Page 1

Dospelículas en homenaje al adulto mayor

Los pupilos de Geronte Jorge Abel Carmona Morales

Biblioteca del dragón

Leibniz,Needham, la ciencia China y la enseñanza del mandarín Orlando Mejía Rivera

6ºFestival Internacional de Poesía de Pereira

Antología de poetas y poemas AbelardoGómez Molina

Manuel Quintín Lame

El defensor de los indígenas Alfredo Cardona Tobón

IMPRE(CI)SIONES

El cumpleaños del Museo Nacional

Camilo Gómez Gaviria

EDICIÓN 1.033 domingo 26 de AGOSTO de 2012 Manizales - Colombia

creación y vida

Foto|Freddy Arango|Papel Salmón


2 | E NSAYO |

domingo 26 de AGOSTO de 2012

domingo 26 de AGOSTO de 2012

|E NSAYO | 3

CARLOS MORENO

Biblioteca del dragón

Leibniz, Needham, la ciencia China y la enseñanza del mandarín

El conocimiento de la China era una prioridad para los pensadores europeos. La realidad humana ha sido construida con la verdad de los sueños y la ficción de los hechos. El siglo XXI será la centuria de una China avasalladora en lo económico y lo tecnológico. Camino al futuro. Orlando Mejía Rivera* Papel Salmón

G

ottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716), filósofo y matemático alemán, escribió en 1697 un opúsculo titulado Novissima Sinica donde manifestó que el conocimiento de la China era una prioridad para los pensadores europeos, aunque afirmó que: “Nosotros somos superiores a los chinos en la lógica, la metafísica, las ciencias matemáticas, el arte militar... y ellos nos superan en los preceptos de la vida civilizada y la filosofía práctica”. Los siguientes diez años los dedicó el filósofo al estudio del I Ching y allí llegó a la revelación de que este libro poseía un sistema de aritmética binaria similar al de su propia innovación matemática. En este tiempo dejó de pensar en la superioridad de la lógica y las ciencias matemáticas occidentales, y luego conoció a través del padre Bouvet la concepción del universo dinámico de Tchou Hi y estudió a fondo el principio confuciano del “Li” o “Ch’i”, entendiéndolo como una especie de energía vital Foto|http://4.bp.blogspot.com|Papel Salmón y divina que se encontraba en todas las cosas y seres del Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716). universo y conformaba un universo vivo y único. Según Needham estos modelos chinos influyeron de forma rotunda en la concepción organicísta del universo de Leibniz y en su hipótesis de la monadología, tan lejana a las formulaciónes mecanicistas de sus contemporáneos. Aunque existen otros pensadores notables como Voltaire, quien en su Diccionario filosófico habla con admiración del racionalismo de Confucio, y del economista Francois Chesnas que fue el creador de la escuela fisiocrática, el cual postuló por primera vez la teoría del “libre mercado” de la economía a partir del estudio del sistema rural chino; se puede decir que la mirada a China por parte de la mayoría de los intelectuales y científicos europeos del siglo XVII y XVIII fue una mirada de superioridad, pero a diferencia de la superioridad religiosa y moral del siglo XVI, esta superioridad se basó en la idea del desarrollo exclusivo de la racionalidad occidental.

2

En 1937 el inglés Joseph Needham (1900-1995), reconocido investigador de la bioquímica del embrión, conoció en Cambridge a la profesora china Lu Gwei-Djen. Esas conversaciones iniciales generaron en él una transformación profunda de los proyectos de su vida. Comenzó a estudiar mandarín y concibió una investigación que los mismos historiadores chinos no habían imaginado: la pesquisa de su ciencia y su tecnología desde la antigüedad hasta el Renacimiento. Diez años después, con miles de documentos recolectados de bibliotecas olvidadas y con un puñado de colaboradores chinos entre los que estaba su nueva esposa Lu, inició la redacción de la monumental Science and Civilisation in China, libro pla-

Fotos|Cortesía Orlando Mejía|Papel Salmón

Joseph Needham (1900-1995).

neado en un solo tomo, pero que cuando murió iban publicados dieciocho tomos. De hecho, redactó una parte del tomo diecinueve hasta dos días antes de fallecer por una complicación de la enfermedad de Parkinson, que padeció en las últimas dos décadas de su existencia. La obra es abrumadora y excepcional. Los temas analizados son, entre otros, la historia del pensamiento filosófico y científico, la lógica y el lenguaje, las “matemáticas y las ciencias del cielo y de la Tierra”, la ingeniería mecánica y náutica, la química, la tecnología física, el papel y la imprenta, la tecnología militar, cuatro tomos fascinantes dedicados a los descubrimientos espagíricos y la alquimia, la biología y la medicina. En cada tomo Needham hace una comparación de los hallazgos de los científicos chinos con el estado del arte en Occidente, en la India, en Egipto, en la Grecia Clásica y en la cultura árabe. Pero, además, el estilo es un inglés conciso, de claridad luminosa, de impecable textura literaria. Hace veinticinco años comencé a conseguir y a leer, tomo a tomo, la obra de Needham. Confieso que me ha transformado de manera profunda y mi amor por la historia de la ciencia y por la cultura china surgieron de estas miles de páginas deslumbrantes, repletas de esas citas eruditas y novedosas que, por ejemplo, permitieron conocer cómo la primera descripción clínica completa de la viruela no fue la del alejandrino Aarón en sus Pandectas médicas del siglo VII, sino que lo antecedieron Ko Hung en su Chou hou pei chi fang del año 340 y el Thao Hung-ching en el año 500. De hecho, la influencia de su obra en mi vida me llevó hace veinte años a iniciar la redacción de mi Introducción crítica a la Historia de la medicina, de la cual solo he publicado un solo tomo (De los orígenes a la medicina egipcia-1997), pero cuya escritura ya va en el siglo XIX.

