Page 1

PUNTO Y SEGUIMOS 4 Las Puntas Opinan

2 EFEMÉRIDES

13 INVITACIONES

Página 5 PARIRÁS CON PLACER: PARTO HUMANIZADO PARA TODAS Paola Bonavitta "El derecho a un parto seguro y digno debería ser reconocido como derecho universal de las mujeres." Página 7 POR MI SALUD INTEGRAL, EL FEMINISMO RADICAL Jenny Lizbeth Dominguez Rivas "La salud emocional es tan importante, como el activismo radical al que estamos comprometidas a realizar al día a día. Página 9 SALUD DE LA MUJER LESBIANA Y BISEXUAL Alyne Ewelyn "Si no hay estadísticas, no hay casos, y entonces no hay programas ni acciones de enfrentamiento a esas violencias." Página 11 SALUD ¿FEMINISTA? Lulú García "El feminismo es tan bonito que es para disfrutarse, no para sufrirlo. Cuando una se acepta y acepta sus tiempos, el feminismo se convierte en una forma vida deliciosa."

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|


e FEM mérides

MAYO • 1  de mayo 1886 Día Internacional de las Trabajadoras y Trabajadores donde sus derechos son protegidos por la ley. • 1 de mayo de 1904 Aparece el primer número de La mujer mexicana, revista dirigida por la maestra y escritora Dolores Correa y Zapata (1853­ 1924). El principal objetivo de esta publicación fue “consagrarse a la evolución, progreso y perfeccionamiento de la mujer”. • 3 de mayo 1870 La escritora y educadora Rita Cetina Gutiérrez (1846­ 1908), secundada por  las escritoras Gertrudis Tenorio Zavala y Cristina Farfán,  fundó en Mérida, Yucatán, la primera escuela laica para mujeres, así como un periódico. Tanto la escuela como la publicación llevaron el nombre de La Siempreviva.

• 6 de mayo del 2003 La escritora egipcia y activista social Nawal AlSadawi (1931), es proclamada ganadora del XV Premio Internacional de Cataluña por su defensa de los derechos sociales y de las mujeres en el mundo árabe. • 7 de mayo de 1748 En Montauban, Francia, nace la actriz, dramaturga y precursora de los derechos de las mujeres, Olympe de Gouges (1748­1793). Gouges fue autora de la célebre Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, texto dado a conocer en pleno auge de la Revolución Francesa en 1789.  • 12 de mayo de 1986 A la edad de 101 años, muere en Buenos Aires, Argentina, Alicia Moreau de Justo una de las primeras mujeres en militar en la política, y comprometerse por los derechos de las mujeres. En 1902 creó, junto a otras mujeres, el Centro Socialista Feminista y la Unión Gremial Femenina. • 14 de mayo de 1940 Fallece en Toronto, Canadá, Emma Goldman (1869­1940), una de las figuras más influyentes del anarquismo y el feminismo del siglo XX. • 15 de mayo 1886 En Amherst, Massachussets, muere Emily Dickinson, una de las voces más valiosas de la lírica estadounidense. • 15 de mayo de 1964 nace Digna Ochoa. Abogada mexicana y defensora de Derechos Humanos. • 17 de mayo 1925 El bando emitido por el gobernador de Chiapas, México, César Córdova señala: “Se reconoce a la mujer de los 18 años en adelante en todo el territorio del estado del Chiapas, los mismos derechos políticos del hombre, en consecuencia, tiene el derecho de votar y ser votada para los puestos públicos de elección popular, cualesquiera que  éstos sean”. • 19 de mayo 1932 En París, Francia, nace la escritora, feminista y periodista mexicana Elena Poniatowska Amor  • 20 de mayo 1923 En la Ciudad de México, se inaugura el Primer Congreso Feminista Panamericano convocado por la Sección Mexicana de la Liga Panamericana para la Elevación de la Mujer • 21 de mayo  Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo • 24 de mayo    Día Internacional de la Mujer por la Paz y el Desarme • 25 de mayo de 1925 muere Rosario Castellanos, narradora, feminista y poeta mexicana, considerada en este segundo género la más importante del siglo XX en su país. • 25 de mayo del 2011 muere la pintora surrealista, alquimista y feminista Leonara Carrington • 27 de mayo de 1878 En Chincha, Perú, nace María Jesús Alvarado Rivera (1878­1971), escritora, periodista y precursora del feminismo en el Perú. • 28 de mayo 1987 Día Mundial de Acción de la Salud de la Mujer • 28 de mayo Día Nacional por la reducción de la mortalidad materna en Brasil • 30 de mayo 1431 Juana de Arco llamada “La Doncella de Orleáns”, después de haber sido apresada por los ingleses en Rouen, es declarada “culpable de hechicería” y quemada viva. Fue beatificada en 1908 y canonizada en 1920. 

