Issuu on Google+

Septiembre 2013

www.lanaranjadeprensa.com.ar info@lanaranjadeprensa.com.ar @naranjadeprensa La Naranja de Prensa


Los candidatos del Frente Unidad Para Luchar Lista Multicolor

Comisión General Administrativa Secretario general Tato Dondero, Delegado Página12 Secretario adjunto Patricio Klimezuk, Delegado Télam Secretario gremial Rubén Schofrin, Delegado Perfil Prosecretaria gremial: Irene Haimovichi, Delegada La Nación Secretario de organización: Francisco Rabini, Delegado Clarín Prosec. de organización: M. Gabriela Ortega, Delegada supl. Crónica Secretario de cultura: Randy Stagnaro, Delegado Tiempo Argentino Secretario tesorero: Damián Glombosky, Delegado Pronto Prosec. Tesorero: Daniela Gisbert, Delegada Radio América Secretario de DDHH: Tomás Eliaschev, Delegado Veintitres. Sec. Rel. Institucionales: David Nudelman, Delegado BAE Sec. adm. y actas: Claudio Mardones, Delegado Tiempo Argentino Sec. Acción social: Ana Paoletti, Delegada Página12 Prosec. Accion Social: Ezequiel Dolber, Delegado Infonews. Sec. Asuntos profesionales: Raúl Ferrari, Télam - ARGRA Sec. Prensa y propaganda: Ariel Solito,Delegado revistas La Nación Sec. Prevision Social: Nélson Marinelli, Jubilado Vocales titulares Carlos De Mori, Delegado La Nación Marina Sepulveda Télam Jorge Vignoles, Delegado Crónica José Mateos, Delegado Clarín Alejandro Wall, Delegado Tiempo Argentino Miguel Middonno, Clarín Eduardo De la Fuente, Télam Vocales suplentes Hector Velázquez, Perfil Lucas Livchits, Delegado Minuto Uno Norma Giménez, Delegada Diario Popular M. del Carmen Recoaro, Delegada La Nación Raúl Mileo, Delegado Perfil Gimena Fuertes, Delegada Tiempo Argentino Susana Grassi, Delegada DyN Nora Anchart, Radio Nacional. Hernán Zyseskind, Delegado supl. Crónica.

Comisión Revisora de cuentas Titulares: Andrés Carpintero, Delegado Veintitres. Alejandro Bercovich, BAE-Rock and Pop-América Santiago Magrone, Delegado DyN Suplentes: Juan Martin Piqué, Tiempo Argentino Sandra Mariel Martínez, Crónica Diego Martínez, Delegado Página12 Comisión Colaboradores Titulares: Eva Amorín, Colaboradora Edgardo Imas, Colaborador Darío Aranda, Colaborador Suplentes: Angela Lerena, Colaboradora Clarisa Ercolano, Colaboradora Romina Ruffato, Colaboradora Delegados a FATPREN Titulares Nelson Marinelli,Jubilado Santiago Magrone, Delegado DyN Andrea Salmini, Delegada Crónica Daniel Vides, Delegado NA - ARGRA Marcos Adandia, NA Fernando Aguinaga, NA Gerardo Norberto Morel, Clarín Nancy Acosta, Delegada Crónica Rafael Calviño, La Nación - ARGRA Carlos Rodríguez, Delegado Página12 Alfredo Migueles, Delegado La Nación Florencia Guerrero, Veintitres Suplentes Néstor Restivo, Radio Nacional-Cash (P12) Marcelo Iglesias, Delegado Perfil Nestor Llidó, Delegado Diario Popular. Gladys Brotzman, Delegada La Nación Leo Villafañe, Delegado El Cronista Martina Noailles, Colaboradora Sur Capitalino José Luis Meirás, Underground - Página12 María Nieves Montes, Página12 Antonio Soriano, Delegado La Nación Luis Ramírez Avila, Delegado Télam Laura Vales, Página12 Leandro Teysseire, Página12 - ARGRA

LA LISTA DE LOS DELEGADOS


Algunos candidatos de la Naranja de Prensa

en la lista de la Multicolor Ruben Schofrin Candidato a Sec. Gremial Delegado de Editorial Perfil