archivos, monumentos, geografías, pinturas, poemas, canciones, novelas, memorias populares, silencios y la capacidad del historiador que sintetiza y atrapa siglos del espíritu humano, en unos cientos de páginas, mediante la unión indisoluble de la imaginación y la erudición. Por eso Needham, como Proust, supieron que la realidad humana ha sido construida con la verdad de los sueños y la ficción de los hechos. A la obra de Needham la atraviesan, de principio a fin, dos flechas conceptuales. La primera es la demostración de que la ciencia china fue superior e influyó a la Occidental hasta el siglo XV. La segunda consistió en el intento, quizá fracasado, de su autor por entender el porqué los chinos se quedaron congelados por más de cuatrocientos años y solo hasta la mitad del siglo XX despertaron de su sueño y se encontraron con un mundo dominado por la tecnociencia Occidental. De la primera, unos pocos aportes bastan para comprender la importancia de la ciencia y la técnica china en la evolución de la sociedad occidental: a) Telar (siglo IV-VI); b) Estribo (siglo VIII); c) Catapulta simple (siglo X); d) brújula magnética, papel, imprenta, imprenta de tipos móviles, idea del molino de viento, carretilla (siglo XII); e) pólvora, maquinaria de sedería, mecánica de relojería, variolización con pústulas de viruela (fundamento de toda la ciencia de la inmunología) (siglos XIII-XIV). Como recuerda el mismo Needham, estos aportes chinos fueron olvidados y de esta manera a los pocos siglos los científicos occidentales se adjudicaron las invenciones que habían he-

Novissima Sinica del alemán Gottfried Wilhelm Leibniz

3

Esta pasión secreta por Needham, al cual llegué por casualidad, la revelo ahora por la emoción que me produjo la lectura del último libro de George Steiner titulado Los libros que nunca he escrito (2008). Allí, el más sólido intelectual vivo del mundo occidental, recuerda, en el primer capítulo denominado Chinoiserie, a Needhan y su obra. Aunque cuenta alguna antipática posición de marxista trasnochado de Needham, según Steiner; refiere también que, incluso a su pesar, se siente subyugado y sorprendido por su genio y su texto. Luego de comparar la grandeza de Needham con la de Goethe y Voltaire, piensa que Science and Civilisation in China es una obra que pertenece a un género distinto al de la ciencia o la historia, sólo equiparable a la Anatomia de la melancolía de Burton o al Astronomicon de Manilio, pues es “una variedad barroca, un híbrido de erudición detallada, sabiduría arcana, citas eruditas y fantasía casi anárquica. Mezcla el dato técnico con la posibilidad visionaria”. Ahora bien, al tratar de encontrarle un equivalente en el siglo XX dice que no es posible compararla “con otras historias enciclopédicas de la ciencia y la tecnología, sino que es con En busca del tiempo perdido de Proust”. ¿Qué quiso decir Steiner? Pienso que no es una crítica que acuse de inexactos a los datos del libro, sino que va más allá: la historia contemporánea reconstruye el pasado con un material híbrido de documentos,

cho los chinos. En el Novum Organum (1620) de Francis Bacon se dice que los tres inventos que permitieron a Europa salir de la Edad Media fueron la pólvora, el papel y la brújula, pero en ningún momento él nos recuerda que esas invenciones vinieron todas de la China. A pesar de su importancia trascendental en Occidente y Oriente, ni un solo tomo completo de Science and Civilisation in China ha sido traducido al español. Ojalá la Unesco patrocine este proyecto cultural de traducción, para que nuestros jóvenes tengan unas posibilidades más democráticas de conocer auténticos pensadores y escritores, y no se queden creyendo que las cantaletas histéricas, mediocres, repetitivas y aburridoras de, por ejemplo, de un Fernando Vallejo son la cúspide de la inteligencia crítica y la erudición.

4

Science and Civilisation in China del inglés Joseph Needham..

Es obvio que el siglo XXI será la centuria de una China avasalladora en lo económico y lo tecnológico. De allí que la sugerencia de Leibniz de conocer su cultura y su pensamiento se hace indispensable para las nuevas generaciones de la civilización occidental. La enseñanza del mandarín, las cátedras de filosofía y literatura china, de historia y sociología oriental, son hoy en día una obligación de los currículos universitarios del mundo.

Celebro, entonces, que la Universidad de Caldas haya comprendido estas nuevas tendencias y ofrezca ya a la juventud de la región la oportunidad de aprender el mandarín y de realizar intercambios estudiantiles y profesorales con algunos centros académicos de China. La posibilidad de crear, a mediano plazo, un Centro cultural Confucio en Manizales, debe ser un proyecto viable en una sociedad que ha manifestado su intención de constituirse en una “comunidad del conocimiento”. Los académicos tenemos la obligación de vislumbrar caminos que nos conduzcan al futuro y dejar atrás estas anacrónicas y vergonzosas estructuras de los mediocres y corruptos politiqueros regionales y nacionales, que siguen anclados en los espesos pantanos de los feudalismos premodernos. No esperemos que las ratas vuelen como aguilas. Nuestras universidades no pueden recibir nada diáfano de esas camarillas de grotescos “rastacueros”, auténticos enanos intelectuales y morales, que ensucian todo lo que tocan con su ignorancia y cinismo descomunal. El conocimiento y la independencia crítica no pueden estar supeditados a estampillitas y leguleyadas *Escritor. Profesor titular de la Universidad de Caldas. Departamento Salud Pública.


