Issuu on Google+

entre sombras

JosĂŠ Orna Sandra Illana


La primera vez que mi sombra se cruz贸 con la tuya, iban en direcci贸n contraria.


Mi sombra se par贸 de golpe para verla desaparecer tras la esquina de una casa.


Cada día, mi sombra salía a la calle con la ilusión de encontrarla. Y como la primera vez, tu sombra desaparecía... en un autobús,


en unas escaleras,


o entre otras sombras.


Algunas veces tu sombra se disfrazaba, y parecĂ­a inalcanzable.


Una tarde, cuando el sol estaba ya naranja, la alargada sombra


de mi mano agarr贸 la de la tuya sin que 茅sta se diera cuenta.


Amor entre sombras