Page 1

El

Ja

creación y vida

) I ( o x e s l os e n o d d án i ó p i s e g a ú r n i t u n s co y e s ño qu a a m 0 a :5 rr d e a n d í l o a B V p s ro me es Hu go Ch ap ar

EDICIÓN 1.038 domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012 Manizales - Colombia

Una partícula llamada Bosón de Higgs

¿Dios está en la partícula de Dios? Nelson Velandia, S.J.

VII Temporada de música de cámara de Manizales

Teresita Gómez, una maestra del piano Germán Eduardo Arias L.

La route du miroir

De la memoria y el olvido o hacia la confluencia de la confusión Un panorama desde mi biblioteca

Poesía española contemporánea Antonio María Flórez

Sindéresis

¿Qué significa un nombre, un acrónimo?

Luis Enrique García Restrepo

Foto|Tomada de fondosdecine.blogspot.com|Papel Salmón

German Sarasty M.


2 | PENSA MIENTO|

domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

Una dama, una leyenda. Obras de Bach, Calvo, Mejía, Vieco, Chopin y Mozart. Hermoso concierto, hermoso repertorio, pocos aplausos. Virtuosismo.

Una partícula llamada Bosón de Higgs

¿Dios está en la

partícula de Dios? A

Germán Eduardo Arias L.* Papel Salmón

Había que conseguir la partícula fundamental que diera respuesta a todas las demás. Hay un esfuerzo de la ciencia por responder a la estructura de la materia. Descubrir. Nelson Velandia, S.J.* Papel Salmón

E

l año pasado uno de los científicos que esta trabajando en el acelerador de partículas del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), estuvo dando una conferencia, en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, sobre el trabajo que están realizando en torno a la búsqueda del Bosón de Higgs. Estuvo explicando que la física tiene un modelo llamado el “modelo estándar” con el que se describen todas las partículas elementales que conocemos y la manera como ellas se relacionan unas a otras; pero comentaba que queda aún una pregunta por resolver y es ¿por qué algunas partículas tienen masa y otras no? Experimentalistas y teóricos se dieron a la tarea por crear un modelo en el que se fuera incorporando la materia, pero se tenía que conseguir la partícula fundamental que diera respuesta a todas las demás. A esa partícula le dieron el nombre de Bosón de Higgs. Al final de la conferencia, el público le hizo una serie de preguntas, pero hubo una que llamo la atención y fue: Si el Bosón de Higgs es la primera partícula que aparece en el universo, ¿qué hubo antes de dicha partícula?, y el físico contesto: “yo no puedo responder a esa pregunta, la respuesta no le corresponde a la física”. Por supuesto que Stephen Hawking no estaría de acuerdo con esta afirmación y respondería que la materia debe explicarse con la materia misma y no debe recurrir a campos externos a ella. Ya en su libro The Grand Design había citado a Laplace diciendo que no necesitaba la hipótesis de Dios, para comprender cómo empezó el universo. Pienso que lo más sensato fue la respuesta del investigador del CERN. Hay campos donde la física no tiene respuesta y debe recurrir a otros saberes o epistemologías como la filosofía o la teología;

Foto|Tomada de http:// rincondelartedejudit. blogspot.com|Papel Salmón

La creación de Adán, motivo central de la obra de Miguel Ángel Buonarroti en la Capilla Sixtina.

como hay campos donde la filosofía y la teología no tienen respuesta y deben apoyarse en las ciencias. Sé que aquí me estoy metiendo en una frontera invisible que ha sido creada por la historia y por el imaginario colectivo que llevamos en la sociedad, pero del que quisiera establecer más bien el diálogo entre las partes.

que se desprende toda la materia y la que da cuenta toda la materia. De ahí que la doxa haya querido llamar esta partícula, “la partícula de Dios”. Ella estaría en el pilar del modelo estándar del universo y estaría en toda la materia que conocemos.

En busca de la primera partícula

El dato esta ahí, la ciencia dio su aporte para explicar el universo, le corresponde ahora, al científico creyente hacer una lectura de lo que acontece en la historia. Lo interesante fue que los científicos del CERN anunciaron que tenían el 99 % de probabilidad de haber encontrado el Bosón de Higgs, como ese gran paso para completar el modelo estándar, y a los pocos días se celebró un aniversario más del paso del hombre a la luna, como respondiendo a ese deseo que tiene la humanidad de llegar a lo más profundo de la materia, a los niveles de la constante de Planck, pero a la vez tratar de indagar por la inmensidad del universo y responder a los primeros instantes de formación de la materia. Gracias a los avances que hemos tenido en teología y a la lectura creyente de la historia de la humanidad, podemos afirmar que Dios no aparece en medio de los hombres y las mujeres como un “demiurgo”, es decir como un ser que esta fuera de la realidad y que no esta comprometido con el destino de la humanidad. La

Hay un esfuerzo por parte de la ciencia por responder a la estructura del universo, en especial a la estructura de la materia. Por décadas se ha querido unificar las fuerzas fundamentales de la naturaleza y dar respuesta a la constitución de la materia. Lo interesante es que la dinámica de la ciencia ha llevado a que se abran más preguntas y se planteen nuevos modelos para la realidad. Uno de esos modelos cosmológicos es el Big Bang, el cual considera que todo se dio con una primera explosión de la que se originó el universo que conocemos. Lo interesante es que para el año de 1927 un sacerdote diocesano, P. George Lemaître, estaba planteando el origen del universo a partir de una “átomo primogénito” y por la época en la que se estaba planteando la expansión del universo a través de la constante de Hubble. En el laboratorio del CERN se quiere llegar a esos primeros niveles altos de energía (125 GeV) y de temperatura en la que apareció la primera partícula, de la

