Issuu on Google+

Agrupaciรณ Agrupaciรณn Cultural Las Cruces

Revista Cultural.

Las Cruces, octubre 2010 / Nยบ 15

OLEO

Juan Francisco Gonzรก Gonzรกlez


EDITORIAL Un hermoso óleo de Juan Francisco González que muestra la Punta del Lacho vista desde la Playa Las Salinas es la portada del mes de octubre. El biólogo Juan Carlos Castilla, recibió el premio Nacional de Ciencias Aplicadas 2010, en las paginas centrales contamos su trabajo y su relación con la Estación Costeras de Investigaciones Marinas Las Cruces. La crónica de Luz Díaz-Tendero sobre “Los Alimentos Transgénicos”, nos cuenta sobre la preocupación que debemos tener al no saber el origen de los alimentos que consumimos. Los poemas de León Aguayo ”Niña desnuda mariposa nutriente” y “Por ahora” de M. Teresa Quintino, iluminan estas paginas. Finalmente el reconocimiento a nuestro vecino Reinaldo Sapag, que lidera una iniciativa altruista, iluminada por el recuerdo del cardenal Raúl Silva Henríquez.

Director

PINTURA

Luis Merino Zamorano

Editores León Aguayo - Luz Díaz-Tendero Paulina Carrasco - Víctor Gaete Jorge Córdova – Patricia Concha Emma Urbina – M. Teresa Quintino Elizabeth Vázquez – Marco Polo Aravena

Corrección de Textos León Aguayo – Marco Polo Aravena

PORTADA Óleo del maestro de la pintura chilena Juan Francisco González, sus pinceles recogieron los colores del borde costero. En esta pintura llena de luz, apreciamos la Punta del Lacho y en primer plano las olas de la Playa Las Salinas.

agrupacionculturallascruces@chile.com


CRONICA LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS *

Los alimentos transgénicos son modificados genéticamente y se obtienen mediante la ingeniería genética. El proceso consiste en introducir en el genoma de un organismo vivo, un gen ajeno, llamado transgén con el objeto de que éste, supuestamente, traspase a su nuevo anfitrión una ventaja ecológica, nutricional o de otro tipo. Los cultivos transgénicos se introdujeron en nuestra agricultura y alimentación hace unos 10 años, sin que previamente se hicieran estudios que avalaran su seguridad para el medio ambiente y la salud y sí con grandes promesas de que se aliviaría el hambre en el mundo y se solucionarían los problemas de los agricultores. Pero la realidad muestra que no han significado beneficios para el consumidor, ni para los pequeños agricultores, mientras que cada día aumentan las evidencias de sus efectos adversos a la salud. Los impactos de los cultivos transgénicos son cada día más evidentes: aumento del empleo de pesticidas en el campo, contaminación genética de especies de vegetales silvestres, aceleración de la pérdida de biodiversidad, insectos y malezas que se hacen resistentes a los tratamientos convencionales. Es prácticamente imposible proteger la agricultura no transgénica de la transgénica, ya que, una vez liberados al medio ambiente, es difícil revertir sus efectos. Se ha comprobado que la introducción de los cultivos transgénicos, aumenta el desempleo en el campo, con la consiguiente migración a la ciudad. Además, los transgénicos disponibles no son, ni más productivos, ni más nutritivos. Sin embargo, los intereses económicos en juego, ejercen todo tipo de presiones políticas por parte de las multinacionales de la biotecnología, que intentan controlar la agricultura y la alimentación mundial, despreciando las consideraciones sociales y ambientales. Así, los agricultores dependen de unas pocas multinacionales que controlan el mercado de semillas, los productos químicos asociados y en muchos casos, gran parte de los factores de producción. Entre las amenazas para la salud, al consumir estos alimentos, se encuentran los riesgos de infertilidad, problemas en el sistema inmunitario, aceleración del envejecimiento, problemas asociados a la síntesis del colesterol y con la regulación de la insulina; cambios en el hígado, riñones, bazo y sistema gastrointestinal. Diferentes organismos internacionales especializados, luego de realizar investigaciones, respecto del consumo de alimentos transgénicos, advierten la necesidad urgente de “Prohibir los alimentos genéticamente modificados y la implementación inmediata de pruebas de su seguridad por organismos independientes, a largo plazo”.... En el senado de Chile, se tramita el proyecto de ley que establece la obligatoriedad de rotular los envases de los alimentos transgénicos, especificando su calidad de tal, el cual ha dado un nuevo paso, luego de que la comisión de salud aprobara por mayoría la iniciativa. Ahora le corresponde estudiarlo a las comisiones de medio ambiente y agricultura. El objetivo de este proyecto, que espera desde hace años por su aprobación, es que los chilenos ejerzan su derecho a saber qué están comiendo. ¿Quién no añora los tomates de antes?