Randy Stagnaro Candidato a Sec. de cultura Delegado de Tiempo Argentino

David Nudelman Candidato a Sec. Rel. Institucionales Delegado de BAE Negocios

Ezequiel Dolber Candidato a Prosec. de acción Social Delegado de Infonews

Nelson Marinelli Candidato a Sec. de Previsión Social Eduardo De la Fuente Candidato a Vocal Titular Télam

Norma Gimenez Candidato a Vocal Suplente Delegada de Diario Popular

Andrés Carpintero Candidato a Comisión Revisora de Cuentas Delegado de Revista 23

Leonardo Villafañe Candidato a Delegado FATPREN Delegado de El Cronista Comercial

PLENARIO ABIERTO DE LA NARANJA El próximo sábado 21 de septiembre 13 hs., en Bartolomé Mitre 2162, para avanzar en la campaña de la Multicolor para recuperar el sindicato.


Ganamos la paritaria, vamos por el sindicato

Votar por el Frente Unidad para Luchar

E

l 8 de agosto, el Frente Unidad para Luchar –compuesto por nuestra agrupación junto a la Gremial de Prensa, el MSP (Movimiento Sindical de Prensa), la Violeta y el CTP (Colectivo de Trabajadores de Prensa)– inscribió la Lista Multicolor para disputar las elecciones del 26 y 27 de septiembre, y recuperar para los trabajadores su organización gremial. Se trata de un frente único de La Naranja con corrientes que apoyan la ley de medios K, basado en la lucha contra la burocracia sindical, donde las divergencias políticas están claramente establecidas, pero también lo está la lucha común para reorganizar un gremio vaciado, en un proceso que hemos protagonizado en conjunto, con luchas y movilizaciones comunes de miles de trabajadores de prensa, las que no han tenido precedentes en las últimas décadas. La Lista Multicolor es la expresión electoral del enorme ascenso del gremio: su cabeza son los referentes del histórico triunfo obtenido en las paritarias de prensa escrita (recuperadas luego de 38 años). Pero, además, cuenta con el apoyo de los

compañeros de radios –que vienen de protagonizar su propia paritaria– y de sectores de la televisión. Por primera vez en mucho tiempo, hay posibilidades concretas de comenzar un proceso de refundación de nuestra organización sindical. La Multicolor es, a su vez, la continuación del Frente de Unidad de 2010, el cual obtuvo el 22% de los votos (según el fraudulento recuento de la conducción), con el 54% en las principales empresas y a unos pocos votos de obtener la minoría en la Comisión Directiva. La lista está encabezada por los compañeros Tato Dondero (de Página/12, del MSP), Patricio Klimezuk (de Télam, del CTP) y Rubén Schofrin (de Perfil, de La Naranja), todos ellos representantes de la lucha reciente del gremio. También la integran Irene Haimovichi, de La Nación (Agrupación La Gremial), Francisco Rabini, delegado de Clarín, y compañeros independientes de diarios, revistas, agencias, radio y televisión. Durante el debate por la constitución del Frente, La Naranja cedió lugares que le correspondían en la lista en pos de pre-

servar la unidad de todos aquellos sectores que quieren recuperar el sindicato para redefinirlo, separándolo del Estado y de la patronal periodística y colocándolo bajo la soberanía de la asamblea general y los delegados electos. Lamentamos que no se tuviera en cuenta nuestra propuesta de dirimir las candidaturas y el programa en un plenario abierto, para subrayar ese carácter y darle más fuerza todavía a la lista. Sin embargo, creemos que el gremio atraviesa un momento histórico que no se puede agotar en disputas faccionales que frenen un desarrollo del proceso. La Naranja bregó por defender el interés del conjunto de los trabajadores y pondremos toda nuestra energía militante por el triunfo de la Lista Multicolor, a partir de una fuerte campaña basada en los principios descriptos: en la independencia de la cooptación oficial y de la burocracia sindical en el movimiento obrero, por nuestros derechos, por nuestras reivindicaciones y por nuestros convenios y Estatuto. Recuperamos las paritarias, ¡vamos ahora por nuestro sindicato!