Tiempo del científico creyente

sistir a un concierto de Teresita Gómez es casi como montarse en una montaña rusa de emociones. Para empezar, la manera como incursiona en el escenario obliga al espectador a disponerse de inmediato, casi como que llega diciendo “Bueno, a lo que vinimos...” Su absoluta concentración, abstraída de cualquier eventualidad a su alrededor y la dedicación a la interpretación pone alerta al auditorio, cautivando el interés y, como resultado lógico, llega después la inmersión en el carrusel de emociones que produce su interpretación, siempre emotiva, virtuosa e inquieta. Definitivamente todos los grandes intérpretes dejan en sus presentaciones algo de su propia historia.

Un viaje pianístico

El programa del concierto que nos ofreció en el auditorio de la Universidad Nacional, celebrado el pasado 20 de septiembre, lo conformó un variado menú

Diego Ramírez VII Temporada de música de cámara de Manizales

Teresita Gómez,

una maestra del piano que nos trajo obras de Bach, Calvo, Mejía, Vieco, Chopin y Mozart. El auditorio, casi lleno, pudo disfrutar de este viaje pianístico, si bien, muchos de los asistentes no entraron del todo a la montaña rusa. Siempre he creído que nosotros, como público musical, nos rajamos a la hora de reconocer con aplausos, todas las maravillas que nos brindan los músicos, tanto propios como visitantes. La partita de Bach - No.1 en Si bemol tuvo contrastes más allá de cada una de las piezas que la componen, esto es, que además de los contrastes impuestos por el compositor, la intérprete estampó su propio criterio, sobre todo después del preludio y la primera danza - Allemande -

pues por ratos parecía perderse un poco la métrica; la zarabanda, un poco académica, rápida y plana para mi gusto, dio paso a los minuetos que, otra vez, fueron poco acentuados para luego seguir a la deliciosa y virtuosa giga que alegró el corazón de más de uno. “Mozart es un compositor maravilloso, transparente. Lo asemejo a un mantel de lino blanco al que si le cae una gota de vino rojo, se daña”, decía la maestra para LA PATRIA la víspera del concierto. Pues así tocó la sonata del genio de Salzburgo: con una fluidez notable y un fraseo coherente y bucólico que es capaz de permitir una sonata con toda la ortodoxia del estilo clásico.

experiencia de Dios acontece en la historia misma, se encarna en la materialidad y se revela en lo que sucede a diario. Así que ante la pregunta de ¿dónde está Dios en el Bosón de Higgs?, podríamos decir que su acción se revela en las partículas dando fuerza y energía a la dinámica del universo. De esta manera Dios no está ajeno a lo que se devela en las ciencias, sino, como afirma Karl Rahner, S.J., la historia de salvación es la historia del universo y a la vez la historia del universo es la historia del caminar de Dios con los hombres y las mujeres. No es hacer una apología de Dios, ni endosar los triunfos de la ciencia física al acontecer divino, es descubrir que no estamos solos, que hay un Dios comprometido con nosotros, que desea su revelación en su creación. Para terminar propondría como materia de contemplación, no solo el atardecer que aparece a lo lejos del mar, o el nacimiento de una nueva creatura, sino la traza hipotética de un bosón en una colisión protón – protón. Descubrir la presencia de Dios en lo más pequeño, como su presencia en la última super nova que explotó en este instante y de la que tendremos razón dentro de cinco mil millones años luz *Sacerdote jesuita. Profesor del Depto de Física y candidato al Doctorado de física. navelandia@javeriana.edu.co

Foto|Archivo LA PATRIA|Papel Salmón

|MÚSICA | 3

Teresita Gómez, quien se presentó en Manizales el pasado 20 de septiembre, comenzó a estudiar piano a los cuatro años de edad.

Para 1783, Mozart tenía ya en mente su sinfonía Linz y volvía a tomar el molde con que hacía sus sonatas para piano con el fin de dar a luz esta sonata en Si bemol. El segundo movimiento, casi de transición, acaso por la dificultad de la sonoridad del piano, con algunos problemas en el registro agudo, dio paso al Allegretto, último de los tres movimientos que evidenció el virtuosismo y el oficio de la maestra, llevándonos a un final tan hermoso como vertiginoso.

Hermoso repertorio

De los compositores colombianos, la maestra mencionaba las bondades de sus obras en términos de su facilidad de asimilación. Honestamente yo creo que ella se acomoda tanto a este repertorio que le resulta natural interpretarlo sin dificultad alguna, porque a pesar de todos los matices y contrastes, Teresita Gómez les da vida y carácter y esto, ayudado por haber escogido obras del conocimiento del público - Lejano Azul, Malva Loca, etc. - dio como resultado una sinergia que constituyó el clímax de todo el recital. Me gustó mucho la interpretación de los nocturnos de Chopin, sobre todo por su entrega al público. Sin ser melosa, dramática o exageradamente melancólica, la interpretación de estas piezas tuvieron la expresión y la dinámica propias del músico polaco, resaltando los contrastes y las tensiones y resolviendo con naturalidad los contrapuntos para crear la atmósfera de canto que distingue estas piezas. La hermosa Fantasía de Enrique Granados, cerró el programa formal del recital, cuya interpretación fue magistral, virtuosa y con un sabor muy oriental, al punto de opacar en mis oídos, incluso hasta el bis chopiniano que se obligó a regalar por los aplausos del auditorio, si bien, fueron pocos para todo lo que la querida maestra nos brindó aquella noche. Hermoso concierto, hermoso repertorio, pocos aplausos *Referencista Área Cultural Banco de la República. (Las opiniones expresadas en este escrito son de exclusiva responsabilidad de su autor).


