a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1


Prรณlogo

2


Caminando hacia la igualdad

CAMINANDO HACIA LA IGUALDAD Un proyecto profesional, personal y polĂ­tico

3


Prólogo

Colección Punto de mira n.º 7 Serie Feminismo nº 2 Colección coeditada por Lastura Ediciones y Editorial Juglar

© Texto: Ángeles Briñón © Prólogo: Helena Ancos © Imagen de cubierta: rob z (Adobe Stock) © Lastura Ediciones © Editorial Juglar Editado en Ocaña, Castilla La Mancha (U.E.) Primera edición: octubre, 2018 D.L.: TO 576-2018 ISBN: 978-84-949373-0-9 Todos los derechos reservados All rights reserved Impreso en Antequera, Málaga Printed in Spain

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares salvo las excepciones previstas por la ley. Si precisa fotocopiar o digitalizar algún fragmento de esta obra puede dirigirse a cedro@cedro.org.

4


Caminando hacia la igualdad

Ángeles Briñón

CAMINANDO HACIA LA IGUALDAD UN PROYECTO PROFESIONAL, PERSONAL Y POLÍTICO

Prólogo de Helena Ancos

5


Prรณlogo

6


Caminando hacia la igualdad

A Paco

7


Prรณlogo

8


Caminando hacia la igualdad

AGRADECIMIENTOS

Este libro ha sido posible porque un grupo de personas me ha apoyado. Desde que les comenté mi idea creyeron en ella y me alentaron a seguir cuando me entraban las dudas. Sin Paco Rozas todo hubiera sido más difícil, su apoyo incondicional y su constancia corrigiendo, cuestionando conceptos, debatiendo sobre si se entendía bien lo que quería expresar, ha sido imprescindible para llevar este proyecto adelante. Mi hijo y mi hija, Iván y Aisa Rozas Briñón, cada cual a su manera, han estado ahí animando siempre. Fueron quienes me introdujeron en el mundo de las redes sociales, me animaron a comenzar el blog y son mi tabla de salvación cuando la técnica me supera. Iván fue el artífice del blog y a quien recurro para las cuestiones técnicas. Las sugerencias de Aisa, tanto para definir la estructura del libro como sobre conceptos, han sido imprescindibles. Es un gran apoyo para mí y siempre está disponible. Jone Ibabe, mi fotógrafa particular, se arma de paciencia y dedica tiempo para que las fotos salgan bien, a pesar de que no se lo pongo fácil. A Carmen Pérez tengo muchas cosas que agradecerle. Como este libro es un proyecto que lleva tiempo gestándose, de vez en cuando me decía: a ver cuando te pones con el libro y eso anima. Sus apuntes y sugerencias han hecho que este libro sea más entendible. Helena Ancos es una gran 9


Agradecimientos

mujer a la que admiro desde hace tiempo y con la que he colaborado y siempre ha sido gratificante. Que ella prologue el libro es un lujo que me llena de satisfacción. Finalmente debo este libro a quienes han visitado y leído mi blog. Ver que cada día aumentaba el número de visitas, que se me leía desde muchos países latinoamericanos también me animó a emprender este proyecto que, como digo en el título, es profesional, personal y político. Gracias a todas y a todos.

10


Caminando hacia la igualdad

PRÓLOGO

Helena Ancos Directora de Ansari, Innovación Social y Ágora

Si algo ha caracterizado al movimiento feminista en los últimos años ha sido tanto la coherencia y continuidad de sus argumentos como la heterogeneidad de su base social. La globalización nos hizo conscientes de que la desigualdad de género, los feminicidios y las diversas formas de violencia contra las mujeres y las graves asimetrías en los derechos económicos, sexuales, políticos y sociales, no entendían de fronteras geográficas, sino al contrario, la globalización amplificaba el eco de un activismo feminista que cobraba forma en nuevas identidades, en otras sensibilidades. Tras las grandes conquistas en el mundo occidental, como el derecho de sufragio, y con sus matices, el acceso al empleo, la independencia económica y jurídica y el derecho al aborto, la inserción de las pretensiones feministas en las estructuras democráticas convirtió al feminismo en un movimiento más adocenado, menos vigoroso, donde los elementos discursivos imbuidos en el juego político cedían cada vez más terreno a una democracia formal, dentro de un sistema capitalista cada vez más desigual y enajenador, donde incluso la frescura de la puesta en escena de algunas reivindicaciones feministas se tildaban de radicales y extravagantes. 11


Prólogo

No es de extrañar por ello, que al pairo de la globalización y de la agenda de Desarrollo, y en la misma lógica del capitalismo, se esté reconociendo el papel de la mujer como eje central del desarrollo económico y sostenible en países en desarrollo con iniciativas de acceso a la autonomía financiera y productiva, como los microcréditos, los negocios en la base de la pirámide, o el papel de las cooperativas feministas de gestión de la tierra, iniciativas por otra parte, que no están viéndose acompañadas de un reconocimiento paralelo en los derechos políticos, sociales y sexuales en aquellos países. Inmersas en estas estructuras rígidas y patriarcales de poder, los logros feministas se ralentizaron y concretamente en España, desde el derecho de voto a la mujer y la ley del aborto, no ha habido grandes cambios de fondo. Las expectativas depositadas en la Ley de Igualdad, con los planes de igualdad en las empresas, la igualdad salarial y el acceso al empleo, las políticas de conciliación, o los incipientes logros de la Ley de Dependencia, y políticas que debían haber sido una consecuencia lógica de aquellas, como la corresponsabilidad en los cuidados, o los permisos iguales e intransferibles, quedaron rápidamente fagocitadas por otras prioridades políticas, capturadas por intereses empresariales miopes y cortoplacistas, como la fallida Directiva europea de cuotas o con estrategias de penetración en las estructuras de poder muy voluntaristas pero poco efectivas, como los programas de promoción profesional para directivas.

12


Caminando hacia la igualdad

Hoy todavía y prácticamente sin excepciones geográficas, las mujeres sufren más discriminación en el acceso al empleo, más paro, más jornadas parciales, falta de paridad en los órganos de representación empresariales y políticos, en los puestos directivos, una abultada desigualdad en salarios y en el régimen de pensiones, trabajos de cuidados no remunerados; una regresión en los Derechos Humanos y la libertad sexual, derivados del fenómeno de la trata, la industria global de la prostitución y del proxenetismo, y una violencia física y sexual que no cesa. La radiografía de lo acaecido en un país desarrollado como España es bastante elocuente de lo que está aconteciendo en otras partes del mundo: la concentración del capital en pocas manos y el aumento de la desigualdad, junto con los recortes y las privatizaciones de los servicios públicos y las prestaciones sociales, han contribuido a la feminización de la pobreza y al ensanchamiento de un círculo vicioso donde aumentaban las trabas para las madres, trabajadoras, cuidadoras, estudiantes, viudas, pensionistas, en el que las mujeres, excluidas o menos integradas en las estructuras laborales y de poder, se han llevado la peor parte. Sólo un dato: del 80% de las personas que sobreviven en el mundo en el umbral de la pobreza o por debajo del mismo, tres cuartas partes de la humanidad, son mujeres. Junto a ello, la falta de especialización en género de muchos profesionales clave (como abogados, jueces, periodistas o economistas), de mainstreaming de género en las políticas públicas, la pervivencia de los estereo13


Prólogo

tipos de género hasta agravios sangrantes, ha ahondado la brecha entre las instituciones y la calle. Y este sí ha sido un fenómeno global. Muchas mujeres, y especialmente las que no proveníamos de movimientos feministas, nos hemos topado de bruces con una realidad que no esperábamos, con la falacia meritocrática, que iba contra la lógica de aquello por lo que habíamos luchado y por lo que lucharon nuestras madres. A fuerza de querer conquistar espacios y de conciliar (qué palabra tan utópica) nos hemos visto envueltas en una esquizofrenia cotidiana sin tiempo para replantear nuestras vidas personales, estrategias políticas y nuestro bienestar colectivo frente a las estructuras de poder imperantes y donde, a pesar del progresivo acceso de mujeres a cotas altas de poder político y económico, son necesarias todavía masas críticas para el cambio. Teníamos muchos relatos pero nos faltaba crear un discurso único para penetrar en las estructuras dominantes. A nivel global, el feminismo ha ganado en liquidez (en el sentido de Baugman), al compás de las consignas de la calle y la diversidad intergeneracional y los nuevos modos de hacer política. El aleteo de un agravio o de una reivindicación de género en una parte del mundo encuentra pronto su eco en otros lugares y contextos. Las movilizaciones del 13 de febrero de 2011 con el “Se non ora quando?” en Italia, la Women’s March del 21 de enero de 2017 en EEUU, el #Niunamenos del 3 de junio de 2015 en 80 ciudades argentinas contra las violencias machistas y el feminicidio, reproducido el 3 de 14


Caminando hacia la igualdad

junio de 2016 con el #Vivasnosqueremos y el 3 de junio de 2017 se extendieron en otros países latinoamericanos como Chile, Uruguay, Perú y México. La eclosión feminista en España del 8 de marzo de 2017 con #HaciaLaHuelgaFeminista y el movimiento #MeToo nuevamente en Estados Unidos, han sentado las bases de una alianza global, de una sororidad imparable, que está redefiniendo los límites y posibilidades del feminismo. En este contexto, el feminismo ha de enfrentarse a un replanteamiento de su propia estrategia e identidad. El feminismo tiene más frentes abiertos, es un feminismo digamos, menos ortodoxo, pero no por ello menos contundente, al contrario. El feminismo es hoy un discurso polifónico, vinculado a la experiencia relacional y a las vivencias concretas y colectivas, más emancipado de discursos y expertos, más democrático, más inclusivo y transversal. Hay más frentes abiertos, muchos de ellos fruto del capitalismo económico como la trata de mujeres y niñas, los vientres de alquiler, la prostitución, y nuevos desafíos como la discriminación en la inteligencia artificial, el impacto de género del cambio climático y las migraciones, el rol de la mujer en el desarrollo sostenible, o el potencial de la innovación aplicada a la igualdad de género, por citar solamente unos pocos. El feminismo se ha convertido en un arma de transformación social. Seguirá siendo personal y subjetivo pero enmarcado en un ecosistema cada vez más amplio, construyendo diferentes identidades pero disputando al 15


Prólogo

mismo tiempo la realidad de la desigualdad y el discurso hegemónico patriarcal. No obstante, el feminismo y sus reivindicaciones siguen necesitando de tenacidad intelectual y de acción política intensiva por igual. El feminismo necesita de mucha didáctica para aprovechar el potencial de la gran masa crítica que está alcanzando y la profundidad y transversalidad de los debates que está generando. La igualdad de género seguirá siendo el elemento central de la lucha feminista, pero también condición indispensable para recuperar el vínculo sustancial del binomio libertad-igualdad y avanzar en la cultura de la vida, la solidaridad y el bien común. Y es que la participación plena, igual y efectiva de las mujeres en la toma de decisiones, la corresponsabilidad en los cuidados, las respuestas al envejecimiento progresivo de la población, la erradicación de toda discriminación laboral por razón de sexo, la ruptura del ciclo del empobrecimiento, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, el derecho de las mujeres al propio cuerpo, la erradicación de la violencia machista, la eliminación de la impunidad por violaciones de los derechos humanos, y la extirpación social de los prejuicios sexistas constituyen el núcleo vertebrador para el progreso hacia una sociedad solidaria y un replanteamiento del estado del bienestar. Y aquí es donde las reivindicaciones feministas constituyen un proyecto para todos y para todas, un proyecto para toda la humanidad: un proyecto contestatario frente a una división del trabajo desigual y una organi16


Caminando hacia la igualdad

zación del tiempo irracional, que alza la voz contra las disfunciones vitales provocadas por la enajenación de la vida familiar y laboral, la explotación capitalista del cuerpo de la mujer, el uso desmesurado e insostenible de los recursos, y la pobreza. Ahora bien, ¿cómo utilizar la demostración de la potencia de la movilización feminista de los últimos años para conquistar nuevos derechos? Ya hemos comentado que el feminismo necesita de acción política y de pensamiento crítico por igual. Necesitará de muchos actores, del sector público y del sector privado, de los acólitos y los descreídos, de hombres y mujeres de todas las generaciones. Y en este contexto se hace necesaria todavía mucha pedagogía para que el movimiento avance. Y aquí es donde radica el mérito de la obra de Ángeles Briñón que tengo el honor de prologar. Esta obra aúna el rigor intelectual con la experiencia de la militancia activista de su autora y el relato global de la evolución de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y sus avances en los últimos años, contados por una mujer que ha dedicado su vida, su compromiso personal y profesional a la lucha por los derechos de las mujeres. Esta colección de artículos ofrece una visión poliédrica, rigurosa y al mismo tiempo cotidiana de la agenda feminista, esto es, de la nueva agenda humanista, en una obra que todas y todos deberíamos leer: desde las políticas de igualdad encarnadas en la Ley de Igualdad, la Ley de Dependencia o la Ley de Conciliación, las discrimi17


Prólogo

naciones por razón de género, la conciliación y la corresponsabilidad en los cuidados, su relación con la tasa de fertilidad, la reflexión sobre el significado de la maternidad, o el rol de los abuelos y abuelas en el cuidado de los nietos, las violencias machistas o el papel de la educación y del lenguaje inclusivo, la brecha salarial y los condicionantes de género en el acceso al empleo y sobre todo, un glosario de conceptos necesarios para entender la cultura feminista y para tener una actitud crítica frente a manipulaciones políticas, tergiversaciones interesadas o marketing empresarial. La estructura de la obra, organizada en bloques de artículos temáticos, permite además una lectura cómoda e independiente, de libro de cabecera. Pero ante todo, esta obra es una incitación a la reflexión sobre nuestro modo de vida y nuestro destino como sociedad. El 1 de octubre de 1931, tras una larga e histórica sesión en el parlamento en la que se consiguió aprobar el voto femenino, Clara Campoamor escribía “Digamos que la definición de feminista con la que el vulgo pretende malévolamente indicar algo extravagante indica la realización plena de la mujer en todas sus posibilidades, por lo que debiera llamarse humanismo”. Dice Ángeles Briñón que comenzó a escribir sus artículos desde un enfoque profesional para acabar escribiendo más con el corazón, que nada le gustaría tanto como promover el debate con sus lectores. Y esta obra tiene todos los ingredientes para ello porque es mucho más que feminismo.

18


Caminando hacia la igualdad

INTRODUCCIÓN

El comienzo de 2018 trajo cambios importantes en mi vida y los afronto con la esperanza de realizar algunos proyectos que tengo pendientes. El que ahora comienzo es uno de ellos, una idea pensada durante mucho tiempo que, por diversas circunstancias, no he podido abordar. Se trata de hacer una recopilación de lo que durante casi diez años he escrito en mi blog y en otros medios. No es una tarea fácil, pues cuando comienzo a seleccionar me encuentro con que he escrito más de 400 posts, y esto solo en mi blog. La idea es hacer una selección de los asuntos que he analizado y ver cómo he ido evolucionando o no; ver los temas que eran prioritarios en cada momento e incluso considerar si mi visión ha cambiado y si lo ha hecho en qué sentido. Comencé a escribir el blog con dos objetivos fundamentales. El primero era dar a conocer la empresa que había creado, Brizas Audigen, para promocionarme profesionalmente como asesora y formadora en igualdad de oportunidades. El segundo objetivo era crear un espacio de debate sobre todo lo relacionado con la conciliación, la Ley de Igualdad, los Planes de Igualdad, etc. Comenzar un blog me planteó muchas dudas, pero lo cierto es que ha sido muy gratificante y positivo, tanto a nivel profesional como personal. Los primeros 19


Introducción

pasos fueron difíciles, pues para mí las redes sociales eran un mundo desconocido. Aprendí las normas para posicionarme en Google, fui descubriendo las palabras clave y, en definitiva, me adentré en un mundo apasionante, en el que hoy me desenvuelvo cómodamente y que me ha permitiendo conocer a muchas personas que hoy forman parte de mi vida. Las mismas dudas que tuve al comenzar a escribir el blog me las planteo ahora. ¿Por qué escribir un libro recopilando todo el trabajo que he realizado en estos años? ¿Qué puedo aportar? ¿Merece la pena el esfuerzo que implica? Enfrento esta aventura con el ánimo de satisfacer el deseo personal de compartir mi experiencia y con la esperanza de que sirva a otras personas para evaluar lo que en estos casi diez años se ha avanzado en lo que a igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se refiere. Son diez años de reflexión sobre temas que hoy son de plena actualidad. Durante los primeros años me di a conocer a través del blog y de las redes sociales y pude desarrollar un trabajo profesional que, además de ser económicamente rentable, me satisfacía personalmente, pues trabajar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres ha sido vital para mí y sigue siéndolo. Ha sido gratificante ver que cada día aumentaba el número de personas que visitaban el blog, comprobar que las visitas proceden de países como México, Argentina, Perú o Chile ha significado mucho y me ha animado a seguir publicando. 20


Caminando hacia la igualdad

El blog representa mi propia evolución, refleja el camino que iba siguiendo a nivel profesional y personal. Al leer las primeras entradas veo que eran más formales y más cortas, para adaptarme a las normas de posicionamiento SEO. Progresivamente lo deje de tener en cuenta y escribía artículos más amplios y comprometiéndome más. Visto con perspectiva creo que perdí el miedo a decir públicamente lo que pensaba, me fui atreviendo a cuestionar y me fui implicando. Si en principio publiqué mucho sobre conciliación, planes de igualdad, desigualdad salarial o techo de cristal, progresivamente fui introduciendo cuestiones que tienen más que ver con mi posición política y mi compromiso con el feminismo. Mi activismo en PPiiNA ha sido fundamental y me ha permitido compartir sueños e ilusiones con personas de gran valía. He seleccionado los artículos respetando el orden cronológico en el que fueron publicados en el blog. He corregido erratas y algunos párrafos que, vistos con perspectiva, podían resultar equívocos, incluso he unido artículos, eliminado repeticiones que no debían formar parte de este libro. Un blog, al ser una publicación online, permite referenciar publicaciones, informes, artículos, noticias, etc., aquí he limitado algunas referencias por varias razones: por un lado, a menudo no se puede acceder a los links, por otro lado, las referencias son muchas y siempre se puede ir al blog. He dejado las que considero más importantes y siguen activas.

21


Introducción

Al revisar los artículos que publico, veo que temas que analizo o cuestiono han sido modificados, me explico con un ejemplo: los permisos de paternidad se han ampliado en dos ocasiones desde que comencé a escribir sobre ello. Por eso es importante tener en cuenta la fecha de publicación para entender el análisis. Espero que este libro sirva para analizar la evolución de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y los avances del feminismo.

22


Caminando hacia la igualdad

1. POLÍTICAS DE IGUALDAD Y SU INCIDENCIA EN LA VIDA COTIDIANA DE LAS MUJERES

“La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”. Kofi Annan, ex secretario de la ONU

1.1 LEY DE IGUALDAD: PLANES DE IGUALDAD 1.1.1 Introducción La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, LOIE, incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva Europea 2002/73/CE, que modifica la Directiva 76/207/CEE relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres. En el preámbulo señala: La igualdad entre mujeres y hombres es un principio jurídico universal reconocido en diversos textos internacionales sobre derechos humanos, entre los que destaca la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer1. En lo que se refiere al empleo, la Ley pretende promover la adopción de medidas concretas en favor de la igualdad en las empresas, situándolas en el marco de la negociación 1

https://www.boe.es/buscar/pdf/2007/BOE-A-2007-6115-consolidado.pdf

23


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

colectiva, para que sean las partes, libre y responsablemente, las que acuerden su contenido. El Título IV se ocupa de aumentar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo y avanzar en la igualdad efectiva, incorporando medidas para evitar la discriminación en el acceso al empleo, la formación, la promoción profesional y las condiciones de trabajo. Se incluye además, entre los derechos laborales de las trabajadoras y los trabajadores, la protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo. Además del deber general de las empresas de respetar el principio de igualdad en el ámbito laboral se contempla, específicamente, el deber de negociar planes de igualdad en las empresas de más de 250 trabajadoras o trabajadores. La relevancia de este instrumento explica también la previsión del fomento de su implantación voluntaria en las PYMES. La discriminación salarial, el desempleo femenino, la escasa presencia de mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar, son considerados en la LOIE como una tarea pendiente y señala la necesidad de modificar la legislación para eliminar dichas desigualdades. Algunas de estas cuestiones las he ido analizando tanto en el blog como en otros medios de comunicación. En un primer momento pensaba que los planes de igualdad eran una herramienta útil para eliminar la discriminación de género en las empresas. Cuando comencé con el blog trabajaba realizando diagnósticos 24


Caminando hacia la igualdad

de género en este ámbito, impartiendo formación, elaborando materiales, etc. La idea era dar a conocer los beneficios que esta medida tendría para las/os trabajadoras/es y para las compañías. Han pasado casi diez años y la realidad deja mucho que desear. Muchas empresas no tienen plan de igualdad y otras muchas se limitan a elaborarlo sin realizar un diagnostico previo, condición imprescindible para alcanzar resultados reales. En los artículos que he seleccionado explico qué es un plan de igualdad y cómo elaborarlo; así como la importancia de la formación y los cambios que se han producido en este tiempo.

1.1.2 Qué son los Planes de Igualdad y por qué son necesarios (julio de 2009)

La puesta en marcha de planes de igualdad en las empresas implica necesariamente la elaboración de un diagnóstico previo para evaluar la situación de la que se parte. Debe ser lo más exhaustivo posible, pues en él se fundamentarán las acciones que se deben poner en marcha para lograr que la igualdad de oportunidades sea real. Es importante que se forme un grupo de trabajo o que una persona de la empresa se encargue del seguimiento de todo el proceso. Elaborar un plan de igualdad supone dedicar recursos para su implantación, hacerlo sin un análisis de la situación de partida puede implicar no rentabilizar

25


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

los recursos empleados. Es importante animar a las empresas a determinar su situación analizando:  Sistemas de acceso y promoción  Categorías profesionales  Remuneraciones, fijas y variables  Desarrollo de la carrera profesional de hombres y mujeres  Formación  Antigüedad en la empresa  Tipos de contrato  Puestos que ocupan por sexo  Número de mujeres en puestos de responsabilidad, etc. Que los planes de igualdad son importantes se pone de manifiesto en una medida tomada por una empresa alemana, Deutsche Telekom, que impuso un 30% de cuota de mujeres en los cargos directivos. Dijo un director de la compañía: Tener más mujeres en el equipo directivo no responde a un refuerzo del igualitarismo mal entendido. Es un asunto de justicia social y una necesidad categórica para nuestro triunfo. Tener a más mujeres en los puestos claves nos va a permitir, simplemente, operar mejor2. Los planes de igualdad pueden ser una herramienta para progresar en igualdad de oportunidades con los hombres, para que lideren las organizaciones y aporten su valía y conocimiento a la sociedad. Deben contemplar necesariamente la formación del personal direc2

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2010/03/16/empresas/1268750403_850215.html#

26


Caminando hacia la igualdad

tivo, es aconsejable que personas clave en la empresa también reciban dicha formación y, siempre que sea posible, todo el personal. La formación es básica a la hora de poner en marcha un plan de igualdad. No parece posible que sin una preparación adecuada las personas responsables de implantarlo lo hagan correctamente. La formación en igualdad debe adecuarse, igualmente, a las necesidades de cada empresa, pero siempre debe partir de un análisis que observe:  La realidad del mercado laboral  La igualdad de oportunidades y conciliación  Definición de conceptos  Por qué existe desigualdad  Usos igualitarios del tiempo de trabajo  Promociones y ascenso profesional  Formación  Liderazgo masculino y femenino  Legalidad existente La LOIE obliga a las empresas de más de 250 trabajadoras/es, para el resto se aconseja solamente. Consciente de las dificultades que para las PYMES puede conllevar la elaboración de un diagnóstico e implementar las medidas necesarias, el Ministerio de Igualdad convoca la concesión de subvenciones destinadas a las PYMES, para que elaboren e implanten proyectos que fomenten la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en su organización.

27


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.1.3 ¿Qué son las/os agentes de igualdad? (mayo de 2010) La figura de Agente de Igualdad se conoce desde hace varias décadas en nuestro país y son muchos los ayuntamientos que cuentan con profesionales contratadas/os con esta categoría profesional. Desde 1997 existen dos categorías reconocidas en la Clasificación Nacional de Ocupaciones en España (CNO), la de Agente de Igualdad y la de Promotor/a de Igualdad. Las/os primeras/os son profesionales con titulación universitaria que tienen entre sus funciones el análisis, diseño y evaluación de las políticas de igualdad. Las/os Promotoras/es, sin titulación universitaria, se dedican a la animación, sensibilización y desarrollo de actividades directas con las/os usuarias/os. El día 24 de abril de 2010, la Secretaria General de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, en la reunión que mantuvo con la Federación Estatal de Asociaciones Profesionales de Agentes de Igualdad de Oportunidades (FEPAIO) y con la directora del Máster de Género de la Universidad de Almería, se comprometió a estudiar las propuestas planteadas por este colectivo, para que cada vez más empresas e instituciones públicas pudieran tener en su plantilla estas/os profesionales. La interpretación que un medio de comunicación dio de esta reunión fue: Aído estudia imponer a las empresas privadas comisarios de igualdad3. El Ministerio de Igualdad negó que se pretendiera imponer dicha figura. https://www.abc.es/20100427/nacional-politica/aido-estudia-imponer-empresas20100427.html 3

28


Caminando hacia la igualdad

Las críticas que se vierten sobre dicho Ministerio y sobre su titular, Bibiana Aído, son constantes y a menudo infundadas, como en el caso que nos ocupa. El cuestionamiento del Ministerio de Igualdad ha sido continuo desde su creación, poniendo en duda tanto la necesidad de su existencia, como las medidas que adopta. Desde aquí quiero defender la existencia de dicho Ministerio y la figura del/la Agente de Igualdad de Oportunidades, ya que considero que sería bueno para las empresas que deseen poner en marcha medidas para eliminar las desigualdades por razón de género. Ya existen algunas que, al elaborar su plan de igualdad, crean este puesto. 1.1.4 La igualdad de oportunidades sigue siendo una asignatura pendiente (octubre de 2011) En los últimos tiempos se reivindica desde las organizaciones empresariales, en congresos, etc., que no se puede desperdiciar el talento femenino, se habla de la diversidad de género, de que el liderazgo femenino es un plus para las empresas, en fin, una larga lista de ideas para potenciar la igualdad efectiva de mujeres y hombres en el trabajo remunerado. La exvicepresidenta del Gobierno y actual miembro del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega4, decía hace unos días: Ni España ni el mundo pueden permitirse desperdiciar el talento de tantas y tantas mujeres. Ha sido nombrada presidenta del Consejo de Estado por el gobierno presidido por Pedro Sánchez. 4

29


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

La Secretaria de la Mujer de CCOO, Antonia Martos, denunció durante el I Congreso de Empleo e Igualdad que tan sólo el 12% de las empresas obligadas por ley a elaborar planes de igualdad lo hacen. Me parece especialmente preocupante lo que dice Antonia Martos: Los empresarios entienden que el diagnóstico lo hacen ellos y no reconocen el papel fundamental que debe jugar la comisión paritaria5 entre empresa y representación sindical. Es fundamental que el análisis sea elaborado con realismo, que sirva para detectar las necesidades reales de cada empresa, pues sólo así se puede decidir qué medidas son las más adecuadas para que mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades en el acceso, la promoción, la formación, etc. La figura de la/el agente de igualdad puede ser fundamental en las empresas para la elaboración, el seguimiento y la evaluación de la situación. Una persona con formación adecuada podría ser la clave para que dichos planes sean efectivos y cumplan los fines para los que fueron planteados. 1.1.5 Igualdad en las empresas, ¿para cuándo? (mayo de 2013) Cuando la prensa trata temas de igualdad de oportunidades siempre lo hace en la sección de sociedad, algo que nunca he entendido. Hace unos días un perióEstará compuesta por representantes de la empresa con poder de decisión y representantes sindicales; debe estar compuesta por igual número de mujeres y de hombres. 5

30


Caminando hacia la igualdad

dico de tirada nacional analizó esta cuestión en las páginas dedicadas a economía, lo que supuso todo un paso, además de dedicar a esta tema varios artículos que veremos a continuación. El artículo titulado “Malabares para tapar la desigualdad”6 habla del Código Unificado de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas, código Conthepor, que introdujo en el debate público la necesidad de promover medidas para ampliar la presencia de las mujeres en los órganos de dirección, aunque no se pronunció sobre cuotas ni umbrales mínimos. El texto señala: Lograr una adecuada diversidad de género en los consejos de administración no constituye solo un desafío en el plano de la ética, de la política y de la responsabilidad social corporativa; es también un objetivo de eficiencia que las sociedades cotizadas deben plantearse, al menos a medio plazo. Desaprovechar el potencial talento del 51% de la población –las mujeres– no puede ser económicamente racional en el conjunto de las grandes empresas de nuestro país. En el artículo que comentamos llama la atención la argumentación que se utilizó para justificar la falta de mujeres en los consejos de administración. La explicación más extendida entre las compañías es que no aplican ninguna discriminación de género en sus procesos de selección y que si se fichan a hombres y no a mujeres es porque no han encontrado ninguna candidata que reúna el perfil que se requiera. Hace unos meses las escuelas europeas de negocios identificaron a más de 8.000 mujeres profesionales, el lis6.https://elpais.com/economia/2013/05/10/actualidad/1368200149_474269.html?

goback=%2Egmp_3827735%2Egde_3827735_member_240270211

31


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

tado se puso a disposición de las compañías que quisieran ampliar la escasa presencia femenina en sus consejos. ¿Por qué entonces dicen que no las encuentran? Otro de los artículos del mismo periódico titulado “Testosterona SA”7 señala: La incorporación de las mujeres al mercado de trabajo ha avanzado mucho desde la Transición y ya suman 646.000, el 37% de las plantillas de los 114 grupos analizados (...) a medida que se busca más arriba en la escala laboral aparecen menos mujeres. En las empresas estudiadas hay 7.363 directivas, el 22,4% del total; en el caso de la alta dirección, solo 108 mujeres se incluyen en esta categoría, lo que representa el 11%, mientras que las consejeras ocupan 130 sillas, únicamente el 10,5% de las disponibles en los órganos de administración de las compañías. El último de los artículos, “Europa avanza hacia las cuotas”8, habla sobre la regulación comunitaria en lo que respecta a las cuotas, considero que es mejor hablar de paridad. Debemos recordar que la resolución aprobada por la Comisión deja a la voluntad de los gobiernos imponer sanciones a las compañías que no cumplan con la normativa para que las mujeres ocupen el 40% de los puestos en los consejos de administración de las empresas que cotizan en bolsa. Señala que solo los países que regulan logran mejoras en la presencia femenina. El panorama no es alentador y no basta con esperar a que las empresas tomen medidas por sí mismas, es 7 8

https://elpais.com/economia/2013/05/10/actualidad/1368201728_622797.html https://elpais.com/economia/2013/05/10/actualidad/1368199162_201540.html

32


Caminando hacia la igualdad

necesario comprometerse con la igualdad de oportunidades y no buscar excusas para justificar la insuficiente o nula presencia de mujeres en puestos de dirección. 1.1.6 Formación en igualdad de género, una asignatura pendiente en las empresas9 (septiembre de 2014) La igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es un elemento vital para las empresas que deseen adaptarse a los nuevos tiempos. La LOIE tiene por objetivo hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, en particular mediante la eliminación de la discriminación de la mujer, sea cual fuere su circunstancia o condición, en cualesquiera de los ámbitos de la vida y, singularmente, en las esferas política, civil, laboral, económica, social y cultural para, en el desarrollo de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución, alcanzar una sociedad más democrática, más justa y más solidaria. Es importante señalar que hablar de igualdad de género no implica negar que existen diferencias entre los sexos, sino defender que todas y todos tenemos los mismos derechos, que unas y otros debemos tener libertad para escoger nuestra propia vida sin que por ello la sociedad nos marque. La igualdad es, como dice Ángeles Jiménez Perona en “10 palabras clave sobre mujer”: un modelo general de Artículo publicado en blog del IMF: https://blogs.imf-formacion.com/blog/corporativo/igualdad-2/formacion-enigualdad-de-genero-una-asignatura-pendiente-en-las-empresas/ 9

33


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

relación recíproca entre individuos que se reconocen mutuamente sus diferencias. Es decir, no estamos hablando de que mujeres y hombres sean iguales, homogéneos, sino que tengan los mismos derechos, las mismas oportunidades. Ya hemos hablado de que existe desigualdad en las empresas, de que, a pesar de la alta formación de las mujeres, existen impedimentos para alcanzar puestos de dirección, por ello es fundamental que las compañías formen al personal directivo en general y a las/os responsables de Recursos Humanos en particular, para impedir que se produzcan situaciones de discriminación a la hora de incorporar personal nuevo y a la hora de las promociones internas. Lo ideal sería que todas las personas recibieran formación en igualdad, algo imprescindible para quienes tienen que tomar decisiones. Las empresas tienen planes de formación relacionados con su especialidad, forman a sus empleadas y empleados en las nuevas tecnologías, pero se olvidan de que todas las personas necesitan comprender que mujeres y hombres tenemos los mismos derechos, que compatibilizar el talento masculino y femenino no sólo supone crear una sociedad más justa, sino que será positivo para la empresa, tanto a nivel económico como social. Una empresa que favorezca la diversidad aumentará la productividad y facilitará un buen clima laboral y la satisfacción de todas/os.

34


Caminando hacia la igualdad

1.1.7 Comienza el año y seguimos esperando la igualdad (enero de 2017)

El comienzo de cada año siempre nos lleva a la idea de recapitular y analizar lo que fue el año que termina, así como a manifestar cuáles son los propósitos para el que comienza, las ideas de cambio, etc. Casi siempre esos deseos o propósitos se quedan en buenas intenciones, pero nos sirven para reflexionar, para hacer balance, y esto es importante pues, ¿quién no ve necesario hacer modificaciones en su vida cotidiana, cambiar algunos hábitos? Esto lo solemos hacer en lo personal, pero también deberíamos poder hacerlo en lo profesional, en todo aquello que afecta a nuestro día a día. Como lo personal es político, difícilmente se pueden separar los deseos y propuestas personales de lo que deseamos en lo profesional y social, principalmente, de aquello por lo que trabajamos, sea o no de forma remunerada y que afecta a nuestra vida como mujeres. Si en 2016 no tuvimos mucho que celebrar, 2017 ha comenzado muy mal. Dos mujeres han sido asesinadas en los primeros días del año por el hecho de serlo, porque los hombres siguen considerándose con derecho a decidir sobre su vida, sobre su cuerpo. Las agresiones machistas continúan casi a diario. Una mujer fue empujada por su pareja por el balcón, estaba embarazada; un hombre se encuentra grave por defender a su cuñada de la agresión de su expareja; otro hombre intentó violar a una mujer en la calle... 35


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

La violencia machista está tan presente en nuestra vida cotidiana que pasa desapercibida para la mayoría de la sociedad. Las mujeres son objeto de deseo y por eso se banaliza aquello que hacen y se ve normal que se hable de cómo van vestidas o peinadas. Titulares como “Los vestidos de las campanadas”, “La presentadora más guapa de la TV sin maquillaje”, los vemos en la prensa con frecuencia, como si las presentadoras de un informativo o un programa de entretenimiento tuvieran que ser necesariamente bellas para realizar bien su trabajo. Estos titulares nunca se refieren a los presentadores hombres. ¿Por qué? ¿Es que ellos son bellos por naturaleza o son buenos profesionales por el hecho de ser hombres? Hay una cuestión que merece la pena destacar, el Instituto de la Mujer10 suspendió en diciembre todos los procedimientos de la convocatoria de subvenciones para los postgrados de Estudios de Género y realización de actividades en el ámbito universitario relacionadas con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres11. ¿Cómo es posible que la formación en igualdad de género tenga tan poca importancia para la ministra, cuando las asociaciones de mujeres demandan formación en diferentes ámbitos como el judicial, sanitario, académico, etc.? Hemos visto en estos días que el 10.http://www.inmujer.gob.es/servRecursos/convocatorias/2016/docs/Postgrados

Actividades2016/PAC_Postgrados2016.pdf 11 El Instituto de la Mujer ha abierto de nuevo la convocatoria de subvención para la realización de postgrados de estudios de género y actividades del ámbito universitario relacionadas con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para el año 2018.

36


Caminando hacia la igualdad

magistrado Antonio Salas pone en duda que el machismo esté detrás de la violencia de género. Dice que ésta es consecuencia de la maldad humana y de la diferencia en la fuerza física. El catedrático Santiago Romero ha sido condenado por abusar sexualmente de tres profesoras. Eran amenazadas con la pérdida de su plaza, con boicotear sus trabajos de investigación o impidiendo que leyeran su tesis doctoral. Además, les obligaba a citarle como coautor en sus publicaciones aunque no hubiera participado en las mismas. Los hechos ocurrieron entre 2006 y 2010 y ha seguido impartiendo sus clases. Casi a diario vemos imágenes en la prensa ofensivas para las mujeres y vimos cómo TVE, financiada con dinero público, abría su programa de fin de año con un cantante reprobado por personas y asociaciones, porque sus canciones eran claramente machistas. Pero lo más preocupante es que la nueva ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, (sólo si le queda tiempo para esto último, como escuché decir a una presentadora de televisión), no se haya manifestado ante los casos de violencia machista y además deje sin subvenciones a los estudios de género. No tenemos mucho que celebrar, pero esto no quiere decir que tengan la batalla ganada quienes excluyen a las mujeres, quienes tienden a minimizar sus logros y pretenden que sigan siendo moneda de cambio para una sociedad patriarcal y machista. Hoy muchas mujeres no se resignan a ser utilizadas y menospreciadas, exigen sus derechos en todos los espacios y son 37


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

muchas las organizaciones que cada día reivindican la paridad en todos los espacios de poder o toma de decisiones, porque, como dice Victoria Camps en el prologo de El siglo de las mujeres: El siglo XXI será, sin duda, el siglo de las mujeres; ya nadie detiene el movimiento que ha supuesto la mayor revolución del siglo XX. La paridad entre el hombre y la mujer es una realidad en muchos ámbitos; pero, aunque la igualdad conseguida es bastante satisfactoria, aún hay muchos obstáculos para una igualdad aceptable. Habría que destacar dos: la discriminación que sigue sufriendo la mujer en la vida privada y en la que, además, se mantiene una división del trabajo muy tradicional; por otro lado, el acceso de la mujer a cargos y puestos de mayor responsabilidad avanza con excesiva lentitud.

1.1.8 Ley de Igualdad: una ley necesaria pero... ¿suficiente? 12 (marzo de 2018)

La aprobación de la LOIE fue significativa en muchos aspectos, entre ellos el aumento del permiso de paternidad, que pasó a ser de dos semanas. La Ley 9/2009, de 6 de octubre, amplió para 2011 el permiso de paternidad a cuatro semanas13. Esta medida se retrasó y no entró en vigor hasta enero de 2017. Según la Seguridad Social los hombres, en su mayoría, han disfrutado de dicho permiso, casi el 93%. Este artículo fue publicado en Público: “La revolución de todas”. http://www.publico.es/mujer/ley-igualdad-ley-necesaria-suficiente 13 Actualmente ha aumentado a cinco semanas. 12

38


Caminando hacia la igualdad

A pesar de los profundos cambios producidos en España en las últimas décadas, los roles de género seguían muy presentes en la sociedad de 2007, siendo el rol de cuidadoras el que más influía en el acceso, permanencia y promoción en el trabajo remunerado. Las mujeres se ausentan del puesto de trabajo cuando sus criaturas enferman, son ellas las que reducen su jornada o solicitan excedencias para cuidar de sus hijas/os, lo que tiene importantes consecuencias. La LOIE se presentó como una vía de solución, pero a día de hoy no ha tenido los resultados previstos. Poco ha cambiado la situación desde 2007. Son las mujeres las que trabajan mayoritariamente a tiempo parcial y lo hacen principalmente para cuidar de hijas e hijos, sufren discriminación en el salario (brecha salarial), en la promoción (techo de cristal) y en todo lo relativo al empleo. Ellas son el 97,3% de las personas que trabajan a tiempo parcial por este motivo, el trabajo de cuidar sigue siendo cosa de mujeres. La brecha salarial de género se mantiene, situándose en el 14,9% si analizamos el salario/hora. Pero es más elevada si tomamos como referencia el salario bruto anual, 35,7%. Esta diferencia se debe a que se toman en consideración otros factores como los complementos salariales, el trabajo a tiempo parcial, la segregación vertical y horizontal14, las menores tasas de empleo y actividad o los trabajos feminizados. La segregación vertical se refiere a los problemas de las mujeres para acceder a puestos de dirección, la segregación horizontal hace referencia a la concentración de mujeres en determinados sectores de actividad. 14

39


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Aún queda mucho camino por recorrer, las mujeres se han incorporado masivamente al empleo pero los hombres no lo han hecho en la misma medida en el cuidado familiar. Ser madre era y sigue siendo un hándicap. Por ello, en la PPiiNA, se ha elaborado una Proposición de Ley para reivindicar que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%, porque esta medida sí tendrá una influencia decisiva en la eliminación de la desigualdad de género.

1.2. CONCILIACIÓN VS. CORRESPONSABILIDAD EN LOS CUIDADOS

1.2.1 Introducción Tras la aprobación de la LOIE, la conciliación fue un tema candente. Se proponían medidas, se buscaban fórmulas para hacer frente a una realidad que era urgente abordar, pero muy pronto se vio que la teoría y la realidad no tenían mucho que ver. Se hablaba de implantar medidas para que mujeres y hombres conciliasen, pero en la práctica eran medidas orientadas a facilitar que ellas siguieran haciendo lo que han hecho toda la vida, buscar la manera de compatibilizar el trabajo remunerado con el trabajo doméstico y de cuidados.

40


Caminando hacia la igualdad

Dediqué muchos artículos en el blog para hablar de conciliación, pues implantar medidas para facilitar que mujeres y hombres pudieran compatibilizar su vida profesional y personal me parecía básico, pero es evidente que mientras no se tenga en cuenta la corresponsabilidad en los cuidados, puede darse el caso de que la igualdad incluso retroceda. Compatibilizar la vida personal, laboral y familiar es un tema de debate en cualquier foro. Las redes sociales propician que las personas que estamos interesadas en un tema compartamos ideas, preocupaciones, que busquemos alternativas. De un debate en un grupo de Twitter surgió la idea de escribir un libro colectivo, en el que personas de diferentes ideologías, profesiones e intereses, diéramos nuestra visión. Me hubiera encargado de analizar la conciliación con enfoque de género. Ese proyecto no llegó a completarse, pero en este libro voy a recuperar algunas de las reflexiones que escribí en aquel momento. En los artículos que publico es inevitable que algunos conceptos se repitan, he seleccionado los que entiendo que explican con más claridad el concepto de conciliación y cómo fue evolucionando mi posición. Dejé de ver la conciliación como una solución posible para llegar a la igualdad y considerar que era imprescindible dar un giro al tema para que no fuera una trampa para las mujeres.

41


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.2.2 A vueltas con la conciliación (noviembre de 2010) Cada día se habla más de conciliación, pero siempre me pregunto, ¿se están tomando medidas realmente? He comentado en otras ocasiones que este concepto se está desvirtuando. Conciliar la vida laboral, familiar y personal es un derecho de todas las personas, pero en la práctica es una cuestión difícil de lograr, en especial para las mujeres. En el Capítulo II, Artículo 44, la LOIE dice: Los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral se reconocerán a los trabajadores y las trabajadoras en forma que fomenten la asunción equilibrada de las responsabilidades familiares, evitando toda discriminación basada en su ejercicio. Según un informe de la Organización Murciana de Mujeres Empresarias y Profesionales (OMEP), cuatro de cada cinco directivas realizan además tareas domésticas. El informe señala que la conciliación es el principal impedimento para que las mujeres accedan a puestos de responsabilidad y no está de acuerdo con la extendida idea de su falta de ambición. El reparto de tareas domésticas, la corresponsabilidad, es el objetivo a conseguir. De todos los frentes en los que se lucha por la igualdad de género, hay uno cotidiano que se resiste particularmente a la victoria: el uso equitativo del tiempo. Eva Piquer decía en una entrevista: se habla mucho de conciliación pero nadie la ha visto15, estoy de acuerdo con ella. Escucho constantemente hablar de la importancia https://www.lavanguardia.com/vida/20101110/54067046521/eva-piquer-lamujer-ha-salido-de-casa-pero-el-hombre-no-ha-terminado-de-entrar.html 15

42


Caminando hacia la igualdad

de que las empresas implanten medidas para conciliar pero la práctica deja mucho que desear. Mientras conciliar la vida laboral, familiar y personal siga siendo cosa de mujeres, poco avanzaremos. Decía en una entrevista José Antonio Lara, Subdirector General de Promoción de la Igualdad en el Empleo y Apoyo a Mujeres Emprendedoras: Las medidas de conciliación generan un impacto muy positivo en cuestiones como la reducción del absentismo; retención y fidelización del personal y mejora del clima laboral y del rendimiento de los trabajadores/as. Algunas empresas y administraciones comienzan a tomar medidas para facilitar la conciliación y la corresponsabilidad, pero es necesario cambiar los esquemas que siguen considerando que son ellas quienes tienen que reducir la jornada laboral, pedir permiso para llevar a los familiares al médico, etc. Los roles de género se mantendrán y las mujeres verán mermadas sus posibilidades profesionales si los hombres no comparten responsabilidades en el hogar. La formación y sensibilización es necesaria para cambiar los roles y estereotipos que aún perduran en nuestra sociedad. Mientras los hombres no se corresponsabilicen de las tareas domésticas, del cuidado de las personas en el entorno familiar, seguiremos con la dicotomía público/privado que tanto ha perjudicado a las mujeres. La división sexual del trabajo que separa trabajo remunerado y trabajo doméstico tiene poco sentido hoy.

43


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.2.3 La conciliación desde un enfoque de género (septiembre de 2011)

Cuando se habla de conciliar se hace referencia a la necesidad de compatibilizar familia y empleo, es necesario que se incluya la vida personal para facilitar el desarrollo integral. Hablamos del tiempo de ocio, de estudio, en definitiva, de un tiempo propio que no necesariamente tiene que ser para la familia. No debemos olvidar que la composición de las familias es muy diferente a como era hace unas décadas, por eso administraciones y empresas deberán tener en cuenta esta realidad, para que conciliar sea posible y se adapte a las necesidades de todas las personas. Tampoco debemos ignorar que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente en las últimas décadas, por lo que muchas familias tienen que hacer frente a una nueva necesidad: el cuidado de las personas mayores o con alguna dependencia. Las medidas de conciliación que en un principio se adoptaron y en buena medida se siguen adoptando, producen un efecto perjudicial para las mujeres: trabajan fuera de casa pero siguen sin desprenderse de las tareas domésticas. Su trabajo ha sido siempre considerado como ayuda, lo que implica que si era necesario atender a un familiar es la mujer quien falta al trabajo, reduce su jornada laboral o abandona el empleo para cumplir las tareas que la sociedad demanda de ellas. Hoy día la situación ha cambiado en algunos aspectos, pues si bien el trabajo remunerado de las mujeres es 44


Caminando hacia la igualdad

imprescindible para muchas familias, sigue siendo prescindible cuando los cuidados de la familia lo requieren. Estas ideas, que en apariencia están superadas, siguen vigentes en buena parte de la sociedad. Está demostrado por innumerables estudios que las mujeres sufren discriminación por el hecho de serlo o por ser madres. Es necesario dar un nuevo enfoque al tema de la conciliación, deben hacerse campañas de sensibilización para promover la corresponsabilidad; esto es, que hombres y mujeres se impliquen en el trabajo del cuidado, que unos y otras puedan desarrollar su carrera profesional sin desatender sus obligaciones familiares, sin que hijas/os, progenitores o personas dependientes sufran desatención. El concepto de conciliación debe abarcar también la vida personal. Si únicamente se piensa en facilitar que las personas compatibilicen familia y trabajo dejamos fuera a un amplio sector de la población que demanda otras alternativas. No se debe olvidar este nuevo ámbito, el personal, a la hora de diseñar las medidas a poner en marcha. Por ello es necesario un cambio en el modelo de organización social que incluya a administraciones públicas, empresas, agentes sociales, trabajadoras y trabajadores. En definitiva, una cultura empresarial que tenga en cuenta a las personas, sus intereses y necesidades. Hablar de conciliación con enfoque de género supone hablar de igualdad de oportunidades, es hablar de empoderamiento económico, político y social de las mujeres, es hablar de liderazgo femenino, es hablar de 45


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

corresponsabilidad, es, en definitiva, considerar que unas y otros tenemos los mismos derechos y que es necesario superar los roles y estereotipos de género que condicionan nuestras vidas. Implica aceptar que en la actualidad existen diferencias de género en el acceso al trabajo, en la promoción a puestos de alta responsabilidad, que existen desigualdades en el salario. Aceptar que, a pesar de los avances logrados, las desigualdades siguen siendo una realidad. Son muchos los argumentos que existen para que las empresas utilicen la conciliación como una herramienta de gestión que les permita aprovechar las potencialidades de toda la plantilla. Las mujeres son más del 50% de la población, tienen formación académica igual o mejor que la de los hombres y no se pueden permitir desperdiciar el talento femenino. Las mujeres siguen estando discriminadas en el empleo, tanto en el acceso como en la promoción y la remuneración. Qué pueden hacer las empresas:  Aplicar la normativa vigente e incluso mejorarla.  Hacer seguimiento de las medidas adoptadas y evaluar su eficacia.  Promover medidas de flexibilidad horaria.  Reducción y racionalización de los horarios a tiempo completo.  Cambiar la cultura empresarial, pasar del concepto de tiempo de permanencia al de trabajo por objetivos. Qué pueden hacer las administraciones:  Investigar que se cumpla la legislación vigente. 46


Caminando hacia la igualdad

Emprender campañas de sensibilización en las empresas.  Ampliar los permisos de maternidad/paternidad. Ventajas que las medidas de conciliación aportan a las organizaciones:  Mejoran el clima laboral.  Facilitan la organización del tiempo.  Aumentan la fidelización de la plantilla.  Disminuyen el absentismo. 

No debemos olvidar que todas las entidades públicas y privadas están obligadas a implantar medidas para hacer posible la compatibilización de la vida personal y laboral. El artículo 44.1 de la LOIE señala: Los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral se reconocerán a los trabajadores y las trabajadoras en forma que fomenten la asunción equilibrada de las responsabilidades familiares, evitando toda discriminación basada en su ejercicio. 1.2.4 Tasa de fecundidad, conciliación y corresponsabilidad (septiembre de 2011)

Según los últimos datos del INE, en España la tasa de fecundidad es de 1,32 hijas/os por mujer. Los nacimientos descendieron un 3,2% en el primer semestre de 2010 y la edad media de maternidad estaba en 31,1 años. El 20% de los nacimientos son de madres inmigrantes, debido a ellas esta tasa ha aumentado en 47


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

los últimos años. Son madres por término medio a los 28,5 años, tres menos que las españolas. Si tenemos en cuenta que para que exista reemplazo generacional es necesaria una tasa de fecundidad de 2,1 hijas/os por mujer, es evidente que estos datos no son positivos, de hecho vemos que la población está envejeciendo. Retrasar tanto la maternidad da como resultado siempre un número menor de hijos e incluso se corre el riesgo de no tenerlos, porque a veces esos aplazamientos impiden recuperar la fecundidad, aunque se quiera16, explica Margarita Delgado, experta demógrafa del CSIC. Entre los muchos factores que influyen en la decisión de tener descendencia o retrasarla podemos señalar: la crisis económica, la falta de medidas para facilitar la conciliación y la penalización que sufren las mujeres en el mercado laboral cuando son madres. Para que la tasa de fecundidad aumente es necesario, entre otras medidas, eliminar los tópicos que tienden a considerar que son las mujeres con hijas/os quienes más faltan al trabajo. Es necesario tomar medidas reales para que los hombres se impliquen en el cuidado y es imprescindible que las empresas se sensibilicen de la importancia que tiene que las mujeres que deciden ser madres no sean discriminadas. Es imprescindible que los permisos de maternidad y paternidad se vayan equiparando para que se consiga la corresponsabilidad. Esto facilitaría que la discrimina16

https://elpais.com/diario/2011/01/28/sociedad/1296169204_850215.html

48


Caminando hacia la igualdad

ción por ser madres vaya desapareciendo. Sólo tomando medidas que no penalicen a las mujeres en el mercado laboral se podrá aumentar la tasa de fecundidad, otros países lo han demostrado. 1.2.5 Algunas reflexiones sobre la conciliación y la maternidad (noviembre de 2011)

Estos son términos que han ido de la mano y que aún tienden a igualarse. Como ya he comentado en otras ocasiones, la conciliación debe abarcar a todas las personas; no obstante, no podemos negar que la maternidad ha sido el caballo de batalla sobre el que ha ido desarrollándose este concepto. La masiva incorporación de las mujeres al mercado laboral tuvo importantes implicaciones para las familias que se vieron obligadas a plantearse qué hacer con sus hijas/os en los periodos de vacaciones o a la salida del colegio. No debemos olvidar que muchas mujeres han trabajado fuera de casa desde siempre y que el cuidado de la familia recaía de forma exclusiva sobre ellas. No se hablaba de conciliación, pero se veían obligadas a buscar el apoyo de sus madres, vecinas o amigas para poder trabajar fuera de casa. Cuando se comenzó a hablar de la necesidad de conciliar vida laboral y familiar se pensó fundamentalmente en aplicar medidas para facilitar que las madres conciliasen. Esta idea perpetuaba los roles y estereotipos de género. Potenciaba que las mujeres se acogieran a la 49


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

reducción de la jornada laboral, que pidieran excedencias, etc., pero en ningún momento se cuestionaba lo que para ellas implicaba a nivel profesional y personal. La experiencia ha demostrado que muchas han visto condicionada su carrera profesional al ser madres, es más, estar en edad fértil ya es suficiente motivo para que sufran discriminación en el mercado laboral, ya sea en el acceso, la promoción o la permanencia en la empresa. El concepto de conciliación ha ido evolucionando al tiempo que evolucionaba la sociedad. La necesidad de implicar a los hombres, a los padres, en las tareas domésticas en general y en el cuidado de hijas/os en particular, es por lo que hoy debemos trabajar. Sería muy positivo que hijas e hijos no se vieran privados del cuidado de uno de sus progenitores. En España la tasa de natalidad es de las más bajas del mundo (1,32). La OCDE denuncia que en nuestro país es difícil conciliar la vida laboral y familiar y resalta la fractura entre hombres y mujeres en el tiempo que dedican a las labores domésticas. Una división más equitativa del trabajo no remunerado en el interior de los hogares podría contribuir a una mayor participación de padres y madres para la satisfacción de sus aspiraciones laborales. La conciliación es muy importante para facilitar que las familias compaginen trabajo remunerado y doméstico, pero no debemos olvidar que también es necesario que se apliquen otras políticas de apoyo a las familias, como puedan ser el aumento de los permisos parentales, más guarderías, adecuación de horarios escolares 50


Caminando hacia la igualdad

y laborales, etc. Todo un dato, España está por debajo de la media europea en plazas escolares de 0 a 3 años. 1.2.6 El cuidado de abuelas/os a sus nietas/os: ¿es la solución para la conciliación? (noviembre de 2011) Una vez más hablamos de conciliación, es un tema recurrente en cualquier foro. Los problemas que los cambios sociales están produciendo tienen como telón de fondo las dificultades que las familias encuentran para compaginar el trabajo remunerado y el trabajo doméstico. Sabemos que el apoyo familiar ha sido y sigue siendo la principal manera de afrontar el cuidado de niñas y niños mientras madres y padres realizan su trabajo. Las abuelas han sido las principales cuidadoras, actualmente los abuelos se han incorporado a esas tareas, según refleja el estudio “Abuelos y abuelas... para todo: percepciones en torno a la educación y el cuidado”17, realizado por la Obra Social de Caja Madrid. Algunos datos:  El 37% de los abuelos y abuelas en España tiene contacto diario con las/os nietas/os, un 17% varias veces/semana, el 7% una vez/ semana, y un 7% no tiene ningún contacto.  La mitad de abuelas/os cuidan a sus nietas/os casi todos los días y el 45% casi todas las semanas. 17

https://www.fad.es/sites/default/files/Abuelos%20completo.pdf

51


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Los abuelos comienzan a atender a nietas/os con más frecuencia que las abuelas, pero las abuelas los cuidan más tiempo: 6,2 horas al día las mujeres por 5,3 horas los hombres. Es evidente que para las abuelas/os y para nietas/os la relación aporta muchos beneficios, siempre he pensado que el vínculo que se crea entre ambas generaciones es importante y que se debe fomentar. Otra cuestión es que el cuidado de nietas y nietos se convierta en obligación. Veo todos los días a unas abuelas que llevan a sus nietas al colegio y he escuchado decir: yo ya no tengo edad para esto. Frase de otra abuela: hay que colaborar, claro, pero también hay que hacerlo con un poquito de sentido común y conocimiento, porque te toman por el pito de un sereno... Más allá de las consecuencias económicas, los roles de género, causa de la discriminación, impiden a las mujeres desarrollar otras facetas de su vida y condicionan su autonomía. Las tareas de cuidado de personas dependientes también tienen un alto coste emocional que pocas veces se tiene en cuenta. 

