Page 1

Paisaje Cultural Cafetero

Imaginarios del paisaje cafetero Alfredo Cardona Tobón

El 20 de febrero de 2002 se terminó el diálogo

La silla vacía

2011, un año inolvidable para la poesía

Libaniel Marulanda

García Marruz, Cohen, Tranströmer y Parra revitalizan la poesía

Cineasta mexicano naturalizado español desde 2003

El castillo de la pureza de Arturo Ripstein y Rosen Jorge Abel Carmona Morales

Sindéresis

Los pequeños grandes ejércitos

Juan Carlos Acevedo Ramos

Luis E. García

EDICIÓN 1.008 domingo 4 de marzo de 2012 Manizales - Colombia

creación y vida


2 | PAT R I M O N I O DE L A HU M A N I DA D| El vestido, la comida, la música y las festividades hacen parte de una tradición. Hasta épocas recientes la solidaridad y el civismo fueron parte del imaginario del Eje Cafetero. Paisa. Alfredo Cardona Tobón* Papel Salmón

L

a realidad se construye a partir de un anhelo o un imaginario que, al incrustarse en el sentimiento popular, se convierte en un hecho tangible. El imaginario, por su parte, es un conjunto de conceptos heredados o creados que aparecen, se esfuman y se transforman de acuerdo con el medio y con el tiempo. Los imaginarios del Eje Cafetero se han tejido alrededor de la cultura paisa cuyas élites crearon la visión de un mundo montañero, independiente, frugal, laborioso, tradicional y religioso. Sin embargo, ese imaginario con raíces antioqueñas se ha venido transformando por la influencia norteamericana y en algunas zonas del Viejo Caldas tiene aportes chocoanos e indígenas.

domingo 4 de MARZO de 2012

Paisaje Cultural Cafetero

paisaje cafetero La cultura paisa

Campesino de ancestro paisa.

la actuación en grupo les dio fuerza para enfrentar a los latifundistas, las Juntas Pobladoras democratizaron el reparto de tierras, una Sociedad de Mejoras Públicas fundó la población de Buenavista, otra emprendió la construcción de la carretera de Pereira a Santa Rosa de Cabal y la Junta de Acción Comunal del Barrio Cuba, también en Pereira, transformó una zona deprimida en el barrio más importante de la capital del departamento de Risaralda.

Expresiones auténticas

Hay manifestaciones que distinguen a los paisas de otros colombianos; en nuestro medio el arriero está tejido al alma de la gente, por eso no es extraño ver gobernantes con un poncho al hombro para dar la sensación de que están cercanos a su comunidad y en toda fiesta popular, lo primero que hacemos es calarnos un sombrero aguadeño y colgarnos un carriel o una mulera. Aunque las fondas desaparecieron de los caminos, nuestro sentimiento las reinstala en las festividades, y no faltan los zurriagos y los berraquillos que el impulso atávico trae hasta las ferias equinas y ganaderas. En territorio cafetero los tangos y las zambas argentinas se acomodaron desde la era del gramófono y las vitrolas, y siguen aferrados al gusto de las generaciones mayores; aquí tenemos pontífices del tango, bailarines tan buenos como los de Caminito y San Telmo y fanáticos rendidos del “Mudo Gardel” y de Libertad Lamarque. La música sureña se ha sincronizado con el machismo de nuestra cultura y hace parte de los espectáculos populares, al lado de los vallenatos, la salsa y la música de despecho. En cuanto a las manifestaciones gastronómicas, el Viejo Caldas tiene propuestas nativas que dejan recuerdos que se combinan con el nevado del Ruiz, con los Termales, los parques temáticos y el paisaje cubierto de cafetos. Al lado de platos colombianos e internacionales el viajero degusta platos muy nuestros, muy de la casa, que difícilmente se encuentran en otros lugares. Enumeremos algunos manjares de la región: Riosucio nos deleita con chiquichotes, estacas y nalgas de ángel; en Supía podemos probar colaciones de panela de colores y sabores surtidos; en Aguadas encontramos Piononos; en Neira los famosos corchos de dulce sabor y en Santa Rosa unos chorizos cocidos de gusto excelente. Salento es famoso por sus truchas con patacones, en Mistrató se ofrece la jaruma indígena, en Guática el

DE

| PAT R I M O N I O | 3 L A HU M A N I DA D

Pereira viene a la mente asociada con el Bolívar Desnudo o el Viaducto; Calarcá con los yipaos; Manizales con el nevado del Ruiz y su catedral; recordamos a Quimbaya por sus alumbrados del ocho de diciembre y a Marulanda por las ovejas y las ruanas de lana. Quien recuerda a Santa Rosa no olvida sus Termales, Belálcazar va de la mano del imponente Cristo que domina el valle de Risaralda; Salento y el Valle del Cocora son uno solo y es imposible retratar a Viterbo sin los samanes de su entrada. Caldas es café, Pereira comercio, el Quindío es turismo, Salamina viejas y bellas casonas y la Virginia se asocia con el río Cauca. Esas improntas de nuestras ciudades y aldeas, a menudo se acompañan de gentilicios que la picaresca lugareña acomoda a los vecinos. A los de Aranzazu los denominan tullidos porque los arrieros encontraban un tullido a la entrada del pueblo, uno en la plaza y otro a la salida; a los de Chichiná los llaman sordos por una razón parecida, y a los riosuceños los conocen como patianchos pues así tenían los pies los indígenas descalzos.

