Issuu on Google+

E

986

N

creación y vida

CIÓ DI

septiembre 25 de 2011

4

Imágenes llenas de esperanza

2

Las historias no contadas por Oppenheimer

6

“Un caballo al galope” abre espacios al cuento

7

Un panameño con corazón colombiano

8

Publicaciones


2

septiembre 25 de 2011

LIBROS Y EDUCACIÓN En Colombia, las horas de estudio/año efectivas no sobrepasan de 940. El país tiene congeladas desde hace 10 años las transferencias a la educación pública en municipios y departamentos. Conversación entre el “Libro rojo” y el Rector de la U. de Caldas. Debate.

Inferencias, preguntas e hipótesis

Las historias no contadas por te universitario chino es de $18 millones al año. Lo cual significa que si también Colombia quiere tener universidades de alto nivel y más competitivas mundialmente, el aporte del gobierno debe triplicarse, pues hoy el aporte per cápita del gobierno a las 32 universidades estatales es de unos $4 millones anuales, en promedio.

Ricardo Gómez Giraldo* - Papel Salmón

E

s loable el espíritu del libro ¡Basta de Historias!, de Andrés Oppenheimer, por abogar para que América Latina ponga la calidad de la educación y la innovación como una real prioridad social y de los gobiernos, pero las “soluciones” que ofrece para lograrlo merecen mirarse con más detenimiento. Probablemente no son tan sencillas como las expresa. El libro ha silenciado cosas absolutamente necesarias para el propósito. Por ejemplo, en cuanto a la financiación de la educación superior -quizás por el perfil periodístico del autor- queda implícito que la solución del problema es muy simple: pagar altas matrículas, para mejorar tan preciado servicio. Sin embargo, leído detenidamente, Oppenheimer en realidad exhibe unos sistemas educativos con amplia inversión estatal, que además cobran matrículas. Para esta época en que los extremos ideológicos han salido mal librados por la realidad, vale la pena una conversación con el “Libro rojo” de Oppenheimer. Plantearé entonces algunos hechos, escritos en ¡Basta de Historias! y luego, mis breves inferencias, con miras a generar un debate más amplio.

Aporte estatal en India

En India, el 80% de los estudiantes pagan 650 dólares de matrícula en los prestigiosos Institutos Indios de Tecnología (IIT) fundados por Nerhu, 5 de los cuales aparecen entre las 100 mejores universidades tecnológicas del mundo, según el Times de Londres. El otro 20% son totalmente becados. Inferencia. A nivel mundial se reconoce que los IIT han permitido la alta competitividad de India en la industria del software y la sociedad del conocimiento. Todos sus profesores deben ser PhD. El aporte del Estado a la existencia y funcionamiento adecuado de los IIT debe ser mayúsculo, pues el costo de un estudiante al año en este tipo de carreras es varias veces mayor que lo que pagan por matrículas. La práctica en Colombia demuestra que ofrecer las carreras más baratas (no tecnológicas ni de salud), en universidades públicas o privadas, no rebaja de unos $4 millones anuales por estudiante.

Límite de crecimiento

Una de las grandes estrategias de la Comisión Nacional del Conocimiento de la India es crear mil 250 universidades estatales y semiprivadas, desde hoy

Cobertura vs calidad

China invierte proporcionalmente menos en educación superior que México, Brasil y Argentina. Inferencia. Aún así China está mejorando en los rankings mundiales de universidades (Times, Shanghai, Scopus), porque decidió priorizar la calidad sobre la masificación (cobertura). Evidentemente los países sudamericanos mencionados son menos eficientes en educación y han priorizado cobertura sobre calidad -especialmente Argentina- lo cual también parece ser la decisión de Colombia. La cobertura bruta en educación superior en Argentina es 73%; en Brasil, 35%, y en México, apenas 27%. China tenía una cobertura del 9% en 2002 y saltó a 17% en 2009.

Crédito educativo

Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset, del Premio Rey de España y del Emmy. Foto/Tomada de http://www.suite101.net/Papel Salmón

hasta el 2015. Estas universidades “deben ser más pequeñas para que respondan más rápidamente al cambio, sean más fáciles de administrar y se puedan garantizar ciertos estándares académicos”, según las mismas autoridades de ese país. Inferencia. Si los indios, que son potencia mundial en industrias del conocimiento, entienden que las universidades de calidad tienen un límite de crecimiento, ¿habrá un límite para el crecimiento de las nuestras? Los hechos y la política estatal reciente y vigente demuestran que no lo tenemos, ni para las públicas ni para las privadas.

