{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

c ia

posible r e ac

N

ot i

para h

2020

la B u ena

LECTURA ORANTE


LA BUENA NOTICIA

t icia

o s p ible r e ac

No

para h

LEMA 2020

la B u ena LECTURA ORANTE DEL LEMA

1


PARA HACER POSIBLE

REENCIENDE NUESTRA PASIÓN La Salle conecta los eventos salvíficos de los tiempos bíblicos con la Palabra. Los conecta con los acontecimientos vividos en la pequeña asociación para el servicio educativo de los pobres. Y los conecta a la oración, a la liturgia y a la acción apostólica que realizamos en nuestro empleo. Esa misma invitación a la alabanza y a la conversión irrumpe aquí y ahora en los acontecimientos de nuestras propias vidas. Este círculo hermenéutico conecta el texto con su contexto, desde el centro místico de la historia. Este ciclo hermenéutico ilumina nuestra fe, reenciende nuestra pasión, y nos invita a creer, a admirar y adorar, a dar gracias, a reconocer nuestras debilidades y fracasos, a pedir y a acoger la fuerza del perdón, a unirnos a la fuerza de Dios que nos transforma, a dar gracias con un corazón decidido a actualizar lo que Jesús vivió, y lo que la primera comunidad de asociados Hermanos vivieron, en nuestra comunidad y misión actuales.1

1- San Juan Bautista de La Salle - MEDITACIONES - Versión latinoamericana Región Latinoamericana Lasallista – RELAL – Medellín – Colombia, 2008.

2


LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE Salmo 19

El cielo proclama la gloria de Dios

los mandamientos del Señor son claros,

y el firmamento anuncia

iluminan los ojos.

la obra de sus manos;

La palabra del Señor es pura,

un día transmite al otro este mensaje

permanece para siempre;

y las noches se van dando la noticia.

los juicios del Señor son la verdad,

Sin hablar, sin pronunciar palabras,

enteramente justos.

sin que se escuche su voz,

Son más atrayentes que el oro,

resuena su eco por toda la tierra

que el oro más fino;

y su lenguaje, hasta los confines del

más dulces que la miel,

mundo.

más que el jugo del panal.

Allí puso una carpa para el sol,

También a mí me instruyen:

y este, igual que un esposo que sale

observarlos es muy provechoso.

de su alcoba, se alegra como un atleta

Pero ¿quién advierte sus propios

al recorrer su camino.

errores?

El sale de un extremo del cielo,

Purifícame de las faltas ocultas.

su órbita llega hasta el otro extremo,

Presérvame, además, del orgullo,

y no hay nada que escape a su calor.

para que no me domine;

La ley del Señor es perfecta,

entonces seré irreprochable

reconforta el alma;

y me veré libre de ese gran pecado.

el testimonio del Señor es verdadero,

¡Ojalá sean de tu agrado

da sabiduría al simple.

las palabras de mi boca,

Los preceptos del Señor son rectos,

y lleguen hasta ti mis pensamientos,

alegran el corazón;

Señor, mi Roca y mi redentor!

3


PRESENTACIÓN DEL LEMA

Como cada año, nos proponemos rezar, vivir y transmitir en nuestras comunidades educativas un lema que atraviese nuestros discernimientos y nuestras opciones como Distrito, que encierre la fuerza de nuestro caminar y que nos proponga un marco de trabajo y reflexión compartida que permita tener una mirada en común, un punto de partida y un horizonte que, en definitiva, es hacer presente el sueño de Jesús: construir el Reino de Dios aquí entre nosotros. Hacia ese horizonte caminamos. “Para hacer posible la Buena Noticia” es una invitación contundente a generar las condiciones para que los mensajes y las prácticas que se comprometen con el bien común, con los gestos de hermandad, de solidaridad, de responsabilidad ciudadana, de una sensibilidad por cuidar la belleza de la creación y la integridad de todas las personas, sobre todo de las que sufren mayor vulnerabilidad, se arraiguen en nuestras instituciones, en nuestras familias, en nuestros grupos de compañeros y amigos. De ese modo estaremos mucho más cerca de vivir el Evangelio de Jesús, que es vida plena y en abundancia. Nos detenemos a pensar en el “HACER”, ese hacer que es la tarea, la acción, el trabajo compartido… Cuando decimos “POSIBLE”, hablamos de posibilidad, fuerza capaz de transformar que nos ayuda a reflexionar y nos marca el camino, nos potencia…

4


LA BUENA NOTICIA Y por eso decimos “BUENA NOTICIA”… porque es ese anuncio, ese mensaje que es la Misión, que nos sigue convocando a mirar hacia adelante y a pensar que el amor al otro es lo que nos salva y construye como una sociedad mejor, más justa. Durante este año, también compartimos la reflexión de La Salle a nivel mundial que nos invita a pensar su lema: “Grandes cosas son posibles”. También lo hace la Asamblea Internacional de la Misión Educativa Lasallista a través de: “Juntos lo hacemos posible”. A partir de estos lemas, todas las obras lasallanas de distintos países, nos unimos en la posibilidad de hacer junto a otros un mundo de mayor justicia viviendo un verdadero sentido comunitario. Además, a lo largo de todo el año 2020, la Federación Bíblica Católica celebra el Año de la Palabra de Dios, es entonces también un tiempo de volver a recordar, a pasar por nuestros corazones ese escrito tan valioso que nos relata los mensajes de amor más importantes de la historia que se viven en el Evangelio y son las Buenas Noticias para todos. Por otro lado, se realizará el Congreso Nacional Mariano, el cual nos invita a escuchar y responder a la Palabra de Dios tal como hizo María, con esperanza y fe, traduciendo el amor en obras, trayendo a Cristo a la vida. Es en este sentido en el que deseamos caminar durante este año, “Para hacer posible la Buena Noticia”, expresión que nos remite a una opción a seguir, que toma fuerza en nuestro Distrito y en cada uno de los rincones que habitamos, porque seguimos convencidos de que es en comunidad como se dan, se comparten y se hacen posibles las Buenas Noticias.

5


INTRODUCCIÓN AL SUBSIDIO

Con el aporte de la Lectura orante del Lema “Para hacer posible la Buena Noticia”, queremos ofrecerles un espacio mensual de oración e interioridad que ahonde y refuerce el sentido del lema y que, a su vez, combine con las celebraciones del tiempo litúrgico y los acontecimientos propios de la vida en las obras Lasallanas. Este lema asume el caminar que ya venimos haciendo, y suma para continuar animando nuestra tarea… Buscarle sentidos y significaciones es una buena oportunidad para recrear y potenciar lo que hacemos. El año Bíblico Internacional nos desafía a seguir poniendo en el centro el anuncio de la Buena Noticia como fuente de vida, consuelo y esperanza. Poder vivenciar nuestras acciones y anuncios como Buena Noticia supone una experiencia personal y comunitaria de encarnar la Palabra, y traducirla en lenguajes, tareas y celebraciones que nos movilicen y nos dispongan para un juntos inclusivo, capaz de construir y contagiar espíritu y vivencias comunitarias, que rompa las barreras del confort individualista, para ponernos en la dinámica de creer y crear condiciones para estar, convivir y transformar nuestras relaciones y visiones. Sabiendo que no siempre se cuenta con bastante tiempo para esta práctica, sugerimos un encuentro por mes, de al menos 30’ para conectarnos con la propia experiencia; con una lectura situada de la Palabra que nos hable al corazón

6


LA BUENA NOTICIA y nos permita un tiempo de interioridad - oración que nos disponga para orar, animar y discernir. Los encuentros intentan responder a los tiempos litúrgicos y sus festividades, como así también, a tiempos escolares con sus fechas significativas. Ofrecemos otros dos encuentros para que sean utilizados cuando mejor le convenga a cada comunidad. Estos serán un encuentro especial por el año Mariano Nacional en honor a Nuestra Señora del Valle, y uno por la fiesta de San Héctor. Así queremos contribuir con los llamados que nos vienen desde el Documento de la Asamblea y Capítulo donde se nos recuerda que: 5.1.1 Los lasallanos y lasallanas, Hermanos y Seglares, somos personas de nuestro tiempo. Vemos a Dios como el Señor de la Historia y a la cultura como Palabra suya. 5.1.2 Nos proponemos “una espiritualidad de ojos abiertos que comprende que el mundo, las culturas, las ciencias y las artes, la vida de los pueblos y de las personas, especialmente si son pobres, son Palabras con las que Dios nos llama, nos interpela, nos busca, se muestra a sí mismo. Conscientes de las realidades que vivimos e invitados por Dios a responder encarnada y proféticamente a los desafíos que las mismas nos plantean, reconocemos que: 8. Desde nuestro Distrito estamos llamados a implementar, ofrecer y proponer prácticas educativas-evangelizadoras que

7


PARA HACER POSIBLE atiendan el cuidado de la casa común, los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, la interioridad, la educación para la justicia y el discernimiento desde el lugar del pobre. 9. Quienes somos educadores del Distrito estamos llamados a sostener la pedagogía de discernimiento desde el lugar del pobre, creciendo en espiritualidad, en experiencias de encuentro con Dios y sentido de pertenencia al conjunto. 26.2.4. Que los equipos de animación y conducción locales y distritales acompañen la formación de educadores en prácticas educativas que sean el reflejo de nuestra espiritualidad encarnada de ojos abiertos, iniciando en la comprensión crítica de la realidad y promoviendo el desarrollo de la interioridad y la fe de nuestros estudiantes12. Haciéndonos eco de esas llamadas queremos tener muy presente cada invitación a la interioridad: “La interioridad aporta un espacio de enorme riqueza, para hacer en lo cotidiano mediante técnicas concretas y fácilmente practicables, el camino de la espiritualidad. Son prácticas que ayudan a vivir en contacto con la fuente de la vida, de la plenitud, de la salvación que es el Misterio. No sustituyen a la espiritualidad sino que aportan un camino para vivirla”23. “Una tarea fundamental que deberíamos tener muy presentes 2- IX Capítulo Distrital - VII Asamblea Distrital de la Misión 2018 – 2019. 3- Cf. José María Pérez Soba Diez del Corral. “Formación en Educación de la interioridad para dinamizadores de grupos”- Centro Universitario Cardenal Cisneros- Unidad 3: “Pastoral e interioridad”.

8


LA BUENA NOTICIA las instituciones educativas, es enseñar a las generaciones jóvenes a gozar intensamente de la soledad, porque es la fuente del desarrollo de la vida espiritual”34. “La intolerancia al silencio que se detecta en nuestra cultura es un claro síntoma de la pobreza espiritual que hay en ella, una expresión de la incapacidad del ser humano contemporáneo para mirarse a sí mismo y preguntarse qué es lo que dota de significado su vida”. Para comenzar cada encuentro vamos a recomponer en unos primeros minutos la posición del cuerpo logrando sentarnos con la columna bien erguida, piernas y pies bien apoyados en el suelo, y a medida que podemos con los ojos cerrados regulamos el ritmo de la respiración. Este ejercicio es una invitación a experimentar, gustar y ejercitar el apego al silencio interior. Dejamos que las imágenes que vienen a nuestro pensamiento se conecten con el corazón y se derritan con su fuego: ninguna nos toma, más bien pasan. Una vez que el cuerpo y la mente van logrando serenidad nos disponemos para este encuentro con la Palabra y la vida. Cada encuentro consta de 3 pasos 1. Situación vital 2. Encuentro con La Palabra 3. Pasando por el corazón/ Interioridad / oración

4- Cf. F. Torralba, El silencio, un reto educativo, PPC, Madrid, 1999.

9


PARA HACER POSIBLE Siempre hace falta cultivar un espacio interior que otorgue sentido cristiano al compromiso y a la actividad. Sin momentos detenidos de encuentro orante con la Palabra, de diálogo sincero con el Señor, las tareas fácilmente se vacían de sentido, nos debilitamos por el cansancio y las dificultades, y el fervor se apaga. La Iglesia necesita imperiosamente el pulmón de la oración, y es una buena noticia que se multipliquen en todas las instituciones eclesiales los grupos de oración, de lectura orante de la Palabra. Al mismo tiempo, «se debe rechazar la tentación de una espiritualidad oculta e individualista, que poco tiene que ver con las exigencias de la caridad y con la lógica de la Encarnación»45.

5- Cf. Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium sobre el Anuncio del Evangelio en el Mundo Actual.