Imaginarios del

Las comunidades antioqueñas que poblaron este territorio se impusieron sobre los grupos raizales de las provincias caucanas y crearon el halo del paisa avispado, recursivo y echado pa´lante. Por su parte, el resto de colombianos reforzó el mito de los paisas y le agregó las características de aprovechado, enamorado del dinero, interesado, religioso y querendón de su familia, especialmente de su mamá. Entre nosotros el mito paisa empezó en 1840 en los socavones de Marmato y creció con las memorias de los viajeros europeos; la imagen del paisa blanco la trajeron los colonos de Rionegro y Abejorral con ínfulas castellanas, que primó sobre la percepción con relación a los paisas mulatos de Girardota y Otrabanda y de los indígenas de los resguardos de Buriticá y del Suroeste antioqueño. Hasta épocas recientes la solidaridad y el civismo fueron parte del imaginario del Eje Cafetero; los convites para tumbar monte, sembrar maíz y abrir caminos hicieron posible la supervivencia de los colonos;

Fotos|Cortesía Alfredo Cardona|Papel Salmón

domingo 4 de MARZO de 2012

Retahílas y dichos

Interior de una casa en Salamina.

masato y en Filadelfia los bizcochuelos que se deshacen en la boca. Obviamente en todos los rincones del Paisaje Cafetero no falta su majestad el Sancocho, la mazamorra con dulce macho y la bandeja paisa, que son parte de las mil recetas que el investigador Octavio Hernández presenta en su libro El paladar de los caldenses.

Mitos y espantos

Para conocer cuántos duendes y aparecidos circulan por territorio cafetero basta leer la obra Mitos, leyendas y espantos de Caldas del escritor Fabio Vélez Correa. Ese libro es como la radiografía del sentir ciudadano, crédulo y supersticioso, donde caben los yerbateros, los rezanderos, los chamanes, los expertos en maleficios y mal de ojo; además en el libro Yerbabuena de Rodrigo Jiménez, encontramos las fórmulas mágicas para hacer regresar al ser querido, vengarse de la ingrata o hacer aburrir al vecino molesto. Aunque la Madremonte, la Patasola, la Llorona, el Puto Erizo y el Hojarasquin no son patrimonio exclusivo del Eje Cafetero, nuestra gente les ha hecho todo tipo de adaptaciones. Vélez Correa habla de Patasolas riosuceñas y pacoreñas, Putos Erizos en el norte y oriente de Caldas y Lloronas en todos los municipios. Fuera de los mitos compartidos tenemos algunos exclusivos; tal es el caso del “Tesoro de Pipintá” que aún siguen buscando, la bruja María Laparda que vuela en San Félix, el “Tesoro de la laguna Maravelez” en el Quindío y Xixaraca y Michua en las faldas del cerro Batero de Quinchía.

Con excepción de los “jilgueros” grecoquimbayas y del Doctor Otto Morales BenÍtez, la oratoria no ha sido el punto fuerte de los vecinos del Eje Cafetero, el acento es duro y golpeado y la fluidez verbal solo se ve en los culebreros y en los políticos que han cogido práctica en los balcones. Entre los campesinos y el pueblo llano la limitación verbal es extrema, se utilizan pocas palabras y las ideas se rematan con dichos, lo que lamentablemente ha llegado a los niveles universitarios cuyo lenguaje y escritura son cada vez más limitados. Veamos algunas muletillas que no necesitan esfuerzo mental para expresarse: -“ ¡Ave María pues!- ¡Ave María mi don!- denotan asombro - Aloye pues- exige atención - ¡Hombre por Dios¡- Equivale más o menos a: ¡no seas tan bruto¡ - ni puel putas¡- Es una negación rotunda - Ay amanece y no lo prueba- Podría ser la contestación de una muchacha al galán “empearrao” en gozársela. En cuanto a la jerga del gremio cafetero se tienen tér-

Símbolos urbanos

Armenia, Pereira y Manizales son tres ciudades intermedias que hace cincuenta años eran unos pueblos grandes con vocación campesina. Esas raíces no se olvidaron; más bien se reforzaron con la inmigración hacia esos centros urbanos, cuyos imaginarios siguen atados al pasado rural. Aunque lo campirano y lo citadino se juntan para formar una identidad, la propaganda y los lemas turísticos van creando símbolos ligados a cada localidad, mostremos unos ejemplos:

Fiestas de carnaval.

minos para armar un diccionario. Mencionemos unas palabras: Garitero- El que lleva la comida al corte Bogadera- Bebida Pergamino- Café seco Traviesa- Cosecha menor Peluseo- Recolección escasa de café Bitute- Comida Agonía- Se aplica al “amarrao” o avaro Elda- Secadero de café Moridero- carrascal