El fraude electoral está en marcha Necesitamos fiscales para derrotarlo

Con un padrón trucho y secreto de más de 7000 afiliados, la actual conducción del sindicato y su Junta Electoral adicta preparan un fraude de dimensiones escandalosas. La Lista Multicolor – Unidad para Luchar llama a todos los compañeros afiliados a fiscalizar la votación. Derrotemos la trampa. Junta Electoral: el control de la elección La elección de la Junta Electoral estuvo plagada de irregularidades. La convocatoria fue en la más absoluta clandestinidad; por primera vez en la historia del gremio fue realizada en la localidad de El Palomar con el claro objetivo de alejarla del gremio real; a la asamblea ingresaron cientos de personas que no acreditaron en ningún momento su condición de trabajadores de prensa; la burocracia presentó dos listas (simulando una oficialista y otra opositora) para copar todos los cargos de la Junta, tanto por mayoría como por minoría, con lo que vetó la presencia de la verdadera oposición en el esencial control sobre todo el proceso electoral, tal como lo prevé el estatuto. Numerosas asambleas y comisiones internas repudiaron públicamente estos hechos. Padrones y afiliados Calculamos que el número de afiliados habilitados para votar ronda los 7000. Nos basamos en la cantidad de avales que debimos juntar en el Frente Unidad para Luchar para lograr la oficialización de nuestra lista. Pero no lo sabemos porque la conducción nos prohibe el acceso al padrón al que ella sí tiene vía libre para manipularlo.

La burocracia ha intentado disimular esta arbitrariedad habilitando una (1) computadora para que los afiliados puedan verificar los padrones, para lo cual hay que acercarse a la Junta Electoral en alguno de los dos (2) días por semana que abre sus puertas, a razón de cuatro (4) horas por jornada. Pero esto no hace más que poner de relieve la truchada: no alcanza el tiempo para fiscalizar todo el padrón. Es fundamental que todos los que participan de las elecciones puedan controlar el padrón y saber quiénes votan; que puedan manejar la información de cuántos afiliados votan en cada urna. Denunciamos que la Lista Multicolor no puede acceder al padrón, con lo que se nos cercena cualquier tipo de control sobre quiénes son los que votan y donde lo harán. Pero este es un requisito que la Junta Electoral está obligada a cumplir. Los apoderados de la lista denunciaron esta maniobra primero ante el Ministerio de Trabajo y ahora en la Justicia. Colaboradores La burocracia atornillada a los sillones de la UTPBA entorpece nuestro acceso al padrón de votación porque quiere evitar que tengamos las pruebas del fraude que preparan. Entre los 7000 afiliados del padrón trucho no figuran los trabajadores de la prensa escrita, de las radios, de la televisión que no están afiliados y son mayoría en los lugares de trabajo. ¿Quiénes están, entonces? Más de la mitad del padrón está compuesto por el rubro “colaboradores”, en el que se mez-

clan trabajadores de prensa precarizados y personas que no tienen ningún vínculo con este oficio. Quienes fiscalizamos los lugares de votación en el Gran Buenos Aires en las elecciones de 2010 pudimos constatar que urnas con un padrón de 50 votantes afiliados o más estaban emplazadas en galpones o comercios en los que no se desarrollaba ninguna actividad de prensa. O que radios FM de baja potencia tenían hasta 80 afiliados, una cifra que no se condice con ningún parámetro de trabajo. El papel que le otorga la burocracia a este padrón de colaboradores es el de dar vuelta la elección. En 2010, el Frente de Unidad sacó el 56% de los votos de los diarios, editoriales, radios y canales de TV de Capital y GBA. Pero nuestro caudal electoral se redujo al 22% por el peso de los padrones de colaboradores y de jubilados. La fiscalización de la elección La lista Multicolor luchará para quebrar el fraude que ya está en marcha. Para eso necesitamos, no sólo presentaciones ante el Ministerio de Trabajo y la Justicia sino, fundamentalmente, fiscales. Son 48 horas de elección y 93 mesas de fiscalización, en las que habrá 41 urnas en radios FM del Gran Buenos Aires, 35 urnas en las empresas periodísticas, y 17 urnas para colaboradores, jubilados y trabajadores de empresas chicas que estarán abiertas en simultáneo durante los dos días. Para recuperar el gremio, luchemos contra el fraude.

