Page 1

Las Malas Artes no al golpe de estado en paraguay

LA PLATA - 3 DE julio DE 2012 - ANO 1 - NUMERO 4

publicacion impulsada por

X X

EN

dario y maxi viven en la lucha Diez años son poco tiempo para borrar su huella

El pasado martes 26 de junio se cumplieron diez años de la llamada Masacre de Avellaneda, en la que efectivos de la Policía Bonaerense, ordenadas por el entonces presidente Eduardo “El Cabezón” Duhalde y el gobernador Felipe Solá, asesinaron a los militantes del Movimiento de Trabajadores Desocupados “Anibal Verón” Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. El aniversario nos llama a la reflexión sobre las figuras de ambos compañeros, sobre el camino que han marcado con su compromiso, y sobre los desafíos que siguen pendientes. En Darío y Maxi aflora la vitalidad que da luchar, esa vitalidad bien ganada con el sacrificio que implica denunciar el hambre, el saqueo, la injusticia; a veces creyendo que en el grito no se tiene más receptor que uno mismo, hasta caer en la cuenta que los “unos” son más que un puñado. La democracia directa, el respeto, el compañerismo, la no jerarquía entre personas, son base para establecer esos lazos entre esos “unos” con otros. Sostén espiritual, ideológico, filosófico, para avanzar por el cambio requerido. Todo esto eran Darío y Maxi, y quedó en plena evidencia aquella jornada del 26 de junio del 2002. Jornada que reunía los más sentidos reclamos sociales, la voluntad de trastocar eso que olía a podrido.

Fue entonces cuando Darío debió brindar cuidado a Maxi Kosteki, el primero en recibir las balas de la policía de Duhalde, la misma que sigue hoy patrullando en Avellaneda y la provincia. Ahí estaba Darío, bancando a un amigo, a un compañero; pero ahí

estaban también la cobardía y la impunidad. El comisario Franchiotti y los otros policías dispararon contra los compañeros sin previo aviso y por la espalda, vil actitud si las hay. A primera vista el saldo de ese día fueron dos muertes, pero estamos seguros de que hay cosas que no se pudieron matar ni callar: sus ideas, una franca voluntad política y una convicción inquebrantable. Porque

el ensamble - ceba

había que revertir la realidad, y en cierta medida ellos lo lograron, sembrando las raíces de toda una generación de militantes, junto al Pocho Lepratti, a las víctimas de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. Pero el cambio definitivo, todavía nos espera, y es el de una sociedad donde no haya ninguna persona por encima de otra. Porque sólo así la memoria de Maxi y Darío estará satisfecha. En la caravana que acompañó a Darío al cementerio de Rafael Calzada, eran muchos los compañeros que aún hoy creen en el abrazo fraterno, en el apretón de manos, en el valor de luchar día a día. Los hechos de hace diez años nos hablan de desigualdad y miserias, provocadas por el neoliberalismo. Pero también nos brindan luz, que nos da cobijo, para tomar las prácticas y el compromiso de Darío y Maxi en cada lugar donde estemos poniéndole el hombro a la transformación. En nuestro caso, el desafío es construir una facultad de Bellas Artes que mire a los barrios, que interactúe con ellos, pero no como mero slogan o simple propaganda. Estamos hablando del arte de los que luchan codo a codo con el otro. Esa es la belleza que nos devuelve hoy el legado de los compañeros.


ultima sesion del consejo directivo del semestre Reclamo estudiantil por más presupuesto y el proyecto de seguridad democrática fueron algunos de los temas más importantes El Lunes 2 de julio fue la cita para la última sesión del Consejo Directivo, antes de las vacaciones de invierno. Se trató de una reunión que se prolongó por casi tres horas, donde se debatió sobre diversos temas. El primero fue la presentación de los jurados representantes del claustro estudiantil en el concurso para cubrir ocho cargos de ayudante para la cátedra de Historia Social General. El segundo tema fue la reunión de la comisión ad-hoc que debía esclarecer los sucesos del día que la policía bonaerense, en la que los estudiantes no dieron quórum por no contar con la presencia de los estudiantes involucrados directamente en el conflicto. Luego se discutió sobre el proyecto de Seguridad Democrática, presentado por los consejeros de El Ensamble, que propone tratar la problemática de la seguridad de la facultad desde una perspectiva democrática, con una fuerte formación en derechos humanos de los no docentes que participen, en contraposición al modelo de la Guardia