4 | CINE|

domingo 26 de AGOSTO de 2012

Un cuadro de costumbres original. Crítica de hábitos arraigados en contextos de singular configuración. Atención a los viejos. Jorge Abel Carmona Morales* Papel Salmón

D

Foto|Tomada de www. cartelespeliculas. com|Papel Salmón

La balada de Narayama

os películas, pudieran ilustrar uno de los problemas más importantes del mundo moderno, aunque descuidado o difuminado por la vergüenza que nos genera el olvido manifiesto a esa población: los ancianos. La balada de Narayama (1983) y Sang Woo y su abuela (2002), son, ambas, una declaración de amor a ciertos viejos, de contextos lejanos que tienen como fondo común, además del etario, esa sensación de que la continuidad del tiempo no se detiene, para llevarnos a todos, niños, jóvenes y ancianos al encuentro con el infinito. La primera de estas obras, es un cuadro de costumbres que suena bastante original, rival de las obras realizadas por Yatzunary Ozu, un cineasta paradigmático de ese momento, aquel que mostraba un modo de vida, un tanto paradisiaco, donde las comunidades japonesas gozaban de un conjunto armónico de situaciones, contrapuesto al que propone Shöhei Imamura en la hermosa película que nos entrega. La pretensión de la segunda, dirigida por Lee Jeong-Hyang, pasa por el registro y la crítica de hábitos marcadamente arraigados en contextos de singular configuración. Gira sobre las relaciones filiales que se tejen entre padres

domingo 26 de AGOSTO de 2012

| CINE | 5

Dos películas en homenaje al adulto mayor

Los pupilos de Geronte e hijos y entre estos y su nietos, como una ruptura conformada por el maltrato, la amnesia de una sociedad milenaria, pero que, en la lentitud de la consuetudinario, confina desmedidamente a quienes ya no rinden de la misma manera en las actividades destinadas a los jóvenes, a un ostracismo riguroso.

A través de las culturas

Y es que la historia de la ancianidad es una demostración de que los viejos han tenido una mejor valoración a través del tiempo. Pese a que Platón consideró la belleza como uno de los principios de más alto alcance metafísico, el trato recibido por los viejos, fue un motivo de respeto, sobre todo por los espartanos que instituyeron la Gerusía para honrar la sabiduría de aquellos. Otras culturas como la judíocristiana, asumieron una sociedad instituida por las leyes divinas provenientes de Yahve y en ese proceso, los ancestros bebieron las enseñanzas de Abraham y Moisés, patriarcas fundadores de las leyes hebreas, que tuvieron un lugar importante en la génesis de la historia occidental. El areópago, compuesto por arcontes, desde el siglo V a.C, destacaba la importancia de esta institución en las decisiones judiciales, como nos recuerda la película de Roberto Rossellini, El juicios a Sócrates, condenado a la ingesta de cicuta por pervertir a la juventud ateniense, entre otras cosas. En la República romana, el papel que adquieren los ancianos, habla de la sabiduría como el criterio central en el diseño de argumentaciones jurisdiccionales que les hicieron una fuerte oposición, en ciertos casos a los césares romanos. Luego de la Edad Media, su estatus mejora, debido a que la Iglesia católica prohíbe la endogamia en procura de sobreponerse después de las grandes epidemias de los siglos XIV, que habían desmembrado la tercera parte de la población europea en menos de cinco años. Es posible que las generalizaciones suenen poco rigurosas. Quizás, el contexto colombiano, sea un caso poco adecuado para analizar el problema, pero no es menos cierto que, como una consecuencia de la modernidad, en donde la productividad asociada al sentido racional de la vida, son los centros rectores desde donde se juzga la posición de las personas en la sociedad, los ancianos, palabra sustancialmente polisémica, han caído en consideraciones peyorativas, tanto por las referencias verbales dirigidas a ellos como por las acciones que los marginan de condiciones realmente dignas, como una

consecuencia de su mayor experiencia. Por todo lo anterior, obras cinematográficas, regaladas por artistas, expositores de una sensibilidad, difícilmente comprendida por nosotros, hombres ya impregnados de un “aire” pragmático y racionalista, son un bello canto a la apertura de la conciencia, misión pendiente como una reivindicación del maltrato a quienes ya se han marchitado como consecuencia del paso del tiempo. Ese es el plus de los filmes que se convierten en motivo de análisis de las presentes líneas.