1.2.7 Conciliación sí, pero con medidas que favorezcan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres (abril de 2012) El Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, al presentar el Programa

52


Caminando hacia la igualdad

de Igualdad de Género y Conciliación18 señalaba que el modelo a seguir es el de Noruega, que además va a financiar a España con diez millones de euros para la igualdad de oportunidades en el empleo y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Los proyectos que se desarrollen servirán para mejorar la situación laboral en este país donde, en la actualidad, la sociedad no ofrece a las mujeres una verdadera igualdad de oportunidades, reconoció Moreno. Llama la atención que el día 27 de marzo de 2012 el Secretario de Servicios Sociales e Igualdad haga estas afirmaciones y a los pocos días el Gobierno suprima el plan de creación de guarderías, al reducir el presupuesto en Educación. El programa Educa3, que consistía principalmente en la construcción de centros de Educación Infantil, ha sido dado básicamente por finalizado por Montserrat Gomendio. Los motivos que ha dado el Gobierno para suprimir esta partida económica es que estas escuelas tienen un componente educativo menor de tipo asistencial. El programa Educa3 señala que la Educación Infantil de calidad en la etapa 0-3 años da respuesta a la necesidad que tienen las familias de conciliar la vida familiar, personal y laboral. En este sentido, la educación infantil es un factor básico de equidad clave para compensar desigualdades de partida y contribuye a mejorar el posterior éxito escolar. Pensamos que la función de las escuelas infantiles es mucho más que asistencial y que no dar la suficiente 18

https://www.msssi.gob.es/ssi/igualdadOportunidades/iEmpleo/eegrants.htm

53


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

cobertura en este tramo de edad será problemático para muchas familias. Por un lado, muchas mujeres tendrán difícil conciliar su vida laboral y familiar, no digamos ya la personal. Dada la realidad actual, son ellas quienes se ocupan del cuidado en los primeros años de niñas y niños. Por otro lado, la protección a las/los bebés debe garantizarse y debemos pensar que las redes familiares, que han servido de apoyo para el cuidado, no siempre son la mejor solución y no siempre están disponibles. Por todo ello nos preguntamos, ¿qué tipo de conciliación busca el Gobierno? No debemos olvidar que en muchos casos las medidas que se aplican no han sido precisamente un avance para las mujeres. Es cierto que les permite ocuparse de sus hijas/os o cuidar de otros familiares pero a costa de qué. Principalmente a costa de su esfuerzo personal y de ver limitada su carrera profesional. Las medidas de conciliación que se implanten deben garantizar:  Derecho al trabajo remunerado en igualdad de condiciones  Atención a la infancia y a las personas dependientes  Derecho de madres y padres a atender a sus hijas/os desde el momento del nacimiento Para garantizar estos derechos hay que hacer un análisis de algunas de las medidas que habitualmente se aplican ya que son las mujeres quienes, de forma mayoritaria, reducen su jornada laboral, piden excedencias o flexibilizan su horario de trabajo. Estas medidas pue54


Caminando hacia la igualdad

den facilitar la conciliación sí, pero tienen consecuencias negativas. 1.2.8 ¿Es la conciliación el camino para lograr la igualdad?19 (2º semestre de 2013)

Vamos a analizar si las medidas de conciliación que normalmente se aplican en las empresas y administraciones, como reducción de jornada, horario flexible, teletrabajo, etc., favorecen la igualdad, si han servido para eliminar los roles de género o si los perpetúan. La sociedad está cambiando, las mujeres y hombres ya no tienen los mismos comportamientos ni aspiraciones que hace unas décadas, ¿por qué entonces se sigue favoreciendo que ellas sean quienes se ocupen del cuidado, quienes se aparten temporalmente del mercado laboral? La maternidad y el rol de cuidadora que conlleva se presentan como los principales escollos para que la igualdad entre mujeres y hombres se consolide. Trabajar para avanzar en corresponsabilidad es la mejor alternativa para facilitar el cambio social. Los cambios socioculturales, que en las últimas décadas se han producido en nuestra sociedad, en especial el acceso masivo de las mujeres al trabajo remunerado, hacían necesario un cambio en la legislación que posibilitara la atención a la familia sin tener que abandonar el mercado de trabajo. Cuando se promulgó 19

Publicado en la Revista THEMIS nº.14

55


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

la Ley para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, parecía que podía ser el camino para que mujeres y hombres compatibilizaran todos los aspectos de su vida. El modelo de familia sustentador/cuidadora se quedaba obsoleto para la nueva realidad social y se hacía indispensable que la legislación no sólo se adaptara a las nuevas situaciones, sino que era preciso posibilitar que las mujeres desarrollaran su carrera profesional. Estas cada día están mejor formadas y no quieren dejar su empleo para cuidar de la familia. Se hacía necesario defender el derecho de las personas a compatibilizar su vida laboral y familiar. Era lo que en principio pretendía la citada ley. Pero, ¿qué sucede en la práctica? Que simple y llanamente se han tomado medidas para facilitar que las mujeres concilien. Una situación para la que no era necesaria una ley específica: ellas siempre han conciliado diversas actividades apoyándose unas a otras. ¿Qué mujer no ha cuidado de hijas e hijos de su hermana, de su vecina o ha dejado a éstas el cuidado de sus criaturas en algún momento? ¿Cuántas abuelas no se han hecho cargo de la atención a sus nietas/os para que su hija pueda seguir trabajando? Es cierto que esta ley es un avance que impide, en teoría, que las empresas tomen medidas contra las mujeres que se ausentan del trabajo para ejercer las labores de cuidado que la sociedad les asigna por razón de su género, pero las estadísticas dicen otra cosa. Las mujeres siguen siendo las cuidadoras principales, aún son pocos los hombres 56


Caminando hacia la igualdad

que se ocupan de cuidar y, en el imaginario colectivo, cuando una mujer es madre es vista como menos disponible para el trabajo remunerado. Cuando han pasado catorce años de la promulgación de la Ley de Conciliación, lo que se ha demostrado es que, tal y como se está aplicando, no beneficia a las mujeres. La maternidad es uno de los arquetipos femeninos que más perdura y más condiciona su vida, es una construcción cultural que ha evolucionado a lo largo de la historia y está determinada por múltiples factores culturales, económicos y sociales. No debemos olvidar que el arquetipo de la mujer/madre ha sido construido por el patriarcado y es visto como la culminación de toda mujer, como la misión más importante y más enriquecedora para todas. Se considera normal y deseable que desde el momento en que las mujeres tienen descendencia, el trabajo fuera del hogar pase a ser una actividad secundaria. Pensemos en la visión que el empresariado tiene ante este hecho: una mujer, no importa su nivel de cualificación, va a apartarse temporalmente del empleo para cuidar de sus hijas e hijos, va a faltar a trabajar cuando estén enfermas/os, va a pedir una excedencia o reducir su jornada. ¿Qué sucede cuando un hombre tiene descendencia? Pues justamente lo contrario, se revaloriza su posición en el mercado laboral, ahora se va a comprometer más, ya tiene una familia que cuidar y alimentar. La conceptualización de la maternidad está influenciada por las relaciones de poder y tiene significados 57


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

diferentes en función de la cultura, el momento histórico, la clase social, la religión o la etnia. Será en el siglo XVIII cuando la idea del instinto maternal comience a tomar forma y se identifique a la mujer con la madre. En los siglos XIX y XX se comienza a glorificar la maternidad y se consolida como modelo hegemónico en Occidente. El amor materno y la consagración total de la madre al bebé se convirtieron en un valor para la sociedad, la lactancia materna y el cuidado pasaron a un primer plano como consecuencia de las altas tasas de mortalidad infantil. Se hacía necesario exaltar la maternidad para proteger a la infancia. Este hecho pone de manifiesto que el rol de madre se ponía al servicio de la sociedad, no se tenía en cuenta qué pensaban las mujeres, ni qué implicaciones tenía para ellas ser consideradas madres por encima de cualquier otro rol. La LOIE, en su exposición de motivos, señala: El pleno reconocimiento de la igualdad formal ante la ley, aun habiendo comportado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. La violencia de género, la discriminación salarial, la discriminación en las pensiones de viudedad, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar muestran cómo la igualdad plena, efectiva, entre mujeres y hombres, aquella «perfecta igualdad que no admitiera poder ni privilegio para unos ni incapacidad para otros», en palabras escritas por John Stuart Mill hace casi 140 años, es todavía hoy una tarea pendiente que precisa de nuevos instrumentos jurídicos. 58


Caminando hacia la igualdad

Se parte del hecho de que la igualdad está aún muy lejos de ser una realidad. En la citada ley se destacan algunos aspectos en los que la discriminación sigue presente y, a día de hoy, seis años después de su promulgación, no hemos avanzado mucho. Por ello debemos preguntarnos la causa o las causas de dicha situación. El principal motivo por el que las mujeres son discriminadas en el empleo son los roles de género que siguen presentes en nuestra sociedad. Vivimos en una sociedad patriarcal en la que las mujeres son las encargadas del cuidado de la familia, en especial de hijas e hijos, y ello a pesar de que también desarrollan una actividad profesional. El rol de cuidadoras está aún en el imaginario colectivo y es una pesada losa a la que las mujeres tienen que desafiar. ¿Por qué si ellas se han incorporado al mercado laboral los hombres no se han incorporado en la misma medida al trabajo doméstico? Como señala la “Encuesta de Usos del Tiempo”, el reparto de las tareas domésticas es cada vez más igualitario entre las parejas jóvenes hasta la llegada de una criatura a la familia. Las mujeres dedican al día dos horas y cuarto más que los hombres a las tareas del hogar, según la “Encuesta de Usos del Tiempo” de 2010. El dato positivo es que la diferencia se ha rebajado en 41 minutos desde la anterior encuesta de 2003. Si tenemos en cuenta los niveles formativos, las estadísticas no dejan lugar a dudas: las mujeres están sobradamente preparadas. Son más del 60% de las personas que se licencian en España y obtienen mejores 59


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

calificaciones en todas las carreras universitarias, incluso en las que siguen estando masculinizadas, como ingenierías y arquitectura. La nota media en el curso 2011/2012 fue de 6,8 en el caso de los hombres y de 7,04 en el de las mujeres. La lectura de tesis es similar entre ambos sexos, sin embargo, el 61,1% de las mujeres lo hace con menos de 34 años, mientras que este porcentaje para los hombres se sitúa en el 51,1%. A pesar de lo expuesto, las mujeres se encuentran con impedimentos para llegar a puestos de dirección o responsabilidad. Según informes de la OCDE, las universitarias tienen una tasa de empleo más baja que la de los hombres sea cual sea el grado de formación que analicemos. El acceso al empleo de las mujeres, así como la permanencia o la promoción, son problemas que muchas sufren a diario. No importa lo preparada que esté una mujer, siempre será vista desde la perspectiva del rol de género que la sociedad le asigna: cuidadora principal de la familia. Según el estudio “Trayectorias laborales de las mujeres que ocupan puestos de alta cualificación”20 el itinerario laboral de los hombres es lineal y ascendente, mientras que el de las mujeres tiene forma de U, empieza en un momento álgido para luego ir bajando y tiende a recuperarse tras la fase de cuidado, marcando un ciclo discontinuo que está relacionado con las dificultades de compatibilizar el empleo con el

20.http://www.igualdadenlaempresa.es/recursos/monograficos/docs/Trayectorias_l

aborales_mujeres_ocupan_puestos_alta_cualificacion.pdf

60


Caminando hacia la igualdad

trabajo de cuidado. Conciliar la vida laboral y familiar sigue siendo cosa de mujeres. Las mujeres tienen tasas de actividad y empleo inferiores a las de los hombres, sea cual sea el grupo de edad que tomemos como referencia. Ocupan puestos menos cualificados y peor valorados socialmente, el sector servicios está mayoritariamente ocupado por mujeres. En lo que se refiere a puestos de responsabilidad, en 2008, ocupaban el 19,5% de los puestos ejecutivos, pero en 2012 el porcentaje descendió a tan sólo un 10%. Un estudio elaborado por WomenCEO señala que, en noviembre de 2013, la presencia de mujeres en los consejos de administración del Ibex 35 apenas alcanzaba el 16%. Al analizar la brecha salarial de género vemos una realidad que nadie puede obviar, en estos momentos se sitúa en torno al 22% de media y a medida que se asciende en la escala salarial, la brecha es mayor. Esta situación lleva a que las mujeres tengan mayores tasas de pobreza, ya sea tanto durante su vida laboral como en la jubilación; su pensión media es de 660 euros, mientras que la de los hombres es de 1.069 euros. Techo de cristal, brecha salarial, doble jornada laboral, dificultades en el acceso al trabajo remunerado, precariedad laboral, mayores tasas de pobreza... son algunas de las consecuencias que los roles de género tienen para la mayoría de las mujeres. Es mucho lo que las mujeres han conquistado, pero aún queda camino

61


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

por recorrer y hay que preguntarse: ¿es la conciliación el medio para seguir avanzando? Si analizamos las medidas de conciliación que se aplican en las empresas percibimos que no se tiene en cuenta la realidad actual; es decir, se proponen medidas a las que se pueden acoger todas las personas que trabajen en empresas, administraciones u otras entidades, pero sin cuestionar que la situación en la que mujeres y hombres acceden al mercado laboral es muy diferente. Para que las medidas de conciliación sean un instrumento eficaz y se logre la igualdad de oportunidades, debe considerarse la realidad de partida, determinar qué medidas son más eficaces para facilitar que todas las personas puedan compatibilizar las diferentes esferas de su vida y eliminar las desigualdades existentes. Si en la infancia es la mujer, la madre, quien cuida casi en exclusiva y a muchas personas les parece obvio, ¿qué mensaje recibe la niña o el niño? Pues que el tópico de mi mamá me mima, mi mamá me cuida sigue consolidándose. Podemos dar formación en igualdad, necesaria e imprescindible, pero si luego los roles de género se mantienen en el quehacer cotidiano, ¿cómo explicar a nuestras hijas e hijos que las madres y los padres tienen el mismo derecho y obligación de cuidarles desde que nacen? ¿Cómo decir a las niñas que la obligación de cuidado de la familia y de la casa es cosa de mujeres y hombres? ¿Cómo mostrar a niñas y niños que los padres también pueden y deben dedicar parte de su tiempo a las tareas del hogar y de cuidado? Cuando los hombres se impliquen en el cuidado, tanto de 62


Caminando hacia la igualdad

sus hijas e hijos, de madres y padres, como de las personas dependientes en general, será entonces cuando de verdad las cosas cambien. La crisis de los cuidados es hoy un tema de gran calado que no puede obviarse porque afecta al conjunto de la sociedad y tiene importantes connotaciones, tanto económicas como sociales. La dicotomía público/ privado, ámbito productivo/reproductivo, que ha consolidado el sistema patriarcal, relega a las mujeres al espacio doméstico Las causas de la baja natalidad son varias, una de ellas tiene su origen en la discriminación que al ser madres sufren las mujeres. Cuando una mujer comienza su carrera profesional, detecta rápidamente que si se queda embarazada no tendrá las mismas oportunidades que sus compañeros, por eso pospone tener descendencia para cuando esté situada, cuando considere que ya le va a perjudicar menos. A veces esa situación llega demasiado tarde. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha señalado en un informe que si hubiera más igualdad de género, en algunos países subiría el PIB hasta en un 34%. Aconseja que se tomen medidas para que el Estado se haga cargo de las tareas de cuidado, es decir, confirma lo que ya muchas economistas han afirmado de manera reiterada: la igualdad de género es buena para la economía. Tanto es así que el FMI sugiere que se tomen medidas para que las mujeres no se aparten del mercado laboral.

63


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

La pregunta que tenemos que hacernos es: ¿por qué si organismos internacionales denuncian la situación de desigualdad en que viven las mujeres, no se toman medidas para poner fin a esta situación? Las medidas de conciliación se han demostrado insuficientes, es más, han perpetuado la división sexual del trabajo. Es necesario cambiar las actuales políticas que no han dado resultado y promover un nuevo modelo de sociedad en el que el cuidado de las personas sea valorado. En estos momentos debemos demandar servicios sociales de calidad para atender a la infancia, a las personas mayores y dependientes en general, políticas públicas que posibiliten el trabajo de las mujeres en igualdad de condiciones. Todas las políticas que se pongan en marcha deben tener en cuenta la eliminación de los roles de género, si no es así poco progresaremos. Es prioritario que las niñas y los niños desarrollen todas sus capacidades sin condicionantes de género para posibilitar el cambio de modelo social. El citado informe del FMI aconseja sustituir la fiscalidad sobre la familia por un esquema de tributación sobre los individuos y políticas que no desincentiven la participación de las mujeres en el mercado laboral. Aconseja equiparar los permisos de maternidad y paternidad, porque mejoran considerablemente las posibilidades de las mujeres en el empleo y contribuyen también a cambiar los roles.

64


Caminando hacia la igualdad

1.2.9 Cuidar y conciliar sí, pero... las mujeres21 (3er trimestre de 2013)

Se teoriza continuamente sobre la importancia de los cuidados, que deben valorarse más, que cuidar es una tarea gratificante, que cuidar a mayores, dependientes y bebés debe considerarse prioritario; en fin, se debate, pero a la hora de la verdad poco se hace para solventar un problema cada día más acuciante. A menudo se sigue justificando que sean las mujeres las que abandonen el trabajo remunerado de manera temporal o reduzcan la jornada laboral para hacerse cargo de las personas de la familia que necesiten cuidados, pero no se tienen en cuenta las consecuencias que les acarrea. Es evidente que la situación es distinta si se trata de cuidar de una criatura recién nacida o de dependientes. La idea de que las mujeres, es decir, las madres, están mejor preparadas para cuidar es una explicación que no se sostiene, es un argumento esencialista. Esgrimir el instinto maternal no deja de ser una manera de naturalizar una situación que es cultural y que de hecho les perjudica seriamente. Porque, ¿qué sucede con las que no son madres o las que deciden no cuidar? ¿Son menos mujeres? En alguna ocasión conocidos políticos han defendido esta idea, que es tan obsoleta y falta de fundamento que no merece la pena perder tiempo en desmontarla. 21

Publicado en Fanzine Imposible nº 7 ( 2013)

65


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Esta pretendida defensa de los derechos de las madres a cuidar de sus criaturas esconde otra realidad: la maternidad discrimina. Las madres, cuando nace una criatura, se ausentan del trabajo dieciséis semanas, tiempo legal de permiso. El padre, por el contrario, solamente dispone de dos semanas22. Esta diferencia en el permiso por nacimiento o adopción de madres y padres es la primera discriminación por razón de género que encontramos y que no tiene justificación legal. Se esgrime que es para que la madre se reponga del parto. Esto es cierto para las seis primeras semanas, por eso son obligatorias, mientras las diez restantes puede cedérselas al padre porque son para el cuidado de la criatura recién nacida. ¿Por qué entonces los padres disponen solamente de dos semanas? Si se trata de que las niñas/os necesitan atención a tiempo completo durante un determinado periodo, ¿por qué no se facilita que los padres puedan cuidar? Los permisos de maternidad y paternidad deben ser iguales, intransferibles y pagados al 100% para avanzar en igualdad y para eliminar la discriminación que sufren las mujeres al ser madres o por el simple hecho de que puedan serlo, es lo que se llama discriminación estadística. Esta propuesta de permisos iguales e intransferibles y pagados al 100% es defendida por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento o 22

Actualmente son cinco semanas.

66


Caminando hacia la igualdad

Adopción, PPiiNA. En la proposición de ley que dicha plataforma ha elaborado y que se registró en el Congreso en 2012, se hace especial hincapié en que estos permisos deben ser para todas las parejas, ya que tiene en cuenta que la realidad social ha cambiado y que las parejas del mismo sexo deben tener los mismos derechos cuando tienen descendencia. El Congreso de las/os Diputadas/os ha admitido en diferentes ocasiones que esta diferencia en los permisos para madres y padres es una disfunción en la legislación actual y ha instado al Gobierno a que iguale los permisos de maternidad y paternidad. En la subcomisión de Igualdad del Congreso23 se admitió también la necesidad de igualar los permisos. ¿Por qué entonces no se amplía el permiso de paternidad? ¿Qué resistencias existen? Aunque se busquen justificaciones la realidad es que el patriarcado se resiste a permitir que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres. Defender la igualdad de manera teórica es fácil, es políticamente correcto, pero cuando se trata de actuar, la cosa cambia, comienzan las justificaciones. Cuando la situación económica lo permita es la argumentación empleada para no ampliar el permiso de paternidad y que madres y padres no dispongan del mismo tiempo para cuidar. Es evidente que esto no es más que una coartada para justificar que las mujeres dediquen un tiempo al empleo, pero sin abandonar sus funciones de madres, esposas, etc. 23.https://ep00.epimg.net/descargables/2013/09/26/ed87c0772aeb2b9406fa383995

b93026.pdf

67


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Otro factor a tener en cuenta es que son las mujeres (más del 90%) las que reducen su jornada laboral para cuidar de sus hijas e hijos o trabajan a tiempo parcial. Los datos no dejan lugar a dudas, sólo un reducido número de padres, 6,67%, piden excedencia para cuidar. De las mujeres que trabajan a tiempo parcial el 95,33% lo hacen para cuidar de hijas/os y otros familiares, el porcentaje de hombres es del 12,20%. La Ley de Dependencia vino a dar respuesta a los cambios socioculturales y al aumento de la esperanza de vida, que supuso una demanda de cuidados profesionales para las personas dependientes, pero tras diez años de aplicación, está muy lejos de cumplir las expectativas que despertó. Analizada con perspectiva de género, la Ley de Dependencia24 presenta algunos puntos cuestionables:  Artículo 14.4: El beneficiario podrá, excepcionalmente, recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales, siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda y así lo establezca su Programa Individual de Atención.  Artículo 18.1: Excepcionalmente, cuando el beneficiario esté siendo atendido por su entorno familiar, y se reúnan las condiciones establecidas en el artículo 14.4, se reconocerá una prestación económica para cuidados familiares.

24

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2006-21990

68


Caminando hacia la igualdad

A raíz de estos artículos vamos a hablar de las cuidadoras familiares o informales, en femenino, dado que son mayoría las que realizan esta tarea. El lenguaje sí importa. La Ley establecía que las cuidadoras familiares o no profesionales, además de la aportación económica que se establece en función del grado de dependencia de la persona a cuidar, serían dadas de alta en la Seguridad Social, pero esta norma se suprimió con la reforma del 2012, que además de reducir en un 15% las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, establecía que la cuota de la Seguridad Social corriera a cargo de la cuidadora. Para hacernos una idea de las implicaciones de estos cambios debemos tener en cuenta que las aportaciones a las cuidadoras no profesionales no llegan de media a los 250 euros mensuales y siempre en función del grado de dependencia de la persona a atender. Esta prestación, que se ha dado en llamar la paguita, vista con enfoque de género, se vio desde el principio como una trampa para las mujeres. Tengamos en cuenta que el hecho de que una hija dedique parte de su tiempo a cuidar de su madre o de su padre se ve como lo normal, es lo que tiene que hacer; si ahora pagan por hacerlo... ¿cómo va a quejarse? No importa que lo que reciba por esta tarea sea una cantidad mínima, el hecho es que está cobrando, los hombres de la familia ya pueden despreocuparse. Además, ¿qué sucede cuando la persona a quien se cuida fallece? En muchos casos abandonaron el trabajo 69


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

remunerado y su reinserción es difícil, bien por edad o por falta de formación. La Ley de Dependencia contempla también que los cuidados a personas dependientes se lleven a cabo en el entorno familiar con ayuda profesional, es decir, ayuda a domicilio. El número de horas que la Ley de Dependencia proporciona está en función del grado de dependencia reconocida. Actualmente el Grado III: Gran Dependencia, recibe entre 46/70 horas mensuales. Es decir, a una persona totalmente dependiente, se le conceden un máximo de 70 horas mensuales, que si lo distribuimos entre 30 días vemos que recibirá poco más de 2 horas diarias. ¿Quién cuida en las horas restantes? La respuesta es fácil: una mujer que habrá dejado de lado parte de su vida para realizar el mandato de género que la sociedad patriarcal le sigue asignando. Podemos preguntarnos ¿por qué cuidan las mujeres? ¿Por qué deciden modificar radicalmente su vida cuando la madre o el padre comienzan a ser dependientes? ¿Qué les lleva a asumir los cuidados en solitario o con las hermanas, madres, cuñadas, dejando que los hombres de la familia se mantengan al margen? ¿Quién no ha escuchado miles de veces que es fundamental que se implementen medidas de conciliación? Las empresas, las administraciones, las organizaciones empresariales, etc., hablan constantemente de ello, pero la realidad es que los avances son lentos y cada vez un problema más acuciante. Compatibilizar la vida laboral y familiar, no digamos ya la personal, es difícil, cuando no imposible. 70


Caminando hacia la igualdad

Son muchas las causas que impiden la conciliación. Sin pretender enumerarlas todas, vamos a señalar las más importantes: horarios, jornada partida, largas pausas para la comida, poca o nula flexibilidad horaria, la cultura empresarial que potencia el presentismo y hace que las horas que se permanece en el lugar de trabajo sean excesivas. Esta situación supone que al nacer una criatura sea difícil compatibilizar su cuidado con el trabajo remunerado. Como hemos señalado, los cuidados recaen en las mujeres principalmente, son ellas en definitiva las que concilian, reducen su jornada laboral, se apartan temporalmente del empleo o piden ayuda a abuelas/os para cuidar a niñas y niños. En el caso de las personas dependientes, cuando se tienen medios económicos se busca ayuda externa, cuando no se tienen esos medios hay pocas alternativas. No existen soluciones mágicas para solventar la situación, pero sí está claro que la corresponsabilidad en los cuidados es imprescindible, es decir, los hombres deben asumir la responsabilidad de cuidar al mismo nivel que las mujeres, pues mientras esto no se produzca, por muchas medidas que se tomen, serán ellas las que concilien y ello supone un coste en lo personal y en lo profesional que tiene consecuencias en el presente y en el futuro. Si bien es imprescindible que los hombres se corresponsabilicen en los cuidados, no es suficiente, son necesarias políticas públicas efectivas y que tengan en cuenta la realidad en que vivimos. 71


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.2.10 La conciliación a debate (enero de 2016) Somos muchas las personas y organizaciones que estamos demandando, desde hace tiempo, medidas concretas para eliminar las múltiples discriminaciones que sufren las mujeres, en especial cuando son madres. La conciliación está siendo tema de debate, tanto en la prensa como en las redes sociales. De pronto, parece que es un tema nuevo, que hay que posicionarse sobre determinadas actuaciones, como si fuera una cuestión sobre la que no se ha hablado, como si no hubiéramos manifestado muchas veces nuestra postura al respecto. Las mujeres han trabajado siempre, fuera y dentro del hogar, pero en las últimas décadas del siglo XX, el empleo femenino creció de forma considerable y puso en evidencia una realidad que muchas familias, mejor dicho, muchas mujeres, vivían: la necesidad de compatibilizar la vida laboral, familiar y personal. Nació entonces la idea de que son necesarias medidas de conciliación, pero no existe acuerdo en qué tipo de medidas hay que poner en marcha para conseguir dichos fines y los objetivos que se pretenden conseguir. Los cambios que se han producido en las últimas décadas son tan importantes en lo relativo al empleo de las mujeres que nadie considera ya que puedan volver a su papel tradicional de ser casi en exclusiva madres, esposas o hijas. No obstante, para algunos colectivos es importante que tengan una carrera profesional, pero sin desprenderse totalmente del papel que la sociedad patriarcal les ha impuesto tradicionalmente. Piensan 72


Caminando hacia la igualdad

que ellas están más preparadas para cuidar, en especial de hijas e hijos, y por tanto consideran natural que sean ellas quienes se ocupen de su cuidado los primeros años, aunque para ello tengan que dejar un tiempo el trabajo remunerado, ya sea reduciendo la jornada o dejando temporalmente el empleo. Otras personas y grupos buscamos, por el contrario, cambios que de una vez por todas eliminen los mandatos de género que tanto condicionan la vida de las personas, en especial de las mujeres. Quienes pensamos que la biología no es determinante para cuidar de hijas, hijos y personas dependientes, que los condicionantes de género son construcciones sociales que el patriarcado nos ha impuesto para someternos y limitarnos, consideramos que mujeres y hombres deben corresponsabilizarse de los trabajos de cuidado y tener las mismas oportunidades en lo que al empleo se refiere. La corresponsabilidad en los cuidados es el mejor camino para lograrlo. El trabajo remunerado está organizado de tal manera que resulta complicado, a veces imposible, desarrollar una carrera profesional y atender de forma adecuada a la familia. Los largos horarios, las jornadas partidas, etc., complican esta tarea. Pero, ¿por qué este problema lo tienen sólo las mujeres? ¿Por qué los hombres siguen sin enterarse de esta realidad? La respuesta a estas preguntas es diferente en función de la idea que se tenga de la maternidad/paternidad y del rol social de las personas en función de su género.

73


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Hablar de conciliación es necesario pero no es suficiente, es imprescindible y urgente que los hombres se corresponsabilicen de los cuidados, ya que conciliar ha sido y sigue siendo cosa de mujeres. Hemos argumentado que la maternidad es un hándicap para la carrera profesional de las mujeres, que discrimina y que no hay nada mejor que aumentar los permisos de paternidad para que los padres, desde que nace una criatura, se comprometan en las tareas de cuidado.

1.2.11 Conciliación desde una perspectiva de género 25 (febrero de 2017)

Los cambios socioeconómicos que se han producido en nuestra sociedad en las últimas décadas del pasado siglo han tenido importantes repercusiones en lo que a la estructura de la familia se refiere. El modelo de familia tradicional hombre-sustentador/esposadependiente ha quedado obsoleto, dando paso a un modelo de familia de doble ingreso y de composición diversa, que pone de manifiesto la pluralidad de la sociedad actual y la necesidad de que las leyes se adecuen a las nuevas realidades. De hecho, según el Barómetro del CIS26, la sociedad española se decanta por una familia igualitaria, definida como: Una familia en la que los dos miembros de la pareja tienen un trabajo remuPublicado en Ágora RSC. https://www.agorarsc.org/conciliacion-desde-unaperspectiva-de-genero/ 26 http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=10602 25

74


Caminando hacia la igualdad

nerado con parecida dedicación y ambos se reparten las tareas del hogar y el cuidado de hijas e hijos. Cuidar de la familia ha sido tradicionalmente un trabajo realizado por las mujeres y, como señala María Ángeles Durán, se trata de un trabajo no remunerado, es decir, no va acompañado de un pago directo. Esta implicación en el trabajo doméstico supone que ven reducidas sus posibilidades de empleo. Al ser fundamentalmente ellas las encargadas de estas tareas, tendemos a olvidar que tanto el cuidado de las personas dependientes como las tareas domésticas, tienen un coste considerable cuando se contrata a una persona para que las realice. La nueva realidad mostraba que nuestra sociedad no disponía de recursos para dar respuesta a la necesidad de atender a las personas dependientes fuera del hogar; es decir, que no había condiciones para conciliar la vida familiar y laboral. La ley 39/1999, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, es una transposición de dos directivas europeas:  La Directiva 92/85/CEE, de 19 de octubre de 1992, relativa a la protección de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en periodo de lactancia.  La Directiva 96/34/CE, del Consejo de 3 de junio de 1996, relativa al acuerdo marco sobre el permiso parental.

75


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Esta ley lleva a cabo modificaciones en lo que se refiere a permisos y excedencias relacionadas con la maternidad, paternidad y el cuidado de familiares dependientes, amplía el derecho a la reducción de jornada y excedencia de trabajadoras y trabajadores que tengan que ocuparse de las personas mayores y enfermas y facilita a los hombres el acceso al cuidado de hijas/os desde el momento de su nacimiento, acogimiento o adopción, al establecer que la madre pueda ceder al padre hasta 10 semanas del permiso. La LOIE es también una transposición de dos directivas europeas:  Directiva 2002/73/CE, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación y a la promoción profesionales y a las condiciones de trabajo.  Directiva 2004/113/CE, sobre la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres, en el acceso a bienes y servicios y su suministro. El Capítulo II de la citada ley, en lo relativo a la Igualdad y Conciliación, señala: Los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral se reconocerán a los trabajadores y las trabajadoras en forma que fomenten la asunción equilibrada de las responsabilidades familiares. Esto es importante porque no debemos olvidar que, cuando se tomen medidas de conciliación, deben contemplar a

76


Caminando hacia la igualdad

todas las personas, sea cual sea su modelo de familia, su planteamiento de vida y sus necesidades vitales. Uno de los avances más significativos de esta ley es que el permiso de paternidad será de 13 días. Recordemos que hasta ese momento los padres sólo disponían de dos días tras el nacimiento. Se establecía que transcurridos seis años desde la entrada en vigor de la ley, el permiso por paternidad sería de cuatro semanas. Esta ampliación, que tendría que haber entrado en vigor en 2012, se ha ido retrasando y ha sido el 1 de enero de 2017 cuando ha entrado en vigor. Mientras no exista corresponsabilidad en los cuidados, la igualdad no será posible. Para que esto sea factible es imprescindible que los padres dispongan del mismo tiempo de permiso que las madres para cuidar de sus criaturas en el momento del nacimiento. La realidad hoy día es que:  Son las mujeres las que reducen su jornada o piden excedencias para atender a la familia.  Tienen más dificultades que los hombres para acceder al empleo y a la promoción.  El salario de las mujeres es de media un 19,4% menor que el de los hombres.  La pensión de jubilación es un 34% menor que la de los hombres. Es decir, sufren pobreza en el presente y en el futuro.  La feminización de la pobreza es una realidad que influye directamente en la pobreza infantil.

77


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

La división sexual del trabajo confina a las mujeres al espacio privado (léase doméstico) y deja el espacio público para los hombres. Es mucho lo que se ha avanzado, pero la dicotomía público/privado sigue persistiendo en algunos aspectos, principalmente en lo que se refiere a los cuidados. Las medidas de conciliación no se pueden establecer a priori sin conocer las condiciones de trabajo de cada organización, sin saber las necesidades de la plantilla. No es lo mismo una empresa ubicada en un polígono industrial, alejada del lugar de residencia de la mayoría de las personas que allí trabajan, que una cadena comercial o un banco, con muchas sucursales y que pueden planificar el acercamiento al lugar de trabajo como medida de conciliación. No es lo mismo pensar en medidas si la mayoría de la plantilla está compuesta por personas jóvenes, que tienen hijas/os de poca edad, o si se trata de una empresa que pertenece a un sector feminizado o masculinizado. Como idea general podemos señalar algunas medidas necesarias para facilitar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal:  Avanzar en la corresponsabilidad de los cuidados.  Escuelas infantiles públicas y de calidad de 0 a 3 años.  Horarios racionales. Flexibilidad en la entrada y salida del trabajo.  Acabar con el presentismo laboral.

78


Caminando hacia la igualdad

Servicios públicos de calidad para personas dependientes.  Las medidas que se tomen deben contemplar al conjunto de la plantilla. 

La igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, a pesar de los avances, sigue siendo una asignatura pendiente que debe ser abordada ya para que no tengamos que esperar hasta 2186, lo que sucedería si seguimos al ritmo actual, como ha señalado el Informe del Foro Económico Mundial27.

1.2.12 Qué teme la CEOE (noviembre de 2017) La Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE, en el informe “Perspectiva empresarial sobre la conciliación de la vida laboral y familiar”28 se posiciona, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, contraria a que aumente el permiso de paternidad, lo que no sorprende demasiado. Siendo sus directivos en su mayoría hombres no podía ser de otra manera. No pueden aceptar que una medida que facilite la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se ponga en marcha. Se olvidan de que el modelo de sociedad tradicional ha quedado obsoleto y que lo que http://www3.weforum.org/docs/Media/GGGR16/GGGR16_ES.pdf http://contenidos.ceoe.es/CEOE/var/pool/pdf/publications_docs-file-422-pers pectiva-empresarial-sobre-la-conciliacion-de-la-vida-laboral-y-familiar-version-actua lizada-octubre-2017.pdf 27 28

79


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

hoy se demanda es que todas las personas sean económicamente solventes y que se corresponsabilicen de las tareas de cuidado por igual. Dicen los poderosos hombres de la CEOE, haciendo alusión al aumento a cuatro semanas del permiso de paternidad: El objetivo (de la conciliación) no puede ser que los hombres abandonen o limiten su participación en el mercado laboral para facilitar la participación femenina. No les vendría nada mal a los directivos de la CEOE leerse la proposición de ley de la PPiiNA para que se hagan una idea de que quienes defendemos que los permisos de maternidad/paternidad deben ser iguales, intransferibles y pagados al 100% no pretendemos que los hombres abandonen el mercado laboral, faltaría más, lo que proponemos es que los hombres se impliquen en el cuidado de sus criaturas desde el momento del nacimiento. La CEOE debería preocuparse más bien por eliminar la discriminación que sufren las mujeres por el hecho de ser madres o por el hecho de que puedan serlo. La citada organización debería tener en cuenta lo que dice Klaus Schwab, fundador y presidente del Foro Económico: La desigualdad de género priva al mundo de un enorme recurso de talento sin explotar en un momento en que es tan importante para abordar los enormes desafíos y las fuerzas disruptivas que enfrentamos. La CEOE dice que no es positivo reducir la jornada de las madres y de los padres para cuidar de la familia, por supuesto que no, más adecuado sería implantar jornadas más cortas para todas las personas. Sorprende 80


Caminando hacia la igualdad

que la CEOE no se haya preocupado por el hecho de que las mujeres se vean obligadas a abandonar su carrera profesional, total o parcialmente, tras las dieciséis semanas del permiso de maternidad para cuidar de sus hijas e hijos, pero cuando los padres se ausentan del mercado laboral cuatro semanas se inquietan. ¿Será que temen que con la ampliación del permiso de paternidad la masculinidad hegemónica pierda posiciones? Resulta curioso que cuando los hombres comienzan a disfrutar de cuatro semanas de permiso de paternidad, que se lo toman en torno al 80%, los directivos se ven en la necesidad de posicionarse en contra. Proponen en el citado informe una mayor infraestructura pública de servicios de atención a niños y mayores dependientes y la implantación de ayudas, subsidios y otros beneficios orientados a las familias y que los horarios de estos centros sean flexibles. Escuelas infantiles de cero a tres años, a precios asequibles y servicios de calidad para las personas dependientes, son evidentemente imprescindibles, pero la propuesta de la CEOE de ampliar y flexibilizar los horarios de escuelas infantiles y centros de atención a la dependencia, parece más una medida orientada a facilitar la plena disposición para el empleo que facilitar que mujeres y hombres puedan compatibilizar trabajo remunerado, trabajo doméstico y desarrollo personal. Se olvida la CEOE que los cambios de horario son perjudiciales para todas las personas y no hablemos ya de niñas y niños o personas mayores, para quienes es fundamental una cierta rutina en los horarios y actividades cotidianas. No se trata de ampliar horarios, 81


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

más bien se trata de que los horarios laborales se adecuen a las necesidades de las personas. Ofende leer en el citado informe conceptos como corresponsabilidad o igualdad de género, cuando las medidas que se proponen están completamente alejadas de lo que estos términos significan. Jugar con las palabras sólo sirve para justificar su apuesta por el libre mercado y la ampliación de beneficios económicos, para ellos prioritario. Esto se ve claro si analizamos otra de sus propuestas: mejorar la fiscalidad del segundo sustentador familiar o, lo que es lo mismo, mayores ventajas para la tributación conjunta. María Pazos Morán señala al respecto: La declaración de la renta conjunta es un estímulo para que las mujeres sigan en los hogares29. Análisis como estos dejan clara la idea que subyace en el informe. Hablar de conciliar en estos momentos es algo vacío si no se contempla la perspectiva de género, es decir, si no se tiene en cuenta que las mujeres están en posición de desventaja, que los roles y estereotipos de género están influyendo en la forma de posicionarse en la sociedad actual. Mientras la brecha salarial de género sea una realidad, mientras el acceso a puestos de alta dirección sea un techo de cristal para la mayoría de las mujeres, mientras las ocupaciones que en mayor medida realizan éstas sean menos valoradas que las que de forma habitual realizan los hombres, la conciliación seguirá siendo cosa de mujeres. https://www.eldiario.es/sociedad/declaracion-conjunta-viudedad-estimulos-mujeres _0_201230559.html 29

82


Caminando hacia la igualdad

1.3 PERMISOS DE MATERNIDAD/PATERNIDAD IGUALES, INTRANSFERIBLES Y PAGADOS AL 100%. UN AVANCE IMPRESCINDIBLE

1.3.1. Introducción Este tema es especial para mí, pues he desarrollado una intensa actividad en la Plataforma PPiiNA. He sido consciente de la importancia de que los padres cuiden desde el momento del nacimiento de sus hijas e hijos, pero de lo que no fui consciente hasta comenzar mi activismo en esta plataforma fue de la importancia de una legislación que potenciara que los padres cuidaran. Las leyes no cambian la sociedad pero facilitan el cambio y esto es lo que sucede con los permisos de maternidad/paternidad. Mientras a los padres la legislación no les permitió ausentarse del trabajo remunerado, parecía que era normal que ellos se despreocuparan del cuidado de las/os niñas y niños al nacer, era la madre quien, al tiempo que se recuperaba del parto, debía hacerse cargo de la criatura, con la ayuda de otras mujeres de la familia o de las vecinas, amigas, etc., si esto no era posible la mujer se las tenía que apañar como podía. Son muchos los avances que se han producido en esta cuestión. A día de hoy, lo que parecía imposible, se ha hecho realidad, la mayoría de los padres cogen el permiso de paternidad y no ha pasado nada, como a menudo se auguraba. La sociedad camina hacia la igualdad y es un proceso imparable. 83


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Los avances, aunque importantes, no son suficientes. Es imprescindible que el Congreso apruebe la proposición de ley que admitió a debate en junio de 2018. Cuando este libro se publique aún estará en marcha el proceso que conlleva su aprobación. 1.3.2 Permisos de paternidad intransferibles (marzo de 2010) El día 11 de diciembre de 2010 asistí a la II Jornadas Europeas “Con su permiso, de las cuotas masculinas a la paridad en el cuidado: para la igualdad, permisos iguales” organizadas por la PPiiNA. El título de las jornadas ya define muchas cosas, une conceptos que tienen una gran importancia: igualdad, permisos de maternidad/paternidad, cuidados y corresponsabilidad. No debemos olvidar que el permiso de maternidad y el trabajo del cuidado son dos cuestiones que afectan a las mujeres en todas las facetas de su vida. Inauguró las jornadas José Carlos Santamaría, miembro de la PPiiNA, diciendo que cuando nazca su hija quiere implicarse en su cuidado, estar con ella, que tenga dos referentes. Lo mismo manifestaron otros dos ponentes, uno sueco y otro noruego. Ellos sí habían podido disfrutar del permiso de paternidad y declaraban que había sido una gran experiencia. La relación que se había creado con sus hijas e hijos y la perspectiva de asumir el papel de cuidadores no hubiera sido posible sin un permiso de paternidad que les permitiera permanecer en casa. 84


Caminando hacia la igualdad

En estas jornadas pude conocer la opinión de representantes de países europeos, de sindicatos y partidos políticos. Lo más sorprendente es que allí parecía que todas/os estábamos de acuerdo, que ampliar el permiso de paternidad era fundamental, pero cuando se tienen que aprobar medidas no hay tanta unanimidad. Si bien es cierto que las realidades de los países miembros de la UE son diferentes, debemos fijarnos en los más avanzados, en aquellos que por su trayectoria democrática se encuentran hoy en situación de servir de ejemplo, para comprobar que cuando los padres se implican en la educación las ventajas son para mujeres y hombres, para las hijas/os, y para la sociedad en general. Conocer sus experiencias demuestra que es posible, que no es ninguna utopía, que el permiso de paternidad se amplíe hasta igualarse al de maternidad. Asimismo, se puso de manifiesto que los permisos de paternidad deben ser intransferibles, pues la experiencia demuestra que cuando los permisos por nacimiento o adopción son opcionales es la madre quien los disfruta. Se debatió sobre si es mejor ampliar el permiso de maternidad o si por el contrario debe primarse la ampliación del paternal, siendo la opinión más generalizada que es prioritario que el permiso de paternidad se iguale al de maternidad, pues de lo contrario se seguirán manteniendo los roles de género, la división sexual del trabajo, la dicotomía público/privado que deja a las mujeres como principales cuidadoras, con las implicaciones que tiene para ellas en su carrera profesional. 85


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.3.3 Maternidad y paternidad compartidas: principales preguntas y respuestas30 (octubre de 2011) Los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad hacen que indaguemos sobre cuestiones que hasta hace unas décadas nadie se hubiera planteado. La maternidad y la paternidad eran temas que nadie se paraba a definir y nadie se preguntaba cómo ejercerlas. Las mujeres eran las responsables del cuidado mientras los hombres se encargaban del sustento económico. El espacio público y privado quedaba claramente delimitado. La división sexual del trabajo no se cuestionaba. En la sociedad actual la configuración de la familia ha cambiado, pasando de la familia nuclear, madre, padre e hijas/os, a otras formas de familia que hacen necesario cuestionarse el mismo concepto de familia. Según la RAE: Familia es un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. Hoy día esto no es válido, ya que podemos encontrarnos con personas no emparentadas entre sí que forman una familia. Es el caso de parejas separadas que conviven con hijas/os de anteriores uniones, a veces con descendientes de la actual pareja, por señalar una de las múltiples formas de familia que hoy día existen. Estos cambios hacen necesario dar respuesta a algunas cuestiones que nos hacemos respecto de la maternidad y la paternidad, como por ejemplo: Artículo publicado en Revista T.E. Exterior nº 327 de CC.OO. https://igualeseintransferibles.org/wp-content/uploads/2016/12/T_E_EXTERIOR_ PPIINA.pdf 30

86


Caminando hacia la igualdad

¿Es posible compartir la responsabilidad del cuidado por parte de las/os progenitoras/es? • No sólo es posible, sino que es necesario que madres y padres se responsabilicen de lo que se ha dado en llamar el trabajo de cuidar. Las mujeres se han incorporado al empleo, sin dejar de asumir la mayor parte del trabajo doméstico, en el que se incluye el cuidado de descendientes y ascendientes. Esto ha supuesto que lleven a cabo una doble jornada laboral, lo que está influyendo negativamente en su carrera profesional. ¿Son las madres quienes deben cuidar, principalmente, de hijas/os al nacer? • La crianza ha sido tradicionalmente una tarea casi exclusivamente femenina Han sido las madres o las abuelas quienes se hacían cargo del cuidado de niñas y niños al nacer, estando vetado para los padres la atención a las/os recién nacidas/os. • La idea preconcebida de que el cuidado de bebés no era cosa de hombres ha perjudicado la relación de los padres con sus hijas e hijos pequeños y los roles que la sociedad patriarcal asignaba a mujeres y hombres se han mantenido en este ámbito más que en cualquier otro. • La incorporación al trabajo y su aspiración a tener una profesión ha ido modificando las relaciones entre las parejas. Los padres han comenzando a asumir una función para la que según la tradición no estaban capacitados.

87


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

¿Es mejor para hijas e hijos que la madre y el padre compartan, se corresponsabilicen, de su educación y cuidado desde el nacimiento? • Defendemos los beneficios que para todas y todos tiene el que las tareas de cuidado y de la educación se compartan por progenitoras/es. La división sexual del trabajo, que mantenía a los padres fuera del hogar, era negativa para sus hijas/os, ya que impedía una relación afectiva tan necesaria en el desarrollo personal y social. • Señalamos que al hablar de corresponsabilidad de la madre y del padre no excluimos ni olvidamos otras formas de familia como puedan ser las formadas por dos madres, dos padres, etc. ¿Es necesario ampliar el permiso de maternidad para facilitar la lactancia? • Quienes defienden la necesidad de aumentar el permiso de maternidad suelen hacerlo basándose en la importancia de la lactancia materna. Precisamente, la reforma que proponemos crea una situación mucho más favorable para las madres que lo deseen, pues el padre (o la otra persona progenitora) estará disponible para facilitar su acceso al bebé y para darle la leche que la madre se haya extraído alternada con otros alimentos. • La lactancia materna es, indudablemente, buena para las/os bebés, no cuestiono los beneficios que aporta. Pero no debemos olvidar que a menudo la defensa de la lactancia materna está influida por factores

88


Caminando hacia la igualdad

económicos y sociales que van más allá de los deseos personales. • Defendemos la lactancia materna, pero sin olvidar que a veces no es posible que las madres amamanten y que ello no implica que los bebés estén mal alimentados. También debemos tener en cuenta que hay madres que deciden no amamantar y que es una opción que debe respetarse. ¿Es mejor ampliar el permiso de paternidad para facilitar el cambio de roles y la corresponsabilidad? • Como hemos dicho en la pregunta anterior, si queremos avanzar hacia una sociedad igualitaria, en la que mujeres y hombres tengan los mismos derechos y oportunidades, es imprescindible ampliar el permiso de paternidad hasta igualarlo al de maternidad. • El permiso de paternidad debe ir ampliándose de forma progresiva hasta igualar al de maternidad. Son muchas las ventajas que para todas/os aportaría esta medida: o Para hijas/os: facilitaría el contacto afectivo con progenitoras/es. o Para las madres: tendrían la ventaja del apoyo de sus parejas tras el parto. o Para los padres: les posibilitaría disfrutar de sus hijas e hijos y crear un vínculo desde los primeros meses. o Si madres y padres se corresponsabilizan del cuidado de la prole, las empresas dejarán de discriminar a las mujeres. 89


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

¿Qué consecuencias tiene el rol actual de cuidadora? • Los roles de género han sido una carga para el desarrollo profesional de las mujeres. Al ser ellas quienes se encargaban principalmente del cuidado de la familia, las oportunidades a la hora de incorporarse, permanecer o ascender en un puesto de trabajo eran menores que las de los hombres. Ello ha llevado a que hablemos de que existe un techo de cristal que impide a las mujeres desarrollar una carrera profesional, un techo invisible pero a menudo insalvable. • No debemos olvidar que los roles de género también han perjudicado y siguen haciéndolo a los hombres. El rol que la sociedad asigna a lo masculino ha impedido que muchos hombres hayan desarrollado todas sus capacidades, en especial las relacionadas con los sentimientos y los afectos. ¿Cómo enfocar la corresponsabilidad en las nuevas formas de familia? • Como ya hemos señalado, sea cual sea la estructura de la familia, quienes la componen deben contar con las mismas opciones y derechos. La llamada familia tradicional nunca debe ser vista como el ejemplo a seguir. Las opciones que cada pareja o persona tome a la hora de ser madre o padre debe ser respetada y se deben buscar las fórmulas más adecuadas para aplicar la normativa a todos los casos.

90


Caminando hacia la igualdad

¿Qué pueden hacer las empresas y las administraciones para facilitar el cambio de roles?  Desde las administraciones locales se pueden hacer campañas para sensibilizar sobre la necesidad de que los hombres asuman un rol más activo.  Las compañías pueden tener un papel importante para facilitar el cambio, en función de la realidad de cada empresa se pueden adoptar medidas para facilitar el cambio de roles.  Es necesario que exista una legislación que facilite que los hombres asuman su responsabilidad en el cuidado de hijas e hijos; además, es muy importante que las empresas se comprometan con la idea de la igualdad de oportunidades. En definitiva, cuando una pareja decide tener descendencia, lo más positivo es la maternidad/paternidad compartida, pues madres y padres tienen los mismos derechos y obligaciones. Para lograr esto es necesario que los permisos se igualen, único camino que facilitaría e impulsaría la corresponsabilidad y eliminaría las discriminaciones que sufren las mujeres al ser madres.