Edilicia, que ya funciona en varias facultades de la UNLP, siendo objeto de numerosas críticas. Tanto los consejeros docentes como la consejera no docente votaron en contra del proyecto, mientras que la consejera del Miles se abstuvo y los consejeros de El Ensamble votaron a favor. Luego, la consejera no docente presentó un proyecto para derogar todos los convenios con el Servicio penitenciario bonaerense, pero fue pasado para la próxima sesión debido a ciertas irregularidades formales. A continuación, el Consejo declaró de interés académico dos actividades propuestas por dos fuerzas estudiantiles: el Taller de Salud Mental, organizado por el Miles, y la Cátedra Libre Barrio Adentro, organizada por el Movimiento Sur. Se presentó el pliegue de reivindicaciones estudiantiles, emanadas de los procesos asamblearios por carrera y de la jornada cultural del 16 de mayo. Las autoridades de la facultad eludieron un debate profundo sobre el tema, respaldándose en las cifras de aumento del presupuesto

de la facultad de los últimos años. En el debate, se ratificó la vigencia del Artículo 18 del Régimen de Enseñanza y promoción, el cual es obligatorio para todas las cátedras y no puede quedar a criterio de cada docente. Por último, los consejeros estudiantiles por la mayoría propusieron fijar fecha para la próxima sesión, y la consejera no docente propuso que la facultad aporte a los aguinaldos del personal. No se obtuvieron respuestas favorables.

Paraguay presente La crisis política que vive Paraguay, desatada por el golpe de estado de la derecha proimperialista contra el gobierno de Fernando Lugo, fue repudiada por dos declaraciones. Tanto el Miles como las fuerzas que componen El Ensamble presentaron sendos pedidos de repudio a la avanzada golpista, dándole el contexto de los ataques del imperialismo a las fuerzas populares de la región. El Consejo se expidió por unanimidad a favor de ambas propuestas.

lo tuyo no es el rock, cierran los bares por donde vas El gobierno municipal se enfrenta a la escena rockera independiente Como si el rock aún tuviera que demostrar lo que es capaz de generar como cultura alternativa (o tal vez, justamente por eso), desde el poder formal se siguen poniendo palos en la rueda de este género que hace años le da una identidad a nuestra ciudad. El último episodio de esta historia de incomprensión y mojigatería se dio en abril de este año, cuando el gobierno municipal del ¿kirchnerista? Pablo Bruera ordenó la clausura de lugares que son más que un bar, como Pura Vida y El Viejo Varieté. Apoyándose en los reclamos por ruidos m o l e sto s d e a l g u n o s ve c i n o s , y esgrimiendo un Código de Nocturnidad absurdo, el municipio avanzó hacia el control estatal de la cultura, y del

monopolio de los bolicheros que tienen la palanca suficiente para eludir ciertas reglamentaciones, o bien de digitar las reglas que a ellos les convienen. Hay que tener en cuenta que la tragedia de Cromañón, en aras de elevar los estándares de seguridad de los locales nocturnos, benefició a los empresarios que podían afrontar los gastos de nuevas exigencias de seguridad. Así, lograron desplazar a otros locales, y así ejercer un fuerte control sobre la escena rockera, cobrando precios altísimos a los músicos para tocar. Un control similar ejerce el gobierno municipal con los festivales públicos en Plaza Moreno o el Bosque, donde se pagan cifras altísimas para traer a artistas consagrados, y no se ofrece ayuda

para bandas que la reman desde abajo. Uno de los locales afectados por esta nueva avanzada, Pura Vida, se caracteriza por tener una política totalmente diferente frente a los músicos y artistas. Su apertura hacia nuevas expresiones de todo tipo le ha dado un renombre a nivel nacional, y lo convirtió en un trampolín para bandas que hoy son reconocidas lejos de 8 y 61… Tal es su influencia, que fue capaz de convocar a decenas de personas (entre artistas, vecinos, público en general y medios alternativos) en la plazoleta de la Noche de los Lápices, para protestar contra esta política excluyente. El resultado fue la reapertura del local como bar, pero sin la posibilidad de realizar espectáculos en vivo. La polémica está planteada, así como la necesidad de buscar mecanismos que nos unan a todos los que pretendemos que la cultura y el arte no sean reprimidos con argumentos conservadores, sino que reciban un apoyo estatal serio y democrático.

Las Malas Artes lasmalasartesfba@gmail.com

Las Malas Artes Nº4  

Cuarto número de Las Malas Artes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you