Page 1

Propuesta de democratización para la PUCV CONTEXTUALIZACIÓN Estas movilizaciones han puesto en la opinión pública la discusión sobre temas profundos y fundamentales para nuestra comunidad universitaria y sociedad. Nuestra lucha ha sabido plantearse superando la denuncia y el mero reclamo por una clara y firme defensa a los derechos públicos, como la educación, la cual la desmarcamos del carácter de mercancía para valorarla como un bien que es de todos; como un bien estratégico para el crecimiento de los chilenos y su país; como un elemento fundamental para defender los torcidos sentidos de igualdad, justicia y libertad que impone la clase dominante. Nuestra lucha se enmarca en un modelo ideológico y político que se basa en la libre competencia, haciendo que los privilegiados mantengan su estatus y los no privilegiados se deban conformar con una aparente meritocracia fingida. Desde esta perspectiva, entendemos que la Universidad es uno de los tantos campos donde se expresa este fenómeno a través del brutal endeudamiento deuda que se somete la mayoría de los estudiantes. No somos ingenuos, reconocemos la historia y sus actores. Nuestra estrategia es establecer las herramientas que cuestionen la toma de decisiones instalando una dura contienda ideológica. Reconocemos la historia, reconocemos a sus actores típicos, reconocemos los intereses defendidos y aquí lo que nos queda es luchar por sentar de una buena vez por todas las herramientas que nos permitan disputar políticamente un proyecto país que nos involucre y considere como verdaderos soberanos, iguales y libres. Herramientas que permitan pesar nuestros intereses en la esfera decisional, los intereses de la mayoría que permite que día a día el país funcione. Debemos para esto desde nuestras aulas refundar un ambiente democrático que asegure la vocación pública de cualquier institución que tome la responsabilidad de educar a un chileno. Desde esta perspectiva, nuestra lucha en el plano de la educación se vuelve paradigmática porque nos proponemos romper las lógicas de mercado en la tarea de pensar, es decir, rescatamos el valor educativo en torno a la libertad y cuya vocación sea la de ofrecer conocimiento de uso y enriquecimiento público. Entorno a esto, los estudiantes movilizados de la PUCV exigimos que los cambios comiencen por casa y que nuestra Universidad imperen la lógicas democráticas y que se contemplen a todos los actores que dan vida de esta Universidad Uno de nuestros desafíos es el compromiso y responsabilidad con los que este movimiento social apunte a cumplir un proyecto que se ha madurado, moldeado y profundizado de anhelos transversales, reflejando lealtad y respeto a las ideas fundamentales y a las conclusiones políticas que nos movilizan. En este sentido, la triestamentalidad, que es la forma en que se concreta la participación en la universidad, representa una estrategia para abordar problemas globales que afectan e inquietan a la comunidad (como la situación de la educación superior en chile y los problemas sociales paralelos y relacionados con ella), y es el piso mínimo para abordar más temas elementales para la perduración de nuestra articulación.


PROPUESTA La presente propuesta de participación cuenta con tres momentos y tiene como base el Petitorio Único de la FEPUCV: 1. La realización de un Encuentro de Comunidad Universitaria cuyo tema a tratar sea la participación y triestamentalidad en la PUCV. Este espacio determinará los lineamientos generales de la Comunidad Universitaria sobre estos temas y que serán los marcos en los cuales trabaje la Comisión Triestamental. 2. Comisión Triestamental, que tendrá a su cargo crear la propuesta de participación para la PUCV, la cual deberá comprender los espacios de Instituto/Escuela, Facultad y general de Universidad. 3. Plebiscito, entendido como el instrumento que permitirá conocer la posición de toda la Comunidad Universitaria respecto a la propuesta de participación que produzca la Comisión Triestamental. Desarrollo de Propuesta 1. Encuentro de Comunidad Universitaria de participación a.) Objetivos y funciones – Discutir y definir como Comunidad Universitaria nuestras posiciones respecto al tema de participación y democracia al interior de la universidad y el sistema de educación superior1. – Las conclusiones de este Encuentro serán consideradas como base, fondo e insumo para el trabajo de la Comisión Triestamental. b.) Modalidad de trabajo y participantes Este espacio será lo más democrático posible, por eso estará abierto a todo miembro de la Comunidad Universitaria: autoridades, académicos (sean jerarquizados o no), funcionarios (contratados y subcontratados), estudiantes (sean dirigentes o no). Habrá un plenario de inicio y otro de cierre. Se trabajará en comisiones, en las cuales se deberá privilegiar una composición heterogénea. La actual mesa negociadora será comisión organizadora y se encargará de redactar el Documento Final de conclusiones. c.) Plazos El Encuentro se realizará antes de la constitución e inicio del trabajo de la Comisión Triestamental, en un plazo no superior a 10 días finalizada la Toma.