Aporte estatal en China

Las matrículas que pagan los estudiantes universitarios en China (3 mil dólares, en promedio) son el 30% de los ingresos del presupuesto de cada universidad. Los 6 mil dólares restantes vienen del gobierno en todos sus niveles y de empresas de las mismas universidades, que venden propiedad intelectual. Inferencia. El costo real promedio de un estudian-

El 65% de los universitarios chinos pagan su matrícula con ahorros y crédito. El resto son becados total o parcialmente. El crédito se comienza a pagar dos años después de graduarse y si consiguen empleo de tiempo completo, deben pagar el 30% de sus ingresos anuales. Inferencia. Esta forma de pago de matrículas se conoce como Modelo Australiano, pero en Colombia no tendría éxito si se impusiera una proporción de pago tan alto como en China, al conseguir empleo de tiempo completo. Nuestra constitución política privilegia los derechos individuales y muy probablemente los jueces protegerían el ingreso mínimo vital y no el pago de créditos, en caso de presentarse acciones de tutela.

Aumentan inversión en educación

La coalición de los partidos de izquierda que gobernó Chile durante dos décadas hasta 2010 triplicó el presupuesto educativo y aumentó de 940 a mil 200 por año las horas de estudio en escuelas. En ese período, la escolaridad promedio pasó de 8,7 años a 11,8. Además, Chile es el país de América Latina mejor ubicado en las pruebas PISA, que miden el aprendizaje en matemáticas y lectoescritura de los niños escolares, aunque está lejos aún de los países de alto desarrollo. Inferencia. Chile es el mejor de América Latina en


septiembre 25 de 2011

3

LIBROS Y EDUCACIÓN

Oppenheimer calidad y años de educación promedio. Haber triplicado la inversión pública en educación tuvo algo que ver. En Colombia, las horas de estudio/año efectivas no sobrepasan de 940 (casi todos los colegios públicos tienen dos jornadas y hasta tres, menos festivos) a pesar de que la Ley habla de tener mínimo mil en primaria y mil 200 en secundaria. Chile nos aventaja, porque nos quedamos con la Ley pero sin el resultado esperado.

Más doctores

En 2008, la presidenta Bachelet creó un fondo de 6 mil millones de dólares para otorgar 6 mil 500 becas anuales para formación de chilenos en doctorado y maestría en países de alto desarrollo. Inferencia. Si hacemos una regla de tres con respecto a la población del país austral -16,4 millones-, Colombia debería becar en el exterior a al menos 12 mil estudiantes por año, si no queremos perder competitividad con Chile y ni qué decir con Corea del Sur y demás. Hoy Colciencias, con mucho esfuerzo ejecuta el Plan Generación Bicentenario, que busca formar 200 doctores/año en el exterior y 300 en Colombia. Estamos haciendo la tarea más lentamente que nuestros vecinos del sur.

lizó para fijar metas educativas, monitorearlas y dar a conocer los resultados de las pruebas de desempeño de cada escuela del país, para que la prensa y la sociedad les pueda exigir cuentas a gobiernos municipales, estatales y nacional. La TV bombardea la sociedad con el mensaje de que si no se mejora la educación pública no habrá mayor reducción de la pobreza. Inferencia. Algo sucede en Colombia que impide ese sentido de pacto social. Desde el anterior gobierno, los resultados de las pruebas se publican y existen entidades de empresarios que se preocupan por la educación, pero aún así la educación pública de calidad no es prioridad nacional. Los resultados educativos no pasan de algún titular de prensa, la TV los ignora y no hay esa sensación de escándalo nacional que deberían producir nuestros lamentables resultados educativos, escándalos que sí producen los combates, los jojoyes, los macacos y las siliconas.

Pacto social por la educación

Por un movimiento social y espontáneo de empresarios y ONG, la sociedad entera del Brasil se movi-

Universidades públicas y desarrollo

En Brasil, 25% de los estudiantes van a universidades públicas y 75% a privadas. Las públicas son gratuitas y son las más prestigiosas, entre otras cosas, porque el examen de admisión es de alta exigencia y selectividad. Hay universidades donde sólo pasa el 5% de los aspirantes. Inferencia. En un país de grandes inequidades como es Brasil, las universidades públicas juegan un papel necesario de igualar por lo alto a las élites. Es posible también que esa élite formada en las universidades públicas de altísima calidad, explique en alguna parte las diferencias de desarrollo entre ese país y el nuestro.