Si sos afiliado, anotate como fiscal Para defender el voto de la Multicolor contra el fraude que ya está concretando la burocracia que conduce la UTPBA Anotate con los compañeros de la Naranja en los lugares de trabajo o escribí un mail a info@lanaranjadeprensa.com.ar


Un programa que superó la prueba de la realidad El programa de la Lista Multicolor – Frente Unidad para Luchar tiene una particularidad: es la continuidad del programa del Frente de Unidad, la lista con que la oposición enfrentó a la actual conducción en 2010, y que la realidad demostró que reflejaba fielmente las necesidades de los trabajadores de prensa. En aquel momento planteábamos la necesidad de la paritaria y proponíamos el método de los delegados

electos en asamblea. El proceso que hemos vivido desde 2011 demostró lo correcto de esta orientación. Nuestro programa para estas elecciones propone, entre otros puntos: • Recuperar la paritaria de prensa escrita y oral en el camino de una paritaria única de todo el gremio; • La eliminación de la precarización la-

boral y el blanqueo de los colaboradores; • La elección de delegados en todas las empresas; • Que los salarios hasta $25.000 no paguen Ganancias; • La apertura de un debate en todo el gremio sobre la Ley de Medios; • El reclamo al Estado para el sostenimiento material de los medios comunitarios, alternativos y populares.

El programa de la Multicolor Fortalecidos por la recuperación de los plenarios de delegados y la firma de la primera paritaria de toda la prensa escrita desde 1975, planteos que hace tres años encabezaban nuestras reivindicaciones y hoy constituyen logros concretos obtenidos a fuerza de organización y lucha, las agrupaciones de prensa que representamos a los trabajadores ante las patronales nos volvemos a unir con vistas a la recuperación del sindicato.

• Paritaria única de la prensa escrita y radial tal como lo establece el Convenio Colectivo de Trabajo 301/75, en la perspectiva de una paritaria única para todo el gremio. Salario mínimo convencional igual a la canasta familiar. Defensa del principio “a igual trabajo, igual salario”. Ratificación del método de elección de delegados paritarios y de fijación del pliego de reclamos en asambleas por empresa. • Defensa irrestricta del Estatuto del Periodista Profesional y de nuestros convenios colectivos. Ningún acuerdo puede hacer retroceder nuestras conquistas. • Blanqueo de todos los colaboradores y eliminación de todas las formas de precarización laboral que las patronales impusieron frente a la desidia de la conducción de la Utpba. • Fijación en paritarias de un valor mínimo por colaboración equivalente al 10 por ciento del sueldo de la categoría redactor y establecimiento de una escala de valores

Ante la elección del próximo 26 y 27 de septiembre, quienes integramos el Colectivo de Trabajadores de Prensa, la Gremial de Prensa, el Movimiento Sindical de Prensa, la Violeta de Prensa y la Naranja de Prensa, junto con delegados de base independientes, activistas de la prensa escrita, radial, televisiva y de medios alternativos, comunitarios y populares, manifestamos nuestro compromiso de luchar por los siguientes puntos:

mínimos para las colaboraciones según extensión y tipo de nota.

• Realización de plenarios de delegados en forma mensual.

• Fin del uso abusivo de los pasantes. Cuando las tareas de los pasantes difieran de las establecidas en la ley específica y sean similares a las de trabajadores de planta, deberán ser incorporados a planta permanente en la categoría correspondiente prevista en nuestros Estatutos y Convenios Colectivos.

• Recuperación de la asamblea general para debatir y tomar decisiones sobre las principales problemáticas del gremio. La conducción de la Utpba abandonó definitivamente este mecanismo de deliberación y decisión democrática de los trabajadores.

• Recuperación de la obra social para los trabajadores de prensa. Fin de la tercerización, que es fuente de corrupción y degradación del sistema de salud. Creación de una comisión investigadora del manejo de los fondos y de las causas judiciales por compras irregulares de medicamentos y/o medicamentos “truchos”. La obra social debe ser dirigida por trabajadores activos y jubilados y no por gerenciadoras privadas. • Consolidación del método de elección de delegados en todas las empresas.

• Llamado a elecciones para delegaciones del Gran Buenos Aires, tal como lo establece el Estatuto Social, que la conducción se niega a realizar. Las delegaciones tendrán activa participación en la atención de los problemas de los compañeros de la zona y en la articulación territorial de la OSTPBA para acercarla a los afiliados. • Apertura del sindicato a los trabajadores. La Utpba no puede seguir siendo un búnker de burócratas sin contacto con los trabajadores de prensa y sin voluntad de representación. • Ante la masiva desafiliación sindical, nos


