer un doctorado”: Pedro Prieto Por Jorge Eusebio Medina

“Los que se gradúan en el país se pueden contar con los dedos de la mano. Brasil y México gradúan 5.000 doctores al año. Esto evidencia el impacto que tiene el desarrollo industrial en aquellas naciones”.

S

i existe algún colombiano a quien se le pueda considerar un científico es Pedro Prieto Pulido. Estudió Física en la Universidad Nacional de Colombia. En esa misma institución hizo la maestría en Ciencias. Viajó a Alemania con una beca para cursar doctorado en Ciencias Físicas, en el Centro de Investigación Nuclear. Luego, con otra beca, regresó para hacer un post doctorado en Superconductividad. Su logro académico más reciente es un post doctorado enfocado en materiales magnéticos de la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos. Cualquiera pensaría que no debería estar en el país. Pero ni la firma alemana Siemens lo sacó de sus arraigos. “Yo siento que tengo una deuda muy grande con Colombia y lamento que haya gente que se vaya para solucionar sus problemas, pues no construye nada para los que se quedan”, dijo en una entrevista que le concedió a la periodista Mabel Paola López. Prieto Pulido reconoce los avances que ha tenido la educación superior colombiana en los últimos diez años, pero admite que “estamos en babas en materia de doctorados, si nos comparamos con países como Brasil y México”, que cada año gradúan 5.000 doctores. “Aquí se matriculan 300, pero son muchos menos los que se gradúan como tal”, indicó. Son tantos los aportes que Pedro Prieto le ha hecho a la ciencia nacional que es difícil mencionarlos. El país se los ha devuelto con reconocimientos, entre otros, con la Medalla de Ciudades Confederadas, otorgada por la Gobernación del Valle del Cauca, el galardón de profesor Honorario de la Universidad del Valle y, uno hecho desde afuera: becario de la Sociedad Americana de Física, “un honor que apenas han tenido 10 latinoamericanos en toda la historia de ese colectivo”. Pedro Prieto se lamentó de que América Latina invierta más en la guerra que en investigación y desarrollo. De ahí, su preocupación “por la Colombia de las futuras generaciones, aquella que le dejaremos a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos”. Todas esas razones fueron más que suficientes para abordarlo durante una visita suya a la Institución Universitaria ITM, donde habló para LA TEKHNÉ de la calidad de la educación en Colombia. Redacción LT: un tema polémico, la calidad de la educación en Colombia… Doctor Pedro Prieto: En la última década, todas las políticas de registros y certificados de gestión de la calidad que se implementaron han tenido un efecto que puede verse en la calidad global de la educación superior. Global significa que uno toma un promedio y mira hacia dónde va la cuestión. ¿Con qué se han encontrado? Con que ha habido un incremento sustancial en la contratación de profesores de tiempo completo en las instituciones de educación superior y una mejora sustancial en los medios educativos, infraestructura, bibliotecas y sistemas informáticos. Casi todas las instituciones de educación superior tienen acoplados y sistematizados todos sus sistemas administrativos, académicos y sus bases de datos. Se trata de procesos que no se pueden modificar de la noche a la mañana y que se demoran entre diez y doce años para ver los cambios. En este sentido, el programa de registro calificado y de acreditación de alta calidad en el que se embarcó el Ministerio, hace ya más de diez años, está dando resultados que son perfectamente cuantificables. Podemos decir, entonces, que la educación superior en Colombia, en una proporción muy alta, ha cambiado. Pero todo eso no podría dar los resultados, si no existe una cosita que se llama fomento, que consiste en que las instituciones con acreditación y programas de alta calidad reciban por parte del Estado un fomento, porque están preparando a nuestros ingenieros, abogados, médicos, con mayor calidad. ¿A qué hace referencia cuando habla de fomento? Fomento significa muchas cosas. Por ejemplo, que haya programas como los que existieron en el desaparecido Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior (ICFES). Y digo existió, porque a pesar de que realmente sigue operando, ya no es lo que era el ICFES. El país le debe todo el desarrollo de las maestrías a esa entidad. ¿En que se convirtió el ICFES? Pues, en el Instituto Nacional de Pruebas, que es una tarea importante, pero su labor sustancial, de fomento, desapareció. Es necesario que la estrategia de la calidad de educación sea para mejorar o sostenerse, a partir de los programas que se han hecho, pero con un soporte muy amplio de fomento. Ahora, ¿cómo veo la educación en el ámbito internacional? Cuando uno mira el desempeño de nuestros estudiantes que han salido al exterior, una vez superan la barrera de los idiomas, se da cuenta que nuestros programas de educación superior en el país son, en muchos casos, mejores que los programas de países como los Estados Unidos. ¿Ejemplos de programas académicos que son mejores en Colombia que los que se ofrecen en el exterior?

Muchos: de ingeniería, medicina y varios de ciencias sociales. Puedo asegurar que un programa de pregrado colombiano comparado con un programa Bachelor americano está muy por encima de ellos; en eso no hay nada qué hacer. ¿Qué les recomienda a los muchachos que hicieron pregrado y se disponen a hacer un posgrado? Yo les diría lo que he practicado con mis hijos: hagan una carrera en una institución buena. Buena significa acreditada en Colombia, y hagan una especialización o un doctorado en el exterior, que sí son realmente muy buenos y difíciles de superar, porque los programas doctorales exigen mucha inversión. Un estudiante doctoral vale 500 millones de pesos en el exterior. Aquí no podemos hacer esa inversión. En Colombia estamos haciendo esfuerzos muy grandes para iniciar programas doctorales que, por ahora, tenemos que hacerlos en colaboración con instituciones de primera calidad. No concibo todavía programas doctorales totalmente hechos en el país, en el momento. Eso es difícil. Significa que hacen falta políticas públicas para que el Estado patrocine doctorados para los colombianos… Si nos miramos y comparamos con países como Brasil y México, estamos en babas. Nosotros, si acaso, tenemos una matrícula que no pasa los 300 estudiantes de doctorado por año. Pero los que se gradúan se pueden contar con los dedos de la mano. Brasil y México, en cambio, gradúan 5.000 doctores al año, lo que evidencia el impacto que tiene el desarrollo industrial en esos países. El gobierno es muy lento para tomar decisiones en la materia. ¿Por qué? Aquí tenemos un problema bastante delicado. De nuestro producto interno bruto sólo invertimos menos del 0.3% en investigación y desarrollo, y un porcentaje muy bajo en programas de educación superior. No pasa de trescientos millones de dólares, muchos de esos recursos se van en cuestiones administrativas, mientras que los gastos militares superan los 13.6 billones de pesos. En otras palabras, un helicóptero Black Jack vale mucho más que el programa de COLCIENCIAS, eso no tiene un sentido. Nos falta vernos como país. ¿Qué es lo que queremos dejarles a las futuras generaciones, a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos? A Colombia le hace falta visión política, para que haya un país maravilloso con todas las condiciones, para tener una sociedad con sus condiciones mínimas satisfechas y con las condiciones de vida amables, más que la de los países desarrollados. Cuando veo que la inversión en gastos militares en América latina supera a los de investigación y desarrollo, no dejo de sorprenderme. Usted está cerca al Consejo Nacional de Acreditación. ¿Qué piensa del escepticismo que generan los pares aca-

démicos para las universidades y los mismos programas, lo que ha llevado a que se proponga que sea el ICONTEC la entidad que cumpla con esas funciones? Se trata de una propuesta desenfocada. La acreditación institucional tiene que ser vigorosa. Hasta donde tengo conocimiento, los pares que van a las instituciones son de la más alta calidad, las instituciones deben tomar su presencia como una asesoría especializada. ¿Para qué sirve eso? Para que la institución se mire internamente desde afuera. Una mirada externa de gente que viene a decir: “hay que arreglar estas cosas”. Porque no está bien decir: “yo soy bueno”. No es una actitud adecuada. Yo tengo que mostrar que soy realmente bueno, sin querer decir que soy perfecto. Es gravísimo que una institución se considere perfecta, porque no habría nada que hacer. Todas las instituciones tienen aspectos que deben mejorarse. Luego, la acreditación tiene que ser exigente y de alta calidad, porque además es voluntaria. Ahora, ¿qué beneficios tiene la acreditación de alta calidad? Son enormes. Una institución acreditada puede crear sus programas, sin que pasen por la acreditación obligatoria. Eso le abre las posibilidades y le da más autonomía. Es como tener un sello, pero no del ICONTEC, porque el ICONTEC puede hablar de la calidad de la forma de una botella, pero no de la calidad de un servicio educativo. Acepto, se deben recibir las críticas, pues es un principio básico en el quehacer académico. Es un constructo colectivo, tanto de las instituciones como del CNA o de un Ministerio. Debe quedar claro que el ICONTEC es para asuntos técnicos, y no para asuntos tan complicados como los servicios de una institución educativa, que tiene la responsabilidad de preparar la gente que va a dirigir al país. ¿Cuáles son las próximas universidades de Antioquia que van a recibir la acreditación institucional? A la Universidad de Medellín ya le fue aprobada. Se trata de una universidad que muestra un compromiso claro con la calidad. Por supuesto, como todas, tendrá cosas por mejorar, pues ninguna podrá decir que es perfecta. Le repito, es un hecho que la U. de M. va recibir la acreditación. En EAFIT aparece una condición adicional: ya la tuvo, y ahora se va a reacreditar. De EAFIT hay que decir que es una institución que figura en el record de las cien universidades latinoamericanas, de las cuales sólo hay siete colombianas: La Nacional, Valle, Antioquia, Los Andes, Javeriana, EAFIT y la del Cauca. Ésas son las siete universidades del top 100 del ranking mundial en América Latina. En el ámbito mundial, la Universidad Nacional debe estar cerca al puesto 800. Aprovecho para decir que debe ser un objetivo de nosotros, que las universidades Nacional, del Valle y de Antioquia, estén dentro de las quinientas mejores del mundo. Eso significa que debemos hacer las cosas con más calidad, y que debemos trabajar por el mejoramiento interno de las instituciones.


14

perfil Julio - Agosto 2009

“No le sirva desayuno, si no busca trabajo” Por Marleny Aristizábal y Jorge Eusebio Medina

Un ingeniero Electrónico que quiso ser médico. Experto en aplicaciones médicas, es uno de los 5.200 doctores que tiene Colombia. Edilson Delgado es el director del Centro de Investigaciones del Instituto.