10


MARZO

PRIMER ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia, somos enviados a anunciar la vida plena” SITUACIÓN VITAL Iniciando este nuevo año queremos centrar la atención en nuestra experiencia de Dios, para que podamos descubrir la Buena Noticia. Cada encuentro es una invitación experiencial a encontrarnos con Dios y como toda experiencia, también la experiencia de Dios, pasa por los sentidos. Los encuentros con las personas, el contacto con la creación y las vivencias que tenemos en el viaje de nuestra vida nos van introduciendo en el misterio de Dios. Por eso, mutuamente nos pedimos abrir nuestros sentidos, afinar la sensibilidad hacia lo que sucede a nuestro alrededor, hacia las personas, la naturaleza y la propia interioridad. En un momento de silencio profundo vamos conectando con el sentir, y haciendo memoria de experiencias y vivencias nos preguntamos:

11


PARA HACER POSIBLE

PRIMER TRIMESTRE

¿Qué buenas noticias recuerdo? ¿Por qué las considero buena noticias? ¿Qué han significado en mi vida…? ¿Con qué sentimientos asocio las buenas noticias? La importancia de disponernos y entrar en contacto con la propia experiencia, y las experiencias de otros y otras, es la que nos prepara para escuchar otra experiencia, la que nos narra la Palabra de Dios, por ejemplo. ENCUENTRO CON LA PALABRA: Lucas 4, 16-22 Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Entonces comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír».

12


LA BUENA NOTICIA Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es este el hijo de José?». CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Lucas comienza el relato del anuncio de la Buena Noticia de Jesús por Galilea con su intervención en la sinagoga de Nazaret. Según este texto, la misión del profeta consiste en: • recibir el espíritu del Señor, la unción, para anunciar a los pobres la Buena Noticia; • ser enviado para proclamar la libertad a los cautivos; • dar la vista a los ciegos; • dar la libertad a los oprimidos (encarcelados); y proclamar un año de gracia del Señor: el año jubilar en el que las personas y las cosas recuperaban su libertad o quedaban libres de sus deudas y servidumbres. Este es el marco que da sentido a la misión de Jesús. Entendido así, como un relato de misión, Jesús tiene su experiencia religiosa en el encuentro con la palabra de la Escritura y en ella descubre el sentido de su misión. Por eso puede decir: «Hoy se ha cumplido esta Escritura que acaban de oír». El lugar para definir la vocación y la misión de Jesús, es Nazaret, donde se había criado; el ámbito normal y real de desarrollo de una persona. No se trata de situar al enviado fuera de la realidad cotidiana en que se mueve. Y es un lugar concreto de Nazaret, la sinagoga: centro religioso donde se reúnen los israelitas para orar, escuchar la lectura de las

13


PARA HACER POSIBLE Escrituras y recibir la enseñanza de los rabinos. El texto nos dice algo más: están en una celebración sabática, así Lucas reafirma que Jesús acudía a la sinagoga «según su costumbre» y que toma parte en la misma celebración: «se levantó para hacer la lectura». La escena de la sinagoga de Nazaret es como una maqueta en la que están ya presentes «en miniatura» temas que se irán repitiendo también en la vida de los seguidores de Jesús: llamados a anunciar el Evangelio con la propia vida. SOBRE ESTE RELATO DICE EL PAPA FRANCISCO: EL AHORA DE DIOS «Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él. Entonces comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír» (Lc 4,20-21). Así el Evangelio nos presenta el comienzo de la misión pública de Jesús. Lo hace en la sinagoga que lo vio crecer, rodeado de conocidos y vecinos y hasta quizá de alguna de sus “catequistas” de la infancia que le enseñó la ley. Momento importante en la vida del Maestro por el cual, el niño que se formó y creció en el seno de esta comunidad, se ponía de pie y tomaba la palabra para anunciar y poner en acto el sueño de Dios. Una palabra proclamada hasta entonces sólo como promesa de futuro, pero que en boca de Jesús sólo podía decirse en presente, haciéndose realidad: «Hoy se ha cumplido». Jesús revela el ahora de Dios que sale a nuestro encuentro para convocarnos también a tomar parte en su ahora de «llevar la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los cau-

14


LA BUENA NOTICIA tivos y la vista a los ciegos, dar libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia en el Señor» (cf. Lc 4,18-19). Es el ahora de Dios que con Jesús se hace presente, se hace rostro, carne, amor de misericordia que no espera situaciones ideales, situaciones perfectas para su manifestación, ni acepta excusas para su realización. Él es el tiempo de Dios que hace justa y oportuna cada situación, cada espacio. En Jesús se inicia y se hace vida el futuro prometido. ¿Cuándo? Ahora. Pero no todos los que allí lo escucharon se sintieron invitados o convocados. No todos los vecinos de Nazaret estaban preparados para creer en alguien que conocían y habían visto crecer y que los invitaba a poner en acto un sueño tan esperado. Es más, «decían: “¿pero este no es este el hijo de José?”» (Lc 4,22). También a nosotros nos puede pasar lo mismo. No siempre creemos que Dios pueda ser tan concreto, tan cotidiano, tan cercano y tan real, y menos aún que se haga tan presente y actúe a través de alguien conocido como puede ser un vecino, un amigo, un familiar. No siempre creemos que el Señor nos pueda invitar a trabajar y a embarrarnos las manos junto a Él en su Reino de forma tan simple pero contundente. Cuesta aceptar que «el amor divino se haga concreto y casi experimentable en la historia con todas sus vicisitudes dolorosas y gloriosas». Y no son pocas las veces que actuamos como los vecinos de Nazaret, que preferimos un Dios a la distancia: lindo, bueno, generoso, bien dibujadito, pero distante, y sobre todo un Dios que no incomode, un Dios domesticado. Porque un Dios cercano y cotidiano, un Dios amigo y hermano nos

15


PARA HACER POSIBLE pide aprender de cercanías, de cotidianeidad y sobre todo de fraternidad. Él no quiso tener una manifestación angelical o espectacular, quiso regalarnos un rostro hermano y amigo, concreto, familiar. Dios es real porque el amor es real, Dios es concreto porque el amor es concreto. Y es precisamente esta concreción del amor lo que constituye uno de los elementos esenciales de la vida de los cristianos. Nosotros también podemos correr los mismos riesgos que los vecinos de Nazaret, cuando en nuestras comunidades el Evangelio se quiere hacer vida concreta y comenzamos a decir: “Pero estos chicos, ¿no son hijos de María, José, y no son hermanos de, son parientes de...? ¿Estos no son los jovencitos que nosotros ayudamos a crecer…? Que se callen la boca, ¿cómo les vamos a creer? Ese de allá, ¿no era el que rompía siempre los vidrios con su pelota?”. Y lo que nació para ser profecía y anuncio del Reino de Dios termina domesticado y empobrecido. Querer domesticar la Palabra de Dios es tentación de todos los días. E incluso a ustedes, queridos jóvenes, les puede pasar lo mismo cada vez que piensan que su misión, su vocación, que hasta su vida es una promesa, pero solo para el futuro y nada tiene que ver con el presente. Como si ser joven fuera sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora. Y en el “mientras tanto” de esa hora, les inventamos o se inventan un futuro higiénicamente bien empaquetado y sin consecuencias, bien armado y garantizado y con todo “bien asegurado”. No queremos ofrecerles a ustedes un futuro de laboratorio 6 . 1 6- Cf. Fragmento de la Homilía del Papa Francisco en la Misa de Envío y Clausura de la JMJ 2019.

16


LA BUENA NOTICIA SITUÁNDONOS DESDE EL AHORA DE DIOS EN NUESTRA VIDA: Habiendo compartido el texto del Evangelio y las claves para su interpretación te invitamos a tomar un papel y una birome, y en un momento de silencio profundo puedas reescribir el texto desde este sentido: siendo vos misma/o quien se pone en el lugar de Jesús llegando a la escuela (tu nombre y tu lugar encabezarían el relato). . fue a , donde trabaja en el servicio educativo como Este día entró como de costumbre en la escuela “templo” y comenzó a hacer la lectura… Recordando la misión de Jesús ya anunciada en el libro del profeta Isaías encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. Y se propuso poner en palabras su misión sabiendo que va a ser leída con su vida, con sus gestos, con sus acciones… (Este espacio es para que redactes “tu misión para el año que comienza”)

17


PARA HACER POSIBLE Entonces cerró el Libro, lo guardó, e interiormente se comprometió a volver sobre estas palabras siempre que necesite recordarlo para centrar su misión. Sabía que muchos en la escuela tenían los ojos fijos en ella/él, en sus gestos, sus formas, su manera de anunciar la Buena Noticia con su tarea. Todos daban testimonio a favor de ella/él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es este el hijo de ?».

Una vez finalizada la reescritura, se vuelve a leer, pausadamente, para encontrarse con “la propia misión” cada vez que sea necesario. Luego para finalizar se reza juntos el siguiente poema:

FRAGMENTOS DE VIDA EVANGÉLICA (José María Rodríguez Olaizola, sj) Creer de corazón y de palabra. Creer con la cabeza y con las manos. Negar que el dolor tenga la última palabra. Arriesgarme a pensar que no estamos definitivamente solos. Saltar al vacío en vida, de por vida, y afrontar cada jornada como si tú estuvieras. Avanzar a través de la duda. Atesorar, sin mérito ni garantía, alguna certidumbre frágil.

18


LA BUENA NOTICIA Sonreír en la hora sombría con la risa más lúcida que imaginarme pueda. Porque el Amor habla a su modo, bendiciendo a los malditos, acariciando intocables y desclavando de las cruces a los bienaventurados.

19


ABRIL

RESURRECCIÓN

SEGUNDO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia: anunciamos que Jesús vive en medio nuestro.” SITUACIÓN VITAL Miramos nuestro mundo cotidiano, el del “día a día”, el de la tarea, la rutina, las disrupciones, las alegrías y las tristezas. Los momentos que transitamos solos y aquellos en los que estamos con muchos otros… los y las que en nuestro mapa diario nos cruzamos, nos encontramos. Los traemos al corazón…les ponemos nombre, rostro y acercamos también a aquellos anónimos que vemos de pasada en el camino. Al compás de nuestra respiración repetimos interiormente sus nombres. ENCUENTRO CON LA PALABRA: Lucas 24, 1-12 El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado. Ellas encontraron removida la piedra del sepulcro y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.

20


LA BUENA NOTICIA Mientras estaban desconcertadas a causa de esto, se les aparecieron dos hombres con vestiduras deslumbrantes. Como las mujeres, llenas de temor, no se atrevían a levantar la vista del suelo, ellos les preguntaron: «¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día». Y las mujeres recordaron sus palabras. Cuando regresaron del sepulcro, refirieron esto a los Once y a todos los demás. Eran María Magdalena, Juana y María, la madre de Santiago, y las demás mujeres que las acompañaban. Ellas contaron todo a los Apóstoles, pero a ellos les pareció que deliraban y no les creyeron. Pedro, sin embargo, se levantó y corrió hacia el sepulcro, y al asomarse, no vio más que las sábanas. Entonces regresó lleno de admiración por lo que había sucedido. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: “El primer día de la semana las mujeres fueron al sepulcro a cumplir con el ritual que como mujeres les correspondía: ungir el cuerpo que habían depositado en la tumba. Por eso “llevaban los perfumes que ellas mismas habían preparado”, haciendo

21


PARA HACER POSIBLE memoria de las actitudes y gestos de ternura y amorosidad que habían visto en Jesús, y que ahora ellas le prodigan. Según el evangelio de Mateo, las mujeres eran dos: María Magdalena y la otra María; según Marcos, eran tres mujeres: María Magdalena, María la madre de Santiago y Salomé; Juan solo menciona a María Magdalena, y para Lucas, eran muchas: María Magdalena, Juana, María la madre de Santiago y otras mujeres que las acompañaban. Importa quiénes eran… sí, importa que fueran mujeres y discípulas las primeras que llegaron a la tumba de Jesús, posiblemente aquellas que según el mismo Lucas nos cuenta que lo habían seguido desde Galilea (8,2-3). Con estas mujeres ante la tumba, se pone en evidencia la experiencia de la pérdida de alguien amado, que las había sanado, que las sacó de la invisibilidad, y las habilitó para seguir y servir en el espacio público, por eso más allá del sufrimiento y el duelo, pueden ser testigos y anunciadoras de un nuevo proyecto, donde el Maestro está vivo, resucitado. En Lucas no aparece un ángel sino “dos hombres con vestiduras deslumbrantes”, para que sus lectores griegos no pensaran que las mujeres vieron un fantasma. Cuando las mujeres le contaron a Pedro la noticia, éste corrió al sepulcro para comprobarlo. Quiso asegurar que la tumba vacía no era cuento de mujeres, sino comprobado por hombres, y regresó lleno de admiración. Este final es una provocación para los personajes del evangelio, la comunidad receptora y el lector/a, a mirar a Jesús con y desde las mujeres de forma des-idealizada, es decir, integrando en su persona y su vida dimensiones humanas

22


LA BUENA NOTICIA como el sufrimiento y el fracaso, que son parte de las experiencias pascuales. Y es también una invitación muy potente a comprometernos con la transformación de las condiciones humanas que impiden la justicia, el bienestar y la felicidad de todos/as y cada una/o. PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN En calma, conectando la respiración, el ritmo del corazón para lograr silencio interior nos preguntamos: En este nuestro andar cotidiano: ¿Qué señales de vida vamos reconociendo? ¿Qué perfumes preparamos para acompañar momentos de pérdida y sufrimiento? ¿Qué signos de resurrección podemos anunciar? ¿Podemos dar testimonio de que hemos visto al resucitado en alguna acción, en algún hecho cotidiano? ¿Es la escuela para nosotros un espacio en el que habita Jesús vivo, el que vive y hace vivir? • Compartimos con una palabra o una frase simple lo que acabamos de rezar personalmente de manera de cerrar comunitariamente este momento. • Nos vamos encontrando con quienes compartimos esta reflexión y, mirándonos a los ojos estrechando fuerte las manos nos decimos: “¡El Señor ha resucitado, ¡Aleluya, Aleluya! ¡La Pascua está cumplida, ¡Aleluya, aleluya!”

