Issuu on Google+

SPECULUM et LIGNUM 11. Albo (blanco) Espejillo sobre madera de haya policromada

12. Translucens (translúcido) Espejillo grabado sobre madera de pino policromada

JOAQUÍN FERNÁNDEZ Cueva de la Mora Encantada, Torrejoncillo del Rey (Cuenca) 24 de octubre de 2009

13. Fumidus (humoso) Espejillo serrado obre madera de haya policromada

15. Promontorium (promontorio) Espejillo sobre madera de haya policromada

17. Sagitta ictus (flechazo) Espejillos sobre madera de pino policromada

14. Decumanus porta (puerta de campamento) Espejillos sobre madera de roble policromada

16. Fenestra (ventana) Espejillo sobre madera de nogal policromada

18. Rhombus (rombo) Espejillo sobre madera de pino policromada

Optatum (deseo) Espejillo serrado y madera de roble policromada

19. Sagitta (flecha) Espejillo grabado sobre madera de roble y pino policromada

20. Porticula (pórtico) Espejillo en madera de roble y pino policromada


SPECULUM ET LIGNUM Lista

de

Esculturas

Hace casi un año, después de una vista a la Mina de la Mora Encantada, se me ocurrió que podría hacer unas esculturas en las que jugaran dos materiales como el espejuelo y la madera, de uso corriente en esa zona de minas que describiera tan magistralmente Plinio “El Viejo” en su Historia Naturalis, en la que incluye su precisa localización “..intra centum millia passuum circa Segobrigam urbem”. Yo tenía cierta experiencia previa en mis esculturas de madera policromada a las que me vengo dedicando desde hace casi 10 años. En ellas he intentado reunir pintura y escultura consiguiendo algunos efectos visuales que, al menos mis amigos, han reconocido como aceptables. Los primeros no son los mejores críticos, pero los segundos, al contrario que los primeros, sólo se acercan a los artistas cuando gozan de cierta notoriedad y ése no es mi caso. Que les gustasen a mis amigos o a los conocidos de mis amigos es para mi suficiente motivo de satisfacción y nunca quise hacer público, por pudor creo, estas esculturas elaboradas en una “soledad cósmica”, pero que tanto me entusiasmaron cuando las iba creando. La tentación de hacer sintonizar el espejuelo, lleno de historia geológica y minera, y la madera, para mí uno de los materiales más nobles y vivo, no me ha deparado más que satisfacciones. Con no mucho esfuerzo, utilizando la sierra o el punzón, he podido cortar, exfoliar y grabar el cristal de yeso, un material cuyo tratamiento me resultaba desconocido. Espejuelo y madera (speculum et lignum), en apariencia tan alejados, no necesitan más que estar juntos para sugerir formas. Formas abstractas, que sólo proporcionan a los que las contemplen la propia belleza de la transparencia excepcional del cristal de espejillo o la del color de las figuras sobre la figura en el caso de la madera policromada. Aunque las obras me han sugerido títulos no os recomiendo asociarlas mucho a esos nombres. En este caso los nombres no son nada y si lo son, creo yo, las formas, los colores o las transparencias que vemos en ellas. Una pregunta frecuente es saber porque hacemos lo que hacemos. Yo he hecho esta modesta exposición de 20 obras porque creo que puede ser una contribución al trabajo generoso de todos los que andamos de una forma u otra ligados a estos restos arqueológicos mineros. Restos ignorados hasta que María José Bernárdez y Juan Carlos Guisado los describieron y estudiaron, postergando muchos fines de semana que se suelen dedicar a la familia o al ocio. Con la divulgación de sus hallazgos fue aumentando el de amigos que los apoyaron, desde los locales a los científicos que se interesaron por el origen de las cristalizaciones o a los que trabajan en arqueología minera, a divulgadores del mundo del cine o a los simples aficionados al fascinante mundo romano. La belleza de las minas nos ha ido cautivando a todos. En una mina como la de Torrejoncillo, con este espléndido ábside de espejuelo, podréis admirar por una parte una maravilla de la naturaleza en sus cristalizaciones de selenita, la acción de los punteros romanos de hace 20 siglos en el esfuerzo para la obtención de ese preciado material transparente y, por último, esta pequeña y efímera muestra de objetos, presuntamente artísticos, que espero gusten a todos.

1. Optatum (deseo) Espejillo serrado y madera de roble policromada

2. Tessera (cubo) Espejillo grabado y pintado y madera de haya policromada

3. Cuadritri (cuadrilátero y triángulo) Espejillo grabado y madera de roble policromada

4. Claustrum unus (encierro uno) Espejillo en madera de pino policromada

6. Claustrum tres (encierro tres) Espejillo en madera de pino policromada 5. Claustrum duo (encierro dos) Espejillo en madera de pino policromada

7. Isosceles (isósceles) Espejillo grabado en madera de roble policromada

8. Prora velum (vela de proa) Espejillo grabado en madera de roble policromada

Joaquín Fernández (Madrid otoño de 2009) 9. Turricula (Torrejoncillo) Espejillos en madera de nogal policromada

10. Serratus (hecho a modo de sierra) Espejillo serrado en madera de pino policromada


Catalogo exposición Speculum et Lignum - Joaquín Fernández