Investigación aplicada

Calidad y desigualdad

Piñera declaró en entrevista con Oppenheimer: “Uno de nuestros talones de Aquiles, no sólo de Chile sino de muchos otros países de América Latina es (…) la mala calidad de la educación, y (…) la desigualdad de esa calidad. Cuando los sectores más privilegiados tienen educación de calidad y los sectores más vulnerables tienen educación de mala calidad, lo que estamos haciendo es perpetuar esa desigualdad de generación en generación”. Dice Oppenheimer que Chile duplicará en ocho años la subvención estatal por alumno, para ofrecer más y mejores profesores. Inferencia. Mientras Chile triplicó y ahora planea duplicar el presupuesto educativo, Colombia tiene congeladas desde hace 10 años las transferencias a la educación pública en municipios y departamentos, por reforma constitucional. Además, se aprobó en el Congreso una regla fiscal que limita el aumento del gasto público. Así, la desigualdad se perpetuará por décadas y la desventaja del país con respecto a otras naciones seguirá aumentando. Ningún ministro de educación podrá hacer más que mantener el statu quo educativo con este marco fiscal.

Propósito nacional

Desde los años 70, una altísima inversión pública en ciencia y tecnología permitió que Brasil tenga la tercera empresa fabricante de aviones más grande del mundo (Embraer, hoy privatizada) y que no dependa tanto del petróleo, gracias a la gran capacidad de investigación agrícola de institutos y universidades públicas (U. Sao Pablo y U. Viҫosa). Esto permitió desarrollar la cadena del etanol (desde la siembra de las plantas hasta la construcción de motores adecuados) y ser el más eficiente productor mundial de soya. Inferencia. Brasil tuvo un propósito nacional, con esfuerzos sostenidos en el largo plazo. ¿Tenemos nosotros algún propósito nacional fuera de hacernos la guerra entre nosotros mismos?

La enorme mayoría de la producción científica de Brasil es académica y de poca aplicación en la economía real. El país registra apenas 100 patentes por año, mientras Corea del Sur registra 7 mil 500. Inferencia. El 74% de los científicos coreanos está empleado en industrias, mientras que sólo el 8% de los brasileños lo está, pues el 56% de sus investigadores se emplea en universidades y el resto en institutos. No por mucho gastar en ciencia se es competitivo. Se requiere la ciencia aplicada en el sector productivo. Ni el país mais grande du América Latina ha entendido esto.

Mejorar la educación

En ¡Basta de historias! La obsesión latinoamericana con el pasado y las 12 claves del futuro (Editorial Debate), Andrés Oppenheimer demuestra que mejorar la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación no es tarea imposible, según la reseña de la editorial.

“Cada vez más economistas están llegando a la conclusión de que el crecimiento económico por sí solo nunca va a erradicar la pobreza, a menos que vaya acompañado de una mejora en la calidad educativa”, Oppenheimer. Inferencia. ¿Habrá alguno de esos economistas en Colombia? Seguro que sí, conozco varios. Pero, ¿cuántos se requieren para convencer al más alto liderazgo político sobre esta obvia necesidad de invertir bastante dinero del Estado en educación para salir de la pobreza y desigualdad? PS *Rector de la Universidad de Caldas.


4

septiembre 25 de 2011

septiembre 25 de 2011

Treinta fundaciones hacen parte de este libro con el que Compartir celebra sus 30 años. Santiago Escobar Jaramillo viajó por muchas regiones para plasmar las actividades de éstas. Esperanza. Gloria Luz Ángel – Papel Salmón

La Fundación Manuel Mejía organiza giras cafeteras con expertos, destinadas a apoyar y solucionar los problemas que enfrentan los caficultores. Chinchiná (Caldas).

PROYECTO SOCIAL Colombia Solidaria

Imágenes llenas de

esperanza sencia y se diera paso a la confianza, a la naturalidad, a la esperanza en el sentido de que serían ellos los personajes del proyecto que lo llevó a recorrer casi todo el país, aunque no quedaran registrados en el producto final. El fotógrafo señaló que lo fundamental para él al hacer un proyecto de estas características es “creer en el modelo de asistencia, en el fin que se tiene al ayudar a la gente de forma solidaria. Por supuesto, debe haber una empatía real con los niños, jóvenes, adultos, adultos mayores y la labor de las fundaciones para lograr transmitir serenidad, alegría, confianza y esperanza. Ese feeling

es lo primero y lo último, desde que uno se baja del carro, la lancha o el burro, hasta que toma la última fotografía.”

