Page 57

PARTE IV LA DEFENSA NACIONAL: CAPACIDADES Y MEDIOS A. UN NUEVO PLANTEAMIENTO DE LA DEFENSA NACIONAL La defensa está en el centro de la seguridad de Chile. Sus instituciones militares hacen una contribución única y vital a este propósito. Proporcionan medios para disuadir o emplear legítimamente la fuerza cuando no se ha podido proteger los intereses nacionales por otros medios. La ENSYD se hace cargo de una agenda de seguridad ampliada. En consecuencia, el país debe estar dispuesto a emplear sus capacidades de defensa no sólo para protegerse frente a una agresión, sino también para aportar a la paz y seguridad global, sumarse a los esfuerzos de mitigar los efectos de las catástrofes, cumplir un papel en la tarea de asegurar la infraestructura vital del país en circunstancias adversas y colaborar en la neutralización de las amenazas transnacionales, conforme a la legislación vigente. De manera complementaria, las competencias de las Fuerzas Armadas pueden tener propósitos que trasciendan la esfera de lo estrictamente militar. La defensa y sus instituciones armadas han demostrado ser un invaluable instrumento para el ejercicio de la soberanía y de la presencia del Estado en zonas extremas y aisladas del país, así como para la integración física y social de ellas. Las responsabilidades que fija la agenda de seguridad ampliada suponen un nuevo planteamiento para la defensa. Las clásicas funciones de disuasión y defensa pasan a ser el piso estratégico del potencial militar de Chile. En vista de los diversos escenarios cuya configuración es posible prever, la defensa nacional también necesita adaptarse a los requerimientos que ellos imponen. Además, es necesario reorientar el modelo de planificación por amenazas hacia un sistema de planificación basado en capacidades. Los intereses nacionales y los de seguridad del país en el mundo, los riesgos y amenazas identificados y las tareas nacionales de seguridad, constituyen los fundamentos para formular las tareas específicas de la defensa nacional durante los próximos doce años. A su vez, estas últimas, junto con los atributos que deberán caracterizar a la fuerza y las orientaciones para su estructuración, son determinantes para definir las capacidades estratégicas de la defensa. 52

ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD Y DEFENSA - CHILE  

ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD Y DEFENSA - CHILE

ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD Y DEFENSA - CHILE  

ESTRATEGIA NACIONAL DE SEGURIDAD Y DEFENSA - CHILE

Advertisement