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

2


• 1 de junio de 1843 Aparece en Francia La Unión Obrera, de Flora Tristán (1803 ­ 1844), precursora del socialismo y el feminismo. Es uno de los primeros alegatos a favor de los derechos de la clase obrera y de las mujeres.  • 1 de junio de 1862 Nace la escritora, Elvira García y García (1862 ­ 1951). Formó parte de la generación de mujeres ilustradas de la segunda mitad del siglo XIX en el Perú.  

JUNIO

• 2 de junio de 1928 Fallece Adela Zamudio, escritora boliviana fue una ferviente defensora de la libertad de cultos y del derecho de las mujeres a tener autonomía en su vida. • 3 de junio de 1981 Alicia Jurado (1922), escritora argentina se convierte en Miembro de Número de la Academia Argentina de las Letras. • 3 de junio de 1986 Muere en la Cd. de México Amalia González Caballero, promotora de la Equidad de Género. • 4 de junio de 1912 La estadounidense Harriet Quimby se convierte en la primera mujer en atravesar el Canal de la Mancha en un aeroplano. • 4 de junio de 1983 Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de la Agresión. • 7 de junio de 1850 Nace la escritora y periodista, Dolores Jiménez y Muro ferviente defensora de la Revolución Mexicana. • 8 de junio de 1876 Muere George Sand, seudónimo de la escritora francesa Aurore Dupin. • 9 de junio de 1793 Durante la Revolución Francesa, Olympe de Gouges dirige una carta a la Convención Nacional, intercediendo por sus amigos girondinos que estaban detenidos o proscritos. Un mes más tarde es apresada. • 9 de junio de 1994 se realiza la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer "Belem Do Pará" la cual tuvo el propósito de proteger los derechos humanos de las mujeres y eliminar las situaciones de violencia que puedan afectarlas, ya que toda mujer tiene derecho a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado. • 10 de junio de 1996 A la edad de 91 años, muere en México, la periodista y feminista belga Betsie Hollands. Figura emblemática del feminismo mexicano del decenio de 1970, trabajó como periodista en su país fundando varias revistas para mujeres. • 12 de junio de 1791 En plena Revolución Francesa, Etta Palm d’Alders pronuncia ante la Asamblea Federativa del Club de Amigos de la Verdad, el Discurso sobre la injusticia de las leyes a favor de los hombres, a expensas de las mujeres. • 12 de junio del 2002 Día Mundial contra el Trabajo Infantil. • 14 de junio de 1811 Nace en Connecticut, la escritora y abolicionista estadounidense, Harriet Beecher Stowe (1811 ­ 1896), autora de la célebre novela La Cabaña del Tío Tom, una severa denuncia de la esclavitud. • 15 de junio de 1956 En los comicios presidenciales de ese año, las mujeres peruanas votan por primera vez.  

e FEM mérides

• 20 de junio de 1933 Muere la revolucionaria socialista alemana Clara Zetkin • 20 de junio del 2015 Día Mundial de los Refugiados. • 22 de junio de 1856  En Mérida, Yucatán, muere Consuelo Zavala, destacada educadora que presidió el histórico I Congreso Feminista de Yucatán efectuado en 1917. • 26 de junio de 1880 Nace la escritora estadounidense Helen Adams Keller  • 28 de junio de 1969 Día Mundial de la Diversidad Sexual. • 29 de junio de 1980 Vigdis Finnbogadottir es elegida Presidenta de Islandia. Fue la primera mujer en alcanzar la presidencia de ese país. • 30 de junio de 1964 Fallece en México, la escritora María Lombardo, en sus novelas la situación de las mujeres tzeltales, denunciando su condición de opresión.  