1

Esto no quiere decir que no se puedan organizar más Encuentros respecto a otros temas de educación superior.


2. Comisión Triestamental a.) Objetivos y funciones – Crear y elaborar una propuesta global de participación para la PUCV, la cual deberá considerar la participación en instancias generales (por ejemplo: nuevos órganos triestamentales generales, como un Consejo o Senado) y participación a nivel de Escuelas/Instituto y Facultades (por ejemplo: claustros triestamentales por facultad, órganos triestamentales por escuela) – Esta propuesta de participación deberá, respecto a las instancias que busque crear, comprender los siguiente aspectos: a.) orgánicos: quórum, funcionamiento, forma de participación de cada estamento; b.) atribuciones: objetivos y funciones. Comentario. Es importante recalcar que sería poco ambicioso reducir el trabajo de la comisión a la creación de un sólo órgano general, como un Consejo o Senado, ya que eso sería reducir el problema de la participación a la creación de un solo órgano. La creación un órgano no asegura la participación o triestamentalidad en la PUCV. La participación se construye desde la base y no desde la cúpula, por eso es mucho mejor que la Comisión aborde la participación desde lo local (Institutos/Escuelas) hacia lo general (Facultad/Universidad). b.) Carácter Para tener claridad respecto al carácter de la Comisión Triestamental debemos considerar el siguiente análisis: – Las leyes que regulan a las Universidades en Chile impiden la participación con voto de estudiantes y funcionarios en los órganos colegiados (Consejo Facultad, Consejo Superior, entre otros) y en las elecciones de autoridades unipersonales. Esto se encuentra establecido en el artículo 22 del DFL nº 1 de Universidades dictado en 1980. – Los Estatutos de la PUCV en su artículo 1 señalan que la Universidad es una persona jurídica de derecho público, en conformidad a la legislación chilena. Esto quiere decir que los Estatutos deben siempre respetar la legislación vigente. Dicho de otra manera, las normas de la PUCV no pueden “ir en contra” de lo señalado por la ley. – Para crear nuevos órganos en la PUCV se requiere modificar Estatutos. El procedimiento para hacerlo involucra al Consejo Superior y al Claustro Pleno Extraordinario2. El Consejo Superior debe presentar al Claustro Extraordinario una propuesta de modificación de Estatutos y éste deberá pronunciarse sobre aquella. – En este complejo escenario de leyes, tanto interno como externo, hay que buscar la manera de vincular, comprometer, sujetar a las autoridades de la Universidad a las decisiones que se tomen en esta Comisión. – La Comisión tiene que tener carácter resolutivo o vinculante. Este carácter estará dado por el hecho que todos sus integrantes respetarán y ejecutarán/implementarán/desarrollarán las decisiones que la Comisión adopte. El problema que tiene esta forma de entender “resolutivo” es que no existe ninguna consecuencia jurídica en caso que los acuerdos en este espacio 2

Está formado por los profesores jerarquizados, los Consejeros Estudiantiles Superiores y de Facultad y el Presidente de la FEPUCV:


no se respeten ni se implementen, solo la consecuencia sería política o ética: el desconocimiento de la voluntad de la comunidad universitaria. No se puede plantear de otra manera ya que la ley y los Estatutos no lo permiten. – Para la total claridad del alcance del carácter resolutivo de la Comisión, se presenta el siguiente ejemplo: si la Comisión decide implementar una nueva estructura al interior de la Universidad, esto requiere cambio de Estatutos. Como se señaló, el cambio de Estatutos tiene un procedimiento contemplado para su modificación en los mismos Estatutos, el cual involucra el Consejo Superior y al Claustro Pleno extraordinario. En este ejemplo, todos los miembros de la Comisión Triestamental (especialmente aquellos que se encuentren en una posición de poder como el Rector o los Decanos) deberán implementar y ejecutar tal decisión (cambio de estatutos) en los espacios respectivos (Consejo Superior/Claustro Pleno). Para que quede más claro, se espera que las autoridades universitarias actúen como voceros de la voluntad y decisiones Comisión. c.) Composición La Comisión Triestamental debe ser representativa de los diversos miembros y estamento de nuestra Universidad, pero también debe asegurar que pueda cumplir sin dilaciones sus funciones. Para esto se propone la siguiente composición: – Vice Gran Canciller – Rector – Vicerrectores (3 miembros) – Consejo Superior (3 miembros) – Académicos. Los cuales serán elegidos por Facultades. En aquellas Facultades donde hayan cuatro o más unidades académicas, 2 académicos (Ingeniería, Educación, Ciencias, Ciencias Económicas y Administrativas); y aquellas Facultades que tienen menos de cuatro unidades académicas 1 académico (Derecho, Recursos Naturales, Agronomía, Arquitectura, ICR). (13 miembros). – Estudiantes (10 miembros) – Trabajadores (2 miembros) Se plantea una Comisión Triestamental de 33 miembros. Es fundamental que todos estos miembros hayan participado en el Encuentro de la Comunidad Universitaria. d.) Plazos Tendrá un plazo de 2 meses para constituirse y cumplir sus objetivos. Los plazos se desagregan de la siguiente manera: – Realización del Encuentro de la Comunidad Universitaria: en un plazo no superior a 10 días finalizada la Toma. – Constitución Comisión Triestamental: inmediatamente al finalizar el Encuentro de la Comunidad Universitaria. – La Comisión deberá cumplir sus objetivos en un plazo de 2 meses, dentro del cual deberá tener lista la propuesta de democratización para la PUCV.


3. Plebiscito El Plebiscito de la Comunidad Universitaria tiene como finalidad legitimar la propuesta de participación que realizará la Comisión Triestamental. Esto permitirá que cada miembro de la Universidad pueda pronunciarse sobre la propuesta aceptándola o rechazándola. Como este es un proceso que nos involucra como Comunidad Universitaria la votación será una persona un voto. En caso que la propuesta sea rechazada la Comisión Triestamental deberá volver a sesionar para crear otra propuesta. 4. ¿Qué es lo que esperamos de la Comisión Triestamental? – Hay que distinguir entre los objetivos y funciones que tendrá la Comisión Triestamental y los objetivos que tenemos el estamento estudiantil en la Comisión Triestamental y en el Encuentro de la Comunidad Universitaria respecto a triestamentalidad. – Esta distinción es importante porque la lógica triestamental supone que los tres estamentos de la Comunidad Universitaria definen democráticamente la forma de participación y no uno imponiendo su propuesta sobre el otro. Por eso, sería un error imponer una propuesta específica y reducida de participación de manera anticipada sin considerar las propuestas de los demás estamentos. Por eso hay que hacer esta distinción previa. – Los objetivos y funciones de la Comisión Triestamental están explicados anteriormente: crear la propuesta de participación y democratización para la PUCV. Este trabajo lo realizará teniendo como base y marco las conclusiones del Encuentro de la Comunidad Universitaria de participación. El Encuentro adquiere un carácter importantísimo ya que será un espacio para alcanzar una mirada común entre los estamentos respecto a la participación. – A nuestro parece, los objetivos que tenemos como movimiento estudiantil deben ser los siguientes: Objetivos externos + Hay que tener claro que para alcanzar la triestamentalidad en la PUCV es clave derogar las leyes que la prohíben, y a su vez modificar los Estatutos de la PUCV. Sin esto, no habrá nunca triestamentalidad en las Universidades chilenas ni tampoco en la PUCV. + Por eso, en el plano externo es fundamental que se derogue la ley. Por eso, una de las tareas que tendrá la Comisión Triestamental es crear un proyecto de ley de la PUCV que permita derogar esas leyes, el cual será presentado al Congreso Nacional, listo para su votación. Objetivos internos + Derogada la ley tendremos despejado los impedimentos externos, pero faltarán los internos. Por eso la propuesta de participación que tenga la Comisión Ampliada debe implicar cambio de estatutos de la PUCV, lo cual permitirá crear los órganos respectivos a nivel general de Universidad como a nivel de Facultad, Escuelas o Institutos.