1.3.4 Permisos iguales e intransferibles para avanzar en igualdad (octubre de 2012) En los últimos días hemos recibido noticias contradictorias, el gobierno de Rajoy ha decidido retrasar un año más la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas y lo ha prometido para 2014. 91


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Pocos días después vemos que la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una proposición no de ley31, propuesta por CiU, que insta al Gobierno a que reforme el permiso de paternidad para equipararlo al de maternidad, con el objetivo de que sirva para facilitar la integración de la mujer en el mundo laboral y contribuir en mayor medida a la recuperación económica. Se aprobó por unanimidad, pero para cuando la coyuntura económica lo permitiera. La citada comisión aprobó también una proposición no de ley del PP para promocionar la igualdad salarial entre mujeres y hombres y conseguir una mejora en la equiparación de los sueldos. Si los partidos con representación parlamentaria consideran que es necesario eliminar las desigualdades salariales y que igualar el permiso de paternidad al de maternidad facilitaría la integración en el mercado laboral, entonces:  ¿Cómo se justifica que el permiso de paternidad, que, según la LOIE, debería ampliarse a cuatro semanas en 2013 se retrase hasta 2014?  ¿La crisis económica justifica que las mujeres sigan siendo discriminadas en el mercado laboral? Sabemos que la maternidad es el momento más crítico en la vida profesional de las mujeres, que mientras ser madre se penaliza, la paternidad es vista como un factor positivo por las empresas.

31

http://www.ciucongreso.es/ver-nota.php?id=1496

92


Caminando hacia la igualdad

Existe una evidente contradicción entre lo que aprueban en el Congreso los grupos parlamentarios y lo que luego se legisla. Parece cuanto menos contradictorio que la Comisión de Igualdad apruebe dos propuestas que son importantes para eliminar las desigualdades de género y luego no se lleven al debate parlamentario. No sirve para nada decir que determinadas medidas son necesarias si luego se quedan en papel mojado, se archivan y nos dejan con la sensación de que algo se está haciendo mal. Los grupos parlamentarios deben saber que aprobar proposiciones de ley que no conducen a nada crean falsas expectativas y llevan a la decepción.

1.3.5 Igualdad de género en el mundo: España en retroceso (octubre de 2012)

Según el “Informe Global sobre Desigualdad de Género 2012”32 que elabora anualmente el Fondo Económico Mundial, España desciende 12 puestos (del 14 al 26) en lo que se refiere a igualdad de género. Es el séptimo informe que se realiza y mide la capacidad de los países para eliminar la brecha de género en cuatro áreas:  Participación y oportunidades en la actividad económica 32

http://www3.weforum.org/docs/WEF_GenderGap_Report_2012.pdf

93


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Logros educativos  Salud general  Empoderamiento político La mayoría de los países han logrado disminuir la brecha en educación, pero persisten las desigualdades en lo que se refiere al mercado laboral, la participación económica y la igualdad de oportunidades. En el informe se señala que: Aunque ningún país ha alcanzado todavía la igualdad de género, todos los países nórdicos, con la excepción de Dinamarca, han cerrado la brecha en más del 80%, sirviendo de modelo para el resto de la comunidad internacional. Estos países han hecho posible que los padres hagan compatibles trabajo y familia, el resultado ha sido altas tasas de participación laboral femenina, mayor reparto en el cuidado de los hijos y una distribución más equitativa del trabajo en casa. El análisis que la prensa ha hecho de este informe, como siempre, es muy diverso, resaltando algún que otro dato. Es muy interesante el resumen que hace El Faro de Vigo, donde podemos leer: El informe subraya también la generosa política en materia de bajas maternales y paternales, cuya consecuencia ha sido tanto un incremento de la tasa de natalidad como de reincorporación de la mujer al mercado laboral en combinación con la maternidad. Esta situación se compara con la de otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como Alemania, Japón, Italia y España, donde políticas insuficientes en este sentido hacen que tanto las tasas de nacimiento como de participación laboral de la mujer sean más bajas33. En los países en 

https://www.farodevigo.es/espana/2012/10/24/espana-retrocede-14-puestosigualdad-genero/701550.html 33

94


Caminando hacia la igualdad

los que los permisos de maternidad/paternidad son más igualitarios, las desigualdades de género son menores. Otro factor que quiero señalar es la relación entre igualdad de género y natalidad. Según el informe que estamos analizando, la falta de políticas adecuadas hacen que tanto las tasas de nacimiento como de participación laboral de la mujer sean más bajas. En España la natalidad ha descendido de 1,38 hijas/os por mujer en 2010 a 1,32 en 2011, lo que supone que no se llega a la tasa de remplazo generacional. La pregunta que ante estos datos tenemos que hacernos es, ¿si está demostrado que igualando los permisos de madres y padres se favorece la natalidad y se eliminan las desigualdades, qué impide que avancemos en este terreno? Sabemos que existe unanimidad en los partidos políticos con representación parlamentaria en que dichas medidas serían positivas. Seamos consecuentes y no pongamos la crisis como pantalla para avanzar por el camino que, no sólo puede servir para mejorar en igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, sino para crear una sociedad más igualitaria.

95


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

1.3.6 Interpelando a los hombres. Compartamos los cuidados 34 (abril de 2016)

Recientemente se ha conmemorado el Día del Padre, que muchas personas y colectivos preferimos designar como el Día del Padre Igualitario, por considerar que el padre tradicional ya no tiene cabida en nuestra sociedad. A raíz de esta conmemoración viene esta reflexión. Dos acontecimientos han tenido lugar con motivo de esta celebración. El primero fue el día 15 de marzo, donde un grupo de padres, junto a la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento o Adopción, PPiiNA, iniciaron un proceso legal contra la Seguridad Social para reclamar un permiso de paternidad de dieciséis semanas, es decir, un permiso igual al de maternidad. Es una reivindicación que la PPiiNA lleva haciendo desde hace más de 10 años y, como se ha visto en diferentes actos que ha organizado, los grupos parlamentarios comparten, aunque luego no se comprometan a llevarla al Pleno del Congreso para que sea debatida. El otro acontecimiento ha sido el de las jornadas: “Paternidades que transforman: hombres, mujeres, crianza, trabajo y poder, construyendo identidades para nuevos pactos”35. He seguido por las redes sociales los Artículo publicado en la Revista Ágora RSC. https://www.agorarsc.org/interpelando-a-los-hombres-compartamos-los-cuidados/ 35 http://www.osakidetza.euskadi.eus/evento/paternidades-que-transformanhombres-mujeres-crianza-trabajo-y-poder-construyendo-identidades-para-nuevospactos/r85-pkcong02/es/ 34

96


Caminando hacia la igualdad

debates de hombres comprometidos con la igualdad de género, la defensa que hacen de corresponsabilizarse del cuidado de sus criaturas desde el momento del nacimiento, de las nuevas masculinidades transformadoras, de la necesidad de ser hombres de una manera diferente. Parece que aunque queda mucho por hacer, la idea de que los padres pueden y deben cuidar a sus hijas e hijos desde el momento del nacimiento se está extendiendo en la sociedad y que ya no se ve con malos ojos a los padres que se implican en el cuidado. Cada día está más cerca una legislación que permita a los padres cuidar, pues no parece de recibo que los partidos lleven en sus programas que los permisos de maternidad/ paternidad sean iguales e intransferibles y luego se olviden de ello. Tendremos que seguir recordándoselo. Aunque es primordial la implicación de los hombres en los cuidados de la primera infancia, para que la igualdad de oportunidades avance, no es suficiente. Escuchando a los hombres en la citada jornada, pensaba que para cuándo se iban a implicar en el cuidado de personas mayores. Compartir las tareas domésticas y el cuidado de la infancia avanza, aunque lentamente, pero los cuidados de personas dependientes aún quedan lejos del imaginario colectivo de los hombres, pues sigue siendo una función asignada a las mujeres, a las hijas, esposas o nueras. Son muchos los ejemplos que podemos analizar de mujeres que se ven inmersas en el trabajo de cuidar a sus madres y/o padres. Cuando llegan a una determi97


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

nada edad en que sus hijas/os ya no necesitan de su cuidado, cuando se creían libradas de ese rol de cuidadoras, se encuentran que tienen que afrontar otra realidad más complicada y que conlleva un coste físico y emocional, aparte del profesional, duro de asumir y que no por esperado se sufre menos. ¿Quién no conoce a una mujer que ha dejado temporalmente su trabajo para hacerse cargo de su madre o padre? ¿Cuántas mujeres no salen del trabajo corriendo para ir a atenderles, olvidando su vida social, sus relaciones, su ocio? ¿Cuántas no se encuentran con la contradicción de tener que aguantar que su madre justifique a sus hermanos porque no vienen a verla y la critique a ella si falta un solo día? Son amplias y complejas las situaciones a las que se enfrentan las mujeres por tener que asumir el cuidado de las personas mayores de la familia y verse inmersas en profundas contradicciones derivadas de los roles de género que la sociedad les impone. Son muchas las que, teóricamente liberadas, se ven atrapadas en algún momento de su vida por las tareas de cuidado. Quién les iba decir a ellas, que han trabajado para que otras mujeres se liberen de los condicionantes de género, que se verían abocadas, por diferentes circunstancias, a esa vida por la que tanto han luchado para erradicarla de la sociedad patriarcal. Porque una cosa son las ideas y otra la realidad cotidiana que nos toca vivir. Al defender la igualdad entre mujeres y hombres, la corresponsabilidad en los cuidados, esas mujeres sabían bien que no iba a ser sen98


Caminando hacia la igualdad

cillo erradicar las desigualdades, que el camino de la liberación que emprendieron las sufragistas no era un camino de rosas, que llevaría tiempo lograr esa igualdad tan soñada. Pero lo que nunca habían previsto es que ellas mismas, en el siglo XXI, seguirían condicionadas por los roles de género al igual que sus madres y abuelas. Estamos hablando de mujeres de diferentes generaciones que, ya sea porque cuidan de sus hijas e hijos, de sus madres y padres (incluso de sus suegras y suegros), de sus nietas y nietos, ven condicionada su vida y no encuentran cómo evitarlo sin que queden desatendidas esas personas que de ellas dependen. Sea cual sea su edad y circunstancias sienten que no era esa la vida que habían proyectado, se dan cuenta de que sus deseos y aspiraciones se ven muchas veces limitados por una realidad que nunca pensaron que ellas vivirían. Las más mayores se dan cuenta de que la igualdad ha caminado como los cangrejos, hacia atrás, que sus hijas se encuentran hoy viviendo situaciones que ellas ya creían superadas. Todas las personas vivimos condicionadas por los roles de género que nos dicen cómo debemos vestir, comportarnos o relacionarnos. Si bien es cierto que las mujeres nos llevamos la peor parte de este reparto de roles, los hombres también están marcados por el rol de género que la sociedad les asigna. Modificar esta situación es cosa de todas y todos, pues sólo cuando los hombres sean conscientes y se comprometan a cuidar, las cosas cambiarán de verdad. 99


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Leía hace unos días un tweet que decía: Los mayores, sean mujeres u hombres, deben pedir ser cuidados por hombres. Mi respuesta es que en un principio la madre o el padre puede oponer resistencia a que les cuide su hijo, pensarán que es una tarea que deben asumir las mujeres de la familia, pero si los hombres están de verdad decididos a cuidar, las/os mayores se adaptan rápidamente. En definitiva, las personas mayores quieren ser cuidadas y son los hombres los que tienen que tomar la iniciativa. Si ya comenzaron a cuidar de sus hijas e hijos, si ya se implicaron en las tareas domésticas, todo será más fácil, pues ya no se les verá en el entorno familiar como el hombre que se deja servir. Sin necesidad de dar explicaciones se verá que realiza cualquier tarea y si el primer día que la madre o el padre necesita ayuda es él quien se la presta, más adelante se normalizará la situación. Escuchamos a menudo a hombres justificar su falta de implicación en el cuidado de personas diciendo cosas como mi madre se niega a que yo le bañe, me cuesta tener que lavar a mi madre. ¿Quién ha dicho que esto no sea también duro para las hijas? ¿Alguien piensa que las mujeres no tienen que solventar muchas contradicciones al respecto? El hecho de que la sociedad les haya asignado el rol de cuidadoras supone que tienen que enfrentar las resistencias de madres y padres. Los hombres no pueden esperar que las personas mayores les pidan que les cuiden, deben ser ellos quienes tomen la iniciativa, si de verdad están dispuestos a hacerlo. No será fácil, pero tampoco lo es para las mujeres. 100


Caminando hacia la igualdad

Es más, si bien en un primer momento tienen que vencer resistencias, se verán pronto recompensados. Cuando un hijo cuida, su trabajo es reconocido por el entorno y se alabará su implicación. Cuando es una mujer la que cuida, se considera normal, está tan normalizado su rol que nadie piensa en lo que ha tenido que dejar de hacer, en lo que sacrifica. El cuidado de personas dependientes tiene unas connotaciones diferentes que el cuidado de bebés, pues mientras que una criatura va desarrollando sus capacidades, las/os mayores se van deteriorando. Ver cómo van perdiendo facultades, para quien está día a día con ellas, además del esfuerzo físico que conlleva su cuidado, supone una sobrecarga emocional difícil de sobrellevar. ¿Por qué si es tan importante este trabajo se tiene tan poco en cuenta a las personas, es decir, a las mujeres que lo realizan? Algunas preguntas para los hombres: ¿Sois conscientes de que las mujeres se ven condicionadas a cuidar y que ello tiene importantes repercusiones en su vida? ¿Por qué no tomáis la iniciativa de implicaros en los cuidados? ¿Por qué buscáis justificaciones para no cuidar, como que las/os mayores no quieren, las mujeres están más preparadas, son ellas las que quieren cuidar, etc.? ¿Os parece lógico que vuestras hermanas o vuestras esposas o compañeras dejen su vida de lado para cuidar de sus mayores mientras vosotros no os dais por enterados? ¿Os gustaría que vuestras hijas, a las que habéis cuidado y por quienes hacéis esfuerzos para que tengan una

101


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

buena formación, se encontraran en la situación en la que se encuentran muchas mujeres hoy? Las administraciones deben asumir la parte que les corresponde en el cuidado de las personas dependientes, son necesarios servicios sociales de calidad que faciliten que las familias puedan organizarse y dar a sus mayores atención y afecto, pero hay necesidades básicas que deben estar cubiertas por la sociedad para que todas las personas tengan una vida digna. Sólo cuando mujeres y hombres sean conscientes de las implicaciones que las tareas de cuidado acarrean, se logrará una sociedad más justa y equitativa para todas las personas.

1.3.7 Para avanzar en igualdad, permisos igualitarios36

(mayo

de 2018)

La igualdad entre mujeres y hombres pasa por que estos se impliquen en los cuidados. Actualmente, cuidar tiene nombre de mujer, son ellas las que cuidan de las criaturas al nacer, de las personas mayores y dependientes. Aquí vamos a analizar los cuidados de hijas e hijos en la primera etapa de su vida, por considerar que, cuando llega una criatura, la división sexual del trabajo se consolida, incluso en las parejas que son más igualitarias, en aquellas en las que los roles de género tienden a difuminarse.

Este artículo fue publicado en Más de la Mitad https://blogs.20minutos.es/mas-dela-mitad/2018/05/14/para-avanzar-en-igualdad-permisos-igualitarios/ 36

102


Caminando hacia la igualdad

La legislación actual no permite que los padres se ocupen del cuidado de las criaturas cuando nacen al mismo nivel que las madres. Recordemos que mientras que las madres se ausentan del mercado laboral dieciséis semanas, los padres se ausentan cuatro. Por ello, las empresas ven a las mujeres menos disponibles para el trabajo remunerado, lo que conlleva discriminación salarial, escaso acceso a puestos de dirección y/o responsabilidad y trabajos feminizados, con poco reconocimiento social y económico. La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles, PPiiNA, lleva años promoviendo un cambio en la legislación para que los permisos por nacimiento y/o adopción sean iguales, intransferibles y pagados al 100%. Desde ella, se ha elaborado una PL que se ha debatido con los grupos parlamentarios en varias legislaturas, pero a pesar de que todos los partidos aceptan que los permisos igualitarios son imprescindibles para avanzar en igualdad, para facilitar el cambio de roles que tanto condicionan la vida de las mujeres, las propuestas que luego hacen no van en esa dirección. Sólo el grupo parlamentario Podemos-En Comú Podem-En Marea presentó una PL que recoge las demandas de la PPiiNA en dos ocasiones37, pero fueron vetadas por el Gobierno del PP. Recientemente este grupo ha vuelto a presentar las leyes vetadas, entre las que se encuentra la equiparación de permisos.

37

La primera se presentó el 13/03/2017 y la segunda el 04/01/2017

103


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

Ciudadanos quiere ampliar a cinco semanas el permiso de paternidad, pero plantea que este periodo tenga que ser disfrutado obligatoriamente de forma simultánea por ambos progenitoras/es. El PSOE presentó una PL, vetada por el gobierno, en la que proponía que fueran seis las semanas que obligatoriamente deberían ser disfrutadas de manera conjunta. En apariencia disfrutar simultáneamente de cinco o seis semanas puede parecer una medida positiva, pero lo que en realidad se pretende es que los padres no lleguen a quedarse solos con la criatura. Es una trampa, pues deja a los padres en una función de ayuda, sin que se responsabilicen del cuidado en solitario. La propuesta de la PPiiNA, incluida en las reivindicaciones de la Huelga Feminista del #8M, de ampliar el permiso a dos semanas a disfrutar obligatoriamente de forma simultánea y cuatro más a disfrutar simultáneamente o no, en función de la decisión de las/os progenitores, permite que la/el bebé pueda permanecer en casa durante más tiempo. Los padres cuidarán en solitario, lo que facilitará el cambio de roles y la eliminación de la división sexual del trabajo.

104


Caminando hacia la igualdad

1.3.8 La corresponsabilidad en los cuidados llega al Congreso: ¿vamos a perder esta oportunidad?38 (junio de 2018) El martes 26 de junio de 2018, llega al pleno del Congreso, para su toma en consideración, la PL relativa a la reforma del sistema de permisos y prestaciones para el cuidado y atención de menores por parte de sus progenitores/as, en casos de nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos–En Comú Podem–En Marea. No es la primera vez que el pleno del Congreso debate sobre la necesidad de que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%, pero sí es la primera vez que debe pronunciarse sobre si se admite a trámite una PL y, lo que es más importante, una PL que está diseñada para que la igualdad sea posible. Porque en este momento decir que queremos que aumente el permiso de paternidad no es suficiente, es imprescindible que la propuesta que se debata en el pleno del Congreso sea la que se ha presentado, sin modificaciones que la desvirtúen. El actual permiso de paternidad es claramente insuficiente, nadie duda ya de que es necesario ampliarlo, pero sorprende, o no, que las propuestas de reforma que proponen algunos partidos sean subterfugios para mantener a las mujeres en el rol de cuidadoras. Artículo publicado en Público. http://blogs.publico.es/dominiopublico/25944/lacorresponsabilidad-en-los-cuidados-llega-al-congreso-vamos-a-perder-estaoportunidad/ 38

105


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

La propuesta del grupo parlamentario Unidos Podemos–En Comú Podem–En Marea es la que desde hace años viene reclamando la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), que tiene como objetivo fundamental posibilitar que los hombres se corresponsabilicen del cuidado desde el momento del nacimiento. Es más, la PPiiNA propone que la PL que se apruebe debe estar diseñada para que los padres cuiden en solitario de niñas y niños al nacer. Por ello plantea, como lo hace la PL que se presenta en el Congreso, que los permisos sean intransferibles, con una parte obligatoria, y que se puedan disfrutar de manera no simultanea para facilitar que la/el bebé pueda permanecer en el entorno familiar más tiempo y que los padres cuiden en solitario, que sean corresponsables del cuidado. Serían dieciséis semanas para cada progenitor/a, de ellas las primeras seis obligatorias para ambos progenitoras/es, dos necesariamente deben ser simultaneas y las otras cuatro se podrán simultanear o no, en función de las necesidades y decisiones de las madres y/o padres. Las otras diez semanas serían voluntarias e intransferibles. La no simultaneidad del permiso de paternidad con el de maternidad es clave para avanzar en un cambio de modelo de sociedad en el que mujeres y hombres sean ciudadanas/os de pleno derecho. Las propuestas que han sido presentadas por otros partidos olvidan o más bien esconden la realidad actual: ser madre es causa de discriminación. Ya es tiempo de implantar medidas para modificar esta situación, se 106


Caminando hacia la igualdad

trata de potenciar el cambio social que posibilite que mujeres y hombres tengan oportunidades reales de compatibilizar tiempo de trabajo y ser madres o padres, si así lo deciden. No se puede defender la libre elección con medidas que perpetúan los roles de género. Son medidas que no cuestionan el sistema patriarcal y que limitan las posibilidades de las mujeres, que siguen dejando al hombre la potestad de decidir, que sigue potenciando su poder al ser el principal sustentador de la familia o negando a los padres la posibilidad de cuidar en solitario a niñas y niños al nacer. Vivimos tiempos de cambio, de esperanza. El movimiento feminista ha logrado con sus movilizaciones que una parte importante de la sociedad se posicione contra las discriminaciones que sufren las mujeres. El Tren de la Libertad39 fue el comienzo de una trasformación social que es imparable y que cada día demuestra que nadie puede poner coto a las demandas feministas. Las movilizaciones del 7N, el moviendo 8M, las movilizaciones contra las violencias machistas, son la demostración de que una nueva ola feminista está transformando la sociedad. Las jóvenes no se resignan y han dicho “basta ya”. Se acabó el tiempo en el que se veía normal discriminar a las mujeres por ser madres, que se justificara que cobrasen menos que los hombres por un trabajo de igual valor (brecha salarial de género), que los puestos de dirección Iniciativa de movilización promovida por la Tertulia Feminista Les Comadres y la organización Mujeres por la Igualdad de Barredos, para protestar contra el proyecto de ley del ministro Gallardón contra los derechos sexuales y reproductivos. 39

107


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

y/o responsabilidad los ocuparan los hombres y las mujeres vieran limitadas sus posibilidades de acceso y promoción (techo de cristal), que las violencias machistas pasaran desapercibidas e incluso se justificara el maltrato con frases como “algo habrá hecho” o “esas son cosas privadas”. A pesar de los avances, de las transformaciones sociales que estamos viviendo con esperanza, las mujeres no tendrán las mismas oportunidades mientras se siga considerando que son las principales cuidadoras de la familia, en especial de niñas y niños al nacer. La PL que defiende la PPiiNA y que se presenta a trámite en el pleno del Congreso contiene todos los elementos para que el cambio de roles sea posible. Por ello, consideramos que los grupos parlamentarios tienen la oportunidad de demostrar que están a la altura de la sociedad, que van a posibilitar que se debata esta propuesta. No es tiempo de medidas trampa, de subterfugios, para impedir que los hombres se corresponsabilicen de los cuidados. El tiempo de las mujeres ha llegado y se ha visto con claridad en el nuevo gobierno del PSOE, once ministras, todas profesionales de reconocido prestigio. ¿Alguien se atreve a decir que no hay mujeres preparadas? ¿Se puede seguir pensando que deben elegir entre ser madres y desarrollar una carrera profesional? ¿Por qué se tiene tanto recelo a que cuiden los padres? ¿Por qué no se adecúa la legislación para que puedan cuidar como lo hacen las madres?

108


Caminando hacia la igualdad

Señoras diputadas, señores diputados, este es un momento clave para avanzar en igualdad, dejen de mirar a otro lado, esta PL abre unas expectativas de cambio que no pueden ni deben ser postergadas.

1.4. A MODO DE CONCLUSIÓN Recopilar el trabajo realizado durante casi diez años me lleva a preguntarme por los avances que en este tiempo se han conseguido en los temas tratados, cuál ha sido su evolución y la situación actual. Respecto de la LOIE, su publicación supuso un hito importante en las políticas de igualdad de oportunidades al poner en evidencia la situación de desigualdad de las mujeres y, a pesar de lo mucho que se ha avanzado, la citada ley no ha dado los resultados esperados. Al ser una ley que recomienda pero no impone, que señala implantar medidas pero luego no vigila su cumplimiento, los resultados dejan mucho que desear. Actualmente se plantea, por ejemplo, que la inspección de trabajo controle la desigualdad salarial o que las empresas elaboren planes de igualdad y que se las sancione si no cumplen con la ley. Llama la atención que se haya prestado tan poco interés al cumplimiento de estas cuestiones o que se estén proponiendo medidas como novedosas cuando ya están recogidas en la LOIE.

109


Políticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

En lo que se refiere a la conciliación, poco se ha avanzado. Hay que hablar de corresponsabilidad en los cuidados, pues la conciliación tal y como está planteada no supone un avance para las mujeres. Mientras tengan menos posibilidades de empleo y promoción, mientras sigan siendo consideradas las principales cuidadoras de la familia, los hombres se limitarán a ser un apoyo en las tareas de cuidado. Cuestión diferente es la propuesta de igualar los permisos de maternidad/paternidad, aquí si podemos decir que los cambios han sido significativos. La demanda de permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% está en la agenda política y mediática y una buena parte de la sociedad considera que es una medida necesaria para que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres sea una realidad. En este tema el análisis es más personal por formar parte de la PPiiNA. Somos muchas las personas que a lo largo de los años hemos trabajado en el proyecto ppiinero. Hemos hablado con los grupos parlamentarios, con las asociaciones, con los sindicatos, hemos asistido a congresos o participado en eventos para dar a conocer y sensibilizar de la importancia de igualar los permisos de paternidad a los de maternidad. Decía que muchas personas trabajan o han trabajado en la Plataforma PPiiNA, algunas fundadoras siguen al pie del cañón con incansable tesón. Otras/os, por diferentes circunstancias, se han apartado del trabajo diario, pero siguen apoyando. Es, en definitiva, un grupo de mujeres, y algunos hombres, que han/hemos visto 110


Caminando hacia la igualdad

recompensado nuestro esfuerzo al admitirse a trámite por el pleno del Congreso la proposición de ley que permitirá que los hombres cuiden de sus hijas e hijos al nacer. Hemos celebrado este hecho, pero seguimos alerta, la proposición de ley que estará tramitándose cuando se publique el libro, tiene un diseño muy pensado para que cumpla con los objetivos previstos. Esperamos y deseamos que las enmiendas, que sin duda se presentarán, no desvirtúen la propuesta y los grupos parlamentarios aprueben sin cambios sustanciales la proposición de ley que admitieron a trámite hace unos meses.

111


PolĂ­ticas de igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres

112


Caminando hacia la igualdad

2. DISCRIMINACIONES POR RAZÓN DE GÉNERO

“No creo en el eterno femenino, una esencia de mujer, algo místico. La mujer no nace, se hace”. Simone de Beauvoir

2.1 CONDICIONANTES DE GÉNERO Y EMPLEO 2.1.1 Introducción La construcción social del género ha considerado tradicionalmente a las mujeres como seres inferiores, delimitando sus funciones a la reproducción y confinándolas al espacio privado. El espacio público estaba, y en parte sigue estando, reservado a los hombres. Es ahí donde se toman las decisiones, es un espacio masculino. Todas las sociedades adscriben roles en función del sexo que influye en todos los aspectos de la vida de las personas. Esta adscripción de roles se considera como algo natural e inevitable, como si todas las diferencias que en la sociedad existen entre mujeres y hombres fueran solamente consecuencia de la biología, por tanto inevitables. El sistema sexo-género es una categoría de análisis que ha sido introducida en las ciencias sociales en los 113


Discriminaciones por razón de género

últimos años, permite cuestionar nuestros valores y creencias en las relaciones entre los sexos. La perspectiva de género nos permite analizar la situación de las mujeres y de los hombres en una sociedad concreta y en un momento determinado. Para Elsa S. Guevara Ruiseñor (2008), género se refiere a una categoría del análisis social que permite identificar la forma en que se organizan las relaciones sociales con base en la diferencia sexual. La estructura de género tiene cuatro dimensiones: relaciones de poder, de producción, emocionales y simbólicas40.

2.1.2 ¿Por qué se cuestiona el talento de las mujeres? (febrero de 2010)

Siempre que se habla de mujeres directivas, de igualdad de oportunidades, de facilitar que las mujeres lleguen a puestos de responsabilidad o cuestiones similares, se dicen cosas como no hay que beneficiar a las mujeres, que suban las mejores, las acciones positivas discriminan a los hombres, las que valen no necesitan medidas especiales y otras muchas opiniones que obvian la situación de la que partimos: las mujeres sufrimos una situación de discriminación por el hecho de serlo. Recordemos, por ejemplo, que las mujeres no podían abrir una cuenta corriente o vender una propiedad sin permiso del marido o del padre. Las espa-

40

http://www.scielo.org.mx/pdf/soc/v23n66/v23n66a4.pdf

114


Caminando hacia la igualdad

ñolas estuvieron tuteladas hasta 1973, la desigualdad jurídica era un hecho. Socialmente las mujeres han sido consideradas como madres, esposas, hijas, pero muy pocas veces se hablaba de ellas por su condición de mujer. Es evidente que había excepciones, que algunas llegaron a la universidad y destacaron en la literatura, el arte u otros sectores, pero eran una excepción, eran aquellas que por su condición social, por su empuje o por otras cuestiones, lograron alcanzar metas con gran esfuerzo y superando las críticas. En las últimas décadas la situación ha cambiado, son muchas las mujeres que se han incorporado al mercado laboral, su posición social es diferente, por ejemplo, son más del 50% de las personas universitarias, pero quedan aún muchos aspectos por cambiar. Uno de los más importantes es la función social, el rol que se espera que cumplan las mujeres como madres, esposas, hijas. Siguen siendo las que de forma mayoritaria se ocupan del cuidado de hijas/os, progenitores, personas dependientes, etc., lo que influye en su relación con el trabajo remunerado. Hasta hace pocos años eran una excepción las mujeres que ocupaban puestos de dirección y/o responsabilidad en las empresas. Cuando una mujer alcanzaba estos puestos se preguntaba el por qué de su ascenso. El liderazgo femenino ha sido y sigue siendo debatido desde muchos sectores que consideran que cuando una mujer triunfa es porque se le favorece de forma especial, pero no se cuestiona si los hombres que 115


Discriminaciones por razón de género

todos los días acceden o permanecen en puestos de dirección son los mejores, los que tienen más talento. Creo que los condicionantes de género siguen pesando mucho y son una carga para las mujeres que quieren desarrollar una carrera profesional. Hoy día su salario es menor que el de los hombres por trabajos de igual valor. La tasa de actividad femenina es más baja que la masculina, sea cual sea el tramo de edad que escojamos. Tienen mejor formación académica que los hombres pero, ¿qué pasa cuando deciden ser madres? Un reciente estudio del CSIC señalaba que el 75% de las madres trabajadoras tienen problemas en el trabajo debido a la maternidad. Parece que la representación social de las mujeres sigue siendo fundamentalmente la de madres. Se sigue viendo normal que sean las que se encarguen del cuidado de la familia. Las empresas penalizan a las madres trabajadoras, no promocionándolas, cuestionando su dedicación al trabajo y excluyéndolas de proyectos importantes. Ante esta situación no es de extrañar que decidan tener hijas/os cada vez más tarde o que decidan no tenerlos. Es necesario que los hombres se corresponsabilicen, es decir, que el peso del cuidado de la descendencia se comparta y que las empresas no vean la maternidad como responsabilidad única de las mujeres, para que puedan desarrollar su carrera profesional con normalidad.

116


Caminando hacia la igualdad

2.1.3 Crisis económica, mercado laboral y desigualdad de género (septiembre de 2010)

La situación de crisis que estamos sufriendo está provocando cambios en el mercado laboral. Según un estudio de la Fundación Adecco41 la crisis propició que 100.000 amas de casa buscaran trabajo en 2009 y que 42.000 hombres pasaran a ocuparse de las tareas domésticas. Resulta interesante leer los titulares y comentarios de algunos periódicos sobre dicho estudio: “La crisis hizo que 100.000 amas de casa buscaran empleo en 2009”. Aquí se destaca el hecho de que mujeres, que permanecían inactivas, se vieron obligadas a incorporarse al mercado laboral y que los hombres se dedicasen a las tareas domésticas. Otro titular dice: “La crisis cambia el rol: ellas salen de casa para buscar trabajo y ellos se quedan”. Veamos uno más: “Amas de casa y mayores de 55 compiten con jóvenes e inmigrantes en la búsqueda de un empleo”. Este artículo se centra en los cambios que la crisis ha producido en el perfil de las personas que buscan trabajo. Analizando los artículos que reseñamos podemos ver cómo un mismo informe produce comentarios tan dispares y titulares que pueden conducir a error. Porque, ¿están cambiando realmente los roles de mujeres y Ante la imposibilidad de encontrar el estudio citado, dejo link a un artículo http://www.eleconomista.es/economia/noticias/1947815/03/10/La-crisis-hizoque-100000-amas-de-casa-buscaran-empleo-en-2009.html 41

117


Discriminaciones por razón de género

hombres en lo que se refiere a las tareas domésticas? Si leemos con detenimiento vemos que ellas intentan incorporarse al mercado laboral, pero no lo consiguen. Diferentes estudios han señalado que las mujeres, aun cuando trabajen fuera de casa, siguen siendo quienes se ocupan del trabajo doméstico, lo que nos permite suponer que si su ocupación fundamental ha sido dedicarse a las tareas domésticas, es difícil pensar que si deciden buscar activamente empleo y no lo logran vayan a dejar dichas tareas. Parece que las mujeres están sufriendo menos la crisis y lo que sucede es que se adaptan mejor a las necesidades del mercado y están dispuestas a trabajar en peores condiciones que los hombres. El hecho de que el paro femenino bajara menos que el masculino ha sido coyuntural, consecuencia de los ajustes en el sector de la construcción.

2.1.4 Crisis financiera y desigualdad de género (septiembre de 2010) “...si no se tiene en cuenta el efecto desigual de la crisis en mujeres y hombres, a la hora de tomar decisiones para combatirla será imposible que se puedan adoptar soluciones que sean reparadoras por igual del daño sufrido por todos los sujetos sociales”.42

Quienes no somos economistas y buscamos explicaciones para entender la crisis económica que estamos Lina Gálvez Muñoz y Juan Torres López: Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera, Ed. Icaria, Barcelona, 2010. 42

118


Caminando hacia la igualdad

sufriendo nos encontramos a menudo con datos contradictorios, más aún si queremos conocer cómo está afectando esta crisis a mujeres y hombres. El libro arriba reseñado analiza el por qué de la crisis, sus orígenes y posibles soluciones, haciendo especial hincapié en las desigualdades de género. Recuerda el riesgo de que los avances, que en las últimas décadas se han producido en materia de igualdad de oportunidades, retrocedan como ha ocurrido en otras crisis similares. En los años sesenta se produjo una mayor incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, como consecuencia de la lucha para romper con la subordinación que la sociedad patriarcal les imponía, pero también fue resultado de la necesidad que tenían los hogares de aumentar sus ingresos cuando el desempleo masculino creció. Las mujeres salieron al mercado laboral en condiciones precarias y con salarios bajos. Las empresas disponían de mano de obra barata. Esta incorporación al empleo tuvo efectos contradictorios, por un lado les dio una autonomía personal y financiera que antes no tenían, pero a costa de una doble jornada laboral. La división sexual del trabajo, que consideraba que los hombres eran los únicos mantenedores de la familia y las mujeres quienes cuidaban del hogar, se modificó sólo de puertas para afuera, su incorporación al mercado laboral no supuso que los hombres asumieran su parte en el trabajo doméstico. Esta situación no es muy diferente en la actualidad: los hombres siguen sin corresponsabilizarse de las 119


Discriminaciones por razón de género

tareas domésticas al mismo nivel que ellas asumen su parte de mantenedoras de la economía familiar. Lo que se ha dado en llamar la crisis de los cuidados tiene una gran importancia en la actual crisis financiera. Según Sandra Ezquerra43: Dicha crisis es el resultado de la entrada generalizada de las mujeres en el mercado laboral, del envejecimiento progresivo de la población y de los efectos privatizadores que décadas de políticas neoliberales han tenido sobre el estado de bienestar. La falta de servicios sociales, para hacer frente a las nuevas necesidades que las familias demandan, se ha pretendido resolver con la ayuda familiar, con abuelas/os o bien contratando personas para las tareas domésticas y de cuidado, casi siempre mujeres inmigrantes. En el marco de una creciente división jerárquica internacional del trabajo y de los derechos, mientras que estas mujeres preparan nuestras cenas, hacen nuestras camas, cuidan a nuestros hijos y acompañan a nuestros ancianos, sus hijas se crían solas durante años, hasta que acaban viniendo a sustituir a sus madres, dejando, ellas también, a sus familias atrás. Para las mujeres migrantes la crisis financiera de los hogares supone menos trabajo y menos salario, ya que muchas familias se ven en la necesidad de eliminar las ayudas externas, lo que afecta a las remesas que envían a sus países, por lo que las familias de origen ven disminuidos sus ingresos. Para salir de la crisis hay que llevar a cabo acciones que no comprometan los avances logrados en el terrehttps://www.diagonalperiodico.net/global/proposito-la-crisis-pasa-con-lacuidados.html 43

120


Caminando hacia la igualdad

no de la igualdad de género. No sería bueno que la crisis actual les relegara de nuevo al trabajo doméstico, al trabajo precario que conlleva la doble jornada que tanto perjudica su carrera profesional. Por ello el trabajo de cuidar debe compartirse, mujeres y hombres debemos corresponsabilizarnos de las tareas domésticas. He vuelto a leer el imprescindible artículo de Altamira Gonzalo Valgañón, socia de mujeres juristas Themis, que dice: Es de conocimiento público que la situación de mujeres y hombres en nuestra sociedad, y en concreto en la pareja durante la convivencia, dista mucho de ser igualitaria... Tampoco se entiende bien que en España se mantenga un marco legislativo que empuja a las mujeres a la dependencia económica y a los hombres al alejamiento del cuidado de los hijos e hijas. Ante el nacimiento de descendientes la legislación de la Seguridad Social sólo da a los padres 2 semanas, mientras que la madre tiene 16 semanas, lo que significa atribuir roles de género desde la propia legislación44. 2.1.5 Trabajo a tiempo parcial, ¿cosa de mujeres? (enero de 2014) “Crece el empleo femenino a tiempo parcial pero aún está poco implantado”45. Al ver este titular pensé: ni falta que hace que se implante más. Me explico: pienso que este tipo de trabajo puede ser positivo para algunas personas en determinadas circunstancias, pero

44

http://asesoriabellet.com/?p=3873

45 https://www.europapress.es/economia/noticia-crece-empleo-femenino-tiempo-

parcial-aun-poco-implantado-20140116113513.html

121


Discriminaciones por razón de género

leer que el empleo femenino a tiempo parcial está poco implantado sin más, lleva a la reflexión. Sigo leyendo el artículo que dice: El Instituto de Estudios Económicos, IEE, recoge información sobre esta modalidad contractual, cuya importancia ha ido creciendo durante los últimos años en los países de la Unión Europea, aunque con distinta intensidad. La media de la UE está por encima de la española, ya que casi un tercio de las mujeres empleadas trabajan a tiempo parcial. Busqué en el artículo la evolución de esta modalidad de trabajo de los hombres en el periodo que se analizaba, 2007-2012, y no daba ningún dato, esto confirmó lo que sospechaba Me voy a la fuente de datos de Eurostat y leo: La incidencia del trabajo a tiempo parcial difiere significativamente entre hombres y mujeres. En 2011 algo menos de un tercio (el 32,1%) de las mujeres con empleo en la EU-27 trabajaban a tiempo parcial, proporción muy superior a la de los hombres (9,0 %). ¿Por qué se sigue pensando en las mujeres cuando se habla de reducción de jornada? ¿Por qué si el trabajo a tiempo parcial es tan positivo, como a menudo se defiende, no se potencia que sean los hombres quienes trabajen menos horas con la consiguiente reducción de salario? ¿Por qué lo que es bueno para ellas ni siquiera se considera para ellos? La mayoría de las mujeres que trabajan a tiempo parcial no lo hacen de forma voluntaria, lo hacen porque no encuentran otro trabajo o porque se ven obligadas debido a sus responsabilidades familiares. Cuando se habla de las ventajas de la jornada reducida, 122


Caminando hacia la igualdad

se olvida siempre que trabajar menos horas supone un salario menor y menos posibilidades de promoción, lo que influye no sólo en el menor poder adquisitivo en el presente, sino que afectará en el futuro, en las pensiones. “Las mujeres europeas cobran un 39% menos de pensión en comparación con los hombres”. Ese titular sí que refleja la realidad y, si seguimos leyendo, aún más: La institución comunitaria, por su parte, sostiene en su informe que se produce una especie de sanción por maternidad, ya que, a su juicio, tener hijos da lugar a desventajas en materia de pensiones en casi todos los estados miembros. Mujeres y hombres tenemos derecho a un salario digno y difícilmente eso será posible con un empleo a tiempo parcial y, menos aún, mientras se siga potenciando sólo para las mujeres. Cuando se habla de este tipo de jornada, el mercado laboral seguirá discriminándolas, la división sexual del trabajo no desaparecerá, con todas las implicaciones que ello conlleva.

2.1.6 Diferencias de género: más formación, menos trabajo (enero de 2015)

El último informe de la OCDE no deja lugar a dudas: en las llamadas sociedades desarrolladas, las mujeres entre 25 y 34 años tienen más formación que los hombres, pero son ellos los que tienen empleo. Es lo que sucede en 34 de los 38 países estudiados, que las

123


Discriminaciones por razón de género

jóvenes tienen mayores tasas de paro a pesar de estar más formadas que los hombres. Llama la atención que cuando se publica un informe de algún organismo internacional, se comente durante un tiempo, generalmente poco, y después se olvide y que ninguna administración o institución tome cartas en el asunto para poner en marcha las medidas necesarias para eliminar esta discriminación. Parece que leer este u otros informes sobre la discriminación laboral de las mujeres no tienen más función que presentar unos hechos, que no sirven para nada más, cuando debería ser motivo de análisis y de puesta en marcha de medidas para paliar las desigualdades de género. El informe de la OCDE apunta como la causa de estas desigualdades a los roles de género que adjudican a las mujeres el trabajo de cuidar. Señala que en los países en los que el número de guarderías es menor, es en los que las diferencias en el empleo, o lo que es lo mismo, la discriminación de género, es mayor. Un estudio de AEGON46 (2015), detecta que las mujeres ven mermadas sus posibilidades laborales por la necesidad de conciliar su vida laboral con la familiar y personal, es decir, son ellas las que se encargan del cuidado de la familia y en especial del cuidado y la crianza de hijas e hijos. Para compatibilizar las diferentes facetas de su vida, se ven obligadas a reducir su jornada laboral, con las consiguientes consecuencias https://www.aegonseguros.es/Inicio/Nosotros/Prensa/Notas-dePrensa/NotasPrensa/El-55-de-las-mujeres-espanolas-considera-los-ingresos-de-supareja-un-fuerte-respaldo-economico-durante-la-jubilacion-/ 46

124


Caminando hacia la igualdad

que conlleva. El 55% de las españolas considera que los ingresos de su pareja serán un fuerte respaldo económico durante la jubilación. El estudio citado señala que las mujeres tienen pocas posibilidades de planificar su jubilación. Más allá de las consecuencias económicas, son los roles de género los que les impiden desarrollar otras facetas de su vida y condicionan su autonomía. Los datos del estudio deben hacernos reflexionar, ¿cómo es posible que se analice y determine que los roles de género marcan la carrera profesional de las mujeres y no se haga nada? El cuidado condiciona la vida profesional de las mujeres y, como el artículo citado señala, la crianza es un factor determinante, por ello la PPiiNA viene trabajando desde 2005 para que los permisos de maternidad y paternidad sean igualitarios. Lo que se pretende es que los padres cuiden para favorecer la eliminación de la discriminación de género en el mercado laboral. Cada vez son más los países que apuestan por la ampliación del permiso de paternidad y lo han aumentado en estos momentos de crisis. Incluso el presidente Obama pedía hace pocos días a las agencias federales que den dos semanas de vacaciones pagadas a madres y padres cuando tengan o adopten una criatura. La PPiiNA tiene elaborado un dosier47 sobre las ventajas de igualar los permisos de maternidad y pater47

https://igualeseintransferibles.org/preguntas-frecuentes-faq/

125


Discriminaciones por razón de género

nidad en el que se pone de manifiesto que toda la sociedad saldría beneficiada si se aplicara dicha medida.

2.1.7 El largo camino hacia la igualdad (abril de 2018) Es indudable que algo está cambiando en nuestra sociedad. Hemos visto que el movimiento feminista consiguió movilizar a miles de mujeres, que logró que en muchas ciudades el 8 de marzo el color morado inundara las calles, los mercados... Fueron muchas las que se unieron para reclamar ser ciudadanas de pleno derecho. Las manifestaciones del 8 de marzo desbordaron todas las previsiones y pusieron de manifiesto que las mujeres no se resignan a ser discriminadas en el mercado laboral, a ser minusvaloradas o invisibilizadas en el día a día, a ser relegadas al espacio doméstico y de cuidados, a ser consideradas meros objetos en la publicidad, a sufrir todo tipo de violencias. Exigieron el fin de la discriminación laboral y salarial, reclamaron cambios legislativos para eliminar el rol de cuidadoras que aún pesa sobre ellas, reivindicaron medidas reales contras las violencias machistas, en definitiva, reclamaron un modelo de sociedad en el que la igualdad sea real. El cambio que vimos tras el 8 de marzo lo refleja la encuesta de Demoscopia para El Mundo. La discriminación de género es vista como un problema por una amplia mayoría de la sociedad. Más del 75% de las 126


Caminando hacia la igualdad

personas encuestadas consideraban que las mujeres sufren discriminación de género en el acceso a los puestos de dirección, tanto política como económica, en el salario o en las condiciones para compatibilizar trabajo remunerado y familia. Que una amplia mayoría de la sociedad sea consciente de la discriminación de género es, sin duda, importante, pero llama la atención que aun siendo conscientes de este hecho y de reconocer que en España las administraciones toman pocas medidas para favorecer la igualdad, sólo el 36,6% considera necesario penalizar a las empresas que no promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. A este respecto conviene recordar que las administraciones tienen la obligación de garantizar la igualdad de género. La Constitución señala:  Art. 9.2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.  Art. 14. Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.  La LOIE incorpora al ordenamiento jurídico español dos directivas. La directiva 2002/73/CE, que se refiere a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en cuanto al acceso al 127


Discriminaciones por razón de género

empleo, a la formación y a la promoción de profesionales, en condiciones iguales; y la directiva 76/207/ CEE, con el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes, servicios y suministros.  El Art. 11.1 de la LOIE dice: Con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad, los poderes públicos adoptarán medidas específicas en favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres. Tales medidas, que serán aplicables en tanto subsistan dichas situaciones, habrán de ser razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso. Está claro que cuando se discrimina a las mujeres, cuando se las penaliza en el mercado laboral por razón de su género, se está incumpliendo la legislación vigente. ¿Por qué se teme penalizar a las empresas que no cumplan la ley? ¿Por qué tanta permisividad ante una clara vulneración de la legislación vigente cuando se trata de la igualdad de género? En la citada ley, incluso se contempla la posibilidad de adoptar medidas para corregir las desigualdades existentes con acciones positivas. Cuando se nombra a una mujer para un puesto importante se suele hablar de mujeres cuota, que se la nombra como una acción positiva, como si esto fuera una práctica habitual, cuando la realidad es que raramente se aplican. Sin embargo, poco se comenta que las cuotas son una realidad, pero para los hombres. Ser hombre es una garantía para acceder 128


Caminando hacia la igualdad

a un puesto, con independencia de su valía; por el contrario una mujer tiene que demostrarla. ¿Por qué no se habla de los hombres cuota?

2.1.8 Tres urgencias ante las desigualdades de género48 (julio de 2018)

Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa. Simone de Beauvoir

Ser mujer es sinónimo de desigualdad, de menos oportunidades que los hombres para acceder al trabajo remunerado, de menores oportunidades de permanencia o de promoción. Pero no sólo se sufre en el empleo, las diferencias se producen también en lo personal. Las desigualdades de género son una realidad en todas las sociedades, si bien hay diferencias entre sociedades, culturas, momentos históricos y hay diferencias entre clases sociales o países, pero la división sexual del trabajo que confina a las mujeres al hogar, se produce siempre y supone un condicionante para su desarrollo personal y profesional. El espacio público ha sido tradicionalmente un espacio masculino y aún sigue siéndolo, pues a pesar de que ellas ocupan cada vez más los espacios de decisión y de poder, el predominio de Artículo publicado en Más de La Mitad. https://blogs.20minutos.es/mas-de-lamitad/2018/07/19/tres-urgencias-ante-las-desigualdades-de-genero/ 48

129


Discriminaciones por razón de género

lo masculino es una realidad. Por el contrario, el espacio privado (o doméstico siguiendo a Soledad Murillo, 2006) ha sido y aún es cosa de mujeres. La dicotomía publico/privado está muy presente aún con las consecuencias que ello tiene para la vida de todas/os y especialmente para las mujeres que ven limitadas sus posibilidades de desarrollo personal y profesional. Una de las principales causas de la desigualdad de género es que el trabajo doméstico y de cuidados recae en las mujeres. Es cierto que se han producido importantes avances, pero aún podemos afirmar que el cuidado de las personas dentro de la familia lo realizan las mujeres, ya sea cuidar a niñas y niños al nacer, a personas mayores o con alguna discapacidad. Mientras los roles de género sigan predominando en la sociedad, mientras los hombres no se corresponsabilicen de los cuidados, mientras las instituciones no asuman la parte que les corresponde, la igualdad entre mujeres y hombres no será posible. Centrándonos en nuestra sociedad y en las de nuestro entorno inmediato, es cierto que en las últimas décadas del siglo pasado se produjeron progresos de importante calado en lo que a las relaciones de género se refiere, pero las desigualdades persisten. En España, 40 años de dictadura hicieron que la evolución de la legalidad para eliminar el dominio masculino fuera más lenta, supuso también que las resistencias a los cambios sociales se intensificaran, pero las mujeres lograron en pocos años modificar las leyes y las costumbres.

130


Caminando hacia la igualdad

Las discriminaciones en el trabajo remunerado siguen estando muy presentes. La autonomía económica no reduce por si sola las desigualdades, pero sin duda es fundamental para lograrla. El trabajo que realizan las mujeres nunca ha sido tenido en cuenta, parecería que las tareas del hogar se hacen solas, que cuidar de niñas y niños no conlleva esfuerzo o que atender a una persona dependiente, ya sea por edad o por tener alguna discapacidad, se realiza por arte de magia. Solamente cuando esas tareas se contratan externamente se contabiliza como empleo, pero si lo realizan las esposas, madres, hijas... pasan desapercibidas. Son muchas las propuestas que en este momento se plantean desde las administraciones para eliminar las desigualdades de género. Se habla mucho de eliminar la brecha salarial, de potenciar el acceso a puestos de dirección y/o responsabilidad, de eliminar las barreras que tienen para desarrollar una carrera científica, por poner algunos ejemplos, pero se habla mucho menos de los trabajos feminizados, mal valorados y mal remunerados, de las trabajadoras domésticas que siguen sin tener derechos laborales, de las cuidadoras informales que siguen dedicando parte de su vida a cuidar de las personas mayores, de las mujeres inmigrantes que trabajan en el servicio doméstico en situaciones de gran precariedad. Por ello, en este momento de esperanza que vivimos, confiamos en que las medidas que se pongan en marcha contemplen la realidad de todas las desigual131


Discriminaciones por razón de género

dades de género. Algunas medidas que consideramos imprescindibles, junto a las ya señaladas serían: • Aprobar la proposición de ley presentada en el Congreso que promueve PPiiNA para que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%. • Desarrollar la Ley de Dependencia para que todas las personas tengan una atención adecuada sin que sean las mujeres las cuidadoras principales. La cotización de las cuidadoras informales no deja de ser un parche que solucionaría momentáneamente la situación de algunas mujeres, pero sigue potenciando que sean ellas las que cuiden, sin que los hombres se corresponsabilicen. Las administraciones deben dar respuesta a estas situaciones. • Asimismo, es urgente que se ratifique el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre trabajo decente para las trabajadoras del hogar, que supone ampliar los derechos de estas profesionales, la inmensa mayoría mujeres. Para que desaparezcan las violencias machistas que sufren las mujeres, es imprescindible eliminar las desigualdades de género en todos los niveles laborales y transformar aquellos aspectos de la sociedad en los que siguen invisibilizadas y sometidas al poder patriarcal.

132


Caminando hacia la igualdad

2.2 MATERNIDAD 2.2.1 Introducción La maternidad es a día de hoy una de las mayores causas de discriminación para las mujeres, tan mitificada y alabada, sigue siendo un problema para ellas, que ven cómo sus posibilidades laborales se restringen. En este capítulo vamos a analizar las consecuencias que suponen a las mujeres el hecho de ser madres. No podemos olvidar que hay mujeres que no pueden o no desean serlo, pero el mercado laboral las discrimina igualmente. Los condicionantes de género pesan mucho en la vida profesional de las mujeres, el rol de cuidadoras es una de las cuestiones que más interés tienen para mí, pues es evidente que mientras los hombres no se corresponsabilicen del cuidado, la igualdad será una falacia. Comencé a escribir sobre las consecuencias que tiene ser madre en 2010 y al revisar lo escrito en estos años, los avances han sido mínimos. Las jóvenes se encuentran hoy con la tesitura de tener que retrasar la maternidad porque la situación económica y social es poco favorable y ven que, si se queden embarazadas, serán penalizadas.

