Page 1

La Otra Mérida, Venezuela Bolivariana. Junio de 2011- ¡Edición Urgente!

¡Libertad para Julián Conrado!


el LápiZ RebeLde

Editorial ... a modo de noticia... que parece una broma pero no lo es. «Gobierno venezolano pr omete entregar y capturar al Che Guevara» Venezuela 2011.- El gobierno venezolano promete al gobierno colombiano y al gobierno norteamericano capturar y entregar al temido guerrillero argentino Ernesto Guevara alias «Che Guevara» por su nexos con el «terrorismo» latinoamericano. Oficialmente se conoció esta noticia luego de la captura y posterior entrega al gobierno colombiano del comunicador popular Joaquin Perez Becerra y del cantor colombiano Julian Conrado, ambos vinculados a las guerrillas de las FARC. Aunque de éste último aún no se ha concretado la entrega se prevé que esto ocurra en las próximas horas tal como lo anunció el Presidente colombiano quien agradeció a su homologo venezolano la captura del peligroso músico fariano. De este modo el gobierno venezolano profundiza su accionar en lo que ha denominado «Socialismo del siglo XXI»; recordemos que durante el caso de la deportación ilegal del comunicador popular Joaquin Perez Becerra el mismo Presidente Chávez asumió la responsabilidad y hoy luego de conocerse de manera oficial la captura de Guillermo Enrique Torres Cueter, alias «Julián Conrado», el Ministerio del Interior y Justicia venezolano manifestó a través de un comunicado que «una vez practicada la detención, se informó a las autoridades del Gobierno de la República de Colombia y se iniciaron los trámites correspondientes para colocarlo a la orden de la justicia según los procedimientos correspondientes». Julian Conrado, por quien el gobierno de los Estados Unidos ofrecía una recompensa de 3 millones de dólares habría asumido la lucha guerrillera en su país «como un camino justo y necesario», y para que los pobres de su país estuvieran en el poder, además aseguraba que «la lucha por ser libres era un sagrado deber». Hoy el gobierno venezolano ha capturado a este temido delincuente bolivariano. Según fuentes policiales y militares de ambos países en la lista por capturar y entregar también se encuentran el conocido guerrillero Ernesto «Che» Guevara y el cantor venezolano Alí Primera, ambos también con «circular ROJA» o «código ROJO» y quienes parecen tener presencia aún en los movimientos populares que se hacen llamar de Abajo y a la Izquierda en todo el continente latinoamericano.

DIRECTORIO: Fundación Editorial El Lápiz Rebelde La Otra Mérida, Venezuela Bolivariana Depósito Legal: pp2002IME534 ISSN: 1960-155X

www.lapizrebelde.blogspot.com Correo-e: lapizrebelde.cam@gmail.com ¡EN EL CAMINO DE LAS COMUNIDADES!


el LápiZ RebeLde

Yo no sé muchas cosas, es verdad… Por ello me hago esta pregunta: Si Colombia hubiera decidido que no podía intervenir en los asuntos de Venezuela ¿Habría ocurrido la Campaña Admirable? Yo no sé muchas cosas es verdad, pero… sé todos los cuentos Por: Edgar Gutierrez

León Felipe.