comprometemos a lanzar una campaña de afiliaciones para darle sustancia al sindicato. Asamblea general para discutir la reducción de la cuota sindical del 2 al 1 por ciento. • Promoción de un debate público sobre la necesidad de leyes para regular: a) una Cláusula de Conciencia que preserve los derechos del periodista frente a la línea editorial impuesta por el empleador; b) el derecho de autor de periodistas y fotógrafos por la reutilización de los contenidos que les pertenecen; c) una norma que, ante la nueva realidad que imponen los cambios tecnológicos, asegure los derechos de los trabajadores de prensa que desempeñan tareas vinculadas a nuevos formatos y plataformas no contempladas en el Estatuto y el Convenio. • Reconocimiento de la formación y calificación de los trabajadores de prensa. Pago de plus por título terciario y universitario. • Elevación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Que los salarios de hasta 25.000 pesos no paguen ganancias. • Reforzar la línea de posicionamientos públicos emitidos al calor de las paritarias de prensa escrita ante editoriales y/o contenidos impulsados por las patronales. Reclamar en cada medio el acceso a

cer efectivo este debate impulsando su realización en las asambleas de base y creando foros a tal efecto, con el objetivo de que los trabajadores tengan una postura propia frente a este tema. • Reclamar al Estado que implemente los mecanismos para garantizar el pleno acceso de los medios comunitarios, alternativos y populares a los soportes materiales necesarios para su existencia. Articular entre trabajadores de medios alternativos y de empresas para compartir experiencias de formación y fomentar un periodismo al servicio de los sectores populares. espacios de publicación (o segundos de radio y TV) para difundir los pronunciamientos colectivos de las respectivas asambleas con el fin de fijar posición sobre temas que hacen al interés general de los trabajadores.

• Reforma del Estatuto Social de la Utpba para la democratización de la vida interna del sindicato, con integración real de representaciones minoritarias y respeto de sus derechos durante el proceso electoral y en el período de gestión y administración.

• Democratización efectiva de la comunicación. El Frente de Unidad apoya las iniciativas tendientes a garantizar la más amplia libertad de expresión de todos los actores sociales, al mismo tiempo que acepta la realidad de que los trabajadores de prensa nos debemos un debate profundo sobre la desconcentración de medios y la democratización de la palabra. Desde este espacio plural, que contiene distintas posturas frente a la Ley de Medios, nos proponemos ha-

• Los directivos de la Utpba deben trabajar. Varios de los actuales integrantes de la comisión directiva llevan casi treinta años sin trabajar.

Firmá el petitorio de apoyo a la lista Ante las elecciones del 26 y 27 de septiembre, los trabajadores de prensa de la ciudad y el Gran Buenos Aires, afiliados y no afiliados a la UTPBA, hacemos público nuestro apoyo al Frente Unidad para Luchar – Lista Multicolor, conformado por delegados de base y activistas del Colectivo de Trabajadores de Prensa, La Violeta de Prensa, El Movimiento Sindical de Prensa, La Naranja de Prensa, la Gremial de Prensa, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina y compañeros independientes. -Para que la UTPBA vuelva a ser un sindicato al servicio de los trabajadores y dispuesto a enfrentar a las patronales; -Porque las paritarias de prensa escrita

• Rotación en los cargos de conducción. Los dirigentes que conducen pueden ser reelectos una sola vez. • Independencia de la Utpba de las patronales y del Estado.

Firmá el petitorio. Miles de compañeros no están afiliados o dejaron de estarlo como repudio a la acumulación de fracasos y derrotas buscadas por la burocracia que conduce la UTPBA, atornillada a sus sillas desde hace más de 25 años. Contra el fraude, apoyá a la Multicolor – Frente Unidad para Luchar. deben ser sólo el puntapié inicial de una verdadera lucha por salarios dignos y por el fin de la precarización; -Porque muchos compañeros se desafiliaron de la UTPBA por su abandono de los trabajadores pero entienden la importancia de recuperar y reconstruir nuestro sindicato. -Porque, afiliados o no, queremos expresar nuestro apoyo a los delegados que nos representan en las empresas y manifestar nuestra voluntad de ser parte de un verdadero sindicato al servicio de los trabajadores. Se reciben adhesiones en las empresas y por mail en frenteunidadparaluchar@gmail.com (apellido y nombre, DNI, medio/s, tarea desempeñada y fecha de renuncia a la Utpba cuando corresponda).