133


Discriminaciones por razón de género

2.2.2 Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: la mujer/madre. (I) (enero de 2012) “Asociar el ser mujer con el ser madre, definir la maternidad como el aspecto fundacional de la identidad femenina ha sido y sigue siendo una constante social”. Marta Mojzuk49

La maternidad es uno de los arquetipos50 femeninos que más perdura y más condiciona la vida de muchas mujeres. Desde este arquetipo, ser madre es la culminación del hecho de ser mujer, la misión más importante y más enriquecedora. No debemos olvidar que el arquetipo de la mujer/madre ha sido construido por el patriarcado. La decisión de ser madre o no serlo está influenciada por múltiples factores que van más allá de la opción personal de cada mujer. El tema de la maternidad es tan controvertido y levanta tanta polémica, que me planteo afrontarlo con el ánimo de buscar puntos de encuentro que sirvan para debatir los pros y los contras de los diferentes puntos de vista, en aras de que mujeres y hombres podamos ejercer la maternidad/paternidad de la forma que creamos más conveniente para la plena realización de nuestras aspiraciones profesionales y personales, siempre teniendo en cuenta las necesidades de las niñas y los niños. Marta Mojzuk, “Entre el maternalismo y la construcción socio-política de la maternidad”. http://www.emede.net/textos/martamojzuk/maternalismo-maternidad_dea.pdf 50 Modelos de ser y actuar que reconocemos a partir del inconsciente colectivo. 49

134


Caminando hacia la igualdad

Quiero dejar claro que al analizar cómo entiendo la maternidad y las implicaciones que para las mujeres conlleva, no cuestiono la decisión personal de nadie, pues siempre he defendido que cada mujer tiene todo el derecho a tomar sus propias decisiones. Se considera la maternidad como algo característico de todas, lo que no es cierto, las mujeres no somos seres uniformes y, por lo tanto, no pensamos ni vivimos la maternidad de la misma forma. Ya sea por el deseo de ser o no ser madres, por la situación socioeconómica en la que cada una se encuentra, la situación emocional, de pareja, etc. Seguir hablando de ella, manteniendo el arquetipo de feminidad que ha sido impuesto por el patriarcado, conlleva una serie de inconvenientes que iremos analizando. Esta idea de la mujer/madre aún perdura y, lo que es más sorprendente, parece que se extiende entre las jóvenes que hablan de la maternidad como su máxima realización, hablan de sus hijas/os como el objetivo principal por el que se rige su vida, se retroalimenta la idea de la mujer/madre sobre cualquier otra. Las mujeres, una vez más, aparecen como entes homogéneos que deben dedicar una parte importante de sus vidas a ser madres. Es una vuelta al esencialismo. Me llama la atención que a menudo los padres no parecen existir, no se les nombra, no parecen tener derechos ni obligaciones en el cuidado de las hijas e hijos. Esto, no podemos olvidarlo, les vine muy bien a aquellos que siguen desentendiéndose del cuidado de la familia por considerar que es cosa de mujeres, pero tene135


Discriminaciones por razón de género

mos que recordar que hay otros hombres que sí quieren ejercer de padres, que desean una paternidad comprometida y se ven excluidos del proceso de desarrollo de sus hijas/os cuando se mitifica la maternidad, cuando se considera que es la mujer/madre la única que puede cuidar de las/os bebés en los primeros meses. Desde el arquetipo de la mujer/madre, la maternidad es una función altamente valorada. La tarea de cuidar a sus hijas/os sería su tarea primordial a partir del momento del parto, cualquier otro interés que pueda tener una mujer debe olvidarse, al menos temporalmente. La división sexual del trabajo se vuelve a hacer realidad. Sorprende que esta alta valoración de la maternidad no se corresponda con el valor social que implica el trabajo de cuidar. Se valora simbólicamente a la madre, sus especiales habilidades para conocer las necesidades de sus hijas/os, su capacidad de sacrificio y dedicación, pero, sin embargo, los trabajos relacionados con el cuidado, ejercido fundamentalmente por mujeres, están desvalorizados.

136


Caminando hacia la igualdad

2.2.3 Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: un poco de historia (II) (enero de 2012) “La maternidad no es un hecho natural, sino una construcción cultural multideterminada, definida y organizada por normas que se desprenden de las necesidades de un grupo social específico y de una época definida de su historia”. Cristina Palomar51

La figura de la madre representa el cuidado y el afecto. Ser madre en la especie humana excede el hecho biológico, pues tiene un significado a nivel social, cultural, histórico y psicológico52. Ya hemos visto que se tiende a identificar a la mujer con la madre, la maternidad se ha considerado como base de la feminidad, cosa que no sucede con la paternidad, no es necesario ser padre para demostrar la masculinidad. A lo largo de la historia esta idea ha ido evolucionando, dice Marta Mojzuk: En la Antigüedad no existe el concepto de la maternidad, pero sí que la función materna está presente en las mitologías y desempeña un papel fundamental desde la perspectiva política: la reproducción era un instrumento imprescindible para la permanencia de la polis, siempre conforme a los mandatos del marido53. Cristina Palomar Verea, “Maternidad: Historia y cultura”. http://148.202.18.157/ sitios/publicacionesite/pperiod/laventan/Ventana22/35-69.pdf 52 Alicia Oberman, “Historia de las madres en Occidente: repensar la maternidad”. http://www.palermo.edu/cienciassociales/publicaciones/pdf/Psico5/5Psico%2009. pdf 53 https://patagonialibertaria.files.wordpress.com/2014/12/68101129-entre-elmaternalismo-y-la-construccion-socio-politica-de-la-maternidad-marta-mojzuk.pdf 51

137


Discriminaciones por razón de género

Será en el siglo XVIII cuando la idea del instinto maternal comienza a tomar forma y se identifica a la mujer con la madre. La maternalización está directamente relacionada con la crisis demográfica, el declive poblacional era considerado como una debilidad, ya que la cantidad de hombres disponibles era garantía de riqueza para el Estado y, también, de poder militar... el niño adquiere un valor de mercancía que se percibe como una riqueza económica potencial54. En los siglos XIX y XX se comienza a glorificar y se consolida el modelo hegemónico en Occidente. El amor materno y la consagración total de la madre al bebé se convirtieron en un valor para la sociedad. La lactancia materna y el cuidado pasan a primer plano. Siguiendo planteamientos de la escuela de los fisiócratas, se busca aumentar la producción de personas al igual que se busca aumentar la de animales y la de la agricultura. La industrialización consagró la división sexual del trabajo, los hombres ocupan el espacio público relegando a las mujeres al espacio doméstico. Pero no debemos olvidar que muchas trabajaban en las fábricas largas jornadas que las dejaban extenuadas. La doble jornada laboral de la que tanto hablamos hoy ya la sufrían ellas. En 1878 se instituye para las obreras alemanas la licencia maternal. Seguirán su ejemplo otros países europeos. M. Elixabete Martínez Imaz, “Representaciones, modelos y experiencias en el tránsito a la maternidad de las mujeres vascas contemporáneas”. http://www.argitalpenak.ehu.es/p291-content/eu/contenidos/informacion/ se_indice_tescspdf/eu_tescspdf/adjuntos/TESIS_ELIXABETE_IMAZ.pdf 54

138


Caminando hacia la igualdad

Durante la II Guerra Mundial muchas mujeres se incorporaron al mercado laboral, se necesitaba mano de obra, lo que obligó a crear centros de atención a menores, pero al finalizar la guerra vuelven al hogar y el trabajo remunerado es de nuevo para los hombres. La maternidad vuelve a ser una vez más el eje sobre el que gira su vida. Se inicia un fenómeno nuevo: la infancia comienza a atraer cada vez más atención como una fase específica y central en la vida y el crecimiento de los niños y su futuro comienzan a formularse como metas sociales claves. Desde la medicina, la psiquiatría, la pedagogía, etc., se opina sobre el papel de las madres, es decir, los expertos determinarán qué es una buena madre. El movimiento feminista, que en un principio había reivindicado la maternidad ante el desprestigio de que era objeto, empezó a considerar que era una cárcel para las mujeres. Las críticas se dirigían a los modelos de mujeres propios de la década de los cincuenta, en la cual se glorificaba el estereotipo del ama de casa norteamericana, enmarcado por la estampa de la bonita familia de clase media, dice Cristina Palomar Verea. Dentro del movimiento feminista hoy existen diferentes posturas al respecto. 2.2.4 Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: más sobre la mujer/madre. (III) (abril de 2012) Hemos escuchado al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, decir que la libertad de maternidad hace a 139


Discriminaciones por razón de género

las mujeres auténticamente mujeres. Es una frase que está dando mucho que hablar y no es para menos, pues se pone en evidencia que el binomio mujer/madre está siendo utilizado desde el gobierno para justificar determinadas medidas que, en teoría, defienden la libertad para ser madres. Hemos visto que para el patriarcado la maternidad es la culminación del hecho de ser mujer, como la misión más importante y más enriquecedora. ¿Qué decir de las declaraciones del ministro? Pues que el patriarcado sigue presente y que bajo la supuesta idea de apoyar la maternidad lo que pretende es decidir sobre quien es mujer. ¿Acaso piensa el ministro que las mujeres que no quieren o no pueden ser madres son menos mujeres? La supuesta defensa de la maternidad ha llevado al ministro a meterse en camisa de once varas y, con intención o sin ella, a enfrentarse a una realidad que él parece olvidar. Las mujeres de hoy quieren tener la potestad de decidir si son o no madres, poder desarrollar su carrera profesional siendo madres o no y lo que piden y exigen al gobierno es que las medidas que tome, económicas o sociales, defiendan la libertad de decidir. ¿Es eso lo que quiere Gallardón? Tal vez debamos recordarle que el orden patriarcal ha condicionado la vida de las mujeres tal como dice Victoria Sau: El Patriarcado está compuesto de usos, costumbres, tradiciones, normas familiares y hábitos sociales. Para perpetuarlos, para que siguieran vigentes una generación tras otra, hizo falta algo más

140


Caminando hacia la igualdad

que la Ley, ley del Padre, fueron necesarios educadores, filósofos, pedagogos, médicos, religiosos, juristas y políticos55. La supuesta defensa de la maternidad del ministro no se corresponde con las medidas que el gobierno está tomando, porque la Reforma Laboral no beneficia precisamente a las que quieran ser madres, las medidas de conciliación son cada vez más restrictivas para ellas.

2.2.5 Maternidad y empleo56 (abril de 2014) “Hace tiempo que considero la independencia como la gran bendición de la vida, la base de toda virtud”. Mary Wollstonecraft

La división sexual del trabajo, que durante siglos imperó en la sociedad y que sigue presente en la actualidad, condiciona la vida profesional de las mujeres. Al considerar que es su obligación atender a sus hijas e hijos y personas dependientes en general, se condiciona su carrera profesional y se limitan sus posibilidades de promoción. La maternidad se presenta, pues, como el mayor hándicap para lograr la igualdad real. En la sociedad se están produciendo importantes cambios socioculturales que afectan especialmente a la organización de las familias. No obstante, la maternidad tiene unas connotaciones diferentes a las de la https://quimosavic.files.wordpress.com/2009/06/patriarcado-vs-fragmentoes.pdf 56 Artículo publicado en el blog de IMF. https://blogs.imf-formacion.com/ blog/corporativo/igualdad-2/maternidad-y-empleo/ 55

141


Discriminaciones por razón de género

paternidad a la hora de pensar en el empleo. Mientras que para un hombre ser padre puede ser considerado como un valor añadido a la hora de involucrarse en la empresa, para las mujeres ser madre, por el contrario, se presenta como un condicionante y por ello se penaliza. Según refleja la encuesta del CIS57, la mayoría de la sociedad española desea una familia igualitaria. A la pregunta: En una familia, el trabajo dentro y fuera del hogar puede organizarse de diferentes formas, de las tres posibilidades que le voy a leer a continuación, ¿podría decirme cuál se acerca más a su forma ideal de familia?, el 68,8% respondió: Una familia en la que los dos miembros de la pareja tienen un trabajo remunerado con parecida dedicación y ambos se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los/as hijos/as, si los hay. Los datos no dejan lugar a duda, ¿por qué siguen siendo las mujeres las principales cuidadoras de la familia y quienes abandonan su trabajo, total o parcialmente, para cuidar a sus hijas/os y quienes ven cómo su salario es menor y cómo sus posibilidades de ascenso se limitan? Los roles de género llevan muchos siglos condicionando la vida de mujeres y hombres, pero en mayor medida la de ellas, a pesar de que gran parte de la sociedad se decante por una familia igualitaria. La resistencia al cambio es fuerte y difícil de romper. La realidad es que mientras las tareas de cuidado sean vistas como cosa de mujeres poco avanzaremos. http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-Archivos/Marginales/2900_2919/2911/ e291100.html 57

142


Caminando hacia la igualdad

Potenciar la corresponsabilidad en el cuidado es la mejor manera de superar la desigualdad. Ya hemos señalado que ser madres y ser padres tiene diferentes connotaciones y por ello son necesarias medidas para propiciar el cambio de roles y eliminar los estereotipos de género. La protección de la maternidad no debe hacerse, en ningún caso, limitando los derechos de las mujeres. Se trata, por el contrario, de considerarlas como sujetos de derecho, con independencia de si son o no madres y, por otro lado, se debe poner al mismo nivel la paternidad, dando los mismos derechos a los hombres para cuidar a sus hijas e hijos desde el momento del nacimiento.

2.3 ROLES DE GÉNERO: EL TRABAJO DE CUIDAR 2.3.1 Introducción Roles son el conjunto de tareas y funciones que desempeña cada persona o grupo en una sociedad. Los roles de género asignan funciones, actitudes, capacidades y limitaciones diferenciadas a mujeres y hombres, que la normativa de la cultura vigente establece como atributos naturales de ambos sexos. Los roles que se atribuyen a las mujeres se corresponden con las funciones reproductivas: madre, esposa, hija, cuidadora, etc., están vinculados al ámbito de lo doméstico y de estos roles socialmente asignados 143


Discriminaciones por razón de género

se generan estereotipos que condicionan su desarrollo personal, tanto a nivel familiar, como laboral y social. Los roles que se atribuyen a los hombres se corresponden con las funciones productivas, con el sustento económico y se desarrollan en el espacio público, espacio de poder y toma de decisiones. Soledad Murillo (1996) dice que el discurso social marca los distintos usos de los espacios, distribuye lugares y asigna protagonismos, dependiendo del género de sus habitantes. El espacio público será gestionado mayoritariamente por varones, mientras que el espacio doméstico conocerá a la mujer como su máxima responsable. El rol de cuidadoras que la sociedad les asigna es uno de los mayores hándicaps a los que las mujeres nos debemos enfrentar. Lo he analizado a lo largo de los años y es uno de los temas que más me interesa desarrollar actualmente. Es más que evidente que los cuidados son determinantes en la vida de las mujeres, por lo que es necesario un cambio de modelo de sociedad que elimine los roles de género y potencie una sociedad igualitaria.

2.3.2 El rol de cuidadoras: las modernas Penélopes

(octubre de

2010)

Leyendo La mujer habitada de Gioconda Belli, pensaba en la situación de las mujeres jóvenes, con formación, en muchos casos superior a la de los hombres, muchas con experiencia profesional, pero que ven 144


Caminando hacia la igualdad

cómo su carrera profesional se limita cuando se quedan embarazadas. La protagonista del libro es el perfecto prototipo de mujer del siglo XXI, una arquitecta capaz de enfrentarse a su familia para disfrutar de independencia, pero se ve a sí misma como Penélope cuando comienza una relación amorosa, siendo el descanso del guerrero, se reconoce atrapada en la tradición de milenios, la mujer esperando en la cueva el regreso del hombre. Hay una frase del libro que refleja esta situación: Sé que no podemos nadar juntos, dice él, vos sos la ribera de mi río, ¿si nadáramos juntos, qué orilla nos recibiría? Él necesita tener alguien que le espere, que le de cobijo y le facilite un lugar de descanso y reposo, pero yo me pregunto: esos hombres, ¿piensan alguna vez en que las mujeres necesitarían lo mismo, que vivir pendiente de la llegada del hombre mientras se ocupan de la casa y la familia deja pronto de ser gratificante? (Si es que lo fue en algún momento). Son muchas las mujeres que se ven atrapadas en la tradición cuando deciden ser madres. Leemos en un artículo de El País58 sobre las/os jóvenes (pre)paradas/os: Me siento como mi madre en los años setenta, aunque me haya criado como una mujer independiente; es la reflexión de una mujer de 35 años que se ve obligada a quedarse en casa cuidando de su hija. Firmó un despido voluntario para dejar de soportar el acoso brutal que vivía en su empresa desde que dijo que estaba embarazada. 58

https://elpais.com/diario/2010/10/09/espana/1286575216_850215.html

145


Discriminaciones por razón de género

En el mismo artículo podíamos ver que otras decidían quedarse en casa cuidando de sus hijas/os. Es evidente que hay mujeres que toman libremente dicha postura, como es el caso de una de las que habla en el reportaje, pero la realidad de la mayoría es diferente, son las circunstancias las que les obligan a abandonar el empleo y dejar en suspenso su carrera profesional. Conciliar la vida laboral y familiar sigue siendo una obligación de las mujeres, en España se considera que la conciliación es una renuncia y no una garantía de tu vida profesional, dice una de las entrevistadas. El mundo sigue girando en torno al trabajo de los hombres, el trabajo remunerado de las mujeres es aún visto en muchas familias como ayuda, como una fase en su vida, sólo es importante cuando se necesita para pagar la hipoteca, para vivir un poco mejor, pero demasiadas veces no se considera un derecho. Perder el trabajo implica perder la independencia económica y condiciona el papel del hombre y la mujer en una pareja, dice otra de las entrevistadas. Para finalizar, vuelvo al libro reseñado y quiero resaltar cómo la relación entre mujeres es lo que posibilita la independencia de la protagonista: su tía le deja en herencia una casa para que pueda emanciparse, la relación con otra mujer es la que le abre nuevos horizontes. Dejemos de ocultar los problemas que tenemos encerrándonos en casa esperando a Ulises para que resuelva nuestros problemas. La comunicación entre mujeres es una puerta que debemos dejar abierta siempre. 146


Caminando hacia la igualdad

2.3.3 ¿Quién cuida a las cuidadoras? (octubre de 2010) El tema del cuidado de las personas me preocupa cada día más, por ello voy a seguir con él partiendo de mi experiencia personal, de la de otras mujeres de mi entorno y de los debates en los que participo, tanto desde mi blog como en diferentes foros de profesionales. La sociedad es hoy día muy diferente a como era hace unas décadas, el envejecimiento de la población, las altas tasas de paro, la falta de recursos sociales, etc., plantean a muchas familias problemas difíciles de resolver. Mientras las mujeres se ocuparon del cuidado de las personas dependientes todo parecía fácil, pero nadie se planteaba qué pasaba con ellas:  ¿Era una decisión personal?  ¿Lo hacían porque siempre ha sido así?  ¿Se veían obligadas a ello por la presión del entorno familiar y/o social? Hoy sigue siendo muy alto el porcentaje de mujeres (en torno al 80%) que se ocupan del cuidado de las personas dependientes En el tema del cuidado hay que diferenciar entre el cuidado de hijas/os, padres y/o madres y otras personas con alguna discapacidad. Comencemos con el cuidado de hijas/os. Recientemente la UE ha aprobado la ampliación del permiso de maternidad a veinte semanas para todos los países miembros. Esta es indudablemente una buena noticia para países como España, donde el permiso de 147


Discriminaciones por razón de género

maternidad es de dieciséis semanas. Pero... el permiso de paternidad en nuestro país es de dos semanas y, aunque se aprobó su ampliación a cuatro, se ha pospuesto59. Se debate mucho sobre la necesidad de ampliar el permiso de maternidad antes que el de paternidad. Aun aceptando que el permiso de maternidad es corto, lo primero es equiparar los dos permisos, de lo contrario estaríamos consolidando, dando por sentado, que son las madres quienes deben cuidar de forma prioritaria. Considero que los padres tienen la obligación y el derecho a cuidar de niñas y niños desde el momento del nacimiento y por ello es tan importante que el permiso de paternidad se amplíe. Cuando le pregunté a una amiga separada: ¿cómo se siente tu hija cuando va a casa de su padre?, me contestó: bien, su pareja es muy maja y le cuida mucho, estoy tranquila. Tal es el rol que la sociedad asigna a las mujeres, que incluso cuando una mujer se separa está tranquila si la nueva pareja de su ex quiere a sus hijas/os. El cuidado de progenitoras/es y otras personas dependientes podría parecer que es fácil de resolver; mujeres y hombres, en teoría, pueden cuidar y deben asumir su responsabilidad y en ningún caso debe recaer sobre ellas la obligación del cuidado. Sin embargo, no es raro encontrar que algunas piden reducción de jornada o piden permiso en el trabajo para llevar a sus

Estos datos se corresponden al año de publicación del artículo, en la actualidad el permiso de paternidad es de cinco semanas. 59

148


Caminando hacia la igualdad

suegras/os al médico, no conozco ningún caso en el que se dé la situación contraria. Los condicionantes de género hacen que muchas mujeres consideren que ellas deben ser quienes se ocupen del cuidado de las/os hijas/os cuando son bebés, van asumiendo cada vez más obligaciones al tiempo que los hombres van delegando. Al asumir la responsabilidad del cuidado, dejan de lado sus aspiraciones y muchas veces caen en la depresión al sentirse encerradas en una situación que no han elegido.

2.3.4 Los recortes en la Ley de Dependencia y la igualdad de oportunidades (julio de 2012) Entre los recortes sociales que estamos sufriendo se encuentran los que afectan a la Ley de Dependencia, que van a tener importantes consecuencias para muchas familias: el gobierno rebaja en un 13 % la aportación del Estado a las Comunidades Autónomas; esta reducción significa que los gobiernos regionales percibirán unos 200 millones de euros menos a los que hay que sumar 283 millones suprimidos en marzo por el gobierno de Rajoy a través de los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, el gobierno rebaja en un 15% las prestaciones a cuidadoras/es familiares de personas dependientes y deja de cotizar a la Seguridad Social por quienes cuidan de un familiar dependiente. Ahora

149


Discriminaciones por razón de género

mismo cobran una media de 400 euros, con lo que se perderían al mes 60 euros. La aprobación de la Ley de Dependencia supuso un cambio importante para las mujeres que cuidaban en casa a algún familiar. Se trata de una ley que tiene aspectos positivos como el reconocimiento a la contribución de las mujeres al cuidado de las personas en situación de dependencia. Conllevaba recibir una compensación económica y que el gobierno pagara la cotización a la SS. Al analizarla con enfoque de género, se vio que podía tener efectos perversos para las mujeres. Para María del Mar García Calvente esta prestación se define como de carácter excepcional, y su cuantía se ha fijado por debajo del salario mínimo para los casos de grandes dependientes. No se contemplan otros tipos de prestaciones económicas para las personas que cuidan, como las que ya existen en otros países de nuestro entorno. Al mismo tiempo perpetúan los roles de género y mantiene la división sexual del trabajo, ya que son las mujeres quienes mayoritariamente desarrollan dicha tarea. ¿Qué sucede ahora con las que cuidan en casa a un familiar? Pues que se reduce la prestación que recibían y ya no cotizan a la SS, pero como ya se ha consolidado su rol de cuidadoras, se hará más difícil que el entorno familiar acepte que busquen un trabajo. El incremento de la esperanza de vida supone que cada vez son más las personas que necesitan ayuda en su vida diaria y que requieren de una ayuda más pro150


Caminando hacia la igualdad

fesionalizada y constante que difícilmente puede prestarse por el entorno familiar. Por ello, lo que se debe hacer es aumentar los servicios y ayudas públicas que, como dice Vicenç Navarro, permitan el desarrollo de cada uno de sus miembros, y muy en especial de la mujer, y ello como resultado del compromiso de la socialdemocracia con la igualdad entre los sexos, la cual requiere que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre, incluyendo su derecho a integrarse en el mercado de trabajo para conseguir su propia autonomía, la cual exige a su vez el desarrollo de una infraestructura de servicios de apoyo a la familia que le permitan compaginar las responsabilidades familiares con sus aspiraciones profesionales60. Este es el esquema que debe promoverse, dotación de recursos para las personas y corresponsabilidad en los cuidados. Lo preocupante hoy es que se elimine una prestación a las personas cuidadoras, léase mujeres, que ven cómo la remuneración que recibían se reduce sin que se avance en servicios públicos. Los recortes a la dependencia afectan también a las mujeres que trabajan como cuidadoras de dependientes. Al endurecerse las condiciones de acceso a la prestación, quienes vienen desarrollando como profesionales esta función, ven que su empleo peligra. En las zonas rurales muchas comenzaron a trabajar en el servicio de ayuda a domicilio y realizaban por primera vez un trabajo remunerado que les daba una relativa independencia económica. ¿Qué perspectivas tienen ahora? 60

https://elpais.com/diario/2002/01/19/opinion/1011394808_850215.html

151


Discriminaciones por razón de género

2.3.5 Mujeres cuidadoras: un rol complejo (abril de 2013) Hace unos días escuchaba un anuncio en la radio que más o menos decía: Gracias a CCC ya puedo aprender a cuidar. Evidentemente la voz era de una mujer, digo naturalmente porque cuidar de las personas sigue siendo cosa de mujeres, ya sea a nivel profesional o familiar, siempre que hablamos de cuidados hablamos de mujeres. Sé que más de una persona al leer esto dirá que conoce a hombres que cuidan, que su marido, su hermano, su vecino... se ocupan del cuidado de personas dependientes, entendiendo dependiente en sentido amplio. Pero aun admitiendo que vamos avanzando, que algunos hombres se van comprometiendo con las tareas de cuidado, la realidad es que son ellas quienes en su mayoría realizan esta tarea. Marcela Lagarde dice en su artículo “Mujeres cuidadoras: entre la obligación y la satisfacción”61: Las transformaciones del siglo XX reforzaron para millones de mujeres en el mundo un sincretismo de género: cuidar a los otros a la manera tradicional y, a la vez, lograr su desarrollo individual para formar parte del mundo moderno, a través del éxito y la competencia. El resultado son millones de mujeres tradicionalesmodernas a la vez. Mujeres atrapadas en una relación inequitativa entre cuidar y desarrollarse. Esto es válido para aquellas que cuidan de la familia. Son muchas las que se ven abocadas a compatibilizar 61.http://pmayobre.webs.uvigo.es/textos/marcela_lagarde_y_de_los_rios/mujeres_c

uidadoras_entre_la_obligacion_y_la_satisfaccion_lagarde.pdf

152


Caminando hacia la igualdad

su trabajo fuera del hogar con el cuidado de personas mayores, madre, padre; de nietas o nietos, de hijas e hijos. La cultura patriarcal impuso y les sigue imponiendo esta obligación, tanto a nivel real como simbólico. Es cierto que hoy día, en teoría, esta obligación debe compartirse, que las mujeres tienen la necesidad y el deseo de un empleo pero, ¿realmente esta obligación se comparte entre los miembros de la familia o se comparte entre las mujeres de la familia? No vamos a negar que cuidar de las personas mayores, de niñas y niños, es gratificante y que la carga que supone el cuidado diario tiene un componente emocional que compensa los problemas que acarrea, pero siempre me pregunto: ¿por qué esto sólo sirve para las mujeres y un reducidísimo número de hombres? Siempre llama la atención que se tienda a grandificar el trabajo de cuidar y que al mismo tiempo no se valore ni económica ni socialmente el trabajo de las mujeres que cuidan. La mayor parte de estas personas son mujeres: esposas, hijas y nueras. Hasta tal punto es así que ocho de cada diez personas que están cuidando a un familiar en nuestro país son mujeres de entre 45 y 65 años de edad. Si para la cultura patriarcal las mujeres son el sexo débil, ¿cómo se entiende que sean ellas quienes se ocupen del cuidado de dependientes, que a veces implica fuerza física y siempre emocional? Además deben ocuparse de dar un afecto y apoyo emocional que a menudo a ellas les falta. ¿Quién se ocupa de 153


Discriminaciones por razón de género

ayudarles a revolver las contradicciones que afrontan cada día, los roces e inevitables enfrentamientos entre la familia? Desde el momento en que no se quiere aceptar que cuidar conlleva una carga, que implica dejar de lado parte de tu vida, no se valorará el trabajo de las mujeres que cuidan de dependientes. Vuelvo al anuncio que comentaba al principio: mientras en el imaginario colectivo sean las mujeres las obligadas a cuidar, difícilmente pueden ellas solas liberarse de esa carga, sí, una carga, a pesar de que pueda ser también gratificante y compense emocionalmente, a veces.

2.3.6 Natalidad, dependencia y cuidados, una relación problemática (diciembre de 2013) El INE ha publicado las “Estadísticas del Movimiento Natural de la Población” y los datos, aunque esperados, no dejan de ser alarmantes. El número de nacimientos se redujo un 6,2% y la mortalidad descendió un 6,1% en el primer semestre de 2013 respecto del mismo periodo del año anterior. El crecimiento vegetativo de la población (es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones) se redujo hasta 6.384 personas en los seis primeros meses de 2013. Esta cifra supuso un 10,7% menos que en el mismo periodo de 2012 y un 88,6% menos que en el primer semestre de 2008.

154


Caminando hacia la igualdad

De lo que habla este informe es importante: el progresivo envejecimiento de la población con todos los problemas que conlleva. Si a esto unimos las cifras de paro, el panorama no es nada halagüeño. El aumento de la esperanza de vida (79,01 años los hombres y 84,72 años las mujeres) supone un incremento de las personas dependientes, pero cada día los recursos que se dedican a la dependencia son más limitados: se cierran residencias, se reducen las prestaciones a las personas que contaban con ellas y no se conceden prestaciones a las personas que lo solicitan. Se da el caso de que a personas que hoy tienen 93 años se les reconoce el derecho a la atención domiciliaria, pero para julio de 2015. No es broma, es una realidad que muchas personas pueden corroborar. Las implicaciones que estos hechos tienen para las familias son graves, pero sobre todo tienen consecuencias dramáticas para mujeres, que son quienes se ocupan del cuidado de las personas mayores, con la consiguiente repercusión negativa en el trabajo y en su vida cotidiana. Tanto es así que María Ángeles Durán augura el surgimiento de un nuevo proletariado compuesto por mujeres que, desde su punto de vista, serán los nuevos pobres que cuiden a sus familiares mayores y con demencias62. Las explicaciones que desde el poder establecido se dan a estos hechos son decepcionantes. Todo el problema es de la crisis, como si el tema no fuera de su responsabilidad, como si no fuera posible tomar medihttps://www.lavanguardia.com/vida/20131204/54395818077/experta-auguraque-habra-un-nuevo-proletariado-de-mujeres-como-cuidadoras.html 62

155


Discriminaciones por razón de género

das para paliar más pronto que tarde la situación que se avecina para la sociedad en general y para las mujeres en particular. La creación de servicios públicos de calidad es imprescindible, hay que plantear el cuidado como una necesidad a la que todas las personas tienen derecho, lo que posibilitaría que las mujeres dejasen de ser consideradas como cuidadoras. Sería un buen camino para lograr la igualdad de oportunidades. Decir que esto no es posible en la situación de crisis que vivimos no deja de ser una falacia que resulta útil para justificar que se tomen medidas que sólo benefician a una parte de la sociedad: aquella que dispone de la mayor parte de los recursos y despilfarra sin medida. Para el resto se aplican recortes en servicios básicos sin importar las consecuencias que puedan tener.

2.3.7 Por qué cuidan las mujeres63 (junio de 2015) Las personas cuando nacemos necesitamos que nos cuiden, lo mismo sucede en otros periodos de nuestra vida, es decir, dependemos del cuidado de otras/os. El concepto de dependencia se refiere a: El estado en el cual se encuentran las personas que, por razones ligadas a la falta o pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual, necesitan de una asistencia y/o ayuda importante –de otra persona– para realizar las actividades de la vida diaria (Consejo de Europa, 1998). Hay dos momentos clave en los que se necesita Artículo publicado en Ágora RSC. https://www.agorarsc.org/por-que-cuidan-lasmujeres/ 63

156


Caminando hacia la igualdad

apoyo para sobrevivir: en la infancia y en la vejez. No podemos olvidar que algunas personas necesitan cuidados a lo largo de toda su vida: las personas con alguna discapacidad. Es evidente que no es lo mismo atender a una criatura que va progresivamente aumentado su independencia que atender a una persona mayor que, por el contrario, con el paso de los días será más dependiente y necesitará más atención. Por lo que se refiere a las personas con algún tipo de discapacidad, las situaciones son muy diferentes y varían en función de sus condiciones específicas. Según el INE, en torno al 95 % de las personas que no tienen empleo por cuidar de dependientes son mujeres. El informe del CSIC64 señala que las mujeres son quienes se ocupan del cuidado de forma mayoritaria: La persona que fundamentalmente cuida de los hombres mayores con dependencia es su cónyuge, seguida de su hija. En el caso de las mujeres mayores que necesitan ayuda son las hijas las que fundamentalmente se hacen cargo de los cuidados. Según el Barómetro del CIS65, el cuidado de menores de 3 años lo realiza la madre en el 82% de los casos, la abuela en el 7,5% y los padres en el 4,8%. Es evidente quiénes son las principales cuidadoras, tanto de las personas dependientes como de menores. Las familias son cada vez más igualitarias, las tareas del hogar se comparten, pero esta evolución sufre un parón cuando en la familia hay una criatura o una per64 65

http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/enred-indicadoresbasicos15.pdf http://estaticos.elmundo.es/documentos/2014/04/07/barometro_marzo.pdf

157


Discriminaciones por razón de género

sona dependiente, sea por edad o porque tenga alguna discapacidad. En esos momentos se retrocede en lo ya conseguido y son la madre, la esposa o la hija quienes asumen la tarea de cuidar, con todo lo que conlleva, tanto a nivel profesional, social, económico o emocional. Es más que evidente que cuidar tiene nombre de mujer pero, ¿por qué se da esta situación? Hay quienes consideran natural que cuiden las mujeres, piensan que ellas están más preparadas biológicamente, que es su función hacerlo, pero se olvidan de que mujeres y hombres no nacen con unas capacidades diferentes, que es la construcción social del género la que determina las tareas que unas y otros deben realizar en cada momento de su vida. El rol de cuidadoras tiene en la actualidad difícil justificación y, como iremos viendo, es una tapadera que pretende encubrir los déficits institucionales para atender a las personas dependientes. Mientras recaigan sobre las mujeres las tareas de cuidado, las administraciones pueden obviar su obligación de prestar los servicios a los que tienen derecho todas las personas, sean cuales sean su edad o sus capacidades funcionales. En conclusión, la respuesta a la pregunta de por qué cuidan las mujeres es sencilla aunque difícil de aceptar: siguen siendo ciudadanas de segunda en la sociedad del siglo XXI. Bajo la apariencia de modernidad y de avances técnicos, siguen sometidas al poder masculino y son moneda de cambio en el mercado laboral. Cuando interesa que dediquen su tiempo al trabajo remunerado 158


Caminando hacia la igualdad

se potencia y se ve como positivo que asuman tareas profesionales (aunque sin dejar de realizar las propias de su sexo), pero cuando el mercado considera que no son necesarias, se potencia que vuelvan al hogar, a su papel de madres, esposas, hijas; en definitiva, que vuelvan a cuidar de todas las personas de su entorno familiar. Cuidar de la infancia, de las personas mayores y de las personas con alguna discapacidad, tiene diferentes características y distintas soluciones, analicémoslas. 1.- Cuidados a la infancia Cuando nace una criatura necesita de atención diaria y la que reciba será determinante para su desarrollo. ¿Quién no va a desear prestar todo el cuidado que necesiten sus hijas o hijos? Cuidar de un bebé supone una dedicación constante que va variando a medida que la niña o el niño crece. Ver crecer a una criatura, ver su evolución día a día es satisfactorio para quien lo hace, pero tampoco hay que olvidar que es absorbente y que la dedicación constante puede saturar. Si el cuidado de las criaturas es tan necesario y, en principio, gratificante: ¿por qué entonces los padres no cuidan en la misma medida que las madres? ¿Por qué se considera que son las madres quienes deben cuidar dejando de lado su trabajo remunerado y otras actividades casi totalmente en los primeros meses o años? La maternidad en nuestra sociedad tiende a engrandecerse, se la alaba y se la considera como lo más importante para las mujeres (hasta el extremo de que a 159


Discriminaciones por razón de género

menudo se considera que toda mujer debe ser madre para realizarse), sin embargo, se penaliza la maternidad. Por otra parte, la legislación actual no favorece que los hombres cuiden de sus criaturas al nacer. La baja por paternidad es de dos semanas66, mientras que la de maternidad es de dieciséis semanas. Esta medida, siendo prioritaria y fundamental, no puede por sí sola resolver el tema de la atención a la infancia. El cuidado de hijas e hijos es un freno para la carrera profesional de las mujeres, que en muchos casos se ven forzadas a abandonar el empleo, ya sea de forma parcial (reducción de jornada), apartándose temporalmente del mercado laboral o acogiéndose a una excedencia. 2.- Cuidado de personas dependientes El cuidado de personas dependientes y de personas con alguna discapacidad en el hogar plantea una situación diferente, son cuidados de larga duración y requieren, en muchos casos, de una atención que va aumentando con el tiempo. Al igual que el cuidado de las criaturas, es una atención que requiere las 24 horas del día, lo que implica en muchos casos tener que abandonar el empleo o contratar a otras personas, que también serán mujeres, para que realicen parte del cuidado. La atención a personas dependientes por parte de las administraciones está siendo claramente deficiente y en 66

Actualmente cinco semanas.

160


Caminando hacia la igualdad

ningún caso cubre sus necesidades básicas. Veamos un ejemplo: una persona de 95 años, que tiene reconocido un grado de dependencia 3 (el máximo), si la familia opta (generalmente por no tener otras alternativas) por el cuidado en el hogar, se le conceden 46 horas mensuales, ampliables a 70, siempre que el trabajador/a social lo considere necesario. De verdad, ¿alguien cree que 46 horas mensuales (1 hora y media al día) son suficientes para atender a una persona dependiente? Es imprescindible que alguien de la familia se ocupe del cuidado que, como hemos visto, suele ser una mujer: la madre, la hija, la nuera, etc., que además se verá obligada a dejar su trabajo, de forma parcial, temporal o definitivamente en función de las situaciones. La atención a mayores y dependientes es una obligación que deben asumir las administraciones y es un derecho de todas las personas a tener asistencia de calidad. La sociedad, al seguir asignando a las mujeres el trabajo de cuidar, se olvida de que estas quieren tener un empleo, una carrera profesional, en definitiva, una vida propia más allá de los roles que la sociedad les impone. Las residencias de mayores no son suficientes y en muchos casos no están dotadas para prestar atención de calidad, lo que implica que la mayoría sean cuidados dentro del hogar, con las carencias que hemos planteado. Las personas dependientes, además de la atención básica (alimentación, higiene, medicación, movilidad, 161


Discriminaciones por razón de género

etc.), necesitan afecto y apoyo emocional, que es la parte que debe dar la familia. El resto debe ser realizado por profesionales, ya sea en el entorno familiar o en instituciones de calidad. Las administraciones no pueden esconder la cabeza debajo del ala, deben hacer frente a esta situación para que, de forma progresiva, se preste la atención a la que toda persona tiene derecho. La maternidad implica un coste social y emocional que es difícil de evaluar, pues repercute en todos los aspectos de la vida y es una cuestión a la que nadie quiere hacer frente.

2.3.8 El cuidado familiar en el entorno hospitalario

(junio de

2017)

Los hospitales públicos permiten que una persona de la familia permanezca con la/el paciente, tanto de día como de noche durante la hospitalización. Digo permiten porque no hace tanto tiempo que las visitas hospitalarias se limitaban a unas horas al día, salvo en casos de extrema gravedad. Es evidente que para una persona enferma estar acompañada es positivo, el apoyo emocional es muy importante, sobre todo cuando se trata de personas mayores que requieren de una atención constante. Pero atender en el entorno hospitalario plantea una serie de problemas que merece la pena analizar.  En primer lugar, el cuidado familiar en los hospitales recae mayoritariamente en las mujeres. Es cierto que cada vez se ven más hombres cuidando, 162


Caminando hacia la igualdad

pero aún son minoría y, cuando lo hacen, es más como visita que como cuidadores permanentes. Se puede afirmar que los roles de género siguen presentes en esta tarea que muchas veces provoca situaciones difíciles; el agotamiento físico, emocional o psicológico se puede apreciar paseando por una planta de geriatría, en la que las estancias hospitalarias suelen ser de larga duración. Permanecer en una habitación compartida con más pacientes y sus familias es un esfuerzo más de adaptación importante. Si a eso añadimos tener que dormir en un sofá o tener que estar pendiente durante día y noche de que la persona hospitalizada permanezca tranquila, implica un sobreesfuerzo que cualquiera que lo haya vivido, aunque sea sólo un día, conoce lo que implica.  En segundo lugar, el cuidado familiar beneficia al hospital que puede prescindir de personal, pues el familiar realiza muchas tareas que deberían ser cubiertas por la institución sanitaria, por las/os profesionales del centro. En el caso de personas que no pueden moverse, que permanecen en cama, son muchas las funciones que desempeñan las familias. Darles de comer, estar pendientes de que no adopten posturas inadecuadas, llamar al personal sanitario, tranquilizarles y, sobre todo, darles afecto. Como siempre que hablamos de cuidados, sabemos que es gratificante prestar el apoyo necesario a las personas cercanas, sentir que estás atendiendo a una per163


Discriminaciones por razón de género

sona a quien quieres, para quien deseas que transcurra su estancia en las mejores condiciones; pero, indudablemente, también es un sufrimiento ver cómo sobrellevan la estancia hospitalaria y cómo se deteriora la persona a quien se cuida. A ello hay que añadir que, cuando se trata de personas mayores, la tensión a menudo ya se viene sufriendo desde casa y se agudiza en el hospital. La escasez de personal ha sido denunciada por los diferentes colectivos de la medicina y de la enfermería, pero en ningún caso se habla del apoyo que prestan las familias dentro del hospital. Resulta cuanto menos curioso que no se hable nunca del cuidado familiar en el entorno hospitalario, siendo evidente que este cuidado es, en estos momentos, imprescindible. ¿Qué pasaría ahora mismo si no se permitiera (como sucedía hace años) que una persona permaneciera cuidando en el hospital? Sería imprescindible más personal para que realizara las tareas que ahora realiza la persona que cuida.  En tercer lugar hay que analizar el trato que reciben las personas que cuidan; como hemos señalado, sin ellas, la atención hospitalaria sería deficiente. Es complicado hablar de cómo el personal sanitario trata a las familias, en definitiva, a las mujeres que cuidan. Evidentemente siempre hay personas que son amables, que tienen en cuenta la situación y que al menos no son desagradables, lo que por desgracia no sucede en muchas ocasiones. La médica o el médico correspondiente ni te mira, pareces invi164


Caminando hacia la igualdad

sible, no responde a tus preguntas o lo hace con condescendencia; te informa como si lo que le pasara al enfermo/a no fuera contigo. Lo mismo sucede con la enfermera/o, no escucha cuando le comentas lo que le está pasando a la persona que cuidas y te contesta, cuando se digna, que todo lo que se está haciendo no es más que seguir el protocolo. Podría llenar páginas con los errores que se pueden cometer por no tener en cuenta las condiciones previas al ingreso del/la paciente y que las familias conocen bien. No voy a hacerlo porque considero que el personal sanitario está sometido a fuertes presiones y creo que en conjunto la atención médica en nuestro país es buena a pesar de los pesares. Pero escribo para buscar soluciones. Los cuidados familiares en el entorno hospitalario vienen a suplir las deficiencias del sistema, ¿por qué entonces no se habla de ello? ¿Por qué no se acepta la realidad y se tiene en cuenta que hay personas, mujeres, que permanecen cuidando día y noche? ¿Por qué no se les escucha cuando señalan cómo ven a sus familiares, puesto que tienen larga experiencia en su cuidado? No pretendo decir que la familia tenga que opinar sobre cuestiones estrictamente médicas, la cuestión es más lógica y más sutil, se trata de establecer un diálogo, de que escuchen tu opinión sobre lo que sabes del día a día de la/el paciente. Lo ideal sería que el sistema sanitario cubriera todas las necesidades médicas y humanas de la persona hospitalizada y que la familia llevara al centro hospitalario el 165


Discriminaciones por razón de género

afecto que la enferma o el enfermo necesita. Pero dada la falta de personal sanitario actual, parece complicado que a corto plazo esto sea posible, mientras tanto, humanicemos el trato hacia las familias que cuidan y que desarrollan una actividad imprescindible.

2.3.9 Yo cuido, tú cuidas, ¿él cuida?67 (enero de 2018) Nacemos dependientes y, en la mayoría de los casos, dejamos esta vida dependiendo del cuidado de otras/os. En la mayor parte de las sociedades el cuidado de las criaturas al nacer ha recaído en las mujeres, los hombres se mantenían lejos de estas tareas. Lo mismo sucedía con el resto de las labores de la casa, eran las mujeres de la familia las encargadas de barrer, cocinar, planchar, lavar..., atender a las personas mayores, además de atender el huerto o cuidar del ganado, cuando vivían en zonas rurales. También realizaban estas labores para otras personas, cobrando un pequeño salario del que no se hablaba, a pesar de que en muchas ocasiones era fundamental para el mantenimiento de la familia. Unas tareas que podían ser realizadas por cualquiera, para las que no era necesaria una preparación específica, pero las amas de casa han sido siempre minusvaloradas, a pesar de desarrollar múltiples labores que cuando las realizan los hombres se valoran como trabajo profesional. Artículo publicado en Ágora RSC. https://www.agorarsc.org/yo-cuido-tu-cuidasel-cuida/ 67

166


Caminando hacia la igualdad

Vivimos nuevos tiempos y muchas cosas han cambiado, por supuesto, pero si analizamos las condiciones de vida de mujeres y de hombres con ojo crítico o con gafas violetas, nos encontramos con una realidad poco idílica. Cuidar se plantea a menudo como algo sublime, se habla de lo gratificante que es cuidar a las personas de nuestro entorno, de darles cariño, afecto. Pero cuidar, no lo olvidemos, conlleva mucho sacrificio, frustraciones, renuncias; supone dejar una parte de tu vida aparcada para cuando las circunstancias lo permitan. Cuando se mitifica el cuidado se tiende a olvidar que para dar el afecto que una persona necesita, también es necesario disponer de tiempo propio. Parafraseando a Virginia Woolf, se necesita una habitación propia para tener aislamiento y descanso. Bien sabemos que quienes se ven inmersas en el trabajo de cuidar raramente disponen de esparcimiento y relax. Se habla mucho últimamente de que hay que revalorizar los cuidados. Por supuesto que hay que valorar el trabajo de cuidar, pero para comenzar a darle valor lo primero es compartirlos. Los hombres deben ser parte activa en el cuidado de las criaturas desde el momento del nacimiento y de las personas mayores que necesiten atención diaria y continua. Las mujeres actualmente tienen formación más que sobrada, ¿por qué entonces siguen siendo ellas las que principalmente se ocupan en trabajos de cuidados? ¿Por qué cuando los hombres se incorporan a una profesión feminizada, su trabajo siempre se considera 167


Discriminaciones por razón de género

de categoría superior? ¿Por qué la atención a la dependencia sigue siendo un trabajo femenino? Resulta cuanto menos curioso que los hombres, tan poco propensos a cuidar de las criaturas al nacer o de las personas mayores, tengan tan buena disposición a cuidar de las mujeres. En muchas ocasiones los hombres que las controlan, humillan y maltratan, intentan justificar su postura diciendo que lo hacen porque las quieren, porque quieren protegerlas del mundo, de los riesgos que corren saliendo a la calle solas, vistiendo de determinada manera o a determinadas horas. Olvidan esos supuestos cuidadores que son ellos, los hombres, quienes insultan, piropean, atacan y, en última instancia, golpean o asesinan porque ellas no les obedecen. Volviendo a Virginia Woolf, parece que más que pensar que ellas necesitan protección, son ellos los que necesitan verse como salvadores, como protectores de unas mujeres que ni desean ni necesitan ser protegidas. No entienden que en eso de cuidar, las mujeres saben mucho, que desde la cuna se les educa para dejar de lado sus necesidades y dedicarse al cuidado de los demás. Por ello saben cuidar de niñas y niños, de personas mayores y dependientes y también saben cuidarse a sí mismas, no necesitan de un hombre protector. Es más, los hombres que tan preocupados parecen porque no sean agredidas o insultadas, lo tienen fácil, deben dejar de actuar como machos protectores e incriminar a los miembros de su sexo que lo hacen. Deben dejar de reír las gracias sexistas, los chistes ofensivos para las mujeres, de alardear de sus 168


Caminando hacia la igualdad

conquistas sexuales, muchas veces inventadas para demostrar su hombría; dejar de presentarse con actitudes agresivas, de demostrar que son fuertes y poderosos. En definitiva, que comiencen a ser personas afables, sensibles, empáticas, colaboradoras. Cuando los hombres desarrollen esas capacidades que tanto alaban en las mujeres, tal vez entiendan que pueden desarrollar sus capacidades cuidadoras, que indudablemente tienen, haciéndose cargo de quienes de verdad lo necesitan: las criaturas al nacer y las personas que por sus capacidades específicas o por su edad precisan atención.

2.4 BRECHA SALARIAL 2.4.1 Introducción Las mujeres cobran menos que los hombres, es una realidad indiscutible que no podemos obviar y que pone sobre el tapete la discriminación por género existente en el mercado laboral. Las mujeres cobran menos que los hombres en todos los sectores económicos, sea cual sea el nivel profesional o educativo, la edad, el tipo de jornada, etc. Tanto es así, que diferentes organismos internacionales han definido esta situación y se le ha dado un nombre: Brecha Salarial de Género, definida como la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo. 169


Discriminaciones por razón de género

Es evidente que la brecha salarial de género es una discriminación que no tiene justificación. Tras muchos años incorporadas al mercado laboral y, en muchos casos, con más formación que los hombres, ¿por qué esta diferencia? Es una cuestión que está en la agenda de todos los partidos que han presentado proposiciones de ley para eliminarla. Sin un cambio estructural poco avanzaremos. Los datos sobre la desigualdad salarial o brecha salarial, varían en función de los parámetros que se tomen como referencia o los estudios que se analicen. He optado por dejar los artículos como fueron publicados, pues pienso que refleja la importancia que en cada momento se daba, o daba yo, a los diferentes parámetros.

2.4.2 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (febrero de 2011)

El 18 de noviembre de 2008, el Parlamento Europeo68 declaró el 22 de febrero Día de la Igualdad Salarial. La resolución del Parlamento Europeo comenzaba diciendo: Considerando que por término medio, el salario de las mujeres en la Unión Europea es inferior en un 15% al de los hombres y hasta en un 25% en el sector privado; que la diferencia de retribución entre hombres y mujeres oscila entre el 4% y más del 25% en los Estados miembros y no parece dar http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+TA +P7- TA- 2012-0225+0+DOC+XML+V0//ES#def_1_3 68

170


Caminando hacia la igualdad

signos de reducirse significativamente..., de esta forma insta a los estados miembros a sumarse a esta iniciativa. En España, el 26 de febrero de 2010, el Consejo de Ministros acordó promover el reconocimiento del 22 de febrero como Día Internacional por la Igualdad Salarial. La brecha salarial de género fue uno de los temas prioritarios de la II Cumbre Europea de Mujeres en el Poder celebrada en Cádiz. Según el informe del INE “Mujeres y Hombres en España”69, en 2010 la brecha salarial seguía siendo una realidad que no se podía soslayar. Ellas siguen cobrando menos que los hombres, sea cual sea su ocupación, su formación, su jornada laboral. En los niveles de ingresos más bajos, las diferencias salariales son mayores. No hace falta ver más datos para observar que no se avanza mucho. Lo que importa es analizar el por qué de estas diferencias salariales. La respuesta es que la igualdad de oportunidades está aún lejos de lograrse, la maternidad y la falta de corresponsabilidad en el trabajo del cuidado de la familia sigue siendo un rol atribuido a las mujeres que condiciona su carrera profesional. Mientras sigamos realizando la mayor parte del trabajo doméstico, entendido en sentido amplio, mientras seamos nosotras quienes nos acojamos a la jornada laboral reducida al tener hijas/os, mientras la obligación y la responsabilidad del cuidado de las personas mayores de nuestro entorno familiar sea nuestra, el po69.http://www.upm.es/sfs/Rectorado/Gerencia/Igualdad/Documentos/MUJERES

%20Y%20HOMBRE%20EN%20ESPA%C3%91A%202010.pdf

171


Discriminaciones por razón de género

der adquisitivo de las mujeres seguirá siendo inferior al de los hombres.

2.4.3 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (II) (febrero de 2012)

Un año más tenemos que denunciar que las mujeres sufren discriminación salarial y, lo que es más preocupante, todo indica que la situación de crisis por la que atravesamos va a aumentar más la brecha. El año pasado señalábamos que tanto en Europa como en España se reconocía la necesidad de trabajar para eliminar la brecha salarial de género. El hecho de que sigan produciéndose hoy en día se debe a desigualdades de género más amplias en los planos económico y sociales70, señala la comisión de Justicia de la UE. También indica las ventajas que tendría eliminar las diferencias salariales:  Creación de una sociedad más justa e igualitaria  Creación de empleos de calidad  Beneficios para las empresas, las/os trabajadoras/es y la economía  Disminución del número de procesos y reclamaciones  Recuperación económica

Los datos se refieren al documento de la Comisión de Justicia de la UE “Cómo combatir las desigualdades salariales entre mujeres y hombres en la Unión europea”. http://ec.europa.eu/justice/gender-equality/gender-pay-gap/files/gpg2011leaflet_es.pdf 70

172


Caminando hacia la igualdad

Por término medio, en todos los sectores de la economía de la UE, las mujeres ganan aproximadamente un 17% menos que los hombres. La promoción de la igualdad de género es fundamental para acabar con diferencias salariales entre hombres y mujeres y para cumplir los objetivos de la Estrategia Europea 202071, estrategia de crecimiento de la UE para la próxima década. Hace unos días la revista Marie Claire publicó un artículo para denunciar las desigualdades. Ocho mujeres francesas, conocidas por su trayectoria política o profesional, respondían a preguntas como:  Si yo fuera un hombre, ¿me habrían tratado así?  ¿Estaría peor pagada que mis colegas masculinos a pesar de tener las mismas responsabilidades y competencias?  ¿Me encontraría mi mesa ocupada a la vuelta de una baja por maternidad?  ¿Tendría que aguantar las bromas sexistas de un compañero de trabajo? Es importante que mujeres con repercusión pública se posicionen sobre los entornos de desigualdad a los que tienen que enfrentarse por el hecho de ser mujeres. Es también importante la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la inclusión de las semanas de maternidad en el plan de incentivos de la empresa: “(…) declara el derecho de las trabajadoras de la empresa demandada, que por razón de nacimiento de hijo han estado en situación de http://ec.europa.eu/archives/commission_2010-2014/president/news/documents/pdf/ 20100303_1_ es.pdf 71

173


Discriminaciones por razón de género

descanso obligatorio de seis semanas inmediatamente posteriores al parto, a que dicho periodo les sea computado como jornadas productivas a los efectos del Plan de Incentivos 2010”.

