Issuu on Google+

Homosexualidad, ¿se hace o se nace? La homosexualidad es una orientación sexual y se define como la atracción sexual hacia individuos del mismo sexo. En muchas sociedades la homosexualidad es mal vista por su imagen social y publica y, en conclusión, han surgido diversos debates: ¿Esta mal ser homosexual? ¿Es correcto legalizar el matrimonio igualitario? ¿Está bien que una pareja homosexual adopte niños? Sin embargo, lo que muy pocos se preguntan es sobre el origen y el diagnostico. La homosexualidad, ¿se hace o se nace? Dicha pregunta ha despertado el interés de científicos que realizaron diferentes experiencias sobre el tema. Por ejemplo, en 1993 Dean Hamer descubrió una conexión entre el gen Xq28 y la homosexualidad masculina. Anteriormente, en 1991 Simon LeVay publicó un estudio sobre las diferencias en la estructura cerebral entre homosexuales y heterosexuales. En el mismo año, Bailey y Pillard encontraron que en 52% de los casos de gemelos idénticos, ambos hermanos presentaban homosexualidad. Elegí este tema porque existen muchos puntos de vista acerca del mismo, tanto científicos como morales, y me parece muy interesante de desarrollar. Los recientes hallazgos acerca del origen de la homosexualidad son los asociados a las alteraciones de la estructura cerebral o de los genes. El primero de estos estudios fue el de Simon LeVay. En 1991 el científico del Salk Institute de San Diego publicó su proyecto en la revista Science. Su trabajo analizo el desarrollo de una sección específica del cerebro, en la región del hipotálamo llamada INAH3. LeVay descubrió una diferencia en el porcentaje de tamaño y volumen del tercer núcleo intersticial del INAH3 entre homosexuales y heterosexuales. El INAH3 homosexual es similar en tamaño al encontrado en cerebros femeninos. Sin embargo, este estudio ha sido rechazado por neurólogos reconocidos, ya que el número de cerebros estudiados era muy reducido (19), y casi todos provenían de enfermos de SIDA. Si se considera que esta enfermedad afecta el cerebro químicamente, en vez de haber encontrado la causa de la homosexualidad, podría estar observando algunos efectos del VIH. http://www.youtube.com/watch?v=1jiSE3Svolw (VIDEO) En el mismo año, Bailey y Pillard encontraron que en 52% de los casos de gemelos idénticos, ambos hermanos presentaban homosexualidad. Lo que quiere decir que para cada gemelo idéntico con atracción al mismo sexo, había una posibilidad aproximada de 50% de que el otro gemelo también la tuviese. Sin embargo, Bailey y Pillard no interpretaron bien los resultados, ya que el otro 50% de los gemelos no resultaron ser homosexuales. Entonces la genética no juega un papel determinante en la orientación sexual. Además, todos los gemelos crecieron juntos en el mismo ambiente familiar y social. La bióloga Anne Fausto Sterling afirmó que para que el estudio tuviera algún valor, se tendría que haber estudiado a gemelos educados en diferentes ambientes. Por otra parte, un estudio posterior que se llevó a cabo usando el Registro Australiano de Gemelos, Bailey encontró una concordancia de apenas 20%. http://www.youtube.com/watch?v=mE0HtCBfKCE&feature=related (VIDEO) Dos años más tarde, Dean Hamer analizó la relación entre la orientación sexual masculina y un marcador genético del cromosoma X. El científico del National Cancer Institute investigó el árbol genealógico de 114 familias con algún miembro homosexual, e intentó establecer una regla de parentesco entre los miembros de tendencia homosexual. El resultado fue la existencia de un factor genético ligado al cromosoma X, el gen Xq28. Para comprobar esta hipótesis realizó otro estudio en 40 familias y efectivamente encontró que existía una relación entre el marcador Xq28 y el comportamiento homosexual. Sin embargo, al no estudiarse hermanos heterosexuales el resultado es cuestionado, ya que estos podían presentar los mismos indicadores genéticos. Además, no existen evidencias que demuestren que el gen Xq28 este directamente relacionado con la orientación sexual. Por otra parte, en 1999 un equipo de investigadores canadiense intentó replicar el estudio


siguiendo la misma metodología de Hamer y no se encontraron pruebas que respalden la presencia de tal gen “gay”. Las principales críticas del estudio vinieron del doctor George Risch, el científico inventor del método utilizado por Hamer, del Colegio de Medicina de la Universidad de Yale. Risch comento que “ninguno de estos resultados es estadísticamente relevante”. Según Hamer, una mujer lesbiana con el marcador Xq28 presente en su ADN debería tener hijos homosexuales con este mismo gen porque los hombres heredan la (X) de la madre. Sin embargo, esto no ha sucedido en la realidad. http://www.youtube.com/watch?v=MtMTdEJtsVw (VIDEO) Por otra parte, en 2007 Alan Sanders, investigador de Northwestern Evanston Chicago, recolectó muestras de ADN y datos sociológicos de 1000 parejas de hermanos varones homosexuales con el objetivo de buscar las bases genéticas de la homosexualidad. Al no encontrarse dichas bases, Sanders concluyo que la conducta humana no era producto de factores genéticos, sino de influencias sociales y ambientales. El investigador Neil Whitman declaró entonces: «no creo que exista un gen de la homosexualidad, estimo que interactúan otros factores no genéticos, como influencias sociales y ambientales». Además, la división 44 LGBT del APA, que en 1998 afirmaba que la genética jugaba un papel fundamental en la orientación sexual, 10 años más tarde declaro que no hay evidencias científicas que demuestren que la homosexualidad sea de origen genético. Para añadir, el director del proyecto del Genoma Humano confirmó que al terminar de trazar el mapa no se encontró ningún gen gay. http://www.youtube.com/watch?v=yCB0eBPGNkQ (VIDEO) Para terminar, son pocas las evidencias científicas que comprueben la existencia de un gen homosexual o alteraciones en la estructura cerebral de las personas homosexuales. Solo el 4% de la población homosexual podría tener una predisposición biológica no incrustada en el ADN. Esa misma predisposición no es heredable ni determina la orientación sexual de una persona. De esta manera, las influencias externas, el entorno familiar y social y la cultura, entre otros, son los mayores factores influyentes en la elección sexual. Por lo tanto el homosexual no nace, sino que se hace. http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad http://istmo.mx/2009/09/mitos-y-realidades-acerca-del-gen-homosexual/ http://www.ivaf.org/hs/luz%20genetica.htm http://www.unav.es/cdb/dhbaphomosexualidad.html#apartado3 http://www.elmundo.es/salud/1995/179/00999.html http://en.wikipedia.org/wiki/Xq28 http://discovermagazine.com/1994/mar/sexandthebrain346/?searchterm=levay http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/10/17/biociencia/1192645768.html


Homosexualidad, ¿se hace o se nace?