Page 4

Opinión

4 Miércoles 4 de septiembre 2013

Disertaciones del Crepúsculo

Las falacias de la acción En ese orden de ideas, resulta imperioso que se retome la discusión sobre ese pacto social que debe congregar la Carta Política, revisando la vigencia y pertinencia de las reglas de juego, sus principios dogmáticos, sus esquemas estructurales y sus mecánicas funcionales. Es preciso que se dilucide que normas constitucionales deben replantearse, como por ejemplo la trastocada regla fiscal, que da prevalencia al déficit sobre el fundamento esencial de los derechos humanos, pero que permaneció en la mente fascista de muchos legisladores, por orientaciones del Banco Mundial, para acrecentar los niveles de endeudamiento.

Por – Armando Palau Aldana

D

el dicho al hecho hay mucho trecho, dice el adagio popular con inmensa sabiduría, constatando no la proyección del pensamiento que se queda en los anaqueles del deseo, sino la discordancia entre lo que se dice que se hará o debe hacerse, con las acciones que se ejecutan diametralmente opuestas a lo que se anunció, hechos que demuestran lo que se conoce como una doble moral, dicen los cristianos “a Dios rogando y con el mazo dando”. Esta triste realidad acontece en el decurso de la vida, lo consigna las páginas de la historia, en múltiples facetas del cotidiano acontecer espiritual, familiar, laboral, estatal, sentimental y político. Esta contradicción se traduce de manera clara y contundente, en una falacia, que claro es, en ocasiones no obedece a una dualidad del pensamiento, sino a circunstancias y contextos que cambian el rumbo de los acontecimientos por fuerzas mayores o casos fortuitos. En tanto ello ocurre, la nave en la que viajamos por el cosmos no detiene su rumbo ni siquiera un instante, mientras una ingente muchedumbre padece los estragos del desplazamiento, las inclemencias del analfabetismo, las incertidumbres del desempleo, el acaparamiento

de la tierra, la explotación laboral, la inadmisible injusticia, la excluyente desigualdad y la falacia del discurso. El pensamiento ha intentado confeccionar hojas de ruta, unos con la deliberada retórica del engaño bajo las posibilidades del poder gubernamental, empresarial, financiero o político, otros con la diáspora de proyectos u opciones alternativos e iniciativas emprendedoras, para sacar avante los propósitos, retomando la diferencia planteada por Marx entre el hombre y la abeja, estableciendo indicadores de seguimiento bajo parámetros, metas o resultados. Esa planificación ocupa importantes renglones de la gestión estatal, así como de la empresarial o institucional, pero se au-

senta en el ejercicio de la política y en el desarrollo de proyectos autónomos de la sociedad civil, en aspectos ambientales, por ejemplo, no obstante las bondades que esa proyección del trabajo se hace en términos del tiempo y el espacio, los recursos materiales, el talento y la imaginación, dando cabida al disenso creador. Sin pretender sistematizar en términos absolutos el desempeño humano, pues sería coartar las posibilidades del libre pensamiento, que no se deja encasillar en ninguna teoría rígida, es pertinente en cualquier esfuerzo colectivo anunciar los retos que se asumen, consignados en idearios o contextos teóricos y reales, pero construidos al vaivén de la concertación y el debate.

Pero en esta importante tarea, los movimientos políticos y las organizaciones sociales y académicas, así como distintos sectores del país nacional, deben exponer sus ideas con puntos y comas sobre el tapete de la opinión pública, sin ambages, con discusiones permanentes que permitan, entre otros, el fortalecimiento de la deliberación y de la participación al interior de estos espacios, dando oportunidad a distintas voces que no se escuchan porque el protagonismo no es su característica principal. Debe iniciarse una acción contundente y permanente, fortaleciendo la unidad en propósitos comunes, sin engaños y sin falacias, que protagoniza hoy día, el devenir de la manoseada política, llena de falsas ilusiones.

Diario La Razón miércoles 4 de septiembre  

Negociación con las Farc entra a punto crítico

Diario La Razón miércoles 4 de septiembre  

Negociación con las Farc entra a punto crítico

Advertisement