2.4.4 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (III) (febrero de 2013)

Cada 22 de febrero surgen los mismos debates: es un tópico eso de que las mujeres cobren menos que los hombres, en mi trabajo eso no sucede, puede que cobren menos pero es porque trabajan menos horas. Son un ejemplo de los argumentos que cada año nos encontramos quienes reivindicamos la igualdad salarial. No importa que las estadísticas digan que una mujer tiene que trabajar 82 días más que un hombre para cobrar lo mismo, que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad declare que las mujeres perciben un salario anual en torno a un 20% inferior al de los hombres por trabajos iguales o de igual valor. Aunque el Informe de Impacto de Género diga que una mujer puede llegar a cobrar un 41,3% menos que un hombre, muchas personas siguen negando la realidad y afirmando que eso no es cierto. Vivimos un momento de crisis que está teniendo importantes repercusiones en el empleo de mujeres y hombres y parece que la difícil situación que vivimos lleva a negar la evidencia: sea cual sea el dato que tomemos como referencia, ellas siguen viviendo una situación de desigualdad o, diciéndolo más claro, de 174


Caminando hacia la igualdad

discriminación. La tasa de actividad femenina ha aumentado en los últimos años hasta situarse en el 53,42% en el cuarto trimestre de 2012, pero sigue siendo inferior a la masculina, que es del 66,52%. La tasa de paro de los hombres es del 25,58%, la de las mujeres es del 26,55%. Según el informe de UGT “Diferencias sobre desigualdades salariales”72, la brecha salarial se ha ido reduciendo en España, situándose al nivel de la media europea. Señala también que la brecha salarial está produciendo una importante brecha social, los bajos salarios afectan a un asalariado de cada seis en la Unión Europea en 2010, de los cuales un 21% son mujeres y un 13,3 % hombres. La desigualdad en las retribuciones tiene otro problema añadido, y es que se perpetúa. Es una bomba de relojería que no se desactiva, y puede ser cada vez peor, porque tener un salario más bajo implica tener una prestación por desempleo y una pensión de jubilación más baja, según explica la eurodiputada holandesa Ria Oomen-Ruijtenj. Como podemos ver en el informe de UGT, existe un marco legal tanto a nivel internacional como europeo o español en materia de igualdad salarial. La primera referencia la tenemos en el Convenio 100 de la OIT de 1950 y la última en el Parlamento Europeo, donde el 12 de diciembre de 2012 se aprobó la resolución sobre la situación de los derechos fundamentales en la Unión Europea. En ella insta a la UE y a los 72.http://www.rtve.es/contenidos/documentos/ugt_informe_desigualdad_salarial_2

013.pdf

175


Discriminaciones por razón de género

Estados miembros a que dupliquen sus esfuerzos para conseguir los objetivos del Pacto Europeo por la Igualdad de Género (2011-2020) y a que adopten medidas para tratar la brecha salarial entre hombres y mujeres, así como la segregación ocupacional. Ante tanta evidencia, ¿por qué se sigue negando la realidad? ¿Por qué no se tienen en cuenta los datos estadísticos en este ámbito y sí se consideran para cualquier otro análisis?

2.4.5 Brecha salarial de género y su relación con la conciliación (julio de 2013)

El 28 de junio de 2013 se publicó la Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE)73 relativa al año 2011. Los datos no dejan lugar a dudas: la brecha salarial de género no desaparece. La ganancia media anual fue de 25.667,89 euros para los hombres y de 19.767,59 euros para las mujeres, 5.900,3 euros menos. Quiero relacionar estos datos con un artículo publicado unos días antes: “Efectos perversos de la Ley para la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar en España”74. En él se analizaban los resultados de un estudio sobre la Ley 39/1999 para Promover la Conciliación de la Vida Laboral y Familiar de las Personas http://www.ine.es/prensa/np790.pdf http://nadaesgratis.es/cabrales/efectos-perversos-de-la-ley-para-la-conciliacionde-la-vida-laboral-y-familiar-en-espana-2 73 74

176


Caminando hacia la igualdad

Trabajadoras en España. Los resultados del estudio están claros:  Son las mujeres, y no los hombres, quienes se acogen a la reducción de la jornada por motivos familiares tras la aprobación de la ley.  Las mujeres que se acogen a la reducción de jornada por motivos familiares son las que trabajan con contrato indefinido y no las que lo hacen con contrato temporal. Según la Encuesta Anual de Estructura Salarial75, la ganancia media por hora trabajada es inferior para ambos sexos cuando se trabaja a tiempo parcial. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 201376, un total de 235.000 mujeres, de entre 30 y 44 años de edad, trabajan a tiempo parcial en España, alegando como motivo el cuidado de niñas/os o de familiares mayores con alguna discapacidad. El estudio es bastante definitivo: La ley de 1999 para promover la conciliación de la vida laboral y familiar, lejos de solucionar el problema, puede haberlo empeorado. Si la ley provoca que la temporalidad se perpetúe para las mujeres jóvenes esto empeora las posibilidades de conciliación para este grupo de trabajadoras al verse ancladas en este tipo de contrato durante más tiempo. Hay otro dato que el citado artículo señala y que hemos comentado en muchas ocasiones: las mujeres sufren discriminación en el empleo por el mero hecho de que puedan ser madres: Si las empresas temen que una mujer joven acabe pidiendo la reducción de jornada 75 76

http://www.ine.es/prensa/np916.pdf http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epa0214.pdf

177


Discriminaciones por razón de género

cuando tenga hijos pueden muy bien dejar de contratar a esa mujer previamente, aunque en ese momento no tenga responsabilidades familiares. Sigue el citado estudio: Los resultados indican que tras la aprobación de la ley, las empresas se muestran más reacias a contratar mujeres jóvenes y/o a ofrecer un contrato indefinido a mujeres jóvenes, en edad de tener hijos. En su lugar, existe una mayor tendencia de las empresas a contratar o bien a hombres en la misma franja de edad o a mujeres jóvenes pero con contrato temporal. El 16,38% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), frente al 6,8% de los hombres. Si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 9,97% de los hombres presentaron unos salarios cinco veces superiores al SMI, frente al 4,41% de las mujeres. La proporción de personas con ganancia baja es del 18,9% y, de estos trabajadores, el 64,25% fueron mujeres. Podríamos seguir analizando más datos, pero está claro que las desigualdades de género siguen siendo una realidad y que es necesario trabajar en una línea diferente a la de la conciliación para posibilitar la igualdad de oportunidades. Es imprescindible apostar por la corresponsabilidad en el cuidado, pues mientras mujeres y hombres no se comprometan por igual en la atención a niñas, niños y personas dependientes, poco avanzaremos. La brecha salarial de género seguirá siendo una asignatura pendiente y las mujeres seguirán desarrollando una doble jornada laboral: trabajo remunerado y trabajo no remunerado, para encontrarse con 178


Caminando hacia la igualdad

una situación de menor poder adquisitivo, tanto en el presente como en el futuro: las mujeres perciben de media pensiones un 39% menores que los hombres en toda la Unión Europea. La ministra Ana Mato decía: El Gobierno trabaja en un plan por la igualdad y contra la discriminación salarial para que las mujeres no cobren un 20% menos que los hombres por desempeñar el mismo trabajo. Recordamos a la ministra que para eliminar la brecha salarial de género hay que eliminar todas las desigualdades existentes y trabajar para que la igualdad de oportunidades sea real, no un tema al que se dedica un titular y se olvida como si ya se hubiera resuelto.

2.4.6 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (IV) (febrero de 2016) En estos días se publican estadísticas, informes, etc., para ver si la brecha salarial de género ha disminuido. Podemos citar cualquiera de ellas, pues todas llegan a la misma conclusión: la brecha de género sigue ampliándose y la desigualdad se acentúa día a día. Los datos que se barajan sitúan la desigualdad salarial en España en torno al 24%, si la referencia es la Encuesta Anual de Estructura Salarial o del 19% si tomamos como referencia Eurostat. En este caso lo que se analiza es el salario/hora; pero en España se toma como referencia el salario bruto anual, por eso la diferencia salarial es más alta, pues a la diferencia sala179


Discriminaciones por razón de género

rio/hora hay que sumar otros factores que producen discriminación, como son el tipo de empleo al que tienen acceso las mujeres o el trabajo a tiempo parcial que, como bien sabemos, son ellas las que en mayor medida se ven obligadas a aceptar. Sea como sea, lo preocupante es que las mujeres cobran menos que los hombres y eso supone que en el futuro su nivel de vida será también peor. Si a estos datos añadimos que la tasa de paro de las mujeres es superior a la de los hombres, 22,52% y 19,49%, respectivamente, y que la tasa de actividad es también menor, 53,79% frente al 65,37% de los hombres, tenemos un panorama sombrío y que tiene alarmantes consecuencias no sólo para las mujeres, sino para sus hijas e hijos. Debemos recordar que son muchas las que forman hogares monomarentales y, según el informe de Save the Children: La tasa de pobreza en los niños que viven en hogares formados por madres solas es de un 54%, 12,5 puntos más que en el conjunto de la población infantil y el doble que en el total de la población77. Es decepcionante escribir cada año en esta fecha y constatar que la desigualdad de género continúa, que las mujeres se ven abocadas a aceptar empleos de peor calidad, a reducir su jornada laboral o bien a apartarse temporalmente del mercado laboral para cuidar de su familia. La maternidad, tan ensalzada socialmente, les penaliza y les deja en una situación de indefensión.

https://www.savethechildren.es/notasprensa/mas-de-la-mitad-de-los-ninos-queviven-con-madres-solas-son-pobres 77

180


Caminando hacia la igualdad

Cuando estos días leemos la prensa, parecería que la sociedad está concienciada, que todas y todos estamos de acuerdo en que la desigualdad salarial no está justificada, pero si esto está tan claro, ¿por qué se permite que las empresas no valoren el talento femenino? ¿Por qué las mujeres tienen que seguir demostrando su valía en mayor medida que los hombres para acceder a puestos de responsabilidad? ¿Por qué las mujeres están siempre en segunda fila en los partidos políticos? Actualmente vemos cómo los líderes de los principales partidos (que siempre son hombres) se reúnen para formar gobierno, ¿dónde están las mujeres de esos partidos? ¿No hay ninguna con capacidad para estar en los primeros puestos y ser parte activa en la toma de decisiones que nos afectan? Son muchas las facetas de la vida social y política que tienen que cambiar para que la igualdad salarial se logre. No vale hacer declaraciones de principios y pronunciarse a favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, hay que demostrarlo en el día a día, en las actuaciones cotidianas. Sólo cuando esto sea así la igualdad salarial dejará de ser una utopía.

2.4.7 ¿Igualdad de género? Ni está ni se la espera (noviembre de 2016)

El 24 de octubre las mujeres de Islandia se manifestaron para protestar por la brecha salarial de género. Conmemoraban la huelga de 1975 en la que el 90% de 181


Discriminaciones por razón de género

las mujeres se tomaron un día libre, se negaron a trabajar, cocinar y a realizar los trabajos de cuidados que se consideran propios de las mujeres. En Reykjavik se concentraron más de 25.000 para debatir. Cuarenta y un años después la diferencia salarial sigue siendo una realidad en un país que se considera el mejor para ser mujer, un país en el que la desigualdad es la más baja de Europa, según el informe del Foro Económico Mundial “Índice Global de la Brecha de Género”78, que señala que si seguimos al ritmo actual, la igualdad entre mujeres y hombres tardará 170 años, es decir, que hasta el 2186 seguirán discriminadas. España se sitúa en el puesto 25 del ranking. Recordemos que se analizan cuatro áreas: • Participación y oportunidades en la actividad económica • Logros educativos • Salud general • Empoderamiento político Si analizamos el informe “Bajan los salarios, crece la desigualdad: el impacto de las diferencias salariales en los hogares”, realizado por Intermón Oxfam, la crisis económica ha provocado una devaluación generalizada de los sueldos, que han disminuido una media del 6,1% entre 2008 y 2014. Señala asimismo que esta diferencia salarial afecta especialmente a las mujeres trabajadoras, que ganan un 18,8% menos que los hombres. Esto significa que las mujeres trabajan 50 días más que los hombres para conseguir el mismo salario. https://imco.org.mx/competitividad/informe-global-de-la-brecha-de-genero2016- via-wef/ 78

182


Caminando hacia la igualdad

¿Por qué no avanzamos? ¿Por qué las mujeres siguen cobrando menos que los hombres? ¿Por qué la crisis les afecta más? Muy simple, porque a los hombres les interesa, porque son ellos quienes tienen el poder económico y político y, en consecuencia, son ellos los que toman las decisiones. Centrándonos en España, son muchos los aspectos en los que la desigualdad se hace patente. Las mujeres siguen infrarrepresentadas en el Parlamento y en el Senado, pero lo más grave es que casi a diario una mujer es asesinada sin que la sociedad se inmute.

2.4.8 La brecha salarial de género no es cosa del gobierno (enero de 2018)

No nos metamos en eso, ha asegurado Mariano Rajoy cuando le han preguntado en una entrevista si se debe obligar por ley a las empresas a equiparar los sueldos de mujeres y hombres. Dice que los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias. El artículo 14 de la Constitución dice: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Escuchando lo que dice el presidente caben varias opciones: 1) que no conoce la Constitución, 2) que no sabe lo que es discriminación, 3) que ha entendido literalmente dicho artículo y como habla de “los hombres” ha considerado que las mujeres no estamos 183


Discriminaciones por razón de género

incluidas en el texto constitucional, 4) que, como es habitual en él, hable sin pensar en lo que dice y sin pensar en la transcendencia de sus declaraciones, por señalar algunas de las posibilidades que se me ocurren. En cualquier caso, avergüenza que el presidente del gobierno zanje un tema tan grave como es la brecha salarial de género, con semejante declaración. Tal vez no se haya enterado Rajoy de que hay países que están tomándose muy en serio la discriminación salarial de las mujeres. Hay que recordarle que países como Islandia o Alemania van a sancionar a las empresas que discriminen. No creo que sea necesario explicarle al presidente que cobrar menos por realizar el mismo trabajo es una discriminación. Podría informarse de estas cuestiones en la página del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad79, donde se dice: El derecho a la igualdad salarial y a la no discriminación retributiva entre mujeres y hombres es un derecho reconocido expresamente en la Constitución Española (artículo 35 CE), en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo (artículo 5), y en el Estatuto de los Trabajadores, cuyo artículo 28 dispone:  El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquélla. 79.https://www.mscbs.gob.es/ssi/igualdadOportunidades/iEmpleo/Igualdad_salaria

l/home_igualdad_salarial.htm

184


Caminando hacia la igualdad 

En el ámbito internacional, el Convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al objeto de promover y garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, conmina a los Estados a garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor.

Está claro que corresponde al Estado garantizar la igualdad salarial. ¿Qué funciones tiene Mariano Rajoy como presidente del gobierno? Al decir, los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias, parece echar balones fuera. De balones si parece estar mejor enterado, pues en esa misma entrevista se refiere al mundial de fútbol como si fuera cuestión de Estado.

2.5 A MODO DE RESUMEN: ¿POR QUÉ NO AVANZAMOS? Repasando lo que he publicado en estos años y viendo estudios actuales resulta decepcionante ver lo poco que avanzamos. Según el “Informe Mundial sobre Salarios 2016/2017”80, la brecha de género se ha incrementado en la salud, la educación, la política y la economía. En el caso de España la brecha salarial aumenta, así como la falta de paridad en puestos de https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/--publ/documents/publication/wcms_541632.pdf 80

185


Discriminaciones por razón de género

dirección. El informe señala también que numerosos estudios sugieren que una mayor igualdad de género conduce a un mejor desarrollo económico. ¿Por qué esta resistencia a la igualdad? A veces la respuesta es tan clara que tendemos a obviarla. El poder económico y político sigue en manos de los hombres, son ellos los que toman las decisiones, los que determinan las políticas y los que deciden las medidas que se van a implantar. Para ellos, no lo olvidemos, los roles de género que la sociedad patriarcal les asigna no les pone límites, al contrario, les impulsa a dominar y tomar decisiones, a ocupar el espacio público y olvidarse del cuidado de la familia. El trabajo de cuidar no les incumbe. La maternidad discrimina y es un freno para la carrera profesional de las mujeres, lo escuchamos una y otra vez, pero poco se hace para modificar esta situación. En varios artículos he señalado algunas medidas que considero imprescindibles para avanzar en igualdad. He destacado también que en estos momentos se están impulsando medidas para eliminar la brecha salarial, para facilitar la conciliación, para que las mujeres no vean limitado su acceso a puestos de alta dirección, etc. Ahora queda la esperanza de que las políticas que se pongan en marcha sean efectivas.

186


Caminando hacia la igualdad

3. DEFINIENDO CONCEPTOS “Yo no deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas”. Mary Wollstonecraft

3.1 CONCEPTOS BÁSICOS 3.1.1 Introducción A menudo utilizamos expresiones dando por supuesto que no hay ninguna duda sobre su significado, pero no siempre es así, y lo vemos muy claramente cuando hablamos de conciliación, corresponsabilidad, igualdad de género, etc., por ello me pareció oportuno definir estos conceptos que son importantes para dejar claro de qué se está hablando. A lo largo de los años he podido comprobar que fue un acierto analizar el significado de las palabras que manejamos a diario cuando hablamos de feminismo, de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. En estos momentos en que declararse feminista parece estar de moda, es importante conceptualizar términos que son determinantes a la hora de entender el posicionamiento del que parto. Los conceptos tienden a tergiversarse y nada mejor que utilizarlos fuera de contexto o abusar de su uso para desvalorizarlos.

187


Definiendo conceptos

Las movilizaciones feministas en los últimos años han sido de tal calado que nos encontramos con políticas y políticos que se definen como feministas de forma desvergonzada, cuando en su día a día sus actitudes y sus maneras de hacer política ponen de manifiesto que llamarse a sí mismos feministas es, cuanto menos, un absurdo y una manipulación. Dice Celia Amorós que conceptualizar es politizar y politizar es conceptualizar81; tal vez si hubieran leído a la gran filósofa se lo hubieran pensado un poco. 3.1.2 Definiendo conceptos (mayo de 2010) Mi trayectoria profesional me ha llevado a impartir talleres sobre igualdad y conciliación en diferentes ámbitos: en cursos de formación ocupacional, a responsables de RR.HH., en empresas, en asociaciones, etc. En muchas ocasiones me he encontrado con las mismas críticas que podemos ver en los medios de comunicación. Los temas que más se cuestionan son:  ¿Es necesario un Ministerio de Igualdad?  ¿Cuáles son las competencias de su titular?  ¿Es necesaria una Ley de Igualdad?  ¿Existe realmente discriminación por razón de género en las empresas?  ¿Son necesarias las medidas de acción positiva para posibilitar la igualdad entre mujeres y hombres en las empresas? 81

https://www.youtube.com/watch?v=v_xOnIGkTQ8

188


Caminando hacia la igualdad  ¿Es verdad que la igualdad es sólo cosa de mujeres?  ¿Se discrimina

a los hombres al implantar medidas

de igualdad?  ¿Por qué hablamos de género? El rechazo que muchas veces provocan estos temas viene dado por la predisposición previa y por la inexactitud en la comprensión de los términos. Mi experiencia me ha hecho ver que cuando aclaramos el significado real de conceptos como igualdad de oportunidades, conciliación de la vida familiar, laboral y personal, acciones positivas, discriminación de género, etc., las posiciones iniciales cambian y podemos comenzar a debatir el tema de la igualdad entre mujeres y hombres.

3.1.3 Definiendo conceptos: ¿por qué hablamos de género? (mayo de 2010)

La utilización del término género se ha popularizado en los últimos años y ello a pesar de las críticas que, por diferentes razones, rechazan la utilización del término.  Sexo: se refiere a las características biológicas diferenciales que existen entre mujeres y hombres.  Género: conjunto de ideas, creencias, representaciones y atribuciones sociales construidas en cada cultura tomando como base la diferencia sexual.

189


Definiendo conceptos

El término lo habían utilizado en antropología John Money y Robert Stoller82 en 1955, haciendo alusión a las connotaciones culturales en la formación de la identidad sexual. Desde el movimiento feminista se acuña para analizar y explicar las relaciones de poder y subordinación entre los sexos, aunque ya Simone de Beauvoir (1949) había dicho: no se nace mujer, se llega a serlo. Ningún destino biológico, sociológico o económico determina la figura que presenta la hembra humana en la sociedad: es la civilización como un todo la que produce esa criatura, intermedia entre hombre y eunuco, que se describe como femenina. Es evidente que está hablando de género. Rosa Cobo Bedia83 sitúa el origen de la noción de género en el siglo XVII con el pensamiento de Poulain de la Barre quien considera que la desigualdad social entre hombres y mujeres no es consecuencia de la desigualdad natural, sino que, por el contrario, es la propia desigualdad social y política la que produce teorías que postulan la inferioridad de la naturaleza femenina. El sistema sexo-género es una categoría de análisis que ha sido introducida en las ciencias sociales en los últimos años y que nos permite cuestionar nuestros valores y creencias en las relaciones entre los sexos. Fue Gayle Rubin84 (1975) quien enunció la teoría sexo-género que permite distinguir los rasgos biológicos de los culturales o sociales y rompe la vinculación 82.http://www.op.org/sites/www.op.org/files/public/documents/fichier/conceptos__de

__genero__y__desarrollo.pdf 83 Rosa Cobo Bedia en 10 palabras claves sobre mujer. Celia Amorós, directora. 84 http://www.redalyc.org/pdf/159/15903007.pdf

190


Caminando hacia la igualdad

existente entre género y sexualidad al afirmar la construcción social de estas categorías. Define el género como: El conjunto de convenciones mediante las cuales una sociedad transforma la sexualidad biológica en productos de la actividad humana y en la que se satisfacen esas necesidades sexuales transformadas. A nivel político el concepto de género se comienza a utilizar tras la IV Conferencia de Acción de Beijing85 (1995) que lo definió así: El género se refiere a los papeles sociales construidos para la mujer y el hombre asentados en base a su sexo y dependen de un particular contexto socioeconómico, político y cultural, y están afectados por otros factores como son la edad, la clase, la raza y la etnia. Hablar de género está sobradamente justificado y por ello defiendo el uso del término para entender y analizar la situación que mujeres y hombres tenemos hoy en día. El género condiciona nuestra forma de actuar, de entender el mundo, de relacionarnos y marca el desarrollo de nuestras capacidades. La construcción social del género ha considerado a las mujeres tradicionalmente como seres inferiores, delimitando sus funciones a la reproducción y confinándolas al espacio privado. El espacio público estaba, y en parte sigue estando, reservado a los hombres. Es necesario romper los roles y estereotipos de género para que mujeres y hombres vivamos en condiciones de igualdad.

85http://www.un.org/womenwatch/daw/beijing/pdf/Beijing%20full%20report%20

S.pdf

191


Definiendo conceptos

3.1.4 Definiendo conceptos: discriminación positiva (mayo de 2010)

Según la Real Academia Española (RAE) discriminar es:  Seleccionar excluyendo.  Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc. Discriminación positiva (RAE): Protección de carácter extraordinario que se da a un grupo históricamente discriminado, especialmente por razón de sexo, raza, lengua o religión, para lograr su plena integración social.

El término discriminación de género hace referencia a las situaciones de desigualdad que sufren las personas por razón de su sexo. Es un fenómeno social, puesto que son necesarias representaciones de ambos sexos para que pueda darse esta situación. Teresa Pérez del Río86 califica la discriminación como un concepto complejo, dinámico y de significado difuso. La discriminación puede ser directa o indirecta. 

Discriminación directa: Toda forma de tratamiento, acto u omisión, con resultado perjudicial, que tiene como condicionante abierto o manifiesto la causa que se intenta erra-

https://www.amit-es.org/sites/default/files/pdf/publicaciones/teresa_% 20perez_2006.pdf 86

192


Caminando hacia la igualdad

dicar por la normativa de tutela antidiscriminatoria, en nuestro caso el sexo87. Los individuos integrantes de los grupos discriminados son sujetos de discriminación no como tales individuos, sino por pertenecer al grupo y el tratamiento peyorativo que reciben. Discriminación indirecta: Consiste en un comportamiento aparentemente neutro pero con resultado perjudicial para un grupo caracterizado por determinadas causas que las normas pretenden eliminar. El concepto de discriminación indirecta nace en Estados Unidos como consecuencia de las reivindicaciones de las minorías negras contra la segregación que sufrían. En los años sesenta las políticas de igualdad trascenderán la esfera de lo racial para incluir consideraciones de sexo y religión. Con el tiempo acabarán dando cobertura a factores de edad, orientación sexual o discapacidad.

Desde el momento en que se han puesto en marcha medidas de igualdad entre mujeres y hombres, se ha comenzado a hablar de discriminación positiva o discriminación inversa que, como hemos dicho, es un término controvertido a pesar de que la RAE la acepta y define. La Directiva Europea 76/207/CEE declara que no se opondrá a las medidas encaminadas a promover la 87

Idem

193


Definiendo conceptos

igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, en particular para corregir las desigualdades de hecho que afecten a las oportunidades de las mujeres en las materias contempladas en el apartado 1 del artículo 188. Sin embargo, las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, en los casos Kalanke89 y Marschall90, parecen limitar la aplicación de dicha directiva. A menudo se utiliza el concepto de discriminación positiva como sinónimo de acción positiva pero considero que son términos que no deben equipararse. Simplificando podemos decir que:  La acción positiva significa aplicar medidas en el punto de partida.  La discriminación positiva sería en el punto de llegada. En la presentación del libro Cine y género en España, la directora Inés París, para explicar lo que desde la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) se plantea para el cine, ponía un ejemplo que me pareció muy gráfico y claro: pongamos, por ejemplo, el golf; sería válido que de salida las mujeres tuvieran 5 metros de ventaja, partiendo del hecho de que tienen menos fuerza, pero que, cuando se llega al hoyo, no se adelante la bola de las mujeres. El primer caso sería una acción positiva, el segundo 88

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE-L-2006-81416

89.http://curia.europa.eu/juris/showPdf.jsf;jsessionid=9ea7d2dc30d61010d7b6db6f

4631a329c2fd88f6aebd.e34KaxiLc3qMb40Rch0SaxyMbNr0?text=&docid=99475&p ageIndex=0&doclang=ES&mode=lst&dir=&occ=first&part=1&cid=789231 90.http://curia.europa.eu/juris/showPdf.jsf?text=&docid=43455&pageIndex=0&do clang=es&mode=req&dir=&occ=first&part=1&cid=146486

194


Caminando hacia la igualdad

discriminación positiva. Al igual que Inés Paris defendía para el cine la primera propuesta, abogo por este tipo de medidas que no discriminan, sino que corrigen desigualdades.

3.1.5

Definiendo conceptos: acción positiva (mayo de 2010)

Las acciones positivas son medidas dirigidas a eliminar las desigualdades existentes contra grupos históricamente discriminados. Son medidas temporales con las que se pretende suprimir y compensar las desventajas existentes. Cuando hablamos de discriminación de género, las medidas de acción positiva tienden a eliminar las desigualdades que históricamente sufren las mujeres como consecuencia de los roles y estereotipos que la sociedad les impone. La legislación internacional, europea y española rechazan todo tipo de discriminación por razón de sexo. A nivel internacional, el primer instrumento jurídico en el que se recoge la estrategia de Acción Positiva es la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (ONU, 18-12-1979), ratificada por España el 16 de diciembre de 1983. La Ley de Igualdad en el Título I, artículo 11, dice: Con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad, los Poderes Públicos adoptarán medidas específicas a favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres. Tales medidas serán 195


Definiendo conceptos

aplicables en tanto subsistan dichas situaciones, habrán de ser razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso91. El Consejo de las Comunidades Europeas recomienda a los estados miembros que adopten políticas de acción positiva para eliminar las desigualdades que de hecho sufren las mujeres en su vida profesional y conseguir una participación equilibrada en las profesiones y niveles jerárquicos. Es necesario diferenciar las acciones positivas de las acciones protectoras que tradicionalmente se han aplicado para proteger a las mujeres. Acciones protectoras son aquellas que conceden ventajas al sexo femenino por considerarle inferior o más débil. Se hace la excepción de las medidas protectoras de la maternidad y el embarazo. Es importante señalar que las acciones protectoras son medidas paternalistas que se han aplicado en las sociedades patriarcales y que tienden a consolidar el rol de las mujeres como el sexo débil al que hay que proteger. El Tribunal Constitucional (TC) se ha declarado en contra de dichas medidas por considerarlas incompatibles con la igualdad de trato. El mismo tribunal acepta las medidas de acción positiva a favor de las mujeres diferenciándolas claramente de las acciones protectoras, declarando legítima su aplicación para compensar las desigualdades existentes. La acción positiva se legitima no en función de la persona beneficiaria, sino en función de su pertenencia a un colectivo discriminado, en este caso las mujeres. 91

https://www.boe.es/buscar/pdf/2007/BOE-A-2007-6115-consolidado.pdf

196


Caminando hacia la igualdad

La puesta en marcha de acciones positivas para eliminar las desigualdades que de hecho sufren las mujeres, están fundamentadas legalmente y especialmente aquellas relacionadas con el mercado laboral. No es necesario insistir aquí en la situación de desventaja de la que parten las mujeres cuando se incorporan al mercado laboral, cuando desean desarrollar una carrera profesional o en lo que se refiere al salario.

3.1.6 Definiendo conceptos: igualdad de género (junio de 2010) El concepto de igualdad92 es a menudo controvertido, sobre todo cuando hablamos de igualdad de género. Vivimos un momento en el que utilizar este término es sinónimo de debate. Para algunas personas es absurdo seguir hablando de igualdad entre los sexos porque piensan que es una cuestión hace tiempo resuelta. Para otras personas es un concepto que supone rechazo, ya están las feministas con el tema de la igualdad, frases similares las escuchamos quienes trabajamos en esta materia. Se cuestiona que exista un Ministerio de Igualdad, una Ley de Igualdad de Oportunidades, que se implanten planes de igualdad en las empresas, en definitiva, se cuestiona el concepto de igualdad de género. Para una definición más completa del concepto de igualdad recomiendo el análisis de Ángeles Jiménez Perona en 10 palabras claves sobre mujer dirigido por Celia Amorós; Ed. Verbo Divino, Navarra, 1995. 92

197


Definiendo conceptos

Es importante señalar que hablar de igualdad de género no implica negar que existen diferencias entre los sexos, sino defender que mujeres y hombres tenemos los mismos derechos, que unas y otros debemos tener libertad para escoger nuestra propia vida sin que por ello la sociedad nos marque. La igualdad es, como dice Ángeles Jiménez Perona93, un modelo general de relación recíproca entre individuos que se reconocen mutuamente sus diferencias. Podemos hablar de igualdad ante la ley, según la RAE: Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos. Parece claro que todos los ciudadanos tienen la misma capacidad y derechos pero ¿y las ciudadanas? Este no es un problema baladí, ya que sabemos que históricamente se eliminó a las mujeres y a las/os esclavas/os del derecho a la ciudadanía. Hoy en día la mayoría de los países reconocen los mismos derechos a mujeres y a hombres, aunque nunca debemos olvidarnos de que aún hay muchas mujeres en el mundo a las que se les niega el derecho a la igualdad y están sometidas a los hombres. Mientras una sola mujer siga sometida y discriminada, no podremos hablar de igualdad. Hablar de igualdad de género es eliminar las barreras que impiden que las mujeres lleguen a puestos de responsabilidad y lideren organizaciones y países. Es, en definitiva, libertad para tener educación, libertad para tener

93

Ídem, 149

198


Caminando hacia la igualdad

soltería, libertad para tener un matrimonio que se disuelva 94. Para que las mujeres y los hombres logremos una igualdad real es necesario que en todos los campos de la sociedad, pero en especial en el mundo empresarial y en el familiar, se eliminen los roles que impiden que todas y todos desarrollen sus capacidades. Ya hemos hablado de que a veces pueden ser necesarias acciones positivas en el mercado laboral para eliminar las desigualdades existentes, pero también es necesario que los cambios lleguen al ámbito doméstico, para que mujeres y hombres se corresponsabilicen de las tareas domésticas y del cuidado de las personas dependientes.

3.1.7 Definiendo conceptos: corresponsabilidad mejor que conciliación (junio de 2010) Actualmente se habla mucho de conciliación de la vida laboral, personal y familiar, de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, de liderazgo femenino, etc. Cuando se trata de favorecer el liderazgo femenino parece estar bastante claro cuál debe ser el camino a seguir, no es así cuando se habla de conciliación. La masiva incorporación de las mujeres al trabajo remunerado planteó nuevas necesidades a las familias. Compatibilizar trabajo y familia aparece como una rea94

Amelia Valcárcel, La política de las mujeres, Ediciones Cátedra, Madrid, 2004.

199


Definiendo conceptos

lidad ineludible y propició que se promulgara la Ley de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral.  Conciliar la vida laboral y familiar implica compatibilizar el trabajo remunerado con el trabajo doméstico y las responsabilidades familiares. No obstante, el concepto de conciliación ha ido cambiando con el tiempo, hoy día no sólo se habla de conciliar la vida familiar y laboral, se incluye la personal.  Conciliar la vida laboral, familiar y personal, supone incluir la disponibilidad de tiempo para el desarrollo personal. Pero el concepto de corresponsabilidad va un paso más allá, pues conlleva que mujeres y hombres se responsabilicen de las tareas domésticas, del cuidado de hijas/os y personas dependientes. Implica, en definitiva, olvidar la dicotomía público/privado, donde el espacio público es un espacio para los hombres y el espacio privado para mujeres.  La corresponsabilidad supone que mujeres y hombres puedan dedicar su tiempo tanto al trabajo remunerado como al personal y doméstico. Son muchas las empresas que para adecuarse a la Ley de Igualdad, comienzan a implantar medidas para que las mujeres ocupen puestos de dirección y/o responsabilidad, pero los resultados dejan mucho que desear. Sin embargo, cuando se trata de implantar medidas para facilitar la conciliación, el tema no está tan claro, ni por parte de las empresas ni de las administraciones. Veamos el titular de un periódico: “Más de 50.000 200


Caminando hacia la igualdad

madres trabajadoras valencianas concilian la vida familiar y laboral”. No voy a negar que apoyar a las madres trabajadoras es necesario, ya que son quienes siguen ocupándose del cuidado de hijas/os y personas dependientes, pero poner en marcha medidas para facilitar que las mujeres concilien, implica mantener los roles y estereotipos de género que tradicionalmente se les asigna y que tanto han perjudicado y siguen perjudicando a aquellas que quieren desarrollar una carrera profesional. Por todo ello, abogo por que se sensibilice a mujeres y hombres de la necesidad de corresponsabilizarse de las tareas domésticas y del cuidado de las personas dependientes para así tener las mismas oportunidades en el acceso, la permanencia y la promoción en el trabajo remunerado.

3.1.8 Definiendo conceptos: feminismo no es lo contrario de machismo (julio de 2010) El término feminismo se contrapone a menudo al término machismo pero no son conceptos opuestos sino diferentes. Veamos algunas definiciones: Según la RAE el Feminismo es:  Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.  Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. 201


Definiendo conceptos

Machismo es:  Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres. Victoria Sau dice95:  El feminismo es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del siglo XVIII –aunque sin adoptar todavía esta denominación– y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación y explotación de que ha sido y son objeto por parte del colectivo de los varones en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquélla requiera.  El machismo lo constituyen actos físicos o verbales, por medio de los cuales se manifiesta de forma vulgar y poco apropiada el sexismo subyacente en la estructura social. (…) El machista generalmente actúa como tal sin que, en cambio, sea capaz de explicar o dar cuenta de la razón interna de sus actos. Se limita a poner en práctica de un modo grosero, aquello que el sexismo de la cultura a la que pertenece por nacionalidad y condición social le brinda. Marcuse en Marxismo y feminismo señala que el movimiento feminista actúa en dos niveles: uno, la lucha por 95

Diccionario ideológico feminista, Barcelona, Icaria, 1981.

202


Caminando hacia la igualdad

conseguir la igualdad completa en lo social, lo cultural y lo económico; dos, más allá de la igualdad tiene como objetivo la construcción de una sociedad en la que quede superada la dicotomía hombre-mujer. Queda claro que comparar ambos términos no tiene sentido, el feminismo es un movimiento social, mientras que el machismo es una actitud. Las personas con actitudes y comportamientos machistas consideran a las mujeres como seres inferiores, con menos derechos que los hombres. El movimiento feminista, por el contrario, intenta conseguir una sociedad igualitaria, en la que exista igualdad de oportunidades, en la que todas las personas pueden desarrollar sus potencialidades. El machismo se encuentra en todas las sociedades y tiene fuertes implicaciones para el desarrollo de las personas desde su nacimiento, pues al tratar de forma diferenciada a niñas y niños, se impide que desarrollen capacidades y actitudes que una educación no sexista podría fomentar. Las actitudes machistas rebajan a las mujeres a meros objetos al servicio del hombre. Es difícil que hoy alguien se defina como machista pero, como dice Luis Bonino, aún queda mucho machismo encubierto. Al hablar del movimiento feminista lo hacemos en un sentido amplio, es decir, toda movilización que las mujeres, a lo largo de la historia, han llevado a cabo contra las sociedades patriarcales que limitan sus derechos. Dentro del feminismo existen diferentes corrientes de pensamiento y modos de enfocar la situación de discriminación de las mujeres. 203


Definiendo conceptos

3.1.9 Definiendo conceptos: empoderamiento (I) (octubre de 2010) El concepto de empoderamiento está siendo muy utilizado hoy en día, fundamentalmente cuando se habla de cooperación al desarrollo y/o de género. También se utiliza desde algunas teorías relacionadas con el poder, como por ejemplo la teoría de las competencias96, la teoría de la resiliencia97, etc. Pero tendemos a dar por conocidos términos que no siempre están claros, por ello comenzamos con algunas definiciones: Empoderamiento:  Proceso mediante el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo en cuanto que forman parte de un grupo social, para impulsar cambios positivos en las situaciones en las que viven.  Las personas y/o grupos organizados cobran autonomía en la toma de decisiones y logran ejercer control sobre sus vidas en base al libre acceso a la información, la participación inclusiva, la responsabilidad y el desarrollo de capacidades.  Es el proceso de cambio en el que las mujeres aumentan su acceso al poder y, como consecuencia, se transforman las relaciones desiguales de poder entre los géneros. Se utiliza en el contexto empresarial para determinar el conjunto de factores asociados al éxito en el desempeño de las personas. http://www.scielo.org.co/pdf/eg/v21n96/v21n96a02.pdf 97 Trata de explicar por qué algunas personas responden mejor al estrés y a la adversidad que otras. 96

204


Caminando hacia la igualdad

Voy a centrarme en el análisis del empoderamiento de las mujeres, que incluye tanto el cambio individual como la acción colectiva e implica la alteración radical de los procesos y estructuras que reproducen la posición subordinada de las mujeres como género. El concepto de empoderamiento tiene su origen en la educación popular de Paulo Freire y su desarrollo teórico está unido al análisis de género. El término se aplica a todos los grupos vulnerables, pero donde ha encontrado más eco ha sido en relación con las mujeres. Su aplicación fue propuesta por primera vez a mediados de los años 80 por una red de grupos de mujeres e investigadoras del Sur y del Norte, DAWN, para referirse al proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos (materiales y simbólicos) y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos. En la IV Conferencia de Acción de Beijing se consolida la idea de trabajar por el empoderamiento de las mujeres como algo necesario para lograr la igualdad. Es un concepto que se relaciona con el poder entendido no como dominación sobre los demás, sino como capacidad de las mujeres de aumentar su autoconfianza e influir en los cambios. En Beijing +15, entre otras resoluciones, se aprobó trabajar por el empoderamiento económico de las mujeres. Para que las mujeres se empoderen, deben hacerlo en el plano individual y en el colectivo. Empoderarse a nivel individual supone que adquieran confianza en sí mismas, que sean asertivas, que logren autoridad para 205


Definiendo conceptos

tomar decisiones, en definitiva, que actúen como sujetos de derecho no sometidas a control ni limitadas por los roles que la sociedad les impone. El empoderamiento implica también tener acceso a los recursos, tanto materiales como simbólicos, es decir, lograr el poder económico. 3.1.10 Definiendo conceptos: empoderamiento (II)

(octubre de

2010)

Hemos visto que el empoderamiento de las mujeres es un proceso de cambio que facilita el acceso al poder y como consecuencia se transforman las relaciones desiguales entre los géneros. El empoderamiento económico de las mujeres significa ser dueñas de sus propios negocios, estar profesionalizadas, ser conocedoras de su entorno económico, desarrollar su actividad en el mercado formal, orientar sus actividades hacia el crecimiento y la sostenibilidad, y ocupar los espacios de participación y toma de decisiones en el ámbito económico. En definitiva, supone ocupar los espacios en los que se desarrolla la actividad económica formal, acceder a los recursos que apoyen sus iniciativas productivas, tener capacidad de incidencia en su entorno y ser reconocidas como agentes clave del desarrollo de sus comunidades. El acceso a los recursos sigue siendo primordialmente masculino, son ellos quienes detentan el poder económico. Aunque las diferencias sean abismales entre unos países y otros, lo cierto es que las mujeres

206


Caminando hacia la igualdad

siguen estando en desventaja. Algunos datos son significativos:  En la UE las diferencias salariales entre mujeres y hombres rondan el 17,8%.  De las personas que viven en situación de pobreza en el mundo, unos 1.700 millones, más del 70%, son mujeres.  La mayor parte de su trabajo se desarrolla dentro de la economía informal. También en este tema existen grandes diferencias entre continentes, pero sea en el trabajo agrícola, en las tares domésticas o como cuidadoras, en muchos lugares del mundo mantienen la economía familiar, por lo que su contribución a la economía no entra en las estadísticas. Los organismos internacionales hacen hincapié en la necesidad de avanzar en la igualdad y eliminar su discriminación como la mejor manera de erradicar el hambre y la pobreza. En el Encuentro de Emprendedoras Africanas y Españolas, celebrado en Madrid en junio de 2010, se planteó que el empoderamiento económico de las mujeres es uno de los ejes básicos del desarrollo. Soraya Rodríguez, secretaria de Estado de Cooperación Internacional, señaló que sigue habiendo enormes problemas, tanto en países desarrollados, donde ya hay grandes avances en otros ámbitos, como en los países en desarrollo. Hay resistencias a la Igualdad. La creación de ONU-Mujeres, presidida por Michelle Bachelet, tiene también entre sus objetivos el 207


Definiendo conceptos

empoderamiento de las mujeres. La ex-presidenta, en su primera comparecencia, señaló que sus prioridades estarán orientadas a combatir la mortalidad materna, favorecer la emancipación económica y alertar sobre las violaciones de los derechos humanos de las mujeres. El informe preliminar de UNIFEM, “El progreso de las mujeres en el mundo”, señala que para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se debe eliminar la discriminación y la desigualdad (que) continúan inhibiendo el progreso hacia dichos objetivos, incluida la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, la reducción del hambre y la pobreza, el logro de la educación primaria universal, el mejoramiento de la salud materna y el combate del VIH y el SIDA.

3.1.11 Definiendo conceptos: poder (diciembre de 2010) El empoderamiento y el poder son dos cuestiones directamente relacionadas, por lo que es necesario explicar qué se entiende por poder. Comenzamos con algunas definiciones. La RAE lo define como:  Tener expedita la facultad o potencia de hacer algo.  Tener facilidad, tiempo o lugar de hacer algo.  Tener más fuerza que alguien, vencerle luchando cuerpo a cuerpo Para Hanna Arendt:  Es la capacidad humana no sólo de actuar, sino de hacerlo concertadamente. 208


Caminando hacia la igualdad

Según Anthony Giddens:  Es la capacidad transformativa o la capacidad para lograr resultados, que no necesariamente se relaciona con el conflicto ni es inherentemente opresivo. El uso más habitual del término hace referencia a la facultad de mandar, de imponer. Se piensa en poder como algo que se ejerce sobre o contra alguien, en relaciones de pugna y dominación. Aquí el concepto de poder lo aplicamos como capacidad de las personas de tomar sus propias decisiones, de intervenir y actuar para cambiar la realidad. Naila Kabeer98 distingue entre:  Poder de/para: es la capacidad de producir cambios.  Poder sobre: es un poder de suma cero, en el que el aumento de poder de una persona implica la pérdida de poder de otra. El patriarcado deja a las mujeres sin poder, sin capacidad para decidir su propio destino. Al relegarlas al espacio doméstico les priva de todo poder político y económico. La desigualdad de género es consecuencia del poder masculino que ha mantenido en una posición subordinada a las mujeres. Por ello es necesario el empoderamiento que da a las mujeres poder en la toma de sus propias decisiones, para intervenir, actuar y cambiar la realidad.

98.http://www.bantaba.ehu.es/formarse/ficheros/view/Naila_Kabeer.pdf?revision_i

d=54336&package_id=33607

209


Definiendo conceptos

3.2 A MODO DE RESUMEN. ALGUNAS REFLEXIONES Cuando publiqué estas definiciones era un periodo en el que impartía formación en empresas y en administraciones públicas que realizaban cursos de formación en igualdad. El perfil de quienes asistían a los cursos o talleres era de lo más diverso, personal directivo o personal de plantilla, agentes sociales, personas desempleadas, etc. En unos casos asistían a la formación porque tenían interés en conocer la legislación sobre igualdad y en otros por convivir unos días con otras personas. En ocasiones era la empresa la que había establecido que debían recibir dicha formación, y es evidente que esto determina, en cierta medida, la predisposición previa. La formación era casi siempre presencial, pero también se impartía online. El tiempo del curso era muy variable, desde cuatro horas en la formación ocupacional, hasta quince o veinticinco horas en empresas y administraciones publicas. Fuera cual fuese el nivel formativo o la ocupación de las personas, siempre me encontraba con el mismo problema: mucho lío a la hora de definir conceptos básicos para entender por qué hablamos de desigualdades de género, por eso escribí estos artículos. Hoy puedo decir que me siento satisfecha, que es grato ver que algunas de estas definiciones son lo más leído del blog; la que más visitas tiene es la definición de “empoderamiento”.

210


Caminando hacia la igualdad

Veo que faltan algunos conceptos que serían muy necesarios, me había planteado definirlos ahora, pero se saldría de la idea del libro de recopilar el trabajo realizado. Es un tema que queda pendiente, quizá para un trabajo futuro en el blog.

211


Definiendo conceptos

212


Caminando hacia la igualdad

4. VIOLENCIAS MACHISTAS “La degradación de la mujer está arraigada en la idea del hombre de sus derechos sexuales. Nuestra religión, las leyes, las costumbres, están fundadas en la creencia de que la mujer fue hecha para el hombre”. Elizabeth Cady Stanton99

4.1 AGRESIONES Y ASESINATOS MACHISTAS 4.1.1 Introducción Las mujeres sufren todo tipo de violencia por parte de los hombres, son agredidas, tanto física como psicológicamente, sufren abusos sexuales, tienen miedo a salir de noche a la calle, temen ser manoseadas en los transportes públicos, en las fiestas, en las reuniones familiares y muchas son asesinadas por el hecho de ser mujeres. Las cifras de asesinatos machistas crecen cada día y no parece que sea un tema que importe mucho. Todas las personas, todas las instituciones, debemos ser conscientes de que no se puede permitir que una sola mujer sea asesinada, en muchos casos por rebelarse y no cumplir los mandatos de género que la sociedad les Feminista y sufragista. Nació en Nueva York (1815-1902), fue una de las líderes de la Declaración de Seneca Falls. Se encargó de redactar la declaración de principios y las resoluciones que finalmente se aprobaron. Declaración de sentimientos. http://intercambia.educalab.es/wp-content/uploads/oldIntercambia/archivos_ secciones/141/INTLEGdeclaracionseneca.pdf 99

213


Violencias machistas

impone. Podemos hablar de violencia de género, de violencia machista o de terrorismo machista, lo que importa es tomar conciencia de que esta violencia está normalizada y hay que trabajar para que el hecho de ser mujer no sea sinónimo de más riesgo. La violencia machista es consecuencia de las condiciones de desigualdad en que viven las mujeres en todos los ámbitos de su vida. La sociedad patriarcal en la que vivimos sigue menospreciando e invisibilizando su trabajo, su aportación a la sociedad y por ello ser mujer supone soportar todo tipo de discriminaciones. 4.1.2 25 de noviembre: Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género (noviembre de 2010) La violencia contra las mujeres es una de las situaciones sociales más dramáticas y extendida en todas las sociedades, no conoce fronteras, clases sociales, edades, etnias, religiones ni culturas. La violencia de género nace de la desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre ellas. Se ejerce por quienes sean o hayan sido sus cónyuges o estén o hayan estado vinculados a ellas por relaciones afectivas, aun sin convivencia. En el pasado se consideraba a las mujeres propiedad de los hombres, eran eternas menores de edad que debían estar sometidas al padre. Este poder pasaba al marido cuando se casaban. El hecho de que tantas sigan sufriendo agresiones por parte de los hombres demues-

214


Caminando hacia la igualdad

tra que parte de la sociedad sigue considerándolas en cierta manera menores de edad. Son muchas las que cada año son asesinadas, muchas más las que sufren maltrato físico o psicológico y además, en muchos casos lo sufren en silencio, considerándose culpables, algo malo habré hecho para que me pegue. Las mujeres que son maltratadas deben saber que existen soluciones, que ellas no son las únicas y que nunca es culpa suya. Nadie tiene derecho a imponer sus opiniones, modos de ver la vida, de actuar, de pensar, menos aún de agredir a otra persona y considerarlo como un derecho por ser hombre: la maté porque era mía. La violencia que se ejerce en el ámbito doméstico no es una cuestión que se deba solucionar en la familia. La justificación de que los trapos sucios se lavan en casa ha costado la vida a muchas mujeres y para muchas otras supone malvivir durante años pensando que son culpables, que si las insultan es porque algo han hecho mal, si les dan una bofetada es porque no tuvieron la suficiente paciencia, en fin, ellas siempre son las culpables, las que tienen que estar a disposición del hombre con quien conviven y a quien, a pesar de todo, aman. Son muchos los mitos que debemos desmontar si queremos que la violencia de género desaparezca. El primero es que la violencia machista la sufren las mujeres mayores, que entre la juventud las relaciones son más igualitarias. Los estudios señalan lo contrario, los datos son alarmantes: seis de cada diez chicas reciben mensajes con insultos por parte de su entorno, sus novios, ex-parejas y amigos de su pandilla. El 10% dice que 215


Violencias machistas

esos mensajes les han hecho sentir miedo. Otra cuestión es el ciberacoso que sufren las jóvenes, un nuevo riesgo de la sociedad de la información y el conocimiento. Las nuevas tecnologías, a las que la juventud es adicta, son el medio que se emplea para ejercer el control sobre sus parejas. Bien sabemos que controlar dónde vas, con quién te relacionas, la forma de vestir, etc., es el primer paso para dominar a las mujeres y es el comienzo de unas relaciones basadas en el dominio y la sumisión. Todo ello se justifica diciendo que lo hacen porque las quieren, porque se sienten celosos: el 73,3% de las/os adolescentes han escuchado alguna vez a su padre, a su madre o a alguna persona mayor cercana que los celos son una expresión de amor. El mito del amor romántico, el mito de la media naranja, la búsqueda de alguien que te complemente, es el engaño que lleva a muchas mujeres a aguantar unas relaciones de pareja marcadas por la violencia. Me controla porque me quiere es una frase que podemos escuchar no sólo a las jóvenes, sino a muchas mujeres para justificar el control que sus parejas ejercen sobre ellas.

4.1.3 ¿Qué es la violencia simbólica? (enero de 2013) «La violencia simbólica es esa violencia que arranca sumisiones que ni siquiera se perciben como tales apoyándose en unas «expectativas colectivas», en unas creencias socialmente inculcadas». Pierre Bourdieu 216


Caminando hacia la igualdad

El patriarcado ha dado por supuesta la sumisión de las mujeres, primero al padre, después al marido o al hermano; su deber era obedecerles y cuidarles, seguir sus directrices y cuidado la que intentara salirse de esta dominación. Mucho hemos avanzado en este terreno pero, ¿cuántas sumisiones encubiertas permanecen en el imaginario colectivo? Veamos algunos ejemplos: ¿quién se encarga de cuidar a la familia? Ya hemos analizado en otras ocasiones el tema del cuidado de hijas e hijos, pero pongamos que el padre o la madre son mayores o enferman. Será la hija, e incluso la nuera, quien asuma la mayor parte del trabajo del cuidado, la responsabilidad de las mujeres en estos casos se presupone de tal manera que si alguna mujer intenta no hacerlo, el entorno se encarga de recordarle su responsabilidad o ella misma se culpabiliza. Cuando es un hombre quien de forma excepcional asume esta tarea es alabado y valorado por la familia y/o el resto de la sociedad, si lo hace una mujer nadie la valora, se da por supuesto que es su obligación. Son las expectativas colectivas de las que habla Bourdieu, las creencias socialmente inculcadas. Otro ejemplo de violencia simbólica lo podemos ver en el control que se ejerce sobre las mujeres a la hora de vestir o a la hora de salir por las noches. Bajo la apariencia de protegerlas, se les inculca la idea de que no deben llevar determinada ropa, pues es provocativa y puede traerles problemas, léase acoso o violación. Lo hemos visto hace unos días cuando un obispo decía que 217


Violencias machistas

las mujeres que sufren maltrato es porque se lo buscan. Este control, supuestamente protector, es una forma de violencia simbólica. Se debería concienciar a los hombres para que no cometan estos delitos, pero se culpabiliza a las mujeres indirectamente al aconsejarlas que son ellas las que tienen que protegerse. Lo mismo ocurre con las salidas nocturnas, las jóvenes escuchan, aún hoy, de forma sistemática que deben tener cuidado, que pueden tener problemas, es decir, volvemos a lo mismo: pueden ser acosadas, violadas, etc. Ante esto mi pregunta es: ¿cuándo se va a decir a quienes controlan, acosan, violan, etc., que las mujeres son sujetos de derecho, que pueden salir y vestir como quieran?