Perdonen pero esto está escrito con rabia… Ayer oí a un analista de CÑM diciendo que «Chávez va por buen camino» y se me heló la sangre, se me secó la garganta, se me enfrió el guarapo y se me encogieron las guevas… En otro momento oí a Chávez diciendo que no puede intervenir en los asuntos de Colombia y casi me cago del susto. ¿Dónde estamos? ¿Qué paso? ¿Qué ocurrió desde la Campaña Admirable para acá que yo no me enteré? ¿En qué momento Colombia dejó de ser asunto de los venezolanos? Claro, yo sé que soy un ingenuo, que olvido ese bodrio, esa «Divina Palabra» (ese cuento…) que llaman «Asuntos de Estado». Se me olvida que los «Asuntos de Estado» están necesariamente e inevitablemente por encima de las necesidades y las razones de los pueblos y que por esa razón todo «Estado» está y estará siempre en contra de cualquier revolución, de cualquier forma de revolución. Fíjense, gritaran algunos: Apareció el Anarquista. ¡Oh anatema! ¡A la hoguera!… ¡A la Hoguera! Pos sí, soy anarquista, y por ello solo puedo creer en la revolución como un hecho humano universal (de ninguna manera exclusivamente nacional) y por ello colaboré en dar refugio, compañía, cariño a luchadores de otros lugares (o lo recibí en otros lugares, cuando fue necesario), así como participe en dar formación a luchadores populares en Ecuador o en Colombia, así como hice trabajo voluntario en Cuba o preparé adobes en Perú, así como, coño, tantas otras cosas… Por eso no entiendo –perdonen siempre he sido corto de entendederas–, como tan rápidito, las FARC pasa de ser un grupo colombiano al cual se le debe reconocer su carácter beligerante a ser un grupo terrorista lleno de «Códigos Rojos». Preguntaba en otra parte que si no «nos hemos puesto a pensar» que hoy en día el Che Guevara tendría uno de esos códigos, y seguramente Cristo también, y que por esa razón sería un riesgo para ellos venir a Venezuela (Correrían el riesgo de terminar el uno en La Higuera y el otro en la cruz). Qué triste, coño, es lo más triste que he oído en los últimos tiempos pero me resuena en los oídos la frase de Narciso Isa Conde: «Es triste pensar en la Venezuela bolivariana como ´tierra prohibida´». Cierto, demasiado triste, y frente a eso sólo queda asumir el pensar del compa Alí (otro que seguramente también tendría uno de esos Códigos, a mucha honra sin duda): «Basta de mentes hipócritas, basta de mentes estólidas, que nos quieren mandar, levantemos para siempre la espalda, destrocemos el látigo, que nos quiere marcar…». Para terminar, quiero pedir a cualquier persona que sepa cómo se obtiene uno de esos códigos que me avise… Yo quiero tener uno en mi prontuario, afortunadamente, todavía inconcluso.

Julián Conrado, cantor popular colombiano.

Perdonen pero esto está escrito con rabia... 3


Quino. Del libro Gente en su sitio

el LรกpiZ RebeLde

4


el LápiZ RebeLde

En la carrera por el poder: quien tiene más llega a la meta y gana Por: Luis Perales

Parte I: El Partido «El Partido es una organización de vanguardia. Los mejores trabajadores son propuestos por sus compañeros para integrarlo. Este es minoritario pero de gran autoridad por la calidad de sus cuadros. Nuestra aspiración es que el Partido sea de masas, pero cuando las masas hayan alcanzado el nivel de desarrollo de la vanguardia, es decir, cuando estén educados para el comunismo. Y a esa educación va encaminado el trabajo. El Partido es el ejemplo vivo; sus cuadros deben dictar cátedras de laboriosidad y sacrificio, deben llevar con su acción, a las masas, al fin de la tarea revolucionaria, lo que entraña años de duro bregar contra las dificultades de la construcción, los enemigos de clase, las lacras del pasado, el imperialismo...» Ernesto CHE Guevara (El Socialismo y el hombre en Cuba)

En Venezuela cuando hablamos de Partido Político, hacemos referencia a una organización creada para competir en el juego electoral por las diversas instancias del poder político establecido dentro del Estado. Estos partidos surgen por diversas causas, algunas más nobles o perversas que otras, dependiendo de la perspectiva desde la que observe quien esté interesado en la utilización del Partido como instrumento

el mismo existe un sistema de jerarquías, establecidas

para alcanzar el poder. Aunque en la actualidad la figura del

históricamente por los diversos elementos que sostienen la

Partido viene siendo sustituida principalmente por los medios

sociedad capitalista. Quienes están en las cúpulas de los

de comunicación, en cuanto a la importancia que tenía como

Partidos Políticos, bien sea por tradición o por el poder

principal instrumento para la canalización de propuestas

económico que lo condiciona a estar en esa instancia superior,

hechas desde los niveles superiores y movilización de las masas, sigue siendo un elemento fundamental en el juego

son quienes pueden aspirar y pueden llegar a la meta establecida, que no es sino la continuación de un camino ya

político, sobre todo desde el punto de vista simbólico. Los

trazado para sostener el estatus quo que les permitió llegar.