4 | CINE|

domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

| CINE | 5

Foto|Tomada de http://2.

Para C, el Q redondo y chaparro al que siempre le ha gustado Bond.

Salmón

Dr. No -1962- con Sean Connery.

Hugo Chaparro Valderrama* Papel Salmón

E

l mundo le dijo sí al Dr. No cuando el sexo hecho encanto y peligro apareció encarnado en la primera película de James Bond. Eran los años 60 y un actor escocés llamado Thomas Sean Connery, hijo de un camionero y una criada por horas, que había trabajado en oficios paradójicos -como salvavidas y lustrador de ataúdes-, después de modelar trajes de baño, participar por Escocia en Mr. Universo y entrenar su cuerpo para forjar la musculatura que luego lo haría famoso en el terreno del espionaje erótico, fue escogido para enseñar las virtudes del personaje por el que abrevió y repitió sus nombres -el real y el ficticio-, prefiriendo el Sean al Thomas y murmurando en el cine, con una voz pedregosa, “My name is Bond, James Bond”. El mito empezó a excitar al público femenino, aunque Bond fuera un misógino que hacía de las mujeres el reflejo vanidoso de su atletismo viril. La carne de Ursula Andress fue la primera en gozar, seguida por Daniela Bianchi en la segunda película, sensualmente titulada From Russia With Love. Su trama, a la sombra de la Guerra Fría -que en el cine de Bond hacía del imperio inglés y de sus aliados, la CIA y el FBI, los protagonistas virtuosos en contra de los malvados profesionales, es decir, los rusos-, presentaba a Lotte Lenya como la enemiga de Bond –al servicio del temible SPECTRE, versión criminal de la CIA y el FBI. Madame Lenya fue una de las pocas mujeres que contradijo el gusto del espía por rasguñarse con sus doncellas felinas. Situada en el lado oculto de la luna sexual que iluminaba al galán con licencia para seducir, Lenya protagonizó a una lesbiana rusa llamada Rosa Klebb, con más espinas que pétalos y más huesos que carne, dueña de una figura que parecía de madera, obligada a sublimar el sexo con sus tareas delictivas. Desesperada al final, cuando trata de asesinar al imán carnal que es Bond, quizás soñando con vengarse del placer que no puede disfrutar en la piel de las muchachas que la erotizan a ella, alza uno de sus pies con gracia de marioneta para tratar de ensartarle el puñal envenenado que sale de su zapato. Únicamente Luciana Paluzzi, como Fiona Volpe en Thunderball, se burla del orgullo que manifiesta el sexo trípode de Bond en sus primeras películas. Después de hacer el amor -Para servir a Inglaterra, dirá Bond-, Volpe se burla del espía cuando cae en la trampa de los matones que esperan fuera de la habitación. La vanidad tiene sus peligros, dice Bond. ¿La vanidad, señor Bond? ¡Algo de lo que usted sabe mucho!, dice Volpe. Herido en su amor propio, Bond insiste en recordarle que acostarse con ella fue un deber patriótico del que apenas disfrutó. ¡Claro!, exclama Volpe. ¡Me olvidé de su ego! James Bond… Que sólo

o Halle Berry en Die Another Day.

bp.blogspot.com|Papel

U

Foto|Tomada de http://3.bp.blogspot.com |Papel Salmón

The Spy Who Loved Me (La espía que me amó) -1977- con Roger Moore.

Foto|Tomada de http://cinemadreamer.files.

Foto|Tomada de http://1.bp.blogspot.com|Papel

James Bond: 50 años y continúa espiándonos

Salmón

wordpress.com|Papel Salmón Foto|Tomada de http://www.tarracocinema.com|Papel Salmón

Die Another Day (Otro día para morir) -2002- con Pierce Brosnan.

El espía que surgió del sexo (I)

tiene que hacerle el amor a una mujer para que ella empiece a oír coros celestiales, se arrepienta y regrese de inmediato al bando de la justicia y la virtud. ¡Pero esta chica no es así! ¡Qué golpe más duro debe ser conocer el fracaso! Bond es consciente, aunque no esté convencido del todo por las pruebas que ha pasado en su biografía de espía, de que no siempre se gana, a pesar de que las mujeres que caen vencidas por él como heroínas ingenuas se dobleguen al asedio; mujeres que contradicen y alteran a feministas ansiosas por la libertad de sus compañeras de género; criaturas semejantes a los musicales de Hollywood filmados en los años 30 por Busby Berkeley en los que nadie habla, baila o canta como en la vida real, siendo las chicas de Bond criaturas que no hablan, se visten o se desvisten como mujeres normales en las circunstancias límites de la muerte o el sexo; que pueden correr en bikini o en pantaloncitos, literalmente, calientes, sosteniendo la levedad de una bata, a punto de romper el brassier -si lo tienen- o, al menos, exponiéndose a recibir un disparo en el calor de su pecho, adornando con su cuerpo el peligro.