4.1.4 6 de Febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina (MGF) (febrero de 2013) Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)100 en el mundo hay unos 140 millones de mujeres y niñas que sufren las consecuencias de la MGF. Se calcula que en África se han sometido a MGF aproximadamente a 92 millones de niñas de 10 años o más. La MGF tiene que ver con las creencias religiosas acerca de lo que se considera un comportamiento sexual adecuado, asociándose con la virginidad prematrimonial y la fidelidad matrimonial. 100

http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/female-genital-mutilation

218


Caminando hacia la igualdad

La mutilación genital femenina se practica por diferentes razones101:  Psicosexual: para disminuir el deseo sexual en la mujer, mantener la castidad y la virginidad antes del matrimonio y aumentar el placer sexual del hombre.  Sociológica: como forma de identificación con la herencia cultural, la iniciación de las niñas a la edad adulta, la integración social y la preservación de la cohesión social.  Higiénica y estética: en algunas sociedades, se considera que los genitales externos de la mujer son poco limpios y antiestéticos y por tanto se eliminan para promover la higiene y proporcionar un atractivo estético.  Religiosa: la mutilación genital femenina se practica en varias comunidades bajo la creencia de que lo exigen ciertas religiones. La MGF es una violación fundamental de los derechos de las niñas y las mujeres tal como se describen en numerosas convenciones internacionales, entre ellas la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Es una práctica que simboliza la dominación patriarcal sobre el cuerpo femenino. El dominio masculino sobre el cuerpo de las

101

https://www.unicef.org/spanish/infobycountry/files/genitalfemenina.pdf

219


Violencias machistas

mujeres se refleja de muchas formas, sin duda alguna, la más extrema es la MGF. La Asamblea General de Naciones Unidas102 aprobó en 2012, por consenso, la prohibición a nivel mundial de la mutilación genital femenina. La resolución hace un llamamiento urgente a los estados miembros para que adopten las medidas pertinentes punitivas y educativas para acabar con la práctica que considera dañina y una grave amenaza para la salud psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas. 4.1.5 Comenzaremos 2014 con menos derechos y más desigualdad (diciembre de 2013) Cada comienzo de año enviamos mensajes con nuestros mejores deseos para las personas que nos importan, pero el año que comienza se presenta complicado para mantener esta tradición. Los recortes en derechos sociales son tantos que pensar en comenzar el año con ilusión va a ser imposible para muchas personas. Unas porque sufren situaciones dramáticas, otras porque las sufren personas cercanas y otras porque, sea cual sea su situación, ven cómo merman los derechos logrados en las últimas décadas. La contrarreforma del aborto que propone el ministro Gallardón es tan retrógrada y es un retroceso tal en los derechos de las mujeres, que nos hace retrohttp://www.unwomen.org/es/news/stories/2012/12/united-nations-bansfemale-genital-mutilation 102

220


Caminando hacia la igualdad

ceder décadas y nos sitúa entre los países que más tutelan la libertad de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo. Si 2013 ha sido negativo para los logros alcanzados en igualdad, este informe, que no anteproyecto de ley, que aprobó el Consejo de Ministros, culmina con un año de recortes en derechos que no podemos aceptar. Hay un hecho positivo en este y en otros temas, la sociedad ha respondido a este atropello de manera inequívoca, las protestas dentro y fuera de España se repiten a diario y en las manifestaciones para denunciar esta nueva agresión del gobierno del PP, hemos visto mujeres de todas las edades y condición reclamando sus derechos. Hay que destacar la asistencia de hombres a estas protestas y muchas jóvenes que no aceptan que el gobierno decida por ellas. Por eso creo que podemos comenzar el año con optimismo, nadie va a callar a las mujeres y son muchos los hombres que cada día denuncian lo negativo de esta ley. ¿Cómo cree el gobierno que en el siglo XXI puede tutelarlas? ¿Cómo se atreven ministras y ministros a hacer declaraciones diciendo que defienden la igualdad de oportunidades y al tiempo no rechazan esta ley que limita derechos fundamentales? ¿Piensan que alguien va creer a la ministra de Asuntos Sociales e Igualdad, cuando dice que la igualdad salarial es un tema prioritario y no muestra su rechazo a la propuesta de Gallardón? Supongo que las únicas personas que creen estas mentiras son los grupos que se denominan pro vida, que 221


Violencias machistas

hacen misas por los fetos, pero a quienes poco parece importarles las mujeres que son asesinadas por sus parejas o exparejas cuando no se someten a su voluntad. El ministro Gallardón parece legislar para quienes limitan los derechos de las mujeres y declaran que defienden la vida de quienes pueden nacer con graves limitaciones para vivir con dignidad, pero no levantan su voz para criticar los recortes en la ley de dependencia que afectan a las personas que más recursos necesitan para atender sus necesidades básicas. Por todo ello, debemos hacer un llamamiento a las diputadas del partido del gobierno para que se unan al #PactoEntreMujeres por el derecho a decidir. Pero tampoco se pueden mantener al margen las/os diputadas/os que tienen que votar esta ley, no es tiempo de que los derechos de las mujeres sean algo marginal que sólo el movimiento feminista defiende. Mujeres y hombres debemos unirnos para evitar este desatino, nadie que vote a favor de esta ley puede decir después que defiende la igualdad. 4.1.6 La igualdad entre mujeres y hombres: moneda de cambio para los partidos (septiembre de 2015) Hay cuestiones que suelen olvidarse durante los cuatro años de una legislatura y que parecen importantes para los partidos políticos cuando llegan las elecciones, al menos de palabra. Es el caso de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres o 222


Caminando hacia la igualdad

de la violencia de género, dos cuestiones relacionadas y que no son prioritarias hasta que se acerca la campaña electoral. El verano ha sido especialmente duro en lo que a asesinatos machistas se refiere. En pocas semanas varias mujeres fueron asesinadas, sus hijas e hijos también lo fueron, pero la mayoría de los partidos no se acordaron de estos asesinatos en sus comparecencias ante la prensa, en mítines, etc. Como decía, sin igualdad real, sin plenos derechos de ciudadanía para las mujeres, los asesinatos machistas no cesarán, porque en el imaginario colectivo las mujeres, de alguna manera, siguen siendo ciudadanas de segunda, propiedad del hombre con quien conviven. Deben estar supeditadas a satisfacer las necesidades físicas y emocionales de su pareja, porque las mujeres, ya se sabe, somos más comprensivas. ¿Cuántas veces hemos escuchado comentarios similares? ¿Cuántas veces oímos que somos más sensibles, más complacientes? Los hombres, los pobres, están sufriendo muchos cambios y les cuesta adaptarse. Mujeres, tened paciencia, si aguantáis un poco, él irá cambiando, no importa si te grita, si te insulta o menosprecia; si te da una bofetada, mujer, no te lo tomes tan en serio, es que está muy tenso, tiene muchos problemas en el trabajo. Son frases que aún se les dice a las mujeres que son maltratadas o que sufren todo tipo de violencias. Porque, no lo olvidemos, violencias hay muchas, pero quienes siempre las ejercen son los hombres contra las mujeres que

223


Violencias machistas

consideran que son de su propiedad, que deben someterse a sus caprichos o intereses. No podemos conformarnos con que los partidos políticos hablen de igualdad o de violencia machista cuando llega la campaña electoral. Exigimos que se tomen medidas YA. Nos unimos, pues, a la convocatoria del movimiento feminista:  El 7 de noviembre de 2015, mujeres y colectivos feministas de todo el territorio español marchamos juntas a Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas sea una Cuestión de Estado.  El 7N nos manifestamos contra feminicidios, violencia y acoso sexual, trata de mujeres, violencia económica y simbólica, etc.  Invitamos a toda la población civil a que se sume a esta marcha, ya que la erradicación de las violencias machistas es una cuestión que atañe a toda la sociedad.  ¡Ni un feminicidio más! ¡Basta de violencias machistas y de inacción por parte de la justicia y de los gobiernos! 4.1.7 Marcha Estatal contra las Violencias Machistas: #7NYoVoy (octubre de 2015) El movimiento feminista hace un llamamiento a toda la población para que el 7N se una a la protesta contra las violencias machistas. En los últimos días tres mujeres han sido asesinadas y, mientras escribo, escu224


Caminando hacia la igualdad

cho la noticia de otro posible caso de violencia de género. ¿Cómo es posible que la sociedad no se conmueva ante estos hechos? ¿Cómo es posible que encontremos aún titulares de prensa que hablan de una mujer ha muerto, su pareja ha sido detenida? No, no han muerto, han sido asesinadas, las han matado por ser mujeres. Han sido asesinadas porque la sociedad machista en la que vivimos no parece considerar que el machismo mata, que cuando las mujeres dejan de someterse hay hombres que no lo aceptan. Una de las mujeres asesinadas la pasada semana había solicitado una orden de protección que le fue denegada porque no cumplía los requisitos necesarios que establece la ley para concederla. Esa misma semana un juez no cree que rociar a una mujer con gasolina implique querer asesinarla. Han comenzado los debates entre los partidos políticos para las próximas elecciones y, una vez más, la violencia de género no entra en ellos. El movimiento feminista no se resigna y organiza la Marcha de las Indignadas contra las Violencias Machistas el día 7 de noviembre en Madrid. El #7NYoVoy porque el terrorismo machista debe ser cuestión de Estado. El #7N llenaremos Madrid porque nos queremos vivas.

225


Violencias machistas

4.1.8 Condena del nuevo asesinato machista (noviembre de 2015) Mari Carmen, de 45 años, ha sido asesinada en Sanlúcar la Mayor (Sevilla) delante de su hijo menor, a manos de un hombre que decía que la amaba. Esta realidad insoportable que nos supera, estas agresiones constantes que sufrimos por ser mujeres, parece no hacer mella en el gobierno del Partido Popular. Su ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, sigue diciendo que la actuación del gobierno es perfecta, que existen protocolos de actuación, que se educa en igualdad, e insiste en la tarea que se está haciendo con respecto a la concienciación de la gente joven. La realidad que esconde el ministro son los recortes que venimos soportando en prevención y asistencia en materia de violencia de género, que llegan a un 26%. La realidad es que las mujeres no encuentran salida cuando denuncian a su agresor, no encuentran apoyo institucional. Parece una broma la campaña del ministerio titulada “Hay salida”103. Nos siguen matando ante el silencio del gobierno. Exigimos una reunión urgente del gobierno, los partidos de la oposición, expertas y representantes del Movimiento Feminista #7N que consiguió movilizar el pasado sábado a más de medio millón de personas en Madrid para manifestarse en contra de todas las violencias machistas. 103

http://www.mscbs.gob.es/campannas/campanas12/haySalida.htm

226


Caminando hacia la igualdad

Reiteramos y apoyamos las demandas del Movimiento Feminista 7N104:  Cuestión de Estado: la lucha contra las violencias machistas tiene que estar en la agenda del Gobierno y de los partidos de la oposición. Con un compromiso real, explícito y detallado, con medidas urgentes y calendarizadas. Con restitución y ampliación de los recursos económicos oportunos para prevención, asistencia, educación y formación de todo el personal.  El cumplimiento de la legislación nacional e internacional y la recomendación, entre otros, al Gobierno de España, el 28 de julio de 2015 del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas, de restablecer el Ministerio de Igualdad eliminado en 2010 y aumentar los recursos del Instituto de la Mujer.  La ampliación de todas las formas de violencia contra las mujeres en la ley 1/2004, para que se recojan todas las violencias que sufren las mujeres establecidas por la CEDAW.  La evaluación de las leyes y programas para la igualdad entre mujeres y hombres y de la lucha contra la violencia de género para ver su cumplimiento y efectividad.  La exigencia del cumplimiento de lo establecido en la CEDAW (CEDAW/C/ESP/CO/7-8) y el art. 14 del Convenio de Estambul respecto a la necesidad de la coeducación, dotando de los recursos oportunos en la ley de presupuestos para la aplicación de los artículos 4, 6, 7, 8 y 9 de la Ley Integral de 2004, que obligan a incluir la igualdad de mujeres y hombres en los programas y materiales del sistema educativo, así como la formación inicial y permanente al profehttps://plataforma7n.files.wordpress.com/2016/12/7n-16-manifiesto-definitivopdf.pdf 104

227


Violencias machistas

sorado, garantizando una persona responsable de igualdad en los Consejos Escolares y la supervisión e informe por la Inspección sobre su cumplimiento.  La restitución de los contenidos educativos para el fomento de la igualdad entre mujeres y hombres, suprimidos con la derogación de la Educación para la Ciudadanía y que la actual LOMCE no contempla.  La formación en materia de igualdad y prevención de violencia de género de todo el personal que interviene en el proceso: fuerzas de seguridad, personal sanitario, asistencial, judicatura.  La eliminación de la custodia compartida impuesta.  No queremos seguir sumando víctimas. ¡Cuestión de estado ya!

4.1.9 Noviembre de 2015, un mes que no olvidaremos (noviembre de 2015)

El día 7 de noviembre de 2015, el movimiento feminista organizó una marcha estatal contra las violencias machistas. Fue un día histórico para el feminismo. Asociaciones de mujeres de toda España trabajaron durante meses para organizar la marcha contra la violencia que sufren las mujeres. Independientemente de las cifras que se barajan en cuanto a la participación, basta con ver las imágenes para comprobar que Madrid ese día clamó contra el terrorismo machista.

228


Caminando hacia la igualdad

El #7N, mujeres y hombres reclamamos a los partidos políticos un compromiso para eliminar la discriminación de género, reclamamos que se comprometieran a que la violencia machista sea una cuestión de Estado. Muchos Ayuntamientos aprobaron mociones contra las violencias machistas y vistieron sus edificios emblemáticos de morado, para señalar que apoyaban la marcha. Fue emocionante ver a tantas personas unidas, sentir que la violencia de género era una cuestión importante para gran parte de la sociedad, que muchos hombres se unían a la convocatoria y que muchas jóvenes levantaban su voz para decir que no se resignaban. La euforia que vivimos ese día duró poco, desde entonces ocho mujeres han sido asesinadas. ¿Cómo es posible que no seamos capaces de parar esta masacre? ¿Es que los asesinatos de mujeres no importan? ¿Cómo es posible que desde el gobierno no se pongan en marcha ya medidas para que la violencia machista cese? Todos los partidos asistieron a la marcha, todos hicieron y hacen declaraciones diciendo que si gobiernan van a hacer eso o lo otro contra la violencia que sufren las mujeres. Perdonen que no me lo crea, si realmente la violencia de género les importara no esperarían a las elecciones para tomar medidas, ¿por qué no se unen YA y llegan a algún acuerdo? En la marcha se reclamó que el terrorismo machista fuese una cuestión de estado, ¿a qué hay que esperar? ¿Se imaginan cuántas mujeres pueden ser asesinadas hasta que lleguen las elecciones? 229


Violencias machistas

El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género, ese día volveremos a salir a la calle a decir: ¡¡¡NOS QUEREMOS VIVAS!!! ¡¡¡BASTA YA!!!

4.1.10 La normalización de las violencias machistas

(julio de

2016)

Las noticias sobre la explotación de mujeres son tan cotidianas que terminan viéndose como algo normal. Para que sea noticia tienen que darse situaciones un poco diferentes, es decir, que los contextos sean extremos y sirvan de detonante. Algunos ejemplos. Un empresario organiza orgías para políticos a cambio de favores. Fiestas con prostitutas, drogas y alcohol en las que los asistentes no pagaban nada. Agentes de la policía también tenían sexo gratis. Algunas de las mujeres que eran obligadas a mantener relaciones sexuales eran menores. Unos futbolistas han sido acusados de participar en fiestas donde las mujeres eran humilladas por grupos de hombres. Eran prostitutas, es la justificación que se esgrime para defender que unos hombres jóvenes, sobrados de dinero, vayan en grupo a burdeles a someter y humillar a mujeres a quienes contratan por medio de un conocido traficante y proxeneta. No importa que sean menores, todo vale para demostrar su virilidad. Lo que más preocupaba al mundo del fútbol era que no

230


Caminando hacia la igualdad

rindieran en el campo, lo que hubieran hecho era cosa suya. ¿Nos extrañamos luego de que se siga agrediendo a mujeres, que se las trate como objetos? Un cura confiesa que abusó y violó a una niña, una monaguilla, durante años. Le deseo lo mejor a esta señora y a su familia, nunca he tenido rabia de ningún tipo, les deseo desde ahora y para siempre lo mejor, ha declarado el ex-sacerdote. Estas declaraciones me dejan alucinada. Un padre abusaba de su hija de 9 años. Es duro leer que para evitar conflictos, la madre tenía prohibido ir al colegio los días en los que el padre debía recogerla. La niña lloraba delante de la policía porque no quería irse con él. En una visita a pediatría por escozores de orina, la niña había declarado que le pasaba desde que papá me arañó con la uña. ¿Cómo se puede archivar un caso con estos antecedentes? El progenitor anteriormente había declarado ante la policía prefiero verla muerta a no verla porque esto ya es insoportable. El juez archivó la causa al considerar que la frase no denotaba intención de causar daño a su hija. Tiene que ser la niña quien grabe al hombre admitiendo los abusos para que se actúe. Casos de abusos a menores por parte de familiares son más comunes de lo que queremos ver. Pero claro, las cosas escabrosas se dirimen en la familia. El lema lo personal es político deberíamos tenerlo siempre presente. En las fiestas de San Fermín cinco jóvenes han sido detenidos por una agresión sexual. La vigilancia este año no ha impedido que de nuevo las mujeres vean 231


Violencias machistas

mermada su libertad porque ellos consideran que el espacio público es suyo. Ya se justificará la agresión diciendo que habían bebido mucho o que habían consumido drogas. No obstante, es importante señalar que este año sí se ha tomado en serio poner fin a los abusos que eran cotidianos otros años. Pero, cuando escribo este artículo, leo que ha habido otras cuatro detenciones, tres por acoso y una por lesiones. ¿Cómo es posible que los ataques machistas no cesen? Un cantante se permitió insultar a la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana llamándola descerebrada, inculta, malnacida, alemana. No es la primera vez que el sujeto en cuestión insulta, pero él considera que fue un desahogo personal, ha pedido disculpas y pelillos a la mar, hasta la siguiente. Son sólo algunos ejemplos de los abusos y violaciones que sufren las mujeres, ya sea porque los hombres están en una posición de poder, caso del cura, o porque, al ser sus esposas o hijas, los hombres siguen considerando que son meros objetos para su disfrute, son de su propiedad. Los asesinatos machistas no cesan. La constante agresión a mujeres por parte de sus parejas o exparejas, es algo tan cotidiano que está normalizado. Casi a diario leemos en la prensa que una mujer ha sido asesinada, que ha sufrido acoso o ha sido golpeada sin que la sociedad se conmueva. ¿Cómo es posible que durante la última campaña electoral varias mujeres hayan sido

232


Caminando hacia la igualdad

asesinadas y, salvo alguna excepción, los partidos políticos siguieran su campaña como si nada? No podemos extrañarnos de que las jóvenes vean normal que sus novios las controlen el móvil, la ropa que se ponen o con quien salen. El amor lo justifica todo y va creando un tipo de relación de sometimiento que tiene graves consecuencias. Mientras la sociedad tolere que una sola mujer sea agredida, sea maltratada, la violencia machista no cesará. Los medios de comunicación tienen una importante tarea a la hora de informar sobre los asesinatos o las agresiones machistas. Con demasiada frecuencia banalizan la información, dan informaciones equívocas que, a veces, ponen a las víctimas como responsables de haber sido violadas, agredidas, mientras que a los agresores se les presenta como hombres normales que estaban pasando una crisis, estaban bebidos, etc. No nos equivoquemos, la violencia machista es el más claro ejemplo de que la sociedad aún ve con normalidad que el hombre domine a la mujer.

4.1.11 El machismo sigue asesinando. Paremos esta barbarie. (febrero de 2017)

El terrorismo machista no cesa en nuestro país. Los asesinatos machistas no han parado en el mes de enero. La formación en igualdad es aún una asignatura pendiente y absolutamente necesaria para eliminar los roles y estereotipos de género que perviven en la sociedad. 233


Violencias machistas

Sin embargo, el Instituto de la Mujer ha suspendido las subvenciones a los grados y post-grados en materia de igualdad. También ha eliminado las ayudas a PYMES para implantar planes de igualdad. ¿Cómo es posible que se eliminen estas ayudas? Cuando estoy escribiendo este post, leo que un hombre ha saltado por una ventana del Hospital de la Paz de Madrid con su hija de un año en brazos. Se lanzó al vacío con su hija después de decirle a su esposa: te voy a dar donde más te duele. Asesinatos como este nos dejan sin palabras. Siguiendo con las noticias, un futbolista ha sido detenido por pegar a su novia. Si seguimos leyendo vemos que la policía encontró al jugador con síntomas de embriaguez. Estar bebido no justifica en absoluto la agresión a su pareja, ¿por qué señalarlo? ¿Se pretende que sea un atenuante? El sexismo está tan presente en la sociedad que es necesario que personas y asociaciones tengan que denunciar casi a diario anuncios que son claramente vejatorios para las mujeres. Algunos ejemplos: La Asociación Rural de Mujeres Tiemar ha denunciado que se utilice la imagen de una niña-mujer en el cartel del Carnaval de Arrecife 2017, en Lanzarote, por considerar que la imagen de niña-mujer estereotipada potencia los estereotipos sexistas. La madre de la menor ha denunciado a la Asociación de Mujeres Tiemar porque cree que sus críticas vulneran el honor de la niña de 7 años y de sus padres. La Asociación Tiemar apela al artículo 3 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, 234


Caminando hacia la igualdad

que considera ilícita la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, especialmente en lo que se refiere a la infancia, la juventud y la mujer105. Todo mi apoyo a la Asociación Tiemar por denunciar este hecho que hipersexualiza a las niñas. Pero el carnaval parece una fecha propicia para que el machismo impere a sus anchas. El anuncio de un disfraz para niñas de 4 a 6 años, que denominan enfermera sexy es incalificable. Arkansas permitirá que los violadores impidan que sus víctimas puedan abortar. Es una nueva normativa que permitirá que el violador o la familia de la mujer embarazada puedan prohibirle abortar. El hombre podrá incluso demandarla, aunque el embarazo se deba a una violación o a un caso de incesto. Me quedo sin palabras para calificar esta medida. No contentos con impedir que la mujer decida sobre su cuerpo, les da potestad a los violadores para que la denuncien. ¿En qué mundo vivimos que permite semejante atropello? Estos casos son sólo un ejemplo de lo que sucede cada día, de los recursos que la sociedad patriarcal utiliza para minusvalorar a las mujeres y eliminar sus derechos. Cada día es más evidente que la sociedad en su conjunto debe implicarse para eliminar las violencias que sufren las mujeres, para facilitar que las niñas y los niños pueden desarrollar sus capacidades sin condicionantes de género. 105

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1988-26156

235


Violencias machistas

Por todo ello interpelamos a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para que se pronuncie sobre estos hechos y se ponga a trabajar.

4.1.12 Por qué apoyo a Juana Rivas (septiembre de 2017) El verano suele ser un tiempo de impasse, una merecida época de descanso que nos mantiene al margen de las noticias y los sucesos que acontecen; pero algunos acontecimientos de este verano nos han hecho despertar antes de tiempo del sopor veraniego. Voy a hablar solamente de uno de estos sucesos por tener relación directa con los temas que analizo en este blog. Una mujer nos ha mantenido en vilo: Juana Rivas. Su lucha contra la justicia patriarcal ha mantenido alerta al feminismo. Durante julio y agosto, el movimiento feminista, diverso y plural, ha convocado manifestaciones en muchas ciudades contra las leyes machistas para apoyar a Juana, que se negó a aceptar una sentencia que la obligaba a entregar a sus hijos a su expareja, condenado por violencia de género; lo que finalmente se ha visto obligada a hacer. Las campañas en las redes sociales han sido intensas durante el verano y también ha sido intensa la campaña mediática de colectivos machistas contra esta mujer que pedía que la justicia no fuera ciega y sorda a su demanda de amparo.

236


Caminando hacia la igualdad

Mucho se ha escrito estos días cuestionando la decisión de Juana Rivas, sobre las personas que la han asesorado, sobre las que la hemos apoyado en la distancia, las que dijimos alto y claro #JuanEstáEnMiCasa o hemos asistido a concentraciones o publicado artículos apoyando que se rebelara contra el mandato judicial que exigía la entrega de sus hijos al padre, condenado por maltrato. Ella pedía que la jueza escuchara a sus hijos. También han sido muchas las personas y organizaciones que han apoyado de manera incondicional a Juana Rivas y han pedido a la justicia que tuviera en cuenta sus demandas. Como ejemplo de lo mucho que se ha escrito, analizando y apoyando a Juana Rivas, resalto el artículo de Rosa Cobo Bedia “Atrévete a aprender”106 y el comunicado de la Asociación de Mujeres Juezas, que reclama normas específicas para evitar casos como el de Juana Rivas. No voy a mencionar los artículos que se han publicado cuestionando la postura de Juana Rivas, criticando a sus asesoras, insultando a las feministas que la apoyamos, si lo que buscan es demostrar que son mejores ciudadanas/os por acatar sin ningún cuestionamiento la justicia patriarcal, sin tener en cuenta que la justicia es interpretativa y que no aplica la perspectiva de género, ni en el caso de Juana Rivas ni en otros muchos casos, no seré yo quien les dé pábulo.

106

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/10113/atrevete-a-aprender/

237


Violencias machistas

Apoyo a Juana Rivas porque considero que es una mujer que ha sufrido violencia machista y ha tomado la decisión de no entregar a sus hijos a un maltratador. Parto del hecho de que Juana ha tomado libremente una decisión valiente, arriesgada y por ello merece todo el respeto. Se ha cuestionado que haya sufrido violencia de género, llegándose al extremo de que algunas personas y medios de comunicación han dado voz y credibilidad a un hombre con sentencia firme por maltrato. Sus asesoras han sido vilipendiadas por la prensa, se les ha acusado de haber aconsejado mal a Juana Rivas y finalmente han sido llamadas a declarar acusadas de inducirla a sustraer a sus hijos a la justicia. Hay muchas mujeres que cada día sufren violencia machista sin que la sociedad, ni esas personas que tanto defienden el Estado de Derecho, levanten la voz para denunciarlo ni digan una palabra para apoyarlas. Hay muchas Juanas. Tenemos ejemplos sobrados de mujeres que entregaron a sus hijas/os, como les ordenó el juzgado correspondiente y no volvieron a verlas/os. Bien sabemos que muchas veces los maltratadores amenazan con matar a sus hijas/os (a veces no se queda en amenaza) para someterlas. No podemos olvidar que el poder está en manos de los hombres y que los pactos entre pares, de los que habla Celia Amorós, siguen vigentes y por ello casos como el de Juana Rivas son utilizados para defender la supremacía masculina.

238


Caminando hacia la igualdad

La división sexual del trabajo sigue vigente y muchas mujeres siguen estando relegadas al ámbito reproductivo, con la consiguiente dependencia económica que ello conlleva. El rol de la mujer como madre se ensalza, se mitifica, pero ¡¡cuidado!!, si un hombre decide hacer valer sus derechos de padre, se llega a cuestionar si la madre está capacitada para cuidarlos. Como defensora de la corresponsabilidad en los cuidados, considero que madre y padre tienen el derecho y la obligación de cuidar de sus criaturas, pero cuando un hombre ha sido condenado por maltrato las cosas cambian. Deseo que los partidos políticos que firmaron en julio el documento contra las violencias machistas, se posicionen y dejen oír su voz para impedir que Juana Rivas sea juzgada y condenada. Como mujer, como feminista, no quiero quedarme callada ante el acoso que algunos medios de comunicación y diferentes colectivos machistas están llevando a cabo contra el movimiento feminista y que se están sirviendo del caso de Juana Rivas para arremeter contra sus reivindicaciones. Son muchas las mujeres que sufren violencia de género, ya sea física o psicológica. Este año ya van 47 asesinadas por ser mujeres, pero la sociedad no se conmueve, no sale a la calle a demandar medidas reales. Las instituciones se limitan, cuando lo hacen, a un minuto de silencio, como si los asesinatos de mujeres entraran dentro de la normalidad, como si fuera el precio que debemos pagar por rebelarnos contra el mandato patriarcal. Las asociaciones de mujeres hacen un 239


Violencias machistas

llamamiento a manifestarse contra las leyes machistas que no nos defienden.

4.1.13 #25N contra las violencias machistas. #HermanaYoSíTeCreo (noviembre de 2017) El próximo 17 de diciembre se cumplirán 20 años del asesinato de Ana Orantes, la primera mujer que denunció públicamente que llevaba 40 años sufriendo todo tipo de malos tratos físicos y psicológicos por parte de su marido, quien amenazaba con matarla. Amenaza que cumplió después de que ella participara en un programa de televisión. Fue a ese programa a pedir ayuda porque ya no podía más. Se atrevió a romper el silencio, a decir públicamente lo que otras muchas mujeres sufrían calladamente. Estos días estamos asistiendo atónitas al linchamiento mediático de una joven que fue violada en los pasados Sanfermines por cinco energúmenos que se hacen llamar la manada. ¿De verdad alguien puede creer que la chica accedió voluntariamente a que cinco tipos la penetraran anal y vaginalmente en un portal mientras les hacia felaciones? ¿Alguien piensa que a partir de ese momento debía quedarse en casa, aislarse de su entorno para pensar en lo sucedido? Recuerdo que, cuando era pequeña, en mi pueblo, si una mujer enviudaba debía vestirse de negro y no salir de casa durante cierto tiempo, salvo para ir a la iglesia. Por supuesto, ser viuda no le eximia de seguir cuidando 240


Caminando hacia la igualdad

a la familia y cumplir con todas las tareas que la sociedad consideraba propias de su sexo. Hemos avanzado mucho desde entonces, pero hoy se cuestiona a esa joven por que salía con amigas, publicaba fotos, etc. Tanto es así que los abogados defensores de sus violadores contrataron el servicio de una agencia de detectives privados para comprobar la vida que hacía y después exponerla públicamente. Leo que los miembros de la manada han declarado en el juicio que ella disfrutó más que ellos, que era ella la que llevaba la batuta en la agresión a la que la sometieron. Cuesta creer que alguien pueda dar crédito a semejante versión que, sin embargo, está siendo esgrimida por determinados medios para cuestionar que realmente fuera violada. También quiero recordar a Juana Rivas, esa mujer que sigue luchando por ver a sus hijos. Durante el verano hemos salido a las calles para apoyarla, hemos hecho campaña en las redes sociales apoyándola. #JuanaEstáEnMiCasa o #TodasSomosJuana han sido los hashtags que se han utilizado para apoyarla, porque debemos recordar que hay muchas mujeres que viven situaciones similares a las de Juana Rivas. Ella, al negarse a entregar a sus hijos, se convirtió en un símbolo, como lo es la joven violada por la manada, porque #HermanaYoSiTeCreo es el grito unánime de las mujeres feministas. #NosotrasSomosLaManada y estaremos reivindicando que se haga justicia, exigiendo que la justicia no sea patriarcal.

241


Violencias machistas

Hoy, 24 de noviembre, otra mujer ha sido asesinada por su expareja. Se llamaba Katerina. Por ella, por todas las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia machista, el #25N estaremos en las calles gritando juntas: #NiUnaMenos #VivasNosQueremos #HermanaYoSíTeCreo #NosotrasSomosLaManada #LaCalleLaNocheTambiénSonNuestras #NoEsNo 4.1.14 El acoso sexual es violencia machista (diciembre de 2017) El acoso sexual es violencia machista. Es importante dejar esto claro ya que, a menudo, se habla de ello como si no tuviera importancia. Tanto es así, que en un pueblo se han manifestado en defensa de tres jugadores de fútbol acusados de abusar sexualmente de una joven de 15 años, es decir, una menor de edad. Ellos tienen 22, 19 y 24. Los jugadores admiten que mantuvieron relaciones sexuales con ella, pero dicen que fueron consentidas. Conviene recordar que la edad legal para mantener relaciones sexuales es de 16 años. El artículo 138 del Código Penal señala: El que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años107. Me gusta lo que escribió hace unos días la abogada Syra Rios y que leí en su muro de Facebook:

107

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo10-1995.l2t1.html

242


Caminando hacia la igualdad  Una

menor de 15 años no puede consentir tener sexo con tres tíos mayores de edad y ellos han reconocido que sí hubo sexo.  Con independencia de la futura sentencia, hay que tener muchos huevos para salir en defensa de tres fulanos así.  Si los acusados fuesen tres rumanos o tres marroquíes, narices iba a acordarse nadie de la presunción de inocencia. Cuando unos energúmenos que se denominaban la manada violaron a una joven, sometiéndola a todo tipo de vejaciones, también alegaron que era ella la que llevaba la voz cantante, que ella disfrutó tanto a más que ellos. También en este caso hubo personas que dijeron que la joven les estaba destrozando la vida, que son unos buenos chicos. La sentencia no se conocerá hasta el próximo año, esperemos que lo que se publicaba el otro día en un artículo no se cumpla: “El juez quiere absolver a La Manada porque la víctima no sufrió ni sintió dolor”. Leer esto indigna tanto que te quedas sin palabras o las que quieres gritar son de tal calibre que no se pueden publicar. Estos son sólo dos ejemplos paradigmáticos que demuestran que el abuso sexual es tan común que se normaliza y se justifica. Que un hombre o varios agredan o violen a una mujer no es grave porque ella provocaba, ellos, ¡¡pobres!!, sólo responden a las imperiosas necesidades sexuales que la naturaleza les ha dado, porque es evidente que la razón no la usaban. Pero es curioso que cuando se trata de actuar en política, economía..., es 243


Violencias machistas

decir, cuando se trata de dominar el espacio público, vuelven a reivindicar que en ellos predomina el raciocinio del que carecen las mujeres. Escribía hace unos meses sobre las denuncias de acoso sexual de actrices de Hollywood; desde entonces las denuncias no cesan. Creadoras, galeristas o comisarias relatan en un manifiesto los abusos sufridos. En España son muchas las actrices que lo han denunciado, señalando que lo sufrieron siendo muy jóvenes. Son necesarios cambios estructurales para que la violencia de género desaparezca, no bastan buenas palabras, ni minutos de silencio, hay que eliminar la división sexual del trabajo que limita a las mujeres y las sigue confinando al espacio doméstico y de cuidado. Mientras se siga pensando que tienen que cuidar cómo visten, cuidar por dónde caminan, no salir solas de noche, demostrar que son buenas chicas, poco avanzaremos. El refrán no basta ser buena, sino que hay que parecerlo es cada vez más cierto, a la vista de lo que se dice de las mujeres que son acosadas o violadas. Pero las mujeres no vamos a permitir estos abusos, el feminismo ha tomado la palabra y nadie va a callarlo ya. ¡No más violencia machista!

244


Caminando hacia la igualdad

4.1.15 Acoso sexual y dominación masculina108 (diciembre de 2017)

“La virilidad sigue siendo indisociable, por lo menos tácitamente, de la virilidad física, a través, especialmente de las demostraciones de fuerza sexual que se espera del hombre que es verdaderamente hombre”. Pierre Bourdieu

Se habla del acoso sexual como algo sin importancia: son cosas que suceden, son bromas; vaya... que los hombres que humillan e intentan someter a las mujeres lo hacen sin maldad. Es lo que se ha visto con claridad con las actrices que han sufrido y han denunciado el acoso sexual, y en algunos casos violaciones, por parte de Harvey Weinstein. Estos hechos han levantado tal polémica que la Academia de Hollywood ha destituido al susodicho individuo. Basta con leer alguno de los muchos artículos que se han escrito para darse cuenta de que era de dominio público que el todopoderoso productor sometía a todo tipo de presiones a las actrices que trabajaban con él. Muchas de ellas habían revelado las vejaciones que sufrían por parte del productor pero, o no se las creía, o se minimizaban los hechos y se les aconsejaba no denunciar, pues tendrían problemas para trabajar. Debemos recordar que el mundo de Hollywood es un mundo donde el dominio masculino es claro. Son ellos quienes producen y dirigen la mayoría de las pelíArtículo publicado en Ágora RSC. https://www.agorarsc.org/acoso-sexual-ydominacion-masculina/ 108

245


Violencias machistas

culas y, como consecuencia, las mujeres se encuentran en una situación de subordinación. Para demostrar su hombría, su virilidad, muchos hombres ejercen violencia contra ellas, acosándolas y, desde su posición de poder, intentando debilitar su autoestima e impidiendo que les denuncien. Es lo que ha sucedido con Weinstein y con otros muchos directores que están siendo denunciados. Puede que la caza de brujas (en este caso sería de brujos) que Woody Allen temía esté por fin sacando a la luz a los depredadores de Hollywood. Debemos recordar que el citado director fue acusado de abusar sexualmente de su hija adoptiva. Tal vez lo que teme es que, por fin, las denuncias sean tenidas en cuenta y todos los que acosan, violan o intentan someter a las mujeres, sean descubiertos y paguen las consecuencias. Por eso declara que: Es trágico para las pobres mujeres implicadas y es triste para Harvey, cuya vida se ha hecho pedazos. ¿No os conmueve tanta preocupación? Oliver Stone por su parte, dice que no es fácil por lo que está pasando Weinstein. Pobre, cuánto debe sufrir al ver que su poder es cuestionado. Otros, como Tarantino, conocían los abusos de Weinstein y se callaron. ¿Cómo es posible? Eran amigos, trabajaban juntos y sólo ahora que muchas mujeres lo denuncian públicamente, reconoce saber lo que estaba pasando. Para ellos el acoso sexual se ve como un incidente menor, son cosas que pasan. Harvey Weinstein es el prototipo de macho alfa que demostraba su virilidad y su machismo ejerciendo violencia sobre las 246


Caminando hacia la igualdad

mujeres, en especial sobre aquellas que de alguna manera estaban desprotegidas y que, no es una cuestión menor, dependían de él para no ser vetadas en el ejercicio de su profesión. Quienes le rodeaban lo sabían y lo dejaban pasar, sólo ahora parecen darse cuenta del sufrimiento de las mujeres. Como ya hemos señalado, el acoso sexual es violencia de género, pero no parecen tenerlo en cuenta los hombres del entorno del productor, todos optaron por mirar a otro lado y pensar que eran casos pasajeros, que solamente las manoseaba, las besuqueaba, como si eso fuera admisible, como si un cierto grado de agresión debiera ser permitida. Y aún más, ¿vamos a pensar que el mencionado productor no aireaba sus escarceos y voceaba sus conquistas? Todos los hombres deben ser conscientes de que aceptar comentarios ofensivos, despectivos hacia las mujeres, supone ser cómplices de la violencia que se ejerce sobre ellas. Aceptar que sean tratadas como objetos sexuales es permitir que quien tiene poder vaya más allá y se considere con derecho a acosarlas o violarlas. Las denuncias contra Weinstein han facilitado que en otros entornos, otras mujeres hagan público el acoso que han sufrido. Es el caso del mundo del deporte. La excampeona olímpica McKayla Marone reconoce haber sufrido abusos por parte del doctor Larry Nassar109. Con la étiqueta #MeToo, #YoTambién, declaraba: Sé lo difícil que es hablar públicamente de algo tan horrible, y tan http://www.elmundo.es/deportes/mas-deporte/2017/10/18/59e7b87 846163ffd7f8b4644.html 109

247


Violencias machistas

personal, porque también me ha ocurrido. Es terrible leer: Todo comenzó cuando tenía 13 años (...) y no acabó hasta que dejé el deporte. Emma Thompson lo ha dejado claro: Esto ha sido parte de nuestro mundo, del mundo de las mujeres desde tiempos inmemoriales. Lo que necesitamos es empezar a hablar sobre la crisis de la masculinidad, la crisis de la extrema masculinidad, que representa ese tipo de comportamiento, y el hecho de que no solo esté bien visto, sino que además está representado por el hombre más poderoso del mundo en este momento. Recordemos que el presidente Donald Trump ha sido acusado por varías mujeres de abuso sexual. La campaña #MeToo, #YoTambién, y las denuncias contra Weinstein, han provocado que las trabajadoras de la UE denunciaran acoso sexual y abusos de poder en los despachos de los eurodiputados, otro secreto a voces silenciado. Siempre es grave que el acoso sexual sea aceptado de una forma más o menos explícita, pero que en el Parlamento Europeo las mujeres sean acosadas y vejadas es aún más inadmisible. Esos europarlamentarios, que intimidan y acosan a mujeres, están allí para defender los interesas de las ciudadanas y ciudadanos. ¿Qué credibilidad les vamos a dar con estos comportamientos? Acosar a las mujeres, menospreciarlas, es percibido por muchos hombres como ejemplo de virilidad, cuantas más mujeres puedan someter, más machos demuestran ser en el entorno masculino en el que se relacionan. La impunidad que la sociedad, y en algunos casos la

248


Caminando hacia la igualdad

justicia, demuestra hacía la violencia de género posibilita que el acoso sexual continúe. El poder masculino no se cuestiona en profundidad, la dominación masculina está normalizada en muchos aspectos de la vida cotidiana y ello favorece y permite que los hombres ejerzan dominio sobre las mujeres.

4.1.16 Violencia machista en los medios de comunicación (enero de 2018)

La última semana de 2017 tres mujeres fueron asesinadas y además fue detenido el asesino de Diana Quer que, aunque oficialmente no se considere un asesinato machista, sí lo es110, pues fue un hombre quien la secuestro y la asesinó por ser mujer, por ir sola por la calle de noche, ¡qué atrevimiento! Se ha hablado mucho de feminismo en el año que ha finalizado y, ciertamente, han ocurrido muchas cosas que han sido relevantes y que han supuesto un paso adelante en las reivindicaciones feministas. Recordemos, por ejemplo, las denuncias de las actrices de Hollywood debidas al acoso al que habían sido sometidas por los poderosos hombres de la industria del cine. La campaña #MeToo, #YoTambién, ha supuesto que muchas mujeres se decidieran a denunciar el acoso No se consideraba crimen machista porque no tenían relación sentimental, pero el Pacto de Estado contra las violencias machistas señala que: la violencia de género no es sólo la ejercida dentro de la pareja, sino contra una mujer por el hecho de ser mujer, por lo que sí será contabilizado este asesinato como machista tal y como ha señalado la presidenta del Observatorio del Consejo General del Poder Judicial contra la Violencia de Género. 110

249


Violencias machistas

sexual que habían sufrido, no importa donde desarrollaran su actividad profesional, pero han sido especialmente importantes las denuncias en el ámbito del cine o de la ciencia, porque mujeres de prestigio han alzado la voz para decir que no deben seguir permitiéndose los abusos de poder. Porque no lo olvidemos, se trata de un acto de poder, del poder que la sociedad patriarcal otorga a los hombres sobre las mujeres. ¿Por qué si no tantos hombres asesinan a sus parejas cuando deciden separarse? ¿Por qué los jóvenes controlan a sus parejas a través de los móviles para saber dónde están, cómo visten? ¿Por qué llegan incluso a asesinar a sus hijas/os para infligir más sufrimiento a las madres? Porque las consideran objetos de su propiedad, alguien que les debe respeto y obediencia. Tanto es así, tan imbuidos están los hombres de esta idea, que las y los jóvenes ven normal que ellos controlen lo que hacen ellas, porque, por lo visto, eso demuestra su interés, su amor. Hay una cuestión que está siendo muy debatida estos días y es cómo los medios de comunicación están denunciando la violencia machista. Inevitablemente, casi es obligado hablar de las campanadas de fin de año cuando vimos en una cadena de televisión que el presentador reclamaba el cese de la violencia machista, lo hacía un hombre vestido con traje y capa, vaya, bien abrigadito como corresponde al frío de la noche, pero junto a él estaba una mujer que claramente pasaba frío. La miraba con admiración y decía que le gustaba su

250


Caminando hacia la igualdad

vestido, que estaba guapísima. ¿Cómo es posible? ¿Esto no es una actitud machista? Mucho se ha hablado de otra mujer que presentó esa noche las campanadas, se declaró feminista alegando que lo era porque se vestía como quería. El mito de la libre elección está tan arraigado que hasta puede parecer que el juego mediático de la citada presentadora es una opción personal, no lo creo. Pero, aunque así fuera, decir que su postura es muy feminista supone no tener ni idea de qué es el feminismo. Porque, sea cual sea la opción que cada una tomemos, más o menos libremente, se debe recordar a la citada presentadora que el feminismo es un movimiento social que trabaja por la eliminación de las desigualdades de todas las mujeres. Más allá de la noche de fin de año, los medios de comunicación están hablando tanto de violencia machista, dedican tanto tiempo a explicar el asesinato de Diana Quer, que si no hacemos un análisis con enfoque de género podemos llegar a pensar que las televisiones y la prensa generalista están realmente concienciadas y que trabajan de verdad para erradicarla. Pero basta hacer un seguimiento de las noticias sobre Diana Quer para comprobar que lo que están haciendo es sensacionalismo y que no ayuda nada, sino todo lo contrario, a que la sociedad tome conciencia de por qué las mujeres son asesinadas. Cuando Diana Quer desapareció, las cadenas de televisión y la prensa que esos días dedicaron horas y horas a hablar de ello, emplearon el mismo tiempo en cuestionar cómo vestía, que fuera sola de noche, que sus padres estuvieran separados, es 251


Violencias machistas

decir, la hicieron culpable de lo que aún no se sabía que le podía haber pasado. Casos como el de Diana Quer, el de Marta del Castillo, el de Andrea Carballo, el de Juana Rivas, el de la violación en grupo de los que se hacen llamar la manada, son sólo algunos ejemplos de lo que no se debe hacer en los medios de comunicación, de cómo estos culpabilizan a las mujeres acosadas, violadas o asesinadas. Es cierto que hay algunas excepciones, periodistas que tratan el tema con seriedad, que nunca culpabilizan a las mujeres, pero la mayoría debería aplicar los protocolos que existen y dejar de considerar que, cuando una mujer es asesinada, cuando una mujer denuncia acoso, ya tienen noticia. Dejen de desvirtuar la realidad haciendo de un asesinato o una violación un espectáculo con el que llenar su espacio informativo. 4.2 PROSTITUCIÓN Y VIENTRES DE ALQUILER 4.2.1 Por la abolición de la prostitución (marzo de 2011) “Se tiene que reconocer que la explotación y el sufrimiento por parte de las mujeres que se encuentran en la prostitución no son tan solo un problema individual, sino también un fenómeno estructural, donde casi todos los clientes son hombres, y casi toda la mercancía es una mujer. Se trata de un ejemplo de inigualdades de género perpetuadas”. Malin Björ111 Eurodiputada sueca por el Partido de la Izquierda en el Parlamento Europeo desde 2014. Además, es miembra de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género. 111

252


Caminando hacia la igualdad

La Plataforma Andaluza de apoyo al Lobby Europeo de Mujeres ha iniciado una campaña para promover la abolición de la prostitución. Existen organizaciones de prostitutas que defienden su legalización y su regulación en base a la idea de que hay mujeres que deciden libremente vender su cuerpo y que tienen derecho a ello. La Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, se ha mostrado partidaria de regular la prostitución que se ejerce de forma voluntaria y ha pedido que se diferencie de la trata de personas con fines de explotación sexual, algo constitutivo de delito. La prostitución es ejercida principalmente por mujeres y niñas y es una forma más de violencia de género, está directamente relacionada con la trata de personas, la compra/venta de niñas y niños y, en definitiva, del comercio sexual en general que mueve miles de millones en todo el mundo. La prostitución es explotación. La connotación que la palabra puta o prostituta tiene es claramente despectiva, degradante, mientras que hablar de cliente no tiene implicaciones. Tal vez deberíamos llamarle prostituidor, como se señala en “Hombres por la abolición de la prostitución”. Me viene a la mente Sor Juana Inés de la Cruz cuando escribía: Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis.

253


Violencias machistas

Si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal? (...) ¿O cuál es más de culpar, aunque cualquiera mal haga, la que peca por la paga o el que paga por pecar?

Quizás haya algunas mujeres que eligen ejercer la prostitución, ellas así lo expresan y, como dice Janice G. Raymond, la pregunta no es por qué las mujeres eligen entrar en este mundo, sino por qué muchos hombres eligen comprar mujeres y niñas/os en la prostitución... y su derecho a hacer lo que ellos quieran con el cuerpo de otra persona.

4.2.2 Violencia de género y prostitución (marzo de 2013) Una de cada cuatro mujeres europeas ha sufrido violencia machista alguna vez.  Hemos detectado casos en niñas de 12 y 13 años que no saben siquiera que están siendo víctimas. Nos llaman para contarnos una pelea con su novio y descubrimos que están sufriendo violencia de género.  Las mujeres reclutadas para la explotación sexual son cada vez más jóvenes: el 48% tiene menos de 18 años. Se va hacia una pedofilización de la prostitución. 

254


Caminando hacia la igualdad

Violencia de género. Suben a 16 las víctimas mortales en 2013, tras confirmarse el asesinato de esta noche en Madrid. Podía seguir con noticias de prensa para poner de manifiesto la situación en la que nos encontramos, pero son más que suficientes para analizar que la violencia contra las mujeres no cesa, que el patriarcado sigue estando presente en nuestra sociedad y que el sometimiento de las mujeres se produce en todas las edades, no es una cuestión generacional. Se suele argumentar que las personas jóvenes viven relaciones más igualitarias, que las mujeres jóvenes no se someten ya a los mandatos de género, algo que no es cierto. Si vemos las edades de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, efectivamente son mayores de 30 años, pero esto no quiere decir que entre las parejas jóvenes no exista violencia, el asesinato es el último paso que comienza mucho antes y es donde hay que trabajar para atajarlo. Como pone de manifiesto el estudio de la Fundación ANAR, “Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo”, las jóvenes no son conscientes de que sufren violencia de género. Richard Poulin112 señala en una entrevista que la prostitución es cada día ejercida por mujeres más jóvenes y que no se puede hablar de que se elige libremente. Hablar de una elección es como decir que hay países que tomaron la decisión de ser colonizados. La comunidad internacional comprende que el colonialismo es un sistema de dominación, no una 

112

http://www.elmundo.es/sociedad/2017/01/02/58692f5f468aebbd108b45e0.html

255


Violencias machistas

cuestión de elección. A la pregunta de si piensa que se puede terminar con la prostitución contesta: Pienso que sí, a menos que creamos que es una institución eterna. Hemos tenido éxito en combatir la esclavitud. Y la esclavitud estuvo en el corazón de la acumulación capitalista. Es posible si de verdad queremos eliminar esta forma de violencia contra las mujeres, si dejamos de justificarla con argumentos como que es una decisión de cada mujer, que lo mejor es regularla, etc. Son muchos los temas de la entrevista a Richard Poulin que merecen atención. Finalizo con dos respuestas que dejan clara la implicación, o ceguera, de los organismos internacionales en el tema: Alrededor del 90% de las mujeres que caen en redes de trata tienen como fin la prostitución. Hay una expansión de este fenómeno. Las políticas neoliberales la promueven. El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y los planes de ajuste estructural proponen préstamos a los estados para desarrollar empresas de turismo y entretenimiento. ¿Se refiere al turismo sexual? Al entretenimiento masculino.

4.2.3 Las mujeres y las niñas víctimas de la sociedad patriarcal (abril de 2013)

Hay noticias que deberían remover las conciencias con sólo leer una de ellas, sin embargo, son tan cotidianas que en vez de servir para denunciar lo que ocurre, parece que sirven para que nos acostumbremos al horror de los sucesos que nos muestran.

256


Caminando hacia la igualdad

Me estoy refiriendo a las noticias sobre la explotación sexual de niñas en diferentes partes del mundo. “Una de cada nueve niñas se casará antes de cumplir 15 años”, señala el titular de un artículo. La mayoría viven en zonas rurales, son pobres y su educación también lo es. Según un Informe del Fondo de Población de la ONU113, un matrimonio en la infancia supone un final prematuro y poco natural de la niñez. Se les obliga a ocuparse de las tareas del hogar, mantener relaciones sexuales y en muchos casos cuidar de las/os hijas/os, responsabilidades para las que no están preparadas ni física ni emocionalmente. Otra noticia señala que medio millón de niñas son madres cada año en México, podemos leer casos de niñas que se convirtieron en madres cuando sólo les tocaba seguir siendo hijas: Las niñas reciben la visita de un hombre diferente cada noche, un nuevo marido, dijo Saran Keïta Diakité, en el Consejo de Seguridad de la ONU, sobre la violencia sexual en conflictos. Señaló también que: es cierto que hubo genocidio en Ruanda, y ha habido casos de violación en el Congo, pero lo que ocurrió en Mali no tiene precedentes. Cuenta que en las regiones ocupadas las niñas son obligadas a casarse y son obligadas a mantener relaciones sexuales con cuatro o cinco hombres cada noche. En nuestro país la violencia de género sigue cobrándose víctimas y no debemos olvidar aquellas que no entran en las estadísticas, como leemos en un titular 113

https://www.unfpa.org/end-child-marriage

257


Violencias machistas

de prensa, que denuncia que las estadísticas silencian los casos de violencia de género contra prostitutas. Veinte mujeres que ejercían la prostitución han sido asesinadas en tres años. Estos casos no están asumidos como un problema de violencia de género, como sí sucede en otros países, sobre todo en América Latina. La prostitución está tan asumida en la sociedad y en la cultura tradicional, que no se cuestiona su consumo ni se ven estos casos desde la visión de la violencia de género, dice Graciela Atencio, directora de Feminicidio.net. Podría seguir con más ejemplos, ¿pero son necesarios? Lo que sí es necesario es denunciar a quienes piensan que hablar de igualdad de oportunidades hoy no es necesario, pero siguen hablando de las mujeres como meros objetos al servicio de los varones.

