Page 6

6

Aquí

AMBIENTAL

CHINCHINÁ | PALESTINA |ARAUCA | SANTA ROSA | OCTUBRE 12 AL 18 DE 2013

PARTICIPARON EN EL PREMIO JUVENTUD PROTECTORA DEL AGUA 2013

Culturagua, nueva conciencia por el ambiente El proyecto Culturagua quedó en segundo puesto a nivel nacional. La concientización, compromiso y acción de la comunidad logró que solucionaran problemas hídricos. Reto. VALERIA VILLEGAS AQUÍ CHINCHINÁ

Generar conciencia ambiental en la comunidad fue el reto de 25 jóvenes de la Institución Educativa Naranjal, que se enfrentaron a cambiar prácticas cotidianas del uso del agua con el proyecto “Culturagua”. Con esta iniciativa participaron en el Premio Juventud Protectora del Agua 2013, invitados por la Fundación Pavco. La propuesta de los estudiantes cautivó gracias al impacto que se evidenció en la comunidad. Fueron 72 proyectos que concursaron, tres de Caldas y la Institución Educativa el Naranjal se llevó el segundo puesto. La idea surgió en el 2008, cuando la comunidad ya había identificado los problemas que se presentaban en la vereda La Quiebra, pues cuando había invierno el agua escaseaba o las personas que viven cerca al acueducto veredal utilizaban mal los residuos sólidos, lo que generaba que el agua llegara sucia y contaminada para el consumo humano. No solo el mal uso de prácticas hídricas en el hogar son las únicas que perjudican el medio ambiente, las fincas también deben corregir el ahorro y utilización del agua, pues el paradero final de los residuos del café y los químicos es el río y este no cuenta con la vegetación necesaria para sostener el terreno y proteger su cauce, ya que los caficultores siembran muy cerca.

¿Cómo afrontar el problema?

Estudiantes, docentes y habitantes de la comunidad de La Quiebra y veredas aledañas visitaron el acueducto veredal que se encuentra localizado en la quebrada La Honda. Allí la comunidad se organizó para realizar campañas de limpieza, reforestación y mantenimiento del acueducto. “Hicimos estas actividades para conservar el agua y que viniera más potable”, comentó Brayan González, integrante del proyecto Culturagua. Después de identificar cuáles eran los problemas del acueducto y preguntarse cómo se les daría solución, se generaron alianzas estratégicas entre la institución, el acueducto veredal, Fundación Manuel Mejía y Corpocaldas. “Primero nos preguntamos cómo solucionar el problema, pero luego nos preguntamos cómo concientizar a la comunidad para que comprendiera la necesidad y asumiera su responsabili-

Foto | Cortesía | Aquí Chinchiná

La concientización, el compromiso y la acción lograron que el proyecto Culturagua generara impacto en la comunidad.

dad en la solución del problema”, indicó González. Corpocaldas capacitó con talleres lúdico-pedagógicos a los jóvenes que participan del proyecto con el fin de que ellos se volvieran multiplicadores de la información y crearan esa nueva cultura de cuidar, conservar, racionar y proteger el recurso hídrico. Los integrantes de Culturagua se pusieron en la tarea de educar a los habitantes por medio de exposiciones, con-

ferencias. Los más pequeños a través del juego entendieron el mensaje. “Al ver que los niños estaban identificando esas dificultades, hicimos unos stickers donde veían la problemática en la casa, lo ponían ahí, y este decía el antes de cómo lo hacían y como lo deberían hacer”, expresó el estudiante. Otras de las actividades que se realizaron fue hacerles llegar al hogar en las facturas del agua folletos que sensibilicen el cuidado del agua y donde estaban

Por el agua Luz Estella Posada, administradora acueducto veredal Con ese proyecto se aprovechó hasta el máximo porque la gente dio muy buena respuesta a eso, se ha visto que la gente ha mermado el consumo de agua que era una de las metas primordiales que teníamos. Evelin Catherina Fernandez, estudiante Aprendimos ahorrar el agua, darle un mejor mantenimiento tanto en la casa o el colegio.

Román Galvis, estudiante Con el proyecto Culturagua aprendimos algo muy importante, por ejemplo hicimos el recolector de agua, con el que se puede canalizar el agua lluvia para no malgastar tanta agua. Magola Posada, habitante vereda La Quiebra Conocí sobre la conservación del agua, que no podíamos desperdiciarla, ni malgastarla con los grifos que estaban dañados, arreglarlos y lavar los andenes con la manguera, utilizar las aguas lluvias.

algunas sugerencias para hacer uso adecuado. La idea era impactar para que el proyecto ligado hacia una conciencia ambiental comunitaria tuviera éxito. La frase “Agua que no es de beber, no la desperdicies ni la contamines”, fortaleció este objetivo.

Resultados

Según el docente que participó del proyecto, Helmer Arcila Aldana, el trabajo realizado con conciencia, compromiso y acción produjo buenos resultados. En las fincas las personas que generaban aguas negras, arrojando basuras y originando malos olores, el problema se está previniendo. En la vereda también se evidenciaron conclusiones favorables, pues disminuyó el porcentaje de consumo, detectado en las facturas. Actualmente se le realiza control de la actividad para que no incremente. Brayan afirmó que la visión del proyecto de tener un ambiente sano, una comunidad organizada, respeto por cualquier vida, ya sea en la cuenca o en la comunidad, y la preservación de nuestra cultura y nuestras costumbres se cumplió, pues con esto se dio paso a mejorar la calidad de vida y a tener una mejor salud en la comunidad.

Portada Aquí Chinchiná  
Portada Aquí Chinchiná  

Portada Aquí Chinchiná

Advertisement