Page 62

61

Gracias al “Principado”, sin reconocimiento para la sidra Aunque comenzaron al mismo tiempo, las Fallas han sido declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, mientras que el “Principado” aún no ha presentado la candidatura de la cultura asturiana de la sidra.

“Es un proceso complicado, requiere su tiempo”. Este es el reiterado argumento del “Principado” cuando se quiere conocer el estado de los trámites que tiene que superar la cultura asturiana de la sidra para ser reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Argumento vago y ambiguo –más aún si, como parece, lo ronda la acepción kafkiana–. Las explicaciones no van más allá y el reconocimiento de esta importante manifestación cultural por la UNESCO queda otra vez relegado de la información que ofrecen los medios de comunicación. Sin embargo, cada cierto tempo resurge el tema y lamentablemente es un agente externo el que lo vuelve a sacar a la luz. En esta ocasión así ha sucedido con la noticia de que la candidatura de las Fallas de Valencia sí que ha llegado a buen puerto, y eso que la propuesta inició su camino casi al mismo tiempo que la asturiana. Ahora nos preguntamos: ¿Pero qué ha faltado? Las respuestas, en su línea, no son claras. Y eso que esta publicación ha preguntando por el curso de la candidatura en diferentes ocasiones a los responsables del “Principado” en encuentros como en Salón de Gourmets, en el coloquio sobre en Muséu de la Sidre organizado en Nava, o la inauguración del Paseo de las Cien Variedades. La respuesta, la misma de siempre: “el proceso lleva su tiempo”. Luis Benito García es el historiador en quien recayó en 2009 la misión de recabar las investigaciones nece-

sarias para sustentar la candidatura. Él explica que la iniciativa para el reconocimiento de la cultura sidrera estuvo financiada en un primer momento por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, mientras que la encargada de la tramitación burocrática correspondió a la Dirección General de Patrimonio. Hace unos dos años, la primera le pasó el testigo a la segunda de los trabajos que sustentarán la candidatura. Y de ahí a esta fecha no se ha sabido nada más. Bueno, hasta ahora, cuando nuevamente los medios vuelcan sus preguntas hacia la Dirección General de Patrimonio –órgano dependiente de la Consejería de Cultura–. Desde ahí se señala es el Consejo del Patrimonio Histórico Español quien selecciona las candidaturas del estado para presentarlas en la UNESCO, y solo le está permitido apoyar una propuesta al año. Por lo que el tan consabido “proceso” se vuelve aún más lento y complicado. Sin embargo, y tal como Luis Benito García explicó en el coloquio realizado en el Muséu de la Sidre el pasado verano, los trabajos e investigaciones deben estar preparados para cuando se soliciten. De otra manera las demás iniciativas irán adelantando a la asturiana. “A cada delegación le toca luchar para que incluyan lo más rápido posible su propuesta en la lista indicativa. Y de no insistir y luchar en cada reunión para recabar apoyos en la votación y, en especial, disponer de una candidatura de primer orden y de unos planes de salvaguarda bien perfilados, no te inscribirán jamás” señala García. Avientu 2016

LA SIDRA 156  

Espublización correspuendiente al mes d’avientu de 2016 con información del Mercáu Navidiegu de Xixón, la presentación de la nueva Poma Áure...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you