Una conquista de todo el gremio: Clarín cumple la paritaria 2013

L

as #ParitariasPrensa2013 determinaron un cambio de etapa en el gremio. Fue un triunfo que tuvo su manifestación económica (con aumentos que van del 27% al 22% como piso) y que a la vez implicó una perspectiva más profunda: una extensión hasta el último rincón del gremio de prensa del autorreconocimiento de los compañeros como trabajadores, bajo la expresión de una lucha independiente en las bases de cada redacción. El reciente pago del retroactivo de Clarín a sus trabajadores es una materialización puntual de ese proceso y de la nueva etapa histórica que se vive: AGEA-Clarín abonó gran parte de la deuda desprendida de la firma del acuerdo paritario 2013 –retroactivos correspondientes a abril, mayo, junio, julio y doble SAC– y confirmó que pagará la diferencia con el sueldo de agosto. No es un dato menor: Clarín había desconocido el acuerdo paritario de 2012 bajo la mirada cómplice del Ministerio de Trabajo de Carlos Tomada, quien hizo dormir un año entero el expediente en beneficio de la Corpo. Que ahora la empresa empiece a respetar el acuerdo paritario 2013 es el resultado directo de la lucha dentro

de Clarín, Olé, La Razón y Muy, con sus paros y asambleas de más de 300 compañeros, con la elección de una Comisión Interna y de delegados paritarios; todo un proceso cimentado en los quites de firmas, los aplauzasos y las movilizaciones. Es claro: la lucha logró lo que decenas de audiencias y expedientes de un Ministerio de

Trabajo impotente no pudieron. Vivimos un punto de inflexión en el gremio: debemos seguir avanzando, con una orientación de lucha, no sólo para defender lo que conseguimos, sino para preparar las condiciones de nuevas conquistas. El triunfo de Clarín pertenece también a todo el gremio de prensa.

Entrevista a Paco Rabini, delegado de Clarín

“La formación de la Lista Multicolor la veo como reflejo del hartazgo hecho acción” Rabini, candidato del Frente Unidad para Luchar, pasa revista a las paritarias y explica por qué la Multicolor agrupa al activismo del gremio. —¿Qué balance hacés de la lucha paritaria de este año? —A la lucha paritaria la veo toda positiva. Quedaron temas pendientes, pero creo que hicimos lo mejor que pudimos con las armas con las que contábamos. La tarea es, ahora, aumentar ese arsenal para que en la próxima paritaria tengamos herramientas más potentes y acrecentemos las conquistas. De lo que hablo principalmente es de involucrar a más compañeros en esta lucha. Que es su lucha. Pocas causas afectan

tan directamente al trabajador como sus propias paritarias. Pero hay que perder los miedos y recuperar un ejercicio gremial casi olvidado. Eso es lo que en última instancia nos hará fuertes. Que todos los laburantes participen. Pero venimos de más de 30 años sin paritarias y tenemos que ser pacientes. Y no sólo con el tema de la participación, sino también con el ritmo con el que alcanzamos nuevos logros. No podemos pretender desandar décadas de precarización en una sola paritaria o dos. Nos llevará unos años poner al gremio de pie y poder enorgullecernos de que en ninguna redacción, estudio de TV o de radio se paguen salarios miserables. Creo que vamos por el buen camino.

—¿Cuáles son los temas pendientes? —Pondría lo de lograr unificar la paritaria con las radios, el poder mejorar radicalmente la ecuación de los colaboradores y lograr imponer pisos que le permitan a un trabajador mantener a su familia sin tener que recurrir a dos o tres trabajos o changas. La perspectiva del gremio se juega en la próxima elección. Sin entrar en detalles sobre el accionar de la dirigencia de la UTPBA en las décadas que lleva al frente del sindicato, creo que es clave la alternancia en el poder. Y cuando uno se preocupa demasiado por perpetuarse, empieza a olvidar la razón por la cual llegó a ese lugar. —¿Cómo fue la experiencia de los trabajadores de Clarín?