La moral es el refugio de la sociedad

La balada de Narayama, título ya digno de admiración, versa sobre los modos de vida de poblaciones rurales en el siglo XIX, en villas apartadas de los centros urbanos japoneses. Una anciana, a punto de cumplir 69 años, hace notar su efemérides 70, con la pretensión, noble y sutil de levantar el menor ruido sobre aquel acontecimiento. La comunidad rige su vida por un sistema moral que no admite los puntos medios, ni complacencias con ladrones, ni piedades con el irrespeto al pater familia, menos con la desobediencia a los patriarcas de las distintas dinastías. El hijo mayor, adorador incondicional de su anciana madre deberá llevarla a cuestas por el monte Narayama, lugar de imponencia suprema y mítica elevación en toda la región, con el único fin de abandonarla en la soledad de la nieve constante, en donde morirá según los designios de la misma naturaleza. En las imágenes, es claro que no son sólo motivos legendarios y religiosos, los que permiten que la práctica se lleve a cabo. Los ancianos mueren por causas económicas, ocasionadas por la escasez de alimentos, en lugares donde las cosechas no son prolíficas y donde las familias deben compartir lo que obtienen para paliar la miseria de zonas rurales, que no son propiamente fértiles y por el contrario abundan en condiciones propicias para las hambrunas generalizadas. Las mujeres, por tanto, se erigen como parte fundamental de la vida en comunidad. Ellas comparten su cuerpo con los miembros de las otras familias, en algunos casos como un deseo de su esposo que para poder sanar sus faltas, requiere de ciertas expiaciones. Las leyes son muy duras. La procreación parece reservada a unos cuantos. Escogen los mayores primero, dejando a los hermanos menores sin la posibilidad de engendrar descendientes. Los casos de zoofilia no son otra cosa, que la suerte del más débil o del menos afortunado en

materia sexual. Quien se atreva a apoderarse de las posesiones de los otros, irremediablemente será sometido a los castigos más atroces, tal como se observa cuando los habitantes de una villa, inhuman viva a una familia entera que se roba unos higos, debido a las condiciones de miseria que pululan en la región. La moral, ese conjunto de preceptos, legados de generación en generación y que se interiorizan inconscientemente, obra con todo el peso de la justicia social. El medio contribuye, de diversos modos a acrecentar la fuerza que contienen. El papel de los ancianos no pasa por ser un simple objeto de colección. Sus actuaciones rigen en todos los campos de la vida colectiva. Desde las ordenes, transmitidas a sus hijos por vía materna o paterna, pasando por el control de las actividades cotidianas que regulan la vida doméstica, hasta la auto marginación como un acto de responsabilidad para quienes vienen en cola, es decir, para niños y jóvenes que puedan asegurarse la reproducción de la casta. La importancia de los individuos, en sus roles particulares, tiene connotaciones históricas. Es, como se aprecia en esta película, una construcción que depende del conjunto de valores asociado a un momento de la vida de un pueblo. Los ancianos, son una fuente necesaria de control de procederes, a largo plazo, los garantes del sostenimiento de las estructuras sociales. Por eso, no es posible derribar un edificio tan grande, construido durante tanto tiempo por aquello que ha legado la moral. La balada de Narayama, nos recuerda esa función: la moral es el refugio de la sociedad cuyo cuidado es atributo de los viejos.

Una abuela y un niño

Por otro lado Sang Woo y su abuela conmueve de principio a fin. No sólo por el contenido general de la historia, sino por el encanto de una anciana que nos hace recuperar un poco la esperanza en la existencia de la bondad humana. Esa mujer que no habla con palabras pero se comunica con el lenguaje de la fraternidad, exulta el encanto del viejo tranquilo, es un ejemplo de paciencia, frente a los desafueros de su pequeño nieto y a la indiferencia continuada de su hija, que sólo acude a ella para pedirle un “simple” favor, el cuidado por una semana de un niño malcriado, acostumbrado a satisfacer los deseos caprichosos de una primera infancia rodeada de consentimientos urbanos. Por otro lado, la película de nacionalidad coreana, está protagonizada por la actriz no

profesional y septuagenaria Kim Eul-Boon y Seung-Ho Yu, el niño, que por momentos, produce sentimientos de furia. Es el segundo film de esta directora, de un total de tres, obviamente desconocidas por el estrecho horizonte de nuestros distribuidores cinematográficos que no ven rentables producciones de esta naturaleza, a pesar de que asistimos a un film que gusta, me atrevería a decir, a todo tipo de público. Son varios los temas que propone Sang Woo y su abuela: El contraste entre el campo y la ciudad; la distancia generacional entre personas de un mismo contexto, pero separados por modos de vida que vibran a un ritmo distinto; y la comunicación gestual y no gestual como una reivindicación de la amplitud que entraña el lenguaje humano. Comportamientos construidos con base en mecanismos de socialización primaria como la familia, o las influencias que tienen los medios de comunicación y las mercancías audiovisuales que consumen en mayor medida los jóvenes, generan un universo globalizado, cuyo único referente parece provenir de los centros urbanos. En tanto, los hábitos y referentes rurales no son tenidos en buena estima por la sociedad, confinándolos a meras piezas de colección. Esa es la dicotomía no resuelta, sino exacerbada por la trayectoria individual de un niño que ve en aquellos hábitos un resquicio insufrible, al que no quiere obedecer. Se puede ver aquello, cuando Sang Woo pide un pollo apanado a su abuela, algo que ella pregunta apelando a una imagen que le muestra su nieto. Luego consigue una gallina viva, la pela y se la prepara cocida en una olla para dársela luego a su joven pilluelo. Pero éste rechaza el platillo que su anciana abuela le ofrece con la mayor de las humildades posibles. El campo es, un lugar de paso, un remanso para lo importante, para lo trascendental del tiempo y los negocios que transcurren en lugares adornados por edificios imponentes, por personas ocupadas debido a sus obligaciones cotidianas en el objetivo de conseguir dinero. Quizás, como un llamado de atención, la película destaca la perdida de respeto hacia los viejos. El niño se pasa todas las convenciones morales que destacaban la distancia que se debe tener hacia quienes anteceden generacionalmente a los más jóvenes. Son los otros, los otros ancianos, quienes rinden un tributo a las personas amables, a los viejos que van de lugar en lugar ganándose aquello que les permita la sobrevivencia. La realidad, nos dice la pelícu-