Las fiestas regionales

Para estar a tono con el deporte nacional, aquí tenemos fiestas en todas partes y con todos los motivos: las hay de la colación en Supía, del agua en Pácora, del fuego en Salamina, del retorno en Anserma, del oro en Marmato... Entre todas esas fiestas se distinguen las siguientes: Pereira- Fiestas de la Cosecha Calarcá- Reinado Nacional del Café Aguadas- Festival del Pasillo Manizales- La Feria de Manizales Riosucio- Los Carnavales de Riosucio En estas festividades conviven los imaginarios a lado y lado del Atlántico y se conjugan las raíces españolas con las negroides y las indígenas. En sus ferias, el manizaleño con un sombrero “vueltiao” y una bota gallega repleta de manzanilla, arroja tusas de chócolo y dice ¡olé! mientras tararea un pasodoble criollo al lado de una mujer vestida de manola. Cada dos años el riosuceño cambia el manto de la Santa Patrona de la Candelaria para afilar los cachos de Lucifer y darle rienda suelta al guarapo y a la danza. En Calarcá los yipes se lucen con maniobras osadas y muestran su versatilidad en las calles engalanadas; en Manzanares y Anserma los hijos ausentes regresan a las fiestas de aniversario para reverdecer recuerdos y amistades.

Allende los mares

Después de muchas generaciones los descendientes de los antioqueños siguen buscando el vellocino de oro que impulsó a los ancestros a dejar sus pegujales y buscar nuevos horizontes. En una nueva diáspora cambiaron las mulas por los aviones y levantaron vuelo hacia remotos países. Esta emigración está cambiando la cultura de mucha gente que mezcla el inglés con el castellano, adopta el Time is money y deja a sus hijos al cuidado de los abuelos o de los hermanos mayores. Los valores tradicionales cambian en los emigrantes, pues en medios extraños olvidan la solidaridad, la confianza en el prójimo y merman la autoestima; algunos echan raíces en otras tierras pero siguen ligados a su terruño, los más regresan, unos con dinero y otros llenos de frustración. El Eje Cafetero es un expulsor de población hacia Antioquia, el Valle y Bogotá, España, Estados Unidos e Inglaterra y es receptor de gente del Tolima, del norte del Valle y del Chocó que se acomoda en Pereira y otras ciudades capitales. Generalmente son desplazados por la violencia y la falta de oportunidades, llegan con ilusiones, ganas de trabajar y con costumbres que a la larga influyen en el imaginario de la región. En la cultura del Eje Cafetero vale más la improvisación que la experiencia; se espera un golpe de suerte para enderezar la vida, o el milagro de un santo para salir de apuros. La gente de esta zona es generosa, hospitalaria, poco comprometida con el ambiente y la naturaleza, le encanta el pavimento y poco le atrae el follaje y muchas veces su amistad solo va hasta la puerta del hospital o se limita a una palmadita en la espalda *http://www.historiayregion.blogspot.com


4|P O E SÍ A|

domingo 4 de MARZO de 2012

|POESÍ A|5

2011, un año inolvidable para la poesía

Fina García Marruz La poeta nació en La Habana hacia 1923. Hizo parte del grupo Orígenes, que dirigió José Lezama Lima y Pepe Rodríguez Feo en los años 40 del siglo XX. El XX Premio Reina Sofía tiene como objetivo reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que, por su valor literario, constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España y éste llegó a su vida justo el día de su cumpleaños número 88. Esta mujer trabó amistad con los nombres más importantes de la intelectualidad del siglo pasado. Anfitriona, admiradora y amiga de Juan Ramón Jiménez, María Zambrano, Rafael Alberti, Pedro Salinas o Luis Cernuda, entre otros. García Marruz ha dedicado sus trabajos de investigación a José Martí, el héroe nacional de Cuba, al punto que se le considera una de las más importantes expertas y conocedoras de su pensamiento y de su obra. Sobre el Premio dijo en una entrevista: es un homenaje implícito al idioma español, la lengua que nos une. A los organizadores del acto, la escritora cubana les envió un mensaje en el que escribió que la distinción es un premio a la poesía, a la esperanza. Una pequeña muestra de su poesía.

domingo 4 de MARZO de 2012

García Murruz, Cohen, Tranströmer y Parra revitalizan la poesía en el mundo

Foto|Tomada de http://mundo-en-crisis.blogspot.com|Papel Salmón

La poeta cubana Fina García Marruz fue la ganadora del XX Premio Reina Sofía Iberoamericana en 2011.

A AQUEL VAGO DELIRIO DE LA SALA... A aquel vago delirio de la sala traías el portal azul del pueblo de tu niñez, en tu silencio abríase una lejana cena misteriosa. Cayó el espeso velo de los ojos y al que aguardó toda la noche abrimos. Partía el pan con un manto de nieve. Con las espaldas del pastor huiste, cuando volviste el rostro era la noche, todo había cambiado y sin embargo en la granja dormían tranquilas las ovejas.