L

a suerte de sus proezas, Bond se la debe a Q, el paciente y brillante Quartermaster al servicio del espionaje británico,

que protege a James -al que considera un adolescente que jamás creció- con la utilería de lujo sin la que pudo haber muerto en su primera aventura: autos con rapidez de cohete, maletines de los que salen cuchillos, relojes y cigarrillos capaces de disparar torpedos, pipas que podrían ser bombas atómicas. A su categoría divina, con la que burla su muerte, también le ayuda el pulso alcohólico de sus enemigos, incapaces de matarlo con puntería letal, demostrando la ineficacia del mal vs. las balas guiadas por los ángeles del bien, que siempre salvan a Bond en la superficie ética de un paisaje moral pintado en blanco y negro. El orden fue en desorden: Dr. No fue la sexta novela publicada por Ian Fleming, adaptada al cine como el primer James Bond; Live and Let Die la segunda y la octava adaptación, cuando ya Mr. Bond tuvo el rostro del santo que fue Roger Moore; Moonraker, editada en 1955, se estrenó veinte años después… A nadie le importó que el mundo cinematográfico fuera cronoilógico con la vida del espía. El efecto sería el mismo: una emoción sin sosiego que hacía de Bond el héroe vanidoso capaz de dictar cátedra de enología; hablar varios idiomas y hacer el amor en todos; beber vodka, martinis agitados pero no revueltos; nadar y respirar debajo del

GoldenEye -1995- con Pierce Brosnan.

agua sin que su apariencia se desordenara, pues el cabello de Bond parecía peinado con vaselina de titanio, como sus trajes que seguían planchados después de un tiroteo, evitando las arrugas que nunca sufrían sus tuxedos, cortados sobre medidas para realzar su cuerpo. A Ian Fleming no le gustó del todo la apariencia de Connery. Lo consideró demasiado vulgar, musculoso en exceso, aparatoso como un armario viril. Pero el tiempo, las películas y el éxito convencieron a Fleming del poder visual del cine para encajar en la anatomía de Connery al espía de pelo en pecho y remolino en la psiquis con la descripción de Bond, escrita en su novela From Russia With Love con estilo de notario: “Nombre: Bond, James. Estatura: 1.83. Peso: 76 kg. Delgado. Ojos: Azules. Cabello: Negro. Una cicatriz en la mejilla derecha y en el hombro izquierdo. Atlético. Experto en armas de fuego, boxeo y cuchillos [la escuela del crimen agregaría judo y karate]. No usa disfraces. Idiomas: francés y alemán [aparte del galimatías políglota que habla según la geografía del miedo: japonés en You Only Live Twice; árabe en The Spy Who Loved Me; italiano y portugués en Moonraker]. Fumador empedernido (Nota: fuma cigarrillos especiales con tres aros dorados). Vicios: alcohol, pero no en exceso, y mujeres”.

Licence to Kill (Licencia para matar) -1989- con Timothy Dalton.

Fleming pudo agregar su orientación política: espía de extrema derecha. Con licencia para flirtear con el emblema de la frigidez británica, petrificada aún más por su arrogancia política, Margaret Tatcher, aprovechando el espía la distancia telefónica cuando termina For Your Eyes Only, dejando el auricular al lado de un loro que se balancea en su percha y le pide un beso a la antichica Bond, sumándose a la broma la presencia risible de su prótesis matrimonial, Denis Tatcher, en una escena de aburrimiento doméstico en la que Denis pellizca la cena y su excitada mujer le golpea la mano, mientras que Bond y Melina (Carole Bouquet) se lanzan al mar desnudos para nadar bajo la luz de la luna y darle sentido al título -“Sólo para tus ojos”, le dice Melina a Bond dejándole oler su piel como el buqué de un buen vino. De nuevo el talón de Aquiles que siempre excita al espía, su ardor de simio insaciable en contra de las mujeres como adorno de su ego de la cintura hacia abajo. Un culto al macho cargado de testosterona ardiente, enfrentándose con furia de gladiador musculoso al comportamiento neuróticamente gay de Donald Pleasance en You Only Live Twice, con su cara recortada por una cicatriz horrible y un gato siempre en sus manos, ronroneando al

vaivén de sus caricias sedosas, o al par de engendros que viven un romance criminal en Diamonds are Forever, tomándose de la mano después de asesinar con un escorpión a un dentista.

E

l machismo vs. la inteligencia femenina -que la serie intentó atenuar en sus primeras películas recurriendo a la falsedad del mito que supone en las mujeres fragilidad, temor y ansiedad de protección-, se resume en el diálogo que M (Judy Dench) sostiene en Tomorrow Never Dies con un almirante de la armada inglesa, quien le asegura a M, con brutalidad militar, que ella no tiene bolas para su trabajo, replicándole M con ironía certera que su ventaja es que no las necesita para pensar. Hasta que M no fue Judy Dench en GoldenEye, treinta años después de que la serie empezara en 1962, las mujeres fueron usadas y abusadas por el instinto de Bond. El espía sufrió un leve revés en su ego -discreto pero suficiente para comprender que habían cambiado los tiempos-, cuando le dieron el cuerpo de un galán con rostro de porcelana: Pierce Brosnan. No pasó en vano el legado de las mujeres independientes y rudas, situadas en el bando oscuro de los villanos. Grace Jones, como tigresa feroz, amenazó a Roger Moore en A View to Kill, demostrando