D

icen que las mamás lo saben todo. Que conocen más de la vida que cualquier sabio. Nadie mejor que ellas para ser filósofas y profetas. Eso podría decirse de María del Socorro Trejos, una mujer del común que le marcó el destino a su hijo Edilson Delgado Trejos para que se convirtiera en uno de los 5.179 doctores –en el sentido estricto de la palabra– que tiene Colombia. La historia comenzó cuando Edilson aprobó los exámenes de admisión para estudiar Medicina, en la Universidad de Caldas; o Ingeniería Electrónica, en la Universidad Nacional, sede Manizales. “Usted tan escrupuloso e hipocondriaco, ¿cómo va a estudiar Medicina, si usted le huye a todo el que se le acerca enfermo? Estudie mejor Ingeniería Electrónica, pues a usted lo que le interesa es el conocimiento médico y estar al lado de los aliviados”, le dijo doña María del Socorro a Edilson, quien de esa manera superó el dilema y optó por la Ingeniería. Su recorrido académico de más de veinte años comenzó con la primaria en Ibagué (Tolima) y su bachillerato en Riosucio (Caldas), su tierra natal. Luego de terminar el pregrado en Ingeniería Electrónica, en la Universidad Nacional de Manizales, siguió con una maestría en Automatización Industrial y empató con un doctorado en Ingeniería (Línea de Investigación en Automática), también en esa universidad, considerada el centro de estudios superiores más grande de Colombia. Fue un doctorado, hecho en convenio de la Universidad Nacional con la Universidad Politécnica de Cataluña (España) para el desarrollo del marco experimental. Para graduarse, su tesis doctoral –premiada con la distinción Tesis Meritoria Internacional– tuvo que ver con el conocimiento médico. La tituló “Extracción-Selección de características para la detección de isquemia y deficiencias valvulares, mediante registros de la actividad cardíaca”. Nada más premonitorio, tal y como se lo anticipó doña María del Socorro.

La Electrónica al servicio de la Medicina Si bien su mamá sentenció el destino profesional de Edilson, su vida académica se encargó de unir la electrónica con la medicina, dos profesiones aparentemente distintas que encontraron en las señales eléctricas el punto de conexión para que cumpliese su doble anhelo. La electrónica es una rama de la física que estudia y emplea sistemas basados en la conducción y el control del flujo de electrones u otras partículas cargadas eléctricamente. Es usada para el control, procesado, conversión y distribución de la energía eléctrica. Las señales fisiológicas, por su parte, constituyen la representación de los fenómenos físicos mediante relaciones establecidas. Desde el pregrado, y dado que tenía el mejor promedio en electrónica, a Edilson lo invitaron a participar en un semillero de la asignatura Teoría de señales, orientado por el profesor Germán Castellanos, que lo invitó a hacer parte de un proyecto ideado por el profesor Rodolfo Llinás, quien estaba trabajando en la automatización de algo llamado análisis de la tranquilidad, mediante procesamiento de señales electroencefalográficas (EEG) y las electromiográficas (EMG) durante el sueño. La tarea consistía en construir un aparato automático que analizara las señales electroencefalográficas y reportara el tiempo que un paciente registraba en cada una de las etapas que constituye el sueño humano. Con ello, el médico podía determinar el tiempo efectivo de descanso de un paciente enfermo con el fin de precisar si el desgaste se debe a los efectos de la enfermedad, o si es por falta de descanso de la persona. La automatización de este procedimiento se traduce en disminución del tiempo de análisis requerido por el médico, y ahorro de costos económicos para el paciente. “Me puse a trabajar en eso, me fui a estudiar con los estudiantes del neurólogo del Hospital Infantil Universitario. Ese semestre no hice nada de lo que tenía planeado, sino estudiar neurología, para entender bien cómo era la dinámica de las señales y cómo varían, dependiendo del estado de ánimo. Después, comencé a trabajar en las demás cosas. Lo más chistoso fue que con eso no me gradué. Mi tesis de pregrado fue realmente una cosa de control, unas maquinitas, unos robots. Con lo otro, no me gradué, porque todavía no había ninguna validación de que lo que había hecho estaba bien, y en medicina hay que tener una población suficientemente grande, de forma que el médico lo hace manualmente, y después se cruzan esos resultados con los que arroja el aparato. A eso se le llama análisis de concordancia. Ésa no fue mi tesis de pregrado, sino mi inducción de análisis de señales biomédicas”.

“Al día siguiente de graduarme, mi papá le dijo a mi mamá: A este muchacho no le sirva desayuno, sino sale a buscar trabajo. Yo le dije: no se preocupe, yo voy a conseguir trabajo. – A usted no le ha tocado vivir. Usted ha estado toda la vida en un laboratorio, todo el mundo le hace venia porque es muy buen estudiante, pero eso no es la vida. Afuera no le van a decir: venga, usted ocupó el primer puesto. Afuera no se sabe quién es mejor ni quién es peor. Lo es quien tiene trabajo. Yo le dije: Por lo menos déjeme disfrutar, mire que apenas me gradué ayer. –No hijo, aquí es moviéndose. Ayer se graduaron más de veinte ingenieros en electrónica, que por la mañana no existían, y en la tarde aparecieron. Afuera la competencia es dura, así que mientras ellos están celebrando, usted debe dedicarse a conseguir trabajo. Y yo pensé: si busco rápido trabajo, le estoy cogiendo ventaja a otros veinte ingenieros que harán lo propio aquí en Manizales, o en Colombia. Arranqué, compré el periódico y empecé a buscar. Cuando llegué esa noche, me dijo: Me acaba de llamar un amigo de Bogotá. Allá necesitan reemplazar una persona que trabaja en una empresa de computadores, porque está enfermo, le dio apendicitis y necesita reemplazarlo para el lunes. Le van a pagar muy poquito, pero comience por ahí. Si usted no tiene idea de eso, es lo de menos. Usted tiene un título, hágalo valer. Me fui para Bogotá y comencé a trabajar como supervisor de tarjetas de video. El relevo era por veinte días, pero el estado de salud de la persona que estaba reemplazando se complicó; le

Una vez se llena de oxigeno, ingresa nuevamente al corazón por la aurícula izquierda, pasa al ventrículo izquierdo y de éste sale impulsada a todo el cuerpo. El ventrículo izquierdo es una motobomba tan potente que expulsa la sangre con la fuerza suficiente para que suba al cerebro y baje hasta los pies. Es la parte del corazón que hace el mayor esfuerzo y todo lo que pasa en esa zona es fulminante. Si algún fragmento de este tejido se deteriora, ya no expulsa la sangre como debe ser, provocando que no llegue sangre suficiente al cerebro. El paciente comienza a sentir mareos u otras anomalías que pueden desencadenar hasta la muerte. Nosotros estamos diseñados para que en un sector del corazón, se genere un impulso eléctrico que, al pasar por un tejido, lo contrae. Esta contracción es la que permite impulsar la sangre de una cavidad a otra. Así funciona el corazón. Ése fue el trabajo que comencé a hacer en la Maestría. Pero después de estudiar y estudiar, a la hora de definir la tesis con la que me iba a graduar, hice nuevamente una cosa diferente. Los médicos dijeron: qué bueno crear un sistema que anuncie al médico cuándo un paciente se recupera genuinamente, o si la recuperación es para morirse. Y ese cuento, cómo es, pregunté. Me reuní con una junta de médicos y me dijeron:

¿En qué consiste la tesis? Por el impacto social de mi tesis de Maestría me dieron una beca que se llama Excelencia Académica Nacional. Lo que yo hice fue una plataforma de tele consulta, donde el médico del área rural, si tiene forma de acceder a Internet, se puede comunicar con un especialista en Manizales y mandar las señales para un diagnóstico más acertado. Con esa experiencia, en el doctorado me centré en problemas de corazón, como el infarto y los soplos. Comencé a trabajar en herramientas que le dicen a usted si ese dolorcito que tiene es por infarto o no, si es un soplo peligroso o si no lo es. El corazón es un músculo que necesita de la sangre para vivir. Él tiene unas arterias microscópicas que se llaman arterias coronarias, que son las que irrigan todo el músculo. Cualquier ceniza de cigarrillo, la nicotina o la grasa interfiere en su funcionamiento. El cuerpo es tan perfecto que trata de curase solo. El aire que uno respira llega y empuja y si la arteria está taponada, y en vez de moléculas de oxígeno empuja nicotina, esa nicotina se va para las arterias coronarias que van a irrigar el corazón. Si se tapa la arteria coronaria, la persona siente una fatiga con sensación de muerte y comienza a sentir picadas provenientes del tejido afectado.

¿Qué pasa, entonces, en el corazón? Que el tejido del corazón no vuelve a vivir nunca. Es como los del cerebro, células del cerebro que se mueran ya no vuelven a revivir. Si se tapona, empieza a carecer de oxígeno, comienzan las punzadas, eso es lo que se conoce como angina de pecho, el dolor. El infarto es ausencia de oxígeno en un conjunto de tejido del corazón por taponamiento causado, entre otras cosas, como nicotina o grasa.

¿Qué es un derrame cerebral?

Un derrame cerebral y un infarto pueden darse por principios fisiológicos equivalentes. Es decir, un “infarto” en el cerebro desencadena lo que se conoce como derrame cerebral. Ahora, cuando se habla de soplo, el problema no es de taponamiento, es que las válvulas, por donde pasa la sangre entre las cavidades del corazón, tienen problemas. Una vez pasa la sangre a una cavidad, la válvula debe quedar totalmente cerrada para que con el impulso posterior que la llevará a la siguiente cavidad, la sangre no se devuelva. Cuando el corazón se contrae y se devuelve la sangre, es que una válvula tiene un orificio y no se está cerrando bien. Al sonido que produce el defecto en el funcionamiento valvular se llama soplo.

¿Cuándo es peligroso y cuándo no?

extendieron la incapacidad a un mes. A los treinta días, el jefe inmediato me dijo: usted es muy bueno, yo tengo un amigo que trabaja en Ecopetrol y hablé con él esta mañana. Me dijo que necesitan un supervisor de mantenimiento, ¿usted sabe de eso? Claro, yo sé de máquinas, y si son máquinas que no conozco me pongo a estudiar. Más que bueno para trabajar, soy bueno para estudiar. Al lunes siguiente estaba en Ecopetrol. Pensaba que mis estudios habían llegado a su final. En adelante, iba a ser un hombre productivo en una empresa en la que todo mundo quiere trabajar. En esas, me llegó la beca por mejor promedio en Electrónica para hacer la Maestría. La beca consistía en un par de salarios mínimos legales, y si daba clases, me pagaban un poquito más. Comencé a dar una materia que se llama matemáticas discretas para procedimiento digital de señales. En ese tiempo casi todos los profesores estaban canosos, yo fui de las primeras promociones en las que los profesores eran estudiantes de Maestría.

De las señales cerebrales a las señales de corazón

Lo primero que hice al volver a la universidad fue buscar a mi tutor Germán Castellanos con quien había estudiado las señales cerebrales. “Edilson, me dijo, usted es el que necesito para un trabajo que tengo con la Fundación Cardiovascular de Colombia, en Bucaramanga. Ya no con señales cerebrales, sino con señales de corazón, pero siguen siendo señales”. Qué necesitan que haga, le dije. “Vea, Edilson, póngame cuidado, cuando un paciente tiene arritmias, se requiere determinar cuáles son muy peligrosas y cuáles no. El corazón tiene cuatro cavidades. La sangre que viene de todo el cuerpo, entra a la aurícula derecha, pasa al ventrículo derecho y de ahí a los pulmones para su oxigenación.

Vea Edilson, hay un fenómeno fisiológico que se llama muerte súbita; es cuando un paciente se mejora para morirse. Muerte normal es que usted está muy mal y se murió; lo lógico es que si usted se va a morir, cada vez esté peor. La muerte súbita es aquella en la que usted está muy mal y de pronto se pone bien, come bien, está de buen humor, le van a dar de alta, y de repente se murió.