23


MAYO LA SALLE

TERCER ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia en nuestras escuelas que son lugar de encuentro y transformación” ¡Es tu obra Señor! SITUACIÓN VITAL Mayo es un mes en el que hacemos memoria de nuestro Santo Patrono Juan Bautista de La Salle, de su espiritualidad, sus obras y sus sueños. Su legado de sostener y amar las escuelas en sus circunstancias y contextos para ir transformando desde ellas las relaciones, la sociedad, el mundo. Su legado sigue vigente porque hoy La Salle somos cada una y cada uno de nosotros, en nuestra tarea diaria, en nuestra opción por las escuelas como lugar para acoger, sostener e impulsar la vida. Su adhesión a la palabra como vertebradora de la vida de las escuelas nos tiene que impulsar a buscar en ella las formas, los modos, y las propuestas donde Jesús sea el centro del anuncio para construir comunidades de fe capaces de cuidar la vida y alabar a Dios diciendo como La Salle: ¡Es tu obra, Señor!

24


LA BUENA NOTICIA Consideraré siempre la obra de mi salvación y del establecimiento y guía de nuestra Comunidad como la obra de Dios: por eso le dejaré a Él el cuidado de la misma, para no hacer lo que me corresponda en ella, sino por orden suya; y le consultaré mucho sobre todo lo que deba hacer tanto en una cosa como en la otra; y le diré a menudo estas palabras del profeta Habacuc: Domine, opus tuum. RP 3,0,8 7.1 A partir de esta breve introducción nos preparamos para compartir la Palabra pensando en lo profundo del corazón: ¿Recurro a la Palabra para alimentar y enriquecer mi tarea? ¿Mis acciones y decisiones dan cuenta de mi opción por el cuidado de la vida que me es confiada en cada alumno y compañero de tarea? ¿Le entrego a Dios el cuidado de la tarea diaria sabiendo que me revelará los modos para transformarla en ministerio cercano al estilo de Jesús? ENCUENTRO CON LA PALABRA: 1Pedro 3, 8-9 En fin, vivan todos unidos, compartan las preocupaciones de los demás, ámense como hermanos, sean misericordiosos y humildes. No devuelvan mal por mal, ni injuria por injuria: al contrario, retribuyan con bendiciones, porque ustedes mismos están llamados a heredar una bendición. 7- Obras Completas - I Juan Bautista De La Salle 119 3g - Reglas Personales - 5 Rp - 3,0,8.

25


PARA HACER POSIBLE CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Esta primera carta de Pedro tiene como finalidad comunicar a las comunidades de Asia Menor ánimo, consuelo y solidaridad, en medio de las vicisitudes que viven, y que a Pedro no le son ajenas, pues él también en Roma las padece, por eso su testimonio es convincente, y reconocido como una mediación necesaria. Al parecer, es la comunidad romana la que se dirige a estas comunidades de Oriente, y para ello, se apoya en la figura de Pedro, que ha sido testigo de un modo de vivir el seguimiento de Cristo en comunidad, de ahí que sea considerado un referente importante y se le atribuya la autoría de esta carta. Este texto, en el contexto de la fiesta de Nuestro Fundador, bien puede recordarnos que “estamos llamados a heredar una bendición”, ese llamado nos remite a nuestra vocación de educadores lasallanos, que hoy como ayer hunden sus raíces en la Palabra y en el Carisma, en la misión y la espiritualidad, para sostener el compromiso como comunidad que decide vivir asociados, para cooperar con un proyecto concreto, situado… Estudios actuales que provienen de diferentes disciplinas como la sociología, la biología, la física cuántica, o la psicología, argumentan que la vida sería imposible sin el principio básico de la cooperación, la vida se genera y se sostiene sobre la cooperación, la reciprocidad de los vínculos, el trabajo colaborativo, la pertenencia comunitaria y la apuesta por un horizonte compartido. Por eso, estas palabras de la Carta de Pedro son iluminadoras de cómo vivir y convivir cotidianamente, más aún cuando se presentan situaciones controvertidas y hostiles, en las que, para la comunidad cristiana se vuelve prioritario sostener

26


LA BUENA NOTICIA la unidad, compartiendo las preocupaciones, expresando el amor fraterno, con un corazón compasivo y humilde. Este relato suele utilizarse para la liturgia del sacramento del matrimonio, pero aquí queremos extender la alianza del amor mutuo a la comunidad como lo expresa uno de los Padres de la Iglesia: «Pedro ya no dirige su exhortación al marido y a la esposa, sino que establece una ley de amor común a todos, de la cual nace toda virtud, la compasión, la misericordia, la humildad y las demás virtudes» 8. 2 PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN Contemplando la Palabra y nuestra comunidad, visitando nuestros gestos y compromisos: ¿Qué buena noticia tenemos para anunciar? ¿Por qué experiencia de comunidad lasallana queremos dar gracias? ¿Cómo podemos continuar recreando y renovando nuestro modo de vivir asociados para el servicio educativo de los empobrecidos? ¡Qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos! Es como óleo perfumado sobre la cabeza… Es como el rocío del Hermón que cae sobre las montañas de Sión. Allí el Señor da su bendición, la vida para siempre39. 8- Andrés de Creta, (Damasco, 650-Mitilene, s.VIII), fue un Padre de la Iglesia, Arzobispo de Gortina (Creta) y un destacado predicador y autor de himnos sacros. Santo de las Iglesias católica y ortodoxa. 9- Cf. Salmo 133 1-3.

27


JUNIO SANTÍSIMA TRINIDAD / COMUNIDAD / COMUNIÓN DE BIENES / ASOCIACIÓN

CUARTO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia, compartida y celebrada en comunidad” SITUACIÓN VITAL En el mes de junio queremos rezar contemplando la comunidad: la que forman el Padre, el Hijo y el Espíritu que es aliento vital y amor para toda la humanidad. La comunidad que para ser tal vive y sostiene unos valores, unas formas, un estilo que no es otro que el de la Trinidad. Queremos rezar nuestro “ser comunidad” ayudándonos a mirar cuán cerca estamos de ese estilo, de esa dinámica que nos introduce en el misterio de amor infinito. Así de hondo y hermoso lo reza un poema de Angelelli: Dios es Trino y es Uno, es vida de Tres y un encuentro. Aquí la historia es camino 1 y el hombre siempre un proyecto.10

10- E. Angelelli - El hombre proyecto de Pueblo.

28


LA BUENA NOTICIA Compartimos de a dos o tres, en no más de cinco minutos, gestos, señales de nuestra vida en la escuela, que dan cuenta de nuestro camino de encuentro y nuestro espíritu de asociación, que nos va conformando como comunidad que vive y comparte (dejamos unos segundos de silencio). Para preparar nuestro corazón y adentrarnos en el silencio interior, escuchamos la canción invocando al Espíritu de Dios, dejando que resuene: Ven, Espíritu de Dios Ven, Espíritu de Dios, inúndame de amor, ayúdame a seguir. Ven y dame tu calor, quema mi corazón, enséñame a servir. Ven, Espíritu de Dios, ven a mi ser, ven a mi vida. Ven, y dame tu calor ven a morar, Maranathá! Hoy la vida que me das, te invoca en su dolor, y clama, Ven Señor. Ven y cambia mi existir, transfórmame Señor en glorias hacia ti.

29


PARA HACER POSIBLE ENCUENTRO CON LA PALABRA: 2Corintios 8, 7-15 Y ya que ustedes se distinguen en todo: en fe, en elocuencia, en ciencia, en toda clase de solicitud por los demás, y en el amor que nosotros les hemos comunicado, espero que también se distingan en generosidad. Esta no es una orden: solamente quiero que manifiesten la sinceridad de su amor, mediante la solicitud por los demás. Ya conocen la generosidad de nuestro Señor Jesucristo que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza. Por eso, quiero darles un consejo que les será provechoso, ya que ustedes, el año pasado, fueron los primeros, no sólo en emprender esta obra, sino también en decidir su realización. Llévenla ahora a término, para que los hechos respondan, según las posibilidades de cada uno, a la decisión de la voluntad. Porque cuando existe esa decisión, a uno se lo acepta con lo que tiene y no se hace cuestión de lo que no tiene. No se trata de que ustedes sufran necesidad para que otros vivan en la abundancia, sino de que haya igualdad. En el caso presente, la abundancia de ustedes suple la necesidad de ellos, para que un día, la abundancia de ellos supla la necesidad de ustedes. Así habrá

30


LA BUENA NOTICIA igualdad, de acuerdo con lo que dice la Escritura: El que había recogido mucho no tuvo de sobra, y el que había recogido poco no sufrió escasez. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: La segunda Carta a los Corintios complementa el registro histórico de la relación de Pablo con la iglesia de Corintio, que aparece registrado también en Hechos y en 1 Corintios. Se dice que la carta a los Corintios es una unidad, pero que fue escrita durante un tiempo en que Pablo sentía muchas emociones fuertes. Las transiciones abruptas y los cambios de tono y de ambiente simplemente reflejan una mente y un espíritu un tanto cargado, donde sus pensamientos fluían en diferentes direcciones. Por un lado, estaban los que se reconciliaban con el espíritu y la práctica de la comunidad de creyentes, y por otra parte una minoría que se revelaban a un estilo de vida que exigía abrazar la fe, viviendo la caridad fraterna y la caridad con los necesitados. Según el texto que hemos tomado, los Corintios tenían “fe, palabra, ciencia” en abundancia. Pablo les quiere mostrar que, así como abundaban en todo, también deberían abundar en la gracia de dar = compartir. Les habla con mucho afecto y persuasión, poniéndoles como ejemplo la disponibilidad de los macedonios, para que puedan reflexionar acerca del amor de ellos para con los demás. También les muestra el ejemplo de Jesús que siendo rico se hizo pobre por amor, así les indica que ellos deberían poner en práctica esa misma actitud. Los Corintios habían pensado ayudar aún antes que los macedonios y ahora es necesario hacerlo efectivamente.

