Page 1

Año

2017

- 2000

ejemplares

- Distribución

- ISSN en

trámite

P A P E L

gratuita

Plata | Imperio Barbarie. Ayer contra campesinos paraguayos, hoy contra

Institutos de Formación superior | Mataderos resiste al cierre del Cine El

mujer nace para puta | La creación de la Universidad docente destruiría 29

Basterra, el hombre que sacó las fotos de la ESMA | Sonia Sánchez: Ninguna

Escriben: Alfredo Grande, Angel Fernandez Schetjman, Nicolás Rosales, Rosaura Barletta, María Eugenia Otero y Fernando Tebele

mapuches | Santiago Maldonado y los límites del democratismo burgués.

E N L A CALLE

La Retaguardia @laretaguardia

N°1


EDITORIAL / QUIENES SOMOS Editora responsable María Eugenia Otero Editor periodístico Fernando Tebele Consejo de redacción Ángel Fernández Schejtman Nicolás Rosales Graciela Carballo Rosaura Barletta Diseño Sebastian Edrosa Fotografías Valentina Maccarone (tapa) Agustina Salinas (contratapa) Colaboración especial Alfredo Grande Ilustración Lorenzo Dibiase La Retaguardia es un colectivo y un espacio abierto a la participación. De diferentes maneras, aportaron una mano, una idea o una opinión en este número: Luis Angió, Pedro Ramírez Otero, Natacha Bianchi, Matías Bregante, Juan Manuel Legnini, Natalia Bernades, Néstor Elías, Cristina Varela, Alejandro Correa, Paulo Giacobbe, Diego Adur, Agustina Sandoval, Ezequiel Moskovich, Julián Bouvier, Irene Antinori, Braulio Dominguez, Carlos Morchio y muchas otras personas que pasan cotidianamente por La Retaguardia. Agradecemos también a quienes trajeron su música y su arte a las fiestas con las que sostenemos esta revista. Distribución: todas las manos posibles, incluyendo la tuya. Se imprimieron 2000 ejemplares en Gabriel Barcio impresiones Redacción: Deán Funes 1974 CABA Publicación mensual de distribución gratuita. Podés recibirla donde quieras enviando un correo a laretaguardiapapel@gmail.com


P A P E L Hasta hoy nos gustaba definirnos como una radio con portal de noticias o un portal de noticias con radio. Son tiempos en los que la prensa comercial y la que no hace esto por guita (aquí nos ubicamos) huye despavorida del papel. Es un formato convertido casi en un desierto donde cada tanto te podés encontrar un beduino, y nunca sabés demasiado bien si es real o es un espejismo. Pero acá estamos. Nos volvimos (también) papel. Es una locura, lo sabemos, pero nos gusta intentar que los imposibles sean posibles. Tenemos cierta osadía. Eso lo aprendimos de muchas personas que transitarán estas páginas, incluso algunas cuyas ausencias nos duelen aunque gritemos y sepamos que están presentes. Las historias que reflejaremos nos muestran imposibles que se vuelven posibles todos los días. Gente que lucha por un mundo mejor. Madres que perdieron a sus hijos en manos policiales y se levantaron para pelear no solo por sus hijos. Sobrevivientes del Terrorismo de Estado que asoló al país en los ’70 que no dejan de dar testimonio con sus dolores a cuestas. Trabajadores y trabajadoras que se sobrepusieron a la naturalización del patrón como figura ineludible y armaron una fábrica o empresa recuperada. Integrantes de pueblos originarios y comunidades campesinas, abandonados, masacrados, y reprimidos por la patria extractivista, que alzan su voz contra la conquista de ayer y el capitalismo de hoy. Mujeres que no se callan más y que nos convencen cada día de que el patriarcado se va a caer. Personas que escapan a la heterosexualidad y al binario mujer-varón y nos obligan a cuestionarnos esas normas que llevamos inscriptas en nuestros cuerpos. Madres que siguen dando vueltas en la Plaza de Mayo, pero además caminan otras causas con sus pasos tan gastados como seguros. Abuelas que aún buscan a sus nietos y nietas, o que los encontraron y siguen buscando a las demás. De estas y otras experiencias colectivas, aprendimos a pensar que los imposibles pueden ser posibles si nos encontramos, nos abrazamos, nos cuidamos y damos pelea. En La Retaguardia elegimos la trinchera comunicacional. Nos reivindicamos parte de un movimiento, el de los medios comunitarios, alternativos y populares e integramos la Red Nacional de Medios Alternativos. No hacemos esto por plata, pero necesitamos plata para hacer esto. Somos un medio autogestivo. Nos sostenemos con nuestros propios aportes, fruto del laburo de cada integrante, y con fiestas que realizamos cada tanto para juntarnos con otras personas con las que andamos por la vida. Nos parecería bien cobrar por nuestro trabajo, pero no es ese nuestro objetivo esencial, aunque es importante para poder darle más tiempo a lo que hacemos. Nos preocupa hacer bien nuestra tarea, desde lo ético y desde lo estético; aunque siempre nos parece que lo podríamos haber hecho mejor, suelen desmentirnos con elogios que a veces creemos, y otras no tanto. Quienes ya nos conocen y nos siguen a través de la radio o el portal de noticias, ahora nos pueden tocar y leer. También le jugamos varias fichas a que esta revista llegue a gente que aún no nos conoce. A ambos tipos de personas,los invitamos a que pasen y lean. A partir de hoy somos papel y nadie nos puede refutar la certeza de que volvimos posible un imposible. Ahora vamos por más, porque tenemos un gran imposible por delante, que es transformar colectivamente el mundo injusto en que vivimos.


VÍCTOR BASTERRA, EL HOMBRE QUE SACÓ LAS FOTOS DE LA ESMA

Por Fernando Tebele y María Eugenia Otero

Se calcula que por ese ex Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio (ex CCDTyE) pasaron cerca de 5000 personas. Muchas fueron arrojadas vivas al mar en los Vuelos de la Muerte; otras, desaparecidas con diferentes metodologías. Entre los y las sobrevivientes que nos permiten reconstruir la historia -se calcula que son apenas 500-, hay una persona cuyo aporte es incalculable: Víctor Basterra, que permaneció secuestrado entre 1979 y 1983. Aquí, solo una partecita de su historia heroica y de sus fotos rescatadas desde el horror. El 10 de agosto de 1979, Víctor Melchor Basterra fue secuestrado en Valentín Alsina. Lo llevaron a la ESMA, donde permaneció más de 4 años. Aunque parezca increíble, su tarea militante continuó allí, en lo que es el Auschwitz argentino. Dentro de la ESMA, algunas personas secuestradas fueron obligadas a realizar tareas como mano de obra esclava. Basterra, que era obrero gráfico, fue forzado a falsificar documentos. Para eso, era necesario sacarles fotos a los genocidas: “se las saqué directa y abiertamente a ellos en la cara, me pedían 4 o 5 documentos, y yo siempre hacía una copia más, que escondía”. Sobre el final del tiempo macabro de la ESMA, unas pocas víctimas fueron “beneficiadas” con salidas transitorias. “A lo último era una especie de tipo que lo dejaban salir una vez por semana para ir a ver a su familia, entonces yo aprovechaba y sacaba las fotos, más otros materiales. Llega un momento en que Bignone (Reynaldo, último presidente de facto) dice que había que quemar todo, empezaron a quemar y yo salvé cosas, un montón de libros, escritos; cosas que fueron entregadas y otras que no porque no tienen valor judicial: son rapiñas que habían hecho los tipos, fundamentalmente de libros. Los salvé del fuego”. Además de las fotografías, el testimonio de Basterra es fundamental en la megacausa ESMA por su memoria para registrar nombres, apellidos y apodos de los represores. “Yo era bastante memorioso y después eso se agudizó porque era la única herramienta de resistencia, el único recurso para primero ir palpando cuál era la realidad que se vivía en esos lugares. Soy un tipo muy paciente, creído de que la venganza es un plato que se come frío y es la hija del silencio, entonces uno vive en esa frialdad y en ese silencio interior, donde no puede permitir que le entren las balas de la angustia. Si bien entran, uno debe sobreponerse. Eso es lo que a mí me dio lugar a ser paciente, tranquilo e ir midiendo todas y cada una de las cosas. Como resultado hice cosas que no