Desde la maestría mostró su potencial Con el uso de la ciencia, la tecnología y la innovación, Edilson quiso crear un sistema automático para uso de soporte de diagnóstico para muerte súbita, basado en el estudio de señales ECG. Desde que se matriculó en la maestría de Automatización Industrial, comenzó a pensar en un aparato que luego llamó: Analizador de muerte súbita y arritmias cardíacas. Para hacerlo, hizo uso de la Teoría del caos, una estrategia matemática que permite la obtención de patrones determinísticos a partir de algo visiblemente desordenado. El Analizador de muerte súbita y arritmias cardíacas –uno de los productos de su Maestría– que sirve al Grupo Telesalud del Departamento de Caldas, para darles una probabilidad a los médicos de si la mejoría de un paciente es para muerte súbita o lo es para mejoría integral. Porque si el aparato alerta al médico sobre una posible muerte de un paciente, lo lleva a tomar medidas para que ello no ocurra. La tesis Caracterización de arritmias cardíacas usando técnicas de dinámica no lineal fue, al igual que la tesis del doctorado, premiada, esta vez por el impacto social que tuvo y tiene en su Departamento. Valga decir que ese fue el trabajo que lo llevó a ganarse la beca Excelencia Académica Nacional, otorgada por COLCIENCIAS y la Universidad Nacional, con la cual pudo hacer el doctorado.

Depende de la ubicación del soplo y puede darse insuficiencia o regurgitación valvular. Lo que yo hice en mi tesis es un sistema de representación de las señales cardíacas para que se vea claramente si un paciente tiene soplo o isquemia, y en qué fase está. En caso de presentarse un soplo cardíaco, emitir un soporte al médico para dar evidencia de si es patológico o funcional. Si es patológico hay que intervenir al paciente, y si es funcional, la persona puede vivir con eso toda la vida, eso sí, sin hacer cosas de máxima exigencia física. Investigaciones realizadas en el Departamento de Caldas indican que la población nativa en las áreas rurales de los veintidós municipios de Caldas, son de escasos recursos para acceder fácilmente a las clínicas de primer nivel en busca de diagnósticos clínicos basados en ecocardiogramas. Sin pensarlo dos veces, con el grupo de investigación de la Universidad Nacional, sede Manizales, presentaron un proyecto a Colciencias con el fin de garantizar g que una persona pudiera ir a los centros de salud más cercanos y recogiera las señales relacionadas con la actividad cardíaca de los personas con problemas de isquemia (infarto) o deficiencias valvulares (soplos). Mejor dicho, hizo más económico el proceso. ¿Cómo? Se ideó la estrategia metodológica para que los profesionales de la medicina tuvieran en ese equipo la posibilidad de recoger los datos de los pacientes, para luego del diagnóstico soportado por principios matemáticos, garantizarles una atención efectiva en Manizales. Edilson tiene claridad de que el impacto social de su tesis doctoral es avaluado, pero es un convencido de lo importante que es hacer cosas por y para su tierra, en este caso Manizales: “Es posible producir acá para ayudarle a Colombia a ser mejor”, dice. Para lograrlo, le infunde cada que puede esa mentalidad a sus estudiantes del ITM. “Colombia tiene todo para ser una potencia. Estar afuera me ha permitido ver a Colombia con el potencial de ser uno de los mejores g CONTINÚA EN LA PÁGINA 15


aquídentro

15

Julio - Agosto 2009

Inversión en talento

De izquierda a derecha: Jorge Buitrago, Tomás Correa, Milena Patiño, Henry Copete, Francisco López, Julio Rendón, Cristián Guarnizo, Santiago Sánchez, Edilson Delgado, Carlos Molina. Debajo: Laura Villa, Paula Botero, Marcela Montoya, María Elena Moncada.

M

agísteres, doctores y post doctores conforman la nueva generación de investigadores y académicos del ITM. Llegados al claustro en el último año, mayormente, los jóvenes proceden de varias universidades colombianas y extranjeras. Su perfil está dado por la sencillez, humildad, dedicación, con la que asumen las pesquisas en las que cada uno trabaja. Algunos fueron becados o tuvieron matrículas de excelencia, casi todos han publicado artículos en revistas indexadas nacionales y del exterior, o tienen libros. Hablan otro idioma, además de un buen español sin el acento de montaña. Una generación de gente seria, respetuosa con el claustro y sus pares. Sin extravagancias, ordenados, el conocimiento es su principal

devoción por el conocimiento y posean la capacidad para innovar y crear. Con esta certeza, el ITM lleva diez años invirtiendo para incrementar su activo de talento con músculo para enriquecer la tradición Relevo generacional con responsabilidad social acumulada por la humanidad en toda su historia, la institucional de La misión de la universidad discurre en una paradoja: es deposita- 65 años y, sobre todo, brillar con luz propia en el futuro cercano como ria del saber y la tradición científica; es su guardiana y trasmisora. la institución admirada, respetada y necesaria para el desarrollo de Al tiempo, tiene el deber de correr la frontera del conocimiento y Medellín y su región. Esta pasarela de inteligencias que distinguimos hoy en LA TEKHNÉ buscar todos los días la esquiva última verdad. Para moverse exitosamente entre la tradición y la nove- y en el Balance Social 2008 – 2009, constituyen un claro ejemplo de dad, la universidad requiere de claustros inteligentes, bon- que el ITM invierte en su estrategia de desarrollo, que el relevo genedadosos, serios, fuertes, consagrados; claustros que vivan la racional se construye con responsabilidad social. (Ana Agudelo). característica… El ITM y Medellín esperan mucho de ellos en los próximos años.

María Elena Moncada: Ingeniera electricista de la Universidad de Antioquia (2000), Doctora en Ingeniería en la Universidad del Valle (2007). Su experiencia: desarrollos en bioingeniería enfatizada en las aplicaciones de señales eléctricas y magnéticas para diagnóstico y tratamiento. Santiago Sánchez: Ingeniero Electricista (Universidad Tecnológica de Pereira, 2006). Maestría en Ingeniería Eléctrica (2008), “Joven investigador e innovador de COLCIENCIAS”. Proyectos relacionados con el área de control, automatización y sistemas de inteligencia artificial. Optimización con métodos heurísticos y energía eólica. Julio César Rendón: Magíster en Ingeniería - Énfasis energética (Universidad de Antioquia 2008). Trabajo meritorio en simulación numérica de la combustión. Ingeniero Mecánico (Universidad Nacional de Colombia, 2002). Docente en Ciencias Básicas y Ciencias Térmicas. Tomás Correa: Ingeniero Mecánico (Universidad Nacional de Colombia, 2002). Maestría en Ingeniería del gas natural (Universidad de Oklahoma). Realizó investigaciones geológicas para el Estado de Oklahoma, asistente de investigación en la misma Universidad. Investigaciones experimentales de yacimientos de gas natural (2006 - 2008). Henry Copete: Ingeniero Mecánico (Universidad de Antioquia, 2004). Maestría en Ingeniería Energética, énfasis en Combustión (2008). Trabajo de investigación meritorio. “Joven investigador e innovador de COLCIENCIAS”. Coautor de libros relacionados con uso eficiente de la energía, uno de los inventores de la patente “Self regenerative crucible furnace for melting aluminum and copper alloys”, de la oficina colombiana de patentes. Cristian Guarnizo: Ingeniero Electricista (Universidad Tecnológica de Pereira, 2005). Magíster en Ingeniería Eléctrica, línea de Instrumentación y Con-

trol (2007). Áreas: Investigación en máquina inteligentes y reconocimiento de patrones. Francisco López: Físico (2003) y Magíster en Física (Instituto de Física, Universidad de Antioquia, 2006). Doctorado en Física de la misma Universidad. Matrícula de Honor 2000, 2001 y 2002. Beca “Joven Investigador” (2002 – 2003), grupo de Óptica, Instituto de Física de la Universidad de Antioquia. Beca “Estudiante Instructor” (2004 – 2006). Beca COLCIENCIAS 2006, doctorado en Física. Marcela Montoya: Ingeniera Industrial (Universidad Nacional de Colombia, 2003). Magíster en Administración (Universidad EAFIT, 2008). Alumna especial del programa de Maestría en Administración, con énfasis en Innovación y Tecnología de la  Universidad Federal de Rio Grande del Sul (Brasil). Luis Javier Morantes: Ingeniero Electrónico (Universidad Nacional de Colombia – Sede Manizales, 2005). Maestría en Ingeniería – Automatización Industrial (Universidad Nacional de Colombia – Sede Manizales, 2009), con apoyo de la convocatoria nacional de investigación 2007, de la misma universidad. Victoria Estrada: Bióloga (2002), Historiadora (2004), Magíster en Lettres, langues, cultura (Universidad de Borgoña, Francia, 2007. Beca Programa Alban de la Unión Europea). Consejera temática de la sala “Conexión de la Vida”, del Parque Explora, Medellín (2005-06). Formulación, coordinación y ejecución de proyectos de investigación, y redacción de artículos originales (U. de A., 2002-08). Coordina el proyecto de investigación histórica del Museo de Historia Natural del ITM. Carlos Augusto Molina: Físico (U. de A.). Magíster en Astronomía del Observatorio do Valongo (Rio de Janeiro). Candidato a doctor en Astronomía (Observatorio Nacional de Brasil). Profesor asistente del curso Introducción a la Cosmología, de la UFRJ. Áreas de investigación y docencia: física básica, rela-

países del mundo. Lo amo, y por eso me vine de España. Lo que ocurre es que al país lo han saqueado mucho y los que se superan, se van”, dice Edilson.

pero a la que le falta investigación de alta calidad y espíritu de alma máter a los profesores. “Les hace falta más sentido de pertenencia”, agregó. Ortodoxo, piloso y papá regañón. Un “sardino”, con apenas 32 años que cumplió el 8 de junio. Así lo identifican sus compañeros del Centro de Investigaciones del ITM, a donde llegó en agosto de 2008 –Ahora es el jefe– para quedarse por unos años, con el propósito de aportarle más a la calidad académica, la investigación y la ciencia, objetivos trazados por el rector Marduk Sánchez. Para que su vida no se pierda en los libros y en la academia, Edilson Delgado Trejos sigue extrañando a su Riosucio, que le simboliza su amor por Colombia. De sus padres lleva la marca de una crianza con principios bíblicos. Y como además es músico, toca guitarra y compone canciones, tiene un grupo de rock llamado LP. “Para mantener la camaradería con sus amigos”, afirmó Delgado Trejos. Mientras tanto, el doctor Delgado espera paciente nuevas palabras proféticas de su mamá, aquellas que le han advertido lo importante y humano que sería para él juntar la vida y los conocimientos médicos, suyos y los de su novia Sarah Rothlisberger, experta en genética y bioquímica, y quien trabaja en la Clínica Weak-Field, en Wellington, Nueva Zelanda. Para que algún día, cuando se desposen, la conexión medicina–electrónica-genética-bioquímica, ya no con señales eléctricas sino de servicio, los lleve a prestarles una mejor ayuda a la ciencia y a la humanidad.