que tenía un corazón sensible, herido entre su capa de músculos cuando la traiciona Zorin (Christopher Walken), salvando entonces Miss Jones, por furia y por despecho, una de las siete vidas que tiene el gato de Bond. Diez años después, Famke Janssen como Xenia Zaragevna Onatopp en GoldenEye, estrangula a sus amantes con las piernas, adora que la golpeen, sugiere con su Onatopp que le gusta treparse on top (encima) para quitarse el ardor sadomasoquista con su amante ocasional, vengando a sus hermanas de género cuando maltrata a los hombres que le despiertan reacciones de pasión bestial. Vampiresas trastornadas que fueron un mal ejemplo con tendencias criminales -aprovechando su aire de mujeres delicadas como un dulce con veneno à la Sophie Marceau en The World Is Not Enough, porque para ella el mundo no era suficiente a menos que pudiera compartirlo con alguien tan enfermizo como su secuestrador, Robert Carlyle, un matón que la apasiona después de inocularle su Síndrome de Estocolmo-, situadas al otro lado de las mujeres virtuosas que asumirán su destino y enfrentarán a los hombres sin doblegarse ante ellos, combatiendo junto a Bond, cuerpo a cuerpo, incluso aventajando al espía cuando su cómplice atlético sea Michelle Yeoh en Tomorrow Never Dies

n diálogo nos descubre el cambio sexual que sufren las películas de Bond. Cuando un oficial comenta que M según Judy Dench es una “reina malvada”, sin darse cuenta que ella se encuentra a sus espaldas, M le asegura con frialdad esquimal y ojos de acero que si quisiera sarcasmo hablaría con sus hijos. Más tarde dice de Bond que sólo es un dinosaurio “machista y misógino, una reliquia de la Guerra Fría”. Tres décadas y un kilometraje sentimental cruzado con rapidez, separan también a Moneypenny, la secretaria de M, de las otras secretarias que se burlan de las trampas tendidas por Mr. Bond cuando intenta levantar la bandera del sexo ante ellas. En la era de Timothy Dalton -apenas un par de películas: The Living Daylights y Licence to Kill-, desaparece Lois Maxwell, la actriz que encarnó a Moneypenny, enamorada platónica y frustrada de Bond, desplazada por las ninfas que saben cómo escapar de la seducción sin solución del espía, a las que solo entusiasma por el gusto del coqueteo que hierve sin consumarse. La secretaria de los años 90 le asegura a Bond que no reza todas las noches por incidentes internacionales para correr a impresionar al espía, agregando que su asedio podría considerarse como acoso sexual y que algún día tendrá que cumplir lo que promete con sus insinuaciones. Directa y sin matices. Obedeciendo a la dimensión moral y dramática de los personajes que en el mundo de Bond es tan plana como el asfalto sobre el que suceden sus persecuciones en automóviles vertiginosos donde la velocidad y sus trucos son lo único que importa. Tras el peligro -que no es profundo ni cierto porque el final es el mismo: James Bond jamás muere-, la recompensa es rudimentaria y vengativa: complacer al público ajusticiando al villano tras un largo sufrimiento que amenaza al héroe. El artificio conduce exclusivamente hacia la acción y el exotismo explotados al límite. Dentro del imperio británico el control es ordenado como el ritual del té. Más allá de sus fronteras -el Caribe, Rusia, Japón, Italia, Cuba, los Alpes suizos-, la maldad químicamente pura es posible y establece las normas por las que se enfrenta Bond, a nombre del mundo civilizado, en contra de aquellos que lo amenazan. Un estilo colonial que no desmiente el contraste entre un vocablo dudoso, la civilización, y los salvajes que contradicen el bienestar de Occidente -aunque los salvajes en la mira telescópica de Bond sean tan perversos como los británicos, igualmente asesinos y exhibicionistas con su maquinaria para el crimen, fusionando sus enemigos afrocaribes el vudú y la tecnología a la orden de la muerte en episodios de antropología pop según Live and Let Die *Laboratorios Frankenstein©


6 | L I B R O S | domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

La route du miroir

De la memoria y el olvido o hacia la confluencia de la confusión En la primera parte, los poemas se refieren a lo que se esconde detrás de un velo. La memoria como un artificio para despistar a la muerte. La angustia del ser. Realidad. German Sarasty M.* Papel Salmón

E

n La ruta del espejo, además de la búsqueda, “Tras las huellas de Helena y de las mujeres abasíes” se entrecruzan el olvido y la memoria, no solo de la manera tan explícita como se menciona en las dedicatorias (A todas las víctimas del Mal de Alzheimer. A todas las tejedoras de historias, cuya palabra las ha salvado del olvido y les ha dado fuerzas en épocas de infortunio), sino también en los títulos de las partes “Secretos de la tumba de Terpsicore” y “Banquete en las estancias secretas de la memoria”.

El olvido

En la primera parte, al abordar el Olvido, los poemas nos refieren aquello que se esconde detrás de un velo, que aunque sutil, sirve para cubrir un rostro y sumirlo en esa visión nebulosa que presenta al contemplarlo. Esa fue la crueldad que tuvo que afrontar Ulises en su viaje a Ítaca, el riesgo de perder los recuerdos que constituyen razón de vivir. Definitivamente la pérdida de esa capacidad del ser humano no solo de ir guardando secretos sino también de degustarlos al evocarlos nuevamente cada vez que lo desea, es fatal, ya que todo el conocimiento, las experiencias, las aptitudes y demás contenidos que ha sabido acumular, se van perdiendo como ha ocurrido con las riquezas materiales. Afecta principalmente a quienes nos quieren, y posiblemente ese temor a padecerlo, será como un aliciente para luchar intelectualmente contra su aparición.