sé si las volvería a hacer. No sé si volvería a robarme una llave de Inteligencia, entrar y sacar un montón de fotos de ahí adentro; robar una carpeta, sacarla del laboratorio, estar hasta las 4 de la mañana, sentir el ruido de una puerta, volver la carpeta exactamente al mismo lugar, en la misma posición en la que estaba, cerrar la puerta, guardar la llave y mirar a ver si había venido alguien. Yo estaba en un centro clandestino, había un montón de milicos dando vueltas y eso era muy peligroso”. Del área de inteligencia Basterra sacó, por ejemplo, listados con nombres: “lamentablemente la mayor parte de esos listados se perdió en la justicia militar. Un listado muy importante daba a conocer qué habían hecho en Campo de Mayo; era todo el listado de compañeras y compañeros desaparecidos, quedó algún pequeño resabio, pero en general todo eso lo perdieron los milicos deliberadamente”, se lamentó Basterra. Petiso, calvo y con un morral que le cruza el pecho, intenta poner en un lugar justo su tarea:“No me gusta la autorreferencia, uno siempre es parte de un conjunto, de un colectivo grandísimo y cada uno ha ido aportando; lo que señalo es que ha sido tanto el odio, la sorpresa o la decepción que les produjo en relación a sus procederes con respecto a mí o a otros compañeros, que los tipos entraron en una especie de furia. Leyendo alguna vez la sentencia en el Juicio a las Juntas, los jueces toman como ciertas las palabras de más o menos 25 represores, que en ese año ‘85 dan a conocer el odio que tenían hacia mí, (dicen) que yo era un personal rentado y un montón de cosas. Ahí yo me di cuenta de que les había producido mucho daño”.

Estrategias

Basterra tuvo que encontrar un escondite para las fotos y los documentos porque en el laboratorio había requisas frecuentes: “Yo observaba todo el movimiento de los tipos, y ellos abrían los cajones, miraban adentro


Enrique Nésto ARDETTI

Graciela Estela ALBERTI DETENIDA - DESAPARECIDA

DETENIDA - DESAPARECIDA

Alberto Eliseo DONADÍO

Juan Carlos CHIARAVALLE

Fernando Rubén BRODSKY

DETENIDO - DESAPARECIDO

DETENIDO - DESAPARECIDO

DETENIDO - DESAPARECIDO

Ida ADAD (Tía Irene)

DETENIDO - DESAPARECIDO

RODRÍGUEZ, Miguel Ángel

BINOTTI, Miguel Ángel

PEYÓN, Fernando Enrique

SANCHÉZ, Luis

GONZÁLEZ, Alberto

CASTELLVÍ, Carlos Mario

ARMADA

ARMADA

ARMADA

ARMADA

ARMADA

ARMADA


de las gavetas, no abrían las cajas de papel fotosensible, las cajas más grandes eran las más valiosas y esas ni las tocaban. Entonces ahí empecé a guardar las copias. Ojo que todo eso lo hice a partir del año ’81 cuando ya no quedaba nadie ahí, él único que estaba ahí era yo. Ahí aproveché. Yo quiero, amo a mis compañeros, pero ahí no confiaba en nadie”. Se refiere a compañeros que también sobrevivieron y habían compartido con él algunas tareas en el laboratorio. “Como Daniel Merialdo, alias Andrés, un compañero que había pasado por 5 pozos, Atlético, Banco, Olimpo, Pozo de Banfield o una comisaría y luego la ESMA. Eran 8 o 9 compañeros que habían sido secuestrados a lo largo del tiempo, del ’76, ’77, ’78, ’79, y ahí estaban, Daniel era fotógrafo, así que él me enseñó algunas cosas, como Lordkipanidse. Me enseñaron los rudimentos de la falsificación, yo no había sido nunca falsificador… El Sueco (Carlos Lordkipanidse) era fotocromista y yo era impresor tipográfico, había una complementación, eso hacía que fuera un equipo válido, yo después adquirí todos los conocimientos. Las primeras fotos las habré guardado en marzo, abril del ’81, y las fui sacando a lo largo de todo el año ’81, ’82 y ’83, casi tres años sacando fotos, de a poquito. Y en el ’81 fue liberado Lordkipanidse, y Andrés tardó un poco más, pero también.

Las salidas

En los tiempos finales de su cautiverio, cuando había conseguido cierta confianza de parte de los genocidas, Basterra comenzó a acceder al beneficio de las salidas: podían irse pero debían regresar a dormir. Lejos de sentirse más libre, se convenció de que desde ese momento también estaba secuestrada su familia. “Yo veía que los compañeros salían, yo no salía, les decían ‘franco’, ‘me voy de franco’. Había una mecánica que era trasladarlo

"Va a haber un Nüremberg para ustedes, asesinos" Este 29 de noviembre de 2017, tras cinco años de juicio, se conoció el veredicto en el tercer tramo de la megacausa ESMA que condenó a militares y a un civil a 29 perpetuas, 3 penas entre 17 y 25 años, 17 penas entre 8 y 16 años, y 5 absoluciones. Al cierre de esta edición, además de los absueltos, 7 genocidas accedieron a la libertad condicional con tobilleras electrónicas. Entre ellos está Díaz Smith, el prefecto que lo vigiló incluso en democracia. La frase que titula este recuadro pertenece a Horacio Domingo Maggio, que pasó por la ESMA y pudo escaparse el 3 de marzo de 1978. Desde afuera, llamaba por teléfono a los genocidas: “Va a haber un Nüremberg para ustedes, asesinos”. Tenía razón, pero no pudo verlo. Lo recapturaron en septiembre del mismo año, lo asesinaron y exhibieron su cuerpo como advertencia al resto. El Nariz, como le decían, se quedó corto cuando les anunció a los genocidas un futuro similar al de los nazis. El cuarto tramo del juicio por los crímenes de la ESMA comenzará en abril de 2018.

al prisionero, sacarlo en un vehículo, lo dejaban en un lugar y el compañero se iba en colectivo, conmigo también lo hicieron. Al principio me llevaron a La Plata, el 17 de enero de 1980 fue la primera vez que me sacaron, estuve dos horas en La Plata. Me llevaban en un auto, un tal Ariel, con la pistola abajo de la pierna. Estuve con mi familia dos horas y regresé. No era un acto de humanidad, sino que era una cuestión de decir: ‘ves, ahora conocemos dónde está tu mujer, tu hija, tu madre’. Para ellos era ampliar el control, no una cuestión humanitaria, eso les importaba un carajo. Esas salidas eran, por un lado, una alegría pero por el otro un nerviosismo bastante agudizado. Otras veces me llevaron a José C. Paz, y después ya me dejaban en Cabildo y General Paz y ahí me tomaba un micro”. En esas salidas, se las arreglaba para ir probando la rigurosidad del control:“Yo era un sobornador de los milicos jóvenes que me trasladaban en un coche por ejemplo (ríe sonoramente e invita a reír), entonces el tipo preparaba todo, me miraba el bolso, y yo por ahí escondía un libro, entonces le decía: ‘después te traigo una botella… pero qué, ¿me vas a sacar este libro?’, ‘bueno, dale, pasá…’, y así… entonces yo les llevaba una botella de vino, o les hacía fotos pornográficas. Eran jóvenes que habían sido guardias muy crueles y ahora cumplían otra función, eran choferes, alguno servía café a los oficiales, o les hacían mandados”.