“Vamos por la paritaria de prensa escrita y radial” Entrevista a Juan Pablo Peralta, delegado de radio El Mundo y miembro de la Interradial

L

uego de meses de negociaciones, la Interradial, que agrupa a los compañeros de las radios de la Ciudad, impulsó un paro para el domingo 11 de agosto, cuando se realizaban las PASO. Esta actitud quebró las postergaciones de la patronal y obligó al Ministerio de Trabajo a intervenir. —¿Cómo fue la lucha por la paritaria? —Empezamos pidiendo el 35%, igual que en prensa escrita. Las patronales ofrecieron el 18%, que nosotros rechazamos. Fue un proceso arduo. Tuvimos más de 20 encuentros, entre reuniones privadas y audiencias en el Ministerio de Trabajo. —¿El resultado se aproxima a lo que buscaban? —Cuando la patronal propuso el 24%, nosotros lo rechazamos porque nuestros básicos de convenio parten de muy abajo. El salario inicial estaba en poco más de 3.500

pesos. Así que apuntamos a lograr una suba mayor para las tres categorías más bajas, para las que al final logramos una suba del 27,6%, mientras que las dos categorías más altas reciben el 24%. —¿Cuál fue la recepción del acuerdo entre las bases? —En las asambleas fue aprobado y todos lo tomaron en forma positiva porque lo vieron como el resultado de nuestra actitud final de plantarnos, ante las vueltas que daban las empresas, y amenazar con no cubrir las PASO. Ese fue el factor desencadenante que llevó a una intervención directa del Ministerio de Trabajo para destrabar. —¿Cuál fue esa intervención? —Nos garantizaron que los aumentos no remunerativos pasarán a los básicos al final del acuerdo. Las patronales se negaban a ello, y eso era lo que más trababa. —¿Qué saldo queda para la Interra-

dial tras la paritaria? —Avanzamos en organización y en presencia. Esta fue la primera vez que la Interradial, que se formó el año pasado, participa desde el principio en una discusión paritaria. Ahora tenemos reivindicaciones pendientes, como el pago del 20% por salida al aire; viáticos y refrigerio, que las radios no pagan, entre otros aspectos de nuestro convenio que las empresas no respetan. Y además buscamos que el año que viene la paritaria sea integral, es decir, prensa escrita y radio, como dice el convenio 301/75. —Justamente ése es uno de los planteos principales de la Multicolor… —Me parece positiva la presentación de la lista. Tiene que haber más democracia en nuestro gremio, además de alternativas. Hace varias décadas que la actual conducción de la UTPBA se mantiene allí.

—La experiencia interna dentro de Clarín/Agea no fue sencilla. Somos una Comisión Interna joven, que cuando arrancó la paritaria de este año no llevaba ni cinco meses de trabajo. Acá hacía más de 12 años que no había CI. Y la última duró apenas 2 meses antes de ser todos despedidos. Así que es complejo poder articular un andamiaje para sostener una paritaria en un lugar con más de 2.000 trabajadores de prensa sin experiencia gremial alguna. Hubo que ingeniárselas. A veces los tiempos de la paritaria exigieron respuestas inmediatas que eran logísticamente imposibles en ese contexto. Hubo que tensar las cuerdas todo lo posible, entre jóvenes anarquistas y jefes conservadores. Pero aprendimos mucho todos. Estoy convencido de que, tras este éxito, en la próxima paritaria sumaremos a muchos compañeros, que poco a poco van perdiendo el miedo, y así podremos dar un respaldo aun mayor al proceso paritario. —¿Cómo ves la conformación de la Lista Multicolor? —La formación de la Lista Multicolor la veo como reflejo del hartazgo. Más aún, del hartazgo hecho acción. Creo que

durante muchos años los trabajadores de prensa nos preguntamos dónde estaba nuestro gremio. Nos tuvimos que acostumbrar a la lucha desigual del individuo contra la empresa. Y nos doblegaron y nos usaron y nos indignamos. Pero cada acción tiene su reacción. En un punto nos

—¿Se abre una perspectiva de recuperación del sindicato? —Es un tema ambiguo. Las ganas y las expectativas son enormes, pero sabemos que nos toca jugar un partido arreglado. La Celeste y Blanca maneja un aparato fraudulento que no permite muchas esperanzas. Y como era de esperar, no parece que el Ministerio de Trabajo vaya a intervenir para dar una mínima garantía de transparencia al proceso electoral. Da vergüenza lo que hizo la conducción de la UTPBA en Atlanta hace 3 años y lo que hicieron en El Palomar esta vez. Si vos tuvieses la conciencia tranquila, te quedarías con la mayoría de la junta electoral y permitirías que la oposición ocupe la minoría. Así todos podríamos fiscalizar la elección. Pero bueno, ¿qué le vamos a pedir a una dirigencia que no es capaz de entregar los padrones de los afiliados? ¿Qué es lo que necesitan esconder? ¿Quién asegura reglas claras en la elección, un mínimo sentido de justicia? ¿Ellos mismos? Es una vergüenza. Pero será cuestión de ser pacientes. Como siempre, si de algo podemos estar seguros, es de que los dinosaurios van a desaparecer.