símbolos juegan un papel fundamental en las ideologías que sustentan el juego político: colores, imágenes, frases, personajes

Sin embargo es necesario aclarar la diferencia entre esta clase

históricos,... forman parte de un conglomerado de elementos

Venezuela a pesar de los movimientos circunstanciales de los

que sintetizan el sentir de determinados segmentos de la

últimos tiempos en cuanto a los acontecimientos históricos del

población subyacentes en la conciencia colectiva.

país y la situación mundial, del Partido para la Revolución

Ningún Partido Político en la Historia venezolana, ha sido

del que nos habla el Che y que ha sido un sueño aún

creado con otro fin que el de la utilización de estos símbolos

inalcanzable de muchos de los grandes revolucionarios de

para la manipulación de grandes sectores de la población en

Nuestra América y el mundo, pues las relaciones capitalistas

el momento electoral y en cuanto a la finalidad que persigue:

y la ley del valor, han ido en detrimento aún de los más

el poder del Estado. En este sentido es necesario aclarar que la

emblemáticos Partidos «revolucionarios» de la Historia de la humanidad.

estructura del Partido es totalmente vertical, por lo tanto, en

de Partido Político que ha prevalecido y prevalece en

5


el LápiZ RebeLde El Partido para la Revolución sigue siendo una utopía, y

En el sistema capitalista todo tiene su precio y todo se convierte

pareciera que esta sociedad ha llegado a tal punto de

en compra y venta. A nivel de la «política» que hacen las

degradación de lo humano y de la supremacía de las relaciones

estructuras del Poder establecido para sostener al estatus quo,

mercantilistas para la supervivencia, que el camino hacia la

las conciencias son baratas. Algunas pocas se compran con

construcción de tal espacio se hace cada vez más difícil, y por

dinero, otras muchas con mentiras que parecen verdades,

ende más truncado el camino hacia la Revolución socialista por esta vía, entendiendo el Partido Revolucionario como un

aunque estas segundas ni siquiera saben que son mercancía de una gran transacción comercial, pues se creen el cuento de

instrumento para la educación y liberación, para la formación

los que están arriba y los sostienen con sus hombros y corren

del hombre nuevo.

y los llevan hacia sus metas.

El Partido Revolucionario no puede ser el partido electorero,

Para hacer la revolución socialista, hay que salirse del juego

no puede ni debe utilizar las armas melladas y los fetiches del sistema capitalista. Si así ocurriera, se habrá equivocado el

capitalista, hay que salirse de la competencia y trazarse la

camino y caerá lamentablemente en el círculo eterno de «la

que hay que abrir y andar en colectivo, tal vez con vanguardias,

revolución permitida» o de sostenedores del status quo, sean

pero no llevando a nadie sobre hombros a cambio de plata o

de izquierda, de derecha o de término medio.