Fotos desde el infierno

Basterra sacó de allí actas, notas manuscritas, listados de secuestrados, las fotos que les sacó a los genocidas y varios negativos de otras fotos que él no clickeó, entre ellas las de las personas desaparecidas que ilustran esta nota. No parece una tarea fácil. Él lo ratifica sin vueltas. “Ojo que las primeras las saqué cortando los 56 clavos que entraban en el upite”, aclaró Basterra en relación a cómo fue llevando las fotografías fuera del centro clandestino. “A los negativos los saqué después –continuó–, primero comencé a sacar fotos 4x4, las fotos carnet de los milicos. Me las metía entre mi miembro viril y mis testículos, y que sea lo que dios quiera… y soy agnóstico. Fue un procedimiento de prueba, y después otras veces saqué otras cosas de prueba, y así fue paulatinamente hasta que todo se fue flexibilizando con el tiempo, quedaban menos guardias, menos gente para controlarte, y al final, a lo último, en el ’82, después de Malvinas, que comenzaba a flaquear el sistema, ya me animé más, saqué cosas más grosas, documentos, un montón de cosas”. Retomando su agnosticismo, Basterra relató que a pesar de las experiencias vividas, nunca recurrió a la religión: “tuve algunos tics nada más, eso de ‘ay Dios’ y un compañero que estaba al lado, con el tabique, me decía: ‘hay dios, pero poquito, y lo poquito que hay ahora no sirve de una mierda’, a mí me agarraba un ataque de risa, y se me iba la angustia a la mierda…”, aclaró a carcajadas.


Basterra, Borges y el Señor de los infiernos Víctor Basterra, que era militante del Peronismo de Base e integraba el Grupo Villaflor, del que es el único sobreviviente, estuvo en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) entre 1979 y 1983. Un día largo de 1985 dio su testimonio en el Juicio a las Juntas, el primero que condenó a los jefes militares. Su aporte fue el más largo de todo el debate: casi seis horas. Entre el público había una persona que pocos podrían imaginar en ese lugar. El genial escritor Jorge Luis Borges no puedo evitar el alto impacto que le causó escuchar a Basterra y nos dejó sus letras únicas, capaces de registrar magistralmente ese momento.

Lunes, 22 de julio de 1985

“He asistido, por primera y última vez, a un juicio oral. Un juicio oral a un hombre que había sufrido unos cuatro años de prisión, de azotes, de vejámenes y de tortura cotidiana. Yo esperaba oír quejas, denuestos y la indignación de la carne humana interminablemente sometida a ese milagro atroz que es el dolor físico. Ocurrió algo distinto. Ocurrió algo peor. El réprobo había entrado enteramente en la rutina de su infierno. Hablaba con simplicidad, casi con indiferencia, de la picana eléctrica, de la represión, de la logística, de los turnos, del calabozo, de las esposas y de los grillos. También de la capucha. No había odio en su voz. Bajo el suplicio, había delatado a sus camaradas; éstos lo acompañarían después y le dirían que no se hiciera mala sangre, por-

La salida definitiva y la comunidad informativa

que al cabo de unas "sesiones" cualquier hombre declara cualquier cosa. Ante el fiscal y ante nosotros, enumeraba con valentía y con precisión los castigos corporales que fueron su pan nuestro de cada día. Doscientas personas lo oíamos, pero sentí que estaba en la cárcel. Lo más terrible de una cárcel es que quienes entraron en ella no pueden salir nunca. De éste o del otro lado de los barrotes siguen estando presos. El encarcelado y el carcelero acaban por ser uno. Stevenson creía que la crueldad es el pecado capital; ejercerlo o sufrirlo es alcanzar una suerte de horrible insensibilidad o inocencia. Los réprobos se confunden con sus demonios, el mártir con el que ha encendido la pira. La cárcel es, de hecho, infinita”. “De las muchas cosas que oí esa tarde y que espero olvidar, referiré la que más me marcó, para

El 3 de diciembre de 1983, apenas 7 días antes de la asunción de Raúl Alfonsín, el ex capitán de la Armada Julio César Binotti le dijo a Víctor Basterra que iba a salir, pero que esta vez no tenía que volver. “Me dice: ‘te vas, pero no te hagas el pelotudo, porque los gobiernos pasan, pero la comunidad informativa siempre queda’. Eso ahora se puede corroborar perfectamente. Con esa advertencia, yo por supuesto no me hice el pelotudo… eso según lo que quiere decir pelotudo; para ellos sí me hice el pelotudo. Tuve un momento, no de libertad, pero sí de empezar a pensar otras cosas, como que esto tenía que saberse, era el mandato de mis compañeros. El Gordo Ardetti me dijo: ‘Negro, si zafas de esta, que no se la lleven de arriba’, eso es lo que quedó picando y es un poco lo que me impulsó a hacer lo que hice. Sin embargo, hasta fines de julio de 1984 venía cada diez días el oficial de la Prefectura, Jorge Manuel Díaz Smith, a controlarme a mi casa. Hasta que con un pasaje pagado por la Conadep saqué a toda mi familia a Neuquén”. Tras recuperar la libertad, Basterra llevó parte de las fotos a la Conadep (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas): “fui acompañado por un amigo que me hacía el contraseguimiento. Él iba por una vereda, yo iba por otra por de la calle Sarmiento, ya que la Conadep funcionaba en el Centro Cultural San Martín, y entré medio corriendo porque no me sentía nada seguro, y ahí dije lo que tenía que decir, les ad-

librarme de ella. Ocurrió un 24 de diciembre. Llevaron a todos los presos a una sala donde no habían estado nunca. No sin algún asombro vieron una larga mesa tendida. Vieron manteles, platos de porcelana, cubiertos y botellas de vino. Después llegaron los manjares (repito las palabras del huésped). Era la cena de Nochebuena. Habían sido torturados y no ignoraban que los torturarían al día siguiente. Apareció el Señor de ese Infierno y les deseó Feliz Navidad. No era una burla, no era una manifestación de cinismo, no era un remordimiento. Era, como ya dije, una suerte de inocencia del mal”. “Sin embargo, no juzgar y no condenar el crimen sería fomentar la impunidad y convertirse, de algún modo, en su cómplice. Es de curiosa observación que los militares, que abolieron el Código Civil y prefirieron el secuestro, la tortura y la ejecución clandestina al ejercicio público de la ley, quieran acogerse ahora a los beneficios de esa antigualla y busquen buenos defensores. No menos admirable es que haya abogados que, desinteresadamente sin duda, se dediquen a resguardar de todo peligro a sus negadores de ayer”.