* Articulo aparecido en la Revista “Mundo Nuevo” de distribución gratuita. www.mundonuevo.cl Extracto realizado por Luz Díaz-Tendero.


CRONICA

www.ecim.cl JUAN CARLOS CASTILLA Premio Nacional de Ciencias Aplicadas 2010

El biólogo marino de la Universidad Católica, Juan Carlos Castilla Zenobi, uno de los fundadores de la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM) de Las Cruces, fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas 2010. El jurado presidido por el Ministro de Educación, Joaquín Lavín, estuvo conformado por Víctor Pérez Vera, rector de la Universidad de Chile; Edgar Kausel, en representación de los galardonados; José Miguel Aguilera, en su condición de presidente de Conicyt; y Sergio Lavanchy, rector de la Universidad de Concepción. El ministro Lavín informó que la decisión unánime del jurado se basó tomando en consideración “la notable y pionera contribución del señor Castilla al estudio de los ecosistemas costeros y la sustentabilidad de los mismos”. ESTACION COSTERA DE INVESTIGACIONES MARINAS LAS CRUCES La Estación Costera de Investigaciones Marinas, ubicada en Las Cruces, es un laboratorio de investigación y docencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que tiene asociada un Área Marina Costera Protegida, fue fundada en 1982, cuando la Universidad adquirió un terreno en la localidad costera de Las Cruces. Científicos liderados por los Profesores Juan Carlos Castilla y Patricio Sánchez cerraron 1 km de costa rocosa y sus aguas adyacentes a toda intervención humana, creando una de las primeras reservas marinas costeras en el mundo. Al excluir a los humanos desde el área de investigación, estos científicos pudieron probar el impacto que los humanos tienen sobre ecosistemas costeros, particularmente los efectos de la cosecha artesanal de mariscos locales. Este innovador experimento de exclusión humana fue uno de los primeros en el mundo en proporcionar bases científicas para el establecimiento de áreas marinas protegidas, además de conducir directamente al desarrollo de pioneras técnicas de co-manejo para la explotación sustentable de recursos marinos en Chile.


Juan Carlos Castilla recibió su Ph.D. de la Universidad de Gales en el Reino Unido. Ha sido miembro de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile desde 1965. Su investigación ha tenido un impacto significativo sobre la conservación marina e investigación del manejo de recursos a nivel nacional e internacional. Ha recibido numerosos premios y reconocimiento nacional e internacional de su trabajo, incluyendo membresías en las Academias Nacionales de Ciencias de Chile y de Estados Unidos, Chilean Presidencial Chair en Ciencias, y el premio Pew en Conservación Marina, entre otros. Su oficina y laboratorio principal se encuentran en Santiago, pero trabaja constantemente en Las Cruces. Líneas de Investigación Estructura y dinámica de comunidades del intermareal rocoso, y el rol que juegan los seres humanos como usuarios de recursos naturales.

“Una de mis líneas de investigación es la biodiversidad costera. Aunque se ha trabajado extensamente en la biodiversidad costera de Chile central, se sabe muy poco sobre la diversidad asociada a micro-hábitats naturales. Nuestro laboratorio está trabajando para entender mejor la variación en biodiversidad a varias escalas por medio de estudios de sistemática. Una segunda línea de investigación es el estudio de cómo las invasiones biológicas afectan la biodiversidad marina en Chile a escalas poblacionales, comunitarias y ecosistémicas. Los métodos utilizados son la revisión de datos históricos y de archivo sobre especies invasoras en Chile (incluyendo especimenes de museo), análisis de datos espaciales de largo plazo para la detección de tendencias entre poblaciones nativas e invasoras, y estudios comparativos de las especies invasoras en sus rangos geográficos originales y adquiridos. Un área de interés final es la conservación marina, específicamente el establecimiento de reservas marinas y áreas de manejo para la explotación sustentable de recursos (asignados a pequeñas comunidades de pescadores con derechos exclusivos sobre el recurso). Además de estudiar el diseño y la implementación de reservas y áreas de manejo, en mi laboratorio también se examina la conectividad entre reservas marinas y áreas destinadas a la explotación. Dado que el estudio de conectividad marina requiere de un entendimiento de la oceanografía de aguas costeras (un campo relativamente joven en Chile), esta última es también un área de interés actual. El laboratorio además está trabajando en mejorar el entendimiento de la dimensión humana de las reservas marinas y áreas de manejo, mediante el estudio de las implicancias que su implementación tiene sobre las comunidades costeras.”