La memoria

En la segunda parte la Memoria, la vemos como artificio para despistar a la muerte, también como posibilidad de inventar nuevas historias y hacerlas creíbles; es el lenguaje como instrumento del demiurgo, para amalgamar la fantasía con la realidad y recrear mundos. En fin el disfrute de la mentalidad plena, que nos proporciona placeres menos efímeros que la realidad, lo cual constituye todo un banquete. Cada arte tiene su propio lenguaje y solo quienes han sabido aprehenderlo y aprenderlo, logran crear o interpretar respectivamente esas obras que el hombre ha producido. Lo vemos en la pintura, la escultura, la danza, la música, la poesía y un innumerable etc. En este caso, ese lenguaje es de una increíble precisión, ya que las palabras usadas deben expresar con exactitud lo que el alma del poeta quiere transmitir, ese sentimien-

to tan difícil de expresar por el común de los mortales, pero que en manos del poeta nos hace soñar y cuantas veces llorar.

Selección de algunos poetas españoles. Coexistencia de autores de diversas épocas y edades. Realidad. Antonio María Flórez* Papel Salmón

L

as artes miran el presente y se ocupan de él, así también la poesía. Hablar de la poesía española contemporánea implica reconocer que no hay una voz o tendencia predominante, que coexisten autores de muy diversas épocas y edades que están en plena ebullición creativa y que dicen con lucidez cosas muy válidas sobre la realidad y el presente, pero también sobre los anhelos, deseos y sueños que agitan sus seres, sobre sus concepciones políticas y sociales, sus reflexiones filosóficas o, en fin, sobre cualquier otro asunto que les ocupe o preocupe en su jardín interior o el mundo que les rodea y habitan

Un panorama desde mi biblioteca

Poesía española

contemporánea Álvaro Valverde

*Poeta.

Estados del hombre

En la poesía que nos concita, vemos reflejada la angustia del ser, sus temores, sus sueños, sus aspiraciones y sus deseos de trascender y como la Filosofía trata de dilucidar los problemas que agobian al ser humano, podríamos hablar de una poesía filosófica, además atemporal, pues no está circunscrita a ninguna época, y aunque tenga mucho de mitológica, tiene más de contemporánea y ese carácter se conservará para futuros lectores. Pero lo maravilloso, no es solo la presentación de los problemas de la memoria y el olvido, de la vida y la muerte, de la realidad y la fantasía, de lo mundano y lo sacro, sino la forma de expresarlo. Un entrecruzamiento de extremos hecho de tal manera que va creando la confusión en que todo ser humano se ha visto o se verá inmerso, estados en los cuales no sabremos distinguir si lo soñamos o lo vivimos, si lo anhelamos o lo logramos, si lo padecemos o nos curamos. Es la magia de la Literatura que nos permite evadirnos o seguir permaneciendo, prolongando placeres.

(Plasencia, Cáceres, 1959).

Joan Margarit (Sanahuja, Lérida, 1938) LA PRIMERA VEZ La cita fue en la plaza de Cataluña, delante de la hilera de los relojes que marcaban la hora en las ciudades del mundo. Ya no he dejado nunca de reír o de llorar por ti. La luna ha estado siempre en las ventanas de nuestra vida, en sus cristales fríos como un reloj de aquellos, que ahora marcan el ayer y el mañana en nuestro amor. En alguna ciudad del pensamiento te estaré amando cuando marque tu hora solitaria la esfera de la luna sobre el mar.

Verónica Martínez Delgado (Fruxeira, Valdovino, 1976) Me tocabas el vientre como un dios toca su mundo. No estaba preñada, pero me creció un mar de deseos que duró una vida. De Desterrada do meu corpo (2001)

De Casa de misericordia, Premio Nacional de Poesía (2008)

Entre el mito y el logos

Apreciamos como los poemas de Berta Lucía Estrada tienen la particularidad de entrelazar el mito con el logos, pues presenta problemas vivenciales apelando a un lenguaje metafórico que alude a las mitologías para dar un aire más patético al problema de la muerte que puede considerarse el del condenado a quien le ha sido aplazada su ejecución o el de aquel que ha perdido sus capacidades mentales y se halla inmerso en la zona gris del olvido, como muerto en vida o vivo sin conocimientos. Solo tiene la palabra para ver otro amanecer para engañar otra vez a la Daga para mirarse en la noche siguiente en los ojos del amante; sin ella Sherezada sería la amada perpetua de la Daga y el olvido perenne del Califa, sin ella Sherezada sería otro grano de arena del desierto espejismo que erra detrás de las caravanas de beduinos les hace perder el rumbo los convierte en perpetuos habitantes de las dunas

La muerte

Se reflejan los problemas que enfrenta el hombre moderno para sobrevivir en un medio que se constituye en una amenaza, pues debe estar en forma permanente demostrando sus competencias, que son por las que lo valoran y las que le permiten salir adelante, de ahí que deba estar preparándose para nuevos desafíos y cada día que trascurre es un triunfo en ese medio laboral,

Juan Antonio González Iglesias

MÁS ALLÁ, TÁNGER I Ves la ciudad volver. Emerge, blanca, de su sueño de siglos. Al verla, desde lejos, te parece la vieja conocida que no es. Superpones a tu propia memoria la de otros. Ellos sí la gozaron. Y aún la sufren.