vertí que esto no trascendiera, que esto quedaba para que tengan el conocimiento, y fue una sorpresa para ellos tener todas esas fotos, estaban mirándolas y pensando ¿cómo las obtuvo este tipo? Yo tenía necesidad de que esto quedara en manos de la civilidad, y en ese momento (la Conadep) era un rejuntado más o menos interesante”. Cada tanto, Basterra vuelve al ex centro clandestino para oficiar de guía a estudiantes por las catacumbas del terror. Para él sigue siendo la ESMA, y no admite hablar de ex ESMA, porque lo que allí se vivió no puede resignificarse. Cuando regresa a su casa tras esas visitas, el dolor que arrastra en la columna como secuela se le vuelve insoportable. Dos o tres días de cama le cuesta volver a ese infierno. “Basterra es el hombre más valiente que conocí en mi vida”, nos dijo alguna vez Carlos Lordkipanidse, otro héroe-sobreviviente al que lo une la hermandad del cautiverio que solo ellos pueden comprender. Hablar con Basterra es encontrarse con la historia reciente. Su testimonio es clave en la megacausa ESMA, cuyo tercer tramo tuvo sentencia hace pocos días. El juicio más grande de la historia judicial del país tenía que tener al mejor testigo. 50 de los 56 imputados lo nombraron durante el juicio. Aunque le incomode, su valentía y precisión para armar el rompecabezas de la dolorosa historia de la ESMA, solo merece aplausos y admiración. Es difícil dimensionar cuánto menos sabríamos, seguramente demasiado, si él no hubiera sido el primer eslabón de la memoria.


CUANDO TE CONVIERTEN EN PUTA, TE REDUCEN A BOCA, VAGINA Y ANO

Por La Retaguardia

La Especialización en Educación Sexual Integral que funciona en el Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González, generó un encuentro de diálogo sobre la prostitución con eje en la pregunta ¿trabajo sexual o violencia?; que recorre el movimiento de mujeres y las organizaciones LGTTBI. La invitada al “diálogo” era Sonia Sánchez y en realidad dejó mudas a las más de 200 personas que participaron con su lenguaje crudo y su experiencia de vida. Apenas se sube al escenario, con un vozarrón que no declina en intensidad en las dos horas y media que dura la charla, Sonia arremete contra los proyectos que intentan reglamentar la prostitución como trabajo sexual. “Diputadas y diputados del Frente para la Victoria dicen: ‘Las putas en la Argentina son trabajadoras sexuales y se pueden organizar en cooperativa, porque lo que venden son servicios. Mi pensamiento volvió a esa puta esquina a la que me llevó el hambre, la falta de educación, la falta de trabajo, la falta de una vivienda digna; para pensar los servicios sexuales. Este proyecto habla del derecho a la jubilación. ¿Será que se van a jubilar por años de aporte de puta o por la cantidad de penetraciones anales, penetraciones vaginales o bucales? Estos diputados que ganan más de 80.000 pesos por mes quieren que estas mujeres empobrecidas, prostituidas, mueran putas, no sujetas activas de derechos como ellos. No leo que diga que las mujeres prostituidas tienen derecho a quedarse en sus casas cuando están menstruando. ¿Les van a seguir exigiendo usar tampones de gomaespuma para no manchar con sangre los penes de los varones prostituyentes? De ese derecho no me hablan. Recuerdo la foto con la factura del diputado Pablo Ferreyra, del Frente para la Victoria-; había ido de putas y puso: ‘Una francesa, 200 pesos’, voy a empezar a hacer la factura C y vamos a empezar a hablar de los ‘servicios sexuales’ que quieren reglamentar, porque hablamos en un lenguaje fiolo; el lenguaje fiolo tapa, maquilla y distorsiona la realidad”. Sonia sigue hablando mientras se acerca a la pizarra y dibuja una enorme factura C. “Vamos a inaugurar la cooperativa de trabajadoras sexuales en la Argentina. Como la CTA, diputadas y diputados, agencias internacionales dicen que este es un trabajo autónomo y libre, que se elige con absoluta libertad, que a ellas no les

duele, que nadie les hace daño y que son felices, voy a bautizar a la cooperativa Tus Putas Felices. Cuando convierten a una mujer en puta, no la reducen a un cuerpo, sino a boca, vagina y ano. La media francesa -lo digo con el lenguaje prostibulario; cuando te hacen la puta de todos y de todas, vas perdiendo tu lenguaje, te introyectan un lenguaje violento- es la chupada de pene con o sin profiláctico, y lo elige el varón, la puta solo obedece. El varón prostituyente elige también dónde eyacular a la puta. En la boca, en la vagina o en el ano. Si puede elegir eso es porque se trata de un servicio. Viene otro y dice 'Mmm, a ver, a ver, a ver, quiero una francesa'. 180 pesos. Es lo que quieren para nosotras y nuestras hijas, porque vienen por nuestras hijas ¿Qué es una francesa?" Es una chupada de pene sin profiláctico. El varón eyacula en la boca de la mujer Esto,puede pedirse en una factura C. ¿Pueden pensar si una mujer elige con absoluta libertad eso? ¿Se puede decir que es trabajo, que es un servicio? Viene otro varón prostituyente y dice 'hoy quiero divertirme un poquito más, quiero un completo'. Es con o sin profiláctico, a elección del varón prostituyente, no de la prostituta. Empieza primero la penetración bucal, luego vaginal y acaba en el ano de la puta. Después tenés la lluvia negra y la lluvia dorada. Eso es más caro. ¿Qué es la lluvia dorada? No es eso de pillar en el rostro, eso es una acción masoquista, sino que lo haga bajo humillación, como la lluvia negra, en la que te obligan a hacer caca. Es lo más íntimo que tenemos, ¿no? hacer pis y caca sin que te miren. Para la lluvia dorada te obligan a tomar agua, te hacen poner absolutamente desnuda, te lleva el prostituyente a un albergue transitorio, te hace poner en el medio de la habitación y te obliga a poner en cuclillas. Te empieza a denigrar, a humillar y a violentarte. 'Dale, puta de mierda, oriná porque para eso te pagué, dale, dale'. Se


te bloquea todo, no te sale una putísima gota de orín. Y ahí está el cliente de la puta diciendo 'dale, que te pagué para eso'. Te obliga a tomar agua hasta que tu vejiga no aguanta más. En el medio de la habitación, mientras él se ríe con tu miedo, rabia, humillación, dolor, bronca, vos te empezás a orinar. En la lluvia dorada, como en la lluvia negra, el varón prostituyente llega a eyacular cuando tu humillación es absoluta. Cuando ve que vos estás absolutamente humillada se empieza a masturbar. No hay penetración física, aunque hay una penetración psicológica tremenda. Ese es un servicio sexual de los que quieren reglamentar como trabajo. Imaginemos que viene otro varón a la cooperativa de transexuales y putas felices y dice que quiere un bautismo ¿Qué es un bautismo? Esto cuesta mucho dinero. Es cuando a una puta la llevan de un prostíbulo a otro como carne nueva, aunque ya haya sido vieja en otros lugares. Entonces te bautizan. Cierran el lugar, los asiduos amigos van, pueden ser entre 5 y 25 varones. Es una violación masiva. De esa soy sobreviviente: ese bautismo me lo practicaron en Río Gallegos a los 17 años. En la prostitución no se vive, se sobrevive a diario y a cada minuto. El primer ejercicio para sobrevivir es anestesiarse, adormecerse. No debes sentir, porque no existen las caricias, sólo hay manoseos. No hay abrazos, sólo violencia. Los varones que van de putas no compran sexo, practican la violencia a través del sexo. ¿Cómo lo soportás? Anestesiada. Por eso yo no discuto con ninguna puta si la prostitución es trabajo o no, porque sé que esa puta está atragantada de semen como lo estuve yo. Lo único que recibe una puta del Estado argentino son