Para algunas personas la poesía es iluminación en épocas oscuras, y también deslumbramiento ante el mundo conocido o el espejo que mejor refleja lo que somos. Ganadores. Juan Carlos Acevedo Ramos* Papel Salmón

D

e nuevo la poesía gana terreno en medio de la penuria. Lo gana a través de esa búsqueda del misterio y del milagro que resulta el hecho poético en tiempos tan adversos y tan oscuros como los que atravesamos, tiempos hostiles para la creación y la visibilidad del arte de la palabra. Y lo gana porque en el año 2011 se alzó con los premios más importantes para las letras, abriendo espacio y esperanza en medio del caos en que nos movemos. Primero fue el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, luego el Príncipe de Asturias para las Letras, llegó el Nobel de Literatura, y cerramos con el Cervantes. Cuatro de los ga-

lardones más importantes del mundo recayeron en nombres de poetas. Fina García Marruz (Cuba 1923), Leonard Cohen (Canadá1934), Tomas Tranströmer (Suecia 1931) y Nicanor Parra (Chile 1914) fueron los triunfadores. Algo debe pasar con el discurso poético que lo está invadiendo todo, los comerciales de las más famosas marcas de jeans, por ejemplo, emplean versos de Bob Dylan en sus campañas, marcas de autos europeos utilizan fragmentos de cuentos de Julio Cortázar para sus campañas. Cortázar era amante de los autos, numerosos cuentos suyos hablan de ellos y de las carretas. Este tipo de lenguaje poético se ven hoy en muchas campañas publicitarias, porque sin que suene descabellado el discurso de marketing de las grandes empresas ya no tiene nada que decir. Así que nada sorprendente tiene que sea la poesía la protagonista del año que acaba de pasar.

A finales de 2011 el poeta chileno Nicanor Parra ganó Premio Cervantes, el más importante de las letras hispanas tras superar a ilustres exponentes de las letras como Eduardo Galeano y José Manuel Caballero Bonald, entre otros. Antes del Cervantes, había obtenido los premios Juan Rulfo (1991) y el Reina Sofía (2001). Nicanor Parra, de 97 años, conocido matemático y físico es hermano de la célebre cantautora Violeta Parra, fallecida en 1967. Este poeta es el superviviente del grupo más representativo de la poesía chilena contemporánea, al lado de Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y el también premio Cervantes, Gonzalo Rojas (fallecido el año pasado). Después de publicar en 1937 Cancionero sin nombre, en 1954 aparece el libro que sella su obra y divide la poesía latinoamericana: Poemas y antipoemas. Y nace el estilo de la antipoesía que tanto ha enriquecido nuestra literatura. Desde ese tiempo acuñó los términos a los que ha permanecido fiel en su obra. Su poesía está más cercana al lenguaje hablado, el de la conversación que al deliro lírico de muchos poetas. Parra transformó y desacralizó nuestra lengua. Los dejo con una especie de ARS Poética escrita por él.

Foto|Tomada de http://milleches.blogspot.com|Papel Salmón

Leonard Norman Cohen, músico y poeta canadiense, ganó en 2011 el Premio Príncipe de Asturias para las Letras.

Augusto Monterroso, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa y Juan Rulfo entre otros. En palabras de José Agustín Haya de la Torre, Cohen “en su poesía lo primero que destella es una posición de sinceridad llevada hasta el límite como una exigencia para escribir, esta posición es el impulso que lleva a la voz de sus libros –y seguro de sus canciones– a la busca de un equilibrio espiritual: la realidad, el mundo cotidiano es la tormenta a la que se enfrenta y en la que tiene que resolver sus conflictos”. Para la muestra este hermoso poema.

6

Me gustaría leer uno de los poemas que me arrastraron a la poesía. No recuerdo ni una sola línea, ni siquiera sé dónde buscar. Lo mismo me ha pasado con el dinero, las mujeres y las charlas a última hora de la tarde. Dónde están los poemas que me alejaron de todo lo que amaba para llegar a donde estoy desnudo con la idea de encontrarte.

*Escritor

Nicanor Parra

Leonard Cohen Todos conocemos la historia de Leonard Cohen y sabemos que se hizo músico por la plata. En 1966 en Nueva York vendió algunas canciones porque no podía pagar sus facturas, esto ha dicho: Heredé mil quinientos dólares de mi abuela y me compré una casa, experimentando todas esas malditas sensaciones de un propietario que va de una habitación a otra. Estaba allí casi todo el año. Regresaba a Montreal un par de semanas para ganar algo de dinero leyendo poemas en cafeterías y universidades. Así me las arreglé para sobrevivir. En ese año ya tenía seis libros publicados y su nombre tenía fuerza en los medios literarios de Canadá y Estados Unidos, pero aquello no bastaba para calmar sus gastos. En una entrevista aseguró: Reconozco que necesitaba dinero. Acababa de publicar mi novela ‘Los hermosos vencidos’ (1966), y aunque recibió buenas críticas, apenas significó un par de miles de copias vendidas en Canadá, y algo más en Estados Unidos. Así que les dije a mis amigos: - Ya que no puedo ganarme la vida como escritor, me dedicaré a cantar. Y como es sabido cumplió esa sentencia. Pero ahora es reconocido por su obra poética, que le hizo merecedor del Premio Príncipe de Asturias para las Letras, el mismo galardón que han obtenido Doris Lessing, Amo Oz, Susan Sontag, Paul Auster, Álvaro Mutis,

