Page 5

Edición 452 - Pág. 8

31 - 03 - 1918

LIGA ENCARNACENA DE FÚTBOL Escribe Julio Sotelo

31 - 03 - 2018

Representantes de cinco clubes

Los clubes Paraná FBC, 22 de Septiembre FBC, Capitán Bado F.B.C., Atlético Corrales F.B.C. y el Pettirossi FBC fueron los que le dieron vida a este organismo burocrático para ocuparse del ordenamiento de las disputas entre éstos y llevar los registros históricos de los campeonatos. Con las nombradas entidades se organizaron las primeras competencias que parecían como campeonatos organizados por equipos de barrios. Más adelante incluyeron a estos encuentros, los equipos de San Pedro del Paraná, Cangó–Bobí (Gral. Artigas), Kaí Puente (Cnel. Bogado), Yegros y el Bartolomé Mitre de Posadas. Según versiones recogidas y transmitidas de una a otra generación, los torneos realizados eran de forma amateur. Ante el crecimiento de la práctica del “fóbal”, los clubes fundaron una Liga Regional. Los primeros partidos entre alumnos del Colegio Nacional, posteriormente con alumnos de la Escuela Normal Rural se jugaban, como ya se mencionó, en el sitio actual de la Plaza de Armas, donde el teniente Fernando Villasboa daba clases de gimnasia. La cancha era un espacio reducido. Pasadas las horas lectivas, un grupo numeroso de muchachos de la Villa Baja y otros de la Villa Alta, se reunían en torno a un adminículo en forma de la pelota, esta era de cuero o de trapo que el ingenio juvenil lo creó. La pelota era alguna vejiga de animal o cualquier elemento redondo. La pelota en sí se conoció más adelante. Los memoriosos recuerdan que en los encuentros disputados entre los equipos, las indumentarias que los jugadores utilizaban había una variedad asombrosa, un tanto pintoresco y hasta ridículo para el criterio actual, que iba desde alpargatas de tela hasta sombreros de paja para resguardarse del sol. Así, aquel deporte que fue al principio pasatiempo de colegiales, iba a gozar pronto de un calor popular, que, desde entonces, a pesar de muchos altibajos por causas de constantes guerras civiles jamás conoció declinación. Eran estudiantes, otros curiosos y algunos soldados del cuartel de la IV Región Militar, bajo la garantía del teniente Villasboa se trenzaban en disputados encuentros y a salvo de cualquier persecución de la policía. El baldío hecho estadio, muchas veces se hacía pequeño para las ansias de gol de la muchachada. Fernando Villasboa observando y ordenando jugadas, corrigiendo defectos y suspender la jugada cuando los jóvenes se tomaban a trompadas por algunas acciones bruscas, era el árbitro y director técnico a la vez. Luego, establecidos los equipos, los jugadores de fútbol utilizaban camisetas mangas largas con cordones y usaban en la cabeza una gorra o boina, jugaban descalzos y otros con los zapatones puestos, no se conocían los reglamentos. A los esfuerzos de

Dr. Cipriano Codas del Castillo, primer presidente de la Liga Regional de Fútbol.

Petronilo Ramón Zayas, representante del Club Pettirossi.

los que jugaban, acompañaban los que observaban y otros que esperaban su turno. Gritos, risas, silbidos y algarabía general eran los días que se jugaba el fóbal. Era el tiempo del fútbol guapo, desinteresado, sin medios de comunicación ni marketing, cuando este deporte representaba la religión de los hombres buenos y honestos. No se conocían los sobornos, el doping ni las planificaciones sofisticadas en los pizarrones. Contaban los descendientes de aquellos estudiantes, convertidos en los directivos y jugadores, luego de la fundación de los clubes, y habiendo ya dejado de ser alumnos del Colegio Nacional, se reunían en un patio de la Villa Baja donde después se instaló una usina eléctrica (posteriormente Hogar de menores Santa Marta hasta la desaparición de la Villa Baja). Otras veces en un baldío situado al lado de lo que fue el Cine Imperial o cualquier espacio que permitió su práctica. También la cancha “yuí estero” cerca del muelle viejo donde se forjaron detrás de la pelota los más grandes jugadores.

31 - 03 - 1918

Encarnación,Viernes 9 de marzo de 2018

Memoria de la ciudad

31 - 03 - 2018

452de - Pág. 9 Encarnación,Viernes 9Edición de marzo 2018

fundan la Liga Regional de Fútbol Se funda la Liga Regional de Fútbol Acta de fundación En la ciudad de Encarnación, República del Paraguay, a los treinta y un días del mes de marzo del año un mil novecientos dieciocho, reunidos en la casa de la calle Convención, esquina Cerro Corá, a invitación del señor Cipriano Codas (h), los siguientes señores; Don Miguel C. Oliva y Don Manuel Cuquejo en representación del Club Atlético 22 de setiembre; Prof. Cosme Damián Ruí Díaz por el Paraná Foot Ball Club; Don Petronilo R. Zayas por el Pettirossi Foot Ball Club; Capitán José del Rosario Lezcano por el Club Capitán Bado Foot Ball Club y Teniente Cecilio Báez (h) por el Corrales Foot Ball Club, resolvieron fundar una Sociedad Directiva de Foot Ball bajo la denominación de Liga Regional de Fútbol Encarnación, en fe de lo cual firman los presentes.

En el Stadiun San Juan, primer estadio donde se cobró entrada para ver el espectáculo deportivo.