4.2.4 La prostitución es explotación (marzo de 2014) Me posiciono por la abolición de la prostitución porque considero que es una explotación hacia las mujeres que la ejercen. Es una forma más del dominio patriarcal que los hombres han ejercido sobre ellas. El lenguaje, una vez más, refleja la diferente forma de considerar a las mujeres que se prostituyen calificándolas como prostitutas o putas mientras que a los hombres se les considera clientes. “La prostitución no es un trabajo, es violación remunerada” es el título de un artículo que me ha dado pie para escribir esta reflexión y con el que estoy de acuer-

258


Caminando hacia la igualdad

do. Al leer que ONU Mujeres114 y Amnistía Internacional115 han comenzado una campaña para despenalizar la prostitución, veo que defienden legalizarla argumentando que así se lucharía mejor contra la trata de mujeres y niñas. No puedo creerlo. No es posible que unas organizaciones que, en teoría, defienden los Derechos Humanos puedan posicionarse a favor de una práctica que utiliza a las mujeres como objetos para el uso y disfrute de los hombres. He buscado la citada campaña y no la he encontrado, pero sí lo que ONU Mujeres dice sobre ello:“Los temas de trabajo sexual, explotación sexual y trata son temas complejos que tienen importantes consecuencias legales, sociales y sanitarias. Debido a tal complejidad, es importante que no mezclemos estos tres temas, que merecen ser considerados cada uno por separado. No podemos considerar el trabajo sexual de la misma forma que consideramos la trata o la explotación sexual, que son abusos y crímenes contra los derechos humanos”. ¿Cómo es posible que ONU Mujeres separe temas que están tan íntimamente relacionados? ¿Acaso ignora esta organización que la mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución son explotadas por las mafias que las compran y venden sin tener en cuenta su opinión? ¿Cómo puede hablar de trabajo sexual para referirse a la prostitución? No, la prostitución no es un trabajo, es la mayor forma de explotación que condena a mujeres y niñas a vivir bajo el dominio de los hom114https://elestantedelaciti.wordpress.com/2013/10/17/onu-mujeres-nota-sobre-el-

trabajo-sexual-la-explotacion-sexual-y-la-trata/ 115 https://es.scribd.com/doc/202126121/Amnesty-Prostitution-Policy-document

259


Violencias machistas

bres. Lo dice Rachel Moran, víctima de la prostitución, una mujer que sabe de lo que habla: Los hombres creen que el tiempo que compran para estar con una mujer los pone absolutamente al mando. Por eso critica esta campaña, es la creación de un derecho de los hombres a comprar sexo. Sigo con la nota de ONU Mujeres: “Las trabajadoras sexuales tienen los mismos derechos que las demás mujeres y hombres y así debería ser reconocido”. Defiendo siempre el lenguaje inclusivo, pero me llama la atención que en este caso se utilice para poner al mismo nivel la prostitución masculina que la femenina cuando sabemos que la prostitución tiene nombre de mujer y que, a pesar de que en los últimos años la masculina ha ido en aumento, las condiciones en las que se ejerce son muy diferentes. Según Iván Zaro, representante de Salud de la Fundación Triángulo y autor del estudio “Trabajadores masculinos del sexo: aproximación a la prostitución masculina en Madrid”: la trata de hombres con fines de explotación sexual es residual, no llega al 1%. La portavoz de la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (Apramp), señala que la explotación sexual es mayoritariamente hacia las mujeres, eso no quiere decir que no haya hombres, pero son muy pocos. ¿Por qué ONU Mujeres obvia esta realidad y pretende meter en el mismo saco diferentes realidades? ¿Por qué define la prostitución como trabajo sexual? Es importante dejarlo claro, la prostitución no es un trabajo, es explotación, es violencia de género.

260


Caminando hacia la igualdad

4.2.5 La prostitución llega a la campaña electoral

(marzo de

2015)

El debate sobre la prostitución está ocupando la agenda política en los últimos días, la causa ha sido las declaraciones de un líder político, Albert Rivera, que propone su legalización. Argumenta, entre otras cuestiones, que regular dicha actividad permitiría recaudar hasta 6.000 millones de euros y continúa diciendo que en un país que hace recortes sanitarios, educativos, en I+D+I, en cuestiones básicas y que tiene congelados los ingresos públicos, intentar recaudar en lo que es legal y legítimo, y perseguir lo que es delito, nos parece básico116. Lo primero que me gustaría preguntarle a dicho señor es si considera legítimo hacer negocio con la explotación de las mujeres. También le preguntaría si considera lógico que los problemas sanitarios, educativos, etc., de nuestro país se financien con la violencia que se ejerce sobre las mujeres. Quien hace estas declaraciones no debe olvidar que la prostitución es la mayor forma de violencia que sufren. Como él mismo señala: el 85% de la prostitución es forzosa y delictiva, y contra eso hay que luchar. ¿Cómo es posible que en vez de pensar en la manera de controlar las mafias, la trata de personas, la violencia de género, piense en las ventajas que para la economía del país supondría legalizar la explotación de las mujeres? http://www.europapress.es/nacional/noticia-rivera-apuesta-legalizar-prostitu cion- si-presidente-gobierno-20150413213343.html 116

261


Violencias machistas

Porque sí, señor Rivera, la prostitución es explotación y si piensa que es un trabajo que debe ser regulado, yo le pregunto, ¿qué le parecería que una mujer de su familia la ejerciera? No sé si tienes hermanas, hijas, sobrinas, pero póngase en esa situación y dé una respuesta sincera. Es triste que se defienda que la prostitución es un trabajo, pero aún más que se defienda su legalización pensando en los millones que aportaría a las arcas públicas. Esta y otras medidas son las que propone este líder para solventar la crisis. Creo que debería pensar un poquito y tal vez encuentre otras posibilidades que no atenten contra la dignidad de las mujeres.

4.2.6 Cuando los deseos de los hombres se convierten en derechos (mayo de 2016)

A pesar de los muchos avances en igualdad de derechos entre mujeres y hombres, no podemos olvidar que vivimos en una sociedad patriarcal y, como consecuencia, el punto de vista de los hombres sigue siendo prioritario. Un ejemplo es la gestación subrogada, maternidad subrogada o vientres de alquiler, los términos con los que se denomina al hecho de que una mujer se quede embaraza por encargo de otra persona o personas, renunciando a sus derechos como madre, generalmente a cambio de dinero. Estos días se ha celebrado en Madrid una feria de gestación subrogada, lo que ha provocado que se escri262


Caminando hacia la igualdad

ban muchos artículos sobre el tema, bien sea defendiendo o cuestionando esta práctica que está en el debate político y social. El hecho de que se hable de feria hace pensar que es un mercado de compra y venta, en este caso el producto es el cuerpo de las mujeres. Lo que me ha llamado la atención estos días es leer artículos de hombres defendiendo la regulación de la gestación subrogada comparándola con la donación de órganos o con el derecho al aborto. Es un grave error confundir derechos con deseos, el hecho de que un hombre que no puede embarazarse desee tener descendencia no es motivo suficiente para defender la regulación de esta práctica como si de un derecho se tratara y pretender justificarlo comparándolo con la donación de órganos o con el derecho de las mujeres a abortar, no tiene fundamento, son cuestiones distintas y mezcla temas para enredar el debate. La plataforma “No somos vasijas” señala que el deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos y rechaza la regulación de los vientres de alquiler por considerar que el cuerpo de las mujeres no puede ser objeto de alquiler o compra. Se apunta a menudo que algunas mujeres prestan su cuerpo, de manera altruista, para que otras personas o parejas, que no pueden tener descendencia, cumplan sus deseos. Sin negar que puedan existir casos aislados que accedan a prestar su cuerpo, no debemos olvidar que la gestación subrogada es un negocio que mueve mucho dinero y que juega con la salud de las mujeres. Decía Alicia Miyares, en un artículo de Yolanda Martos, 263


Violencias machistas

que desde el punto de vista ético, no se puede tomar el cuerpo de las mujeres como máquinas que fabrican hijos a gusto de los que pagan. Tras la compra-venta hay una gran mentira y una trampa que hace imposible aceptar esta práctica, porque se les niega a las mujeres su derecho a decidir si se quedan finalmente con el bebé117. Hay que recordar que los mayores consumidores de esta práctica, es decir, quienes de forma mayoritaria alquilan vientres para tener descendencia propia, son hombres con alto poder adquisitivo. Quienes pueden viajan a Estados Unidos o Gran Bretaña donde existe regulación y pagan 100.000 €. Si no disponen de tantos recursos se van a Nepal, a India, o a otros países donde los derechos de las mujeres con frecuencia son pisoteados y donde existen auténticas granjas en las que decenas de gestantes son explotadas económicamente como meras incubadoras de los hijos de otros. Quienes defienden la regulación parecen considerar que ser madre es tan bello que no conlleva ningún problema, que cualquiera se puede prestar a ello sólo para complacer el deseo de otras personas de forma altruista, porque claro, defender que se pague un precio supone aceptar que se comercializa con el cuerpo de las mujeres. Yo les preguntaría qué piensan de la discriminación que sufren las mujeres por ser madres, ¿trabajarán para que se elimine? ¿Por qué cuando se trata del cuerpo de las mujeres los hombres se consideran con derecho a decidir? ¿Por qué se considera justificado que una mujer pueda alquihttps://www.bez.es/577318436/Lo-que-se-oculta-tras-los-vientres-dealquiler.html 117

264


Caminando hacia la igualdad

lar su cuerpo para satisfacer el deseo de otras personas? Quienes así piensan, ¿creen de verdad que van a someterse a técnicas de fecundación, con los problemas que ello puede acarrear, y después entregar a su hija o hijo a otra persona o personas? Lo que me preocupa es que, cuando se trata de regular sobre el cuerpo de las mujeres, se buscan justificaciones de todo tipo para lograrlo y, no lo olvidemos, los hombres tienen el poder político y económico.

4.2.7 Comerciar con el cuerpo de las mujeres: de la prostitución al alquiler de úteros (febrero de 2017) Los partidos políticos no dejan de sorprenderme y siempre para mal. Cada vez hay más dirigentes políticos (aquí el lenguaje masculino es lo que procede), que hacen declaraciones sobre la posibilidad o necesidad de legislar sobre la llamada maternidad subrogada, eufemismo para suavizar lo que en verdad se está diciendo: se quiere legalizar que se comercialice con el cuerpo de las mujeres, alquilando sus úteros. Escribí sobre este tema hace unos meses para denunciar está práctica y el hecho de que se celebrara una feria en Madrid para promocionar a las empresas que se lucran actuando como intermediarias. Desde entonces es mucho lo que se ha escrito a favor y en contra de esta práctica. Lo que me resulta preocupante ahora es que sean grupos políticos considerados progresistas o de izquierdas los que, en aras del derecho a tener 265


Violencias machistas

hijas/os con genes propios, pretendan que es necesario legalizar el alquiler de úteros. Se tiende a argumentar en esta línea en base al derecho a tener hijas/os. ¿Cómo es posible que se justifique comerciar con el cuerpo de las mujeres en base a dar derechos a otras personas? Nadie discute, por evidente, que las que alquilan sus vientres son las que sufren pobreza y marginación. Pero la solución para estas mujeres no es que un hombre o una mujer las contraten durante nueve meses. La solución pasa por tomar medidas orientadas a que las mujeres que viven en situación de vulnerabilidad puedan disponer de recursos y no verse abocadas a tener que contratar su cuerpo para sobrevivir. Los derechos de estas mujeres se ven menoscabados desde el momento en que inician el proceso y durante el periodo de gestación. Una vez iniciada la gestación, la mujer no tiene capacidad de decisión, es la persona o pareja que alquila y paga la que toma las decisiones. Hace unos días vi un capítulo de la serie The good wife que trababa el tema desde un planteamiento jurídico. La pareja contratante llevaba a juicio a la mujer embarazada ya que se negaba a abortar porque el feto tenía problemas. Ella lo sentía como un hijo suyo y la pareja consideraba que, como tenía sus genes, era su hijo, por lo tanto la decisión era suya. La crudeza con la que se debatía sobre el contrato, sobre quién tenía más derechos legales, reflejaba con claridad que hablar de legalizar esta práctica no es otra cosa que comercializar con el cuerpo de las mujeres. 266


Caminando hacia la igualdad

Las mujeres #NosomosVasijas, no somos recipientes que se alquilan para que otras/os tengan descendencia. No confundamos derechos con deseos. Los partidos políticos no pueden decir que la igualdad de género es necesaria, que hay que eliminar la brecha salarial, que hay que fomentar la corresponsabilidad en los cuidados, etc., y al mismo tiempo pensar en legalizar el alquiler de úteros, que al igual que la prostitución es explotación de las mujeres, es violencia machista. Un poco de coherencia es lo mínimo que podemos pedirles. 4.2.8 Se quiere legislar el alquiler del cuerpo de las mujeres (julio de 2017)

“La mayoría de los españoles apoya la maternidad subrogada” dice un titular de la Cadena SER en base a una encuesta realizada por el Observatorio de la SER118. El hecho de hablar de maternidad subrogada sin cuestionar este término supone ya aceptar una práctica que, como mínimo, es polémica. La RAE define subrogar como:  Sustituir o poner a alguien o algo en lugar de otra persona o cosa. Es decir, hablar de maternidad subrogada implica que alguien sustituye a la madre. Pero quienes defienden que debe legislarse a favor, consideran que la mujer 118.http://cadenaser00.epimg.net/descargables/2017/07/17/842624a2802473bf74ab

b3162c5d690e.pdf?int=masinfo

267


Violencias machistas

que gesta no es madre. ¿Qué se sustituye entonces? ¿Qué es la mujer que gesta, una mera portadora? Pero vayamos por partes, la primera pregunta de la SER hace referencia a si se tiene una opinión formada sobre la maternidad subrogada. Según la encuesta, el 59,3% dice tener una opinión formada. Si tuviéramos que tener en cuenta dicha encuesta faltarían datos desagregados por sexo. La segunda pregunta es claramente tendenciosa: La maternidad subrogada es una práctica por la cual una mujer ayuda a una persona o pareja a tener un hijo, aceptando que se le transfiera a su útero un óvulo previamente fecundado, gestándolo a término, pariéndolo y renunciando a la filiación materna. ¿En qué medida apruebas o no la maternidad subrogada? Al explicar qué es la maternidad subrogada, dice que es una práctica por la cual una mujer ayuda a una persona o pareja a tener un hijo. Se olvida la encuesta de señalar que la mujer que presta su útero, su cuerpo, recibe una compensación económica a cambio y tampoco explica que las mujeres que se someten a este procedimiento son sometidas previamente a todo tipo de análisis. No olvidemos que quien paga manda y ya que compran un producto, un hijo o una hija, quieren que sea perfecto. Para que quede más claro, las mujeres, cuando firman el contrato y se quedan embarazadas, viven aisladas y hacen dejación de su derecho a cambiar de opinión, a abortar, etc., o son obligadas a abortar si en el feto se detecta algún problema. Si a pesar de todos los controles, la criatura nace con alguna deformidad la persona que contrata puede no hacerse cargo de ella. 268


Caminando hacia la igualdad

Sí, ya sé que se puede argumentar que no se pueden explicar tantas cosas en una encuesta, pero lo que nunca se debe hacer es orientar la pregunta para obtener un determinado resultado, que es lo que pasa con la pregunta en cuestión al introducir el término ayuda. Se explica también en la encuesta que la madre gestante renunciará a la filiación materna. En este punto me remito a lo que señala Mar Esquembre Cerdá: En nuestro ordenamiento jurídico, está claro que la filiación materna se determina por el parto o, dicho en otras palabras, madre es la que ha parido119. ¿Cómo se puede forzar a una persona a renunciar a sus derechos? Los deseos no son derechos y legalizar esta práctica atenta contra los derechos de las mujeres, al considerarlas meros recipientes para satisfacer el deseo de otras personas. #NoSomosVasijas, #NoPrestoMiÚtero

4.3 EL FEMINISMO TOMA LAS CALLES. EL TREN DE LA LIBERTAD

4.3.1 La negación de derechos a las mujeres. Discriminación de género en la Constitución (junio de 2014) Hace pocas horas nos dieron la noticia de la abdicación del rey y quiero reivindicar el derecho de la sociedad a decidir quién debe ocupar la Jefatura del https://www.diarioinformacion.com/opinion/2017/04/09/legalizacionencubierta-contrato-gestacion/1881758.html 119

269


Violencias machistas

Estado, pero lo que quiero constatar es que va a ser coronado rey el príncipe Felipe debido a que el artículo 57 de la Constitución de 1978 pone por delante el derecho del hombre sobre la mujer. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos120. Una clara desigualdad que hace que nadie pueda decir que tenemos igualdad legal. No es una cuestión baladí, es la demostración de que eliminar los derechos sucesorios de las mujeres no tiene mucha importancia. En otro orden de cosas, la reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que propugna Gallardón, ha sido rechazada por organizaciones feministas, que denuncian que el proyecto de ley que quiere aprobar el gobierno supone un retroceso de décadas en los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Especialistas en ginecología, genética, psiquiatría y salud pública denuncian que la nueva norma es innecesaria y da la espalda a la realidad. 43 escritores, actores, pintores, cantantes y periodistas apoyan un manifiesto que exige la retirada del anteproyecto de Gallardón. La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) expresa en un comunicado su rechazo a la reforma del aborto de Gallardón.

120

.http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=57 &tipo=2

270


Caminando hacia la igualdad

La consulta electoral para las elecciones europeas fue una tregua para la reforma, más bien contrarreforma, pues parece que hablar de esta cuestión en periodo electoral no beneficiaría al gobierno. Curioso ¿no? Si tan buena consideran la ley que proponen no deberían temer que la sociedad les vaya a penalizar en las urnas. El Consejo Fiscal ha avalado la reforma de la citada ley y propone multar a las mujeres que interrumpan su embarazo. Piden incluso endurecer la norma en algunos aspectos, como castigar con multas a quienes interrumpen su embarazo fuera de los casos permitidos por la ley. El patriarcado siempre quiere dominar a las mujeres y para ello nada mejor que legislar sobre su cuerpo. Lo tienen fácil, los hombres ocupan los espacios de poder y decisión y se sirven de estos espacios para limitar los derechos de las mujeres. La reforma que propone Gallardón supone un retroceso de tal calibre que no puede dejarnos indiferentes. No necesitamos que nos tutoricen ni decidan por nosotras, tenemos derecho a decidir sobre nuestra maternidad. El cuerpo de las mujeres no es propiedad del Estado y ninguna legislación puede penalizar a una mujer ni decidir por ella. El derecho al aborto debe estar fuera del Código Penal. Cuando leo o escucho a los grupos que se denominan pro-vida, pienso que yo también estoy a favor de la vida, en teoría podría unirme a estos colectivos. Pero cuando veo que la Federación Española de Aso271


Violencias machistas

ciaciones Pro Vida, es una Organización No Gubernamental de voluntariado, que promueve el respeto a toda vida humana desde la concepción hasta su extinción natural, la cosa cambia. Estos grupos dicen defender la vida desde el momento de la concepción y hacen campaña contra la interrupción voluntaria del embarazo, convirtiendo a las mujeres en menores de edad para decidir sobre su cuerpo. Sorprende que defiendan el derecho de quienes no han nacido y, sin embargo, se olviden de que quienes ya viven tengan una vida digna. Cuesta creer que quienes se llaman pro-vida nieguen el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo si el feto tiene malformaciones, máxime cuando estos grupos a los que el ministro Gallardón apoya, y que son apoyados por el partido que hoy gobierna o desgobierna, no se preocupan de que las personas que nacen con deformaciones tengan las atenciones adecuadas. Nunca he escuchado a estos grupos posicionarse en defensa de las mujeres que mueren casi a diario a manos de sus parejas o exparejas. La pobreza y la malnutrición infantil es una realidad incuestionable en nuestro país y no sabemos tampoco de su posicionamiento. Es sabido que la reforma que propone el ministro no está bien vista ni siquiera por algunas personas de su partido y del gobierno. Todo nos lleva a pensar que será durante el verano, al más puro estilo franquista, cuando se apruebe, a pesar de que la mayoría de la sociedad la rechace. En el Congreso de los Diputados se celebraron dos actos el mismo día, el “Seminario Internacional por el 272


Caminando hacia la igualdad

Derecho a la Vida” y la jornada, organizada por la antiabortista Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia, para cuya inauguración estaba prevista la presencia de Alberto RuizGallardón, quien finalmente no asistió. Dicha jornada sí contó, sin embargo, con la presencia de Ana Botella. El otro acto fue la jornada “Por el derecho al aborto, legal, seguro y accesible”, organizada por los grupos parlamentarios. Obviamente no estaban en dicha jornada ni el PP, partido que apoya la reforma, ni UPyD que, aunque está en contra del cambio legal, declinó participar en el seminario. También participaron asociaciones de mujeres, sindicatos y sociedad civil. Por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, aborto libre y gratuito.

4.3.2 El Tren de la Libertad: Por el Derecho a Decidir (julio de 2014)

El movimiento feminista ha tomado la palabra y ha salido a las calles a denunciar las violencias machistas y la situación de discriminación que vivimos las mujeres: #NoSinMujeres. A nivel mundial se han producido movilizaciones para denunciar el acoso laboral y sexual, para denunciar la falta de mujeres en puestos de dirección, en la ciencia o en la cultura. Son muchas cosas las que están cambiando y ya nadie duda de que la nueva ola feminista tiene mucho que decir. El siglo XXI será el siglo de las mujeres. 273


Violencias machistas

En España son muchos los acontecimientos que en este comienzo de siglo estamos viviendo y que han demostrado que el feminismo es un movimiento imparable pero, sin duda “El tren de la libertad”121 fue el inicio del cambio que estaba arraigando en nuestra sociedad. Se puede decir que fue el germen de las siguientes movilizaciones que alcanzaron a toda España y se está demostrando que no son hechos aislados, que las mujeres, que el feminismo, no se va a callar. Desde que el ministro Gallardón dio a conocer su intención de modificar la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, han sido muchas las protestas que se han organizado para rechazar la contrarreforma que supondría un retroceso de décadas en lo que se refiere a la salud reproductiva. La iniciativa de viajar en tren a Madrid para mostrar su rechazo a la contrarreforma de Gallardón surgió de un grupo de mujeres de Asturias, la Tertulia Feminista Les Comadres y de la organización Mujeres por la Igualdad de Barredos. Se sumaron organizaciones de toda España que viajaron a Madrid y la iniciativa se convirtió en un viaje desde toda la geografía española y algunos países de nuestro entorno para decir al retrógrado ministro que no puede limitar los derechos de las mujeres. El documental Yo decido: el tren de la libertad lo realizaron un grupo de mujeres del mundo del cine y muestra cómo se organizó. En la presentación en Madrid, Begoña Piñero y otras Comadres decían que nunca se hubieran podido imaginar que la propuesta que nació en Gijón, llegaría a ser tan impresionante. 121

274


Caminando hacia la igualdad

El documental Yo decido: el tren de la libertad122 refleja lo que sucedió esos días, cómo se gestó la idea y cómo fue seguida por miles de personas. Gran trabajo el realizado, verlo y difundirlo es la mejor manera de colaborar y decir que las mujeres no vamos a permitir que se retroceda en lo que tanto esfuerzo costó conseguir. 4.3.3 Feminismo, acoso y cambio estructural (octubre de 2017) “Todas las desgracias del mundo provienen del olvido y el desprecio que hasta hoy se ha hecho de los derechos naturales e imprescriptibles del ser mujer”. Flora Tristán123

Vivimos tiempos revueltos, de conflictos y al mismo tiempo de esperanza. Estos últimos meses, quienes nos definimos como feministas, quienes trabajamos para que la sociedad patriarcal desaparezca, nos hemos visto envueltas en debates que a veces no han aportado mucho, más bien lo contrario. Esto no debe ser visto como una traba, más bien como una esperanza, porque demuestra que el feminismo tiene influencia social y política. No tanta como sería necesaria y desearíamos, pero lo que es seguro es que el movimiento feminista no está dormido y que cada día es más activo proponiendo alternativas. https://vimeo.com/99974636 Feminista francesa de ascendencia peruana (1803-1844). Viajó por varios países haciendo trabajos de toda clase y tomando conciencia de su condición, que plasmó en su primer libro, Peregrinaciones de una paria. 122 123

275


Violencias machistas

El movimiento feminista no es uniforme, ¿acaso alguna otra ideología o movimiento social lo es? No importa la escuela de pensamiento o ideología que tomemos como ejemplo, siempre habrá divergencias que matizan la forma de alcanzar los objetivos que se quieren conseguir. No está justificado que se cuestione que el movimiento feminista esté enfrentado, que no es homogéneo, etc. Es cierto que se habla mucho de feminismo en los últimos tiempos, pero no siempre quienes opinan y teorizan se ponen de acuerdo en cómo definir dicho concepto. Comencemos analizando algunas definiciones: Según la RAE:  Feminismo es una ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres. Victoría Sau dice:  El feminismo es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del siglo XVIII -aunque sin adoptar todavía esta denominación- y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación, y explotación de que ha sido y son objeto por parte del colectivo de los varones en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquélla requiera124.

124

https://aula.fundaciondeloscomunes.net/sites/default/files/textos_feminismos.pdf

276


Caminando hacia la igualdad

Es evidente que la definición de la RAE se queda corta, pues si bien el movimiento feminista defiende la igualdad de derechos de mujeres y de hombres, no es sólo eso, implica mucho más, como dice Victoria Sau. Supone la toma de conciencia de las mujeres de que están siendo dominadas y explotadas por la sociedad patriarcal. El feminismo es un movimiento social que busca la igualdad entre los sexos, sí, pero esa igualdad no es posible dentro de los parámetros que aún predominan en la sociedad, en la que los hombres siguen teniendo el poder político, económico y social. El patriarcado, al imponer la división sexual del trabajo, ha logrado que las mujeres sean consideradas ciudadanas de segunda, siempre al servicio de los intereses de los hombres, que han tenido a lo largo de los siglos el poder de tomar decisiones por ellas. El movimiento feminista no ha cesado de reivindicar el derecho a la participación política de las mujeres. Mary Wollstonecraft, en la obra Vindicación de los Derechos de la Mujer, publicada en 1792, reclamaba el derecho a la educación de las mujeres. Afirmaba que las mujeres con educación podrían superar su subordinación, tener independencia económica. Podemos decir que su acceso a la educación se ha logrado en España, son más del 61% de las personas que tienen licenciatura. Pero, ¿podemos asegurar que han logrado independencia económica, que han eliminado la dominación masculina? Sin caer en el derrotismo debemos decir que aún queda mucho camino por recorrer; que si bien las mujeres han logrado superar los retos en 277


Violencias machistas

educación, los hombres siguen poseyendo el poder político y económico. Muchas se ven obligadas a seguir asumiendo los mandatos de género que la sociedad patriarcal les impone. Siguiendo con la definición de Sau, el feminismo mueve a la acción para transformar la sociedad. Este es el punto fundamental que debemos abordar. Los grandes logros del movimiento feminista son más que evidentes, pero... Las mujeres, sea cual sea su clase social, su color de piel, su orientación sexual, su etnia, el lugar del mundo donde vivan... están expuestas a sufrir discriminación laboral, salarial, en el deporte, acoso en la calle, en el trabajo y están expuestas a ser violadas por los hombres que consideran tienen poder sobre ellas. Un claro ejemplo lo tenemos en las denuncias que las actrices de Hollywood han hecho sobre el acoso, en muchos casos violación, que han sufrido por parte del productor de cine Harvey Weinstein. Lo más grave es que los abusos eran de dominio público, ¿cómo es posible que nadie apoyara a las mujeres que sufrían acoso? La actriz Emma Thompson ha calificado a Harvey Weinstein como un depredador y ha asegurado que el escándalo es solo la punta del iceberg de lo que sucede en Hollywood. La Academia de Hollywood ha expulsado al productor, pero cuánto sufrimiento deja detrás. Lo que sucede en Hollywood no es un hecho aislado, sucede en las universidades, en las empresas, en la vida cotidiana. Mientras el poder lo sigan detentando 278


Caminando hacia la igualdad

los hombres, las mujeres serán, potencialmente, ciudadanas de segunda. Por todo ello cabe preguntarse, ¿cuál es el camino a seguir? ¿Qué hacer para transformar la sociedad? Es evidente que, sin modificar el modelo actual de consumo y producción, sin modificar las estructuras sociales, hay pocas esperanzas de que las mujeres alcancen la igualdad de derechos y el feminismo tiene mucho que decir sobre dichos cambios. Sin las mujeres, sin el feminismo, no avanzaremos.

4.3.4 #8MHuelgaFeminista (febrero de 2018) Este 8 de marzo de 2018 va a ser muy especial, mujeres de todo el mundo convocan una huelga feminista, huelga laboral, estudiantil, de consumo y de cuidados. La huelga feminista ha molestado mucho al gobierno, hasta el punto de que ha elaborado un argumentario para sus dirigentes que no tiene desperdicio. Dice el PP que no secundan la huelga porque apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres. Sería de desear que el presidente y sus ministras/os se documentaran un poco antes de opinar. Deben recordar, o en su caso aprender, que el feminismo es un movimiento social y político que busca eliminar la opresión que sufren las mujeres. Por ello trabaja para alcanzar una sociedad más justa e igualitaria. Ya ve, señor Rajoy, queremos un nuevo modelo de sociedad, porque en ésta que vivimos y que su partido 279


Violencias machistas

teme que desaparezca, se permite que cada día muchas mujeres sufran discriminación en el empleo, acoso sexual, violaciones o sean asesinadas sin que el gobierno se moleste siquiera en recordar sus nombres. Es una sociedad que no se inmuta ante las cifras de niñas y niños que sufren desnutrición, porque viven en familias con recursos limitados, en las que las personas mayores sin recursos viven situaciones dramáticas de desatención, pero claro, dedicar recursos a la dependencia no es cosa suya, como no lo son la brecha salarial, los desahucios, la deficiente atención hospitalaria, etc. Cuando escucho que no secundan la huelga feminista porque es elitista, pienso que su insensatez no tiene medida. Las mujeres que secunden la huelga del #8M, según esa idea, serán de clases altas, que pueden permitirse sin problema perder el salario de un día o de unas horas. Significará que todas las mujeres que ese día quieran asistir a una manifestación y no puedan hacerlo, porque tienen que cuidar a niñas y niños, a personas mayores y dependientes, son personas con un alto poder adquisitivo, que como mucho harían huelga a la japonesa, como ha declarado la ministra Isabel García Tejerina. Da vergüenza escuchar a una ministra decir tamaña desfachatez. Decir que la huelga es insolidaria porque no la pueden seguir las personas desempleadas raya en el esperpento. No se quedan atrás en sus absurdas declaraciones las mujeres y los hombres de Ciudadanos. Dice Inés Arrimadas que no apoyan la huelga feminista porque va contra el capitalismo, que se reivindican cuestiones 280


Caminando hacia la igualdad

ideológicas. Por supuesto que trabajar por la igualdad de las mujeres tiene ideología, el sistema capitalista es el aliado del patriarcado para someterlas, para que sigan siendo ciudadanas de segunda. Patricia Reyes dice que es una huelga comunista y que algunas somos feministas pero no comunistas; mejor ni comentar. Por su parte Albert Rivera declara que respeta la huelga (faltaría más) pero no la secunda y dice: menos ruido y más trabajo para las mujeres. Las mujeres, señor Rivera, trabajamos muchas horas, muchas de ellas no remuneradas y vamos a salir a las calles y haremos mucho ruido para que se entere de que exigimos igualdad en el empleo, en el salario, en los cuidados, etc. Margarita Robles ha declarado que secundarán los paros de dos horas que convocan CCOO y UGT, pero no la huelga feminista. Escuchar que el PSOE no secundará la huelga feminista produce tristeza. Añaden que apoyan toda manifestación que visibilice la desigualdad de la mujer. Faltaría más que también estuvieran en contra de que las mujeres salgamos a la calle el #8M. Afortunadamente, Podemos e Izquierda Unida si secundaron la huelga feminista y hay sindicatos que también la apoyaron: CNT, CGT y Confederación Intersindical, entre otros; lo que permitió que las mujeres que deseaban hacer huelga laboral pudieran hacerla. No será fácil para muchas secundar la huelga debido a la situación de precariedad que sufren en el mercado laboral, pero sin duda será una fecha clave para el femi281


Violencias machistas

nismo y, pese a quien pese, marcará un antes y un después en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. La huelga de cuidados, la más complicada de seguir, es la más importante. Las mujeres cuidan a diario de niñas y niños, de personas mayores y dependientes, lo que supone que para muchas es un problema secundar la huelga y, como se viene señalando desde diversos ámbitos, ahí es donde los hombres que quieran apoyar esta huelga de mujeres pueden tener un importante papel, cuidando de quienes tengan cerca. Pueden ser personas de su propia familia, pueden apoyar a esa vecina que raramente puede salir de casa porque cuida de personas mayores. Deben callar ese día, dejar que su voz no se escuche en los medios de comunicación o en la calle... Que el #8M los hombres, por una vez, se mantengan en segundo plano.

4.3.5 ¿Después del #8M qué? (marzo de 2018) Hemos vivido un 8 de marzo que hará historia, por mucho que algunos no se quieran enterar de que las mujeres estamos hartas de soportar la discriminación por ser madres, hartas de sufrir abusos, de ver cómo somos asesinadas sin que la sociedad se inmute... Este #8M hemos dicho BASTA YA. El presidente y sus ministras y ministros viven en la inopia, decían que no eran feministas, que iban a hacer huelga a la japonesa para dar ejemplo y otra sarta de 282


Caminando hacia la igualdad

sandeces que todas escuchábamos asqueadas. El gobierno no se quería enterar de que las mujeres no vamos a soportar más su ineficacia, su silencio cómplice ante la situación de discriminación que sufrimos en todas las facetas de nuestra vida. Las mujeres hemos hablado en las calles. Durante días, muchas mujeres, en su mayoría jóvenes (o jóvenas), han salido a la calle, han ido a los mercados, han reivindicado su puesto en la sociedad. La huelga feminista ha sido todo un éxito a pesar de no haber sido apoyada por los sindicatos mayoritarios ni por algunos partidos que alegaban que los sindicatos eran sus aliados naturales. Aún siento tristeza e indignación, dejémoslo estar. Tal vez no veían claro el poder del feminismo... Resulta que se equivocaron, que la Huelga Feminista, laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo ha sido un éxito, que en muchas ciudades el #8M fue feminista, que los gritos de las mujeres exigiendo igualdad real no han podido ser acallados. Tanto es así que en el #8M, el presidente del gobierno apareció con el lazo morado; a buenas horas mangas verdes, como dice el refrán popular. A esos dirigentes y a otras/os que renegaron de la Huelga Feminista debería darles vergüenza haber claudicado y haberse sumado sólo después de haber comprobado el éxito logrado por las mujeres que salieron a la calle. Podríamos decir del gobierno que más vale tarde que nunca, pero eso será si se ponen manos a la obra y comienzan a trabajar ya, a tomar medidas reales, a poner 283


Violencias machistas

en marcha cambios estructurales para que las mujeres ocupen el puesto que les corresponde por derecho en la sociedad. Deben tener claro que no vamos a dejarnos engañar por falsas promesas o buenas palabras. El #8M fuimos muchas y seremos más exigiendo nuestros derechos. Pónganse a trabajar ya, que la igualdad de género es una necesidad ineludible. Es la hora del feminismo, en España y en el mundo, porque en 70 países las mujeres han exigido igualdad de oportunidades. Las mujeres tenemos la palabra.

4.3.6 El feminismo ocupa las calles en protesta por la sentencia de la manada (abril de 2018) La sentencia de la manada es tan increíble, tan indignante, que cuesta leer algunas de las interpretaciones que hace el magistrado Ricardo González. Considera que los cinco energúmenos que perpetraron la agresión a la joven de 18 años deben ser absueltos. Piensa el susodicho que ella disfrutaba mientras ellos la sometían a todo tipo de vejaciones. Vaya, que la joven se lo pasaba genial al ser penetrada anal y bucalmente por los cinco y cuando eyaculaban encima de ella. Los otros magistrados reconocen que ella no consintió, pero dicen que no fue violación. Que me lo expliquen... Se sabe que estos tipos iban a los Sanfermines a violar: follarse a una buena gorda, violar a una rusa que vean despistada; iban a enseñar al más joven cómo agredir a 284


Caminando hacia la igualdad

mujeres. No sólo se ensañaron con la joven, sino que después de dejarla tirada en un portal, presumieron con sus amigotes enviando mensajes: Buenos días: Follándonos a una entre los 5. Todo lo que cuente es poco, hay vídeo. Duele leer la sentencia en la que los jueces consideran que no ha sido violación, que la joven no se resistió. La indignación que muchas sentimos al escuchar, por los medios de comunicación, la lectura de la sentencia, aumentó al leerla. Una chica de 18 años, por la noche, en un portal, con cinco tipos, ¿qué tenía que hacer para que los jueces la creyeran? “Si no digo sí es violación”, “Sola o borracha quiero llegar a casa”, “Vergüenza, vergüenza”, “Yo sí te creo”, “Madrid será la tumba del machismo”, “Basta ya de justicia patriarcal”, “No es abuso, es violación”... son algunos de los gritos que llenaron durante horas las calles de Madrid. Me quedo con las imágenes de mujeres jóvenes encabezando la manifestación, porque, lo que está claro, es que el movimiento feminista no va a callarse. Tenemos las imágenes para no olvidar. Ese mismo día otras muchas ciudades fueron también un clamor contra el machismo que impera en la sociedad. 4.3.7 Mujeres feministas en puestos de poder político y mediático. Tiempo de esperanza (junio de 2018) Tras la moción de censura se ha abierto un tiempo de cambio y esperanza y Pedro Sánchez ha dado respuesta a las demandas de las mujeres, del movimiento 285


Violencias machistas

feminista. El gobierno que ha formado no sólo es paritario, sino que cuenta, por primera vez, con más mujeres que hombres. Lo que también hay que destacar es que todas tienen un gran recorrido profesional y político. Esto demuestra lo que desde muchos ámbitos se viene señalando: hay muchas mujeres preparadas para ocupar puestos de poder, ya sea político, económico o mediático. Cuando conocemos estos datos llega también la noticia de que Lina Gálvez, conocida economista y feminista, ha sido nombrada consejera de Salud de la Junta de Andalucía y que Soledad Gallego Díaz será directora de El País. Tanto tiempo esperando, exigiendo que se tenga en cuenta a las mujeres, reclamando que tengan voz... y hoy por fin celebramos que en la nueva etapa política que se inicia, las mujeres tengan la palabra. Llevamos mucho tiempo reivindicando que se deje de ningunear a las mujeres, que no puede ser que cuando se trata de buscar personas expertas en temas científicos, económicos, periodísticos, políticos, etc., sólo se cuente con hombres. Hemos reclamado muchas veces en las redes sociales: #NoSinMujeres. Desde ahora nadie se atreverá a decir que no están preparadas. Pedro Sánchez las ha encontrado en un plazo récord, no parece que fuera tan difícil, sólo hacía falta voluntad, querer hacerlo. Hay otras cuestiones que se plantean ahora. ¿Se seguirá hablando de Consejo de Ministros? Sería una incongruencia que, siendo la mayoría mujeres, no se las 286


Caminando hacia la igualdad

nombrara. El lenguaje inclusivo debe comenzar a utilizarse desde todos los ámbitos y hacerlo bien. El lenguaje sí importa, porque lo que no se nombra no existe. Otro peligro nos acecha ahora que hay tantas mujeres ministras y es que parece que lo que preocupa a los medios es su estilo de vestir. Apenas conocimos sus nombres ya leímos titulares con comentarios en este sentido. En esta nueva etapa esperamos que los medios de comunicación comiencen a nombrarlas por sus logros, a cuestionarlas si no cumplen lo que prometen, pero, por favor, olvídense de sus vestidos y peinados, es indigno además de sexista. Escribo esto mientras quienes componen el nuevo gobierno están jurando o prometiendo su cargo. Creo que vivimos un momento histórico que mucho debe al movimiento feminista, que desde hace tiempo está señalando que a las mujeres no se les puede dejar de lado, que las reivindicaciones feministas deben estar en la agenda política de manera clara. El hecho de que la vicepresidenta, Carmen Calvo, sea también ministra de Igualdad nos hace pensar que la igualdad será aplicada de forma transversal en todos los ministerios, en todas las políticas. Violencia de género, brecha salarial, techo de cristal, trabajadoras domésticas sin derechos, cuidadoras informales en situaciones de precariedad, permisos de maternidad/paternidad igualitarios para avanzar en la corresponsabilidad en los cuidados... son sólo algunos ejemplos de lo que esperamos que cambie más pronto que tarde. #SíConMujeres 287


Violencias machistas

4.4 ALGUNAS CONCLUSIONES: LA NUEVA OLA FEMINISTA Se habla mucho de que el siglo XXI es el siglo de las mujeres, el momento en que dejarán de estar marginadas en los ámbitos de poder y toma de decisiones. Estoy de acuerdo con lo que dice Victoria Camps: ya nadie detiene el movimiento que ha supuesto la mayor revolución del siglo XX. Pero tampoco debemos olvidar lo que la citada autora recuerda: que hay sectores en los que siguen discriminadas y así lo hemos visto en anteriores capítulos. En lo que respecta a las violencias machistas no parece que hayamos avanzado mucho, son muchas las mujeres que son asesinadas, violadas y agredidas. Las denuncias por acoso sexual o violencia machista aumentan y, casos como el de la manada o Juana Rivas, por señalar los que han sido más mediáticos, ponen de manifiesto que hay mucho que hacer para que la sociedad tome conciencia de que agredir a las mujeres no es normal, que, mientras los hombres sigan considerando que cualquier mujer puede ser usada para su disfrute, no hay normalidad. La prostitución es una forma de explotación por mucho que se quiera vender como un derecho de las mujeres a vender su cuerpo. La libre elección es un mito que mantienen quienes quieren comerciar con su cuerpo y su dignidad. Quienes pretenden separar prostitución y trata, lo que hacen en realidad es justificar un comercio que lleva a millones de mujeres y niñas al sufrimiento y la humillación, cuando no a la muerte. 288


Caminando hacia la igualdad

El comercio de los llamados vientres de alquiler se intenta justificar, al igual que la prostitución, como un derecho de las mujeres a venderse y un derecho de otras personas a tener un hijo. Es este un tema que debe mantenernos alerta, pues los intereses son muchos y el dinero que mueve hará que se intente justificar como sea la regulación de dicha práctica. El auge del feminismo está movilizando a mujeres en todo el mundo, ya sea por el aborto libre y gratuito, contra las violencias machistas, contra las sentencias judiciales que dejan desprotegidas a las mujeres, contra la discriminación en el mundo de la cultura, del cine, de la ciencia... Pero temas como la mal llamada maternidad subrogada o los movimientos a favor de legalizar la prostitución nos advierten de que el patriarcado sigue muy presente y que debemos estar en alerta feminista. Las teóricas feministas, las maestras que nos sirven de referente, coinciden en señalar que nos encontramos en una nueva ola del feminismo. Con el “Tren de la Libertad” comenzaron en nuestro país movilizaciones feministas para protestar por el intento de Gallardón de recortar el derecho al aborto. Mujeres de toda España convocadas por la Tertulia Feminista Les Comadres y las Mujeres por la Igualdad de Barredos, llenaron las calles de Madrid al grito de Porque yo decido. En otras muchas ciudades se organizaron movilizaciones de apoyo, fueron colectivos de mujeres en Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Italia, Ecuador, Chile o Argentina.

289


Violencias machistas

Las manifestaciones desbordaron todas las previsiones y lograron parar la reforma que proponía Gallardón forzando su dimisión. Las protestas masivas no cesan desde entonces. El #7N, la marcha estatal contra las violencias machistas, volvió a desbordar las calles en noviembre. El feminismo gritaba alto y claro que no iba a callarse, que las mujeres tomaban la palabra y no se resignaban. El #8M ha sido otro día que no olvidaremos y que ha puesto de manifiesto que el feminismo tenía mucho que decir. La masiva participación de mujeres jóvenes que han dicho basta ya, que se han posicionado contra el patriarcado, contra las políticas neoliberales, que han estado a la cabeza de las movilizaciones, son la demostración de que el movimiento feminista no se resigna. Las movilizaciones de apoyo a Juan Rivas o contra la manada han sido seguidas por miles de mujeres y cada vez más hombres se unen a las protestas. Estos acontecimientos los he ido relatando en el blog y, al recopilarlos para esta publicación, me llenan de esperanza.

290


Caminando hacia la igualdad

5. COEDUCACIÓN Y LENGUAJE INCLUSIVO “El lenguaje, la palabra, es una forma más de poder, una de las muchas que nos ha estado prohibida”. Victòria Sau

5.1. EDUCAR

EN IGUALDAD, UNA ASIGNATURA PEN-

DIENTE

5.1.1. Introducción El lenguaje sexista se manifiesta en muchas facetas de nuestra vida cotidiana, hablamos habitualmente de los hombres, los trabajadores, los niños, los abuelos, pretendiendo que así incluimos a las mujeres, pero si decimos las mujeres, las abuelas, queda claro que hablamos de mujeres, es decir, se nombra a las mujeres como categoría aparte después de utilizar el masculino como supuesto genérico, que incluye a todas y a todos; de esta forma las mujeres son un grupo dependiente del anterior. A menudo surge la duda de cómo comprobar si un texto incurre en sexismo lingüístico, una manera fácil de detectarlo es aplicando la regla de la inversión, que consiste en sustituir la palabra o expresión dudosa por su opuesta. Si la frase resulta inadecuada es que el enunciado primero es sexista, debiendo en consecuencia ser cambiado. Por ejemplo: El proyecto fue presentado por el presidente y su bella esposa. Cambiémoslo por: El proyecto 291


Coeducación y lenguaje inclusivo

fue presentado por la presidenta y su bello esposo. Si la segunda frase nos suena mal, debemos preguntarnos por qué. El uso de un lenguaje inclusivo, no sexista y que visibilice a las mujeres, fue un objetivo básico desde que comencé el blog. Fue gratificante quedar finalista en los premios T-incluye en 2010, un proyecto de la Fundación CTIC-Sociedad de la Información. El objetivo del proyecto T-incluye era guiar en la construcción de sitios web para utilizar un lenguaje inclusivo, contribuyendo con ello a la visibilización de las mujeres en las páginas web.

5.1.2 Coeducación: el mejor recurso para lograr la igualdad (enero de 2010)

Hemos hablado muchas veces de la importancia que tiene la educación para lograr una igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Sabemos que la identidad se define en los primeros años de nuestra vida y que mujeres y hombres desarrollamos nuestra forma de ser y actuar influidos por la sociedad en la que vivimos. La coeducación es la mejor manera de eliminar las desigualdades de género y posibilitar que niñas y niños desarrollen todas sus capacidades sin las limitaciones impuestas por la sociedad en la que nacen. Cuando hablamos de coeducación lo primero que debemos hacer es definir el término, ya que a veces se utiliza de forma equívoca. Es fácil encontrar textos que equiparan coeducación a enseñanza mixta. Aquí voy a 292


Caminando hacia la igualdad

presentar el término en un sentido más amplio, al considerar que no basta con que niñas y niños compartan un espacio para que reciban la misma educación. Santos Guerra (1984)125 define la coeducación como la intervención explícita e intencional de la comunidad escolar para propiciar el desarrollo integral del alumnado, prestando una especial atención a la aceptación del propio sexo, el conocimiento del otro y la convivencia enriquecedora de ambos. Coeducar supone actuar de forma consciente para eliminar los condicionantes de género. Implica prestar especial atención a los roles y estereotipos de género que las sociedades establecen para que los asuman mujeres y hombres. La coeducación, en definitiva, debe prestar atención a cuestiones como:  Utilizar un lenguaje inclusivo que nombre a las niñas.  Cuidar que los libros de texto no contengan mensajes sexistas que perpetúen los estereotipos.  Preparar al profesorado para que introduzca la igualdad y sea un tema transversal en todas las materias.  Favorecer que niñas y niños compartan juegos sin condicionantes de género.  Analizar los cuentos, canciones, series, revistas etc., que en función de la edad consumen unas y otros. 125

Miguel Ángel Santos guerra, Coeducar en la escuela; Ed. Zero; Madrid, 1984.

293


Coeducación y lenguaje inclusivo

Hacer un análisis crítico de los medios de comunicación para potenciar un aprendizaje integral. 

Hace unos años participé en la campaña “Muévete por la Igualdad” que tenía entre sus objetivos la formación de agentes sociales para promocionar una educación en igualdad. El libro: Una visión de Género: es de justicia126 fue mi colaboración a la campaña.

5.1.3 Yo estoy a favor de educar en igualdad (abril de 2010) Son muchos los medios de comunicación que en los últimos días han criticado la campaña “Educando en Igualdad”127 que han puesto en marcha FETE-UGT, el Instituto de la Mujer y el Ministerio de Igualdad. Comentarios como: Igualdad propone vetar cuentos sexistas como Blancanieves o Aído se convierte en la mala del cuento por cargarse a Blancanieves, son frases que hemos podido leer estos días. Las campañas de desprestigio hacia el Ministerio de Igualdad y su titular, Bibiana Aído, son constantes y no hacen sino poner de manifiesto el rechazo que algunos sectores tienen hacia todo lo relacionado con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Desde Mujeres en Red hacen un llamamiento para que publiquemos en nuestros blogs, en nuestras webs, infor“Una visión de género: es de justicia” http://www.portal-dbts.org/4_formas_ intervencion/feminismo/Vision%20de%20genero.pdf 127 https://www.educandoenigualdad.com/ 126

294


Caminando hacia la igualdad

maciones y referencias sobre la importancia de educar en igualdad. No podemos permitir que sólo esté presente la opinión y la voz de unos pocos que, por gritar mucho, parece que son mayoría. La coeducación es un tema que siempre he defendido y por ello me uno a la campaña “Educando en igualdad”, por considerar que la misma no pretende eliminar los cuentos clásicos, sino potenciar otro tipo de lecturas que faciliten que niñas y niños desarrollen sus capacidades. El objetivo de la campaña es: Avanzar hacia un modelo coeducativo que proporcione las pautas necesarias para prevenir las situaciones de discriminación hacia las mujeres y las niñas, que se dan en las distintas variables del currículo oculto; prevenir la violencia contra las niñas y las mujeres; garantizar la participación en igualdad de las mujeres y de los hombres en todo el sistema educativo y formar a las alumnas y alumnos en actitudes y valores que les ayuden a compartir la vida desde el respeto, la igualdad, la autonomía, la corresponsabilidad y el reconocimiento mutuo.

5.1.4 Finalista en los premios T-incluye (mayo de 2010) Hace poco más de un año que comencé este blog. Desde entonces he compartido con todas/os mis experiencias e inquietudes. A través de las imágenes y los textos publicados he querido transmitir la necesidad de seguir trabajando para que hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades y podamos desarrollar nuestras capacidades. 295


Coeducación y lenguaje inclusivo

Hoy quiero compartir con todas y todos una gran satisfacción, mi web ha quedado finalista en los Premios T-Incluye en la categoría de web empresarial más inclusiva, que reconoce la labor de las webs que potencian la igualdad de oportunidades y trabajan para cambiar los roles de género. Las otras finalistas en la categoría son: Diversidad Visual, Bultz-Lan Consulting, Gaela Consultora y Centro Amara. T-incluye es un proyecto gestionado por la Fundación CTIC Sociedad de la Información en el marco de la Estrategia e-Asturias 2012 y financiado por el Gobierno del Principado de Asturias, que cuenta con la colaboración del Instituto Asturiano de la Mujer. Las diferentes categorías que se premiaban eran: webs públicas, empresariales, de entidades sin ánimo de lucro o webs personales. La calidad de todas ellas hace que me sienta más feliz por el reconocimiento. 5.1.5 Por un lenguaje inclusivo y no sexista (marzo de 2012) La RAE ha aprobado un informe del académico Ignacio Bosque128 criticando varias guías de lenguaje no sexista que han sido elaboradas por diferentes universidades, comunidades autónomas, sindicatos, etc. Lo primero que se me ocurre al leer dicho artículo es que la RAE no tiene el monopolio de la verdad. Mercedes Bengoechea Bartolomé, sociolingüista y Decana de la Facultad de Filosofía y Letras de la Uni128

.http://www.rae.es/sites/default/files/Sexismo_linguistico_y_visibilidad_de_la_ mujer_0.pdf

296


Caminando hacia la igualdad

versidad de Alcalá, realizó un estudio en 1994 sobre la 21ª edición del diccionario de la Real Academia Española (RAE) para determinar su sexismo. Señalaba al respecto: El sexismo de la Academia es increíble. Ni a Emilia Pardo Bazán ni a María Moliner les dejaron entrar en la Academia porque era una sociedad de varones. Les falta conectar con el pueblo y afrontar una democratización interna129. La sociedad española ha avanzado mucho desde entonces pero no parece que en la Real Academia de la Lengua haya sucedido lo mismo. Mercedes Bengoechea en 1995, por encargo del Instituto Nacional de Empleo, participó en la elaboración de una guía de títulos profesionales que determinaba los femeninos, la RAE se negó a aceptarlos y hoy día son de uso común. El informe de Ignacio Bosque dice: Si el uso del masculino con valor genérico implica un trato lingüístico discriminatorio, ¿cómo han de reaccionar las mujeres que no perciben en él tal discriminación? (...) Las guías que analizo son poco flexibles en este punto (...) Pareciera que se quiere dar a entender que la mujer que no perciba irregularidad alguna en el rótulo Colegio Oficial de Psicólogos de Castellón (...) debería pedir cita para ser atendida por los miembros de dicha institución. Es evidente que no han entendido lo que implica el uso de un lenguaje inclusivo, que visibilice y no oculte, pues lo que se pretende es que mujeres y hombres tengan un trato equivalente. No conozco todas las guías que se han analizado para este informe, pero si conozco otras muchas y en ninguna se ridiculiza ni menosprecia 129

https://elpais.com/elpais/2012/03/07/mujeres/1331101860_133110.html

297


Coeducación y lenguaje inclusivo

a quienes utilizan el masculino como genérico, lo que hacen es explicar por qué es importante utilizar el femenino para nombrar a las mujeres, lo importante que es dar visibilidad a la realidad que hoy viven las mujeres, como médicas, cocineras, profesoras, etc. Una noticia de prensa dice: “El castellano es un idioma tan flexible, versátil y vigoroso, que suele deparar extraordinarias sorpresas a quienes pretenden dominarlo: por ejemplo, decir murciégalo es tan lícito como murciélago, y es indistinto emplear vagavundo o vagabundo”. Podemos preguntarnos: ¿por qué la RAE acepta estas expresiones y no acepta las que tienen relación con la discriminación de género? ¿Temen acaso perder la supremacía de la lengua si las mujeres son nombradas, si se visibiliza su realidad actual? Finalizo con una frase de Mercedes Bengoechea Bartolomé: El lenguaje sirve de apoyo al sistema, no podría haberse desarrollado el patriarcado a lo largo de todos estos siglos sin contar con la herramienta del lenguaje que está ahí sustentándolo. 5.1.6 Educación mixta, educación segregada por sexo, coeducación (septiembre de 2012) Comienza un nuevo curso y, como siempre, son muchas las cuestiones que las familias tienen que resolver, pero este año la situación es más complicada. Además de la dinámica diaria a la que hay que hacer frente, se plantean problemas añadidos que complicarán más la situación de muchas familias. Me refiero a la 298


Caminando hacia la igualdad

eliminación o reducción de becas para el comedor o para la compra de libros de texto. La situación económica hace que sea complicado para muchas madres y padres hacer frente a los gastos que supone el comedor. De hecho, ya se habla del curso del tupper. Tampoco podemos olvidar los recortes que la educación está sufriendo. El debate sobre este tema está abierto y las implicaciones que va a tener son considerables. Pero de lo que hoy quiero hablar es de otra cuestión que también es de actualidad estos días, el modelo de enseñanza que desde algunos ámbitos se está proponiendo: la educación segregada por sexos. La sentencia del Tribunal Supremo130 que rechaza que los colegios que segregan por sexos reciban fondos públicos, ha reabierto la cuestión de si es conveniente o no que niñas y niños se formen en aulas separadas. Sabemos que siempre ha habido colegios que han separado por sexo, pero el debate que se plantea es si estos colegios, que en su mayoría dependen de instituciones religiosas, deben recibir o no subvenciones del Estado. El argumento del Tribunal Supremo es que el artículo 84.3 de la Ley Orgánica de Educación (2/2006) prohíbe expresamente en el régimen de admisión de alumnos la discriminación por razón de sexo. El ministro de Educación, José Ignacio Wert ha dicho que cambiará la ley para que la enseñanza diferenciada por sexos pueda seguir siendo concertada. 130

https://supremo.vlex.es/vid/educativo-escolarizacion-diferenciada-519779274

299


Coeducación y lenguaje inclusivo

No creo que sea necesario decir que considero que separar a niñas y niños en el aula me parece lo menos adecuado para que unas y otros desarrollen sus capacidades, para que la igualdad de oportunidades que defendemos sea posible. Defiendo que el modelo que más puede lograr esta igualdad es la coeducación. Leyendo las noticias que a partir de la sentencia del TS han aparecido en la prensa, veo que se tiende a confundir la educación mixta con la coeducación y considero que es necesario dejar claro que una educación mixta no es por sí misma coeducativa. La coeducación es la mejor forma de avanzar en igualdad, pero es importante definir qué entendemos por coeducación. Coeducar significa educar a las personas desde la igualdad de valores al margen de que sean niños o niñas. Implica una educación no sexista, sin estereotipos. Quienes defienden la educación segregada por sexos, consideran que favorece el desarrollo de chicas y chicos pues las chicas maduran biológica y psíquicamente antes que los varones, que resultan perjudicados en las aulas coeducativas: las chicas tienen un rendimiento superior en la escuela secundaria y se da el caso de que muchos chicos disminuyen su rendimiento porque la comparación constante con las chicas provoca un comportamiento inhibitorio. Se habla incluso de diformismo cerebral para argumentar las ventajas que esta educación tiene para niñas y niños: En general, el hombre es más apto que la mujer para las actividades que exigen una profunda concentración, y particularmente con la pintura y las matemáticas. Lo que no significa 300


Caminando hacia la igualdad

que no existieran mujeres capaces de concentrarse en un trabajo específico o de pintar bien y realizar difíciles cálculos químicos, físicos y matemáticos. De igual forma la mujer es mucho más sensible, sobrepasa al hombre en la capacidad de realizar diferentes actividades al mismo tiempo y está más desarrollada en la esfera emocional. Leyendo estas afirmaciones, ¿qué podemos esperar?

