Page 1

SUPLEMENTO

en facilito Trinidad, martes 21 de febrero de 2017 • Año 3 • Nº 40 JUVENTUD

Luana Stroebel “Quiero bailar ballet toda mi vida, hasta cuando sea vieja” Pág. 1

TURISMO

Carnaval Trinitario: Las reinas del carnaval, el orgullo Pág. 2 capitalino

LITERATURA

Los sabios consejos de Pág. 3 un tigre viejo

ENSAYO

Sed de horizonte azul y libertad Pág. 4

L

Luana Stroebel

“Quiero bailar ballet toda mi vida, hasta cuando sea vieja”

uana Stroebel Suárez, tiene 11 años, es más bien alta para su edad, y por supuesto, muy extrovertida, conversadora y sincera, cualidades sumamente valiosas en una persona. Luana sueña desde muy niña con ser bailarina, tiene todo el apoyo de sus padres y por supuesto de sus abuelos, de hecho, asegura que el talento para este arte, lo heredó de su abuela. “Desde chica me gusta bailar, creo que lo saqué de mi abuelita, porque mis padres no bailan, les gustan los deportes, pero no bailan. Creo que lo herede de mi abuelita, desde chiquitita siempre me gustó el ballet”, relató Luana, con una dixión y segura igual a la de un adulto. La peque bailarina también recuerda cómo desde los cinco años, miraba la televisión soñaba con bailar como esas “chicas elegantes”. “Desde los 5 años que bailo, me gusta porque me enseña disciplina, yo me acuerdo que veía por la tele cómo bailaban de bonito y yo quería bailar igual”; aseguró Luana. La talentosa bailarina ganó el 3er lugar con un sólo de danza en el concurso internacional en Argentina. También ganó el 3er lugar con una coreografía en equipo. “Me gusta bailar porque cuando lo hago, me siento yo misma, me siento segura de mí”, aseguró la pequeña al concluir la entrevista.


SUPLEMENTO

Trinidad, febrero de 2017

en facilito

Carnaval Trinitario:

E

l carnaval trinitario es esplendoroso, no da que hablar a nivel nacional por el alcance mediático, pero a pesar de esto, esta fiesta llena de orgullo al pueblo capitalino por varias razones, entre ellas, la belleza de sus soberanas. Porque el Carnaval encumbra un momento particular en la vida de una sociedad, es un lugar sin diferencias donde todos somos iguales, nos hermana la alegría y el frenesí. Pero en el caso de las reinas, también sucede un fenómeno

2

particular, porque ellas se transforman en la representación de todo lo que amamos y nos enamora de la mujer trinitaria en este caso. Renata I, ya no es solo Renata, en ella caen todas las miradas, porque en ella están todos los atributos que amamos, respetamos y admiramos de la mujer capitalina, no solamente bella, sino también alegre, fuerte, inspiradora. Todos somos uno, dentro de la alegría carnavalera, así fue desde antes, y al parecer, así será por siempre.


SUPLEMENTO

Trinidad, febrero de 2017

en facilito

Los sabios consejos de un tigre viejo ( F R A G M E N TO )

Por: Arnaldo Mejía

S

eñores, este es el cuento de un tigre abuelo que tuvo el sabio tino de reunir a su descendencia para relatarles sus vivencias y darles algunos consejos de