Logros posteriores Para cualquier investigador es motivo de orgullo que sus artículos sean publicados en las más prestigiosas revistas del mundo. Y lo debe ser para el ITM y para su Centro de Investigaciones, que tiene en Edilson Delgado, un ejemplo de lo que es una persona hecha a pulso y con base en su talento. Luego de exponer y disertar su tesis doctoral en Durham, “la ciudad médica de los Estados Unidos” –allí están los mejores médicos y clínicas del país norteamericano–fue admitido para escribir en dos revistas indexadas. Una de ellas es la IEEE, una de las más reconocidas del mundo, en el área de la ingeniería biomédica, para la cual escribió sobre La reducción de dimensiones orientada a la visualización de características para la detección de isquemia. Todas esas razones llevan a entender por qué el Centro de Investigaciones del ITM destacó el hecho. Porque no es fácil que tres expertos internacionales hayan aprobado el artículo de manera unánime, en primera revisión, y sin ninguna anotación ni recomendación. Lo mismo que pasó con su tesis doctoral: diez sobe diez, y sin objeciones. Del ITM, Edilson advierte que es una institución universitaria con grandes dotes para ser competitiva,

tividad general, radiación gravitacional, astrofísica extra galáctica, cosmología y radioastronomía. Pertenece al consorcio Dark Energy Survey (DES-Brasil), trabaja con cúmulos galácticos en Cosmología. Edilson Delgado: Ingeniero Electrónico (2000), Magíster en Automatización Industrial (2003), Doctor en Ingeniería LI Automática (Universidad Nacional de Colombia, 2008). Becas Excelencia Académica para Estudiantes sobresalientes de post grado (2001), Excelencia Académica Nacional 2004. Miembro activo en comités editoriales y científicos de revistas indexadas. Áreas de investigación: análisis y aplicación de técnicas de reconocimiento de patrones, entrenamiento de máquinas inteligentes, procesamiento digital de señales y análisis de relevancia en estructuras multivariantes. Paula Botero: Antropóloga (Universidad de Antioquia, 1999). Magíster en Estudios Urbanos y Regionales (Universidad Nacional, 2007). Investigadora social y de comportamientos culturales de consumo, sociedad y globalización; procesos sociales de generación de conocimiento e innovación en el contexto de los sistemas regionales de innovación. Publicación (en coautoría): Redes de conocimiento en Sistemas Regionales de Innovación: el caso de las Pymes en Antioquia y el País Vasco. Milena Patiño: Economista del Desarrollo y Magíster en Estudios Políticos (Universidad Pontificia Bolivariana). Áreas: la energía y su contribución del alivio a la pobreza, economías ilícitas y conflictos internos, generación y transferencia de conocimiento y sistemas regionales de innovación. Ha desempeñado responsabilidades y cargos administrativos en el sector público, local y nacional. Laura Villa: Ingeniera Mecánica (Universidad Nacional de Colombia). Magíster en Ingeniería con énfasis en Energía (Universidad de Antioquia). Actividad investigativa: uso racional y eficiente de la energía tér-

mica, procesos de transferencia de calor, generación de entropía y gestión de proyectos. Ha coordinado procesos de autoevaluación de programas de posgrado y liderado la implementación de sistemas de gestión de la calidad, en el sector privado.

Se vincularán a partir de julio

Nelson Osorio: Tecnólogo en Química (Universidad Tecnológica de Pereira, 1993). Ingeniero de Petróleos (Universidad Nacional de Colombia, 2006). Maestría en Ingeniería del gas natural (Universidad de Oklahoma, 2008). Actualmente se desempeña como consultor en el SPT Group Inc. (ScandPower Petroleum Technology). Edgar Rueda: Ingeniero Mecánico (Universidad EAFIT, 2001). Maestría en Física (Instituto de Física, Universidad de Antioquia, 2007). Doctorado en Física de la misma Universidad. Su tesis doctoral “Encriptación y desencriptación dinámica de información por medios ópticodigitales” fue aprobada con mención Cum Laude. Miembro de la Optical Society of America (OSA), de The International Society for Optical Engineering (SPIE) y de la Sociedad Colombiana de Física. Es presidente del “Capítulo de Estudiantes de la OSA en Antioquia”. Milton Orlando Sarria: Ingeniero Electrónico (Universidad Nacional de Colombia). Maestría en Ingeniería – Automatización Industrial (Universidad Nacional de Colombia). Área: procesamiento digital de señales y proyectos de investigación en clasificación. Carlos Gómez: Astronomía-Astrofísica (Universidad Estatal de San Petersburgo, Rusia, 2007. Mención Honorífica). Beca ICETEX y Gobierno de la Federación Rusa (2001-2007). Publicaciones: “WEBT and XMM-Newton observations of 3C 454.3 during the post-outburst phase, Detection of the little and big blue bumps”, en Astronomy & Astrophysics, vol. 473. “Color variability of the blazar 3C 454.3 in 20042006”, en Astronomy Reports, vol. 53, No. 6.

www.itm.edu.co

P I V A L SILen los vuelos de


16

noticias Julio - Agosto 2009

Profesora del ITM ganó premio Lápiz de Acero

La diseñadora Natalia Pérez participó en el proyecto Parque Explora, mejor Proyecto de Diseño 2009

La diseñadora industrial de la UPB, Natalia Pérez Orrego, docente del ITM en la Facultad de Tecnología, fue una de las ganadoras del Premio Lápiz de Acero, con el diseño del Parque Explora, donde desarrolló el contenido de las salas interactivas, la sala infantil, la sala abierta, el vivario y el acuario, involucrando juegos interactivos e interiores de los espacios. Pérez Orrego hizo parte de un grupo de trabajo de 45 personas, nunca antes conformado en Medellín, para el desarrollo de un proyecto que, por sus características y tamaño, incluyó diseñadores industriales y gráficos, ingenieros mecánicos y electrónicos, científicos de diferentes áreas, además de un grupo de practicantes. El Premio Lápiz de Acero es un reconocimiento que entrega la Revista Proyecto Diseño a los mejores proyectos de creación nacionales o internacionales producidos por el talento colombiano. Ha tenido un papel importante en el área, pues ha hecho que la industria siga más de cerca el diseño profesional, como aplicación en el desarrollo de sus productos y en el mercado.

Acreditan programas de Electrónica y Análisis de Costos y Presupuestos

El ITM recibió del Ministerio de Educación Nacional la acreditación de los programas de Tecnología en ELECRÓNICA y ANÁLISIS DE COSTOS Y PRESUPUESTOS. Las resoluciones oficiales llevan la fecha de 28 de abril de 2009. La acreditación de los programas es válida para un período de cuatro años, contados a partir de la fecha de expedición del acto de acreditación oficial. Las resoluciones, con la firma de la Ministra Cecilia María Vélez, y el aval del Consejo Nacional de Acreditación, contiene las consideraciones tenidas en cuenta por ese despacho para el otorgamiento de la

acreditación entre las cuales destaca, en el primero, “el compromiso con la investigación formativa que se evidencia a través de su semillero de investigación, y la investigación tecnológica que desempeña, de apoyo a las empresas locales por medio de su grupo de investigación en Automatización de Procesos Industriales, categoría C de COLCIENCIAS”. El programa de Tecnología en Electrónica del ITM tiene en la actualidad 861 estudiantes matriculados y 325 egresados. Con estos dos nuevos programas, son ya diez los programas con acreditación de alta calidad del ITM.

Presupuesto del ITM adicionado en $10.344 millones Programa piloto de voto electrónico:

para replicarlo en el país

Un programa piloto de voto electrónico, que bien podría replicarse en jornadas electorales para alcaldes, gobernadores, Presidente y corporaciones públicas en el país, puso en práctica el ITM en la más reciente jornada electoral, donde los estudiantes eligieron a sus representantes ante los Consejos Académico y las facultades de Ingenierías y Artes y Humanidades y los profesores su vocero ante el Consejo de la novata Facultad de Artes. El Departamento de Informática del ITM dispuso de diez computadores para que los electores pudieran hacer uso del voto: cinco en Robledo y cinco en Fraternidad. Jorge Gutiérrez, ingeniero del Departamento de Sistemas dijo a LT que el sistema es muy confiable, pues el hecho de estar en línea y hacer uso de una sola base de datos no permite la posibilidad de fraude si a alguien le diera por sufragar en los dos campus. “Pese a haber sido una fase experimental –el ITM la replicará en los siguientes procesos electorales internos– el programa piloto funcionó a las mil maravillas y sin dificultades”, explicó el ingeniero Gutiérrez. Tanto que el ITM podría ser el puntal de apoyo para que el Consejo Nacional Electoral y la Registraduría la repliquen a manera de experimento, en otras regiones del país y para jornadas de más envergadura, señaló. Los electores calificaron el proceso como muy práctico y novedoso. Pero hicieron recomendaciones. Por ejemplo, que debe haber más privacidad, concentración y reserva de la información seleccionada a la hora de votar. Hace algunos años, la Registraduría experimentó con el voto electrónico en Medellín. Pero fracasó en el intento. La gran fortaleza del ITM es que esta primera experiencia del voto electrónico le servirá para mejorar la siguiente. Y hasta para apoyar otros procesos electorales en Colombia.

Enseña a dibujar con el lado derecho del cerebro Vino a Medellín hace más de veintidós años. Aquí se casó. Aquí nacieron sus hijos, y cuando habla de Medellín y de Antioquia, no duda en señalar que se siente como de acá, porque en este valle la arroparon: Es Viviana Pesce. Una chilena que, además de ser profesora de la Universidad de Antioquia, lo es también de los Talleres de Artes Plásticas que ofrece el ITM todos los martes, en el campus Robledo. No importa si usted no sabe dibujar. La profesora Pesce le enseña. Viviana es maestra en Artes Plásticas, mujer y madre, razones suficientes para estar llena de paciencia, para enseñarle a dibujar a quienes jamás en la vida han hecho un trazo.

En $10.344 millones se adicionó el presupuesto del ITM para 2009. En razón de las adiciones de recursos, provenientes de convenios firmados por la Institución Universitaria con el municipio de Medellín, el presupuesto para la vigencia fiscal del año llegará a los $77.200 millones, casi once mil millones más que lo aprobado por el Concejo de Medellín en diciembre de 2008. El presupuesto contempla una partida de $25.615 millones, el 33.18%, para la ejecución de los proyectos de inversión. Para funcionamiento, el ITM contará con $51.584 millones (el 66.82%). Se resalta en esta área, la creación en 2009, de veinte plazas docentes de carrera de tiempo completo, con lo que se completará al final del año las 93 plazas. Éste es uno de los ítems que más califica a las instituciones universitarias. El presupuesto de la Institución Universitaria ITM se financia con recursos propios, de convenios y de capital y transferencias municipales. Los recursos propios suman $18.197 millones. Las transferencias del municipio de Medellín, incluidas las de inversión y funcionamiento, ascienden a $30.075 millones aproximadamente.