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

3


PUNTO Y SEGUIMOS

Punto Género

Guiet, Josefina, Lulú, Erandi, Jimena

A pesar de que la salud de las mujeres siempre ha sido destacada, especialmente al considerarnos seres naturalmente débiles y destinados apenas a gestar y parir, la ciencia médica occidental ha tendido fuertemente a hablar sobre nuestros cuerpos, a decidir e intervenir sobre estos, a medicalizarlos y psicologizarlos, dejando poco o ningún espacio a que entendamos y expresemos nuestras sensaciones, nuestros dolores, nuestras necesidades, nuestras marcas y nuestros placeres. De esta forma, hablar sobre la salud de las mujeres desde los feminismos implica un intenso trabajo de (auto)conocimiento, de cambios de paradigmas, de reivindicación de la autonomía de las mujeres y de reconocimiento de la diversidad. Por eso, en este número, invitamos a nuestras colaboradoras a escribir un poco sobre sus preocupaciones con respecto a la salud de las mujeres, desde sus perspectivas feministas, con el fin de provocar reflexiones sobre este tema. *Desde Punto Género queremos agradecer la participación de nuestras colaboradoras, ya que creemos que la participación de mujeres desde los diferentes espacios de comunicación permite crear un dialogo entre interlocutorxs.

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

4


Parirás con placer: Parto humanizado para todas

PUNTO Y SEGUIMOS

"A LA MUJER DIJO: MULTIPLICARÉ EN GRAN MANERA TUS DOLORES Y TUS PREÑECES; CON DOLOR PARIRÁS LOS HIJOS;"... GÉNESIS CAP.3 VERS.16

Parirás con dolor; mejor una cesárea; sin sufrimiento no hay parto; con anestesia no vas a sentir nada; en la cesárea todo está controlado y no duele; ponte en esta posición; no grites; viene con vuelta de cordón: hay que operar; episiotomía sí o sí; si tuviste una cesárea no podés tener un parto vaginal… muchas frases que actúan como mandatos y verdades incuestionables y que no tienen que ver con la realidad. Parir es un acto sagrado, natural e instintivo (como, creo, ningún otro acto humano). La medicina occidental ha hecho de este acto un comercio millonario y ha vinculado a los partos con los tiempos capitalistas. Así, se promueven cesáreas no solamente por el valor monetario altamente superior, sino también porque significan rapidez y eficiencia en los tiempos de lxs médicxs. Se anulan, en todos los planos, los tiempos de la mujer, enlazados a los ciclos lunares y a su vínculo afectivo con su cría.  El tema del parto respetado ha sido un gran vacío teórico para muchos feminismos pues se ha hecho hincapié en el derecho al aborto y el derecho a no querer tener hijos.

Sin embargo, muchas mujeres decidimos libremente sí tenerlos. Y tener hijas e hijos tiene que ver también con deseos propios. Muchos feminismos han excluido esta elección por la maternidad pues no consideran que las mujeres deseen seguir vinculándose (y por decisión propia) con el trabajo reproductivo­doméstico y el ser­para­otros.

Paola

Bonoavitta

Para las activistas por la humanización del parto, esto ha sido una gran frustración. Muchas madres, después de haber sido víctimas del maltrato hospitalario en el parto, entienden que la experiencia de parir es muy significativa. Si no son respetadas (que es lo que sucede en la mayoría de los casos), el sufrimiento queda como una herida profunda y permanente. Es por ello que el feminismo debe acercarse a esta demanda de un parto humanizado porque lo personal sigue siendo político y es en tribu como las mujeres podemos parir mejor y empoderarnos para exigir un respetuoso acompañamiento y no convertirnos en conejitas de india de médicos ansiosos que nunca sabrán lo que se siente parir.  

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

5


La violencia obstétrica es una de las formas en las que se ejerce violencia sobre las mujeres y sobre las niñas y niños que acaban de nacer o están en ese proceso. Se manifiesta de manera silenciosa, camuflada por lo habitual y por el estatus que aún sostienen las y los médicxs en la sociedad. Durante el proceso del embarazo, parto y posparto, numerosas mujeres se ven sometidas a prácticas humillantes, violentas y vejatorias, siendo relegadas a meros pacientes sin voz, poder de decisión ni control sobre su proceso. El derecho a un parto seguro y digno debería ser reconocido como derecho universal de las mujeres. Los derechos de las mujeres y sus bebés en el parto y nacimiento son inalienables, y no son secundarios a las exigencias del gobierno, del personal médico, de las instituciones o de cualquier otra persona o institución.  Cabe aclarar que parto humanizado no es sinónimo de parto domiciliario, sino que es un parto adonde se respeta, adonde se considera a la mujer como un ser humano trayendo al mundo a otro ser humano y se atiende sus necesidades en ese momento tan íntimo y vital. Se la acompaña y se la cuida, respetando sus necesidades y demandas, sobre su cuerpo y su mente. El parto humanizado implica no intervenir o interferir rutinariamente en este proceso natural, cuando no existe una situación de riesgo evidente; además de cuidar el vínculo inmediato de la madre con el recién nacido, evitando someter al niño a cualquier maniobra de resucitación o exámenes innecesarios.

