Issuu on Google+

41

nocidos como la rana y la llave. Tras el bar estaba el llagar donde se hacían las espichas teniendo capacidad para cincuenta pipas de sidra. En 1950 aparece un anuncio en La Nueva España que dice “se servirá el típico desarme, bacalao a la vizcaína, callos, vino superior y sidra de Nava. La sidra natural de escanciar más apreciada en Uviéu era la de Nava, siendo la de Villaviciosa la sidra espumosa como referencia, y siendo el llagar de Sánchez de los más apreciados de dicho concejo. Otro de los anuncios típicos de la época además del Desarme, callos, o rotura de toneles (espichas), era la temporada de ostras frescas a 60 céntimos la docena, con lo que el maridaje de este producto y sidra no es tan reciente como pensamos. Como podemos apreciar, la sidra tuvo su espacio en el típico menú del Desarme, por ser bebida autóctona y no solo por los lugares en que se ofertaba el guiso, sino por estar o constar en las ordenanzas militares como sustento de la tropa. Testu: Manuel G. Busto

Avientu 2016


LA SIDRA 156