Issuu on Google+

ASTURIES GASTRONÓMICA

79

Francisco García regenta la Carnicería García en Avilés.

Mª Jesús Álvarez, en el establecimiento de Charcutería Gorfolí.

lleno, pero también pollos, pavos e ibéricos. Parece que las nuevas generaciones apuestan por cenas más creativas y caen rendidos ante el cerdo ibérico, las carrilleras, incluso los cachopos. También a la cabeza de la innovación se sitúa, en el Mercado de Avilés, la Panadería Teboyas. Su propietario, Modesto Blanco, se ha propuesto transgredir y enamorar a los avilesinos con todos sus productos. Por este motivo han implementado sus propios dulces artesanales, entre los que se encuentran los polvorones y mazapanes que ellos mismos elaboran en sus hornos. Y no es lo único que hace las delicias de cuantos consideran la Panadería Teboyas de parada obligatoria, pues sus hogazas de pan, o la variedad de los mismos, hacen que muchos acudan en fiestas a por un pan diferente. Un deseo de innovación que este año también alcanza a su famoso Roscón de Reyes y al tradicional relleno añaden uno de nata y dulce de leche y otro de nata y Nutella. Tampoco podemos irnos del Mercado de Avilés sin detenernos en la Charcutería Gorfolí. Ellos representan a la perfección lo que significa calidad con mayúsculas, ya que todos sus productos gozan de una excelente fama entre los avilesinos. Jamones ibéricos, quesos asturianos, incluso otros productos hechos en Asturies y que convierten a Gorfolí en lugar de referencia. A pesar de su amplísima demanda, en Navidad siguen cumpliendo las expectativas de sus clientes. María Jesús, la propietaria, confiesa que sus bandejas preparadas de ibéricos o quesos seleccionados tienen muy buena acogida en estas fiestas, dado que en ellos se mezclan la comodidad y la calidad. En Gorfolí también ofrecen productos especiales en Navidad que no se demandan el resto de año, como determinados productos rellenos de

Modesto Blanco con sus propuesta navideñas en la Panadería Teboyas..

trufa, con foie o el famoso huevo hilado. Hablamos de cuatro de los comerciantes que componen el Mercado de Avilés, que se ha convertido en lugar de referencia a la hora de conseguir productos de primera y un trato excelente. Como bien dice Juanín, el dueño de la pescadería: “La única forma de conseguir que el cliente vuelva es que obtenga un producto de primera y un gran servicio”. Payares 2016


LA SIDRA 155