El derecho a un parto seguro y digno debería ser reconocido como derecho universal de las mujeres. El feminismo y las feministas no debemos dejar pasar a la violencia obstétrica, ni al derecho por un parto respetado. Si bien varios países de América latina están legislando sobre esto, es importante exigir el cumplimiento de la ley y concientizar sobre el abuso de médicas y médicos durante el embarazo, parto y posparto. Recordemos que América Latina es líder mundial en cesáreas innecesarias, con Brasil a la cabeza (57% de cesáreas). La Organización Mundial de la Salud alertó hace dos años: en Latinoamérica casi cuatro de cada diez partos se realizan por cesárea (38,9%). Y esta cifra es muy superior al 15% calificado como necesario. Debemos reflexionar y concientizar, desnaturalizar el poder de lxs medicxs sobre nuestro cuerpo y el de nuestra cría, recuperar fuerzas e instintos y ejercer nuestro derecho a parir dignamente y a nacer respetuosamente. Desmantelar la lógica de la mercantilización de la salud imperante hasta el momento y recuperar nuestra sabiduría y nuestros derechos. PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

6


POR MI SALUD INTEGRAL, EL FEMINISMO RADICAL La salud emocional y el activismo radical. ¿Cuántas veces dentro de nuestro activismo feminista nos hemos sentado a reflexionar sobre nuestra salud? No como una lucha reivindicativa para OTRAS, si no, como un punto de agenda radical para NOSOTRAS? ¿Cuáles son los ítems de agenda de discusión de los movimientos feministas? ¿Incluimos la cantidad de pastillas que tomamos a diario para sentir alivios momentáneos? ¿O la calidad de nuestro estado de ánimo después de haber participado en una manifestación o en una acción de incidencia? ¿Cuántas veces al día nos ponemos en riesgo, por la causa? ¿La salud emocional es parte de nuestras luchas reivindicativas?

PUNTO Y SEGUIMOS

La salud integral es el estado de bienestar general del ser humano, entiéndase salud física, mental y social, es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como Salud Integral. Es decir, un conjunto de factores biológicos, emocionales y espirituales que contribuyen a un estado de equilibrio en el (la) individuo(a). De acuerdo con esta definición, la salud no es solo la ausencia de enfermedades, sino una condición de desarrollo humano. Estas palabras se encuentran manifestadas abiertamente en las luchas reivindicativas del movimiento feminista desde la lucha por la autonomía para la toma de decisiones sobre nuestro cuerpo, la vivencia de la sexualidad y reproducción de forma libre, voluntaria, autónoma. Desde las posturas de la ginecología natural, la conexión con nuestra sangre y la naturaleza, desde que descubrimos que las mujeres también somos libres para decidir y validar/auto validar nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones. Pero sobre todo, de validar nuestra perspectiva en las relaciones de poder con los hombres. El feminismo nos ha brindado la capacidad de cuestionarnos absolutamente todas nuestras acciones como seres humanas, que nos desenvolvemos  bajo un sistema patriarcal y tal como lo menciona Roxana Volio como personas escindidas, que no logran vincularse por completo en todas sus dimensiones. Las mujeres aprendemos a ser para otros; socializadas para el cuidado; sin espacio personal; con mandatos y prohibiciones relacionados con la sexualidad, el placer; el tiempo; el autocuidado. 