La naturalidad de la escena

“En el plano estético, las fotos debían mostrar un registro de lo que hacían niños y ancianos. No podían ser montajes o invenciones del fotógrafo sino una expresión de lo que acontece con los proyectos de las fundaciones. Para mí era fundamental no solo mostrar esa espontaneidad de los proyectos sino también hacer un aporte estético, geométrico y simbólico de las escenas. Me interesaba

E

l objetivo del fotógrafo manizaleño Santiago Escobar Jaramillo era crear un ambiente de confianza, de juego, de esperanza entre los niños, trabajadores o ancianos que aparecen en Colombia Solidaria. Detrás de cada una de las fotos publicadas en las 245 páginas de este libro de Villegas Editores, realizado con motivo de los 30 años de la Fundación Compartir, hay entre 300 y 500 tomas. “Me interesaba darle protagonismo a los niños en sus actividades de clase o de juego, o a los adultos mayores que estaban en un ancianato, por ejemplo, como una forma de darles importancia y pagarles tributo a lo que ellos hacen”, señala Santiago Escobar. Al llegar a cada una de las 30 fundaciones más reconocidas, creadas para ayudar a la población de menores recursos, Santiago Escobar era el protagonista, pero esa visibilidad la iba convirtiendo en invisibilidad para que sus personajes se acostumbraran a su pre-

5

construir las fotos pero desde la naturalidad, y eso significa encontrar el punto exacto donde la imagen uniera estos tres componentes en beneficio de la historia de los personajes y de la función de las instituciones. A primera vista pueden parecer una construcción, una especie de montaje, por la limpieza y el minimalismo, y porque hay color, movimiento, símbolos y elementos geométricos muy evidentes, pero construidos en medio de la naturalidad del momento y con la intención de entregar el mensaje”, dijo Santiago Escobar. Agregó que “durante las sesiones en los distintos lugares repetí algunos patrones compositivos y simbólicos como círculos, elementos en primer plano, planos bidimensionales, contraluces, juego de manos y composiciones trapezoidales, entre otros. Entiendo la fotografía como un problema de diálogo más que de jerarquías.”

Experiencia fotográfica

Hogar San Judas Tadeo para personas de la tercera edad en Manizales. Fundación Luker.

El aporte de Santiago Escobar como fotógrafo es “transmitir el juego, las manualidades, el tejido social a partir de la construcción de la imagen o de la estética.” Eso fue algo que aprendió en sus viajes al África del Este, con el proyecto ICIPE-African Insect Science for Food and Health, donde visitó Kenia en 2006 y volvió en 2008 además de Uganda, Tanzania, Etiopía y Sudán. “Se trataba de abstraer el problema de pobreza, inseguridad, subdesarrollo, analfabetismo y salubridad en pro de mostrar un marco de esperanza por los proyectos que adelanta el Instituto en beneficio de las

Agricultura urbana en el Colegio Escuela Viva. Fundación Corona de Bogotá.

Práctica deportiva en la sede de la Fundación Granitos de paz de Cartagena.

La Fundación Social apoya el proyecto de riego en las fincas de la Cooperativa de Pequeños Productores de Café, Asporunión. Unión (Nariño)

Jardín infantil del Minuto de Dios y el ICBF en Villa Fátima. Rioacha (Guajira).

personas. Así, las caras eran felices, las mujeres salían dignas en sus atuendos, el colorido de las frutas y vegetales se expresaban a plenitud y replicaban en el ambiente, así como había otra mirada de la arquitectura construida a partir de materiales del lugar. Apliqué no sólo conceptos compositivos, simbólicos y de color, sino la importancia de transmitir el espíritu de la gente a través de las fotografías.” Esa misma metodología de trabajo la

ca, Nariño, Cauca, Eje Cafetero, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Santander y San Andrés, durante casi ocho meses, entre agosto de 2010 y febrero de 2011. “Fue clave estar en estas regiones para dar una visión pluralista, variada e incluyente de país, de las diferentes culturas, de la riqueza, de los paisajes y la particularidad de los escenarios”, señaló. Fundaciones como Luker, Manuel Mejía, Alejandro Ángel Escobar, Carvajal,

Fotos/Santiago Escobar Jaramillo/Papel Salmón

trasladó al este proyecto de las fundaciones para mostrar un país que trabaja en beneficio de los grupos sociales más desfavorecidos. “Se trata de hacer ver que dentro de esa pobreza y las limitantes puede haber belleza, esperanza y la construcción de un mejor mañana.”

Un recorrido por el país

Santiago Escobar Jaramillo viajó por la Costa Atlántica, Chocó, Valle del Cau-

Corazón Verde, Mamonal, Pies Descalzos, Corona, Granitos de Paz, Solidaridad por Colombia, Cardioinfantil, Carulla, Casa de la Madre y el Niño, El Minuto de Dios y Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario entre las 30 escogidas, trabajan día a día por el bienestar de los colombianos que necesitan la ayuda de sus compatriotas para tener una mayor calidad de vida. Este libro tuvo la dirección y edición de Benjamín Villegas, la fotografía de Santiago Escobar Jaramillo, la coordinación de Juan David Giraldo, la dirección de arte de Andrea Vélez , el departamento de arte estuvo a cargo de Alexandra Maduell, la revisión de estilo, Stella Feferbaum y los textos, de cada Fundación. La fotografía complementaria es de: Carlos Pineda (Páginas 152b, 154a, 154b, 155a, 155b), César David Martínez (208-209, 211a), Carlos Martínez (213a, 214a, 214b), Sandro Sánchez (102a, 102b), Pablo Rojas (52a, 52b), Edisson Enrique Bustos (55b), Andrés Mauricio López (211b, 88-89), Cristóbal Von Rothkirch (103b). Esta obra es una muestra de lo que hacen algunas de las numerosas fundaciones que existen en el país, gracias a la generosidad de los hombres de empresa, comprometidos con la responsabilidad social que comparte Santiago Escobar Jaramillo al trasmitir en las imágenes que su lente captó en el momento preciso la realidad de una sociedad que a pesar de todo conserva la esperanza PS