Muchos creen que la poesía sirve como método para conseguir amantes, para conquistar el corazón de quien los trae locos, para ganar notoriedad o, tal vez, para divertirse, y no están lejos de las posibilidades que brinda un poema. Pero para algunas personas la poesía es iluminación en épocas oscuras, y también deslumbramiento ante el mundo conocido o el espejo que mejor refleja lo que somos. Ahora el mundo literario (donde la novela reinó durante décadas) hace la venia para recibir entre sus filas a la poesía y sus poetas, porque la palabra y sus misterios son uno de los caminos para tiempos mejores. Echemos un vistazo a los cuatro nombres más importantes de las letras en el 2011

LA MONTAÑA RUSA Durante medio siglo la poesía fue el paraíso del tonto solemne. Hasta que vine yo y me instalé con mi montaña rusa. Foto|Tomada de http://julioriverachile.blogspot.com|Papel Salmón

El creador de la corriente llamada “antipoesía”, el chileno Nicanor Parra se hizo merecedor en 2011 del Premio Cervantes, el premio nobel de las letras hispánicas.

Suban, si les parece. Claro que yo no respondo si bajan echando sangre por boca y narices.

Foto|Tomada de http://diario.latercera.com|Papel Salmón

El Premio Nobel de Literatura en 2011 fue para el poeta y psicólogo sueco Tomas Tranströmer.

Tomas Tranströmer Psicólogo de oficio, Tranströmer sufrió en 1990 un ataque cerebral que le paralizó la mitad derecha del cuerpo y le produjo una mudez total. No habla pero escribe y toca el piano. Sabiendo que con la poesía no podría ganarse la vida estudio Sicología en la Universidad de Estocolmo, una profesión que le ha servido en su carrera literaria. Poco conocido entre nosotros, hasta que se le otorgó El Premio Nobel de Literatura, Tranströmer, es un gran creador de imágenes y su trabajo de la metáfora, lo hace desde la rigurosidad que le permite su larga trayectoria poética. Sus libros están traducidos a más de cincuenta lenguas, y no son más que una docena de títulos publicados entre 1954 y 2004. Uno de los grandes enigmas que rodea su figura procede del hecho de que en 1974 había escrito en su poema “Bálticos” unos versos que ahora se leen premonitorios: Entonces llega el derrame cerebral: parálisis en el lado derecho/ con afasia, solo comprende frases cortas, dice palabras/ inadecuadas. Este es uno de sus poemas: MADRIGAL Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel.


6|CUENTO|

domingo 4 de MARZO de 2012

A diez años del fin del despeje de la zona de San Vicente del Caguán. Tres años de diálogos entre el gobierno y la guerrilla que terminaron abruptamente. Surgen historias, ensayos, novelas, crónicas , memorias para olvidar y cuentos como este. Asombro. Libaniel Marulanda* Papel Salmón

S

abiendo lo duro que podría ponerse el pan si nos retrasábamos o los riesgos que correríamos con una espera innecesaria nos apuntamos a la opción de equilibrar la agenda con el tiempo y la distancia y por eso llegamos justo media hora antes del encuentro de tal manera que el comandante pudiera ponerse la ropa que estrenaría para la ocasión mientras nosotros rastreábamos una vez más la finquita situada a siete kilómetros del pueblo y de su plaza invadida desde ocho días antes por un ejército de periodistas de todo el mundo para asombro de sus pobladores que asistían entonces al ritual de la instalación de cables y antenas amén del concierto de sierra y martillo de los carpinteros que preparaban la tarima que iba casi de esquina a esquina a una altura que permitía una visibilidad absoluta a los espectadores desde sus blancas sillas de plástico y a nosotros nos dejaría controlar todo el panorama desde los techos y el campanario de la iglesia durante la hora y media que podría durar la iniciación oficial de las conversaciones en tanto que el comandante ya tranquilo como siempre en su pieza nos hizo con la mano un movimiento de despeje para reiterarnos su voluntad de estar solo lo que hicimos de inmediato porque al fin y al cabo era el jefe y su costumbre y no existía posibilidad alguna de un atentado luego de que la seguridad en los miles de kilómetros cuadrados estaba garantizada y además el área crucial del pueblo y sus alrededores había sido inspeccionada metro por metro veintidós veces desde el acuerdo previo a la reunión y de ahí que el comandante hubiera decidido que nos detuviéramos en ese lugar a la orilla de la carretera de tal modo que podría recorrer el trecho hasta la plaza del pueblo en la camioneta blindada a una velocidad de kilómetro por minuto sin afanes pero como el comandante nunca dejó de ser fiel a endomingarse para sus citas históricas y ya a veinticinco minutos antes del encuentro se dispuso a cambiar el vestido camuflado por la camisa azul a cuadritos y el pantalón de lino con las botas cortas de cuero que le regalamos los compañeros de su guardia días antes en diciembre con la deliberada intención de que luciera ante el mundo una imagen fresca y sólida de personaje imbatible para que desvirtuara las crecientes habladurías de

