Issuu on Google+

Viernes, 6 de abril del 2012 ( VIERNES SANTO ) Jesús muere en la Cruz.- El Siervo de Yahvé sufre en lugar del pueblo, justifica a muchos cargando los crímenes del pueblo y es exaltado (1ª Lect ). Cristo es el Siervo de Yahvé. Jesús sufre la muerte para salvar a todos. El Evangelio narra la Pasión (Evang). Cristo, obedeciendo plenamente al Padre, se convierte en causa de salvación para todos los que obedecen (2ª Lect).

Primera lectura, Is 52,13-53,12: "Él fue traspasado

MI PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN CARMELITAS DESCALZOS Avda. Tres de Mayo, 38 - Santa Cruz de Tenerife

por nuestras rebeliones." Año XV III- Nº 451 - Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo, 2012

Salmo 30:"Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu." Segunda lectura, Hbr 4,14-16;5,7-9: Hermanos: Mantengamos la confesión de la fe, ya que tenemos un sumo sacerdote grande, que ha atravesado el cielo, Jesús, Hijo de Dios. No tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino que ha sido probado con todo exactamente como nosotros, menos en el pecado. Por eso, acerquémonos con seguridad al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y encontrar gracia que nos auxilie oportunamente. Cristo, en los días de su vida mortal, a gritos y con lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte, cuando en su angustia fue escuchado. Él, a pesar de ser Hijo, aprendió, sufriendo, a obedecer. Y, llevado a la consumación, se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna.

Evangelio, Jn 18,1-19,42: C. En aquel tiempo, salió Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio, porque Jesús se reunía a menudo allí con sus discípulos. Judas entonces, tomando la patrulla y unos guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos, entró allá con faroles, antorchas y armas. Jesús sabiendo todo lo que venia sobre él, se adelanto y les dijo: +. "¿A quién buscáis?" C. Le contestaron: S. "A Jesús, el Nazareno." C. Les dijo Jesús: +. "Yo soy." C. Estaba también con ellos Judas, el traidor. Al decirles: "Yo soy", retrocedieron y cayeron a tierra. Les preguntó otra vez: +. "¿A quién buscáis?" C. Ellos dijeron: S. "A Jesús, el Nazareno." C. Jesús contestó: +. "Os he dicho que soy yo. Si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos." . . .

LES RECORDAMOS QUE LA VIGILIA PASCUAL TENDRÁ LUGAR EL SÁBADO, 7 DE ABRIL, A LAS 22:00 HORAS Número de las Cuentas Corrientes Parroquiales abiertas en CajaCanarias: 1) Para rehabilitación del templo : 2065 0083 21 3000083070 2) Cuenta Ordinaria: 2065 0083 22 3000001290 MI PARROQUIA: Hoja parroquial de uso interno. Ejemplar gratuito.

SEMANA SANTA Muchas son las semanas del año, distribuidas a lo largo de los 12 meses. Todas importantes. Cada una con sus características y salpicadas todas de ellas de acontecimientos. Pero para los cristianos, para ti y para mí. Para nosotros, gente sencilla, que vivimos nuestra fe desde la sencillez y que luchamos cada día por ser “amigo de Dios y hermano de los hombres”, hay una semana especial: LA SEMANA SANTA. Es una Semana llena de AMOR. El amor de Dios, Jesús, llena toda esa Semana. Amor que es servicio en el JUEVES SANTO. Un amor que es convertirse en siervo y en servidor. Desde este día no hay otra manera de ser cristiano. Un amor que es EUCARISTÍA, regalo de Dios y alimento del hombre. Una Semana llena de CRUZ. Lo recordaremos el VIERNES SANTO. La cruz de nuestros pecados, indiferencias,

egoísmos. Una cruz que pesa y que hace sufrir. Una cruz a la que Jesús abraza. Es un abrazo a cada uno de nosotros. Una cruz en la que muere Jesús. “Nadie tiene amor más grade que el que da la vida por sus amigos”. Lo dice y lo hace. Así es Jesús. Una semana que es ESPERA. Sí, el amor, la cruz engendra la vida, pero hace falta tiempo. Es lo que hacemos el SÁBADO SANTO. Esperar. Todo ha muerto, menos la esperanza. Jesús cumplirá su Palabra. Ahora te toca esperar. Una semana llena de VIDA. Sí, porque Cristo Resucitó. Y nosotros resucitaremos. Esa es nuestra alegría. Cristo vive, está y estará con nosotros siempre. Nada ni nadie nos va a poder separar de su amor. Por eso, alégrate. ¡La Vida ha triunfado! ¡Cristo vive!