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

7


Estos constructos sociales, generan comportamientos dicotómicos y jerárquicos, naturalizando las relaciones de violencia, que repercuten principalmente en el ámbito personal. Todo  este cúmulo de acontecimientos provoca en muchas ocasiones la carga de los duelos, aquellas problemáticas sin resolver, aquellos miedos y angustias sin compartir; aquella salud emocional –personal­ colectiva­ que hasta la fecha, continuamos intentando integrarla como parte de nuestras luchas reivindicativas. Es tan real el fenómeno multiduelos que menciona Martha Cabrera (2006), que las vivencias de maltrato y violencia en algunos casos las reproducimos dentro de nuestras organizaciones y espacios de activismo: “Es fundamental saber que todas las vivencias dolorosas no trabajadas se expresan después no sólo en la persona, sino también en las organizaciones. Es erróneo ese consejo que se suele dar con frecuencia: cuando entrés a trabajar debes dejar fuera tus propios problemas. Y es erróneo porque es mentira, cada quien carga con su mochila personal a donde quiera que vaya. Las poblaciones multiduelos producto de un estrés permanente pierden su capacidad de tomar decisiones y de planificar el futuro”.  La apuesta feminista es tanto política como personal y el activismo es tan prioritario como nuestra salud emocional, el patriarcado no se logrará desmontar en la medida que se continúe alimentando de las dicotomías, las jerarquías y sobre todo de mantenernos a las mujeres fuera de nuestro centro, de nuestro centro YO, como prioritario.   Incluir la salud emocional como parte de los puntos de agenda políticos­personales del feminismo, genera el enfrentamiento con las problemáticas que como mujeres, desde nuestro crecimiento en un sistema opresor y misógino nos hemos enfrentado en todos los ciclos de vida  y  desde las vivencias de nuestras ancestras brujas, perseguidas, quemadas, podemos transformar.

HOLA

MI NOMBRE ES

Jenny Lizbeth Dominguez Rivas San Salvador, El Salvador Centroamérica

La salud emocional es tan importante, como el activismo radical al que estamos comprometidas a realizar al día a día. El compartir y trabajar juntas esas vivencias y memorias de opresión, para transformarlas en sabiduría y amor, desmonta el patriarcado desde lo más profundo.    “Por una salud integral, activismo radical”.

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

8


PUNTO Y SEGUIMOS

Salud de la Mujer Lesbiana y Bisexual Sobre la Salud de la mujer dentro del feminismo, y más específicamente la salud de la mujer lesbiana y bisexual y cómo ese tema es discutido en los movimientos de mujeres, puedo comenzar señalando algo muy perjudicial para nuestra lucha, que es la falta de estadísticas y datos que nos presenten como realmente somos, en situaciones de vulnerabilidad y carencia de atenciones en la salud pública. Ese hecho ayuda cada vez más a nuestra invisibilidad dentro de esta sociedad heteronormativa, pues la visión de las autoridades es: si no hay estadísticas, no hay casos, y entonces no hay programas ni acciones de enfrentamiento a esas violencias. Pensando en violencia, no se puede no hablar sobre uno de los servicios más precarios y carentes de profesionales bien preparados, que es el espacio ginecológico. Ahí, muchas de nosotras somos sometidas a constreñimientos y dolores, revelamos nuestra intimidad en un contexto social de enorme prejuicio, lo que no es nada fácil, sin hablar del miedo del uso de los aparatos (como el espéculo) para aquellas a las que no les gusta la penetración en sus relaciones sexuales, así como la falta de acogida por parte de los profesionales de salud en el sistema público de salud, sumado al miedo al rechazo y al prejuicio existente, lo que hace que muchas de nosotras salgamos de los consultorios con recomendaciones para usar píldoras anticonceptivas o condones masculinos. Sin una orientación adecuada, algunos creen que solo las mujeres que tienen relaciones heterosexuales desarrollan cáncer de útero, sin prestar atención a un factor de aumento de riesgo para muchas, y, por lo tanto, desconsiderando la necesidad de hacer estudios importantes, como el de prevención de ITS/SIDA, entre otros. Dentro de los movimientos de mujeres, este asunto todavía es un tabú que no se ha roto, pues hay una gran dificultad para hablar sobre lesbianas y bisexuales en diferentes aspectos, incluso las mujeres lesbianas dentro de esos espacios dan preferencia a discusiones acerca de diversos asuntos que involucran identidad de género y orientación sexual, sin discutir su propia sexualidad.

0%

si no hay estadísticas, no hay casos, y entonces no hay programas ni acciones de enfrentamiento a esas violencias.