de engaños, y estas vanguardias solo tienen que tener una

construcción de nuevos caminos hacia el horizonte. Caminos

característica: parecerse al hombre nuevo que construirá la Parte II: La Ley del Valor «En esta (sociedad capitalista), el hombre esta dirigido por un frío ordenamiento que, habitualmente, escapa al dominio de su comprensión. El ejemplar humano, enajenado, tiene un invisible cordón umbilical que le liga a la sociedad en su conjunto: la ley del valor. Ella actúa en todos los aspectos de su vida, va modelando su camino y su destino. Las leyes del capitalismo, invisibles para el común de las gentes y ciegas, actúan sobre el individuo sin que este se percate [...] Se muestra un camino con escollos que, aparentemente, un individuo con las cualidades necesarias puede superar para llegar a la meta. El premio se avizora en la lejanía; el camino es solitario. Además, es una carrera de lobos: solamente se puede llegar sobre el fracaso de otros.» Ernesto CHE Guevara (El Socialismo y el hombre en Cuba) En el capitalismo, quien más tiene, más puede. Por ende, quien no tiene, solo sueña que puede. Siendo lo peor del asunto el engaño del cual sufren los segundos pues queriendo poder no hacen más que impulsar aún más hacia arriba a quienes están parados sobre sus hombros, es decir, los primeros. La trampa es la siguiente: los de abajo siguen sosteniendo sobre hombros a los de arriba y sueñan con algún día estar arriba sobre los hombros de otros. Los de arriba les dicen a los de abajo «desde aquí se ve más bonito todo, algún día tú podrás verlo igual que yo», y los de abajo se creen el cuento, y luchan por estar arriba, invirtiendo todo su tiempo en la competencia inútil de la selección natural y obviando que hay otras formas de ver el horizonte. A decir de Paul Watzlawick: «De todas las ilusiones la más peligrosa consiste en pensar que no existe sino una sola realidad». 6

sociedad comunista, esto lo demostrará con su comportamiento y ejemplo ante sus semejantes.


el LápiZ RebeLde

Las esperanzas se desvanecen cada vez más en las clases Parte III: La corte

populares ante el maniqueísmo y la utilización de la simbología que han abrigado la luchas de liberación en nuestro país como

«La burocracia estatal existía en la época de los regímenes burgueses

nuevo elemento para escalar posiciones. No quiere decir esto

con su cortejo de prebendas y de lacayismo, ya que a la sombra del

que el proceso revolucionario se ha detenido y que no haya

presupuesto medraba un gran número de aprovechados que constituían la «corte» del político de turno. En una sociedad

quienes le estén haciendo frente a esta situación, sin embargo los esfuerzos podrían ser inútiles ante los diversos frentes del

capitalista, donde todo el aparato del Estado esta puesto al servicio

monstruo capitalista, que ahora se mimetiza y mella desde

de la burguesía, su importancia como órgano dirigente es muy

adentro, si no se toman los correctivos pertinentes y necesarios,

pequeña y lo fundamental resulta hacerlo lo suficientemente

siendo entre los más importantes: la liberación del hombre a

permeable como para permitir el transito de los aprovechados y lo

través de la educación revolucionaria y la guerra frontal y a

suficientemente hermético como para apresar en sus mallas al pueblo.»

muerte a las diversas formas de expresión del sistema

Ernesto CHE Guevara (Contra el Burocratismo)

capitalista. Una lleva a la otra de la mano. No se puede hablar de revolución, mientras se sostienen y al

Los venezolanos de a pie, vemos con preocupación la formación de una nueva burguesía nacional, que utilizando

mismo tiempo se fortalecen las estructuras del sistema

el oportunismo político han escalado decididamente

no transformaría nada de fondo. La revolución socialista es

posiciones a nivel económico en el juego capitalista. Esta situación y la mentalidad burguesa de los mismos han ido en

transformadora y dinámica, va desbaratando los diversos engranajes que le dan movimiento al sistema actual, al sistema

detrimento continuo y peligroso del proceso revolucionario

capitalista, y al mismo tiempo forma a los hombres que

venezolano.

retomaran al camino hacia la humanidad.

capitalista, pues se estaría entrando en un círculo sin fin que

... la Nación está cansada de hombres falsos y traidores que hacen promesas como libertadores y al llegar al poder, se olvidan de ellas y se consolidan en tiranos... no somos personalistas, ˇsomos partidarios de los principios y no de los hombres!. Emiliano Zapata – «Plan de Ayala» 7