+ Los estudiantes tratándose de triestamentalidad contamos con un proyecto Convención de Estudiantes llamado: “La Universidad, una construcción colectiva”. En este proyecto se establecen propuestas concretas como: dar voto a Consejeros estudiantiles en los Consejos de Facultad y Consejo Superior, creación de Claustros Triestamentales por Facultad, creación del Consejo Universitario triestamental y elección de autoridades unipersonales como el Rector.


ANEXO: Apreciaciones prácticas a la propuesta de democratización Lic.

Bioquímica: A través del siguiente anexo, hacemos algunas apreciaciones en torno a los cuales se puede abrir algunas interrogantes a la propuesta enviada. Que se plantea como tal, una propuesta base que se propone ser más específica y anclar en la mesa de negociación puntos que nos aseguren el objetivo: democratización y participación dentro de la Universidad. Nos parece fundamental la presencia de subcontratados y profesores no jerarquizados en el espacio fundacional de la Comisión Triestamental; el Encuentro de la Comundidad Universitaria. Creemos que ésta debe ser amplia y con la participación de todos los actores que hoy por sus condiciones de contrato no tienen voz ni voto, ni mucho menos son escuchadas las problemáticas que puedan sufrir en nuestra propia Universidad porque se les trata como personajes ajenos a la Comunidad y ajenos a la realidad democrática tradicional de esta Universidad. Respecto al “carácter resolutivo o vinculante”, iniciamos una discusión entorno a los significados e implicancias de estos conceptos, mas clarificamos esto entendiendo que no tenemos realidad jurídica que contenga esta diferencia. De esta manera consideramos pertinente aclarar que para nosotros en el plano práctico termina por ser lo mismo. También agregar en torno a la Comisión Triestamental que los quórums son más bajos para los profesores y más al conjunto de los estudiantes sumados a los trabajadores (que las dos propuestas que circulan).Y aunque mantiene la mayoría el estamento académico lo hace atendiendo a la negociada y a los modelos triestamentales hoy existentes a nivel mundial estudiados. Ante este último aspecto aseguramos que la democratización y la participación supera a las ideas de quórum y voto, no es suficiente, reduce a forma un conflicto de fondo. Se necesitan espacios reales donde disputemos las diferentes miradas de cómo conducir nuestra Universidad. Real democracia que también luchamos a nivel nacional. Entendemos también, que esta mesa debe ser abierta a propuestas y también que su trabajo debe limitarse a lo zanjado en el Encuentro y se dedica sólo a elaborar la propuesta (tanto el órgano a establecer como la revisión y reforma de la actual estructura de participación en la Universidad. Insistimos que el proceso de democratización no se zanja con una sola instancia, sino asegurándonos de una responsabilidad comunitaria del ambiente democrático que hoy exigimos) definitiva y completa de participación y democratización en base a consenso y no a simple votación. De este espacio hacemos una observación interesante respecto a que son los estamentos de los trabajadores y estudiantes los que hemos hecho declaraciones actualizadas y manifestaciones concretas de qué Universidad queremos, tenemos plena confianza que nuestras propuestas y que las defensas serán ratificadas en la presencia de un proyecto que nos involucre a todos y no se trate de un consenso desequilibrado a favor del estamento poderoso. Discutimos largamente en torno a la madurez política y cívica de Comunidad Universitaria para enfrentar este proceso y por lo mismo hacemos la apreciación que la votación 1 persona 1 voto debe aplicarse (respecto al estamento estudiantil)a los estudiantes con al menos un año matriculado en la Universidad.


Como última apreciación práctica informamos que respecto a las “comisiones heterogéneas” fue motivo de mucha discusión, ya que si bien son diferentes realidades las de las facultades, entendemos que es necesaria una visión en conjunto de Universidad por lo que nos negamos a Encuentros por Facultad que funden el marco de trabajo de la Comisión Triestamental, (evidentemente sin prejuicio que se hagan, todo debate es bienvenido). Bajo la misma línea consideramos atractivo como alternativa que las comisiones del Encuentro se distribuyan por facultad dado que es en el plenario final donde se sintetizarán y contrastarán seriamente una visión en conjunto.

CEE Lic. Bioquímica.

Propuesta de democratizacin para la PUCV  

Propuesta emanada de Bioqumica

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you