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

9


Hablar sobre la salud de las bisexuales y de nuestras necesidades siempre es conflictivo, incluso dentro de los movimientos de mujeres lesbianas, porque parten de un punto de vista de que mujeres bisexuales tienen su lugar de privilegio cuando están en relaciones heterosexuales. Pienso que acompañar esa idea es decir que la lucha por mujeres bisexuales es válida solo mientras estas se estén relacionando con otras mujeres, lo que para mí es negar la existencia de la bisexualidad y de millares de mujeres Bisexuales y sus especificidades.  Por lo tanto, estas pautas necesitan levantarse y discutirse fuertemente dentro del movimiento de mujeres, pues incluso con la creación de campañas que quieren evidenciar las necesidades de las mujeres Lésbicas y Bisexuales, y con la persistencia de pocas militantes sociales que levantan dichas banderas en diversos espacios, mientras las mujeres Lesbianas y Bisexuales tengamos que luchar por visibilidad dentro de los propios espacios que nos deberían visibilizar, no conseguiremos conquistar ni siquiera el respeto por lo que luchamos tanto, y mucho menos las leyes que garantizan nuestros derechos. El cambio y el hacer la diferencia necesitan ser de dentro hacia afuera.  

ALYNE EWELYN

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

10


Salud ¿Feminista? Asumirme feminista fue un proceso muy confuso. Destruir lo que fue construido durante 19 años con cemento lleno de estereotipos, ladrillos heteronormados y pintura patriarcal no fue sencillo, no sabía por dónde comenzar. ¿Hacía dónde dar el primer martillazo? ¿Qué pared tirar primero? ¿Cómo enfrentar una sociedad que ayudo a construir eso?

PUNTO Y SEGUIMOS

El feminismo fue la respuesta que necesitaba ante tanta confusión, es mi zona de confort y felicidad. Disfruto cada lectura, cada encuentro, cada discusión, cada persona nueva que conozco, cada momento sororo que vivo acompañada de mis compañeras, poco a poco me fui dando cuenta que no estaba sola, y que habíamos varias destruyendo el patriarcado desde diferentes lugares, en diferente idioma, a edades diferentes, con creencias diferentes.    El activismo era mi manera de retribuirle al movimiento todo lo que me daba (como si fuera una persona a quien no podía defraudar). Así que yo le entregaba a la causa un 130%. Después de clases buscaba actividades en las que pudiera participar o ser voluntaria, Entre más me empapara del feminismo mejor me sentía conmigo misma.  De repente me vi exigiéndome más de lo que podía dar, pero no importaba, lo disfrutaba tanto que ignoraba el cansancio. En clases me sentía agotada, sólo podía pensar en la actividad feminista que haría al salir de la escuela, desde mi punto de vista, sólo mis compañeras de lucha me comprendían, entendían los procesos por los que pasaba y no tenía que entrar en discusiones de porque ciertos temas eran misóginos o sexistas, con mis amigas feministas podía discutir y aprender sobre temas que me interesaban, se convirtió en mi zona de confort. Posterior a eso, entre a varios cursos sobre feminismo, sentía que no sabía nada del tema, a veces, incluso me daba pena entrar en discusiones por miedo a decir alguna tontería. Ahora tenía que dar el 150% y seguir en finales y buscar un trabajo y seguir con mi activismo. PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

11


Posterior a eso conocí a compañeras con las que decidí abrir una Asociación Civil, fue todo un reto, pero fue como tener una fiesta dentro de mi. Por fin podía tener una herramienta más para luchar por los derechos de las mujeres, para exigir que nos trataran como seres humanas, para demandar que respetaran nuestras cuerpas y lograr explicar lo fantástico que es el feminismo.  El primer año fue lo más divertido, decidimos que nuestra manera de comunicar nuestro feminismo era a través de los medios de comunicación alternativos ­ redes sociales, blog, podcast ­ yo ya tenía un trabajo fijo para pagar mi vida. Llegó un punto en el que estaba tan agotada que ya no me divertía del feminismo, más bien me generaba cansancio cada que lo pensaba.  Tuve que reflexionar mucho y platicar con compañeras, sentía que era una traicionera del movimiento por sentir cansancio. Después de un tiempo me di cuenta que como feminista me exigía mucho, si bien el feminismo es una lucha constante contra patriarcado, no tiene que serlo a costa de la salud mental y física. El feminismo es tan bonito que es para disfrutarse, no para sufrirlo. Cuando una se acepta y acepta sus tiempos, el feminismo se convierte en una forma vida deliciosa.

Lulú @FEMLULU

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2 |12


PUNTO Y SEGUIMOS INVITACIONES

PUNTO Y SEGUIMOS BIM 2

|

14

Punto y seguimos Num 2  

#‎PuntoySeguimos‬ Desde Punto Género queremos agradecer la participación de nuestras colaboradoras. Creemos que la participación de mujeres...

Advertisement