004 abril 2015 la siesta magazine  

Dispuesto a sentarme en una terraza para acompañar el buen tiempo con una caña y una tapita, una multitud captó mi atención. Frente a mí, un...