Nuevos miembros del Consejo

Directivo asumieron sus cargos

Ante el Consejo Directivo en pleno asumieron sus cargos tres nuevos representantes del máximo organismo administrativo del Instituto Tecnológico Metropolitano. Se trata del ingeniero civil Óscar Mesa Sánchez, quien llegó al Consejo Directivo del ITM en representación del Ministerio de Educación. Mesa

Sánchez es profesor titular de la Universidad Nacional, donde fue Vicerrector de Investigaciones para todo el país y Vicerrector de la sede Medellín. Hasta hace poco ocupó la Dirección Ejecutiva del Área Metropolitana. También se posesionó el vocero de los egresados Heber Augusto López Osorio, para cuyo cargo fue elegido de manera democrática. López Osorio es docente de cátedra, tecnólogo en Construcción de Acabados Arquitectónicos, y Especialista en Gestión Energética Industrial. Dairon Alberto Arboleda, por su parte, asumió en el Consejo Directivo la representación de los profesores. Ingeniero Civil y especialista en Gestión Energética Industrial, Arboleda Quintero es profesor asociado del ITM desde 1997 y es uno de los académicos de la institución universitaria que en la actualidad adelanta estudios de doctorado en Ciencia y Tecnología y Gestión de la Innovación Tecnológica, dentro del convenio que el ITM firmó con la Universidad del País Vasco.

Mujeres inscritas

Gracias, Egresados

superaron a los hombres

De 11.972 inscritos para el segundo semestre, 6.374 fueron mujeres. La tesis del Rector de “hacer a las mujeres ricas, humana y materialmente, mediante el conocimiento” fue el factor determinante para que, por segunda ocasión en la historia del ITM, el número de mujeres inscritas superara el de los hombres. En total se inscribieron 6.374 mujeres. La cifra representa el 53,2 % del total de registros. Para el segundo semestre, los programas preferidos por los aspirantes en la institución universitaria fueron Gestión Administrativa, Análisis de Costos y Presupuesto, Ingeniería Biomédica. El subsidio del programa “Inscripción gratuita de mujeres” fue de $204 millones.

Con alegría recibo el honor que me brindan al elegirme como su representante ante el Consejo Directivo de nuestro ITM, mi interés principal es representarlos con dignidad y responsabilidad, defendiendo ante todo, el derecho de todos nosotros a participar activamente en la materialización de proyectos que aporten al fortalecimiento de nuestra Institución Universitaria y a mantener su reconocimiento como una institución de calidad, en la cual se trabaja para lograr la excelencia académica. Los invito a que mantengamos abiertos todos los canales de comunicación, quiero conocer todas sus inquietudes, propuestas ó sugerencias, con el fin de trasmitir nuestro sentir ante el Consejo Directivo. Reciban un abrazo, quedo comprometido a realizar una buena gestión por todos los egresados, y profundamente agradecido con quienes depositaron en mí la confianza para ser su representante. Heber López Osorio


elrincóndelriesgo

17

Julio - Agosto 2009

Riesgo inminente y miedo,

conceptos estrechamente relacionados Por Juan Guillermo Rivera

A

lgunos compañeros me preguntaban sobre el tema del próximo “Rincón del riesgo”. Obvio, les decía, el virus AH1N1. Pero esta obviedad no significaba escribir sobre lo mismo. La hasta ahora pandemia inminente me ha servido para estudiar nuestro comportamiento en épocas de crisis o, mejor, en épocas de riesgo inminente. La gripe porcina o AH1N1 o nueva gripe, en 2009, obliga a la toma de decisiones gubernamental y científica, así como también de los emporios farmacéuticos. Los demás nos sometemos, casi sin protestar, a las decisiones tomadas: cierre de escuelas, restaurantes y lugares de esparcimiento, uso de mascarillas, hábitos de higiene, uso de antivirales (revive el tamiflu y, casi por milagro, se rescata de la crisis financiera a las compañías farmacéuticas) y otras medidas que obedecemos, como si la confianza en estas instituciones nunca se hubiese perdido o menoscabado. ¿Cuál es la explicación a este fenómeno? Tal como ocurrió en el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, el miedo supera nuestros supuestos, nuestras opiniones. Confiamos en las decisiones científicas y gubernamentales, nos alimentamos de la información en los desacreditados medios de comunicación, tanto la opinión como el informe científico son fuentes consultadas en la búsqueda de la respuesta a la pregunta: ¿Qué debemos hacer? Se evidencia una fuerte relación riesgo – miedo. El anuncio de la Organización Mundial de la Salud de una pandemia inminente1, sumado a los miles de infectados y de algunos casos fatales, dispara el factor miedo, confirmándolo como el principal aliado de la percepción del riesgo. Si bien el análisis y la deliberación para la toma de decisiones no es democrática (no tenía porque serlo), la acción sí lo fue. Al igual del casi consenso para el ataque y exterminio de los talibanes en Afganistán, las decisiones de las agencias científicas y gubernamentales se aceptan y se acatan, millones de mexicanos sacrificaron su bienestar para minimizar el riesgo. La desconfianza pierde poder, la fé en las instituciones es el único paliativo para el miedo, el vituperado tamiflu y la estigmatizada industria farmacéutica son ahora los salvadores. Este modelo mexicano se extiende, al igual que el virus, a otros países en todo el orbe. La confianza como catalizador de los miedos. Parece existir mayores temores y desconfianza a diferentes tipos de riesgos. Desde los años ochenta, del siglo pasado, nacieron movimientos ecologistas que desarrollaron una serie de campañas en contra de la energía nuclear; este hecho generó temor y desconfianza del público sobre este tipo de energía. Los accidentes de Chernóbil, Tree Mile Island y los basureros de residuos nucleares contribuyeron a incrementar los niveles de desconfianza. La ingeniería genética, por su parte, ha presentado grandes debates de tipo ético y religioso en los últimos años. Por contraste, la confianza en los expertos de la salud (médicos, neurólogos, otorrinos, odontólogos…) no ha sufrido este tipo de deterioro de la imagen pública. En épocas de riesgo “no inminente”, en general, tanto las instituciones gubernamentales como científicas presentan problemas de legitimidad frente al público, Las instituciones modernas han sufrido una erosión de la legitimidad, como consecuencia de su incapacidad para hacer frente a los riesgos autogenerados. Esta situación ha puesto de manifiesto los pormenores inaceptables de las amenazas físicas, así como la dinámica interesada y ciega de la estructura industrial-capitalista que se encuentra tras esos riesgos. Por lo tanto, los mecanismos científico-políticos para el control del riesgo son vistos ahora con desconfianza. (Rodríguez Zabaleta, 2007, pág. 180)

En tanto, medien otros intereses y la “no inminencia” esté presente, la confianza seguirá debilitándose. El común denominador son los intereses económicos y políticos. Podríamos afirmar que no hay desconfianza en el conocimiento experto o científico sino en la influencia de otros actores para la toma de decisiones: “[…] mientras que los médicos, las organizaciones ambientales y del consumidor, y los medios cualificados son generalmente fuentes de información altamente confiables, el gobierno y la industria son fuentes típicamente de desconfianza” (Haynes, Barclay, & Pidgeon, 2008, pág. 606). Pero, en riesgo inminente… Si tememos una posible inundación de nuestra vivienda por una fuga de acueducto, la presencia del plomero aleja nuestros temores; tenemos confianza en su oficio. Si tememos un posible colapso estructural de nuestra vivienda, el buen juicio del ingeniero aleja nuestro temores; confiamos en su saber ingenieril. Si tememos un fatal desenlace por una enfermedad en nuestro sistema biológico, la presencia del médico minimiza nuestros temores; confiamos en la medicina contemporánea. Si el AH1N1 toca nuestra puerta, confiamos en el Tamiflu o cualquier otro producto de las, antes poco confiables, farmacéuticas. En la inminencia del riesgo, la autoridad cataliza nuestros miedos. No es fácil establecer una frontera entre el miedo y el terror. Podríamos pensar en temores gradados: temor, miedo, terror, pánico, etc. Sin embargo, las emociones dependen de otras circunstancias asociadas a una situación riesgosa. A manera de ejemplo, el 2 de marzo de 2009, la cadena noticiosa CNN entrevistó a uno de los policías que participaron en el ataque al campamento de “Raúl Reyes”, segundo cabecilla de las FARC en Colombia. Frente a una de las preguntas del periodista, y referida a sus sentimientos al conocer los pormenores de la misión, el policía manifestó: “Sentí miedo”. Según el uniformado, este miedo era producto de su conocimiento del anillo de seguridad del objetivo. La pregunta que nos hacemos es: ¿Qué sienten los no combatientes? El estado de

indefensión, además de impotencia, genera terror o, si se prefiere, un miedo de alto nivel. Internet, fuente de información del riesgo inminente. Buscamos otras fuentes por múltiples razones: porque no confiamos en nuestros medios de comunicación, porque es insuficiente la información suministrada, porque queremos profundizar en el tema o, especialmente, por miedo. La pandemia inminente, inspiradora de este “Rincón:::”, fue aprovechada por cientos de noticieros electrónicos (www.rtve.es, www. elpais.com, http://es.noticias.yahoo.com, http://www.antena3noticias. com, etc.) y bloggeros del mundo. Por ejemplo, mi blog http://www. rincondelriesgo.blogspot.com/ incrementó considerablemente el número de visitas en el último mes. Al explorar la ruta de enlace al blog, más del 60% eran consultas realizadas desde México. De Nuevo León (Monterrey) se consultó en Google: pandemia “bomba biológica”; de Guanajuato (Salamanca) alguien consultó en imágenes de Google la expresión “pandemia.png”. Pero las consultas no se limitaban a los términos comunes como pandemia, H1N1, gripe porcina, gripe aviar, etc., revivían términos como fenilpropalamina y pseudoefedrina asociados a los antivirales. El miedo crecía con las informaciones de la Internet y, como efecto boomerang, las consultas crecían con el miedo. Nadie escapó al miedo: “China puso en cuarentena a…, Colombia no autorizó el juego de equipos mexicanos en.., Francia solicita suspender vuelos, Estados Unidos aumentó la vigilancia en sus fronteras…, las autoridades sanitarias cubanas informaron hoy que se están adoptando… , el Ministerio británico de Asuntos Exteriores recomendó hoy a los británicos que eviten…, El gobierno nipón suspenderá

dos. Las falsas creencias, la información distorsionada en los medios de comunicación o la errada interpretación de esta información (la invasión desde Marte, narrada por H. G. Wells, por ejemplo) generan estos temores infundados. La afirmación “no se teme lo que no se conoce” está sujeta a discusión, en tanto que puede generarse temor al riesgo por desconocimiento del mismo. Por ejemplo, se tiene mucho temor a los accidentes aéreos, pero se desconocen las bajas probabilidades de ocurrencia de un siniestro como éste. Sin embargo, son las consecuencias las que elevan o no el nivel del miedo y, al parecer, el grado de percepción del riesgo. No tememos a un perro doméstico si no sabemos de su potencial de daño, tampoco temíamos a la llamada gripe H1N1 porque no sabíamos de sus implicaciones. Sentimos más temor de sufrir un accidente aéreo que un accidente automovilístico. Las imágenes del primero son más espantosas. Más prominentes. El miedo se constituye en una variable que explica, en parte, las diferencias de percepción entre los expertos y nosotros los legos, sólo en parte, en tanto que el experto también siente miedo, menos miedo, pero a fin de cuentas… miedo. Mientras que para los primeros, el número de fatalidades es importante para evaluar y percibir el riesgo, para el lego este dato es intrascendente (Slovic & Weber). Tenemos más miedo a morir de cáncer que morir de un ataque cardíaco, las estadísticas en este caso son irrelevantes. ¿Cómo es posible temerle a un riesgo cuya probabilidad de materialización es prácticamente cero? Es algo equiparable al temor despertado por una posible invasión marciana. En una encuesta practicada a 206 personas en Medellín, 45 de ellos respondieron que el tsunami es un evento que temen más que