31


PARA HACER POSIBLE Pablo los anima para que su entusiasmo continuara con corazones dispuestos, remarcando que no importaba tanto la cantidad que dieran sino la disposición y amor para dar, porque no es la cantidad solamente lo que está en juego, sino la medida de la gracia. Dado que no estaba pidiendo que se quedaran pobres para favorecer a otros, sino practicar el valor de la igualdad entre ellos y las demás iglesias, bajo el principio constitutivo de la comunidad de Hechos, “tenían todas las cosas en común” (Hch 4,32). EL PAPA FRANCISCO TAMBIÉN NOS APORTA SOBRE LA TRINIDAD Y LA RELACIÓN ENTRE LAS CRIATURAS. El Padre es la fuente última de todo, fundamento amoroso y comunicativo de cuanto existe. El Hijo, que lo refleja, y a través del cual todo ha sido creado, se unió a esta tierra cuando se formó en el seno de María. El Espíritu, lazo infinito de amor, está íntimamente presente en el corazón del universo animando y suscitando nuevos caminos. El mundo fue creado por las tres Personas como un único principio divino, pero cada una de ellas realiza esta obra común según su propiedad personal. Por eso, «cuando contemplamos con admiración el universo en su grandeza y belleza, debemos alabar a toda la Trinidad». Las personas divinas son relaciones subsistentes, y el mundo, creado según el modelo divino, es una trama de relaciones. Las criaturas tienden hacia Dios, y a su vez es propio de todo ser viviente tender hacia otra cosa, de tal modo que en el seno del universo podemos encontrar un sinnúmero de constantes relaciones que se entrelazan secretamente. Esto no sólo nos invita a admirar las múltiples conexiones que

32


LA BUENA NOTICIA existen entre las criaturas, sino que nos lleva a descubrir una clave de nuestra propia realización. Porque la persona humana más crece, más madura y más se santifica a medida que entra en relación, cuando sale de sí misma para vivir en comunión con Dios, con los demás y con todas las criaturas. Así asume en su propia existencia ese dinamismo trinitario que Dios ha impreso en ella desde su creación. Todo está conectado, y eso nos invita a madurar una espiritualidad de la solidaridad global que brota del misterio de la Trinidad11.2 HORIZONTE DISTRITAL En fidelidad a nuestro Fundador, San Juan Bautista de La Salle, conducido por el Espíritu de Dios a vivir el Misterio de Cristo encarnado en medio de los hombres, nosotros, los Hermanos del Distrito “nos hemos reunido para tener juntos y por asociación las escuelas al servicio de los pobres” y nosotros, los Seglares, nos hemos comprometido en la misión del Instituto. Entendemos esto fundamentalmente como clave de lectura teológica y como una acción directa, real y concreta, en el contexto sociocultural que nos toca vivir y asumir. 23. Fortalecer nuestra capacidad de apertura, asociación y pertenencia para crecer en comunión distrital y trabajo en red hacia el interior de nuestro Distrito y también con entidades de la sociedad civil, otros carismas y espacios eclesiales. 28.1.2. Que estos procesos nos ayuden a seguir haciendo experiencia de asociación para el servicio educativo de los pobres, para encarnar el Evangelio en este tiempo y en estas tierras12.3 11- Laudato si, VII. La Trinidad y la relación entre las criaturas, Nº 238; 240. 12- IX Capítulo Distrital - VII Asamblea Distrital de la Misión.

33


PARA HACER POSIBLE PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN: En conexión con nuestra respiración, pausada y profunda dejamos que lo leído, con la ayuda del Espíritu, penetre nuestro corazón para transformar nuestros gestos de generosidad hacia los otros, especialmente hacia los que menos tienen y acercarnos al estilo del amor Trinitario. Para finalizar esta fiesta del Espíritu que habita en nosotros, cantamos juntos buscando en nuestros móviles el siguiente link:

FRUTO NUEVO DE TU CIELO Sopla Señor, te lo pido, quédate esta noche en mi alma pues solo tu amor y abrigo me darán consuelo y calma... sopla Señor, sopla fuerte, envolveme con tu brisa, y en tu Espíritu renovame, hazme libre en tu sonrisa. A pesar de mis caídas hazme fiel a tus promesas, sopla Señor en mi vida, y arrancame esta tristeza... Sopla, sopla Señor tu grandeza, sopla, hazme fiel en mi pobreza, sopla. Sopla Señor en mi oído, sopla fuerte, arranca el miedo,

34


LA BUENA NOTICIA pues sin ti me hallo perdido, sin tu luz me encuentro ciego. Sopla Señor, haz de viento y bautizame en tu Nombre, llámame a servir, Maestro, hazme fiel entre los hombres. Toma mi vida en tus manos, mis sueños, mi amor, mi todo, mi cansancio, mis pecados, y moldeame a tu modo. Sopla y bautizame en tu brisa, sopla, renovame en tu sonrisa, sopla. Sopla Señor tu caricia sobre mis sentimientos, que sea el ángel de tu Misa quien obre en todo momento. sopla Señor y hazte canto, pon tu Palabra en mis manos, en ellas tu Providencia y bendice a mis hermanos. Quiero ser de tu árbol rama, fruto nuevo de tu cielo que madure en tu Palabra como un ave a pleno vuelo.

35


JULIO

RECESO / INTERIORIDAD / INVIERNO / REPOSO

QUINTO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia allí donde está nuestro corazón...” SITUACIÓN VITAL Llega el receso de invierno, un tiempo que nos invita al descanso, al reposo del trajín cotidiano, y también un tiempo propicio para encontrarnos con nosotros mismos, con nuestras profundidades allí en el lugar en el que estemos estos días de cambio de rutina. Nos preparamos mirando al Maestro en uno de los tantos momentos en los que “se retira a otro lugar” para encontrarse, para rezar, para descansar y renovar fuerzas. Haciendo consciente nuestra postura corporal, vamos a registrar aquella parte del cuerpo en la que solemos cargar nuestro cansancio, por qué no nuestro hastío, la sed de silencio y tranquilidad. Ponemos lentamente nuestro foco de atención en esos lugares corporales y la intención de que la Palabra sea un bálsamo. Nos tomamos dos minutos para realizar este ejercicio preparándonos con esta oración inicial para recibir el anuncio.

36


LA BUENA NOTICIA VOY A DETENERME (Dolores Aleixandre) Señor, ando inquieta/o, y dispersa/o conjugando mil quehaceres. Voy a detenerme, a sentarme a tus pies, Estar en silencio junto a ti. Para encontrar mi ser más hondo a la sombra de tu presencia. Voy a esperar quietamente, sosegadamente, a que en medio de este silencio nazca tu Palabra.

ENCUENTRO CON LA PALABRA Marcos 6, 30-32 Los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco». Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer. Entonces se fueron solos en la barca a un lugar desierto. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: En estos tres versículos del 30-32 aparece un modo de entender la misión en interrelación, así, Marcos nos hace testigos de la vuelta de los discípulos, que se reúnen con Jesús para contarle cómo les ha ido en la misión, y aparece la propuesta de Jesús “Vengan conmigo aparte a un lugar

37


PARA HACER POSIBLE desierto” (v. 31). Jesús ve que los discípulos están cansados después de su misión, y los invita a un lugar aparte donde puedan descansar. Rápidamente Jesús sentirá compasión por la multitud, pero primero ha tenido compasión por sus apóstoles, que todavía no habían tenido tiempo para comer. La misión de los discípulos tiene que armonizar tiempo de servicio con tiempo de reposo y renovación física y espiritual. San Vicente de Paul con su sabiduría misionera y espiritual aconsejaba: “Ten cuidado de cuidar tu salud. Es una trampa del demonio, empleada para engañar almas buenas, para instigarles a hacer más de lo que pueden, para que llegue el momento en que no puedan hacer nada”. Por eso, la intencionalidad es real y necesaria, a días de esfuerzo y entusiasmo le siguen cansancios y fatigas, y también la necesidad de revisitar y narrar las experiencias junto al Maestro. Qué importante percibir en el texto que tanto el compromiso misionero, como disponer de tiempo para estar junto a Jesús son configuradores de la identidad de cada misionero/misionera, como bien lo dice Marcos anteriormente: “...subió a la montaña y llamó a su lado a los que quiso. Ellos fueron hacia él”. Y Jesús instituyó a doce para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar (Mc 3, 13-14). Si siguiéramos el relato veríamos que la propuesta no prosperó en esas circunstancias, ya que la retirada de Jesús con los apóstoles no es bien vista a los ojos de la multitud. La gente con grandes necesidades no les permite seguir con todo el plan. De todas las aldeas corren a buscarlos. Ya no es posible aquella reunión tranquila que había proyectado

38


LA BUENA NOTICIA Jesús a solas con sus discípulos más cercanos. Cuando llegan al lugar, ven que las muchedumbres los están esperando. Ahí Jesús cambia los planes. Enseguida sus ojos se focalizan en la multitud necesitada, y su corazón compasivo los ve como a ovejas que no tienen pastor, a las cuales hay que dedicarles tiempo y atenderlas con anchura de corazón. Esta tensión siempre está presente, lo que no puede esperar y la necesidad de descansar, por eso es muy válido no darlo por sabido, sino escuchar las necesidades de otros y también las propias, porque la realidad es exigente y nuestro cuerpo también necesita su atención, y ni qué decir de lo necesario que es hacernos tiempo para cultivar la espiritualidad. Para estar “con los ojos fijos en él, que es quien inicia y consuma nuestra fe”13 .1 PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN: Los discípulos, enviados por Jesús para anunciar su Evangelio, vuelven entusiasmados. Les falta tiempo para contar a su Maestro todo lo que han hecho y enseñado. Al parecer, Jesús quiere escucharlos con calma y los invita a retirarse «ellos solos a un sitio tranquilo a descansar un poco». Situándonos desde esa experiencia de Jesús con los discípulos, vamos a pensar dos cosas: • Una acción de gracias por algo que hayamos vivido en esta primera parte del año. • Una intención, petición, que queramos presentar al Señor para el tiempo de descanso que vamos a vivir. 13- Cf. Carta a los hebreos 12,2.

39


PARA HACER POSIBLE Nos tomamos de las manos para rezar juntos el Padre Nuestro y nos deseamos con un abrazo un buen descanso reparador. Sólo en Dios descansa mi alma, de él me viene la salvación. Sólo él es mi Roca salvadora; él es mi baluarte: nunca vacilaré. (Sal 62,1-3)

Para este tiempo de reposo, de descanso, de “otro tiempo” te proponemos que en algún momento puedas detenerte a escuchar esta charla del Hermano Genaro con quien muchos de nosotros hemos compartido algún tramo del camino, y para los que no, es una linda propuesta para ayudarnos a pensar sobre “el tiempo”...

ABRAMOS LOS OJOS A LA VIDA (Adrián Di Gregorio) Es la manera de vivir atentos al Don precioso, que, como manantial, corre escondiendo su cauce turbulento al que lo busca en la superficialidad. Es jugarle una apuesta a la rutina: que su ritmo de metralla va a acabar reemplazado por la dulce melodía del sonido de un acorde singular. Es vencer con decisión al desaliento que surca el corazón sembrando horror,

40


LA BUENA NOTICIA fijando la ilusión por un momento en Quién nos diera la paz con su dolor. “Abramos los ojos a la vida” es el intento cotidiano de buscar la leve trama que entrelaza el llanto con el misterio del gozoso celebrar. “Abramos los ojos a la vida” es decir, de otra manera: contemplar el designio amoroso que Dios Padre ha querido en nuestro suelo dibujar.