| POESÍA | 7

Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, León, 1957) Me metí en la cama con los bolsillos llenos de monedas. Nunca se sabe. Un divorcio entre conserjes la pastoral de los amantes a la luz de las velas. Con una simple moneda le tapas la boca a cualquier pesadilla. Cualquier lunático a ciento cincuenta por las barandillas del inframundo. Una golfa maravillosa que orina gasolina bajo los cipreses de lo improbable. Andar en la oscuridad con los bolsillos pelados atrae a los francotiradores como si fueses una lata de cerveza. Es más recomendable andar sonriente que decapitado según un no tan viejo proverbio chino. De hecho, todo lo que uno no ha querido ser se cumple de pe a pa en el túnel del sueño. Aparecen gánsteres, esos bastardos bien afeitados en cualquier callejón te perforan la gabardina. Nada más desagradable que despertar hecho un colador de tallarines, el bochorno de los peones con sombrero de copa colocando azulejos, la minuta de la funeraria. Nada mejor que unas monedas por si el domador de las moscas te echa el guante para girar en el vacío. Un camarote barato, la oportunidad de tu vida con una arandela en ombligo. Y qué me dices si llegan los ovnis. Nunca se sabe. De La bicicleta del panadero (2012)

Elena Medel (Córdoba, 1985)

De su olvido renacen las cenizas que proyectan su sombra en el presente.

PUNTO DE PARTIDA Un poema condenado al ocio. Sus dieciocho versos montan en autobús y guardo en la cartera – dibujos animadosdos pasajes con destino a la garganta. Tu móvil, apenas unos céntimos, sonrisa: ganarte así, renegando de Espronceda

De Un centro fugitivo (2012)

Tus besos son la excusa del verano. De Vacaciones (2004)

(Salamanca, 1964)

social y económico tan hostil en el cual afronta su problema existencial. Esa cruda realidad nos muestra cómo los seres humanos morimos para los demás, cuando se olvidan de nosotros, pero esa muerte debe empezar a sentirse, cuando comenzamos a sumirnos en el olvido, en esa terrible pérdida de la memoria, que los demás alcanzan a percibir como algo horroroso, y que quien la padece, seguramente apenas en sus escasos momentos de lucidez, se percata tardíamente de ello. *** El recorrido intelectual de nuestra escritora en el cual ha ido dejando claras huellas, nos ha permitido degustar sus incursiones en la investigación literaria, los ensayos, el teatro, la poesía y en general en la Literatura y hemos visto en su trabajo como ha sabido intercalar la realidad con la ficción, lo subjetivo con lo objetivo, lo cotidiano con lo trascendental, el sueño con la vigilia y de su mano hemos atravesado esos laberintos de la mente que ella ha sabido sondear con tanta maestría *Profesional en Filosofía y Letras. Universidad de Caldas.

GIMNASTA Utiliza expresiones como tren superior, centímetros de brazo, horizontalidad. Está arriesgando mucho sobre la barra fija. No quiso practicar fútbol ni baloncesto. Sus padres lo apuntaron de niño a un gimnasio. Gira. Vuela. Organiza todos sus movimientos. Sueña con pinchar música ante la muchedumbre en una discoteca: Fabrik de Fuenlabrada, la misma en la que baila cada noche de sábado. La naturalidad es una de sus bazas. En Pekín estará en su mejor momento. Tendrá 23 años. Si no falla ahora mismo, si convence a los jueces, dentro de unos instantes va a gozar la alegría más sencilla del mundo. Mañana tendrá acceso vip en el aeropuerto. Y será recibido por su alcalde, el de Móstoles. Podrá pinchar su música ante su gente en Fabrik. Ejercicio completo. Impecable salida. Va a ser ya muy difícil que se le escape el oro. De Eros es más. Premio Loewe, en Del lado del amor (2010)

Álex Chico (Plasencia, Cáceres, 1980) EN URQUINAONA Qué quedará de mí en este lugar, cuando apenas se sujeten los últimos bancos del parque. Me miro ahora a lo lejos y reconozco a un ser solitario, rodeado de los pocos árboles que delimitan esta plaza. Qué quedará de mí y qué quedará de estas formas inciertas que acompañan al viajero – en su estancia siempre breve. ¿Seguirás aquí, tiempo después? Cuando la luz sea transparente y esta sombra de mayo se convierta en la ruina que ahora soy. De Dimensión de la frontera (2012)

Luis García Montero (Granada, 1958). ASÍ FUE La vida hizo sus cuentas. Desde entonces el secreto que más he perseguido es tu respiración. Dos y dos son los labios en los labios, la suma de los cuerpos y la queja. Amada claridad. Aunque perdí el sentido, yo no podía equivocarme. La vida hizo sus cuentas con los dedos, y la piel un paisaje de multiplicaciones al hundirse en la piel. De Vista cansada (2008)


|Director Nicolás Restrepo Escobar | Editora Gloria Luz Ángel Echeverri|Diseño Virgilio López Arce| Circula con LA PATRIA todos los domingos |Cra 20 No.46-35. Tel 878 1700 |Impresión: Editorial LA PATRIA S.A |E-mail: salmon@lapatria.com

