Page 14

14

ISSN 1900-6225

JUDICIAL

JUEVES 1 de DICIEMBRE 2016

Hicieron de todo para salvarle la vida

Dora Lilia no aguantó más y se fue Veintitrés días de haber sido empalada, abusada, quemada y humillada, su organismo no resistió y ayer, en medio del dolor de su familia, murió cuando creían que estaba en franca recuperación.

D

ora Lilia Gálvez, tenía 44 años de edad y desde el pasado siete de noviembre fue internada en el Hospital San José de Buga, luego de haber sido atacada al parecer por un hombre quien es buscado por las autoridades. De manera salvaje y cruel el sujeto la emprendió contra ella ocasionándole graves lesiones en su organismo que finalmente le quitaron la vida, no obstante la dedicación y cuidados de los médicos, enfermeras, familiares y amigos. Como lo informó LA RAZÓN en su oportunidad, “fue abusada sexualmente, quemada, golpeada, empalada y sometida a una serie de vejámenes, ocurridos

el pasado 6 de noviembre en una vivienda donde vivía”, según lo certificó su hermana. Con el correr de los días la paciente fue evolucionando de las seis intervenciones quirúrgicas hasta el punto que los médicos decidieron enviarla a la casa y continuar allí el complejo tratamiento. Cuando todos, incluidos los medios de comunicación anunciaban la mejoría, ayer la noticia se regó como pólvora: Dora Lilia, dejó de existir, la muerte y su agresor le ganaron la partida. Elena Gálves, su hermana dijo que "ya estaba reclamando la cama, todo lo que iba a necesitar, estaba arreglando la habitación, le habían

quitado el drenaje de pulmón, abría los ojos, sus manos se movían involuntariamente, hasta me dio una sonrisa”. Lo cierto es que solo quedan buenos recuerdos pues era una mujer tranquila, no le gustaban los problemas. Por eso cada uno de sus allegados le exigen a las autoridades que aceleren las investigaciones y pongan ante la justicia al autor de semejante atrocidad. Dicen que existen algunos indicios, casi que tienen identificado al autor, pero la captura no se produce. Versiones Desde el día de la noticia y en el

curso de la investigación las autoridades solo tienen algunos detalles, pero la realidad de los hechos ocurridos en 6 de noviembre son todavía un misterio que la única que podía develar era Dora Lilia. También hablan de una venganza o retaliación por cobros de dinero gota gota y de un vecino quien aprovechando que ella se encontraba sola intentó abusarla por las buenas y como no lo permitió, pasó lo que pasó. Pero esas situaciones le corresponde aclarar a las autoridades en el menor tiempo posible. Las recompensa de $30 millones sigue vigente y esperan que de un momento a otro haya noticias positivas.

Diario La Razón jueves 1 de diciembre  

Hicieron de todo para salvarle la vida: Dora Lilia no aguantó más y se fue

Diario La Razón jueves 1 de diciembre  

Hicieron de todo para salvarle la vida: Dora Lilia no aguantó más y se fue

Advertisement