41


AGOSTO

TRANSFIGURACIÓN

SEXTO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia que es luz en nuestra vida” SITUACIÓN VITAL Comenzamos este encuentro desacelerando el ritmo de nuestra respiración, sentados erguidos, trayendo a nuestro corazón alguna situación de la vida en la que nos hayamos sentido llenos de luz interior, un encuentro con alguien, un paisaje, un sonido, una palabra. A esta memoria le agregamos la repetición interior pausada, al menos por tres veces: “Maestro, qué bien estamos aquí”. Dejamos que esta memoria ocupe el pensamiento y el corazón se vea reflejado de esa luminosidad. Con esta disposición escuchamos el relato de hoy. LA PALABRA EN SU CONTEXTO: Marcos 9, 2-8 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó a ellos solos a un monte elevado. Allí se trans-

42


LA BUENA NOTICIA figuró en presencia de ellos. Sus vestiduras se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo podría blanquearlas. Y se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. Pedro dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». Pedro no sabía qué decir, porque estaban llenos de temor. Entonces una nube los cubrió con su sombra, y salió de ella una voz: «Este es mi Hijo muy querido, escúchenlo». De pronto miraron a su alrededor y no vieron a nadie, sino a Jesús solo con ellos. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Jesús sube al monte para orar, haciendo un alto en el camino que lleva a Jerusalén. Allí se transfiguró ante los ojos deslumbrados de Pedro, Santiago y Juan. No es una experiencia que se obtenga mediante técnicas psicológicas, sino un regalo impredecible. No es una huida de la dureza de la vida, sino una afirmación de ese camino que sube hacia Jerusalén. Nada corporal queda suprimido en este fuego, sino iluminado desde dentro con todas las limitaciones de una vida sometida a los rigores implacables del tiempo y el espacio. La transfiguración hace referencia a la luz que brilla siempre

43


PARA HACER POSIBLE dentro de nosotros y que se manifiesta con especial intensidad en momentos puntuales. En ese fuego intenso se funden nuestros pedazos y se integran en una síntesis nueva que transforma a la persona y la abre a un horizonte nuevo e insospechado. Esta experiencia es enteramente regalada. Aparece y desaparece como Jesús resucitado ante los discípulos. Después nos queda la cotidianidad para ir tejiendo los diferentes lenguajes con que Dios se relaciona con nosotros, en una experiencia que está integrada en la realidad, que es integradora de la persona y que no tiene límite, pues nos adentra cada día más en la intimidad del Dios de Jesús, que carga nuestra historia en su corazón. Encontramos a Dios en lo profundo de la realidad, y la realidad en la profundidad de Dios. «El Tabor» es el lugar de la búsqueda de Dios y de su llegada hasta nosotros. Todo se integra en ese encuentro que disuelve las barreras y fisuras y que nos revela, en un instante de claridad regalada, la verdad última, el destino definitivo de todo lo creado, que ya se va gestando ahora en una profundidad más honda que las estridencias fratricidas o las calmas que se extienden por el cuerpo personal y social como una parálisis que tiene sabor a sepultura. La transfiguración del Tabor es un momento luminoso, pero no es un instante más entre las experiencias de éxtasis que tanto atiza hoy nuestra cultura a base de impactos audiovisuales, sorpresas exóticas o paraísos químicos. Esta experiencia tiene el sabor de lo definitivo, que se nos muestra en un instante inevitablemente breve.

44


LA BUENA NOTICIA En la contemplación personal se nos revela el misterio de Dios, que es siempre nuevo. En el discernimiento separamos el don original que Dios nos ofrece de cualquier escoria que nosotros le adherimos. En la contemplación de la acción percibimos la presencia de Dios, que trabaja con nosotros en la historia para crear juntos sus propuestas. En la celebración comunitaria festejamos la presencia del mismo Espíritu en cada uno de nosotros, que nos congrega para cantar juntos cada paso del reino que crece y que llegará indefectiblemente a su plenitud. La luz regalada que brilla dentro de nosotros, atravesándonos en todas las dimensiones, es la misma que dinamiza todo cuanto existe en nuestro mundo fuera de nosotros. Si la «Palabra» creadora de Dios nos diferencia a cada uno de nosotros cuando nos llama por nuestro nombre propio desde el comienzo de la existencia, haciéndonos seres únicos e inconfundibles, el «Espíritu» que Dios exhala sobre la creación entera nos une a todos desde la misma raíz. Somos seres únicos, pero en comunión con los demás y con el universo. Nuestra originalidad se desvanece no sólo cuando nos diluimos perdidos entre los demás, sino también cuando nos cortamos de la creación y de la historia para encerrarnos en nosotros mismos. En algunos momentos privilegiados, todos vivimos esta experiencia de integración, donde parece que no hay distancia alguna entre nosotros y Dios, y donde sentimos que todo fluye en armonía suave y luminosa, donde todas las rupturas personales y los desafíos de la realidad dura quedan unifica-

45


PARA HACER POSIBLE dos de tal manera que sólo pueden darse en el instante con esa intensidad. Estos momentos llenan de sentido nuestra vida y se convierten para nosotros en puntos de referencia para siempre. Ya nada será igual. Por más años que vivamos, esas luces no sólo no dejan de brillar perdidas para cerrar nuestro encuentro orando juntos la vida, idas en el tiempo, sino que iluminan con intensidad creciente todo el recorrido de nuestra vida, de tal manera que cada día comprendemos mejor lo que allí quiso Dios comunicarnos. A veces, esa luz que siempre nos habita se muestra con gran intensidad, y somos nosotros los transfigurados como Jesús. En otras ocasiones, somos los testigos cercanos de otras personas transfiguradas, como Pedro, Santiago y Juan en el Tabor, y a nosotros también nos alcanza algo de esa luz que brilla a nuestro lado. No somos los dueños de la transfiguración. Ésta llega impredecible y se tiene que apagar, para no quedar suspendidos en el aire fuera del tiempo y del espacio. Después queda el camino cotidiano para vivir en esa luz. Pero ya se nos ha revelado para siempre el destino último de toda la creación y de la historia, que avanzan hacia la integración plena en la Luz, que ya vino a este mundo en Jesús de Nazaret «para reconciliar consigo todo el universo, lo terrestre y lo celeste» (Col 1,20). Esa vida definitiva, eterna, ya está presente ahora, como la verdad última de todo lo real, como el dinamismo que anima todo incesantemente desde 1 las sombras de la discreción de Dios14 . 14- Cf. Benjamín González Buelta, sj. Orar en un mundo roto. Tiempo de transfiguración, SAL TERRAE, 2002.

46


LA BUENA NOTICIA PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN: La experiencia de Dios en términos de luz. La luz ilumina la propia interioridad y la unifica con la claridad de Dios. Podemos sentirla en nosotros y podemos verla brillar también en el rostro de los demás e incluso en toda la creación. Nuestro gran desafío después de contemplar la Transfiguración en el Tabor es vivir una relación con Dios en la vida cotidiana que nos adentre cada día un poco más en ese misterio que ya hemos saboreado. Y con ese espíritu de interioridad y transparencia vamos a volver a la memoria que hicimos al principio del encuentro y a la repetición interior pausada de la frase “Maestro, qué bien se está aquí”. A continuación, a coro rezamos esta oración a Jesús transfigurado: Mi fuerza y mi fracaso eres Tú. Mi herencia y mi pobreza. Tú mi justicia, Jesús. Mi guerra y mi paz. ¡Mi libre libertad! Mi muerte y vida, Tú. Palabra de mis gritos, silencio de mi espera, testigo de mis sueños, ¡cruz de mi cruz! Causa de mi amargura,

47


PARA HACER POSIBLE perdón de mi egoísmo, crimen de mi proceso, juez de mi pobre llanto, razón de mi esperanza, ¡Tú! Mi tierra prometida eres Tú. La Pascua de mi Pascua, ¡nuestra gloria por siempre, Señor Jesús!

(Pedro Casaldáliga) «Nosotros, que llevamos todos la cara descubierta y reflejamos la gloria del Señor, nos vamos transformando en su imagen con resplandor creciente; tal es el influjo del Espíritu del Señor» (2 Cor 3,18). Amén

48


SEPTIEMBRE

DÍA DEL MAESTRO Y DEL ESTUDIANTE

SÉPTIMO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia, hay que enseñar de una manera nueva”. SITUACIÓN VITAL En este mes, queremos reflexionar desde dos claves tan evangélicas como Lasallanas: la Iglesia universal nos propone septiembre como el mes de la Biblia y en Argentina celebramos el día del maestro y el día del estudiante junto con la llegada de la primavera; brotes de vida nueva en constante proceso de cambio. Dos pequeños marcos teóricos desatarán nuestra reflexión: un recorte del pensamiento de Carlos Mesters, y otro de Hannah Arendt. “Dios habla por los acontecimientos y por las palabras. La Biblia es el reflejo de una vivencia del pueblo con su Dios, de Dios con su Pueblo. Dios está en la historia del Pueblo, y por esto, está en la Biblia. Al mismo tiempo, la Biblia va a ayudar al pueblo a vivir. Es Dios, a través de la Biblia, quien anima y orienta a su Pueblo para continuar la lucha y vivir y nunca

49


PARA HACER POSIBLE desanimarse. Es por todo esto que decimos que la Biblia es Palabra de Dios, Revelación de Dios”115. “La educación es una de las actividades más elementales y necesarias de la sociedad humana, que no se mantiene siempre igual, sino que se renueva sin cesar por el nacimiento continuado, por la llegada de nuevos seres humanos. Además, estos recién llegados no están hechos por completo sino en un estado de formación. El niño, el sujeto de la educación, tiene para el educador un doble aspecto: es nuevo en un mundo que le es extraño y está en proceso de transformación, es un nuevo ser humano y se está convirtiendo en un ser humano”216 .

A partir de estas lecturas te invitamos a preguntarte: ¿Es la Biblia un libro que anima tu vida docente y como creyente? ¿Es un libro de referencia para que vivas sin desanimarte? La tarea se renueva con la llegada de nuevos desafíos a lo largo del año y cada año con la experiencia de nuevos nacimientos por la llegada de nuevos seres humanos, que al decir de La Salle “te son confiados” para revelarles nuevos sentidos de vida. Frente a quienes dan sentido a la tarea: ¿descubrís que enseñás de manera novedosa, dejando lugar al asombro, y a la creatividad?

15- Carlos Mesters o.c. A B C de la Biblia. https://hectorucsar.files.wordpress. com/2013/12/mesters-carlos-abc-de-la-biblia.pdf 16- Arendt, Hannah, Entre el Pasado y el Futuro. Ocho ejercicios sobre la reflexión política. Editorial Península, 2016.

50


LA BUENA NOTICIA ENCUENTRO CON LA PALABRA: Marcos 1, 21-22.27 Entraron en Cafarnaúm, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: ¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad! CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Los asiduos a la sinagoga de Cafarnaún seguramente estaban cansados de oír siempre lo mismo. Por eso, se sorprenden ese sábado al escuchar a Jesús, y comentan: “¿Qué es esto? Enseña de una manera nueva…”, con un lenguaje nuevo, utiliza una pedagogía activa, hace lo que dice, y eso le otorga autoridad, enseña haciendo, sabe poner buenos ejemplos, de fácil comprensión, porque sabe tocar la vida y avivar los deseos de liberación. El enseñaba como quien tiene autoridad, no como los escribas”. Esa manera nueva también tiene que ver con que Jesús cambia el paradigma de autoridad, él no se identifica con el lugar común de imponer y juzgar de los jefes religiosos de su tiempo, Jesús mira con compasión, perdona, sana, libera… En lugar de afirmar su autoridad sobre la base de una supuesta superioridad, la pone al servicio de la dignidad humana y en

51


PARA HACER POSIBLE estrecha relación con las redes relacionales que posibilita la fe. Y nunca en postura vertical, sino desde la horizontalidad, por eso también le da poder a sus discípulos para que vayan, para que anuncien, enseñen, perdonen y liberen. Con este inicio y el conjunto de sus enseñanzas, Jesús altera la estructura del sistema religioso de su tiempo, el reconocimiento de su autoridad suscita un eco popular importante, es buena noticia para los pobres y sufrientes y es amenaza para los ricos y poderosos. Así Marcos, al presentar a Jesús, lo primero que dice a sus comunidades es que Jesús es la Buena Noticia de Dios para la humanidad. Esa es la experiencia que comparten los presentes en la sinagoga de Cafarnaún, cuando quedaron asombrados de su modo de enseñar y su acción liberadora. Para los oyentes de la sinagoga y para nosotros hoy en nuestro contexto, la “enseñanza” y la “autoridad” de Jesús sigue siendo interpeladora, y también una invitación a no desvincularnos de nuestra condición de aprendices de este Maestro que nos ha dado el ejemplo, y nos sigue moviendo a: aprender a enseñar con sentido; a no olvidarnos de ofrecer saberes que asombren y entusiasmen; ser mediadores y facilitadores de nuevos saberes; a provocar entramados de sabidurías y aprendizajes, donde nos sintamos comunidades de discípulas y discípulos junto al Maestro. PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN: Es este un momento para conectar con un profundo silencio, permitiendo al corazón recordar momentos de tu vida escolar dadores de sentido... aquellas experiencias que son

52


LA BUENA NOTICIA fuente para abrevar cuando el agobio y el cansancio parecen ganarle a la esperanza. Luego, te invitamos a recordar algún pasaje del Evangelio que haya acompañado algún momento de aprendizaje significativo en tu vida. Nos apoyamos en esta memoria de vida para cerrar rezando el desafiante gozo de haber sido llamados a esta tarea. Finalmente, para terminar este encuentro rezamos juntos este poema del hermano Santiago Rodríguez Mancini haciendo nuestras sus palabras. La escuela es el lugar donde se enreda la audacia de Dios con nuestra pobreza. es el sitio donde la regla, la tiza, el torno, el libro y la lapicera son tomados por Dios y se llenan de gracia, y son canales de vida plena para el Espíritu Santo. La escuela es el hogar donde se revela, donde se descubre el gran secreto que Dios encierra: Un hijo que se hizo hombre para que el hombre fuera Dios. La escuela es la gran escuela donde el hombre aprende que Dios lo ama, que Dios se esmera por salvarlo, por hacer que viva de una manera digna de un hijo suyo317.