de forma temporal…, el cantante español Raphael pospuso para una fecha aún no definida la presentación que tenía”. Nunca estaremos preparados para momentos como los que genera un riesgo inminente. El miedo a ser aplastado por los escombros en un terremoto, por ejemplo, supera cualquier preparación. Del terremoto de Cariaco (Venezuela), ocurrido en 1997, se tiene el siguiente registro:

a un terremoto o a un accidente de automóvil. ¿Qué motiva a los encuestados para temerle más a un tsunami que a otros eventos con mayor probabilidad de ocurrencia? Lo desconcertante es que Medellín (Antioquia) se encuentra a 490 km de la costa. Una primera respuesta podría ser que el temor no implica creencia en la ocurrencia del evento. Aceptada esta premisa, debería existir algún motivo para generar este temor. La respuesta está en los medios masivos de comunicación. En diciembre de 2004 el tsunami del suroeste asiático fue divulgado por cuanto medio de comunicación existía. Al igual que en el “Katrina” y en el virus H1N1, se utilizaron los últimos recursos disponibles en la red. Miles de fotografías y videos estaban a disposición de todo el mundo, las experiencias vividas eran relatadas continuamente en los diarios y noticieros de televisión. Las devastadoras imágenes quedaron grabadas en la mente de los sorprendidos espectadores, entre ellos nuestros encuestados. La fijación de estas imágenes es más duradera gracias a la coincidente película El día después de mañana (The day after tomorrow), filmada en ese mismo año. En esta producción, el calentamiento global del planeta desencadena un catastrófico cambio climático en la Tierra. Enormes bolas de granizos destrozan Tokio, la nieve se presenta en Nueva Delhi. Luego, una serie de devastadores tornados azotan la ciudad de Los Ángeles. Los espectaculares efectos especiales representan no uno, sino varios tsunamis simultáneos en Nueva York, fruto del derretimiento de los glaciares. Como si fuera poco, dos años después, se presentó Al Gore con su apocalíptico documental Una verdad incomoda. En su laureada película, Al Gore ilustró los efectos del cambio climático, entre ellos, el aumento considerable del nivel del mar, que inundaría las principales ciudades del mundo. La cadena de televisión HBO, por su parte, contribuyó, en 2006, con la mini serie Tsunami: The Aftermath, inspirada en acontecimientos reales. En todo este contexto se confirma el grado de percepción como grado de creencia. Es decir, no es extraño que, en su momento, algunos teman una invasión marciana, la caída de un meteoro sobre la superficie terrestre o el complot Obama – Calderón para revivir las farmacéuticas y desviar la atención sobre la crisis financiera. Cada uno es libre de creer lo que quiera, por ahora yo sólo tengo… un leve temor.

El Hospital Universitario “Antonio Patricio Alcalá”, clasificado tipo IV, y con capacidad para 358 camas, había realizado un gran número de actividades de preparativos para desastres, como simulacros de evacuación, asesorías para planes de emergencia, y planes de reducción de la vulnerabilidad. Sin embargo, en el momento del sismo, el personal de salud, pacientes y familiares desalojaron inmediatamente el hospital. El temor o pánico se incrementó porque la población sabía que el hospital estaba situado sobre la falla de El Pilar. (Rangel Sánchez, 1999, pág. 19)

Miedo, conocimiento e información. No era motivo de preocupación, para la mayoría de la población del continente americano, el fenómeno de la gripe aviar (H5N1), ¿por qué? Por falta de “conocimiento” o, si se prefiere, mayor información de lo que este evento riesgoso significa. Por contraste, existe una alta preocupación en los científicos por la reactivación de este virus, ¿por qué? La respuesta se encuentra en la experiencia vivida, registrada y posteriormente conocida por los científicos actuales. El miedo o temor, entonces, se vincula, también, al conocimiento que tenemos del objeto o evento percibido, recreado y representado individual o socialmente. Si este conocimiento viene acompañado de la experiencia directa o indirecta, el temor es mayor. Por otra parte, el temor también se asocia con la cercanía del evento, en tiempo y en espacio. Fue diferente nuestro temor, si lo hubo, el 11 de septiembre de 2001, que el sentido por los habitantes de la gran manzana. El miedo o temor en particular y las emociones en general afectan nuestro modo de actuar frente a un riesgo. Lo cierto es que nuestro temor es manifiesto sólo si conocemos sobre el evento riesgoso, en especial, sobre sus consecuencias. Riesgos asociados a la clonación o a los organismos genéticamente modificados (OGM) no son motivo de preocupación para la mayoría de la población, como tampoco lo eran los virus H1N1 y H5N1. Igualmente, pueden existir temores infunda-

Bibliografía • Haynes, K., Barclay, J., & Pidgeon, N. (2008). The issue of trust and its influence on risk communication during a volcanic crisis. Bull Volcanol, 605-621. • Muñoz, E. (2004). Europa y Estados Unidos: Actitudes diferentes ante los OMG. Quark (33), 31-38. • Rangel Sánchez, A. (1999). Crónicas de Desastres - Terremoto de Cariaco, Venezuela. (OPS), Organización Panamericana de la Salud. • Rodríguez Zabaleta, H. (2007). Dinámicas de constitución del riesgo: una propuesta composicional para gobernar los riesgos (Tesis doctoral). Donostia: Universidad del País Vasco. • Slovic, P., & Weber, E. (2002). Perception of Risk Posed by Extreme Events. Paper in conference Risk Management strategies in an Uncertain World, New York: Palisades.


cultura

18

Julio - Agosto 2009

Sobre las encuestas de consumo cultural

¿Cuántos libros leemos? Por Raúl Domínguez

“Está muy bien fabricar bachilleres, licenciados, catedráticos y ejecutivos. La sociedad los demanda con insistencia, eso no se discute... pero cuánto más esencial es abrir a todos las páginas de todos los libros”: Daniel Pennac (Como una novela: 2004)

Fotografía: Archivo Secreto

s para contar

¿

Es cierto que los habitantes de Japón, Noruega, Finlandia y Canadá leen más de treinta libros en promedio al año? ¿Es verdad que la UNESCO recomienda leer como mínimo veinticinco por año? ¿Cuántos libros leemos los colombianos? ¿Es viable y tiene validez buscar este tipo de dato? Aparte de algunas buenas mediciones de hábitos de lectura de ciertos países europeos, una búsqueda más o menos minuciosa en la red no permite identificar una fuente lo bastante sólida y seria para sustentar ciertos rankings que se publican y con los que nos invitan a compararnos, casi siempre para terminar acomplejados, pero sin proponer estrategias concretas para mejorar. Pero lo que sí parece no tener discusión es que hay una estrecha relación entre la magnitud e intensidad de la lectura de las personas y los niveles de desarrollo humano de los países. Dejando pendiente, por el momento, la tarea de contrastarnos con el exterior, reseñaremos algunos resultados de la Encuesta de Consumo Cultural 2008 del DANE, publicada el pasado mes de marzo. Esta encuesta busca caracterizar las prácticas culturales asociadas al consumo cultural y al uso del tiempo libre en la población colombiana mayor de cinco años. El cuestionario se aplicó durante el segundo semestre de 2008, a 12.031 hogares, para un total de 38.327 personas –la encuesta de 2007 había sido aplicada a 2.415 hogares, con un total de 8.275 personas– en referencia a los últimos doce meses. En este comentario, que por la brevedad no se detiene en serias críticas que se le pueden hacer a la metodología, a las preguntas y al enfoque de la encuesta, tendremos en cuenta sólo las cifras para personas mayores de doce años. El estudio partió de siete categorías para la medición: 1) presentaciones y espectáculos culturales (teatro, danza, ópera, música en vivo, ferias y exposiciones); 2) espacios culturales (bibliotecas, museos, casas de la cultura, monumentos históricos, centros culturales); 3) publicaciones (libros, revistas y periódicos); 4) audiovisuales y música (cine, video, televisión, videojuegos, radio y música grabada); 5) formación cultural (talleres o cursos, educación informal); 6) práctica cultural (realización por hobbie, gusto o hábito), y 7) uso del tiempo libre (lunes-viernes y sábado-domingo). Entre los resultados que preocupan, cabe destacar los siguientes: el 46.31% de la población declaró que no realizó ninguna actividad cultural durante el último año, y entre los que asistieron a teatro, danza u ópera, el 35.10% lo hizo una vez en el año, y sólo el 13.58%, una vez al mes. Un 43.67% asistió a música en vivo una vez en el año, sólo el 7.50%, una vez al mes. En cuanto a la asistencia a espacios culturales, las cifras

también muestran un gran déficit en el acceso a ciertos productos culturales: asistió a museos el 11.72%. En galerías de arte y salas de exposiciones estuvo el 8.56%. Específicamente, respecto a la asistencia a bibliotecas, el promedio fue apenas del 24%, del total de encuestados. Entre las razones de no asistencia están: desinterés/no le gusta el 66.55%, falta de tiempo el 24.05%, está muy lejos el 7.87%, le falta de dinero el 5.50%, y no hay/no existen sólo el 0.93%. Respecto a la lectura de libros, las mujeres con 55.27% marcan una clara diferencia frente a los hombres, con 48.94%. Para 2008 el promedio general de libros leídos fue de 1.93 por persona (en 2007 fue de 1.82, una mejora de sólo 0.11 en el índice, a pesar de los programas de promoción de la lectura emprendidos). Entre las razones para la no lectura se encontró: desinterés/no le gusta el 59.18%, falta de tiempo el 29.99%, prefiere leer revistas o periódicos el 6.62%, las bibliotecas se encuentran lejos el 0.99%. Es decir, según esto, a más de la mitad de los colombianos no les gusta ni les interesa ir a bibliotecas ni leer libros, y una cuarta parte aduce no que no le queda tiempo para lo mismo.