la, es deudora de la costumbre. Lo cierto es que los niños en este contexto (coreano), no están reproduciendo el merecido respeto hacia los ancianos, que en otrora tenía un alto nivel de importancia. La comunicación, proceso natural a cualquier especie viva, es un complejo sistema de intercambio, en el que las personas envían mensajes para que otros los recepcionen de un modo particular. La abuela derrocha una gran cantidad de recursos que requiere grandes dosis de creatividad. Con la paciencia cultivada a fuerza de escuchar y propiciada por la imposibilidad de hablar, la anciana adivina los deseos del pequeño, insistiendo en satisfacerlos, sin pedir nada a cambio, simplemente por el amor que le profesa. La sensación que produce la película genera un profundo afecto por la abuela y un sosegado desprecio por el jovenzuelo, salido tal vez de las mismas aguas del río Estigia. Con todo y eso, el final devuelve un poco la esperanza por la mella en la actitud del joven nieto que le hace saber a su abuela, por medio de un bello dibujo, que la experiencia con ella no fue del todo vana. El amor filial puede transformar cualquier resquicio de indiferencia. Esa conclusión definiría el tinte general de esta película. *** Juntas, ambas propuestas audiovisuales recuperan, a su modo, la atención que debemos dirigir hacia los viejos o… adultos mayores, aunque tal eufemismo pueda borrar la belleza de aquella palabra

Foto|Tomada de http://2. bp.blogspot.com|Papel Salmón

Sang Woo y su abuela.


6 | POESÍA|

domingo 19 de AGOSTO de 2012

domingo 26ww de AGOSTO de

6º Festival Internacional de Poesía de Pereira

Antología de poetas y poemas Esta sexta versión del Festival realizará un homenaje a tres sobrevivientes del nadaismo que nació en 1958 en Medellín a raíz de la publicación del Manifiesto nadaísta. Los invitados son Jaime Jaramillo Escobar (X-504), Jota Mario Arbeláez y Eduardo Escobar.

Poetas nacionales

Abelardo Gómez Molina* Papel Salmón Jaime Jaramillo Escobar Poeta colombiano reconocido también con el seudónimo de X-504. Obras publicadas: Poemas de la ofensa (1968), Extracto de poesía (1982), Sombrero de ahogado (1983), Poemas de tierra caliente (1985), Selecta (Antología, 1987), Alheña y Azúmbar (1988), Poemas principales (2000), El ensayo en Antioquia (2003), Barba Jacob para hechizados (ensayo, 2005), Método fácil y rápido para ser poeta (2011).

RUEGO A NZAMÉ

Dame una palabra antigua para ir a Angbala, con mi atado de ideas sobre la cabeza. Quiero echarlas a ahogar al agua. Una palabra que me sirva para volverme negro, quedarme el día entero debajo de una palma, y olvidarme de todo a la orilla del agua. Dame una palabra antigua para volver a Angbala, la más vieja de todas, la palabra más sabia. Una que sea tan honda como el pez en el agua. ¡Quiero volver a Angbala!

Piedad Bonnett Licenciada en Filosofía y Letras de la Universidad de los Andes, donde es profesora de literatura en la Facultad de Artes y Humanidades desde 1981. Obras: De círculo y ceniza (1989, Mención de Honor en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Octavio Paz), Nadie en casa (1994), El hilo de los días (1995), Ese animal triste (1996), No es más que la vida, (Antología poética, 1998), Todos los amantes son guerreros (1998), Explicaciones no pedidas (2011). MURCIÉLAGOS Creí que un gran dolor desplazaría los pequeños dolores. Y sin embargo chillan allí, debajo de su ala hacen crujir sus dientes, no renuncian al pedazo de carne al que se aferran mientras que yo suspiro me canto una canción y digo soy la madre que los pare,

Jotamario Arbeláez Poeta e integrante del nadaísmo. Una enumeración de los libros que reúne su obra poética es: El profeta en su casa (1966), El libro rojo de Rojas (1970), Mi reino por este mundo (1981), La casa de la memoria (1986), Doce poetas nadaístas de los últimos días (Antología, 1986), El espíritu erótico (1990), El cuerpo de ella (1999), Nada es para siempre (Antimemorias de un nadaísta, 2002). LA PITONISA Al yo nacer, la Pitonisa Prevalida de no se sabe qué dotes Pidió a mi madre que escogiera entre estos dos privilegios Que al yo cumplir los 25 años recibiera un millón de dólares O fuera el mejor poeta del mundo Y la bruta escogió que fuera el mejor poeta del mundo

tendré que hacer del hueso mi instrumento y de mis días una pared ardua para que ya no trepen, ya no aturdan

ARGUMENTO El aire es denso para mí como el agua. Mi vuelo es real porque mi sensación del aire es real, y la cercanía del piso lo hace factible.