el LápiZ RebeLde

El ChE, antítEsis dEl hombrE unidimEnsional Por: Néstor Kohan

Pensar al Che para pensarnos a nosotros mismos y tomar partido en nuestro tiempo histórico. Impregnarnos del espíritu radical de Guevara, indagando en su mundo cultural, político e ideológico para interpelarlo y traerlo hacia nosotros. Ese es el desafío. No se trata de hacer arqueología. Hay que rescatar al Che del museo, el monumento y el póster inofensivo donde lo han querido encerrar. Nada más lejano de Guevara que las momias embalsamadas del panteón de muertos sagrados. El objetivo consiste en conocer y pensar nuestro presente. Porque el Che es un revolucionario del siglo XXI, ¿qué duda cabe? Su concepción de la lucha anticapitalista a escala global, su defensa de la insurgencia popular, su oposición radical a la prepotencia del imperialismo norteamericano, sus esperanzas depositadas en la nueva subjetividad y la cultura socialista o su crítica de toda burocracia, ¿no son temas, preocupaciones y problemas de nuestro tiempo? Estudiar seriamente, discutir y repensar al Che resulta imprescindible si pretendemos tener un pensamiento contemporáneo, a la altura de nuestra época. Para ello se torna impostergable explorar las múltiples dimensiones de su personalidad y las diversas aristas del mito que sobre él se creó. En la imagen que se construyó del Che predominó durante los primeros años inmediatamente posteriores a su asesinato, la dimensión militante, activista y comprometida de su agitada biografía. No fue una casualidad. El Che Guevara, máxima expresión de la Revolución Cubana junto a Fidel Castro y símbolo mundial de la rebeldía anticapitalista, representó a fines de la década del ‘60 todo lo que la vieja izquierda ya no podía ofrecer. Coherencia entre el decir y el hacer, rechazo intransigente del doble discurso y la doble moral, cuestionamiento radical de toda «razón de Estado» y toda burocratización del socialismo, entre muchas otras cosas. El Che murió joven. Sus ideales y proyectos revolucionarios eran asuntos de jóvenes. La década del ’60 fue una década de jóvenes. El neoliberalismo de Margaret Thatcher y la «revolución conservadora» de Ronald Reagan, que los sucedieron a nivel mundial, fueron cosas de viejos. Representaban el regreso de todo lo vetusto, lo añejo, lo tradicional: el autoritarismo, la explotación, la guerra, el patriarcalismo y el antiquísimo culto al fetiche del dinero y el mercado. Si Guevara y los ’60 fueron acusados de «infantilismo izquierdista», el neoliberalismo no fue más que la venganza senil del ancien regime capitalista que no se decidía a morir. Tuvieron que pasar más de dos décadas desde el asesinato del Che Guevara para que comenzaran a aflorar, tímidamente, otras facetas de su vida. El Che como estudioso del capitalismo, analista de las dificultades de la transición al socialismo, teórico de los problemas de la revolución mundial y polemista al interior del marxismo. Recién hoy, a más de cuatro décadas de su asesinato, se comienza a explorar y discutir una nueva dimensión de su rica personalidad. El Che como estudioso sistemático del marxismo, lector de los clásicos del pensamiento social y apasionado explorador de la literatura revolucionaria. En suma, el Che no sólo como combatiente armado por el socialismo, que sin ninguna duda lo fue y a mucha honra, o como «guerrillero heroico» (como se lo homenajea cotidianamente en su querida Cuba y en todo el continente), sino también como pensador radical. No resulta casual que esta otra dimensión, escasamente conocida, recién aflore en los últimos años. A ello ha contribuido no sólo el alumbramiento público de papeles, escritos y materiales de Guevara que permanecían en la oscuridad, inéditos o sólo accesibles a escasos investigadores, sino también la profunda crisis de teoría en el campo cultural del socialismo y la revolución.

8


el LápiZ RebeLde

Poesía libertaria A estas alturas de la existencia quien me quiera pasar para la democracia representativa le voy a meter un panfleto por las narices para que sepa como se bate el cobre en las pailas más luciferinas Víctor Valera Mora («Saber a que atenerse»)

Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante: vuelvo al camino con mi adarga al brazo. Che

Estimadas / Estimados Compańer@s: Desde Panamá les envío un fraternal y solidario saludo y les adjunto un poema para contribuir con El Lapíz Rebelde. Fraternalmente, Samuel Prado Franco.