Un regalo: cuando quieras escuchá esta preciosa canción que acaricia el alma

17- Rodríguez Mancini, Santiago. “La escuela”.

53


OCTUBRE

CUIDADO DE LA CASA COMÚN

OCTAVO ENCUENTRO “Para hacer posible la Buena Noticia cultivamos el cuidado de la casa común” SITUACIÓN VITAL Desde hace muchos años es preocupación de algunos sectores de la política mundial el cuidado del medio ambiente que ha generado entre otras cuestiones, el cambio climático que afecta a toda la humanidad. La Iglesia también desde hace varios años viene alzando su voz en relación a esta problemática sosteniendo además que hay una enorme franja de la humanidad: los más empobrecidos, que sufren las peores consecuencias de lo que el mismo hombre ha generado. El papa Francisco en la Encíclica Laudato Si tomando como ejemplo a San Francisco que desde aquel pequeño pueblo de Italia ya por el año 1200 clamaba por el cuidado de la casa común, sin imaginarse por cierto hasta dónde íbamos a llegar en su deterioro por el solo afán de producir comodidad y negociados tan lejos del Evangelio y del bien común. De ahí la importancia de sentirnos comprometidos con el cuidado. A continuación, trataremos de hacer consciente la respiración que entra y sale de nuestro cuerpo dándonos en este

54


LA BUENA NOTICIA vaivén el regalo de estar vivos. Cerrando los ojos, sentados bien erguidos y bien apoyados en el suelo que nos sostiene, imaginamos el paisaje que más nos gusta, trayendo a nuestros sentidos sonidos, olores, colores… Luego de unos minutos de conectar con este bienestar del lugar elegido, vamos a compartir en los móviles algunos de los siguientes videos que nos ayudan a conocer, abreviadamente, lo que el Papa plantea en la encíclica Laudato si.

EL RESPETO A LA CREACIÓN

PEQUEÑOS AGRICULTORES

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL CUIDADO DE LA CREACIÓN

Antes de escuchar la Palabra nos preguntamos: ¿Nos sentimos responsables de la vida del planeta? ¿Nos interesa especialmente tomar decisiones que acompañen con acciones el cuidado del medio ambiente? ¿Ponemos en nuestra oración a quienes más sufren las consecuencias del modelo económico imperante en el mundo? ENCUENTRO CON LA PALABRA Romanos 8, 18-28 Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la

55


PARA HACER POSIBLE gloria futura que se revelará en nosotros. En efecto, toda la creación espera ansiosamente esta revelación de los hijos de Dios. Ella quedó sujeta a la vanidad, no voluntariamente, sino por causa de quien la sometió, pero conservando una esperanza. Porque también la creación será liberada de la esclavitud de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Sabemos que la creación entera, hasta el presente, gime y sufre dolores de parto. Y no sólo ella: también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente anhelando que se realice la redención de nuestro cuerpo. Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve? En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia. Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero ese Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina.

56


LA BUENA NOTICIA Sabemos, además, que Dios dispone, todas las cosas para el bien de los que lo aman. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: La Enciclica Laudato sí, sobre el cuidado de la Casa común, nos ayuda a interpretar este texto: Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliar. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura (LS 2). No obstante, Dios, que quiere actuar con nosotros y contar con nuestra cooperación, también es capaz de sacar algún bien de los males que nosotros realizamos, porque «el Espíritu Santo posee una inventiva infinita, propia de la mente divina, que provee a desatar los nudos de los sucesos humanos, incluso los más complejos e impenetrables». Él, de algún modo, quiso limitarse a sí mismo al crear un mundo necesitado de desarrollo, donde muchas cosas que nosotros consideramos males, peligros o fuentes de sufrimiento, en

57


PARA HACER POSIBLE realidad son parte de los dolores de parto que nos estimulan a colaborar con el Creador. Él está presente en lo más íntimo de cada cosa sin condicionar la autonomía de su criatura, y esto también da lugar a la legítima autonomía de las realidades terrenas. Esa presencia divina, que asegura la permanencia y el desarrollo de cada ser, «es la continuación de la acción creadora». El Espíritu de Dios llenó el universo con virtualidades que permiten que del seno mismo de las cosas pueda brotar siempre algo nuevo: «La naturaleza no es otra cosa sino la razón de cierto arte, concretamente el arte divino, inscrito en las cosas, por el cual las cosas mismas se mueven hacia un fin determinado. Como si el maestro constructor de barcos pudiera otorgar a la madera que pudiera moverse a sí misma para tomar la forma del barco (LS 80). La noción de bien común incorpora también a las generaciones futuras. Las crisis económicas internacionales han mostrado con crudeza los efectos dañinos que trae aparejado el desconocimiento de un destino común, del cual no pueden ser excluidos quienes vienen detrás de nosotros. Ya no puede hablarse de desarrollo sostenible sin una solidaridad intergeneracional. Cuando pensamos en la situación en que se deja el planeta a las generaciones futuras, entramos en otra lógica, la del don gratuito que recibimos y comunicamos. Si la tierra nos es donada, ya no podemos pensar sólo desde un criterio utilitarista de eficiencia y productividad para el beneficio individual. No estamos hablando de una actitud opcional, sino de una cuestión básica de justicia, ya que la tierra

58


LA BUENA NOTICIA que recibimos pertenece también a los que vendrán. Los obispos de Portugal han exhortado a asumir este deber de justicia: «El ambiente se sitúa en la lógica de la recepción. Es un préstamo que cada generación recibe y debe transmitir a la generación siguiente». Una ecología integral posee esa mirada amplia (LS 159). Mientras tanto, nos unimos para hacernos cargo de esta casa que se nos confió, sabiendo que todo lo bueno que hay en ella será asumido en la fiesta celestial. Junto con todas las criaturas, caminamos por esta tierra buscando a Dios, porque, «si el mundo tiene un principio y ha sido creado, busca al que lo ha creado, busca al que le ha dado inicio, al que es su Creador». Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza. Dios, que nos convoca a la entrega generosa y a darlo todo, nos ofrece las fuerzas y la luz que necesitamos para salir adelante. En el corazón de este mundo sigue presente el Señor de la vida que nos ama tanto. Él no nos abandona, no nos deja solos, porque se ha unido definitivamente a nuestra tierra, y su amor siempre nos lleva a encontrar nuevos caminos. Alabado sea. (LS 244) PASANDO POR EL CORAZÓN/ INTERIORIDAD Y ORACIÓN: Volvemos a compartir en voz alta este párrafo de Laudato Si nº 80 para dejar que sea el mismo Espíritu el que actúe en nosotros para transformarnos en instrumentos capaces de contribuir a desatar los nudos que amenazan el bien común y el cuidado de la casa común:

59


PARA HACER POSIBLE “No obstante, Dios, que quiere actuar con nosotros y contar con nuestra cooperación, también es capaz de sacar algún bien de los males que nosotros realizamos, porque «el Espíritu Santo posee una inventiva infinita, propia de la mente divina, que provee a desatar los nudos de los sucesos humanos, incluso los más complejos e impenetrables»”.

Escuchamos la canción dejando que resuene de ella lo que el corazón esté dispuesto a recibir:

SINCERO PERDÓN (Pampa Yakuza) Te estamos ignorando, creemos tener el mando y nos dejás fingir. Explotamos tu sangre sin límites ni margen, todo lo permitís. Si algo queda demostrado, no atendemos señales, sólo importa el poder. Cómo hacerte dinero agotando el suelo, sin pensar dónde caer. Sincero perdón pido, Tierra mía, con esta melodía intento algo cambiar. Así digo a mi conciencia que vuelva a la esencia reparando tanto mal. Envenenamos los mares, podamos arboledas nutriéndonos confort. Te dejamos sin colores, sólo regamos flores que hay en nuestro balcón. Los que tienen el mando,

60


LA BUENA NOTICIA siguen con el maltrato talando tu bondad. Y vamos olvidando que sólo a unos metros empieza otra verdad. Sincero perdón pido, Tierra mía, con esta melodía intento algo cambiar. Así digo a mi conciencia que vuelva a la esencia reparando tanto mal. (reparando tanto mal...) (te estamos ignorando... explotamos tu sangre... sin límites ni margen... no atendemos señales... podamos arboledas nutriéndonos confort... sólo regamos flores que hay en nuestro balcón...) Después de tanto tiempo, de tantos inventos que se hicieron realidad, hoy buscamos un remedio para aquellos sueños que te dejaron atrás. Sincero perdón pido, Tierra mía, con esta melodía intento algo cambiar. Así digo a mi conciencia que vuelva a la esencia reparando tanto mal. Sincero perdón pido, Tierra mía, con esta melodía intento algo cambiar. Así digo a mi conciencia que vuelva a la esencia reparando tanto mal. (Reparando tanto mal...) Reparando tanto mal...)

61


PARA HACER POSIBLE Para cerrar este momento de oración compartida rezamos juntos la afirmación de Pedro: ...Nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia. Por eso, queridos hermanos, mientras esperan esto, procuren vivir de tal manera que él los encuentre en paz, sin mancha ni reproche118. Amén

18- 2 PR 3,13-14.

62


NOVIEMBRE ADVIENTO

NOVENO ENCUENTRO Prepararnos para la buena noticia de la encarnación. Para hacer posible la Buena Noticia, Dios se hace humanidad en la fragilidad de un niño. SITUACIÓN VITAL En estas latitudes, noviembre nos encuentra cerrando el ciclo lectivo, y a un paso de finalizar un año más. La experiencia vital de ir “cerrando” suele ponernos al borde de sentir que el tiempo no nos alcanza, que quedaron cosas a las que no alcanzamos a llegar… esa experiencia nos agita y nos desafía a equilibrar entre el deseo del descanso tan necesario para reparar las fuerzas, y el apremio por “dejar todo listo” y a tiempo. A quienes creemos en Jesús el calendario litúrgico nos envía un mensaje de contraculturalidad: en tiempos de “agitación” un Ángel nos anuncia: «No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre». La esperanza de salvación, de cambio de paradigma en las relaciones, en la manera de concebir y de vivir el poder, el

63


PARA HACER POSIBLE servicio, los vínculos, llega a la humanidad en la fragilidad de un niño al que comprenderán quienes puedan estar atentos a la señal enviada por Dios... a quienes nos arriesgamos a ser viajeros en tránsito. Para comenzar este último encuentro del año, la invitación es a cerrar los ojos, respirar serenamente, dejar pasar aquello que pueda perturbar la calma y a contemplar la figura de un recién nacido que entre la paz de su sueño cuando duerme, transcurre tiempos de berreo y llanto clamando, un abrazo, alimento, abrigo, mimos...Y nos dejamos estar unos minutos cerquita de esa imagen, para luego escuchar la palabra que hoy llega a nuestra vida. ENCUENTRO CON LA PALABRA Lucas 2, 1-18 En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen. José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acos-

64


LA BUENA NOTICIA tó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue. En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Ángel les dijo: «No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre». Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él»! Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado». Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y todos los que los escuchaban quedaron admirados de lo que decían los pastores.

