Issuu on Google+

46

Para quienes no conozcan esta sidrería-parrilla, es una grata sorpresa encontrarse con este local ubicado en la zona de Cuatro Caminos-El Natahoyo. En primer lugar porque, nada más entrar, se observa un atento cuidado en su decoración. Es moderna, diáfana, estilizada, y los colores invitan a relajarse y a pasar un rato agradable. En segundo lugar, pero no menos importante, los platos de la carta están bien compensados en cuanto a productos se refiere, además de que su elaboración y presentación es esmerada, y en estas se aprecian toques de vanguardia que hacen que la experiencia gastronómica sea placentera. Para muestra, un botón. Una de sus especialidades es el rodaballo con pulpo y zamburiñas, plato que combina tres de los productos más apetecibles en estas fechas. Este comparte protagonismo con el pixín a la campesina con gambas y gulas, una preparación que incluye jamón ibérico y ajo; y también con la lubina rellena de jamón ibérico y gambas. La lubina también la podemos pedir a nuestro gusto, ya sea a la sidra, al horno o amariscada; y lo mismo sucede con otros pescados como la merluza o la chopa. Y si lo que nos apetece es carne, en La Allandesa tenemos cantidad de opciones. Por ejemplo, aquí preparan un cachopo especial de ternera que lleva jamón ibérico, queso y cebolla caramelizada, acompañado de salsa de setas. Igualmente lo tienen de solomillo de 156

buey con jamón de pato y foie. Ofrecen también un chuletón de buey en su punto, y un solomillo –también de buey– con foie y salsa de frutos rojos. Como este restaurante también es parrilla, tienen una amplia variedad de carnes cocinadas a la brasa: costillas, chorizos criollos, chorizos asturianos, pechuga de pollo al limón, chuletinas de lechazo, mollejas al ajo, solomillo ibérico, chuletón y entrecot de buey; y cómo no, parrilladas de carne. Por encargo se puede pedir arroz con bugre, paella de marisco o arroz con pulpo. Y no se pueden olvidar las parrilladas marinas. Las hay de marisco con bogavante, zamburiñas, langostinos, cigalas, ñocla, centollo, almejas y navajas; o de pescado con tres de estos productos más almejas y langostinos. Por si fuera poco, hay que estar atentos a las sugerencias que tienen para cada temporada, ya que constantemente van rotando de platos para así satisfacer a los clientes. En cuanto a las sidras que manejan, Buznego y su DOP Zapica, son las que se escancian en este local. La Allandesa lleva poco más de un año de vida ya que se inauguró el 24 de septiembre de 2015; y en este tiempo ha sabido ofrecer una carta apetecible y atrayente con productos de gran calidad. Todo un acierto por parte de Nico, su propietario, quien quiere agradecer a todos sus clientes por el apoyo recibido.


LA SIDRA 156