6

septiembre 25 de 2011

REVISTA Caballo perdido

“Un caballo al galope” abre espacios al cuento Un proyecto de la Tecnológica de Pereira. Con un riguroso estudio por parte del equipo editor se presenta un producto cuidadosamente elaborado, pensado para variados lectores. Primer número. Alfonso Ramírez Gómez* - Papel Salmón

E

n predios de la Universidad Tecnológica de Pereira surge este proyecto literario que combina la preceptiva académica con la volatilidad de la imaginación, donde la ficción breve se apalanca en el relato de Felisberto Hernández, El Caballo Perdido.

En la presentación de este Número 1 de 2011se introducen los temas así: Muchos lápices, como en el cuento de Felisberto Hernández, han encontrado en las páginas de esta revista un lugar blanco donde morder y jugar, discribiendo líneas y curvas que le dan circunferencia a mundos posibles en los que el tiempo no es enemigo. Las alegorías del lápiz y el caballo perdido entre papeles iluminan la presentación de las diferentes secciones de este número, de tal suerte que desde el comienzo, la lectura es inducida con expresiones síntesis generadoras de curiosidad por el contenido. Esta revista distribuye de manera atractiva entre los textos las ilustraciones en policromía y blanco y negro, sean estas fotografías, pinturas, grafías o recursos de impresión, matizando las páginas y los temas y ayudando al lector a forjar visualmente las imágenes verbales. Igualmente la organización de algunos textos en doble columna por página, frente a otros en plana completa hace agradable la lectura. Un centímetro de grosor para las 72 hojas, aparte de carátula, contracarátula y guardas, con 23.5 x 16.5 centímetros dan un peso soportable al volumen sin generar cansancio. Estas formalidades y técnicas muestran un riguroso estudio por parte del equipo editor para presentarnos un producto cuidadosamente elaborado, pensado para variados lectores, portable por algunos bajo el brazo, por otros en morral con el portátil y demás útiles y por algunos otros en el bolsillo de la chaqueta.

El contenido de este primer número

Portada

Pasando a los lectores, debo detenerme en el contenido, textos variados y diversos, agrupados en siete secciones así: Cenizas de los Sueños; El Cuento y sus Alredores; El Autor, el Lente y su Obra: Dossier Roberto Burgos Cantor; Teatro de la Memoria; Dossier: El Salvador en Relatos; Puro Cuento; Dossier de la Sastrería, Cuatro Premios Nobel de Literatura. La variedad de cada sección se enriquece con ensayos, reportajes, textos narrativos, narraciones gráficas, en fin, la razón esbozada en el subtítulo Revista de Ficción Breve. Siendo todos los textos de este número de altísima calidad, quiero destacar, aunque brevemente, el Dossier Roberto Burgos Cantor, que se inicia con la

Contraportada

entrevista titulada Es el silencio lo que nos está haciendo falta. En la introducción, Juan Manuel Ramírez Rave, editor de Caballo Perdido, enmarca las circunstancias de tiempo, lugar, compañía y peripecias del reportaje y atribuye a las mismas la génesis del título y el objeto de la publicación. Cuarenta y cuatro interrogantes matizados de informados y documentados comentarios desentrañan convicciones, aprendizajes, sabiduría, referencias y fuentes en un recorrido por la vida literaria de Burgos Cantor. Preguntas y respuestas entretejen un discurso común de entrevistador y entrevistado, como si se hubieran propuesto construir y hacer explícitos los referentes para hacer literatura. El dossier se complementa con una semblanza titulada En el laberinto de los espejos, cuyo autor es Alejandro Burgos Bernal, hijo de Roberto; dos ensayos: Una siempre es la misma, cuento o nouvelle de Umberto Valverde, y Roberto Burgos Cantor: un testimonio en la ficción texto en el cual Kevin Alexis García profundiza en el libro de cuentos Lo Amador y descubre en él la poética de Burgos Cantor. Tres cuentos completan esta sección: Batallas solitarias, Noticias de trastiend -Olvidos a veces y Noticias de trastienda-El otro que habita. Las demás secciones, por supuesto, presentan el vigor y delatan el rigor del equipo editor que con esta publicación hace un aporte de suma trascendencia a la nueva generación de escritores del eje cafetero y Colombia PS *Poeta, ensayista, asesor literario. Email: argonauta15@ hotmail.com


