Issuu on Google+

DISCURSO  DRA. VANDA PIGNATO  SECRETARIA DE INCLUSIÓN SOCIAL  PRIMERA DAMA DE LA REPÚBLICA  DIA  NACIONAL  E  INTERNACIONAL  DE  LA  PERSONA  CON  DISCAPACIDAD  CENTRO INTERNACIONAL DE FERIAS Y CONVENCIONES  JUEVES, 03 DICIEMBRE DE 2009  Me  complace  compartir  con  ustedes  este  acto  destinado  a  conmemorar  el Día Nacional e Internacional de las Personas con Discapacidad.  Hoy  el  mundo  entero  abre  un  momento  de  reflexión  acerca  de  quienes  viven  con  alguna  discapacidad  y  las  razones  necesarias  para  garantizarles sus derechos y su acceso a una mejor calidad de vida.  El Gobierno de El Salvador no ha querido hacer excepción y por eso nos  complace  contar  con  la  presencia  de  ustedes  en  este  acto  al  que  queremos  dar  mayor  relevancia,  prueba  de  ello  es  la  presencia  del  Presidente de la República.  Desde  el  primero  de  junio  trabajamos  para  cambiar  el  enfoque  de  la  política  social  del  país,  durante  décadas  se  ha  confundido  la  responsabilidad  estatal  con  la  caridad,  las  políticas  públicas  con  el  paternalismo, los derechos con los privilegios. A las Primeras Damas les  encantaba sacarse fotos con las personas con discapacidad, ahora ya no  es así.  Y  en  relación  con  el  tema  que  hoy  nos  interesa  la  actitud  ha  sido  la  misma,  se  ha  considerado  a  las  personas  con  discapacidad  con  motivo  de lástima y no con sujeto de derechos; por esta razón, es que desde el  comienzo de mi labor al frente de la Secretaría de Inclusión Social, recibí  pedidos dirigidos a efectuar cambios en las instituciones rectoras de este  tema.  Mi  primera  decisión  fue  escuchar  y  recoger  las  diversas  opiniones  de  quienes  conocen  bien  esa  realidad  y  trabajan  para  modificarlas,  son  quienes  comparten  la  vida  con  personas  con  discapacidad,  quienes  dedican horas de su tiempo diario a defender sus derecho y a luchar por

Unidad de Monitoreo  SECRETARÍA DE COMUNICACIONES  Casa Presidencial, El Salvador, Centro América 


la  inclusión  y  atención  de  parte  de  las  instituciones  del  Estado  y  de  la  sociedad civil.  En cada oportunidad, en cada reunión, se expresaban diferentes puntos  de  vista,  pero  todos  coinciden  en  que era  necesaria una  nueva manera  de hacer las cosas, y esa nueva manera de hacer las cosas, no es otra  cosa  que  el  resultado  de  poner  en  el  centro  de  todas  las  políticas  sociales, primero, a las personas, sus demandas y sus necesidades.  Esta intención  se  ha  visto  reforzada  hace  unos  meses,  cuando  la  mesa  con personas con discapacidad de la Procuraduría para la Defensa de los  Derechos Humanos nos convocó para exponernos sus diagnósticos y sus  propuestas.  Permítanme entonces aprovechar este acto para darles a todos mi más  sincero  agradecimiento  por  sus  aportes,  por  su  confianza  y  por  la  generosidad con que se han dispuesto a trabajar en conjunto.  La tarea en común que comenzamos, nos permitirá avanzar de manera  decisiva  a  su  nuevo  diseño  de  políticas,  en  que  las  personas  con  discapacidad  ya  no  sean  sujetos  pasivos,  sino  actores  principales  en  la  toma de decisiones, en la defensa de sus derechos esenciales.  En  un  país,  en  que  casi  la  mitad  de  la  población  todavía  lucha  por  la  supervivencia,  en  el  que  la  educación  no  es  un  bien  universal  y  la  calidad para las mayorías en que se irrespeta y hasta se desconoce los  derechos  de  los  otros,  no  es  de  extrañar  que  no  existan  respuestas  apropiadas  a  las  demandas  legítimas  de  aquellos  que  han  tenido  más  dificultad para elevar sus voces al reclamo.  Todo esto nos muestra un cuadro complejo, pero que no debe llevarnos  al  desaliento,  sino  por  el  contrario,  es  nuestro  compromiso  llevar  adelante los cambios estructurales, necesarios con prontitud y eficiencia,  es  nuestro  deber  hacerlo,  por  todos  aquellos  que  no  deben  seguir  esperando más para llegar a disfrutar el ejercicio pleno de su condición  de  seres  humanos,  para  vivir  una  vida digna  con  educación  de  calidad,  accesibilidad, atención médica especializada, igualdad de oportunidades  en el empleo y tantas otras cosas que les han sido negadas.