El 20 de febrero de 2002 se terminó el diálogo

La silla vacía

domingo 4 de MARZO de 2012

que era un decrépito guerrero a quien manipulaba El Mono a su antojo y por esa causa y con el deseo de reafirmar ante el presidente y los delegados internacionales que había sido y continuaba siendo no sólo el guerrillero más viejo del mundo sino el líder y estratega militar y primer actor de esa historia que se escribiría a partir de ese siete de enero del noventa y nueve se tomó el tiempo necesario para vestirse y mirarse largamente ante el espejo de manera autocrítica como todo un revolucionario para concluir que la existencia había sido espléndida con su tránsito vital en medio de miles de combates y emboscadas y repliegues y luego de salir airoso de los bombardeos desde ese lejano catorce de junio del sesenta y cuatro con treinta y nueve compañeros ante el cerco de catorce mil soldados y entonces justo a once minutos de la cita con el país y con la historia y los observadores de todo el mundo una vez vestido de manera tan digna y sencilla mientras se ajustaba una gorra que le recordó su añeja militancia y su juventud por allá en Génova Quindío lo asaltó aquel deseo de orinar que tiempo después nos diría que atribuyó a un miedo premonitorio de última hora que lo llevó a actuar de esa y no de otra forma ante las particulares circunstancias de las que el mundo conoció apenas una parte porque la estricta verdad sólo la supimos unos días antes de su partida final cuando entre carcajadas nos confesó que transcurridos tres minutos después de la hora convenida con el presidente y mientras éste miraba con angustia y rabia la silla vacía en la tarima que registraban las cámaras de televisión internacional nuestro comandante había decidido contra su voluntad inicial no concurrir porque sintió además del miedo una absurda fatiga en su cuerpo y en su corazón de líder tras luchar solo en el sanitario de la finca contra la vicisitud de la cremallera atascada en su prepucio *Músico, cronista y cuentista quindiano. Ha publicado los libros Al son que me canten cuento y Crónicas quindianas.

Tiene una producción compacta, libre de los lugares comunes y con un talento especial para acercar al espectador a los sentimientos humanos. Estilo. Jorge Abel Carmona Morales* Papel Salmón

P

rolífica y loable resulta la producción cinematográfica de los directores mexicanos, desde los realizadores que más reconocimiento han tenido como “El indio” Fernández, y el mismo Luis Buñuel que, sin ser de esa nacionalidad, tuvo su periodo de trabajo durante el exilio por la dictadura franquista, hasta las nuevas figuras cuya trascendencia ha rebasado las fronteras como Jorge Fons, y Alfonso Cuarón. No obstante, un individuo que surge en el cine, sin pretensiones ostentosas, pero con la suficiente mezcla de particularidades que lo erigen en un director único, aclaran la producción audiovisual mexicana con su realismo latinoamericano, previendo un estilo que se pregunta por temas de alcance universal, libre de esa etiqueta provinciana que no permite la reflexión sobre el alma humana en todo su despliegue.

Esencia narrativa

Cineasta mexicano naturalizado español desde 2003

El Castil o de la Pureza de Arturo Ripstein y Rosen porque los eventos parecen de cuentos irreales, inventados por un escritor imaginario que juega con marionetas a las que enrostra su pasado y les aminora las posibilidades de un venturoso futuro. Esa sería la esencia narrativa de una película icónica que, en los albores de la septuagésima década del siglo anterior, despierta a un cine anegado por la necesidad de copia de la heterodoxia mercantil de Hollywood. Hablamos sin ambages de El Castillo de la Pureza. Un padre de familia de mediana edad enclaustra a su esposa en una fortaleza urbana a la que está vedada la entrada para cualquiera que intente acceder a ella. Su hijo mayor y sus dos hijas trabajan fabricando un raticida artesanal que debe competir con otros productos

Arturo Ripstein, ayudante del genio aragonés en películas tan importantes para el cine mundial como Nazarín y el Ángel exterminador, nos muestra una producción compacta, libre de los lugares comunes y con un talento especial para acercarnos a los sentimientos humanos sin olvidar una raíz común, que en el fondo, amarra con fortaleza lo más repugnante de la humanidad, pero conservando al mismo tiempo esa luz de esperanza que siempre dejan los afectos entre personas desgarradas por las circunstancias adversas, en muchos casos generadas a placer por los personajes de su películas, no obstante la imposibilidad de escapar de ellas. Su estilo raya con el sufrimiento conmovedor, en el que los espectadores nos introducimos en la sordidez de sus historias, esperando que en algún momento las situaciones se puedan revertir por un gesto amable, en el que el destino desfila por el frente de los individuos que, cansados de padecer las adversidades de la vida, construyen mundos interiores que se reflejan inevitablemente en la sombra de los que cohabitan bajo el techo de la incertidumbre. Ese realismo desborda lo real