7

septiembre 25 de 2011

HISTORIA La independencia panameña fue una maroma de USA para apoderarse del canal. Óscar Terán por su amor a Colombia se quedó sin patria. Olvido. Alfredo Cardona Tobón* - Papel Salmón

E

n la Avenida Treinta de Agosto con calle 25, de Pereira, hay un busto que alguna vez tuvo pedestal de mármol y una placa de bronce y hoy descansa sobre unos ladrillos revocados sin nada que lo identifique. Ese busto fue el homenaje que la Sociedad de Mejoras de esa ciudad tributó a un patricio panameño que nunca aceptó el atraco gringo que otros istmeños llamaron su Independencia de Colombia. Ese monumento, que se sepa, es el único reconocimiento a ese valiente panameño que por su amor a Colombia se quedó sin patria, sufrió persecuciones y fue condenado al olvido.

Óscar Terán

Un panameño

con corazón colombiano ¿Quien fue Óscar Terán?

Se descorre el telón de la historia panameña

Un siglo después del atropello norteamericano varios intelectuales istmeños se han atrevido a revisar su pasado y aceptado que la tal independencia de Panamá solo fue una maroma de Estados Unidos para convertirlos en monigotes y apoderarse del canal que construían los franceses. En verdad el movimiento de separación no fue popular ni contó con la adhesión de la mayoría panameña; fue obra de la ambición gringa y de dirigentes corruptos de Panamá que contaron con la cobardía y el proyanquismo del presidente Marroquín, Rafael Reyes, Martínez Silva, Marco Fidel Suárez y otros apátridas que prefirieron arrodillarse ante el poder norteamericano que defender con honor los intereses de Colombia. Según el escritor panameño Olmedo Beluche, el zarpazo empezó a gestarse cuando un grupo de empresarios y políticos norteamericanos, encabezados por el abogado William Cromwell, compró en secreto parte de las acciones de la compañía francesa que adelantaba trabajos del canal para revenderlas a su propio gobierno. El negociado incluía al presidente Roosevelt que participó en el millonario negocio a través

Monumento en honor de Oscar Terán en la ciudad de Pereira. Foto/Cortesía Alfredo Cardona/Papel Salmón

de su cuñado William Taft, por entonces Secretario de Gobierno de USA. Cuando el senado colombiano rechazó el proyecto de Tratado HerránHay por anticonstitucional y desventajoso, Cromwell y Roosevelt prepararon la separación de Panamá para imponer un gobierno que aprobara los términos convenidos por un burócrata bogotano y un ágil diplomático estadounidense. Como hubo oposición del Parlamento, incluyendo a los senadores panameños Óscar Terán y Juan B. Pérez, los gringos tramaron la separación que se concretó el 3 de noviembre de 1903 con la dirección de empleados del ferrocarril manejado por los norteños y respaldado por 10 buques de la Armada norteamericana. A partir de entonces, reconoce Olmedo Beluche, el istmo se convirtió en una colonia, con canal, bases, autoridades electorales extranjeras, y un embajador nombrado por los invasores que aprobó las negociaciones rechazadas por Colombia.

Este patriota colombiano nació en Panamá el 22 de julio de 1868, estudió Derecho en USA y obtuvo el título de Doctor en Jurisprudencia en Francia; luego ejerció su carrera en la capital istmeña y fue representante a la Cámara. Terán se distinguió como brillante escritor e historiador; fundó el Ateneo Panamá y por su prestigio moral hizo parte de la Junta de notables panameños que patrocinó el gobierno central para que diera su opinión sobre el tratado que se negociaba con Estados Unidos. Él no aceptó el tratado que USA quiso imponer y luego hizo firmar a los panameños, donde se cedía soberanía y colocaba en desventaja a Colombia y a Panamá; además se opuso sin miedo a las maniobras de una minoría panameña favorecida por los yanquis y a la indiferencia de otros coterráneos como José Domingo de Obaldía, senador por Panamá, que decía que no le importaba ser súbdito de Colombia, de los Estados Unidos o de la China, con tal que sus novillos se vendieran a buen precio. Después del manotazo norteño, Terán rechazó la intromisión de los gringos, y desnudó las verdaderas intenciones de los “próceres” de la separación por lo que lo acusaron de aminorar la independencia y quebrantar la unidad panameña. Cuando publicó un libro que desenmascaraba las tramoyas urdidas por los norteamericanos lo acusaron de antipatriota y el Procurador General del Istmo le abrió un juicio por traición y solicitó su deportación pues, era un extranjero indeseable y pernicioso. Óscar Terán jamás renunció a la nacionalidad colombiana y pese a la persecución orquestada por el clan do-

minante, permaneció en la tierra que lo vio nacer hasta su muerte en el año 1936.