65


PARA HACER POSIBLE CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Con este relato, Lucas busca que los pastores de Belén sean los inspiradores de nuestra respuesta creyente. Un primer esfuerzo para conseguirlo consiste en volver a leer el texto, dispuestos a superar la engañosa impresión de estar ante algo ya sabido y dejar que nos evoque recuerdos, nos haga preguntas, nos asombre y nos descoloque viejas imágenes y saberes. El texto nos hace caer en la cuenta de que: • los que velaban en la noche quedan envueltos en el resplandor de la gloria de Dios; • su gran temor desaparece ante el anuncio de una gran alegría; • la solemnidad y grandeza de los títulos -Salvador, el Mesías, el Señor- aparecen veladas en el niño reclinado en un pesebre; • cuando al final retornan (al lugar donde habían dejado los rebaños), ya no se menciona la noche ni la intemperie ni la vigilancia: la alabanza ha invadido todo; • los ángeles se han ido, pero los pastores los reemplazan en su tarea y son ellos los que glorifican y alaban a Dios. Al contemplar a los pastores podemos decir que ellos son: 1. Expertos en noches La noche es para muchos tiempo de descanso y de cesación del trabajo. Su llegada invita a dormir y a relajar tensiones, a abandonarse al sueño y a perder la consciencia. Otros comienzan con ella su tiempo de vigilia y, a lo largo de

66


LA BUENA NOTICIA las interminables horas en que velan, oran, cuidan, limpian, conducen, guardan o permanecen insomnes, se convierten en la conciencia del mundo. 2. Deslumbrados por un amor excesivo «Un ángel del Señor se les presentó. La gloria del Señor los cercó de resplandor» (Lc 2,9). Como Abraham, Jacob, Gedeón, Elías, Zacarías o María, los pastores reciben la visita del ángel. Ahora son ellos «el pueblo que andaba a oscuras y vio una luz intensa; que vivía en tierra de sombras y le brilló una luz» (Is 9,1). El Dios que dijo: «Que haya luz», e hizo desaparecer las tinieblas del caos, ha pronunciado ahora su Palabra definitiva. Y esa Palabra, que venía llamando a la puerta de las posadas de Belén y no encontró más que un pesebre. Está ahora buscando asilo en el corazón de los pastores: «Hoy les ha nacido el Salvador, el Mesías, el Señor». 3. Buscadores en la ausencia La reacción de los pastores después de la marcha de los ángeles es un modelo de «discernimiento de espíritus»: «se dijeron unos a otros: Vayamos a Belén a ver lo que ha sucedido». La ausencia no los ha paralizado, la experiencia de comunicar con lo divino no los ha dejado ensimismados, la añoranza de lo que han perdido no los bloquea ni los fija en la nostalgia de tiempos mejores: los que habían escuchado en silencio rompen a hablar y expresan una decisión colectiva: «Vayamos...».

67


PARA HACER POSIBLE 4. Orientados por una señal «Esto les servirá de señal: encontrarán un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre.» La advertencia de los ángeles, dirigida a todos los «buscadores en la ausencia», inaugura un camino en el que tendrán que orientarse, no por evidencias inmediatas, sino por señales. Se está inaugurando un camino pascual en el que «encontrar» tendrá que ir precedido de una conversión de la mirada y del corazón, y en el que habrá que superar el desconcierto y el asombro de que un niño reclinado en un pesebre sea el Señor. 5. Portadores de evangelio «Fueron aprisa y encontraron… Al verlo, les contaron... Y se volvieron glorificando y alabando a Dios.» Lucas nos hace participar de la onda expansiva de un evangelio que, de los ángeles, ha pasado a los pastores, está destinado a todo el pueblo, colma de asombro a los que lo oyen. Los que habían sido receptores son ahora emisores, comunicadores exultantes de una alegría que no pueden guardar para ellos solos. Son las primicias de lo que será la tarea evangelizadora: la Palabra, partiendo del Señor, llega a los testigos privilegiados que la escuchan y ven, y de ellos pasa a una nueva serie de oyentes. En torno al pesebre de Jesús, los pastores anticipan proféticamente la predicación apostólica de la iglesia primitiva. En medio de un mundo adormecido e indiferente, estos primeros evangelizadores están abriendo una brecha y roturando los caminos que conducen al niño. Es toda la trayectoria de la fe la que queda insinuada: para

68


LA BUENA NOTICIA llegar a Dios hay que pasar por ese niño débil y sin poder y por cada hombre, tan limitado, tan concreto. Porque a partir de ahora este tejido frágil de nuestro destino humano se ha convertido en el destino mismo de Dios. Hay que aprender a traducir «lo que cuentan los ángeles» (la Biblia, la teología, la tradición...), no sólo al lenguaje de los sabios y entendidos de Jerusalén, sino al «dialecto de Belén», el que habla «todo el pueblo» al que está destinado. Hay que tratar de ser «portadores de evangelio», como lo son tantas personas que, sin saberlo, nos están transmitiendo algo del «bien parecer de Dios», de su ternura y su amor gratuito, y que se ponen a nuestro lado como compañeras de travesía y nos recuerdan que no hay pascua sin heridas. Como los pastores, esas personas nos anuncian que la oscuridad está rasgada por la luz y por la Palabra, que estamos guarecidos por la gracia y convocados por un niño. Lo encontraremos si nos vamos haciendo, como ellos, soñadores despiertos, visionarios con los pies en el camino, barqueros entre dos orillas, viajeros en tránsito (cf. Dolores Aleixandre, Los Pastores de Belén: Viajeros en tránsito.) PASANDO POR EL CORAZÓN / INTERIORIDAD Y ORACIÓN: Llegamos al último de esta serie de encuentros en los que pudimos junto a otros “hacer posible la Buena Noticia” rezando con la Palabra, actualizándola para nuestra vida, para iluminar nuestra tarea. Nos hemos alimentado del Evangelio en comunidad. Y ahora al igual que los pastores y los magos estamos frente al misterio del Dios hecho carne en un Niño, “deslum-

69


PARA HACER POSIBLE brados por un amor excesivo, buscando en la noche orientados por una señal”: la estrella que nos conduce al Niño. La Salle nos invita a dejarnos conducir por la estrella para encontrar en cada niña y niño, en cada compañero/a de tarea, a Jesús que viene a renovar su confianza en nosotros para hacernos “portadores del evangelio”, anunciadores de la Buena Noticia. Por eso: ¿Qué señales de nuevos nacimientos tenemos de este año compartido? Agradecidas/os del camino compartido con todo lo que el año trajo, imaginamos la estrella en el horizonte y traemos al corazón a quienes han sido parte de él. Nos tomamos unos minutos para hacer este ejercicio de memoria agradecida. Espontáneamente vamos diciendo en voz alta los nombres que recordamos como continuando la alabanza de los Ángeles y los Pastores: Gloria a Dios por… Paz en la Tierra para... Para finalizar este recorrido, rezamos juntos:

HIMNO DE LA EPIFANÍA (Hno. Fermín Gainza) De las grandes ciudades, la mayor eres tú, oh Belén, pues fuiste patria del Conductor de nuestra Salvación que, siendo Dios, tomó la carne humana.

70


LA BUENA NOTICIA Una estrella, que en brillo y hermosura vence al disco del sol, viene a anunciar que a nuestra tierra viene el mismo Dios vestido con la carne terrenal. Después que aquellos Magos la miraron con sus dones de oriente se vinieron: y ofrecieron postrados y rezando la mirra, el oro regio y el incienso. Mostrando que era Rey y que era Dios con el tesoro y el fragante incienso de Sabá. Y anunciando con el polvo de la mirra el sepulcro venidero. Señor Jesús, a Ti sea la gloria por haberte mostrado a los paganos. Gloria contigo al Padre y al Espíritu por siglos y por siglos sin ocaso. Amén

71


SAN HÉCTOR VALDIVIELSO SÁEZ 9 DE OCTUBRE

SITUACIÓN VITAL El 21 de noviembre de 1999 el papa Juan Pablo II declaró Santo a Héctor Valdivielso Sáez, un joven Hermano de la congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Hermanos de La Salle). La fiesta en su memoria será el 9 de octubre de cada año, día de su martirio junto a otros siete Hermanos y al Padre Inocencio, sacerdote pasionista. Héctor nació en Buenos Aires, en el barrio de Boedo en el año 1910. Siendo muy pequeño la familia se trasladó a España y se estableció en Briviesca (Burgos) donde conoció a los Hermanos de La Salle. Allí se enamoró de la misión de los “Lasallanos”: la educación sobre todo destinada a los jóvenes y a los más empobrecidos. Apasionado por sus opciones se dedicó a la educación con profundo amor a sus alumnos, animó grupos apostólicos, escribió artículos para diferentes periódicos, siempre con el espíritu de comunicar su gran amor por el evangelio. “En 1929 fue enviado al Colegio de Astorga, en León, y en 1933 fue destinado a Turón, en Asturias. Valdivielso era maestro de escuela. Comenzó enseñando a los más chicos. Tenía el increíble número de 90 alumnos en un primer grado. “Se rompió el alma para sacar1 los adelante” 19 .

19- H. Bruno Alpago. https://www.infobae.com/sociedad/2019/11/21/la-vida-la-tragica-muerte-y-el-milagro-de-hector-valdivielso-saez-el-primer-santo-argentino/

72


Cuando se desata una creciente tensión política y religiosa en el país, los Hermanos se presentan como seglares, sin sus hábitos, para poder trabajar en la escuela de la mina. Asturias era un pueblo de mineros fuertemente organizados para la defensa de sus derechos en una España agitada. Héctor tenía una profunda devoción por la Eucaristía: convocaba, formaba y acompañaba a los jóvenes en retiros y a través de sus escritos. En medio de esta convulsionada España, son detenidos y fusilados la madrugada del 9 de octubre de 1934. Siempre tuvo en sus pensamientos a la Argentina. Soñaba con volver a predicar a nuestro país o al Brasil. Nunca se olvidó de sus orígenes; si hasta los chicos con los que jugaba al fútbol en España le decían “el argentino”202. Entre muchas otras virtudes podemos reconocer en Héctor a un hombre de la Palabra, enamorado de Cristo. Por su fidelidad a Jesús es fusilado a los 24 años de edad y dice su semblanza entre otras características de su persona, que era alegre, emprendedor, crítico, de espíritu orante, misionero, confiado al Espíritu… Para encontrarnos con la Palabra en este día, vamos a preguntarnos si nos reconocemos en alguna de las virtudes de San Héctor. Si en tiempos convulsionados religiosa, social y políticamente somos fieles al anuncio del Evangelio con todo lo que ello implica. Si buscamos cobijo en la oración y en la Palabra en tiempos complejos, en momentos de desasosiego o en momentos de profunda alegría…

20- Idem.

73


ENCUENTRO CON LA PALABRA: Marcos 10, 13-16 Le trajeron entonces a unos niños para que los tocara, pero los discípulos los reprendieron. Al ver esto, Jesús se enojó y les dijo: «Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos. Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él». Después los abrazó y los bendijo, imponiéndoles las manos. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: “Dejen que los niños vengan a mí”: Los niños en el contexto judío no eran tenidos en cuenta, eran excluidos, y solo los varones, cuando estaban en edad de ser presentados en el templo a los 12 años, comenzaban a ser parte del pueblo de Dios en plenitud de pertenencia. La actitud y la acción de Jesús para con los niños es de un cambio radical, y es importante estar atentos a toda la secuencia: • La gente quiere que Jesús toque a los niños, • los discípulos quieren impedirlo, • Jesús se enoja • y les dice: “dejen que los niños se acerquen a mí” • no se lo impidan, • porque el Reino pertenece a los que son como ellos • el que no recibe el Reino como un niño, no entrará en él. • Después los abrazó y los bendijo, imponiéndoles las manos.

74


La respuesta de Jesús es emotiva, en primer lugar, y ética también, porque es necesario cambiar esa práctica. Reacciona emotivamente contra la acción excluyente de los discípulos, responde con razones y acciones, la bendición confirma lo que siente y lo que piensa, por eso es un gesto lleno de sentido. Los niños no tienen por qué estar lejos, más bien tienen que estar cerca, muy cerca, en el centro mismo, donde se los pueda ver, tocar, escuchar y aprender de ellos. Así Jesús provoca esos contrastes que tanto incomodan a sus discípulos, donde había lejanía y exclusión ahora hay cercanía, primacía e inclusión. En adelante su postura autorizada se expresa en dos imperativos: • el primero positivo: “dejen que los niños, venga a mí”, • el segundo negativo: no se lo impidan. La posición de Jesús frente a la resistencia de los discípulos es exigente, es necesario entender que en la comunidad inclusiva los niños tienen que estar presentes, que son sujetos y parte de ese nuevo entramado de relaciones, donde justamente son los más chicos quienes pueden enseñar a los adultos como acoger el Reino. Este texto leído a la luz de la vida de San Héctor puede ayudarnos a rezar con su modo de ser discípulo, él sí entendió el mandato de Jesús, por eso se jugó la vida por los niños y jóvenes de su tiempo en un contexto complejo y violento, sin abandonar su compromiso y cercanía como hermano y educador.