Fotos|Tomadas de Internet|Papel Salmón

| C I N E |7

Arturo Ripstein nació en México el 13 de diciembre de 1943. Se inició como actor y ayudante de dirección en varias películas. Tuvo una estrecha relación con Luis Buñuel de maestro-alumno.

de mayor tecnología y de menor precio, para subsanar los gastos básicos de su familia. La educación corre por cuenta del padre, que con su estilo un tanto autoritario, forma ciertos valores fundamentados en la disciplina y en la psicorrigidez inyectado en jóvenes que han sido confinados al aislamiento y a permanecer libres de las influencias de un medio que se antoja impuro para “criaturas bien educadas”. Esa, en síntesis, pudiéramos decir, es la esencia de este argumento que se convierte en la excusa de Ripstein para introducirnos en su mundo, demencial por ese realismo que parece no creíble pero que al explorar los sentimientos que la perversión oculta en ocasiones, nos desnuda como seres humanos atormentados por el temor a las malas intenciones de los otros. Los hombres también guardan un algo de bondad pero que es amenazada constantemente por los otros en un medio que desafortunadamente contiene la fórmula de su propia caída.

Dualidad que separa

Claude Lévi-Strauss, en su libro, M i t o l ó g i c a s, analiza ciertas sociedades no tradicionales, que con su lógica de lo concreto, es decir, cercana a las condiciones que la naturaleza ofrece con la utilización de los sentidos como contactos próximos con el medio, nos descubre

El castillo de la pureza es una película mexicana de 1972, dirigida por el cineasta Arturo Ripstein. Está basada en hechos reales ocurridos en México en la década de 1950.

dualismos que fungen como instrumentos que dividen por diadas las estructuras cognitivas en las que se representa cada uno de los mundos posibles de los individuos. Entre lo puro y lo impuro hay diferencias que son parte de la misma realidad pero que ayudan a dividir las circunstancias que la cultura forma en las personas para poder comprenderlas. Quien contamina se encontraría en el afuera y quienes hacen parte de la realidad en la que me encuentro merecerían mi absoluta confianza y harían aparte del adentro. Y entre ellos y nosotros, entre el tú y el yo, existe un abismo que en la realidad funge como insuperable. Para Ripstein esta dualidad separa en lugar de unir, pero quizás la única posibilidad de salvación podría hallarse en la muerte. En el intermedio tal vez, el incesto es una consecuencia necesaria que se condena pero que por su determinismo de ocurrencia habría que soportar como algo obligatorio. La realidad se muestra como una circunstancia acabada, cuyo autoritarismo desborda la incapacidad para los seres humanos. Por eso la endogamia resulta una buena opción en tanto se condene de lejos el incesto. El director mexicano susurra que hay algo de esto en todos los hombres y las mujeres que por vivir como parte de un todo indisoluble converge en el acercamiento indebido pero inevitable de individuos confinados al pecado, o mejor, al miedo a pecar más de la cuenta. Lo reprimido es una consecuencia del temor, pero el temor genera la trasgresión de la norma que se vaticina como necesaria. Ya nadie es capaz de escapar a su realidad. Se pueden transitar caminos distintos en la vida de cada uno, pero el director nos dice al oído, que devenimos en el mismo punto, trazado y calculado mucho antes de nuestro propio nacimiento. En eso coincide con García Márquez. En que los hombres somos un instrumento del destino y que como realidades únicas los individuos estamos condenados a las mismas cosas, independientemente de las circunstancias en las que crezcamos *Dalisur99@yahoo.com.mx


|Director Nicolás Restrepo Escobar | Editora Gloria Luz Ángel Echeverri|Diseño Virgilio López Arce| Circula con LA PATRIA todos los domingos |Cra 20 No.46-35. Tel 878 1700 |Impresión: Editorial LA PATRIA S.A |E-mail: salmon@lapatria.com

8 | P U B L I C A C I O N E S | domingo

4 de MARZO de 2012

CONVOCATORIA

SINDÉRESIS

Los pequeños grandes ejércitos (De un diario publicado el año 2040)