Al lado de Terán

Importantes hombres panameños rechazaron la secesión, entre ellos José Marcelino Hurtado, antiguo ministro diplomático; Belisario Porras, quien sería presidente de Panamá; Carlos Vallarino, Alejandro V. Orillac y Pablo Arosamena. Ellos terminaron aceptando la separación como un hecho cumplido con excepción de los senadores Óscar Terán y Juan B. Pérez Soto, que jamás se plegaron al atraco gringo. Además del rechazo de muchos notables numerosas municipalidades panameñas ratificaron su adhesión a Colombia y comunidades como la de los indígenas cunas se alistaron para luchar a favor de Colombia para recuperar el istmo. Era lo esperado, pues el pueblo en general, rechazaba a los norteamericanos por sus desafueros y atropellos en la zona del ferrocarril y en las ciudades de Colón y Panamá.

Óscar Terán en Pereira

Terán viajó en una ocasión a Pereira invitado por el estadista Esteban Jaramillo. En esa ocasión conoció a Alfonso Jaramillo, hermano de Esteban, y entre estos notables ciudadanos nació una amistad que perduró en el tiempo. El patriotismo y el arrojo de Terán no pasaron inadvertidos en una ciudad que apoyó la lucha de Maceo en Cuba y fue un centro radical y masón donde florecían las ideas de libertad y nacionalismo. Por eso en 1928 la Sociedad de Mejoras, liderada por Alfonso Jaramillo, exaltó al Doctor Terán con un busto que se ubicó en un sitio importante de Pereira. Infortunadamente pasaron esos tiempos y no se repitieron esas generaciones. ahora el monumento a Terán no tiene dolientes: ni la Sociedad de Mejoras Públicas que lo levantó, ni la ciudadanía que ignora de qué se trata, ni la Academia con sus doctores con mil cartones. No sería extraño que algún día le pongan un carriel y confundan a Óscar Terán con un Marulanda o arrojen el busto a cualquier bodega de cosas viejas del municipio PS *http://www.historiayregion.blogspot.com


88

septiembre 25 de septiembre 25 2011 de 2011

PUBLICACIONES Recomendado

Estación México

Álvaro Mutis: último testamento Alonso Aristizábal* - Papel Salmón

los autores que han determinado su propia creación. El segundo libro es otro resumen de la obra publicada por Álvaro Mutis en periódicos y revistas en torno a Colombia, y le sirve para evocar sus raíces. El tercero, Estación México (2011), es paralelo en cuanto se refiere al período de creación de los anteriores. Aquí sus temas corresponden a su relación con Méjico, y en particular señalan la forma vigorosa como el autor ha estado unido a la vida intelectual de dicho país. Dentro del conjunto de estas obras, me parece la que posee un vínculo más estrecho con su creación. En este libro se perfila en mayor medida el punto de vista del creador que habla sobre su arte en el momento de hacer sus comentarios sobre otros poetas y artistas. Hay textos muy mejicanos como “El auténtico fresco de la revolución mexicana” y “Breve elogio del tejolote”. Anteriores a su viaje a Ciudad México, se presentan dos textos, el primero sobre Villaurrutia de 1943, y el otro sobre Montezuma de 1948. Alude en esta especie de diario intelectural, a poetas, pintores y músicos del país donde ha vivido en los últimos 60 años. Aparecen algunos relatos que ya evidenciaban al narrador que siempre ha sido Mutis, lo mismo que algunos poemas que tienen relación directa con la temática mejicana. Incluso, con frecuencia en varios artículos se ve que salta el poeta y hace pensar en su definición de la poesía como plenitud del lenguaje. En un relato llamado “Hastío de los libros” sobre una librería de noche en Ciudad de Méjico, apunta acerca las sombras que flotan sobre los libros en calma.