5.1.7 Coeducación como solución a la educación en decadencia (enero de 2014)

“Estoy por los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% porque si el tiempo para educar y las circunstancias para hacerlo no son iguales para la madre y el padre, la desigualdad y sus valores ocuparán el espacio que deja el padre. La democracia es “co-participar” y la educación debe ser coeducar”. Miguel Lorente Acosta

Este post lo quiero dedicar a la coeducación, para así apoyar la campaña de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles y Pagados al 100%, PPiiNA, 12 CAUSAS PPIINERAS. Es fundamental que niñas y niños reciban una educación para lograr la igualdad. Son pocos los avances en este terreno, incluso en los últimos meses la esperanza de que la educación sea igualitaria se desvanece. Ni siquiera tenemos garantizada la educación para todas y todos los jóvenes que lo deseen. Produce tristeza leer que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, justifica 301


Coeducación y lenguaje inclusivo

la desproporcionada subida de las tasas universitarias argumentando que la enseñanza universitaria no es obligatoria. De acuerdo que no es una obligación, es un derecho para todas las personas, no sólo para quienes tienen una familia que puede pagarla. Las Becas Erasmus han posibilitado que muchas y muchos jóvenes hayan podido salir un año fuera de España, algo muy importante que nadie pone en duda. El hecho de que se hayan reducido, para el ministro Wert, no tiene importancia, pues sus hijas e hijos pueden estudiar, no un curso, toda su carrera en universidades prestigiosas, cursar Master o MBAs en el país que más les guste. ¿Por qué va a preocuparse de las familias que hacen esfuerzos para comprar los libros de texto o pagar el comedor? Puede parecer absurdo reivindicar la coeducación cuando la educación está perdiendo calidad y se está limitando el acceso a una parte de la sociedad, pero avanzar en igualdad es lo que siempre propugnamos desde este espacio y la supuesta crisis no puede ser una justificación para que los derechos se vean mermados y, menos que ninguno, el derecho a la educación. Ya hemos señalado que la crisis económica está siendo utilizada para justificar el desmantelamiento del estado de bienestar y se están creando desigualdades sociales que tardarán mucho tiempo en volver a equilibrarse. En este momento, en el que la educación es utilizada por el gobierno para aumentar las desigualdades, vemos la crisis como una oportunidad de cambio y decimos que la coeducación es necesaria para 302


Caminando hacia la igualdad

que se eliminen los roles de género que tanto limitan a las personas.

5.1.8 El lenguaje como transmisor de desigualdades en el ámbito empresarial131 (mayo de 2014) El lenguaje nos ayuda a construir nuestra visión del mundo, por medio de él expresamos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, en definitiva, nuestra forma de concebir el mundo. Refleja la sociedad y por lo tanto es cambiante. Si pretendemos que la utilización de nuestra lengua se adecúe a los cambios que demanda la sociedad actual, es necesario que mujeres y hombres se nombren de manera igualitaria. El Art. 14.11 de la LOIE señala entre los criterios de actuación de los poderes públicos, la implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas. El lenguaje no es sexista en sí mismo, sí lo es su utilización. Hacemos un uso sexista del lenguaje cuando utilizamos el masculino como genérico, invisibilizando a las mujeres. Lo que no se nombra no existe. Los cambios socioculturales que se han producido en nuestra sociedad son muy importantes en lo que al mercado laboral se refiere, sin embargo, el lenguaje sigue nom-

Artículo publicado en el blog del IMF. https://blogs.imf-formacion.com/blog/ corporativo/igualdad-2/el-lenguaje-como-transmisor-de-desigualdades-en-el-ambitoempresarial/ 131

303


Coeducación y lenguaje inclusivo

brando las profesiones en masculino obviando la realidad, olvidando a las mujeres que las ejercen. Si no nombramos a las médicas, a las directoras, a las científicas, etc., y seguimos nombrando las profesiones en masculino: ¿Qué mensajes reciben las mujeres que entran en una organización? ¿Cómo una joven que comienza su carrera profesional puede aspirar a un puesto que en el imaginario colectivo es una ocupación masculina? Dice Mercedes Bengoechea que el lenguaje que usemos internamente en nuestras organizaciones y en las comunicaciones será la realidad percibida por los hombres y las mujeres que lean esos rótulos, que vean ese anuncio. Mucho se debate sobre si es necesario utilizar un lenguaje no sexista. Se argumenta que el lenguaje inclusivo alarga el texto, que es una ridiculez, que son chorradas de las feministas, etc. Es evidente que estas críticas no tienen mucha consistencia, basta echar un vistazo a cualquier guía de lenguaje no sexista para comprobar lo fácil que es su uso y las ventajas que aporta. El castellano es una lengua rica que cuenta con importantes recursos lingüísticos para evitar el lenguaje sexista. A modo de ejemplo:  Según un periódico, los heridos del huracán serán trasladados al hospital, basta cambiar los heridos por las víctimas.  Los empleados de la empresa se reunieron en asamblea. Cambiar los empleados por el personal. 304


Caminando hacia la igualdad

Algo muy común en las empresas es nombrar en masculino las profesiones con prestigio y poder: director y nombrar en femenino las profesiones de menor prestigio: limpiadora. Las empresas comprometidas con la igualdad entre mujeres y hombres deben prestar atención al lenguaje que utilizan, tanto en las comunicaciones internas como en las externas. Dar visibilidad a las mujeres es la mejor manera de lograr la igualdad de oportunidades.

5.1.9 No soy mandona, soy la jefa. Liderazgo femenino132 (junio de 2014)

Sheryl Kara Sandber, directora operativa de Facebook, comenzó la campaña Ban bossy, rechazando el término mandona. La revista Yo dona lanzó la campaña en España con el lema: “No soy mandona, soy la jefa”. En ambas campañas mujeres de reconocido prestigio declaran que no son mandonas, que son ellas las que mandan, que son las jefas. ¿Quién no ha escuchado decir de alguna mujer “qué ambiciosa es” en tono crítico o despectivo y quién no ha escuchado sobre un hombre “es muy ambicioso” como un elogio? ¿Por qué se crítica a las mujeres que tienen ambición de ser jefas y sin embargo se potencia y valora que los hombres quieran ser jefes?

Artículo publicado en blog del IMF. https://blogs.imf-formacion.com/blog/ corporativo/igualdad-2/soy-mandona-soy-la-jefa-liderazgo-femenino/ 132

305


Coeducación y lenguaje inclusivo

Este doble rasero a la hora de considerar las perspectivas profesionales de mujeres y de hombres es la consecuencia de que la sociedad actual tenga una visión estereotipada de las funciones que unas y otros deben ejercer. Se acepta que las mujeres desarrollen una carrera profesional sí, pero siempre que no dejen de cumplir los mandatos de género, es decir, que sigan siendo madres, esposas, hijas, etc., y que no compitan por los puestos de poder y responsabilidad. Las niñas y los niños reciben mensajes muy diferentes de la sociedad, a ellas se las educa para ser condescendientes, amables, a no imponer su opinión. Por el contrario, se motiva a los niños a ser fuertes, decididos, a tomar decisiones. Dice Sheryl Sandberg: Cuando un niño se muestra fuerte, se le llama líder. Cuando una niña lo hace, se arriesga a que la llamen mandona y esto condiciona la posición que las mujeres tienen a la hora de tomar la decisión de liderar empresas u otras organizaciones. Es imprescindible eliminar los estereotipos de género en la educación si queremos que las niñas y los niños desarrollen todas sus capacidades y, en el caso de las niñas, potenciar desde los primeros años su empoderamiento. Escuchamos a menudo que son las mujeres las que no quieren promocionarse, que son ellas quienes se ponen límites cuando se trata de acceder a puestos de máxima responsabilidad. No es extraño que esto suceda si tenemos en cuenta los mensajes, muchas veces simbólicos, que la sociedad envía a las mujeres para 306


Caminando hacia la igualdad

evitar que ocupen puestos que se consideran cosa de hombres. En un mundo dominado por los hombres falta una masa crítica de mujeres directivas para que la situación cambie, no basta con que unas pocas logren sus objetivos, la ocupación de espacios masculinos tiene que ser mayor que la actual para que no se cuestione el liderazgo femenino y, lo que es más importante, para que las niñas aspiren a ser jefas, para que mandar no sea un atributo adjudicado a los hombres en positivo y a las mujeres en negativo.

5.1.10 Educación para la desigualdad: segregar por sexo

(mayo

de 2018)

El Tribunal Constitucional133 avala que los colegios que segregan por sexo sean subvencionados con dinero público. El retroceso que esto supone para la educación es incuestionable. En 2012 el Tribunal Supremo rechazó esta medida por considerar que el artículo 84.3 de la Ley Orgánica de Educación (2/2006) prohíbe expresamente en el régimen de admisión de alumnos la discriminación por razón de sexo. Ahora los colegios que eduquen de manera diferencial a niñas y niños podrán recibir subvenciones públicas. ¿Cómo es posible esta regresión?

133.https://docreader.readspeaker.com/docreader/?cid=bukvg&lang=es_es&url=htt

p%3A%2F%2Fhj.tribunalconstitucional.es%2Fdocs%2FBOE%2FBOE-A-20186823.pdf

307


Coeducación y lenguaje inclusivo

Reflexionando sobre el tema escribí sobre lo positivo de la sentencia del 2012 del Tribunal Constitucional. Seis años después nos encontramos con que el Tribunal Constitucional da vía libre para que las niñas y los niños no compartan aulas, que se les eduque por separado y que esos colegios sean subvencionados. ¿Qué decir ante el hecho de que se subvencione con dinero público una educación claramente retrograda que contraviene toda lógica? O tal vez no sea así, porque según Marina Subirats: Educar separadamente solo tiene sentido si se parte de la idea de que cada sexo ha de tener una distinta función social y, por lo tanto, de que mujeres y hombres no deben gozar de las mismas posibilidades. ¿Será eso lo que se pretende? En un momento histórico en el que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres no se cuestiona (al menos en voz alta), segregar por sexos supone perpetuar unos valores que muchas y muchos aún recordamos cómo nos fueron inculcados en nuestra infancia. Soy de una generación en la que la segregación era la norma. El franquismo promocionaba una educación en la que a las niñas se nos educaban para ser buenas hijas, esposas y madres. De hecho, en el índice de la Enciclopedia Álvarez con la que estudiábamos, vemos un epígrafe dedicado exclusivamente a los niños y otro a las niñas. Podemos leer en el indicado para niños: Dentro de la familia, la autoridad es ejercida por el padre. Por delegación divina, el padre manda, procurando el bien material y moral de su esposa e hijos. Parece justificado que se sepa308


Caminando hacia la igualdad

rara a niños y niños en el aula, puesto que lo que se pretendía era la desigualdad, el dominio del hombre sobre la mujer, el modelo de hombre sustentador/ esposa dependiente. Pero, ¿qué se pretende ahora? ¿Tal vez lo mismo? Segregar por sexo supone un retroceso inaceptable. 5.1.11 Críticas a las declaraciones de Carmen Calvo sobre el lenguaje inclusivo (julio de 2018) Las propuestas que ha anunciado el nuevo gobierno han levando ampollas entre algunos hombres que desde hace tiempo vienen haciendo declaraciones absurdas y misóginas. Personajes como Pérez Reverte parecen creer que tienen patente de corso para insultar a las mujeres y son jaleados por otros pares. Se retroalimentan unos a otros amparados por una parte de la sociedad que parece creer que seguimos en el siglo XIX, donde el poder masculino era incuestionable. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que se va a encargar a la RAE un informe para adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya a las mujeres. Pues bien, el personaje antes citado ha declarado que si esto sucede se irá de la Academia. Muchas hemos aplaudido su decisión, pensando que, tal vez, personas que no demuestran el más mínimo respeto a las mujeres no deben formar parte de la RAE, cuando mujeres de reconocido prestigio deberían ocupar una silla. Una cuestión que, no obstante, plantea dudas, es cómo una institución claramente machista y que se ha 309


Coeducación y lenguaje inclusivo

negado reiteradamente al lenguaje inclusivo, a eliminar definiciones sexistas, a adecuarse a la realidad cuestionando términos que desde el feminismo se reivindican, puede ahora elaborar un informe para que la Constitución visibilice a las mujeres, cuando la misma RAE cierra sus puertas a la entrada de académicas. A la espera del resultado del informe, que Reverte se vaya de la Academia es ya una buena noticia. Pablo Casado, por su parte, ha declarado que hay que combatir el 15M y la ideología de género que, según él, es un colectivismo social que el centro derecha tiene que combatir. El género, señor Casado, es una categoría de análisis que permite poner en cuestión las relaciones de poder que la sociedad patriarcal asigna a mujeres, situándolas en una relación de subordinación respecto a los varones. ¿Es eso lo que quiere combatir, que las mujeres sean ciudadanas con plenos derechos? Es bueno que sepamos de verdad lo que piensa. Con las movilizaciones del #8M, diferentes dirigentes del Partido Popular se vieron sorprendidos por la capacidad de movilización del feminismo y se colgaron el lazo morado. No nos lo creímos, pero que ahora Casado deje claro lo que piensa es positivo. Se acabaron los subterfugios. Las propuestas de Carmen Calvo han dado para mucho estos días. Su declaración de reforma del código penal para que en las relaciones sexuales el consentimiento expreso sea necesario, es decir, si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no, están levantado ampollas. Basta revisar las redes sociales para ver que 310


Caminando hacia la igualdad

hay muchos hombres que se han sentido amenazados. Sorprende que esté levantando tantas críticas defender que para tener relaciones sexuales sea necesario el consentimiento expreso. ¿De qué tienen miedo? ¿Por qué asusta tanto a los hombres que sólo sí es sí? El gobierno ha prometido muchos cambios, muchas de las propuestas que hace son esperanzadoras, otras hace falta que se concreten para opinar, pero en cualquier caso vivimos un tiempo de esperanza, de alegría por ver a mujeres en puestos de responsabilidad política, en puestos donde pueden tomar decisiones y promover cambios estructurales que potencien un cambio de modelo de sociedad, en definitiva, muchas expectativas abiertas. 5.1.12 Por un lenguaje inclusivo y no sexista134 (julio de 2018) “La lengua es un cuerpo vivo en evolución constante, siempre en tránsito, una lengua que no se modifica sólo la podemos encontrar entre las lenguas muertas. Un ejemplo perfecto podría ser el latín, lengua muerta por definición, imposibilitada e incapaz, por lo tanto, para la evolución y el cambio”. Nombra. En Femenino y en Masculino135

El lenguaje crea realidades y, a la vez, las nuevas realidades producen cambios en el lenguaje. Cuando se producen cambios en la sociedad se crean nuevas palaArtículo publicado en la Revista Ágora, RSC. https://www.agorarsc.org/por-unlenguaje-inclusivo-no-sexista/ 135http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/campus/doc/htmls/zona_igualdad /Banco_de_recursos/Documentacion/doc13.pdf 134

311


Coeducación y lenguaje inclusivo

bras para explicarlos. El cambio, pues, es algo inherente al lenguaje. Los avances tecnológicos, por ejemplo, han hecho que muchas expresiones nuevas se hayan introducido en el lenguaje cotidiano con la mayor naturalidad. Sin embargo, existen muchas reticencias cuando se trata de introducir el lenguaje inclusivo. Tradicionalmente se ha utilizado el término “hombre” para designar a toda la humanidad y ello ha contribuido a ocultar la presencia de las mujeres así como las aportaciones que han hecho en múltiples campos: literatura, investigación, política, etc., y los problemas y/o condiciones que, como grupo humano, han compartido. Las mujeres han sido olvidadas a lo largo de la historia, su contribución a la cultura ha sido deliberadamente ignorada por quienes tenían la posibilidad de escribir y difundir los acontecimientos históricos. El patriarcado ha tenido cuidado de silenciar a las mujeres. Hablar de los hombres para designar a toda la humanidad es injusto y permite que se siga invisibilizando el papel que muchas mujeres desempeñan hoy en la sociedad. Sólo la inercia o los prejuicios permiten que se utilice el masculino como neutro universal. La lengua castellana tiene múltiples recursos para nombrar a mujeres y hombres y adecuarse a los nuevos tiempos, a las nuevas realidades sociales. Se incurre en sexismo lingüístico cuando las posiciones entre mujeres y hombres se tornan jerárquicas, valorando unas sobre las otras. Culturalmente, los siste312


Caminando hacia la igualdad

mas lingüísticos tienen una marcada óptica masculina que denominamos androcentrismo, que indica que se toma al hombre como medida de todas cosas. Eulàlia Lledó Cunill136 dice que el androcentrismo lingüístico: es una forma de violencia simbólica, que también genera discriminación, porque pone límites al imaginario colectivo y al orden simbólico, puesto que limita lo pensable y lo decible. La psicología ha estudiado las consecuencias que tiene para la identidad femenina este proceso de exclusión de la lengua, de no ser nombradas, de estar semi-escondidas en las formas masculinas. La imposición del uso obligatorio y automático del masculino causa en las mujeres la negación de sí mismas, un proceso de alienación y de pérdida de identidad. No resulta difícil imaginar que esto sea plausible: debe tener implicaciones psicológicas el hecho de que toda niña o mujer se vea obligada a interpretar por el contexto si se están o no refiriendo a ellas, cuando dicen en el aula los niños, cuando hablan de los vascos, de los muchachos que se examinan de selectividad, etc. (Bengoechea Mercedes, 2000). Otra forma de sexismo aparece cuando se habla de mujeres o de hombres. ¿Qué se resalta cuando se les describe? Es habitual encontrar en la prensa comentarios sobre el peinado o la forma de vestir de las ministras, ¿aceptaríamos estos comentarios de un ministro? Otro ejemplo: se cita a los hombres por su apellido y a las mujeres por su nombre de pila. Cuando 136

http://cdd.emakumeak.org/ficheros/0000/0138/Lenguaje_1.pdf

313


Coeducación y lenguaje inclusivo

se habla de deportistas ellos son jugadores, ellas son chicas. El uso del lenguaje inclusivo es especialmente importante cuando nombramos las profesiones. Como bien sabemos, la división sexual del trabajo impuso a las mujeres las tareas de reproducción y cuidado, dejando para los hombres las tareas de producción. Como dice Pierre Bourdieu (2003): El orden social funciona como una inmensa máquina simbólica que tiende a ratificar la dominación masculina en la que se apoya: es la división sexual de trabajo, distribución muy estricta de las actividades asignadas a cada uno de los sexos, de su espacio, su momento, sus instrumentos. Es la estructura del espacio, con la oposición entre el lugar de reunión o el mercado, reservados a los hombres, y la casa, reservada a las mujeres. El espacio asignado a los hombres es el espacio de toma de decisiones, de poder, ya sea económico o político. Como consecuencia de esta distribución de funciones, cuando las mujeres se incorporan al trabajo remunerado, siguen ocupando profesiones relacionadas con la función que la sociedad patriarcal les asigna: maestras, enfermeras, limpiadoras, secretarias, etc. Estas profesiones, ocupadas principalmente por mujeres, tienen menos reconocimiento social y están peor remuneradas que las que se consideran profesiones masculinas: bomberos, médicos, pilotos, arquitectos, etc. Es evidente que algunas de las profesiones nombradas como masculinas son actualmente ocupadas por las mujeres en igual medida que por los hombres; sin 314


Caminando hacia la igualdad

embargo, encontramos que se sigue hablando de director o presidente, es decir, nombrando en masculino cuando se habla de ellas; incluso en las comunicaciones de las administraciones, a pesar de que la LOIE establece como criterio de actuación de todos los poderes públicos la utilización de un lenguaje no sexista. La UNESCO (1987) encomendó evitar, en la medida de lo posible, el empleo de términos que se refieren explícita o implícitamente a un solo sexo, salvo si se trata de medidas positivas a favor de la mujer. El Consejo General del Poder Judicial137 (2009), acuerda concienciar de la importancia de utilizar un lenguaje no sexista. Señala que: La importancia que tiene el lenguaje en la formación de la identidad social de las personas y en sus actitudes, motiva la necesidad de erradicar el sexismo lingüístico del lenguaje administrativo, tanto en las relaciones internas como en las relaciones con la ciudadanía. Los usos sexistas del lenguaje hacen invisibles a las mujeres e impiden ver lo que se esconde detrás de las palabras. Las mujeres han dejado de estar limitadas a la vida doméstica, el espacio público forma parte de sus vidas y se hace necesaria la utilización del femenino. Cuando se denominan las profesiones en masculino se está invisibilizando a las mujeres que las ejercen o se presentan como una excepción. Las niñas y los niños interiorizan que hay profesiones para mujeres y profesiones para hombres.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Igualdad-de-Genero/Normasminimas-lenguaje-inclusivo/ 137

315


Coeducación y lenguaje inclusivo

Quienes se manifiestan contra la utilización de un lenguaje inclusivo, no sexista y por ende quieren utilizar el masculino como genérico, basan su negativa en argumentos a los que es importante dar respuesta. Una de estas argumentaciones es la economía del lenguaje. Se argumenta que la comunicación debe usar el menor número de signos posibles y, por tanto, el uso de niñas y niños, trabajadoras y trabajadores, etc., es reiterativa y entorpece la comunicación. Esta crítica olvida que hay muchas alternativas para utilizar un lenguaje inclusivo sin caer en la reiteración. Son muchas las guías sobre lenguaje no sexista que se pueden consultar, como ejemplo proponemos Nombra. En femenino y en masculino editada por el Instituto de la Mujer. Otra línea argumentativa se pregunta por qué hablar tanto de lenguaje sexista cuando sería más importante trabajar para eliminar las múltiples discriminaciones que sufren las mujeres en muchos otros aspectos. Quienes así argumentan olvidan que el lenguaje conlleva en sí mismo una discriminación al invisibilizar y minusvalorar el papel de las mujeres en la sociedad. Un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder, el silencio es opresión y violencia. (Adrianne Rich)

5.2. ALGUNAS CONCLUSIONES La coeducación es imprescindible para avanzar en igualdad. Desde la escuela infantil, niñas y niños deben recibir una formación que no les condicione, que les 316


Caminando hacia la igualdad

posibilite desarrollar sus capacidades y tomar el camino profesional y personal que deseen. Pero es importante tener claro que para educar en igualdad no basta con alguna sesión a lo largo del curso, es necesario que en todas las etapas educativas la formación esté libre de estereotipos y prejuicios. Desde la infancia, las nuevas generaciones se ven inmersas en una sociedad que va marcando su desarrollo y evolución. Las nuevas tecnologías difunden ideas patriarcales y minusvaloran a las mujeres. Móviles, tablets, son utilizadas por niñas/niños de corta edad con una soltura que nos asombra. Ven y escuchan, a menudo sin ningún control, vídeos y canciones con contenidos machistas. La música, el cine, la televisión, difunden ideas que, de forma sutil, van marcando su forma de vestir, de peinarse, de sentirse en función de su género. Desde que comencé a escribir en el blog, promover un lenguaje inclusivo fue prioritario y sigo considerando que es fundamental que se sigan las recomendaciones de la LOIE y que, tanto las administraciones como las empresas, y, por supuesto, los centros educativos, promuevan un lenguaje que visibilice a las mujeres. Lo que no se nombra no existe es un lema que no debemos olvidar. En mi recorrido profesional he detectado que las empresas, aunque tengan un plan de igualdad, se olvidan de nombrar a las mujeres. En los convenios colectivos, por ejemplo, se suele comenzar declarando que utilizan el masculino como genérico, pero luego se 317


CoeducaciĂłn y lenguaje inclusivo

olvidan de este planteamiento cuando se nombran las profesiones feminizadas, utilizan el femenino y se olvidan del supuesto gĂŠnerico. Las recientes declaraciones de Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, respecto a la necesidad de adecuar la ConstituciĂłn a un lenguaje que incluya a las mujeres, abren el camino a que las propuestas de la LOIE se hagan efectivas y, por ello, desde el feminismo hemos celebrado su iniciativa.

318


Caminando hacia la igualdad

6. PARA FINALIZAR Cuando decidí escribir este libro, el primer problema al que me tuve que enfrentar fue la elección de los temas y artículos que lo conformarían. Ha sido más complicado de lo que pensaba. ¿Qué criterio seguir? En los diez años del blog se han dado cambios importantes en la sociedad y temía descubrir que muchos artículos se hubieran quedado obsoletos. He seleccionado los temas teniendo en cuenta los que más han interesado y sobre los que más he escrito, he comprobado lo actuales que siguen siendo. Efectivamente, la sociedad ha evolucionado, pero los problemas siguen ahí, como enquistados, esperando a ser resultos todavía. Otra idea que me rondaba constantemente era que este libro sirviera para analizar los avances que en estos años se han producido en lo que a igualdad se refiere. Considero que los artículos que publico pueden servir para realizar ese análisis de manera somera, pero veo imposible abordarlo en profundidad en este espacio. Me limito a unos comentarios. Mi perspectiva después de revisar y releer las publicaciones de los primeros años y las últimas, es que ha habido avances, pero muchos menos de los que esperábamos y deseábamos. La discriminación laboral de las mujeres, la brecha salarial o el techo de cristal siguen siendo una realidad que no deja lugar a dudas: no se ha avanzado y, en algunas cuestiones, incluso se ha retrocedido o estancado. La representación política de las 319


Para finalizar

mujeres ha aumentado significativamente debido al número de mujeres ministras, hecho que más que modificar los datos estadísticos, ha abierto la puerta a la esperanza de que las acciones políticas para eliminar las discriminación por razón de género se concreten en un plazo lo más corto posible. Hay cuestiones a las que se presta menos importancia y que no podemos obviar, como es el hecho de que haya muchas mujeres trabajando en sectores feminizados y en pésimas condiciones. Las Kellys, camareras de piso en los hoteles, que vienen denunciando la precariedad de sus contratos, las trabajadoras domésticas que siguen sin tener los mismos derechos laborales que el resto de trabajadoras/es, las cuidadoras de personas dependientes o las trabajadoras de la fresa, son ejemplos de lo que aún queda por hacer. Mientras una sola mujer trabaje en estas condiciones, no podemos darnos por satisfechas. Lo que sí ha avanzado, y mucho, ha sido el feminismo. El movimiento #MeToo o #NoSinMujeres, ha saltado fronteras y ha movilizado a miles de mujeres de todo el mundo que han denunciado los abusos sexuales sufridos y han exigido que las mujeres estén representadas en todos los sectores profesionales. Uno de los logros conseguidos por el movimiento feminista en España fue forzar la dimisión del ministro Gallardón, que pretendía limitar los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

320


Caminando hacia la igualdad

Las movilizaciones del #7N fueron determinantes para poner en la agenda política las violencias machistas que cada día sufren muchas mujeres. Fueron el detonante de unas movilizaciones que no han parado de crecer y que han sacado a la calle a mujeres jóvenes que no se van a callar con facilidad. Los hombres también han estado en las manifestaciones como nunca antes lo habían hecho. Finalizo con un apunte sobre lo personal. Me preguntaba al comenzar la recopilación de artículos, si mi posición personal y política había cambiado en estos años. Pienso que no, que lo que ha cambiado ha sido la manera de afrontar los temas en el blog. En un principio era más cauta, analizaba los temas desde un punto de vista más profesional y progresivamente he ido escribiendo más con el corazón, definiendo mi forma de pensar y actuar sin cortapisas. Esta es mi visión, lo importante es lo que veáis vosotras/os si leéis este libro. Debatir sobre ello me llenaría de satisfacción.

321


Relación de artículos

322


Caminando hacia la igualdad

7. RELACIÓN DE ARTÍCULOS 1. Políticas de Igualdad y su incidencia en la vida cotidiana de las mujeres 1.1. Ley de Igualdad: planes de igualdad 1.1.1. Introducción 1.1.2. Qué son los planes de igualdad y por qué son necesarios (julio de 2009) 1.1.3. ¿Qué son las/os agentes de igualdad? (mayo de 2010) 1.1.4. La igualdad de género sigue siendo la asignatura pendiente (octubre de 2011) 1.1.5. Igualdad en las empresas, ¿para cuándo? (mayo de 2013) 1.1.6. Formación en igualdad de género, una asignatura pendiente en las empresas (septiembre de 2014) 1.1.7. Comienza el año y seguimos esperando la igualdad (enero de 2017) 1.1.8. Ley de Igualdad: una ley necesaria pero... ¿suficiente? (marzo de 2018) 1.2. Conciliación vs. corresponsabilidad en los cuidados 1.2.1. Introducción 1.2.2. A vueltas con la conciliación (noviembre de 2010) 1.2.3. La conciliación desde un enfoque de género (septiembre de 2011) 1.2.4. Tasa de fecundidad, conciliación y corresponsabilidad (septiembre de 2011) 1.2.5. Algunas reflexiones sobre la conciliación y la maternidad (noviembre de 2011) 1.2.6. El cuidado de abuelas/os a sus nietas/os: ¿es la solución para la conciliación? (noviembre de 2011) 1.2.7. Conciliación sí, pero con medidas que favorezcan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres (abril de 2012) 323


Relación de artículos 1.2.8. ¿Es la conciliación el camino para lograr la igualdad? (2º semestre de 2013) 1.2.9. Cuidar y conciliar sí, pero... las mujeres (3er trimestre de 2013) 1.2.10. La conciliación a debate (enero de 2016) 1.2.11. Conciliación desde una perspectiva de género (febrero de 2017) 1.2.12. Qué teme la CEOE (noviembre de 2017) 1.3. Permisos de maternidad/paternidad iguales, intransferibles y pagados al 100%. Un avance imprescindible. 1.3.1. Introducción 1.3.2. Permisos de paternidad intransferibles (marzo de 2010) 1.3.3. Maternidad y paternidad compartidas: principales preguntas y respuestas (octubre de 2011) 1.3.4. Permisos iguales e intransferibles para avanzar en igualdad (octubre de 2012) 1.3.5. Igualdad de género en el mundo: España en retroceso (octubre de 2012) 1.3.6. Interpelando a los hombres. Compartamos los cuidados (abril de 2016) 1.3.7. Para avanzar en igualdad, permisos igualitarios (mayo de 2018) 1.3.8. La corresponsabilidad en los cuidados llega al Congreso: ¿vamos a perder esta oportunidad? (junio de 2018) 1.4. A modo de conclusión 2. Discriminaciones por razón de género 2.1. Condicionantes de género y empleo 2.1.1. Introducción 2.1.2. ¿Por qué se cuestiona el talento de las mujeres? (febrero de 2010) 2.1.3. Crisis económica, mercado laboral y desigualdad de género (septiembre de 2010)

324


Caminando hacia la igualdad 2.1.4. Crisis financiera y desigualdad de género (septiembre de 2010) 2.1.5. Trabajo a tiempo parcial, ¿cosa de mujeres? (enero de 2014) 2.1.6. Diferencias de género: más formación, menos trabajo (enero de 2015) 2.1.7. El largo camino hacia la igualdad (abril de 2018) 2.1.8. Tres urgencias ante las desigualdades de género (julio de 2018) 2.2. Maternidad 2.2.1. Introducción 2.2.2. Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: la mujer/madre (I) (enero de 2012) 2.2.3. Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: un poco de historia (II) (enero de 2012) 2.2.4. Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: más sobre la mujer/madre III (abril de 2012) 2.2.5. Maternidad y empleo (abril de 2014) 2.3 Roles de género: el trabajo de cuidar 2.3.1. Introducción 2.3.2. El rol de cuidadoras: las modernas Penélopes (octubre de 2010) 2.3.3. ¿Quién cuida a las cuidadoras? (octubre de 2010) 2.3.4. Los recortes en la Ley de Dependencia y la Igualdad de Oportunidades (julio de 2012) 2.3.5. Mujeres cuidadoras: un rol complejo (abril de 2013) 2.3.6. Natalidad, dependencia y cuidados, una relación problemática (diciembre de 2013) 2.3.7. Por qué cuidan las mujeres (junio de 2015) 2.3.8. El cuidado familiar en el entorno hospitalario (junio de 2017) 2.3.9. Yo cuido, tú cuidas, ¿él cuida? (enero de 2018) 2.4 Brecha salarial 2.4.1 Introducción 325


Relación de artículos 2.4.2. 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (I)(febrero de 2011) 2.4.3. 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (II) (febrero de 2012) 2.4.4. 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (III) (febrero de 2013) 2.4.5. Brecha salarial de género y su relación con la conciliación (julio de 2013) 2.4.6. 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (V) (febrero de 2016) 2.4.7. ¿Igualdad de género? Ni está ni se la espera (noviembre de 2016) 2.4.8. La brecha salarial de género no es cosa del gobierno (enero de 2018) 2.5 A modo de resumen: ¿Por qué no avanzamos? 3. Definiendo conceptos 3.1 Conceptos básicos 3.1.1. Introducción 3.1.2. Definiendo conceptos (mayo de 2010) 3.1.3. Definiendo conceptos: ¿por qué hablamos de género? (mayo de 2010) 3.1.4. Definiendo conceptos: discriminación positiva (mayo de 2010) 3.1.5. Definiendo conceptos: acción positiva (mayo de 2010) 3.1.6. Definiendo conceptos: igualdad de género (mayo de 2010) 3.1.7. Definiendo conceptos: corresponsabilidad mejor que conciliación (junio de 2010) 3.1.8. Definiendo conceptos: feminismo no es lo contrario de machismo (julio de 2010) 3.1.9. Definiendo conceptos: empoderamiento (I) (octubre de 2010)

326


Caminando hacia la igualdad 3.1.10 Definiendo conceptos: empoderamiento (II) (octubre de 2010) 3.1.11. Definiendo conceptos: poder (diciembre de 2010) 3.2. A modo de resumen. Algunas reflexiones 4. Violencias machistas 4.1. Agresiones y asesinatos machistas 4.1.1. Introducción 4.1.2. 25 de noviembre: Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género (noviembre de 2010) 4.1.3. ¿Qué es la violencia simbólica? (enero de 2013) 4.1.4. 6 de Febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina (MGF) (febrero de 2013) 4.1.5. Comenzaremos 2014 con menos derechos y más desigualdad (diciembre de 2013) 4.1.6. La igualdad entre mujeres y hombres: moneda de cambio para los partidos (septiembre de 2015) 4.1.7. Marcha Estatal contra las Violencias Machistas: #7NYoVoy (octubre de 2015) 4.1.8. Condena del nuevo asesinato machista (noviembre de 2015) 4.1.9. Noviembre de 2015, un mes que no olvidaremos (noviembre de 2015) 4.1.10. La normalización de las violencias machistas (julio de 2016) 4.1.11. El machismo sigue asesinando. Paremos esta barbarie (febrero de 2017) 4.1.12. Por qué apoyo a Juana Rivas (septiembre de 2017) 4.1.13. #25N contra las violencias machistas. #Hermana YoSiTeCreo (noviembre de 2017) 4.1.14. El acoso sexual es violencia machista (diciembre de 2017) 4.1.15. Acoso sexual y dominación masculina (diciembre de 2017) 327


Relación de artículos 4.1.16. Violencia machista en los medios de comunicación (enero de 2018) 4.2. Prostitución y vientres de alquiler 4.2.1. Por la abolición de la prostitución (marzo de 2011) 4.2.2. Violencia de género y prostitución (marzo de 2013) 4.2.3. Las mujeres y las niñas víctimas de la sociedad patriarcal (marzo de 2013) 4.2.4. La prostitución es explotación (marzo de 2014) 4.2.5. La prostitución llega a la campaña electoral (marzo de 2015) 4.2.6. Cuando los deseos de los hombres se convierten en derechos (mayo de 2016) 4.2.7. Comerciar con el cuerpo de las mujeres: de la prostitución al alquiler de úteros (febrero de 2017) 4.2.8. Se quiere legislar el alquiler del cuerpo de las mujeres (julio de 2017) 4.3. El feminismo toma las calles. El tren de la Libertad 4.3.1. La negación de derechos a las mujeres. Discriminación de género en la Constitución (junio de 2014) 4.3.2. El Tren de la Libertad: por el Derecho a Decidir (julio de 2014) 4.3.3. Feminismo, acoso y cambio estructural (octubre de 2017) 4.3.4. #8MHuelgaFeminista (febrero de 2018) 4.3.5. ¿Después del #8M qué? (marzo de 2018) 4.3.6. El feminismo ocupa las calles en protesta por la sentencia de ‘la manada’ (abril de 2018) 4.3.7. Mujeres feministas en puestos de poder político y mediático. Tiempo de esperanza (junio de 2018) 4.4. Algunas conclusiones: la nueva ola feminista 5. Coeducación y lenguaje inclusivo 5.1. Educar en igualdad: Una asignatura pendiente 5.1.1. Introducción 328


Caminando hacia la igualdad 5.1.2. Coeducación: el mejor recurso para lograr la igualdad (enero de 2010) 5.1.3. Yo estoy a favor de educar en igualdad (abril de 2010) 5.1.4. Finalista en los premios T-incluye (mayo de 2010) 5.1.5. Por un lenguaje inclusivo y no sexista (marzo de 2012) 5.1.6. Educación mixta, educación segregada por sexo, coeducación (septiembre de 2012) 5.1.7. Coeducación como solución a la educación en decadencia (enero de 2014) 5.1.8. El lenguaje como transmisor de desigualdades en el ámbito empresarial (mayo de 2014) 5.1.9. No soy mandona, soy la jefa. Liderazgo femenino (junio de 2014) 5.1.10. Educación para la desigualdad: segregar por sexo (mayo de 2018) 5.1.11. Críticas a las declaraciones de Carmen Calvo sobre el lenguaje inclusivo (julio de 2018) 5.1.12. Por un lenguaje inclusivo y no sexista (julio de 2018) 5.2. Algunas conclusiones

329


Bibliografía

330


Caminando hacia la igualdad

8. BIBLIOGRAFÍA AMORÓS, CELIA (1997) La gran diferencia y sus pequeñas consecuencias... para las luchas de las mujeres; Cátedra, Madrid. (2008) Tiempo de feminismo. Sobre feminismo, proyecto ilustrado y posmodernidad; Cátedra, Madrid. (1995) Palabras clave sobre MUJER; Verbo Divino, Navarra. BEART, MARY (2017) Mujeres y Poder; Crítica, Barcelona. BELLI, GIOCONDA (2010) El país de las mujeres; La otra orilla, Barcelona. BERBEL, SARA (2013) Directivas y empresarias. Mujeres rompiendo el techo de cristal; Aresta, España. BOURDIE, PIERRE (2000) La dominación masculina; Anagrama, Barcelona. BRIÑÓN GARCÍA, ÁNGELES (2007) Una visión de género... es de justicia. http://www.portaldbts.org/4_formas_intervencion/feminismo/Vision%20d e%20genero.pdf (2015) Liderar la igualdad; Bussiness School, IMF, Madrid. CABRÉ, Mª ÁNGELES (2013) Leer y escribir en femenino; Aresta, Madrid. CAMPS, VICTORIA (1998) El siglo de las mujeres; Cátedra, Madrid. CASTAÑO, CECILIA, DIR (2015) Las mujeres en la gran recesión; Cátedra, Madrid. 331


Bibliografía CASTELLS, MANUEL Y SUBIRATS, MARINA (2007) Mujeres y hombres: ¿Una relación imposible?; Alianza, Madrid. CASTRO GARCÍA, CARMEN (2017) Políticas para la igualdad; Catarata, Madrid. COBO, ROSA (2011) Hacia una nueva política sexual; Catarata, Madrid. (2017) La prostitución en el corazón del capitalismo; Catarata, Madrid. DE BEAUVOIR, SIMONE (2005) El segundo sexo; Cátedra, Valencia. DE MIGUEL, ANA (2015) Neoliberalismo sexual. El mito de la libre elección; Cátedra, Madrid. DURAN HERAS, MARÍA ÁNGELES (2012) El trabajo no remunerado de la economía global; Fundación BBVA, Bilbao. (2006) El valor del tiempo; Espasa, Madrid. FRANCISCO RUBIO, GLORIA A. (2010) La maternidad desde una perspectiva histórica (siglos XVIXX) GALLIGO ESTÉVEZ, FERNANDO (2009) Mi chico me pega pero yo le quiero; Pirámide, Madrid. GALVEZ MUÑOZ, LINA Y TORRES LÓPEZ, JUAN (2010) Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera; Icaria, Barcelona. GIMENO, BEATRIZ (2012) La prostitución; Bellaterra, Barcelona. 332


Caminando hacia la igualdad LAGARDE Y DE LOS RÍOS, MARCELA (2002) Claves feministas para la autoestima de las mujeres; Horas y horas, Madrid. (2005) Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas; Universidad Nacional Autónoma, México. LORENTE ACOSTA, MIGUEL (2003) Mi marido me pega lo normal; Capellanes; Barcelona. MOJZUK, MARTA (2014) Entre el maternalismo y la construcción socio-política de la maternidad. Disponible en: http://www.emede.net/textos/martamojzuk/maternalism o-maternidad_dea.pdf MURILLO, SOLEDAD (1996) El mito de la vida privada; Siglo XXI, Madrid. PAZOS MORÁN, MARÍA (2013) Desiguales por ley; Catarata, Madrid. PULEO, ALICIA (2000) Filosofía, género y pensamiento crítico; Universidad de Valladolid. SANTOS GUERRA, MIGUEL ÁNGEL (1984) Coeducar en la escuela; Zero, Madrid. SAU, VICTORIA (2001) Diccionario ideológico feminista; Icaria, Barcelona. TOURAINE, ALAIN (2007) El mundo de las mujeres; Paidós, Madrid. VALCÁRCEL, AMELIA (2004) La política de las mujeres; Cátedra. Madrid.

333


Bibliografía VARELA, NURIA (2017) Cansadas; Ediciones B, Barcelona. WOLLSTONECRAFT, MARY (2005) Vindicación de los derechos de la mujer; Istmo, Madrid. WOOLF, VIRGINIA (2005) Una habitación propia; Seix Barral, Barcelona.

334


ÍNDICE AGRADECIMIENTOS ........................................................................................ 9 PRÓLOGO .............................................................................................................11 INTRODUCCIÓN ...............................................................................................19 1. POLÍTICAS DE IGUALDAD Y SU INCIDENCIA EN LA VIDA COTIDIANA DE LAS MUJERES ...................................................................23 1.1 Ley de Igualdad: planes de igualdad ............................................................. 23 1.1.1 Introducción .................................................................................................23 1.1.2 Qué son los Planes de Igualdad y por qué son necesarios .............25 1.1.3 ¿Qué son las/os agentes de igualdad? ...................................................28 1.1.4 La igualdad de oportunidades sigue siendo una asignatura ............29 1.1.5 Igualdad en las empresas, ¿para cuándo? .............................................30 1.1.6 Formación en igualdad de género, una asignatura pendiente ........33 1.1.7 Comienza el año y seguimos esperando la igualdad .........................35 1.1.8 Ley de Igualdad: una ley necesaria pero... ¿suficiente?.....................38 1.2. Conciliación vs. corresponsabilidad en los cuidados ............................... 40 1.2.1 Introducción .................................................................................................40 1.2.2 A vueltas con la conciliación ....................................................................42 1.2.3 La conciliación desde un enfoque de género ......................................44 1.2.4 Tasa de fecundidad, conciliación y corresponsabilidad ...................47 1.2.5 Algunas reflexiones sobre la conciliación y la maternidad .............49 1.2.6 El cuidado de abuelas/os a sus nietas/os: ¿es la solución? ............51 1.2.7 Conciliación sí, pero con medidas que favorezcan la igualdad .....52 1.2.8 ¿Es la conciliación el camino para lograr la igualdad?......................55 1.2.9 Cuidar y conciliar sí, pero... las mujeres................................................65 1.2.10 La conciliación a debate ..........................................................................72 1.2.11 Conciliación desde una perspectiva de género ................................74 1.2.12 Qué teme la CEOE ..................................................................................79 1.3 Permisos de maternidad/paternidad iguales, intransferibles y pagados al 100%. Un avance imprescindible ........................................................................ 83 1.3.1. Introducción ................................................................................................83 1.3.2 Permisos de paternidad intransferibles .................................................84 1.3.3 Maternidad y paternidad compartidas: principales preguntas .......86 1.3.4 Permisos iguales e intransferibles para avanzar en igualdad .................91 1.3.5 Igualdad de género en el mundo: España en retroceso ...................93 1.3.6 Interpelando a los hombres. Compartamos los cuidados ..............96

335


1.3.7 Para avanzar en igualdad, permisos igualitarios .............................. 102 1.3.8 La corresponsabilidad en los cuidados llega al Congreso ............ 105 1.4. A modo de conclusión .................................................................................109 2. DISCRIMINACIONES POR RAZÓN DE GÉNERO ....................... 113 2.1 Condicionantes de género y empleo ..........................................................113 2.1.1 Introducción .............................................................................................. 113 2.1.2 ¿Por qué se cuestiona el talento de las mujeres? ............................. 114 2.1.3 Crisis económica, mercado laboral y desigualdad .......................... 117 2.1.4 Crisis financiera y desigualdad de género.......................................... 118 2.1.5 Trabajo a tiempo parcial, ¿cosa de mujeres? .................................... 121 2.1.6 Diferencias de género: más formación, menos trabajo ................ 123 2.1.7 El largo camino hacia la igualdad ........................................................ 126 2.1.8 Tres urgencias ante las desigualdades de género ............................ 129 2.2 Maternidad .......................................................................................................133 2.2.1 Introducción .............................................................................................. 133 2.2.2 Maternidad vs. (des)igualdad de oportunidades: la mujer/madre .... 134 2.2.3 Maternidad vs. (des)igualdad: un poco de historia (II) ................. 137 2.2.4 Maternidad vs. (des)igualdad: más sobre la mujer/madre. (III) 139 2.2.5 Maternidad y empleo ............................................................................... 141 2.3 Roles de género: el trabajo de cuidar..........................................................143 2.3.1 Introducción .............................................................................................. 143 2.3.2 El rol de cuidadoras: las modernas Penélopes ................................ 144 2.3.3 ¿Quién cuida a las cuidadoras? ............................................................. 147 2.3.4 Los recortes en la Ley de Dependencia y la igualdad .................... 149 2.3.5 Mujeres cuidadoras: un rol complejo ................................................. 152 2.3.6 Natalidad, dependencia y cuidados, una relación problemática. 154 2.3.7 Por qué cuidan las mujeres .................................................................... 156 2.3.8 El cuidado familiar en el entorno hospitalario ................................ 162 2.3.9 Yo cuido, tú cuidas, ¿él cuida? .............................................................. 166 2.4 Brecha salarial .................................................................................................169 2.4.1 Introducción .............................................................................................. 169 2.4.2 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (I)......... 170 2.4.3 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (II) .......... 172 2.4.4 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (III) ..... 174 2.4.5 Brecha salarial de género y su relación con la conciliación ......... 176 2.4.6 22 de febrero: Día Internacional de la Igualdad Salarial (IV) ..... 179 2.4.7 ¿Igualdad de género? Ni está ni se la espera .................................... 181 2.4.8 La brecha salarial de género no es cosa del gobierno ................... 183 2.5 A modo de resumen: ¿por qué no avanzamos? .......................................185

336


3. DEFINIENDO CONCEPTOS ................................................................. 187 3.1 CONCEPTOS BÁSICOS .................................................................................... 187 3.1.1 Introducción .............................................................................................. 187 3.1.2 Definiendo conceptos ............................................................................. 188 3.1.3 Definiendo conceptos: ¿por qué hablamos de género? ................ 189 3.1.4 Definiendo conceptos: discriminación positiva .............................. 192 3.1.5 Definiendo conceptos: acción positiva .............................................. 195 3.1.6 Definiendo conceptos: igualdad de género ...................................... 197 3.1.7 Definiendo conceptos: corresponsabilidad mejor que conciliación. 199 3.1.8 Definiendo conceptos: feminismo no es lo contrario .................. 201 3.1.9 Definiendo conceptos: empoderamiento (I) ................................... 204 3.1.10 Definiendo conceptos: empoderamiento (II) ............................... 206 3.1.11 Definiendo conceptos: poder ............................................................. 208 3.2 A modo de resumen. Algunas reflexiones ................................................ 210 4. VIOLENCIAS MACHISTAS ..................................................................... 213 4.1 Agresiones y asesinatos machistas .............................................................. 213 4.1.1 Introducción .............................................................................................. 213 4.1.2 25 de noviembre: Día Internacional de la Lucha ........................... 214 4.1.3 ¿Qué es la violencia simbólica? ............................................................ 216 4.1.4 6 de Febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero MGF ........ 218 4.1.5 Comenzaremos 2014 con menos derechos y más ......................... 220 4.1.6 La igualdad entre mujeres y hombres: moneda de cambio ......... 222 4.1.7 Marcha Estatal contra las Violencias Machistas: ............................ 224 4.1.8 Condena del nuevo asesinato machista ............................................. 226 4.1.9 Noviembre de 2015, un mes que no olvidaremos ......................... 228 4.1.10 La normalización de las violencias machistas................................ 230 4.1.11 El machismo sigue asesinando. Paremos esta barbarie. ............. 233 4.1.12 Por qué apoyo a Juana Rivas .............................................................. 236 4.1.13 #25N contra las violencias machistas. ............................................ 240 4.1.14 El acoso sexual es violencia machista .............................................. 242 4.1.15 Acoso sexual y dominación masculina ............................................ 245 4.1.16 Violencia machista en los medios de comunicación ................... 249 4.2 Prostitución y vientres de alquiler .............................................................. 252 4.2.1 Por la abolición de la prostitución ...................................................... 252 4.2.2 Violencia de género y prostitución ..................................................... 254 4.2.3 Las mujeres y las niñas víctimas de la sociedad patriarcal ........... 256 4.2.4 La prostitución es explotación ............................................................. 258 4.2.5 La prostitución llega a la campaña electoral ..................................... 261 4.2.6 Cuando los deseos de los hombres se convierten en derechos . 262

337


4.2.7 Comerciar con el cuerpo de las mujeres ........................................... 265 4.2.8 Se quiere legislar el alquiler del cuerpo de las mujeres .................. 267 4.3 El Feminismo toma las calles. El tren de la libertad ...............................269 4.3.1 La negación de derechos a las mujeres. Discriminación .............. 269 4.3.2 El Tren de la Libertad: Por el Derecho a Decidir .......................... 273 4.3.3 Feminismo, acoso y cambio estructural ............................................ 275 4.3.4 #8MHuelgaFeminista ............................................................................. 279 4.3.5 ¿Después del #8M qué? ......................................................................... 282 4.3.6 El feminismo ocupa las calles ............................................................... 284 4.3.7 Mujeres feministas en puestos de poder político y mediático. ... 285 4.4 Algunas conclusiones: la nueva ola feminista ...........................................288 5. COEDUCACIÓN Y LENGUAJE INCLUSIVO .................................. 291 5.1. Educar en igualdad, una asignatura pendiente ........................................291 5.1.1. Introducción ............................................................................................. 291 5.1.2 Coeducación: el mejor recurso para lograr la igualdad ................. 292 5.1.3 Yo estoy a favor de educar en igualdad ............................................. 294 5.1.4 Finalista en los premios T-incluye....................................................... 295 5.1.5 Por un lenguaje inclusivo y no sexista ............................................... 296 5.1.6 Educación mixta, educación segregada por sexo, coeducación . 298 5.1.7 Coeducación como solución a la educación en decadencia ........ 301 5.1.8 El lenguaje como transmisor de desigualdades ............................... 303 5.1.9 No soy mandona, soy la jefa. Liderazgo femenino ........................ 305 5.1.10 Educación para la desigualdad: segregar por sexo ....................... 307 5.1.11 Críticas a declaraciones de Carmen Calvo sobre el lenguaje ... 309 5.1.12 Por un lenguaje inclusivo y no sexista ............................................. 311 5.2. Algunas conclusiones ...................................................................................316 6. PARA FINALIZAR ....................................................................................... 319 7. RELACIÓN DE ARTÍCULOS .................................................................. 323 8. BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................ 331

338


339


340

Profile for lasturaed

"Caminando hacia la igualdad" de Ángeles Briñón  

Esta colección de artículos ofrece una visión poliédrica, rigurosa y al mismo tiempo cotidiana de la agenda feminista, esto es, de la nueva...

"Caminando hacia la igualdad" de Ángeles Briñón  

Esta colección de artículos ofrece una visión poliédrica, rigurosa y al mismo tiempo cotidiana de la agenda feminista, esto es, de la nueva...

Profile for lasturaed
Advertisement