profilácticos y más profilácticos y quizás un plan social como restitución de sus derechos. ¿Cómo le vamos a pedir a una mujer que está atragantada de semen que pueda pensar y reflexionar si en una puta esquina no se puede pensar y no se desea? ¿Pueden imaginarse, después de lo que describí, cómo les queda la cabeza a esas mujeres? Su alma, ¿dónde está? Por eso te adormeces, no sientes nada, y el discurso del trabajo sexual es como un corsé que te sostiene erguida frente a la humillación y violencia. Soy una mujer, no una cosa. Me expropian mi cuerpo los proxenetas, los clientes, los policías, los sindicalistas, estoy aquí para decir basta. Soy una mujer organizada, y no me refiero a cómo me organizo para planchar, cocinar y fregar, me organizo para ser más autónoma y libre. Al Estado le pregunto, ¿por qué no tengo trabajo? ¿Por qué no tengo educación? ¿Por qué no soy dueña de decidir sobre mi vida y mi cuerpo? El Estado nos quiere conformar con un una caja de alimentos, el Estado quiere crear dependencia en nosotras a través de programas humillantes para taparnos la boca. Estoy aquí para decir basta. A la sociedad le digo, señor, señora, no crea que me gusta estar parada en la puerta de su casa, por eso, hoy día, sólo le aclaro un par de cosas, no sean hipócritas. Mis clientes son sus hermanos, primos, hijos y curas profesores. El Rabino también, me dijeron. Señor, señora, no necesito su condena, se la devuelvo. La prostitución no es un tema sólo de putas, es de todas y de todos, si no me quieres en la esquina, luchá conmigo, gritá conmigo: Ninguna Mujer Nace para Puta.


LA CREACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DOCENTE DESTRUIRÍA LOS 29 INSTITUTOS DE FORMACIÓN SUPERIOR

Por Rosaura Barletta y María Eugenia Otero

Los últimos días de noviembre el gobierno porteño lanzó un anuncio y al mismo tiempo una consulta mentirosa en las redes sociales y en el espacio público. La pregunta de la campaña Decidamos juntos el futuro de la formación docente, decía: ¿Estás de acuerdo con que la carrera docente pase de ser terciaria a ser universitaria? Lo que así presentado parece un avance en realidad sería un brutal retroceso. Con la engañosa excusa de dar más prestigio a la carrera docente, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la Ministra de Educación, Soledad Acuña, informaron ante empresarios, gremios, ONG y universidades, la creación de una Universidad Docente en la ciudad. Lo cierto es que tras la creación de la “UniCABA”, se esconde la destrucción de 21 Institutos de Formación Docente y 8 Institutos de Educación Artística. Las instituciones que se disolverían si el proyecto se concretara no fueron convocadas ni consultadas. Luego del anuncio del que solo tuvieron conocimiento a través de los medios, los docentes realizaron una conferencia de prensa en la sede del profesorado Joaquín V. González. Cientos de docentes y estudiantes colmaron el auditorio con caras de preocupación y tristeza. Hubo llantos y muchos carteles de repudio. Cada uno de los 21 institutos de formación docente agrupados en el CESGE (Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal) gritaron ¡Presente! y también anunciaron que se sumaban al encuentro y a las acciones conjuntas las 8 Escuelas de Educación Artística. Allí denunciaron que el proyecto, tal como fue presentado, constituye un acto de destrucción y no uno de creación. Afirmaron que es inconsulto, autoritario y atenta contra las fuentes de trabajo y la formación integral de los futuros docentes. Expresaron su repudio por el ocultamiento de la información por parte de las autoridades y exigieron la renuncia de la directora de Educación Superior, Marcela Pelanda, y de la directora de Formación Docente, Graciela Uequín, por avalar por acción u omisión la desintegración de las instituciones implicadas. Según el alumnado, docentes y autoridades, el proyecto también atenta contra la diversidad y las identidades institucionales y la integración territorial con los barrios. Patricia Simeone, rectora del “Joaquín” asegura que “muchos de esos institutos tienen más de 100 años de trabajo y trayectoria y nos dimos cuenta ahora que alguien decidió que no íbamos a existir más”.

“Eso no quiere decir que estemos trabajando con planes de 100 años. En 2015, se implementaron nuevos planes que tienen innovaciones como Educación Sexual Integral, nuevas tecnologías, etc.”, explicó. ”Estos planes no cumplieron ni siquiera su cuarto año de implementación, con lo cual tampoco tenemos una política educativa seria de proceso evalúe los planes para ver lo bueno que ha resultado y para seguir construyendo sobre eso”. Aseguran que está en juego la vida democrática de las instituciones y por eso exigieron el sostenimiento de los consejos directivos y el respeto de la normativa vigente. “Si el proyecto es aprobado, el primer rector, que se llama ‘organizador’, es puesto directamente por el poder ejecutivo. Esto quita algo que tenemos en nuestras instituciones, ya que todos nosotros somos elegidos por votos de los cuatro claustros, administrativos, graduados, docentes y estudiantes”, explicó Simeone. “¿Quién va a decir que no a jerarquizar la profesión docente y a que el título sea universitario?”, se preguntaba Claudia Bueno, rectora del instituto Alicia Moreau de Justo. “Es una encuesta engañosa, mentirosa, que muestra una realidad sesgada y se realiza a personas que no son especialistas en educación. Es como si le preguntaran a la población en general qué tipo de anestesias considera usar en una operación”, sentenció. El proyecto no se discutió hasta el momento con los verdaderos protagonistas. “La Ministra dice que no nos llamó porque vamos a tener la posibilidad de ir a discutirlo a la legislatura”, detalló la rectora del “Joaquín”. “Nosotros disentimos con eso, respetuosamente, pertenecemos al Ministerio de Educación y es ahí el ámbito de la discusión y la construcción de este proyecto para nosotros. Ahora, para nosotros es ir, golpear puertas e intentar que nos escuchen y tratar de trabajar sobre un proyecto que ya presentaron armado”, consideró Simeone. Acerca del diálogo, Bueno agregó: “Sabemos que nos estamos enfrentando a una pared, no somos ingenuos. Frente a eso, la opción que nos queda es seguir insistiendo, uniéndonos todos los claustros y hacien-


LOS 29 INSTITUTOS QUE DESAPARECERÍAN CON LA CREACIÓN DE LA UniCABA Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Nro 1 Roque Saenz Peña

Escuela Normal Superior Nro 11 Dr. Ricardo Levene

Instituto Superior del Profesorado Dr. Joaquín V. González

Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Nro 2 Mariano Acosta

Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Sofía E. Broquen de Spangenberg