Luis E. García* Papel Salmón

D

ecíamos en otra ocasión que la Historia padece de amnesia respecto a las víctimas de las guerras y sólo recuerda a los grandes generales. ¡Cuántos inocentes perecieron en las conquistas de Alejandro, César, Napoleón, Hitler!, quienes en su momento lograron dominar enormes extensiones de nuestro ya famélico planeta. Pero también recuerda a los pequeños grupos armados que enfrentaron a ejércitos más poderosos, mejor armados y organizados. Un notable caso relativamente reciente sucedió en Colombia en las primeras dos décadas de este siglo. Un grupo armado autodenominado Farc, que había nacido 40 años antes bajo la bandera de la justicia social y la inspiración ideológica del socialismo soviético (cuya extinción recordamos en estos días), enfrentó durante décadas a un poderoso ejército nacional e incluso logró arrinconarlo en sus cuarteles, con un tal general Tapias dentro. Esa fuerza pública contaba con cerca de 400 mil uniformados, flotillas de cazabombarderos, helicópteros artillados, todos los vehículos imaginables, y apenas lograba hacerles cosquillas incómodas a los 10 mil hombres de la Farc y dar de baja a uno que otro líder. Algunos grupos de civiles armados que emplearon sus propios métodos (las autodefensas de los hermanos Castaño) lograron expulsarlos de territorios y el gobierno de Álvaro Uribe logró sacudir al ejército y debilitarlos un tanto. Pero sobrevivían como narcoterroristas en varios sectores del país, en una relación de 40 a 1 con las fuerzas del Estado. O ese ejército no podía acabar con ellos -un patético ejemplo de ineficiencia militar-, o no quería hacerlo, quizás para conservar ciertas prebendas y justificar el enorme gasto institucional. Incluso, en febrero de 2012, el ministro de Defensa anunció pomposamente incorporar 20 mil nuevos soldados y cinco mil policías, helicópteros y vehículos. ¿Qué pasó al fin? La Farc se fracturó en otras bandas narcocriminales incontroladas e incarcelables (porque no había donde meterlos cuando los capturaban) y la nación se encartó con un ejército sobredimensionado e incapaz de ejercer de hecho -no con palabras- su costosa función constitucional. Dicen expertos que un ejército reducido, decidido y valiente habría acabado rapidito con esas pestes antisociales, y al destinar los gastos estériles a programas sociales y de trabajo, no se hubieran incorporado tantos jóvenes a las bandas criminales que desde entonces pululan por el país. Quizás faltó sindéresis, y por lo alto. *lugares@une.net.co

Puentes Sonoros - Catenarias Digitales El XI Festival Internacional de la Imagen de Manizales invita a la V convocatoria Puentes Sonoros-Catenarias Digitales, de creación electroacústica. La Torre de Herveo servirá de nuevo como punto de encuentro para la difusión de los sonidos entre el 16 y el 20 de abril de 2012, donde un conjunto

de ocho altavoces será instalado para que sean difundidos al espacio. Se aceptarán sonidos monofónicos y en formato mp3, a 192 Kbps, que pueden ser subidos en cualquier momento a http://www.festivaldelaimagen.com donde también se encontrará la información detallada de esta convocatoria.

EN ESTANTERÍA

Eva Braun

Una mujer acompañó al líder alemán durante cerca de quince años, en las reuniones decisivas, en los peores momentos, en el Berlín asediado por los soviéticos, en la hora de su muerte. Adolfo Hitler tenía una amante cuya existencia permaneció oculta hasta el final del Tercer Reich: Eva Braun. ¿Quién era la mujer con la que se casó Hitler antes de su caída? La historiadora alemana Heike B. Götemaker ha buscado las respuestas y ha permitido a Eva Braun salir de las sombras para desvelar la intimidad de un dictador durante la época más catastrófica de la historia de Alemania. GÖRTEMAKER, Heike B. Eva Braun. Una vida con Hitler. Debate. Bogotá. 2012. Pp. 389. $59.000.

Delirio

Elisheva, la esposa de Shaul, se ausenta de casa cada tarde para ir a nadar, o eso es lo que parece. Al regresar, llega con el pelo mojado y el rostro relajado. A partir de ahí, Shaul imagina cosas bien distintas. El delirio llega a tal punto que Shaul convence al lector de que el adulterio es real y seguirá a ese marido despechado en un viaje nocturno que debería llevarle al escondrijo de los amantes. Quien lo acompaña es su cuñada Esti, quien se embarca en esta aventura sin saber qué le espera. Al final, lo que cala hondo es el dolor de un ser humano que necesita de un rival para definirse a sí mismo. GROSSMAN, David. Delirio. Lumen. Barcelona. 2011. Pp. 230. $45.000.

Luka y el fuego de la vida

Este libro fue un regalo que el escritor hizo a su segundo hijo cuando cumplió 12 años. En el país de Alifbay, el fabulador Rashid Khalifa cae en un sueño muy profundo. Para salvarlo del sueño eterno, su hijo Luka debe hacer un viaje por el Mundo Mágico y hacer frente a terribles obstáculos para robar lo único que puede ayudar a su padre: el Fuego de la Vida. Con la ayuda de un perro llamado Oso y un oso llamado Perro, una princesa y una alfombra voladora, Luka tiene que derrotar a los Guardianes del Fuego y burlar al peligroso Nopapadie. Su lirismo deleitará a los lectores de todas las edades. RUSHDIE, Salman. Luka y el fuego de la vida. Bogotá. 2011. Pp. 206. $39.000.

Papel Salmón 4 de marzo  

Paisaje Cultural Cafetero Imaginarios del paisaje cafetero

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you