En el 2002 en los días del otorgamiento del Premio Cervantes, en Deshoras, la revista de poesía de José Manuel Arango y Elkin Restrepo,apareció lo que se llama el poema final de Mutis y que empieza: Pienso a veces que ha llegado la hora de callar./ Dejar a un lado las palabras, las pobres palabras usadas/ hasta sus últimas cuerdas,.. Desde entonces no ha producido ningún poema o página nueva. Solo se han conocido las compilaciones de sus artículos periodísticos, hechas por Santiago su hijo, y que ciertamente se pueden leer como su testamento literario. Estas son De lecturas y algo del mundo (1999), Desde el solar (2002) y Estación México (2011). Esta última acaba de aparecer en Alfaguara. Pero las tres son sus últimos libros, aunque hacen parte del recorrido de su vida desde sus inicios en los años 40. Está allí el ideario del poeta que muestra su gran independencia de las modas y demás, y planteado a modo de reflexiones de las que casi siempre queda la pregunta de quien se propone una conciencia cuestionadora. Tienen el sentido de memorias con las cuales recupera varios momentos de la cultura del mundo, de Méjico y de nuestro país. De la primera sobresale el texto “Herencia de Caín” que una vez más alude a su pensamiento negativo sobre la humanidad, una posición que ha mantenido por años porque el hombre mata sin razón alguna. Afirma que para el lector nato la lectura es como una segunda vida…, y agrega que a medida que la vida nos va formando, también los libros *Escritor. nos van abriendo distintas perspectivas o más amplios horizontes. Considero de gran impor- MUTIS, Santiago. Estación México. Alfaguara. tancia sus comentarios sobre Proust, uno de Bogotá. 2011. Pp. 173.

IMPRE(CI)SIONES Camilo Gómez Gaviria* - Papel Salmón

Recordando a San Francisco Actualmente se desarrollan en Quibdó las fiestas de ‘San Pacho’. Se trata de una manifestación cultural de gran importancia en la capital del Chocó, en la que hay ceremonias y procesiones religiosas pero también música y comparsas. Se da inicio a las fiestas el 20 de septiembre, y estas llegan a su fin el 5 de octubre. Pero, ¿quién era San Francisco de Asís, el santo a quien se rinde tributo? La pequeña ciudad de Asís se encuentra en la región de Umbría en el centro de Italia. La basílica y convento de San Francisco (considerados Patrimonio de la Humanidad) constituyen su principal atractivo y son un lugar de peregrinación para numerosos visitantes. Ahí se puede conocer la historia del santo que creó en 1209 una de las órdenes religiosas más famosas de la cristiandad. Hijo de un mercader próspero, el santo descubre su vocación religiosa en su juventud, a partir de un sueño, y de un episodio místico en el que la imagen de Jesús crucificado, en la capilla de San Damián a las afueras de Asís, le pide reparar su iglesia. Esto lo conduce a la decisión de llevar una vida religiosa con una prerrogativa simple, la de seguir el ejemplo de Cristo. Luego vendrá una vida de pobreza y de servicio a los enfermos y necesitados, acompañada de episodios como el del sermón a las aves, por lo que se le considera santo patrón de los animales. Hacia el final de su vida recibe los estigmas de Cristo en medio de un trance. El culto al santo de Asís llegó a la zona donde ahora se encuentra la población de Quibdó hace 363 años. Se conmemora esta llegada con una procesión hacia el final de las fiestas del santo en la que la imagen de San Francisco es llevada por el río. Este año, la inauguración de las fiestas el pasado 20 de septiembre fue de particular importancia pues esta manifestación cultural fue incluida en la Lista de Patrimonio Inmaterial de la Nación. Ese día se dio inicio a la celebración con una misa en la catedral y por la tarde se realizó el tradicional desfile de banderas y comparsas, entre baile y música de chirimías. Desde la muerte del santo en 1226, pasando por la llegada de Fray Matías Abad a la zona donde ahora se encuentra Quibdó en 1648, y las celebraciones de ‘San Pacho’ este año, ha corrido mucha agua por el río Atrato. Sin embargo, hoy día las personas que celebran estas fiestas en la capital chocoana, pueden afirmar con orgullo que éstas hacen parte del patrimonio cultural colombiano y que cuentan con un reconocimiento oficial. *camezmigolo@hotmail.com

convocatoria Cuento y poesía Juegos Florales de Manizales 2011 convoca al Concurso Intercolegiado de Cuento y Universitario de Poesía. En cuento, podrán participar los estudiantes entre grados octavo y undécimo; en poesía, estudiantes de pregrado. Cada participante podrá enviar un solo cuento con una extensión mínima de 2 pági-

nas, y máxima de 5; o un poemario de 15 a 20 poemas. La temática es libre en cada género. Los trabajos deben entregarse mañana 26 de septiembre en la Secretaría de Cultura de Caldas, Calle 26 No 20-46, o enviados al mail escritoresmanizales@gmail. com

Director: Nicolás Restrepo Escobar Editora: Gloria Luz Ángel Echeverri Diseño: Virgilio López Arce Circula con LA PATRIA todos los domingos Cra 20 No.46-35. Tel 878 1700 Impresión: Editorial LA PATRIA S.A Portada:Escena en la Fundación Pies descalzos de Barranquilla. Foto/Santiago Escobar J./Papel Salmón


papel salmon