Escuela Superior de Educación Artística en Danza Aída Mastrazzi

Escuela Normal Superior Nro 3 Bernardino Rivadavia

Instituto de Enseñanza Superior Nro 1 Alicia Moreau

Escuela Normal Superior Nro 4 Estanislao Severo Zeballos

Escuela Superior de Educación Artística en Danzas Nº 1 Prof. Nelly Ramicone

Instituto de Enseñanza Superior Nro 2 Mariano Acosta

Escuela Normal Superior Nro 5 General Don Martín Miguel de Güemes

Instituto de Educación Superior Juan B. Justo

Escuela Normal Superior Nro 6 Vicente López y Planes

Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández

Escuela Superior de Educación Artística en Danzas Nº 2 Jorge Donn Escuela Superior de Educación Artística en Cerámica Fernando Arranz Escuela Superior de Educación Artística en Artes Visuales Manuel Belgrano

Escuela Normal Superior Nro 7 José María Torres

Instituto Superior del Profesorado de Educación Inicial Sara C. Eccleston

Escuela Normal Superior Nro 8 Julio Argentino Roca

Instituto Superior del Profesorado de Educación Especial

Escuela Superior de Educación Artística en Artes Visuales Rogelio Yrurtia

Escuela Normal Superior Nro 9 Domingo Faustino Sarmiento

Instituto Superior de Educación Física Nro 1 Dr. Enrique Romero Brest

Escuela Superior de Educación Artística en Artes Visuales Lola Mora

Escuela Normal Superior Nro 10 Juan Bautista Alberdi

Instituto Superior de Educación Física Nro 2 Prof. Federico Williams Dickens

Escuela Superior de Educación Artística en Música Juan Pedro Esnaola

do que la voz suene cada vez más fuerte estando todos juntos. Frente a la falta de diálogo y consulta real, lo que hacemos es poner la fuerza de nuestra unión y convicciones. Somos personas formadas en educación y creemos en el poder de esa educación. Esperamos que los 29 institutos continúen gozando de buena salud”. El 7 de diciembre, luego de una reunión ampliada del Consejo Directivo del CESGE frente a la Legisla-

tura porteña, en la que se hicieron presentes todas las comunidades educativas de los 29 institutos, se enteraron de que consiguieron evitar el tratamiento “exprés” del proyecto hasta marzo. Tomando el ejemplo de los familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, México, los protagonistas de esta lucha vienen repitiendo: “quisieron enterrarnos pero no sabían que éramos semillas”.


MATADEROS RESISTE AL CIERRE DEL CINE EL PLATA

Por Nicolás Rosales

Los y las vecinas del barrio se organizaron en asamblea para resistir el cierre del emblemático cine ubicado sobre la Avenida Alberdi al 5700. Actualmente, el gobierno porteño tendría la intención de clausurarlo e instalar allí un espacio para el reconocido y popular programa televisivo de la movida bailantera “Pasión de Sábado”. Entrevistamos a Walter Ordoñez, vecino y presidente de la organización Coordinadora en Defensa del Cine El Plata. Un fallo judicial determinó que la Ciudad debía convertirlo en un centro cultural. Sin embargo, en el presupuesto 2018 no hay partidas que contemplen esa obra. El cine es considerado patrimonio cultural; tiene un marcado estilo art decó, con bellas e imponentes escalinatas de mármol. Nació en 1944 con 2000 butacas. En el año 1987 le llegó el final y lo alquilaron como depósito de artículos para el hogar. Los vecinos y vecinas organizados empezaron a juntar firmas en 2004 con la idea central de transformarlo en un espacio cultural. Se realizó, a medias, una puesta en valor de la sala.

Situación actual del Cine

Así la resume Walter Ordoñez: “Acá había una sentencia en firme que ya tiene muchos años y nosotros nos habíamos vuelto a presentar ante la justicia porque estaba incumplida. En realidad, el Gobierno de la Ciudad estaba incumpliendo no solo esta sentencia sino también una ley que es la de protección de patrimonio histórico y cultural que le hace de paraguas al cine El Plata en particular. Paradójicamente, hubo un fallo exprés en 48 hs que desconoció nuestro pedido justo en la misma semana en la que una funcionaria del

Ministerio de Cultura, con un tasador del Banco Ciudad y con dos empresarios del mundo del espectáculo, que en particular se los conoce por el programa “Pasión de Sábado” (de la movida de la bailanta) vinieron al cine. “Este es un cine que, a instancias de los vecinos, se recuperó en el año 2005 cuando nos enteramos que el propietario del inmueble lo había puesto a la venta. Nos acercamos en ese momento a quien era el Jefe de Gobierno: Aníbal Ibarra. Tendría que haber corrido la suerte del Cine Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza, que también fue adquirido en esa época y puesto en valor y es un ejemplo de centro cultural en un barrio”, agregó Ordoñez.

Las obras, inconclusas y caras

Al ser consultado por el estado de las obras, Ordoñez respondió: “Hubo tres etapas. La primera fue cuando asumió el gobierno de Macri y nos enteramos que querían demoler el cine y hacer un Centro Gestión y Participación. Ahí es cuando nace la Coordinadora en defensa en cine El Plata, a principios del 2008. Luego, cuando viene el ex Ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, a comprometerse a que el cine El Plata iba a ser un centro cultural. Ahí se hacen las primeras obras, se habilitan dos microsalas en lo que era la súper pullman y funcionaron de manera irregular entre los años 2011 y 2013”. En el año 2015, según pudo saber La Retaguardia, el cine tuvo una efímera apertura. En este sentido, el presidente de la Coordinadora en Defensa del Cine El Plata comentó: “Nosotros creímos que ese año se iban a concluir esas obras porque la empresa ganadora de la licitación “Tensinco” se había comprometido (a entregar la obra) incluso en un plazo de días. El gobierno gastó 25 millones de pesos en la segunda etapa final. Argumentan que está en un 82% terminada, sin embargo la Auditoría Técnica de la Defensoría del Pueblo estima que la obra se encuentra en un 70%. Y en el medio está la admisión


ENFRENTAMIENTO Igual que en la última dictadura, los medios tradicionales se apuran a instalar sus mentiras.

Clarín en 1977

del Ministro de Cultura de que sí, de que efectivamente vinieron con un tasador, aunque dicen que el objetivo no es la venta del inmueble”.

Clarin en 2017

Expectativas y sinceramiento

La organización y resistencia de los y las vecinas mantiene una fuerza constante que se extiende en el tiempo. Ordoñez se sinceró y dijo: “las expectativas son buenas, porque hace 10 años, y siempre hemos encontrado en la puerta del cine mucho consenso. El reclamo es sentido por la barriada. Y con la cantidad de actividades que tenemos por delante vamos a hacer que se visibilice aún más. Vamos a poner al Gobierno de la Ciudad en la obligación de que acá aclare la situación. Porque esta tasación fue subrepticia. Creo que ellos no esperaban que se conozca, que salga a la luz. Hemos pedido reunión con la Junta Comunal. Sabemos que, más allá de los distintos partidos y representaciones, hay un acuerdo y palpitan lo que quiere el barrio y la Comuna”. Por último, las movidas de resistencia continúan. El 1 de diciembre hubo jornada de docentes con los papás de alumnos de las primarias de los dos distritos, el 13 y el 20, correspondientes a los barrios que rodean a la sala. Se proyectaron en las puertas del cine los videos que hicieron los chicos y chicas que, justamente, hoy no pueden ser vistos dentro del lugar. Está claro que los vecinos y vecinas necesitan y se merecen que el cine El Plata funcione como corresponde y que sea aquel ansiado Centro Cultural que les prometieron. Que así sea.