Unidad de Monitoreo  SECRETARÍA DE COMUNICACIONES  Casa Presidencial, El Salvador, Centro América 


Hay  muchos  aspectos  que  deben  ser  revisados,  por  si  tan  solo  uno,  hablaré  de  las  barreras  arquitectónicas.  Las  construcciones,  incluyendo  las  de  los  edificios  públicos,  carecen  de  acceso  universal,  una  buena  medida, porque muchas de esas construcciones fueron realizadas antes  que se tuviera una conciencia sobre la realidad, lo que es imperdonable,  sin  embargo,  es  que  a  pesar  de  la  conciencia  que  existe  hoy  y  de  los  progresos  de  la  ingeniería  y  la  arquitectura  no  se  han  realizado  las  adecuaciones físicas necesarias que garantice el acceso físico a quienes  padecen de dificultades motoras.  Debemos  como  Gobierno  dar  ejemplo  en  ese  sentido,  iniciar  con  urgencia  un  programa  que  nos  permita  corregir  las  barreras  de  acceso  en todos los edificios públicos.  En  nuestro  caso  empezamos  por  casa,  hicimos  rampas  de  acceso  en  Casa Presidencial y hemos pedido a cada Ministerio y oficina pública que  haga lo mismo.  Eso debió haberse iniciado hace ya un buen tiempo, cuando se ratificó la  convención  de  Naciones  Unidas  sobre los  derechos  de las  personas  con  discapacidad, pero no nos lamentemos por el pasado, pongamos manos  a la obra nosotros sin perder tiempo.  Otro ejemplo que quiero destacar, ustedes saben que la ley que protege  a  las  personas  con  discapacidad,  establece  que  deben  contratarse  una  por cada 25 empleados y todos sabemos que no se cumple, ni se hace  nada para que se cumpla, pero no nos quejemos de la actividad privada,  cuando en el Estado no se respeta la ley. El Poder Ejecutivo no tiene ese  número  mínimo  de  empleadas  y  empleados  con  discapacidad  que  nos  obliga la ley.  Por  esa  razón  señor  Presidente,  la  Secretaría  de  Inclusión  Social  viene  realizando  una  tarea  de  ...  en  Ministerios  de  áreas  descentralizadas,  y  quiero  aprovechar  esta  oportunidad  para  llamar  la  atención  de  quienes  tienen a su cargo la responsabilidad de conducirlos.  Es  de  esperar  que  en  los  próximos  movimientos  de  personal  que  se  efectúen se garantice el pleno cumplimiento de esa ley.

Unidad de Monitoreo  SECRETARÍA DE COMUNICACIONES  Casa Presidencial, El Salvador, Centro América 


La  dignificación  y  la  calidad  de  vida  de  las  personas  con  discapacidad,  sólo  será  posible  si  se  aplica  efectivamente  las  leyes  y  la  letra  de  las  convenciones  internacionales  que  El  Salvador  ha  firmado.  Ese  es  el  compromiso  que  he  asumido  como  Secretaria  de  Inclusión  Social  del  Gobierno del cambio.  Precisamente  ahora  enfrentamos  al  primer  reto,  el  preparar  el  primer  informe  del  país  para  el  Comité  de  Naciones  Unidas  para  los  Derechos  de  las  Personas  con  Discapacidad,  en  la  elaboración  de  ese  informe  debemos  ser  especialmente  sinceros  acerca  de  todas  nuestras  debilidades y faltas, pero al mismo tiempo debemos destacar que el país  ha comenzado a dar un giro de 180 grados en la política de inclusión y  de atención muy particular a las personas con discapacidad.  Debemos  de  enfatizar  que  al  concebir  de  ese  modo  la  política  de  inclusión  estamos  fortaleciendo  y  ampliando  nuestra  democracia,  al  fin  de  cuentas,  sólo  una  sociedad  inclusiva  puede  ser  democrática,  una  sociedad  que  reconozca  las  diferencias  en  el  otro  y  en  la  otra  y  que  asuma que por encima de las diferencias, existe la igualdad de todos por  encima de los intereses de cada uno.  Una  sociedad  que  garantice  el  mismo  derecho  a  transitar,  a  recibir  información  por  la  participación  política  a  todos  y  cada  uno  de  sus  miembros,  independientemente  del  hecho  que  vivan  con  una  discapacidad o no.  Quiero abrazar ese desafío y juntos con todos ustedes, quiero invitarlos  e  invitarlas  a  acompañar  el  esfuerzo  por  construir  una  sociedad  más  inclusiva, estaré atenta a todas las sugerencias y recomendaciones que  consideren necesarias hacer, estaré atenta y vigilante sobre la conducta  de  todos  y  todas  los  funcionarios  públicos,  para  que  se  respete  los  derechos de las personas con discapacidad.  Señor Presidente, señor Procurador, señores y señoras:  Asumimos  hoy  un  compromiso  público  hacia  las  personas  con  discapacidad y deseo contar con vuestro apoyo y vuestra confianza hoy  más  que  nunca,  el  pasado  dejémoslo  atrás,  como  una  etapa  que  ya  finalizó. Enmendemos los errores,  aprendamos de las lecciones y sobre  ellas construyamos ahora un nuevo porvenir. Muchas gracias. Unidad de Monitoreo  SECRETARÍA DE COMUNICACIONES  Casa Presidencial, El Salvador, Centro América 


20091204-Discurso de Vanda Pignato y audio de Mauricio Martínez del SNET