P. Javier Fuente, ocd


L I T U R G I A D E S E MANA SAN TA ( C i c l o B )

Domingo, 1 de abril del 2012 ( DOMINGO DE RAMOS ) El Domingo de Ramos nos introduce en la Semana Santa.- La celebración de hoy engloba los dos aspectos fundamentales del misterio pascual: muerte y vida, humillación y triunfo. En otras palabras: entrada triunfal en Jerusalén y el Siervo que es llevado a la muerte. El Siervo de Dios permanece siempre a la escucha de la palabra de Dios y la anuncia a pesar de sentir los ultrajes (1ª Lect.). El Siervo de Yahvé, según la tradición cristiana, es Jesús. El Evangelio proclama la persecución y muerte de Jesús y la liberación del pecado (Evang.). El himno que transcribe Pablo habla de la humillación y de la glorificación de Jesús sobre todo nombre (2ª Lect).La celebración tiene dos partes: la conmemoración de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y la Eucaristía, que es memorial de la muerte y resurrección de Cristo.

Primera lectura, Is 50, 4-7: Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído. Y yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado.

Salmo 21: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" Segunda lectura, Flp 2, 6-11: Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre"; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Evangelio, Marcos 14,1-15,47: (La Pasión del Señor) [C. Faltaban dos días para la Pascua y los Ázimos. Los sumos sacerdotes y los escribas pretendían prender a Jesús a traición y darle muerte. Pero decían: S. "No durante las fiestas; podría amotinarse el pueblo." Se ha adelantado a embalsamar mi cuerpo para la sepultura C. Estando Jesús en Betania, en casa de Simón, el leproso, sentado a la mesa, llegó una mujer con un frasco de perfume muy caro, de nardo puro; quebró el frasco y lo derramó en la cabeza de Jesús. Algunos comentaban indignados...

Jueves, 5 de abril del 2012 ( JUEVES SANTO ) SANTO TRIDUO PASCUAL El santo Triduo pascual de la pasión, muerte y resurrección del Señor es el punto culminante de todo el año litúrgico; todos los demás tiempos se encaminan a él y todos reciben de él su eficacia sacramental. Se llama Triduo pascual porque con su celebración se hace presente y se realiza el misterio de la Pascua, es decir, el tránsito del Señor de este mundo al Padre. Con la Eucaristía de la Cena del Señor en la tarde del Jueves Santo comienza el Triduo Pascual, que tiene su primer día en el Viernes Santo de la Pasión del Señor, continúa el Sábado Santo de la Sepultura del Señor, que es el segundo día del Triduo y llega a su culminación en la Vigilia Pascual que se prolonga a lo largo de todo el Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor.

Primera lectura, Éx 12,1-8.11-14: Prescriciones del Señor a Moisés y Aarón sobre la Cena Pascual.

Salmo 115: "El cáliz de la bendición es comunión con la sangre de Cristo." Segunda lectura, 1Cor 11,23-26: Hermanos: Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido: Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó pan y, pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: "Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía." Lo mismo hizo con él cáliz, después de cenar, diciendo: "Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía." Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Evangelio, Jn 13,1-15: Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido. Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo: "Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?" Jesús le replicó: "Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde." Pedro le dijo: "No me lavarás los pies jamás." Jesús le contestó: "Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo." Simón Pedro le dijo: "Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza." Jesús le dijo: "Uno que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. También vosotros estáis limpios, aunque no todos." Porque sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: "No todos estáis limpios.". . .


Mi parroquia 451