Firman: Cipriano Codas (h)-Miguel C. Oliva -Manuel Cuquejo - Cosme Ruí Díaz - Petronilo R. Zayas - Cptán. José del Rosario Lezcano - Tte. Cecilio Báez (h) Antiguo caserón r esidencia de la familia Codas-del Castillo ubicado en la esquina de la calle Mcal. José F. Estigarribia y Cerro Corá, demolido en los año `70. Asentada la Liga Regional en una secretaría, como en todos los casos, se trataba del domicilio particular de uno de los socios fundadores, necesitó la institución incipiente un lugar donde

Manuel Cuquejo, representante del Club 22 de Septiembre.

se practique el varonil deporte, que no hacía mucho tiempo se había introducido en América y el Paraguay. Eligieron establecer como sede de la Liga Regional de Fútbol el domicilio del Dr. Cipriano Codas del Castillo y como “estadio” la entonces plazoleta de la Villa Alta, cuya superficie estaba ocupada en su mitad por un mercado. Así fueron los comienzos de las prácticas del fútbol en Encarnación. Imperaba el sano deseo de competir y pasar un buen momento, querer ganar o saber perder en la cancha. Recrearse sanamente y pasar el tiempo era la consigna. Practicaban

lo que más le gustaba: el fútbol. Estos jóvenes, luego de los encuentros llegaban a sus casas sudados y sucios, situación que generalmente hacía que recibieran tremenda reprimenda, hasta algunos cintarazos. Retrocediendo en el tiempo con la imaginación, llegamos hasta el domingo 31 de marzo de 1918, para revivir lo que nos enseñó la historia de fútbol encarnaceno. Recordamos que en el domicilio de la familia Codas del Castillo, lugar que en la actualidad se encuentra una firma de venta de automotores, en la calle Mariscal José Félix Estigarribia y Cerro Corá,

se reúnen por vez primera a iniciativa del dueño de casa Dr. Cipriano Codas del Castillo, los representantes de los clubes; por el 22 de Septiembre F.B.C., el dueño de casa, Dr. Cipriano Codas, Don Manuel C. Oliva y Don Manuel Cuquejo; por el Paraná F.B.C., Prof. Cosme Damián Ruí Díaz; por el club Pettirossi, Don Petronilo R. Zayas, por el Capitán Bado F.B.C., Don José del Rosario Lezcano y por el Atlético Corrales F.B.C., el Tte. Cecilio Báez (h), quienes fundaron la Liga Regional de Fútbol que posteriormente y hasta nuestros días lleva el nombre de la Liga Encarnacena de Fútbol.

La Liga Regional de Fútbol surgió para gerenciar la práctica de este deporte respondiendo a los intereses de los clubes que, en definitiva, son la razón de su existencia. Se hizo de una oficina modesta, en un local cedido generosamente por uno de los dirigentes. El caso de Encarnación, con respecto a la administración de un campo deportivo como lugar donde

clubes que jugaban sin recompensa económica más que el deseo de jugar y ganar. En la década del ’20, cuando la organización de la Liga estaba en pañales, con apoyo de madereros consiguieron tablas y cerraron parte del predio –lo que hoy es la Plaza de Armas– para convertirlo en un “estadio” En la década del ’30, el que explotó como lugar de espectáculo la

Uno de los primeros equipos del club 22 de Septiembre en 1918, en su proceso de consolidación. Parados Camilo Verón, Cirilo B. Ramos, Roberto Vega, B. Sosa, F. García y el teniente Cecilio Báez (h). Sentados; teniente Monte, Juan Samudio, Olivier Segovia, Manuel Cuquejo y Damián Sténico.

Competencia entre uno de los primeros clubes en campeonato amateur.

se desarrollaban los espectáculos deportivos, desde la fundación de la Liga Regional de Fútbol, los actores del espectáculo son los jugadores de los

Cancha “San Juan” fue don Victoriano Simplicio. Era de carácter privado. Esta cancha estaba situada sobre la Av. Rodríguez de Francia entre Cerro Corá y

Teniente Cecilio Báez (h) del Corrales Foot Ball Club.

Prof. Cosme Damián Ruí Díaz representante del Paraná Foot Ball Club.

Mñor. Juan Wiesen.

fútbol el lugar donde está la Liga ahora, pero el centro de las realizaciones de los encuentros deportivos era el estadio Municipal que estaba en la Plaza de Armas y era administrada por la municipalidad.

Alrededor del año 1940, comenzaron a utilizar para su práctica la cancha situada frente a lo que hoy es la Basílica San Roque González, llamada

realización de los corsos, que no era más que otro espectáculo que organizaban los clubes y que les producían ganancias que, luego, se invertían por los jugadores en los campeonatos de la Liga. Eran otros tiempos, la gente concurría a la cancha a ver los encuentros deportivos; teniendo en cuenta que no había otras formas de divertimentos, estos generaban recursos económicos y la Liga tenía el sostenimiento por medio de los clubes. Pero los tiempos cambiaron, llegó la televisión y se robó gran

Estadio en Villa Alegre. en aquel entonces 1º de Mayo, propiedad de uno de los fundadores, el Dr. Cipriano Codas.

En la década del ’50, se comenzó a utilizar como lugar de práctica del

Más adelante, el deporte que arrastró gente a los escenarios deportivos fue el básquetbol, por el espectáculo que ofrecían los jugadores que compartían con la

parte del espectáculo, a pesar de eso, los clubes se sostenían, porque los dirigentes les daban trabajos a sus jugadores y estos no tenían muchas pretensiones económicas.

452  

Semanario La Prensa del Sur Edición Nº 452 correspondiente al viernes 9 de Marzo de 2018

452  

Semanario La Prensa del Sur Edición Nº 452 correspondiente al viernes 9 de Marzo de 2018

Advertisement