Lobos vestidos con piel de oveja nos quieren robar y explotar de nuevo cadáveres que se levantan de la tumba profetas del pasado. Que se los lleve el diablo de tricolor, verde o morado/amarillo y rojo, sus caras y banderas pintada no les quiero ver ni en pintura nos toca ahora sí 5 ańos pa ve que hacemos en el gobierno no les creo ni un tantito. No más engańos unos y otros nos han (des)gobernado cada 5 ańos nos piden los votos con sus candidatos desgraciados locos, alcohólicos y drogadictos falsos, embusteros y mentirosos. Hasta cuando Panamá di ˇBasta YA! ante tanta injusticia y locura. Por los compas quemados envenenados asesinados perseguidos y explotados levanto mi voz de la digna rabia embotellada en lágrimas gritos y silencios.

Levanto mi puńo y mi pluma en esta hora desgraciada de muerte y tristeza de dolor y amargura. Dormiré en una pesadilla, que no recordaré más no habrá una «virgen de la economía plástica» serviré a los arcabuces tanto como a los poetas que no me acompańan terminaré pensando que no existe realidad alguna (más sí pluralidad de ellas) conquistaré corazones ignorantes, con sus campos petroleros las fronteras, las de todos, se concentrarán en el ojo cíclope en ese ojo tuerto que no me identifica.

Levántate panameńo(a) lanzo este grito de guerra Panamá di ˇBasta YA! a la mierda su sistema baja de la montańa sal de tu casa vamos pa la calle a construir el mańana.

Arturo Dugarte (Mérida)

9


el LápiZ RebeLde

Donde viv en nues tr os muer viven nuestr tros muertt os (La geografía según el Viejo Antonio)

Septiembre. Llueve. Los caminos reales son ahora pequeños arroyos momentáneos. Los piques una sucesión de charcos mal contenidos por milpas, acahuales y árboles deslavados. Como si estuviera aún lejana, una voz se escucha: Vengo llegando. Como puedo me arrincono junto al fogón. Aunque estoy empapado, he logrado poner a salvo el tabaco y algunas hojas de doblador. Apenas si doy un sorbo al café que la Juanita me pasa con su mano llena de calendarios pasados y por venir. Con paciencia y empeño, como de por sí, me forjo un cigarrillo y lo enciendo con un tizón. Mi nombre es Antonio, pero creo que eso ya lo saben. El Sup me dice «el Viejo Antonio». Aunque ya es-toy difunto, cada tanto me da por aparecer para contar historias ya pasadas. Con el Sup nos conocimos hace ya muchas lluvias y él seguido viene a hacerme preguntas que yo respondo con otras preguntas… o con historias. Casi siempre, después de encenderme el cigarro, sigue la palabra. El Sup a veces saca su pipa… pero no siempre… y es que seguido se le moja el tabaco por sudor… o por lluvia… o por amores… o porque al cruzar el vado del río, la corriente lo tumba y lo hace dar maromas… y llega a la champa chorreando agua… y entonces, como a mí, la Juanita le arrima un banquito junto al fogón y le da café… Bueno, pues les decía que, después de encender el cigarro, debiera seguir la palabra. No una palabra dura como las que usan ustedes los ciudadanos, sino sencilla y humilde… como de por sí somos nosotros. Pero ahora no sigue la palabra… sólo me quedo viendo como la serpiente de humo se enrosca y se con-funde con el humo del fogón. Así tardo, fumando y tomando café. Y es porque el humo no va a traer una historia pasada, sino una por hacer todavía. Y las historias por hacer hay que callarlas mucho antes de hablarlas. Así es de por sí acá abajo. En cambio allá arriba hay mucha bulla… ruido… palabras duras de entender… y vacías. Les estaba diciendo que yo ya estoy finado. Me morí por allá del 94. Mu-chos no se acuerdan o se hacen patos, pero ese año nos alzamos contra los malos gobiernos. Y aquí sigo… aquí seguimos. «Finado» quiere decir muerto. Aunque acá nuestros muertos viven. Viven, sí, pero no porque lo deseemos, que de por sí… no porque guardemos su memoria, que de por sí. Viven porque nos han dejado un debe, un pendiente, un algo que debemos hacer. Por eso cada tanto hay que ir donde viven nuestros muertos para seguir agarrando el compromiso de cumplir ese debe. Y sólo ahí es donde se sabe el lugar y la hora, el cuándo y el dónde, o, como dicen ustedes los ciudadanos, el calendario y la geografía. No es en las fechas ni en los lugares de arriba. Es acá abajo donde está nuestra geografía. Es donde viven nuestros muertos. Antonio, el Viejo Antonio. Septiembre del 2010.