GARY SNYDER Rastro de conejos, rastro de ciervos, ¿qué sabemos? ¿Qué sabemos en la noche helada, ........bajo los pinos, recitando el poema de Leopardi con memoria vaga, viendo las estrellas limpísimas que acaso anuncian la aurora boreal? Rastro de osos, rastro de linces, ¿qué sabemos? ¿Qué sabemos cuando la nieve quieta cubre los vidrios y sólo se oye el sonido del cielo, afuera, lejos? Rastro de alces, rastro de nutrias, ¿qué sabemos? ¿Qué sabemos a la mañana siguiente, en cuclillas, contemplando el lago donde el zorro se mojó la cola sólo para demostrarnos que hay cierta verdad en las palabras?

Las banderas de Quintín Lame fueron la recuperación de la tierra, la restauración de los cabildos y resguardos y el respeto hacia los nativos. Sufrió en carne propia todos los atropellos. Portavoz.

P

ara algunos Manuel Quintín Lame fue un indio alborotador y sedicioso que intranquilizó el Cauca, Tolima y el Huila; para otros es el gran líder indígena que reivindicó los intereses y derechos de sus hermanos de raza. Que los indígenas reclamen sus tierras, exijan respeto y autonomía se considera justo, pero todo eso era inaceptable antes de aparecer Quintín Lame, pues se tenía como demandas de indios torpes, sólo buenos para servir de peones en las grandes haciendas o de sirvientas en las cocinas de los latifundistas. Manuel Quintín prendió la chispa e inició un proceso que despertó a los indígenas explotados por los terrazgueros, arreados por los políticos y manejados a su antojo por la Iglesia Católica.

El ideario de Quintín Lame

y pueda concentrarme en el silencio donde el Dolor empolla su gran huevo

Teresa Arijón (Argentina) Poeta y traductora. Obras suyas son: La escrita (1988), Teoría del cielo (1992; con Arturo Carrera), Alibí (1995), El libro de las criaturas que duermen a nuestro lado (1997), El libro de la luna (1998), Orangutans (2000; con Bárbara Belloc), Poemas y animales sueltos (2005).

El defensor de los indígenas Manuel Quintín Lame

Alfredo Cardona Tobón* Papel Salmón

Poetas INTERnacionales Coral Bracho (México) Entre sus libros de poemas se cuentan: Peces de piel fugaz (1977), El ser que va a morir (1982,), Tierra de entraña ardiente (1992, en colaboración con la pintora Irma Palacios), La voluntad del ámbar (1998), Ese espacio, ese jardín (2003), Cuarto de hotel (2007). Los libros para niños: Jardín del mar (1993) y A dónde fue el ciempiés (2007). Forma parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte y ha sido becaria de la Fundación John Simon Guggenheim. En 1982 Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, en 2003 Premio Xavier Villaurrutia, en 2007 obtuvo el reconocimiento del Programa de Aliento a la Obra Literaria de la Fundación para las Letras Mexicanas.

|H I S T O R I A |7

Louise Dupré (Canadá) Ha publicado La Peau familière, Où; Chambres, Quand on a une langue, on peut aller à Rome en colaboración con Normand de Bellefeuille (Éditions de la Nouvelle Barre du Jour, 1986), Bonheur y Noir déjà. Tiene además un libro objeto, Renoncement, en el cual el texto va acompañado con seis pinturas originales de Jean-Luc Herman (Paris, Éditions Jean-Luc Herman, 1995). Suyas son novelas como La Memoria (XYZ editor, 1996) y Le Bruit des choses vivantes (1991). EN EL CENTRO DEL ROSTRO 1. No soy de ninguna parte cuando se estrecha el cielo, de ningún bosque, de ninguna ciudad, como una mujer sentada en su menudencia de mujer que busca sus rasgos a través de una ventana camuflada. Allí, en el recuerdo de mi muerte, del instante exacto en el que me abandonó la respiración, me mezo sin hacer ruido, sorprendida por hallarme intacta en la voluntad del mundo, por ofrecer mi nombre a la garra del sol. Porque todavía es de día, a pesar de que el día haya declinado, y aguardo ante los ramos de los cementerios. Velo por mí, tranquila, entre tantas almas que no han sabido resistir.

Puede condensarse en la recuperación de la tierra, la restauración de los cabildos y resguardos y el respeto hacia los nativos; con esas banderas recorrió el Cauca, el Tolima y el Huila con sus mingas doctrinarias, combinando la acción legal con las movilizaciones multitudinarias que llenaron de espanto a los grandes propietarios de tierras. Quintín Lame habló de una “República Chiquita”, autónoma pero no soberana, con el pueblo de Calibío como la Suprema Capital del Directorio Indígena y propuso que los nativos llevaran a las corporaciones públicas su propia gente, sin depender de liberales ni conservadores. Quintín sufrió en carne propia todos los atropellos: una hermana violada, hermanos asesinados, explotación, persecución y más de 100 detenciones, entre simples arrestos hasta larguísimos años tras las rejas; se le prohibió la libre circulación por territorio patrio, se le acusó de vago, sedicioso, instigador criminal y sospechoso de cuanto crimen se cometía en el territorio indígena. Quintín Lame nació en 1880 en la Hacienda Polindara, cerca de Popayán y murió en un resguardo del Tolima en 1967; no asistió a la escuela y fue un

Foto|Cortesía Alfredo Cardona|Papel Salmón

Manuel Quintín Lame (en el centro con un tabaco en la boca) defensor de los indígenas.

