Page 1

Miradas Laura Alejandra Sรกnchez Castro


Miradas Embera- Chamí La mirada de la mujer indígena está cargada de fuerza y de energía, son disparos de ímpetu que atraviesan a quien es observado. Las mujeres, niños y niñas indígenas que fueron fotografiados en esta serie, pertenecen a la comunidad Embera Chamí, ubicada en Vijes, en la subregión sur del Valle del Cauca, territorio de donde no son oriundos, pero han adoptado por tradición. La comunidad Wasiruma Embera-Chamí de Vijes, conserva el legado cultural ancestral expresado en lengua materna, cosmogonía, tradición oral, medicina tradicional, alimentación autóctona, ritos ancestrales, entre otras características culturales; las cuales, son símbolo y expresión de identidad, de pervivencia y del anhelo de seguir siendo lo que son, “Embera-Chamí”. Esta comunidad, a pesar de verse permeada por la cultura del “hombre de occidente”, aún conserva mucho de su cosmovisión indígena, sus creencias, ritos y deseos de preservar y expandir su forma de ver el mundo. Es por eso, que los mayores de la comunidad se interesan por transmitir a los niños y jóvenes su legado, enseñándoles su lengua y la importancia de usarla, debido a que la cultura Embera se fortalece en la creencia de la educación por medio de la oralidad, más que de la escritura o cualquier otro medio de enseñanza. Las niñas de esta comunidad disfrutan, como parte de su cosmovisión, de música y danzas para las cuales requieren de una vestimenta especial. Como parte de dicha vestimenta, está el maquillaje, que consiste en una serie de figuras a lápiz que se dibujan en el rostro. De igual forma es relevante el uso de accesorios (collares, pulseras, tobilleras) tejidos por, en y para la comunidad. Según lo expresa el profesor de danza del resguardo, “Cada madre es responsable de la apariencia y la seriedad con la que las niñas adoptan la tradición Embera- Chamí al danzar”. En las siguientes fotografías, se puede observar la fuerza y energía que se concentra en la mirada indígena, las palabras escritas o habladas, pueden incluso sobrar como forma de comunicación, ya que los ojos Embera- Chamí saben decir justo lo que el alma y el espíritu indígena necesita expresar. Para este resguardo nasa los ojos no solo son la puerta del alma, son también la venta, son la boca y las palabras del corazón.


Gran Creador, Tú nos formaste, Corazón del cielo, Corazón de la Tierra: Te damos gracias por habernos creado Dios del Trueno, Dios de la lluvia: Desde la salida del sol buscamos la paz en el mundo entero. Que haya libertad, tranquilidad, salud para todos tus hijos que viven en el Este, donde el sol se levanta. Te pedimos también, a la puesta del sol, hacia el Oeste, que todo sufrimiento, toda pena, todo rencor terminen, como el día termina. Que tu luz ilumine los pensamientos, las vidas de los que lloran, de los que sufren, de los que están oprimidos, de los que no han oído. Rogamos hacia el Sur, donde el Corazón del Mar purifica toda corrupción, enfermedad, pestilencia. Danos fortaleza, para que nuestras voces lleguen a tu corazón, a tus manos y a tus pies. Nos postramos delante de Ti con nuestras ofrendas, invocándote día y noche. Rogamos hacia el Norte, desde los cuatro puntos cardinales de este mundo, confiando en que El Corazón del Viento llevará hasta tus oídos la voz, el clamor de tus hijos. Oh Gran Creador, Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra, nuestra madre: Danos vida, mucha vida y una existencia útil, para que nuestros pueblos encuentren la paz en todas las naciones del mundo. Crónica de una Tierra sin mal

Miradas  

Recopilación fotográfica de las miradas y rostros indígenas más fuertes de la comunidad Embera Chamí en Vijes, Valle del Cauca.

Miradas  

Recopilación fotográfica de las miradas y rostros indígenas más fuertes de la comunidad Embera Chamí en Vijes, Valle del Cauca.

Advertisement