Buscá medios alternativos, comunitarios y populares. www.laretaguardia.com.ar


IMPERIO BARBARIE

AYER CONTRA CAMPESINOS PARAGUAYOS, HOY CONTRA MAPUCHES

Por Ángel Fernández Schejtman

El autor, querellante en Paraguay contra la dictadura de Stroessner, nos muestra similitudes entre la Masacre de Curuguaty, en la que murieron 11 campesinos y 6 policías, y la avanzada contra las comunidades Mapuches en la Patagonia, que ocasionaron en los últimos meses los crímenes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Si la situación actual de Paraguay es lo que tenemos por venir en Argentina, quizá convenga leer esta nota. En los días previos a la Masacre de Curuguaty ocurrida el 15 de julio de 2012 en Paraguay, los campesinos se organizaron en cooperativa, de acuerdo a lo pedido desde el INDERT (Instituto de la Tierra) como condición para escriturar a su nombre las tierras recuperadas, destinadas a la Reforma Agraria. Luego esto fue utilizado como prueba para justificar que eran una organización armada. Viajaron varias veces a Asunción, donde se entrevistaron con miembros del gobierno de Fernando Lugo, advirtiendoles que no iban a permitir que los volvieran a desalojar violentamente, como ya había sucedido anteriormente. El grupo estaba formado por familias jóvenes, con chicos y ancianos, que hacía años venían siendo desplazadas. Es difícil de imaginar esta situación para quienes vivimos rodeados de confort y servicios básicos garantizados. Vivían bajo amenaza constante de policías y matones; siempre listos para huir o luchar. Esta masacre fue planificada por distintos actores: latifundistas tenedores de tierras fiscales, agentes de la dictadura stronista, narco/políticos, agentes de inteligencia extranjeros, usurpadores de tierras sojeros…, todos cobijados por el venal sistema jurídico paraguayo y las fuerzas represivas corruptas. Rápidamente se comprendió que este era un quiebre en la historia; no solamente de Paraguay, sino de la región. Una vez más, el escenario de ensayo de la contraofensiva neoliberal eran las tierras paraguayas. Los campesinos fueron apresados y sometidos a una irracional justicia que ya tenía escrita la condena, aún antes de que sucedieran los hechos. Fueron inútiles las denuncias nacionales e internacionales, marchas, gritos y lágrimas. No se logró revertir el abuso. Ahí están, en la cárcel de Tacumbú, cumpliendo condenas de 30, 18, 12 años. Lo obsceno de la impunidad del Poder: fueron condenados sin pruebas, sin pericias forenses. Se investigó solamente la muerte de los policías. Este fue un punto de inflexión: aumentaron los desalojos bajo la misma modalidad; manda judicial a la que se la cambia la orden, fuerzas represivas numerosas, brutalidad. Judicializar o muerte. Se persigue a sangre y fuego a las organizaciones campesinas, se esgrime el argumento del terrorismo. Mientras tanto, Monsanto ejerce soberanía absoluta. Los sojeros, la Sociedad Rural, imponen las políticas del gobierno. La orden: metan bala.

La masacre del Pueblo Mapuche = ¿metodología Curuguaty? La escalada de la confrontación entre el Estado Argentino y el Pueblo Mapuche irrumpió en la realidad cotidiana, para muchos, a partir de la desaparición y asesinato de Santiago Maldonado. La escandalosa actitud de encubrimiento del gobierno fue develando la modalidad de hostigamiento y persecución contra un grupo humano estigmatizado; en este caso, la comunidad Mapuche. La violencia, los desalojos, el desprecio, las amenazas, la desaparición y muerte, marcan las acciones que está usando el Estado para implementar su programa de control ciudadano. El despliegue de fuerzas represivas armadas hasta los dientes, la autorización desde el gobierno a aplicar todos los métodos ilegales que crean convenientes con la tranquilidad de que no serán juzgados, prueba que el “problema” no son los Mapuches. Los territorios en disputa son apenas una porción de las millones de hectáreas “reservadas” para extranjeros y multimillonarios cipayos. Son tierras que guardan bienes naturales, están privatizadas y custodiadas por fuerzas militarizadas, cuya hipótesis de conflicto es exterminar a Originarios/Campesinos/Ambientalistas.Todos identificados en los planes de control social emanados desde Estados Unidos, camuflando la militarización de los mares adyacentes por fuerzas de la OTAN. El operativo Cóndor, resignificado, aggiornado, legalizado, vuela sobre nuestras Tierras.

Similitudes

Se cambia el sentido de la manda judicial. En Paraguay, era identificar a los ocupantes, no desalojar. En Chubut, desalojar un tramo de ruta, no perseguir dentro del territorio Mapuche. En Paraguay, una fiscala dio legitimidad jurídica. En Argentina se “hace cargo” Pablo Nocetti, asumiendo el mando operativo de las acciones y sus consecuencias fuera del estado de derecho En Paraguay, los medios de comunicación acusaban a los campesinos de ser guerrilleros del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo); en Argentina, de ser de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), supuesto y fantasmal grupo terrorista. En Paraguay, se probó la complicidad de jueces y fiscales, quienes recibieron sobornos de los usurpadores de la tierra de los campesinos. En Argentina, Lewis, Benetton, la Sociedad Rural, el Presidente de la Nación, “sugirieron” al Ministerio de Seguridad que reprima a los Mapuches. Podríamos seguir. En Paraguay, se probó que se puede desalojar, matar y ocupar, sin consecuencias, en Argentina los estamos discutiendo. Mientras tanto, el gobierno sigue matando y la Procuración General de la Nación crea la unidad anti terrorista, herramienta que dará “legalidad” al exterminio.


es también una radio por internet. La podés escuchar en www.laretaguardiaradio.blogspot.com. Podés bajarte nuestra aplicación para celulares con Android desde el Play Store de Google. Nos encontrás en aplicaciones de radios como Tune In y Radio Cut. Si nos querés encontrar, opciones te sobran. Operadores técnicos: Natacha Bianchi y Braulio Domínguez. Lun a Vie 10 hs.

Lun 17 HS.

Lun 18 HS.

ENREDANDO LAS MAÑANAS

TE DIGO MÁS

AMÉRICA RESISTE

Todas las mañanas desde una radio diferente de la Red Nacional de Medios Alternativos. Hecho en Red por medios de todo el país. Los jueves desde La Retaguardia.

Información y opinión. Una creación de Meriem Choukrun conducido por Roberto Ruiz y con la producción Sonora de Camilo Ruiz También por AM690

Recibimos y distribuimos solidariamente información, convocatorias, denuncias, de los Pueblos que Luchan contra los abusos a los más vulnerables. Conduce Angel Fernandez Schejtman

Lun 20 HS.

Lun 21 HS.

mar 14 hs.

PANORAMA INFORMATIVO RNMA

OÍD MORTALES

SUEÑOS POSIBLES

Un programa para la salud de todos. Conducen la Licenciada Cristina Varela y Luis Angió. También por AM690

Conduce el psiquiatra, psicoanalista y cooperativista Alfredo Grande, junto a Irene Antinori. Un programa para reflexionar junto a un Grande. También por AM690

maR 14:30 a 16 hs.

mar 19 hs.

mar 20 hs.

TRAZOS Y ROSTROS

TENGO UNA IDEA

Un programa con historias. Conduce Néstor Elías con la colaboración de Natalia Bernades y columnistas.