POESÍ POESÍA

POR AHORA Por ahora tu me bastas para que el día sea otro y yo también otra para sentir para observar para mirarme y reconocerme para entender aunque sea un poco como me manejo para ir abriendo los ojos y no mentirme y no mentirte yo ya no busco lo que no encuentro por ahora quiero instantes solo eso.

M. Teresa Quintino


NIÑA DESNUDA MARIPOSA NUTRIENTE Niña desnuda mariposa nutriente de un oleaje infinito, apagado rencor casto alambre sonido yacente, niña de noctívaga vastedad desnuda, herida espiga y socavada. Campiña bajo azur grajos de muerte gusanos lagrimeantes, sin fin puntos que rondan el espacio de un instante y algún otro. Pequeña niña sin carga ni velamen, ligeras resonancias por una cifra no pensada nunca, trascendente absurdo cielo sobre cielo muerte tan hermosa, (Almafuerte un poeta) absurda careta de mico, muerte tan hermosa tan hermosa cantante muda, rastrillo zen arena furtiva, alado silencio golondrina quieta en inquietud de espada. Niña aupando galopes tras un azor dormido del yermo histrionismo de mi cara de vidrio, murientes las cinco agonías, las manos lejanas al rizar los carámbanos con soles muertos pero más que hidromiel gustados. Pellejo de luna maíz y alicaído por cinco agonías extremas de adoración desnuda, desdibujados cantores huesos ya por ramales olvidados hoy día mismo se fueron. Lagrimas por cinco agonías de cilicio.

Leó León Aguayo


CRONICA Nuestro Vecino Reinaldo Sapag Chain se encuentra liderando un proyecto de apoyo a los niños de la provincia de San Antonio, se trata de una Clínica Dental que además tendrá atención Psicológica y Psiquiatrica que se encuentra emplazada en El Tabo. Esta iniciativa altruista desarrollada por la Corporación Cardenal del Pueblo, inspirada por el cardenal Raúl Silva Henríquez, cuyo lema es “La miseria no es humana ni es cristiana”. El Acta Fundacional de esta iniciativa está basada en el legado espiritual del cardenal. Nos ha parecido muy pertinente transcribirlo en nuestra Revista, por ser una muestra de la relación de generosidad que debe existir entre los seres humanos.

CORPORACIÓN CARDENAL DEL PUEBLO “La miseria no es humana ni cristiana” Cardenal Raúl Silva Henríquez

ACTA FUNDACIONAL “Mi palabra es una palabra de amor a Chile. He amado intensamente a mi país. Es un país hermoso en su geografía y en su historia. Hermoso por sus montañas y sus mares, pero mucho más hermoso por su gente. El pueblo chileno es un pueblo noble, muy generoso y leal. Se merece lo mejor. A quienes tienen vocación o responsabilidad de servicio publico les pido que sirvan a Chile, en sus hombres y mujeres, con especial dedicación. Cada ciudadano debe dar lo mejor de sí para que Chile no pierda nunca su vocación de justicia y libertad.” “Mi palabra es una palabra de amor a los pobres. Desde niño los he amado y admirado. Me ha conmovido enormemente el dolor y la miseria en que viven tantos hermanos míos en la tierra. La miseria no es humana ni es cristiana. Suplico humildemente que se hagan todos los esfuerzos posibles, e imposibles, para erradicar la extrema pobreza en Chile. Podemos hacerlo si en todos los habitantes de este país se promueve una corriente de solidaridad y de generosidad. Los pobres me han distinguido con su cariño. Sólo Dios sabe cuánto les agradezco sus muestras de afecto y su adhesión a la Iglesia.” “Mi palabra es una palabra de amor especial a los campesinos que trabajan con el sudor de su frente y con quienes compartí desde mi infancia. En ellos hay tantos valores que no siempre la sociedad sabe apreciar. Quiero pedir que se los ayude y se los escuche. A ellos les pido que amen y que cuiden la tierra como un hermoso don de nuestro Dios.”


REVISTA CULTURAL LAS CRUCES N°15