8 | P U B L I C A C I O N E S | domingo 30 de SEPTIEMBRE de 2012

SINDÉRESIS

¿Qué significa un nombre, un acrónimo? Luis E. García* Papel Salmón

L

es ponemos nombres y acrónimos a las cosas para identificarlas según sus propiedades y relaciones. Un nombre designa una “cosa” -en sentido amplio- que puede ser un objeto (computadora), una persona (Pablo Escobar Gaviria), una organización (Farc). Pero con el transcurrir del tiempo cambian las propiedades y las cosas se pueden convertir en “otra cosa”. Una computadora irreparable no es una computadora sino un pedazo de chatarra. Los nombres y lo que representan adquieren sentido según el momento histórico en que se emplean. Por ejemplo, 50 años atrás, ante el nombre “Pablo Escobar Gaviria” respondía un inquieto mocoso que apena voliaba cauchera; 30 años después, ese nombre designaba a un desalmado criminal. Por esa época el acrónimo Farc respondía a su denominación: un grupo de combatientes guerrilleros que inspirados en la revolución armada en Cuba y el socialismo soviético luchaban por establecer un régimen político más equitativo ¡Ah tiempos aquellos¡ Con esa causa simpatizaban una mayoría de los estudiantes. Pero, Cuba se anquilosó en una demo-dictadura, la URSS se desplomó, los universitarios graduados se convirtieron en izquierdo-burgueses (que ahora destilan su nostalgia en los grandes medios de comunicación) y la Farc quedó reducida a una sigla (por eso empleo el singular) por cuanto dejaron pudrir sus raíces sociales y agrarias y adquirieron nuevas propiedades narco-terroristas. Es decir: ya son otra cosa (y por ello fue Uribe presidente, amén de sus propias cualidades). Y es con esta nueva entidad con la que el gobierno dice alcanzar la paz. ¿Cuál paz? ¿Acaso confronta nuestro ineficiente ejército nacional una guerra contra una organización armada leal a sus generales? ¿Y podrá esperarse la mínima sindéresis en esas conversaciones cuando sus sofistas voceros (“dialécticos”, dicen los nostálgicos de Semana) siguen siendo impermeables a los hechos y a las buenas razones? En eso sí no han cambiado, como revelan sus recientes declaraciones. Y una vez obtengan los comandantes las prebendas que buscan y ya no exista el terror intimidatorio sobre sus miembros, no quedarán sino nuevas bandas narco-criminales. ¿Qué dirá la historia? La triste e innegable realidad es que después de casi 50 años, y retomando un verso del poeta nadaísta Gonzalo Arango, lo único que aportaron los fusiles de la Farc –y de otros– al pueblo colombiano fueron… más gusanos *lugares@une.net.co

CONVOCATORIA Cuento La Universidad del Quindío convoca al IV Concurso regional de cuento ‘Humberto Jaramillo Ángel’. Podrán participar estudiantes universitarios, docentes, estudiantes de décimo y onceavo grado de los colegios públicos y privados y escritores independientes. El tema

es libre y el cuento deberá tener una extensión mínima de 2 cuartillas y máxima de 7, y ser remitido hasta del próximo 23 de octubre, al correo electrónico concursohja@gmail.com Informes en concursodecuentohja@gmail.com

EN ESTANTERÍA

En el suelo del cielo

Este libro narra un rito de iniciación de un joven perteneciente a una tribu africana. El argumento resulta una mezcla fascinante por los temas que aborda que van desde la sexualidad, el valor, el respeto a la naturaleza, el honor, el heroismo, la familia, la amistad, la paz y el amor. El equilibrio entre narración y descripción es ideal para una historia que, aunque situada en un escenario exótico y lejano, expresa con claridad diferentes elementos del tránsito de la niñez a la adolescencia. La estructura es ágil, sumerge al lector en la aventura y lo conduce por un viaje pleno de sorpresas y giros dramáticos inesperados. SIERRA I FABRA, Jordi. En el suelo del cielo. Panamericana. Colección Literatura Juvenil. Bogotá. 2012. Pp. 116. $26.300.

El fruto del honor

La importancia de morir a tiempo

Las gemelas Pembe y Yamila son hijas de una familia numerosa que vive en un pequeño pueblo de Kurdistán, pero la voluntad del padre lleva sus vidas por caminos distintos. En 1970, Pembe se traslada a Londres con su esposo en busca de un mejor destino para sus hijos. Ella, luego, se aleja de su esposo y encuentra a un hombre con quien compartir su destino, pero su hijo Alex lo toma como una afrenta a la familia y toma cartas en el asunto, cometiendo un error que la marcará para siempre. Esta novela presenta el lado más oscuro de la tradición de Oriente y de Occidente.

El trabajo de un escritor requiere adentrarse en el corazón humano. Mario Mendoza ha recorrido los recovecos del cuerpo y el alma, y ha encontrado que en lo inusual, en lo fuera de serie, se esconden las respuestas del misterio de estar vivos. En una narración vibrante y llena de fuerza, La importancia de morir a tiempo se constituye un diccionario de rarezas que parece darle sentido a la vida. Relatos en los que aparecen Agatha Christie, Bruce Lee o Neil Armstrong, u otros en los que se habla de ciudades subterráneas y mundos desconocidos, hacen de este libro una lectura cautivante y estremecedora.

SHAFAK, Elif. El fruto del honor. Lumen. Bogotá. 2012. Pp. 507. $49.000.

MENDOZA, Mario. La importancia de morir a tiempo. Grupo Planeta. Bogotá. 2012. Pp. 279. $36.000.

Papel Salmón 30 de Septiembre  

Papel Salmón 30 de Septiembre

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you