Fotografía: Archivo

no se incrementa, proporcionalmente, respecto a la creciente población estudiantil de los últimos años. Al respecto, se aplicó una encuesta, en el primer semestre de 2009, entre estudiantes y docentes cuyos resultados más importantes, frente a lo que venimos mostrando aquí, son los siguientes: Estudiantes: ante la pregunta ¿Qué medios de consulta académica utiliza con más frecuencia?, se obtuvo que el 95.35% usa Internet y sólo el 4.65% consulta libros y revistas en la biblioteca. Frente a la pregunta: ¿Cuántas veces prestó libros y revistas el semestre anterior?, se encontró esto: entre 1 y 3 libros el 43.68%, cuatro ó más libros el 28.74%. Ninguna vez ¡el 27.59%! Es decir, menos de la tercera parte de los estudiantes presta más de cuatro libros por semestre. Entre los motivos para no prestar libros y revistas están: hace las consultas por Internet el 67.07%, no tiene tiempo

r

Secretos para conta

renciados en la bibliografía de la asignatura, y el 42.11% no verifica en los trabajos de éstos la bibliografía consultada en la Biblioteca ITM. Finalmente, el 60% de docentes no lleva los documentos referenciados en la asignatura a los centros de fotocopia de los campus para que estén disponibles para sus estudiantes. Es claro: urge replantear muchas estadísticas sobre hábitos de lectura a la luz de transformaciones dramáticas que se están dando en el campo de las TICs y que han llevado a modificar la concepción y percepción que tenemos tanto acerca de un artefacto que, como el libro, ya es mirado por muchos como un auténtico fósil, así como respecto a la gutenberguiana práctica de la lectura. No obstante, la masiva y, al parecer, inevitable migración de la consulta al soporte digital, está basada, en muchos estudiantes y docentes de pregrado, más en la no despreciable variable de la comodidad que en la más exigente de la calidad académica. Ya Jorge Orlando Melo (“Del papel a la pantalla: Perspectivas paradójicas de Wikipedia”. El Malpensante, N° 90, septiembre de 2008), mostró que, dados los costos comerciales y el funcionamiento de los procesos editoriales y de arbitraje de las publicaciones, hoy todavía, en muchos campos disciplinarios, puede ser más confiable la información soportada en papel que la que se encuentra en ingentes flujos de la red, que no se someten a filtros de calidad intelectualmente honestos. Ciertamente, un avezado investigador no tendrá dificultades para discernir fuentes de información disponibles en la red, pero, no nos engañemos, se puede esperar muy poco de una academia satisfecha y cómplice con sus estudiantes, que casi sin saber leer y escribir aún, “construyan” su conocimiento simplemente cortando y pegando bits de información extrapolados de un primer pantallazo de Google, sin el menor ejercicio reflexivo y crítico. Es necesario dar un debate al respecto en el ITM. La baja demanda de recursos de información tradicionales, por parte de la docencia y la investigación, no se ha reflejado en un mayor requerimiento en términos de la consulta de fuentes digitales serias, como las bases de datos académicas y los libros electrónicos. Tributarios de una innovación cultural fantástica y amable con el ambiente, como los e-libro y el kindle, en ningún momento se trata de una simple reivindicación nostálgica del polvoriento libro tridimensional. Algo de lo que tampoco habría porqué avergonzarse. Mejor, preguntemos: ¿Qué tan rigurosamente nos estamos apropiando del conocimiento, independiente del soporte o tipo de memoria en que circule?

A los ignorantes los aventajan los que leen libros. A éstos, los que retienen lo leído. A éstos, los que comprenden lo leído. A éstos, los que ponen manos a la obra: Proverbio Hindú Lo anterior se puede comprender mejor si observamos los datos acerca de las actividades en que se ocupó el tiempo libre. De las horas invertidas en actividades de tiempo libre en los lapsos lunes-viernes y sábado-domingo, el grupo de 511 años dedicó 21.66 y 13.49 horas, respectivamente; el grupo de 12-25 años dedicó 16.72 y 10.39 horas, el grupo de 26-40 años ocupó 13.18 y 8.63 horas, el grupo de 41-64 años dedicó 14.24 y 8.81 horas, el grupo de 65 años y más, ocupó 21.27 y 10.64 horas respectivamente. Y las cifras más altas de ocupación de ese tiempo libre se dieron en consumo de televisión (95.20%), radio (76.94%), música grabada (51.74%) y videojuegos, sobre todo en las poblaciones entre los 5-25 años. En consecuencia, abusando un poco de la estadística, el colombiano promedio asiste poco a espectáculos y espacios culturales, no le gusta o no le interesa mucho leer ni ir a bibliotecas, y la mayor parte del tiempo libre se la pasa viendo televisión, escuchando radio o practicando videojuegos. Obviamente, la realidad no es tan homogénea y tiene muchas más variantes, pero esta caricatura da una idea aproximada de ciertas tendencias en el consumo cultural.

¿Cómo está el asunto en el ITM? Producto de la preocupación con los índices de préstamo de material bibliográfico, en la Biblioteca del ITM se comenzó hace poco un trabajo para tratar de establecer las causas por las cuales este índice

de ir a la biblioteca el 10.98%, la biblioteca está distante el 14.63%, y otros el 7.32%. El 76.74% de estudiantes dice buscar fuentes diferentes a las referenciadas por el docente, presta libros en otras bibliotecas el 30.59%, y sólo el 4.65% reporta haber consultado o prestado revistas y libros en idioma inglés. Finalmente, respecto a la pregunta ¿Encuentra en la biblioteca del ITM, generalmente, los documentos que necesita?, contestaron sí el 60.47%, no el 3.49%, algunas veces el 26.74%, y no busca documentos en la biblioteca ITM el 9.3%. Docentes de tiempo completo y cátedra: el 85% reporta que, en los trabajos presentados por sus estudiantes, las consultas se realizan en Internet, el 15% en libros y revistas de la biblioteca (una diferencia de diez puntos menos respecto a la que confiesan los estudiantes). Al ser preguntados si aceptan trabajos realizados por sus estudiantes con fuentes exclusivamente de Internet, el 56.41% dice que no. El 38.46% de docentes aducen que en las bibliografías consultadas por los estudiantes se citan textos en inglés (llama la atención que sólo el 4.65% de estudiantes dijeron haber consultado fuentes en inglés). Ante la pregunta ¿Durante el semestre, visita la biblioteca, al menos, una vez al mes, para conocer el material bibliográfico nuevo relacionado con su área académica?, el 81.58% contestó que sí, pero el 60% dice haber realizado más de cinco préstamos de documentos. Un 40% no hace seguimiento a sus alumnos sobre consulta de documentos refe-

rauldominguez@itm.edu.co


cultura

19

Julio - Agosto 2009

Libros de Secretos Por Jairo Osorio Gómez

Mientras los académicos discuten la sobrevivencia del libro en papel, una fundación paisa produce textos especiales para obsequiar a los campesinos. Hasta junio se habían entregado 2.244.444 libros (más de 386.4 millones de páginas) y beneficiado a 748.148 familias. ¡Ésta sí es revolución!

A

l mundo lo sostienen los hilos invisibles de las cofradías de hombres buenos que trabajan por sus congéneres. Es lo que siempre he pensado, al ver el espectáculo de horror y asaltos cotidianos que, desde la política, la economía y los malos ademanes, nos muestran los telediarios y la prensa continental. Una de aquellas cofradías, que ahora encuentro, en medio de su discreción, es Secretos para contar: una especie de catequistas que enamoran con su apostolado, más que con sus encantos de amazonas y sus modales de dandíes. Sin bulla, casi imperceptibles, clandestinos para la gran prensa, sencillos como intérpretes teatrales de barrio, con un perfil tan bajo que hasta yo mismo, que estuve informado de sus inicios, desconozco: Así son los promotores del proyecto educativo. Secretos para contar es una fundación social que nació en 2003, a partir del sueño de un finquero paisa: Llegar a los hogares campesinos con libros que ayudaran a la curiosidad y el asombro, y que, además, facilitaran el conocimiento y la diversión. Un regalo, al mismo tiempo y a las seis familias de la vereda, de libros sobre la importancia del cuidado de los árboles, de las cuencas de agua, y la urgencia de construir semilleros con árboles nativos, dio motivo para pensar en una Fundación que hiciera realidad el propósito. Fueron publicaciones dejadas entre los hombres del campo, con la intención de convencerlos para ayudar a mantener viva la Tierra. La merced se entregó sin esperar mayores respuestas, pero sucedió lo contrario. Quienes continuaron la obra de acercar textos a sus hogares, recuerdan, después, que nunca, esas gentes, habían dado los agradecimientos con el sumo fervor de la ocasión. El regalo honró tanto, que alguien tuvo que continuar con la idea de seguir entregando libros. Así surgió Secretos para contar. Con el ánimo exaltado, después de una pesquisa preliminar, los gestores entendieron que en la ruralidad hay mucho tiempo libre, pero que ningún libro habita en esas casas de los hombres de campo. Que nadie puede leer, por más que le insistan, si no tiene libros. Así, se dieron a la tarea de soñarse una biblioteca básica que potencializara sus capacidades, que dignificara sus familias. “Si uno tiene algo en casa, que sea un libro, para que los hábitos sean los del leer”, se prometieron. Libros de fácil acceso, agradables de consultar, que maravillaran a chicos y grandes. Luego de consultar qué publicaciones existentes en el mercado, y en las regiones, podrían surtir la quimera de “libros para el campo”, concluyeron que no había materiales pensados específicamente con ese fin. Entonces, se trazaron la meta de hacerlos con esas intenciones formativas. Seis años después, el programa es una realidad feliz. Hoy, Secretos es una invitación a la lectura en familia, con la posibilidad del conocimiento y el buen uso del tiempo libre, cuenta una de los gestores. Al año, la Fundación ya tenía los tres primeros volúmenes, con un tiraje de 50.000 colecciones: La casa y el campo, Lecturas para todos los días, Historias y lugares. Con esa edición, los libros llegaron, inicialmente, a treinta y dos municipios de Antioquia.

