Page 23

Premios Rosa Regás de Coeducación 2008

Para que la familia salga adelante, es necesario que toda ella colabore en las tareas de la casa. Mamá no se puede encargar de todo, ella también tiene que trabajar fuera de casa. Papá ayuda haciendo muchas cosas a la vuelta del trabajo y, ahora que tú y tus hermanos y hermanas vais creciendo, podéis responsabilizaros de sacar muchas de las tareas de la casa. Propón a tu familia una reunión familiar y lee el cuento en voz alta. Cuida la entonación que utilizas para atraer la atención de todos y todas. Enséñales las actividades que has hecho en el colegio y la distribución de tareas que tú crees que hay en casa: ¿Quién hace cada tarea de la casa? ¿Cuánto tiempo le dedica cada uno a atender las necesidades de los demás? ¿Quién no tiene encargo? ¿Qué cosas puede hacer el más pequeño o la más pequeña de la familia? ¿Qué más puedes hacer tú? Distribuiros las tareas de la casa teniendo en cuenta la edad de cada uno y de cada una, sus gustos y habilidades, el tiempo que puede dedicar, etc. Termina la reunión proponiendo que cada uno y cada una realice un contrato familiar en el que se comprometa en hacer diferentes tareas para contribuir al buen funcionamiento de la casa. Convoca una reunión familiar cada quince día para revisar el cumplimiento de las tareas, dificultades que se han presentado y propuestas de mejora.

Cuentos para pensar

23

Cuentos no sexistas  

Cuentos no sexistas

Advertisement