autodidacta versado en códigos y leyes, en historia y todo lo que tuviera que ver con los indígenas. Fue una autoridad en la materia, fue el “Doctor Quintino” que litigó y llevó a las altas cortes los atropellos de los terratenientes y de los agentes del Estado. Hijo de un terrazguero y terrazguero en su juventud, en 1910 Quintín Lame se proclamó “Defensor de los indígenas” y se rodeó de “secretarios” para llevar sus mensajes a todas las parcialidades. “La independencia que nos dio Bolívar- decía en las plazas públicas- fue un engaño, los indios pelearon a su lado y les ofreció la devolución de las tierras ¿pero qué pasó?que Bolívar mintió y las dejó en manos de otros conquistadores blancos”. El 29 de enero de 1915 Quintín Lame preparó un levantamiento general que fracasó y lo llevó a la cárcel; con una fianza pagada por sus amigos quedó en libertad y continuó su campaña. Además de la restitución de la tierra arrebatada por los personajes de Popayán, exigió la desaparición del terraje o impuesto que pagaban los indígenas en trabajo o en especie por ocupar sus encierros, o lotes que les asignaban por un tiempo definido los latifundistas y por lo cual también tenían que pagar con parte de la cosecha. En julio de 1916 centenares de indígenas dirigidos por Manuel Quintín Lame tomaron la población de Paniquitá y dos meses más tarde, con más de mil 500 nativos, entró al pueblo de Inzá y en improvisada arenga ordenó a los cabildos

ocupar las tierras del municipio y conminó a los ocupantes blancos para que las entregaran antes de 10 días. Cuando regresó a Inzá lo esperaban fuerzas combinadas de los terratenientes, del Estado y de su enemigo Pio Coyo, que atacaron a los indígenas desarmados asesinado a cinco compañeros de Lame e hiriendo a otros 14 nativos. En 1917 las autoridades iban tras Manuel Quintín; los directivos del liberalismo le ofrecieron un escaño en la Asamblea del Cauca y fijaron fecha y sitio para oficializar el pacto; pero uno de los directivos lo delató por 400 pesos, y de nuevo Quintin Lame quedó tras las rejas. Después de purgar una pena de cuatro años, el aguerrido líder continuó su movimiento en el Huila donde enfiló todos los esfuerzos para restaurar el Resguardo Ortega- Chaparral. La persecución contra Lame fue continua, tenía que solicitar permiso para desplazarse, lo seguían a todas parte y disolvían sus concentraciones a la fuerza; el primero de mayo de 1921 masacraron a 17 indígenas en una manifestación en Coyaima y meses después asesinaron a otros 18 seguidores de Manuel Quintín en Llanogrande. Los alcaldes detenían a Quintín sin motivo, privándole de alimentos y cortándole sus largos cabellos para ridiculizarlo entre los suyos.

La obra de Quintín Lame

El pensamiento de Quintin está condensado en su libro El pensamiento del in-

dio que se educó en las selvas colombianas. En los numerosos escritos y arengas, en memoriales y discursos va contra los partidos tradicionales sosteniendo que hasta 1930 los conservadores habían perseguido a los indios en forma ordinaria, mientras que después de 1930 lo hicieron los liberales en forma extraordinaria. Para los indígenas caucanos Manuel Quintín Lame es un héroe, su mensaje ha trascendido hasta el presente cuando las comunidades indígenas siguen reclamando las tierras arrebatadas en la colonia y en la época republicana. Sin duda Quintín Lame es el pensador nativo más importante de todos los tiempos; en lo que falló fue en el rescate de las culturas ancestrales; ello se explica por ser un indígena aculturado, que se expresaba en castellano y era católico, sin embargo en su visión religiosa aparecen los elementos cristianos combinados con símbolos de las religiones indígenas. Quintín Lame fue el portavoz de sus hermanos de raza que citando a San Pablo señalaba: “No le temo al hambre, a la desnudez, al riesgo, al cuchillo, al frío, absolutamente a nada”, fue un principio que nunca lo abandonó a pesar de las torturas y sufrimientos; nada lo arredró, su coraje se desprendía de sus sueños mesiánicos y de su profundo orgullo de sentirse como el adalid de su gente *http://www.historiayregion.blogspot.com


|Director Nicolás Restrepo Escobar | Editora Gloria Luz Ángel Echeverri|Diseño Virgilio López Arce| Circula con LA PATRIA todos los domingos |Cra 20 No.46-35. Tel 878 1700 |Impresión: Editorial LA PATRIA S.A |E-mail: salmon@lapatria.com