PASANDO POR EL CORAZÓN/INTERIORIDAD/ORACIÓN Para finalizar la reflexión, te pedimos que imagines una escena en la que estén Jesús y San Héctor rodeados de los niños, niñas y jó-

75


venes con los que te relacionás, y solo contemples serenamente… y luego acojas alguna imagen o emoción que paso por tu pensamiento y por tu corazón de educador/a y luego de un momento de silencio podemos hacer un breve eco de la imagen o emoción que anduvo rondando nuestro corazón. Luego, escuchamos esta canción:

CREEMOS EN EL DIOS QUE AMA A LOS JÓVENES (Eduardo Meana) CREEMOS EN EL DIOS QUE AMA A LOS JÓVENES. CREEMOS EN EL DIOS QUE AMA A LOS JÓVENES. Porque es un amor especial, un amor de predilección. Su mirada es paternal tan gozosa al vernos crecer. Siento como quiere abrazar el alma de cada uno ya, como quiere cada joven alcanzar. Sigo al Cristo que pide hoy “Dejen que ellos vengan a Mí” entre ellos Él quiere estar muy a gusto se siente allí y yo estoy también por ahí a ese encuentro me asomo feliz. ¡Cristo y los jóvenes son mi lugar!

76


Ese amor está en lo peor y más turbio mundo interior, busca y siempre sabe encontrar fondos de inocencia y de luz. Territorio virgen quizás que semilla buena espera aún y el sudor amigo de algún sembrador. Un amor que da libertad y al rebelde aún quiere amar y que atrae con suavidad y al lejano sabe esperar, ¡Agridulce es la libertad! Los hijos lo aprenden con dolor y el Padre es paciente y es educador.

Que el Espíritu deje en tu corazón aquello que la vida de este joven Santo te inspire dejándote abrazar por el amor del Dios de Jesús que es Padre, Hijo y Espíritu y que nos habita siempre… Viva Jesús en nuestros corazones. ¡Por siempre!

77


2020 AÑO MARIANO NACIONAL Y IV CONGRESO MARIANO NACIONAL En Catamarca, entre 1618 y 1620, fue encontrada la imagen de la Virgen del Valle en poder de unos indígenas que la veneraban en una gruta conocida como la Gruta de Choya, que se encuentra enclavada en el faldeo del Ambato, cadena montañosa ubicada al oeste de la Capital de la provincia de Catamarca. El pueblo de Choya estaba situado a 1 km del actual homónimo. Este histórico lugar se encuentra a 7 kilómetros de la ciudad Capital. Un indio, de los jornalizados al servicio del vizcaíno don Manuel de Salazar, Comisario de los nativos y Juez para los españoles, en el silencio de la tarde percibe voces y un rumor de pisadas en la arena movediza y cálida de la estrecha quebrada. Decide seguir las pisadas que lo llevan hasta la gruta en la que encuentra velas listas para ser encendidas y flores; hacia el fondo de la cueva la imagen pequeña de la Virgen María muy parecida a la que solían tener los españoles en sus casas: morenita, con sus manos juntas a la altura del pecho. Pasados unos días cuenta a su amo el descubrimiento; van juntos hacia el lugar y encuentran todo tal como el indio había narrado. Salazar saca de allí la imagen para llevarla a su casa; el grupo de indígenas que allí se encontraban para venerarla con profundo respeto y devoción le ruegan la deje allí, diciendo: “Si es nuestra, nosotros la queremos. Ella nos cuida, siempre nos defiende”. Salazar retira la imagen a pesar de los reclamos y la lleva a su casa, pero cada amanecer la imagen volvía misteriosamente a la gruta dejando vacía la repisa en casa del español. En ese lugar se construyó luego una de las basílicas más importantes de Argentina, arraigándose fuertemente las peregrinaciones y la difusión de sus milagros. No hay ningún dato preciso para asegurar cuál fue el origen de la

78


imagen o cómo llegó a la Gruta de Choya. Su traje modelado en relieve, y pintado, comprende manto, pelo, cinturón y vestido. Todo está pintado al estofado; es decir, dorado primeramente por debajo y pintado luego de los colores por encima. Por decreto vaticano de 1889 se concede la coronación de la imagen de la Virgen del Valle de Catamarca en virtud de los innumerables prodigios que realizó en toda la región del noroeste argentino 211.

SITUACIÓN VITAL: La Conferencia Episcopal Argentina en Asamblea Plenaria en 2017 declara el 2020 Año Mariano Nacional que comienza el 8 de diciembre de 2019 hasta el 8 de diciembre de 2020, y en adhesión a los 400 años del hallazgo de la Imagen de la Virgen del Valle en la gruta de Choya en Catamarca, convoca en abril al IV Congreso Mariano Nacional con sede en esa provincia. El lema inspirador para el congreso es: “Con María, servidores de la esperanza”. Esta es una buena ocasión para encontrarnos con la imagen de María que tenemos en nuestro corazón: ¿Qué experiencia tengo de recurrir a María? ¿Como la comunidad de indígenas: podemos vivencialmente decir: “Ella nos cuida siempre y nos defiende”? Con esa memoria en el corazón nos disponemos a la escucha de la Palabra.

ENCUENTRO CON LA PALABRA: Lucas 1, 39-56 En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de 21- Cf.https://www.catolicosalerta.com.ar/devocion-a-la-sma-virgen/ntra-sra-del-valle-de-catamarca.html

79


Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre». María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa. CLAVES PARA INTERPRETAR EL TEXTO: Análisis del relato El relato de la visitación se centra en María y sus gestos, pues es ella quien toma la iniciativa de ir a visitar a su prima Isabel. La va a visitar inspirada por Dios, su acción tiene como motor su fe, el deseo

80


de hacer la voluntad de Dios. “Los hombres y las mujeres de la Biblia se ponen en marcha apenas se hace sentir la acción de Dios”. La gestación de Isabel es un signo de que Dios ya está actuando en la historia y a través de las personas y que Dios inaugura la salvación a través de las relaciones humanas. “Se fue”/irse. Tiene una significación teológica, es una acción que también encontramos en Jesús que recorre el país según la voluntad y el plan de Dios (cf. Lc 9, 51; 13, 22). En este caso, María también lo hace, se ha puesto en camino siguiendo el llamado de Dios que la convoca para compartir una misión. Va “de prisa”/“con celo”: lo que refleja una actitud de prontitud, de disponibilidad y obediencia, nos revela la armonía que hay entre la fe de María y el designio de Dios. “Entró” y “saludó” a Isabel. Todo se centra en la llegada de María a su destino y saluda a Isabel. El saludo de María es un signo de amor y el comienzo de una vida nueva. En la antigüedad y particularmente en los ambientes judíos y cristianos, el saludo no era una mera formalidad, el saludo no se limitaba a desear el bienestar del otro, sino procurarlo. Saludar era encontrarse con el otro, con la otra, implicarse en su vida, hacerse responsable de su vida. A través del saludo hay un reconocimiento del otro, de la otra en este caso. María ha ido a ver a Isabel para cuidarla porque está embarazada, hay un reconocimiento de ella y su maternidad, un reconocimiento de la dignidad de Isabel como sujeto. María no juzga como la sociedad, con su presencia y saludo confirma a Isabel, le despierta su fe y es desde ahí que puede expresarse y proclamar. Isabel reconoce en la presencia de María y el niño algo mucho mayor: “¿Por qué se me ha dado que venga a mí la madre de mi Señor?”, logra abrirse al misterio y reconoce a María como madre del mesías, María es “la madre de mi Señor”, Jesús está en el centro de la escena (hay un reconocimiento de ella, de su maternidad, de su

81


dignidad). Ambos traen consigo la noticia -discreta aún- de que Dios está actuando ya en la historia, la presencia de ambos es una buena noticia para Isabel. Por ello, su alabanza es también una profecía, junto al movimiento del niño, Isabel hace vislumbrar que ya llega el día de la salvación, el día en que Dios empezará a cumplir su promesa y actuará definitivamente en favor de su pueblo.

PASANDO POR EL CORAZÓN/INTERIORIDAD/ORACIÓN Les proponemos que puedan hacer una mirada contemplativa de este año, en clave de visitación, dejándonos tomar de la mano de María e Isabel para visitar nuestros encuentros... El texto nos ofrece cuatro verbos, cuatro acciones que configuran una relación caracterizada por la reciprocidad. María partió, fue sin demora, entró y saludó. Realizó cuatro acciones que posibilitaron un encuentro fecundo.

PARTIÓ

FUE SIN DEMORA

Partir implica dejar lugares y certezas, abandonar lo conocido, la comodidad y “dejarse llevar”...

Hacerlo con disponibilidad y prontitud. Sin demorar, es entrar en la dinámica de un “apuro ético” y una urgencia compasiva.

ENTRÓ

Entrar en la casa “templo de la vida” de una mujer excluida, para reconocer y proclamar su fecundidad. Entrar en la casa de otro/a implica relaciones de respeto, confianza, “projimidad”, amistad.

SALUDÓ

Saludar es tener un gesto humanizante, implica reconocer y honrar a un otro/a en reciprocidad. El saludo saca de la invisibilidad y del desconocimiento.

Luego, nos preguntamos: Nosotros/as: • ¿Hacia qué lugares hemos “PARTIDO”? ¿Hacia qué nuevos encuentros hemos salido? ¿Quiénes nos han visitado? • ¿Qué nos ha estremecido y nos ha hecho IR “SIN DEMORA”? • Habiendo “ENTRADO” en “el templo de la vida” ¿Qué queremos honrar?

82


• ¿Qué queremos “SALUDAR”- reconocer de la vida nueva que se está gestando? • ¿Qué nuevas situaciones queremos abrazar? Con una postura corporal que ayude a respirar serenamente, volvemos a conectar con el ritmo del corazón. Imaginamos la escena del encuentro de María con Isabel y recordamos momentos de gozo profundo en nuestra vida, momentos que podemos tomar como experiencias en las que la esperanza se hizo gesto, mirada, fuerza para seguir.

JUNTOS/AS RECITAMOS ESTE POEMA: María acoge la ternura de Dios hecho barro palpitante y es enviada a su prima, Isabel recibe a la joven servidora que el Espíritu le acerca con un júbilo tan grande que sus entrañas se estremecen.

Las dos historias se encuentran, se pertenecen una a la otra, se explican mutuamente, y al abrazarse se entrelazan en un mismo designio que se teje en las palabras y en los gestos. En la esterilidad de Isabel, en la primavera de María, acudió como savia silenciosa la sabiduría y la fuerza del Dios que se hizo no poder y no saber 2 para enraizarse con nosotros.22 Amén 22- Benjamín González Buelta, sj. Fragmento de María e Isabel. El rostro femenino del Reino. Sal Terrae, 2008.

83


Equipos Nivel Inicial Juliana Vila, Ivana Fumero, Carolina Coppiz y Nerina Flores. Primer Ciclo Ana Torletti, Gisela Mellano, Paola Soria y Soledad Schiorlin. Segundo Ciclo Leila Rebesberger y Javier Varela. Nivel Secundario Bruno Cuschie, Viviana Carballo, Julian Correa, Natalia Villalva, Josefina Boned y Ángeles Surin. Lectura Orante Susana Ramos y Cristina Van Gelderen. Equipo coordinador Francisco Chamorro y Susana Ramos.

© Grupo Editorial Parmenia © Stella Viamonte 1984 – C1056ABD Ciudad de Buenos Aires – Argentina Tel: (011) 4374-0346 / 0346 / 8719 Mail: subdirediciones@parmenia.com.ar www.parmenia.com.ar Publicación de uso interno Directora General: María Gabriela Spalla Fuentes Subdirectora de Ediciones: María Gabriela Flores Corrección: Andrea Lozzia Diseño y maqueta: Tatiana Mainike Queda expresamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de la obra por cualquier medio o procedimiento, comprendiendo la reprografía y el tratamiento informático.

84


c ia

posible r e ac

N

ot i

para h

2020

la B u ena

LECTURA ORANTE

Profile for La Salle Argentina-Paraguay

Para hacer posible la Buena Noticia - Lectura Orante  

Como cada año, nos proponemos rezar, vivir y transmitir en nuestras comunidades educativas un lema que atraviese nuestros discernimientos y...

Para hacer posible la Buena Noticia - Lectura Orante  

Como cada año, nos proponemos rezar, vivir y transmitir en nuestras comunidades educativas un lema que atraviese nuestros discernimientos y...

Advertisement