Issuu on Google+

VIDA PARROQUIAL BAUTIZO: Fueron bautizados el 5 de mayo los hermanos HUGO Y VÍCTOR DELGADO RODRÍGUEZ, y el 6 de mayo la niña GISELA GARCÍA GONZÁLEZ. Nuestra enhorabuena y felicitaciones para sus padres, familiares y padrinos. Les animamos a que sean responsables con el compromiso adquirido.

LA CATEQUESIS INFORMA: El próximo día 1 de junio viernes tendremos el final de catequesis: MISA a las 18:00 h, y después FIESTA COMPARTIDA EN LOS SALONES. Allí compartiremos, cantaremos y seguro que nos lo pasaremos muy bien. Los papás están también invitados. Y ya estamos organizando el MINICAMPAMENTO en el Emilio Fernández. Los que deseen asistir, deben hacer la inscripción antes del 1 de Junio.

COLECTA CÁRITAS: Una vez más la parroquia sigue siendo generosa. Gracias por vuestra colaboración con los necesitados a los que Cáritas diligentemente atiende en nombre de todos. Este mes la recaudación fue de 2. 006 • . Que Dios os lo pague. CURSILLO PREMATRIMONIAL: El número fue de 10 parejas las que realizaron el curso prematrimonial. Muy buen ambiente y mucha colaboración. Como siempre D. José Luis R. dirigió el cursillo, acompañado por los PP. Javier y José Luis. POSTRE CASERO: Con motivo del día de la madre, se realizó la campaña del postre casero. Todo muy rico y todo muy bien. Muchos trajeron sus postres y otros muchos los compraron. Todo se vendió. Gracias a todos, y 1.725 • fue la recaudación. Felicitamos especialmente a los organizadores por el trabajo realizado.

CELEBRACIÓN DE LA VIRGEN DE FÁTIMA: Este año fue el lunes 14, con la presencia de la policía municipal y de las diversas autoridades civiles y militares. Una vez más pedimos a la Virgen su ayuda y protección. VIAJE A BAVIERA Y AL TIROL: Ya estamos a las puertas. Al final llenamos el cupo que habíamos solicitado, 35 personas. Nos vamos del 4 al 10 de junio. XLVI JORNADA DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES: Se celebran el día 20 bajo el lema «SILENCIO Y PALABRA, camino de evangelización».

Número de las Cuentas Corrientes Parroquiales abiertas en CajaCanarias: 1) Para rehabilitación del templo : 2065 0083 26 1400083070 2) Cuenta Ordinaria: 2065 0083 27 1400001290 MI PARROQUIA: Hoja parroquial de uso interno. Ejemplar gratuito.

MI PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN CARMELITAS DESCALZOS Avda. Tres de Mayo, 38 - Santa Cruz de Tenerife www.parroquiadesantodomingo.org Año XVIII - Nº 455 - Domingos, 20 y 27 de mayo del 2012

PENTECOSTÉS Ser cristiano hoy es una tarea no fácil. Vivir como discípulo de Cristo, hacer de su evangelio la norma de nuestra vida, vivir su estilo, no es fácil. No lo ha sido, no lo es. Y seguro que no lo será. Y tampoco es fácil vivir lo que Jesús un día nos pidió: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación». Tampoco es fácil para la Iglesia, comunidad de creyentes tener un solo corazón, una sola alma, caminar en comunión y en fraternidad y responder a los nuevos retos que los tiempos nuevos hoy nos plantean. Pero lo que lo que no es fácil paras nosotros, o imposible en casos, se convierte en posible cuando abrimos nuestras puertas y nuestro corazón al Espíritu Santo. El Espíritu Santo es la fuerza de Dios dentro de nosotros que nos posibilita el poder ser todo lo anterior. Jesús nos prometió que no nos iba a dejar solos. Que la llama que había encendido en nuestros corazones la seguiría alentando. Por eso se queda con nosotros en el pan y en el vino consagrados, en la eucaristía. Y es más, poco antes de ascender al cielo nos da su ESPÍRITU. Por eso es posible todo, porque es Dios presente con su fuerza en nuestras vidas. Él hace en nosotros y en la Iglesia los pequeños y grandes milagros de cada día. Y Él nos va guiando, el «conduce nuestra barca» y aunque con muchas tormentas, aunque con muchas dificultades, esta barca que es la

Iglesia fundada por Cristo, sigue siendo fiel y camina a buen puerto. Todo los bueno que hay en tu vida. Todo el bien que haces. Toda tu entrega y servicio. Toda tu acogida. Todo lo bueno que haces, no es sólo obra tuya. NO. Hay alguien dentro de ti que te ayuda a sacar, lo mejor de ti mismo.

¿Qué hacer, entonces? Primero, agradece esa presencia especial, el Espíritu es Dios que ha hecho de ti su casa. Segundo, sé fiel a todas las buenas insinuaciones que vas sintiendo dentro de ti, que nacen de esa presencia en tu interior. Tercero, no dudes en pedir su ayuda, su fuerza. La necesitas. Porque con Él todo es posible. Si tienes dudas de lo último, te invito a que leas los primeros capítulos de los hechos de los apóstoles.

P. Javier Fuente, ocd


LITURGIA DOMINICAL (Ciclo B) Domingo, 20 de mayo del 2012 ( ASCENSIÓN DEL SEÑOR )

Domingo, 27 de mayo del 2012 ( PENTECOSTÉS )

La ausencia de Jesús y la misión de la Iglesia. La Ascensión del Señor es la última aparición del Resucitado a sus discípulos. Es la fiesta de una ausencia en beneficio de una presencia en el Espíritu.- Dos páginas bíblicas y dos estilos narrativos cuentan la Ascensión de Jesús al cielo y la misión que confía a sus discípulos (1ª Lect. y Evang.). La ausencia de Jesús hace que Pablo exhorte a vivir según la vocación recibida en el Espíritu (2ª Lect.). La misión de Jesús está ahora en manos del Espíritu Santo y de la Iglesia.

Este sagrado tiempo de cincuenta días, llamado La Cincuentena Pascual, concluye hoy, Domingo de Pentecostés, en que se celebra el don del Espíritu Santo a los Apóstoles, los orígenes de la Iglesia y el comienzo de su misión a todas las lenguas, pueblos y naciones. El Espíritu Santo en la Iglesia.- El Padre y el Hijo envían al Espíritu para continuar en la Iglesia el plan salvífico universal (1ª Lect.); para llevar a término la obra de Cristo después de la Ascensión; y convertir a los discípulos en mensajeros de paz y de perdón (Evang.) y para comunicar sus dones a favor del bien común (2ª Lect.).

Primera lectura, Hech 1,1-11: En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios. Una vez que comían juntos, les recomendó: "No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo." Ellos lo rodearon preguntándole: "Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?" Jesús contestó: "No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo." Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse."

Salmo 46: "Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas." Segunda lectura, Ef 1,17-23: Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Evangelio, Mc 16,15-20: En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: "Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos." Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

Primera lectura, Hech 2,1-11: "Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar."

Salmo 103: "Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra." Segunda lectura, 1Cor 12,3b-7.12-13: Hermanos: Nadie puede decir "Jesús es Señor", si no es bajo la acción del Espíritu Santo. Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. Porque, lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todo hemos bebido de un solo Espíritu.

Evangelio, Jn 20,19-23: "Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo." Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en su casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: "Paz a vosotros." Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: "Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envió yo." Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos."


mi-parroquia-455