8 | P U B L I C A C I O N E S | domingo 26 de AGOSTO de 2012

IMPRE(CI)SIONES

CONVOCATORIA

El cumpleaños del Museo Nacional

Libro de cuentos

Camilo Gómez Gaviria* Papel Salmón

E

l último fin de semana del mes de julio el Museo Nacional en Bogotá estuvo de cumpleaños. Como cumpleaños sin torta no es cumpleaños, ese domingo, a la entrada del museo, en la zona de acceso recientemente remodelada, se instalaron carpas en las que se les repartió ponqué y gaseosa (o agua) a quienes venían a visitar la colección permanente y exposiciones temporales de la institución que ya cumple 189 años. Así, en cada una de las bombas de helio que en racimos de colores flotaban atadas a los postes de luz, faroles, y carpas, la gente podía leer el mensaje “Museo Nacional para todos, 189 años”. Y realmente lo fue para todos, pues ese día hubo fila para poder ingresar. No faltaron los niños y otros entusiastas que decidieran cantarle el Cumpleaños feliz al museo mientras que la gente entraba para conocer y explorar una vez más la historia y el arte nacionales en los pasillos y salas de este gran edificio de piedra y ladrillo. Sin embargo, es preciso señalar que es el Museo Nacional el que cumple los 189 años y no el edificio en el que funciona. Éste tiene otra historia, la cual fue motivo de una visita guiada que se realizó dos días antes de la repartición de ponqué. En ésta, se recorrió la historia del panóptico, y sus terribles épocas de cárcel antes de convertirse en museo. Es sólo a partir de 1948 que el edificio se convertiría en un lugar de memoria para la nación, albergando esta estructura importantes objetos históricos y obras de arte de Colombia. Un museo es un lugar vivo y esto quedó ampliamente demostrado por la gran acogida que tuvo el evento de aquel domingo, así como las diversas actividades que se realizaron ese día y los que le precedieron. P.D. Una de las grandes exposiciones temporales que albergó recientemente el Museo Nacional fue Sociales. Débora Arango llega hoy, exposición itinerante de obras del Museo de Arte Moderno de Medellín. De esta exposición, no solamente vale la pena destacar el evidente valor estético de los cuadros de la artista Débora Arango, sino la elección y disposición que se hizo de los mismos en el recinto. Los aspectos políticos y sociales de la época, expresados de una manera sincera y casi brutal por la artista, se ven reflejados en una obra de alto contenido ético y moral. Recorrer la sala no sólo significaba realizar un viaje a través de los cuadros de la pintora. Era también volver a visitar la historia colombiana de las décadas de 1940 y 1950. Todo esto con la ayuda de textos, dispositivos de video y audio, así como guías bien preparados

*camezmigolo@hotmail.com

La Universidad Industrial de Santander convoca al concurso VIII Concurso Nacional Libro de Cuentos en el que podrán participar los escritores residentes en el país o colombianos en el exterior, con una obra de un mínimo de 80 páginas y un máximo de 200. Se deben enviar en original y dos copias, y anexar un disco compacto, a la Dirección

Cultural, Universidad Industrial de Santander, Carrera 27, Calle 9, Bucaramanga, Santander. Se otorgará un único premio de cinco millones de pesos. El jurado podrá declarar desierto el concurso. La fecha del cierre del concurso es el próximo 2 de noviembre del 2012. Informes en http:// www.uis.edu.co

EN ESTANTERÍA

Los hornos de Hitler Este es un libro estremecedor, con impresionantes fotografías que complementan la narración, en él se muestra cómo eran y actuaban los dirigentes de Auschwitz y Belsen y quién fue Joseph Kramer, juzgado como el criminal número uno en el proceso de Luneburg. Se narra el horror de la pérdida de los padres y los dos hijos de la autora en Auschwitz. Ella llevó hasta su muerte en 2001, la cicatriz que los nazis tatuaron en su antebrazo como marca del espantoso cautiverio que vivió en los campos de concentración. Este documento es un amargo recordatorio de las consecuencias del odio racial, la intolerancia religiosa y el despotismo político. LENGYEL, Olga. Los hornos de Hitler. Grupo Planeta. Bogotá. 2012. Pp. 332. $42.000.

El gato izquierdo

Otra pasión del autor es trabajar con jóvenes y niños en talleres y seminarios. COTE BARAIBAR, Ramón. El gato izquierdo. Panamericana. Bogotá. 2012. Pp. 44. $20.300.

La rueda del tiempo

Es un libro para aquellos lectores a quienes las camisas les comienzan a quedar demasiado estrechas y el mundo empieza a ser demasiado grande. Una historia que habla de la GATOlerancia y que hará despertar más de un maullido de alegría entre sus lectores, quienes nunca se verán a gatas por descubrir que aquí no hay gato encerrado. Ramón Cote vuelve a su pasión predilecta, jugar con las palabras e inventar historias. Y lo hace como si no hubiera pasado el tiempo en el que a la caída de un diente se dormía esperando la llegada del Ratón Pérez.

Sintetiza la sabiduría perenne de los chamanes del antiguo México tal como le fue transmitida a Carlos Castaneda por su maestro y mentor don Juan Matus. La valiosa aportación de este libro radica en que vertebra las asombrosas y fascinantes enseñanzas que el

autor fue hilando en ocho libros a lo largo de 21 años. La visión global de la obra, permite al lector percibir la dirección que siguieron las enseñanzas de don Juan durante el tiempo en que guió a Castaneda. Los más versados en su encontrarán aquí un valiosísimo guión con el que recapitular y estructurar la información aparecida durante todos estos años. CARLOS CASTANEDA, Carlos. La rueda del tiempo. Grijalbo. Bogotá. 2012. Pp. 320. $39.000.

Historias del fin del mundo

El mundo se va a acabar. Se sabe que en un futuro muy lejano, el sol dejará de ser ese amable gigante que nos calienta todos los días, para convertirse en una inclemente bola de fuego que quemará todo a su paso y terminará por apagarse. Esa es la teoría científica del fin, que también está incluida en estas páginas.

Desde Harold Camping, pasando por los suicidios colectivos, los mayas, los profetas medievales y los extraterrestres, Pablo Medina Uribe con un tono divertido e irreverente, nos cuenta la historia de estos personajes: quiénes fueron, qué dijeron y qué pasó cuando sus predicciones terminaron en evidentes y sonoros fracasos. MEDINA URIBE, Pablo. Historias del fin del mundo. Intermedio editores. Bogotá. 2012. Pp. 203. $ 37.900.

Papel Salmón  

Suplemento dominical La Patria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you