Componentes del programa Tres elementos forman el proyecto Secretos: los libros, su instalación y la capacitación a maestros y líderes. Los libros se realizan con criterios de calidad y belleza, diseñados por un grupo de pedagogos, escritores y conocedores de la temática rural. La instalación es la entrega personal a los niños y sus familias, en actos que motivan su apropiación e interés. La capacitación se hace mediante talleres y cartillas dirigidas a maestros, tutores SAT (bachillerato rural semi presencial) y líderes comunitarios, con el objeto de promover el uso de los libros como material escolar, y acercar el contenido a los lectores futuros. Sin embargo, los libros son el alma de la Fundación. Alrededor de las publicaciones gira el programa. Un grupo de noventa donantes, de los sectores privado, público y solidario (las cajas de compensación), posibilitan que Secretos para contar habite ya las casas de 471.191 familias. Son libros hechos para aprender, gozar, formar una familia mejor, construir una tierra más amable… Recogen textos del saber local y universal, presentados de forma amigable, con fotografías e ilustraciones hermosas. Ediciones casi impecables; costosas, incluso, como lo exige el buen gusto. (Borges me enseñó, la vez que lo conocí, que era el único gusto que deberíamos darnos los hombres: un libro bien editado). Accesibles al conocimiento de la materia de que trata cada tomo, los libros son regalados a los hogares en donde exista, por lo menos, un letrado; y a los maestros rurales (se esperan que sean letrados), con quienes trabajan de la mano para hacer verdaderamente provechoso el libro. La entrega se hace después de un taller de promoción de lectura. El lugar de convocación es la escuela. Los maestros son los responsables de consolidar los censos y las invitaciones a los padres. En los talleres, también se entregan las guías metodológicas que asisten al tutor en la promoción de lectura. A junio de 2009 se habían entregado 2.244.444 libros (más de 386.4 millones de páginas bien aprovechadas), y 20.000 cartillas a los maestros de los municipios atendidos. En 2007 y 2008, el 100% de los hogares rurales de Antioquia tuvieron las dos primeras trilogías de títulos: 748.148 familias. Estas familias, con hijos matriculados en escuela, en los municipios de la red Secretos para contar, también recibieron durante el lapso, un diccionario editado por la Fundación, para motivar la búsqueda y aprendizaje de nuevas palabras. Se repartieron, en esa labor, 86.000 ejemplares. Hasta comienzos del presente año, Secretos había obsequiado 748.148 colecciones, en un trabajo de logística único, en lo que es otra de sus labores admirables. Una hazaña, si se piensa que son los mismos gestores quienes llevan las publicaciones hasta el hogar de “los excluidos espirituales”. (Aunque en Colombia, los desvalidos intelectuales parecen ser todos sus habitantes, si nos atenemos a los índices de la última encuesta de consumo cultural. Ver artículo referido en esta misma edición, p. 18). En seis años de trabajo, la Fundación ha realizado nueve tomos, con tirajes promedio de hasta 70.000 ejemplares por título. Otra labor monumental, comparada con las ediciones avaras que logran arrancarle los poetas y narradores nuestros a las editoriales comerciales. En formato de 26 x 20 cm, la edición de cada título tiene la impronta de sus editoras. Con las dos primeras trilogías de libros, Secretos llegó, también, a veinte departamentos más de Colombia, por medio de la Red de Seguridad Alimentaria, de la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional de la Presidencia de la República. Otros beneficiarios del programa son las 50.000 familias vecinas de los Colegios de Calidad, fomentados por EPM en Medellín.

Llegan hasta en mulas

Fotografía: Archivo Secreto

s para contar

En la entrega de los libros, la Fundación se ayuda por medio de programas radiales que transmiten por sesenta emisoras locales y comunitarias. Son treinta minutos cada semana, que promueven “secretos para contar”. Los libros han llegado a las veredas en mulas resabiadas, en botes, en planchones, en camiones de pueblo. A hombro de baquianos y arrieros. Hasta en tarabita, por entre los peñascos de nuestras montañas perfiladas. Las fotografías que inventarían ese recorrido de soñadores, hablan de las aventuras que sufren los talleristas de la Fundación para dejar en cada hogar, cada cerro o llano perdidos de la geografía nacional, el resultado de su proyecto pedagógico.

Fotografía :

Archivo S

ecretos p

ara conta

Fotografía: Archivo

A cada publicación le invierten, en su preparación, un promedio de 70 a 80 millones de pesos en la investigación, escritura, corrección de textos y estilo, diagramación y montaje. La impresión se paga aparte, en tirajes abundosos que envidiaría cualquier autor. Y con una calidad que aguanta el examen riguroso de los pares editores. En papeles finos, “porque los niños del campo de Colombia se merecen ese regalo”, y por cuestiones prácticas: se necesita que el libro soporte el uso y abuso de las manos gruesas de los hombres de la tierra. Los títulos hablan del espíritu con el que abordan su misión pedagógica: La casa y el campo, Lecturas para todos los días, Historias y lugares, Planeta vivo, El hombre y su cultura, Cuentos y pasatiempos, Los primeros años, Lecturas fantásticas, Calor de hogar. En cada uno de ellos se fomenta un mundo de esperanzas, de fe, de confianza en los otros y sí mismo. Sin palabras altisonantes, sin retórica vanidosa. Son discursos sencillos, directos, pero dulces, fáciles de escuchar y de leer. Medidas las palabras, cada página es una clase magistral de cómo atender la infancia desde sus primeros días para fundar un mundo superior; cómo mejorar el entorno para asegurar un futuro sin tropiezos ni sorpresas; cómo pactar compromisos entre los hombres para salvaguardar el Planeta… Temas que apuntan a una visión optimista de la vida y de la sociedad. Porque es otro de los retos de sus gestores: el lector no encontrará jamás una palabra cargada de pesimismo o desaliento en sus páginas.

r

r

Secretos para conta

Una posición políticamente correcta: sus editores han optado por facilitarle, a sus leyentes, la cara risueña de la existencia. Tan dura ella, pobrecita, y tan trágica, en estas tierras sin dios, pero con diablo. La manera cómo se produce cada tema, sorprende al más avezado en el oficio de hacer libros. Cada detalle de las publicaciones se piensa con rigurosidad, se analiza a conciencia, se recrea con gusto y erudición. Ninguna de las tareas se improvisa. La experticia del trabajo está puesta en toda línea, título, gráfico o figura impresa en las publicaciones. Emociona cómo facturan los creadores de “Secretos”: con la solvencia que otros editores no pueden disfrutar, en ese hermoso oficio de hilar palabras y fabricar libros para los hombres. Conocer el trabajo de “héroes anónimos” de la Fundación es comprender el porqué la patria se mantiene a flote, a pesar de las tragedias, y porqué no ocurren más, a pesar de la dirigencia alocada que nos gobierna. Esta frailería bella hace por la gente lo que el Estado, la academia acartonada de nuestras Universidades, y la mayoría de la empresa privada, no hacen, para incluir en los beneficios sociales, con equidad, riqueza, valores perdurables, a la mayoría silenciosa de colombianos. Hay mucho de bondad en su labor. Dedicar sus días a la educación y producción de libros para la familia rural colombiana es tener el apostolado de la ecumenicidad que, por desdicha, aún no tienen todos los compatriotas. Su tarea merece nuestro aplauso. (Para T., y ya ni sé por qué).

Medición de impacto Comprometidos con la responsabilidad de retribuir a los donantes el resultado de su inversión social, la Fundación realiza periódicamente la medición de impacto del programa de educación no formal. En una investigación aplicada en marzo–abril de 2008, entre 38.270 familias y 1.219 educadores, en 887 veredas de los veintinueve municipios seleccionados (una muestra más grande que las realizadas por los encuestadores para las Presidenciales), los beneficiarios de los libros reconocieron haber compartido la lectura con el 20.2% de los vecinos o amigos, y el 79.8% con los miembros de la casa. El 82.6% de los encuestados dijo haber asistido a los talleres de promoción de lectura. El 44.5% de las familias

que recibieron libros, dijeron no tener otros en el hogar, distintos a la colección de Secretos. El 28% de los hogares no leía antes de recibir los libros, y sólo el 38.8% lo hacía muy poco durante la semana o el día. A la fecha de la encuesta, realizada por el Centro de Opinión Pública de la Universidad de Medellín, el promedio, semanal o diario, subió al 91.9%, lo que muestra las ventajas indiscutibles de una tarea bien direccionada, hecha con amor y generosidad. En la misma investigación, el 94% de los niños favorecidos reconocieron usar los libros en las tareas escolares, el 67% los llevan a la escuela, y al 92.5% de los estudiantes, les sirvió para mejorar el rendimiento académico en la escuela o el bachillerato. Ver: www.secretosparacontar.org


20

últimapágina Julio - Agosto 2009

Consejo Directivo creó Escudo de Oro ITM El Consejo Directivo del Instituto aprobó, mediante la Resolución 06, la distinción Escudo de Oro ITM. Con este reconocimiento, la institución universitaria reconocerá la tarea de las personas naturales y jurídicas, que le hayan aportado a la ciencia, la tecnología, las artes y la cultura en Colombia. La creación Escudo de Oro ITM llena un vacío en estímulos a los creadores nacionales, por parte del claustro, dijeron los Consejeros del Instituto, al aprobar este reconocimiento oficial.

Llegó La Feria

Vuelve agosto, con el evento más importante de Medellín: La Feria de las Flores, que este año se concentrará de nuevo en el desfile de silleteros, en la romería al corregimiento de Santa Elena, en las exhibiciones de autos, caballos y plantas, y en las verbenas populares Los primeros condecorados que pondrán a bailar y gozar a los El cineasta Víctor Gaviria y el alcalde de Medellín Alonmedellinenses y a los turistas, en el único so Salazar serán las dos primeras personas en ser distinguidas carnaval con que cuenta la capital de la con el Escudo de Oro ITM, comunicó el rector del Instituto, José Marduk Sánchez. La imposición del Escudo de Oro se realizará en montaña. acto académico el próximo 25 de agosto. La Alcaldía informó que habrá cambios La proposición que aprobó estos reconocimientos se hizo en los recorridos de los desfiles. Los en virtud de los méritos literarios y artísticos del poeta Gaviria y del investigador social Salazar. interesados en los eventos, favor tomar La distinción Escudo de Oro ITM consistirá en un botón nota de ello en la página web oficial de oro, ovalado, entre 5 y 8 mm de ancho y 13 y 16 mm de largo, elaborado en oro de 18 quilates, que lleva en relieve del Municipio, y en los diarios locales. el logo del ITM. Cualquiera sea la participación de la gente, que la Feria de las Flores brille por la diversión sana, y la cordura de las personas. ¡Y la paciencia de los conductores antioqueños: se cerrarán algunas vías y manejo de colecciones por parte de durante varios días! reconocidos naturalistas internacionales, cuyos aportes realizados al estudio de la flora y la fauna antioqueña, han dejado un amplio legado de publicaciones y contribuciones científicas a lo largo del siglo pasado. El Museo es, sin lugar a dudas, un patrimonio de la biología y la cultura científica de Antioquia y el país. El proyecto está a cargo de la Facultad de Artes y Humanidades del ITM. Con motivo de su recuperación, a partir de agosto LT hará entregas periódicas alusivas al proceso.

Museo de Historia Natural Desde abril de 2008, el ITM inició la recuperación del Museo de Historia Natural del antiguo Colegio San José. Ubicado en el actual campus Fraternidad, se espera ponerlo al servicio a finales de 2009. El trabajo de recuperación del patrimonio de la biodiversidad hace parte de la participación del ITM en el Programa de Investigación Científica Regional Expedición Antioquia 2013. El Museo de Historia Natural del Colegio San José (MHN-CSJ) fue inaugurado en 1913. Es uno de los mejores en su género en Colombia. El Museo ha sido protagonista de procesos de curaduría

ITM llama al orden

a sus egresados no graduados El ITM se fijó como meta para 2009 la graduación de 500 de los 971 tecnólogos que terminaron sus estudios académicos, pero que por razones diversas no han obtenido el título. Un poco más de 500 ex alumnos no graduados acordaron, en reuniones llevadas a cabo en el auditorio Pedro Nel Gómez, la realización de dos diplomados para cumplir con el requisito de la titulación como tecnólogos. Diversas razones, que van desde asuntos económicos y laborales, hasta la falta de libreta militar, impiden a los egresados la consecución del requisito legal del título. Los graduados del ITM son 8.402 personas.

Jornadas Institucionales Con actividades académicas, culturales, musicales y deportivas se realizará la semana clásica ITM, entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre.


La Tekhné Digital Julio Agosto de 2009