oro. Como un antecedente previo, se dice que esta familia de felinos vivió procreándose en las grandiosas selvas de un país remoto, que tuvo la suerte de ser muy privilegiado en sus recursos naturales por la gracia del Señor, pero que vivió como castigado por una brutal injusticia. Mayormente su fauna era buena, humilde, laboriosa, honrada y cívicamente muy querendona de su patria, sin embargo, estos atributos nunca le sirvieron para remontar todas las taras indignas que les ensombrecían la existencia, por cuanto desde tiempos muy lejanos, este país, que pudo ser muy grande y brillar con la luz intensa de la dicha, tuvo la desgracia de ser constantemente gobernado por camarillas de vividores y de brutos sinvergüenzas. Por esta denigrante y vil situación, todos los animales vivían miserablemente y muy preocupados, sintiéndose verdaderamente impotentes para poder liberarse. También era cierto que en el campo había mucha ignorancia. Es por eso que, cuando la fauna vivía en períodos democráticos, entre comillas, en un acto de demagogia y farsa, el tan mentado voto universal solo les servía para nada más que encumbrar en el poder a sus propios verdugos y explotadores y esta era una cadena de nunca poder soltar. Este viejo tigre empezó diciendo así: “Bueno mi querida descendencia, los he reunido para compartir con ustedes estos momentos que nunca más se volverán a repetir”. “Como todos saben, los tiempos han cambiado y para mal nuestro se están tornando cada vez más peligrosos y muy difíciles de poderlos soportar”. “Es bueno que sepan ustedes que nosotros los tigres siempre hemos sido como somos. En primer lugar, jamás hemos tenido dos caras y es una mentira del mundo cuando dicen que somos traicioneros y voraces en el afán de comer gente”. “Si estadísticamente hablamos, en honor a la verdad y al tiempo, muchas veces más son los tigres cazados por el hombre, que los hombres cazados por nosotros.

“Porque por naturaleza sabemos defendernos, nos endilgan el atroz hecho de ser peligrosos. Es como si no tuviéramos derecho a vivir la vida. Lamentablemente, todos andan a la ofensiva contra nosotros. No quieren tomar en cuenta que desde la aurora de los tiempos sombríos de la evolución, los tigres siempre fuimos parte importante de esa gran familia zoológica que aún puebla este maravilloso planeta tierra”. “En la ley salvaje de la lucha por la vida, desde un comienzo, siempre nos esforzamos mucho por vivir en paz con el hombre, y por encima de todos los riesgos que conlleva aquel empeño, es conveniente que ustedes también lo sigan haciendo. Aclaro que jamás hemos tenido pretensiones para ser unos santos, pero tampoco nunca nos hemos encontrado en el nivel de fiera feroz que ostenta el hombre. En este bestial empeño, el es el único Rey del Mundo” .(Fragmento extraído del cuento)

3


SUPLEMENTO

Trinidad, febrero de 2017

en facilito

Sed de horizonte azul y libertad (Coloquio de las gaviotas del Mamoré con las gaviotas del Mar)

Por: Arnaldo Lijerón Casanovas Hermanas gaviotas del Mar: Las gaviotas del Mamoré nacimos bajo el limpio cielo amazónico de Mojos-Beni, región norte de Bolivia, en el mismo instante en que las aguas bajaban presurosas de las montañas y los ríos abrían sus cauces por la llanura tropical. Nacimos donde la pampa se abraza cada día con el horizonte verde, al despuntar el alba o al caer el crepúsculo. En las hermosas playas que la sequía va dejando en las orillas del gran río madre. Este territorio de Mojos-Beni es una verde e inmensa cuenca tejida de sabanas y bosques, ríos y lagunas. Al comenzar el año, las lluvias en las montañas y en la llanura, alborotan los cauces fluviales y rebalsan sus aguas, inundándolo todo. Es cuando esta tierra amazónica se transforma en un exótico mar mediterráneo. Después viene la paradoja: el mar se vuelve una pradera desierta entre árboles y ríos. Lo que antes estuvo repleto de agua, ahora está reseco y el suelo se resquebraja implorando lluvias que tardarán en llegar. Los ríos retornan a sus cauces y se encogen hasta quedar convertidos en delgadas hilachas de plata, llenos de palizadas. Las playas surgen por doquiera, y en sus arenas calientes y tibias, quelonios y gaviotas hacemos nuestros nidos para que se reproduzcan nuestras especies. Ambos paisajes tienen sus propios encantos. Y así como somos testigos de aquellos cambios en la naturaleza, también conocemos las vivencias del hombre que habita esta llanura amazónica. Aprendimos como él, a vivir con el río y la playa, contemplando la creciente turbulenta en el verano y el manso fluir en primavera. Acompañando la canoa repleta de frutos y sueños del poblador indígena, cuando este suelo y este cielo le pertenecían plenamente. Aprendimos a volar y cantar bajo la lluvia o el sol. __ ¡Hermanas gaviotas del Mar...! ¿Qué hay más allá de las montañas andinas o más allá de los ríos cuando sus aguas se pierden en la inmensidad? __ ¡Hermanas gaviotas del Mamoré.....! ¡Aquí están los mares, los océanos infinitos en cuyas orillas florecen pueblos y ciudades progresistas o están los acantilados profundos socavados por constantes y encrespados oleajes! Acá están los océanos, los mares infinitos de aguas azules que pintan de añil las bóvedas insondables del cielo! ¡Acá están los mares de horizontes azules, grandes escenarios de encuentros, donde los pueblos se confunden en abrazos de trabajo, fraternidad y bienestar! ¡Hermanas gaviotas del Mar...! ¿Qué hay más allá de las montañas