Con la conducción de Graciela Carballo, Carlos Morchio y Nicolás Rosales. Periodismo social y político. Columnistas. Nos encontramos para hablar de lo que otros no quieren hablar; y para recordar lo que muchos quieren que olvidemos. También por AM690

OTRAS VOCES, OTRAS PROPUESTAS Conflictos sindicales y otras noticias con otras voces que tienen otras propuestas. Conduce Luis Angió junto a Rosaura Barletta.

mie 20 hs.

mie 21 hs.

mie 18 hs.

Red Nacional de Medios Alternativos Resumen semanal de noticias de la Red Nacional de Medios Alternativos. Un recorrido sonoro generado colectivamente con audios de radios integrantes de la RNMA.

También por AM690

DESDE AFUERA

PATRIA SOÑADA

LA RETAGUARDIA

El programa de Familiares y Amigos de Luciano Arruga. Comunicación antirrepresiva.

El programa del Grupo de Residentes paraguayos en Argentina por los Derechos Humanos.

Un programa de Periodismo Social en el aire desde el 2003. Conducen Fernando Tebele y María Eugenia Otero. También por AM690

Conduce Jorge Soler

jue 21 hs.

jue 22 hs.

ORAL Y PÚBLICO

JAZZ EN LA LECTORA DE VINILO

vie 18 hs.

A MÍ NO ME IMPORTA

El programa de los juicios a los genocidas. Al aire desde 2010. Fernando Tebele, María Eugenia Otero, Paulo Giacobbe y la participación especial de Víctor Basterra, sobreviviente de la ESMA También por AM690

Al aire Una hora a todo jazz no apto para fundamentalistas, de la mano del Profe Alejandro Correa.

vie 19 hs.

vie 20 hs.

vie 22 hs.

HORA LIBRE

FUERZA CENTRÍFUGA

Un programa inexplicable como tantas otras noticias. Con Matías Bregante, Rodrigo Ferreiro y Natacha Bianchi.

El programa de la RedEco Alternativo Un viernes sí, otro no

MIS HIJOS ESTÁN CON EL PADRE

También por AM690

Un programa de radio de y para los pibes y las pibas. Informate, debatí y cagate de risa un rato.

Un gran desfile de personalidades. Lleno de humor, información, noticias sin chequear, chequeos sin anoticiar y recetas perdidas de la mano de Braulio Domínguez. También por AM690

vie 23 hs.

domingo

www.laretaguardiaespeciales.blogspot.com

ROCK & ARRABAL

El La Retaguardia se convierte en muchas otras radios y escuchamos programas que nacen en emisoras hermanas que también abren sus grillas a nuestras producciones.

ESPECIALES DE LA RETAGUARDIA

intenta concretar la rara mescolanza del rock con el tango. Muy pocas veces lo logra, pero como decía el poeta 'de ilusiones también se vive'. Conduce el Profe Alejandro Correa

Siempre surge alguna idea temática que no nos cabe dentro de los programas, por eso te invitamos a escuchar Especiales de La Retaguardia. Programas y documentales sonoros.


Escribe Alfredo Grande (especial para La Retaguardia)

SANTIAGO MALDONADO Y LOS LÍMITES DEL DEMOCRATISMO BURGUÉS “Gracias Silvio por enseñarnos que los necios quieren morir como vivieron. Y agrego que los canallas pretenden morir como no vivieron.” (aforismo implicado AG) Hace décadas, aprendí de León Rozitchner los límites del individualismo burgués. En la actualidad de mis ideas, diría que en realidad son limitaciones. Y la principal limitación del democratismo burgués es entender el fundante represor de ese democratismo. La limitación no es un déficit, al menos no solamente. La limitación es un acto político que realiza un reduccionismo y banalización del conflicto social. Esa limitación es funcional a la cultura represora, porque aunque deplore los efectos, y no siempre, nada quiere saber de las causas. Dicho en otras palabras: el origen es tabú. Los orígenes pertenecen solamente a los dioses, y los pobres mortales no pueden osar entenderlos. Cuando lo intentan, y a veces lo logran, pagan con sufrimiento, dolor, tortura y muerte, esa osadía. El rescate del origen, para que la historia no comience desde cero cada vez, solo puede realizarse a través de los “analizadores”. Esa estrategia de comenzar desde cero, la señaló con claridad Rodolfo Walsh, cuando decía que para la derecha la función empieza cuando llega. Palabras menos, palabras más. Los analizadores son todos los recursos que tenemos para que lo fundante pase a la superficie. La realidad se presenta como una totalidad. Vemos la realidad como un chicato sin anteojos. Plana como se pensaba que era el planeta tierra. Ahora está aplanado, pero es efecto de la depredación ambiental. La limitación burguesa es el culto por lo chato, lo aplastado, lo compactado, lo apelotonado. “Atado y bien atado” como dijo el Generalísimo Franco, apañado por los borbones, y referente no confeso de Rajoy. Desatar el nudo de la cultura represora no es siquiera tarea para un héroe colectivo, como proponía Oesterheld. Son necesarios colectivos de héroes y heroínas. Lo heroico es atravesar, perforar y arrasar con todas las formas de la cultura represora. Sin medida y nunca armoniosamente. Esta es la guerra cultural en la que debemos, si queremos, enrolarnos. La batalla cultural ya le hemos perdido y la sangre derramada ha sido negociada y mercantilizada muchas veces. Declarar la guerra a la cultura represora parece la proclama de un loco. Así es, no-

más. Es la proclama loca de un loco, pero no de un psicótico. No solamente no es lo mismo, sino que es lo opuesto. La psicosis es la recuperación psiquiátrica y psicológica de la locura. La locura es una línea de fuga, en realidad varias líneas de fuga, de los senderos, caminos, rutas, rigurosamente vigilados y siempre con peaje, en los cuales debemos circular de aquí a la eternidad. Un analizador se constituye como tal si y solo si lo usamos para interpelar nuestras limitaciones. El asesinato de Santiago Maldonado, de Rafael Nahuel, entre tantos nombres de hermanos y hermanas, podemos aplanarlo y pensarlo desde el fuero penal. Ahogamiento, fusilamiento. Pero esa es la logística. El origen es lo que he denominado Estado Terrorista. En democracia de urnas, a la que hace tiempo denomino “dictadura de la burguesía”. Sin embargo, esto que ahora aparece en la superficie con las declaraciones de la ministro de seguridad para ellos, ha sido oculto y por lo tanto aceptado, desde 1983. Sin ir más cerca, por ese aplanamiento sepultamos lo que pudo ser la rebelión popular de diciembre 2001. Kosteki y Santillán fueron analizadores que dieron cuenta de ese fundante represor de la democracia. Tantas veces nos mataron... pero seguimos votando, como cigarra democrática. Y entonces en forma reactiva, o sea, el día después, marchamos... y marchamos. Y es necesario, pero cada vez es menos suficiente. Debemos liberarnos de toda agenda partidaria, muy especialmente de la agenda partidaria eleccionaria. Seguimos votando por espanto, y no por amor. El Estado NO puede tener el monopolio de la fuerza pública. Si es pública, entonces es de todas y todos. No es momento para un pueblo en armas. Pero si es momento para que las armas del pueblo sean empuñadas. Una radio comunitaria, un libro, un movimiento social y político, fábricas recuperadas, escuelas y bachilleratos populares. Nos sobran armas y hay que aprenderlas a usar. Seremos violentos, pero nunca crueles. Esta revista es una nueva arma que se suma a la guerra cultural. Démosle la bienvenida que se merece. Victoria sin final…

La Retaguardia-En La Calle N°1  
La Retaguardia-En La Calle N°1  
Advertisement