10


el LápiZ RebeLde

Bakunin: Carta a Pablo París, 29 de marzo de 1845

Soy el mismo, como antes, enemigo declarado de la realidad existente, sólo con esta diferencia: que he cesado de ser teórico, que he vencido, en fin, en mí, la metafísica y la filosofía, y que me he arrojado enteramente, con toda mi alma, en el mundo práctico, el mundo del hecho real.

Todo lo que emancipa a los hombres, todo lo que, al hacerlos volver a sí mismos, suscita en ellos el principio de su vida propia, de su actividad original y realmente independiente, todo lo que les da la fuerza para ser ellos mismos, es verdad; todo el resto es falso, liberticida, absurdo. Emancipar al hombre, he ahí la única influencia legítima y bienhechora.

Créeme, amigo, la vida es bella; ahora tengo pleno derecho a decir eso, porque he cesado hace mucho de mirarla a través de las construcciones teóricas y a no conocerla más que en fantasía, porque he experimentado efectivamente muchas de sus amarguras, he sufrido mucho y he caído a menudo en la desesperación.

Abajo todos los dogmas religiosos y filosóficos –no son más que mentiras–; la verdad no es una teoría, sino un hecho; la vida misma es la comunidad de hombres libres e independientes, es la santa unidad del amor que brota de las profundidades misteriosas e infinitas de la libertad individual.

Yo amo, Pablo, amo apasionadamente: no sé si puedo ser amado como yo quisiera serlo, pero no desespero; sé al menos que se tiene mucha simpatía hacia mí; debo y quiero merecer el amor de aquella a quien amo, amándola religiosamente, es decir, activamente; ella está sometida a la más terrible y a la más infame esclavitud y debo libertarla combatiendo a sus opresores y encendiendo en su corazón el sentimiento de su propia dignidad, suscitando en ella el amor y la necesidad de la libertad, los instintos de la rebeldía y de la independencia, recordándole el sentimiento de su fuerza y de sus derechos. Amar es querer la libertad, la completa independencia de otro; el primer acto del verdadero amor es la emancipación completa del objeto que se ama; no se puede amar verdaderamente más que a un ser perfectamente libre, independiente, no sólo de todos los demás, sino aun y sobre todo de aquel de quien se es amado y a quien se ama. He ahí mi profesión de fe política, social y religiosa, he ahí el sentido íntimo, no sólo de mis actos y de mis tendencias políticas, sino también, en tanto que puedo, el de mi existencia particular e individual; porque el tiempo en que podrían ser separados esos dos géneros de acción está muy lejos de nosotros; ahora el hombre quiere la libertad en todas las acepciones y en todas las aplicaciones de esa palabra, o bien no la quiere de ningún modo; querer la dependencia de aquel a quien se ama es amar una cosa y no un ser humano, porque no se distingue el ser humano de la cosa más que por la libertad; y si el amor implicase también la dependencia, sería lo más peligroso e infame del mundo, porque sería entonces una fuente inagotable de esclavitud y de embrutecimiento para la humanidad.

«Que todas las emisoras comunitarias pongan la música de Julián todos estos días a toda hora...» G. Fragui 11


EL LAPIZ REBELDE junio 2011  

Edicion Urgente Junio 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you