andinas o más allá de los ríos cuando sus aguas se pierden en la inmensidad? ¡Hermanas gaviotas del Mamoré.....! ¡Aquí está el Mar Pacífico, que entibia sus aguas azules con los rayos del sol naciente! ¡Más allá está el Mar Atlántico, donde se zambulle para dormir el disco rojo cuando termina su andar cotidiano! ¡Donde nosotras, gaviotas marinas, enamoradas eternas del horizonte azul, acompañamos con nuestro raudo o lento vuelo cósmico, al trasatlántico o al yate o al velero que navega o al pesquero que echa sus redes buscando alimento! ¡Acá y allá, están los mares azules en cuyos puertos llega o parte el barco con su carga de alegría o de nostalgia! ¡Acá están los mares azules en cuyas playas soleadas o en los remolinos de los acantilados estamos nosotras, gaviotas del mar, gozando a plenitud del horizonte azul y la libertad! ¿Qué sería del mar sin las gaviotas y las gaviotas sin el mar? ¡Se perdería el canto de la libertad! ¿Qué sería del mar sin el horizonte azul y el horizonte azul sin el mar? ¡Se perdería el símbolo de la libertad! ¡Sí, porque el mar, el horizonte azul y las gaviotas marinas somos el símbolo de la libertad! Para que los hombres jamás lo olviden. Para que las naciones nunca lo pierdan. ¡Hermanas gaviotas del Mar…! ¡Hermanas gaviotas del Mar…! ¿Será por eso, que cuando nos arrebataron el mar, Bolivia perdió también el horizonte y la libertad? ¡Nuestro país quedó atrapado entre sus montañas andinas, entre sus bosques y sus llanuras amazónicas! Lo peor de todo: ¡extravió también su unidad y su voluntad de trabajo! ¿Cómo sucedió todo esto, hermanas gaviotas del Mamoré.....? Un país estrecho y alargado, que parece una gigantesca serpiente, rodeado de mar y de cordilleras, ambicionaba más aguas y otros cielos azules. Codiciaba sobre todo nuestras riquezas naturales. Una noche oscura de tempestad y sin luz en el faro, abrió sus fauces y se tragó toda la costa que nos pertenecía. ¡4.500 de kilómetros de playa y mar tiene Chile, pero de vecindad sin amistad con nuestra patria! ¡480 kilómetros de litoral marítimo boliviano, usurpados por la fuerza y más de un siglo de agonía ha dejado en nuestra lastimada república! Sólo es posible comprenderlo, hermanas gaviotas del Mar, cuando se ha sufrido tamaña injusticia. (Todas las gaviotas del mundo, al unísono, desde el pináculo de la Haya) ¡Devolvedles el mar, usurpadores! ¡Invasores, devolvedles el mar! ¡O las gaviotas de todos los mares y el horizonte azul de todos los cielos, gritaremos a una sola voz: ¡Justicia para Bolivia! ¡Justicia para Bolivia! ¡Justicia para la patria que nació con mar! ¡Justicia y Autonomía, Trabajo y Democracia para la Patria que nació con mar!

Cultura en Facilito, 21 de Febrero de 2017  

C 21022017

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you