Issuu on Google+

IX semana de mujer y sociedad manifiesto ahora que estamos aquí juntos, Hagamos una lista de deseos. Ya sabemos que no es esta una buena época para los sueños, pero un mundo incapaz de poner nombre a sus anhelos y esperanzas es un mundo cobarde y nosotras y nosotros no debemos contribuir a que lo sea: Deseamos que cada logro de un mujer, de una chica, reciba la alabanza de un chico, y no su crítica o su risa, porque estamos cansados de que sean invisibles, de que no aparezcan en los libros de texto, de que sean ellas las que sirvan la mesa mientras todos estamos sentados y disfrutando. desde aquí nos sumamos a quien desea no volver a oír un grito, no escuchar más un insulto lanzado contra una chica, no ver más su mirada humillada, no sentir más su miedo. Porque esa humillación y ese miedo nos hiere a todas. Porque ese miedo y esa humillación nos hiere a todos. Sabemos que hay muchas chicas que quisieran dejar de sentirse mal cada vez que se ponen delante del espejo, cada vez que se enfrentan a las miradas de los demás. son las mismas personas que sueñan con Vivir pendientes de sus sueños, y no de los comentarios. Ese también es hoy nuestro deseo. queremos soñar con un mundo donde no existan religiones, leyes, ni costumbres que conviertan a las mujeres en sombras, que les digan cómo vestir, en qué trabajar, con quien casarse, a quien obedecer. Queremos que se hundan en el silencio todos aquellos que trabajan para borrar la sonrisa de las niñas, porque llenan de oscuridad y sombra el mundo. Pero lo que hace grande a los sueños es la gente que cree en ellos. los sueños crecen con cada pequeña decisión que tomamos para hacerlos realidad, crecen cada vez que nos negamos a aceptar que el mundo no tiene solución. Porque Nosotras y nosotros somos el material del que están hechos los sueños aunque nos cueste creerlo.


Manifiesto IX Semana Mujer y Sociedad