Que hoy el 98% de los delegados de los medios sea opositor a la conducción de la UTPBA habla del abandono en el que nos dejaron. cansamos de quejarnos y nos pusimos a trabajar por nosotros mismos. Así creamos Comisiones Internas en muchísimos medios que no las tenían. Y en ese trabajo fuimos auxiliados no por la UTPBA, sino por los compañeros de otras CI. Que hoy el 98% de los delegados de los medios sea opositor a la conducción de la UTPBA habla del abandono en el que nos dejaron. También habla de las maniobras y falta de toda ética de esta conducción para perpetuarse, aun sabiéndose no representativa.


Ley de Medios Límites cada vez más estrechos Mientras se realizaba la primera de las dos audiencias convocadas por la Corte Suprema para debatir si son constitucionales cuatro artículos de la ley de medios, en Canal 7 se produjo un nuevo ataque contra el periodista Juan Miceli, a quien se le impidió trabajar en el noticiero del mediodía de ese

día y que había pasado a formar parte de la cobertura de lo que sucedía en la Corte. La decisión de Canal 7 viola el Estatuto del Periodista y la ley del trabajo, porque margina laboralmente a Miceli por sus opiniones. Pero más importante aún, pone de relieve la mentira de la democratización de

la palabra porque para las autoridades de la emisora ésta tiene un límite en Miceli por sus opiniones. No se escuchó ninguna censura por parte de los funcionarios del Afsca. Reproducimos a continuación el comunicado que sacó la Comisión Interna de Canal 7 a propósito de la censura a Miceli.

Viernes, 30 de agosto de 2013 Caso Juan Miceli: Comunicado de la Comisión Interna de Canal 7

A

la opinión pública: Ante la decisión de las autoridades de la Televisión Pública de utilizar su cuenta de la red social Facebook (ver abajo) para hacer referencia a la situación del compañero Juan Miceli, los trabajadores de prensa del Noticiero queremos puntualizar que: • Para la cobertura de las PASO, la gerencia de Noticias a cargo de Carlos Figueroa y Víctor Taricco decidió no convocar a Miceli aduciendo que este había solicitado francos para los días previos a los comicios, aunque la decisión de que el conductor no participara de esa cobertura se tomó con anterioridad a dicha licencia.

• Con respecto a la transmisión de la audiencia pública convocada por la Corte Suprema para debatir sobre la Ley de Medios, no es cierto que el miércoles 28 de agosto se haya levantado el noticiero como aduce la Gerencia de Noticias y el canal, sino que, como ocurre usualmente en casos de transmisiones que tienen lugar en los horarios fijos del servicio de noticias en la programación, el noticiero pasa a formar parte de dicha transmisión, cosa que ocurrió en este caso, como puede comprobarse por el hecho de que la mayor parte de los conductores y periodistas que trabajan usualmente en los noticieros formaron par-

El coqueteo entre el Gobierno y la Iglesia en un momento clave

P

ara los medios K, los jueces de la Corte Suprema ya tienen en la cabeza la sentencia que van a anunciar respecto de la constitucionalidad de cuatro artículos de la ley de Medios, y ésta sería “no favorable”. A tal punto sería así que Tiempo Argentino llamó la atención con suspicacia acerca de la “deserción” de dos de los supremos durante la primera audiencia de exposiciones realizada el pasado 28 de agosto. Las audiencias se dan en un contexto en el que la Iglesia Católica le dio un respaldo político a la vapuleada ley (ya lo había hecho al momento de su sanción). Según se informa en la página Web de la AFSCA, su titular, Martín Sabbatella, recibió al arzobispo de Luján-Mercedes y presidente de la Comisión de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Argentina, Agustín Radrizzani. En la reunión, el monseñor no se anduvo con vueltas, saludó fervorosamente la ley de me-

dios K aunque la declaración no fue gratuita: Radrizzani expresó que considera de máxima importancia “que se garantice una participación plural de los ciudadanos y se evite cualquier manipulación de la información para beneficio de unos pocos”. Asimismo, señaló: “Consideramos que es fundamental que en todo momento sean respetados los valores de nuestro ser nacional y de nuestras raíces cristianas así como la libertad de expresión, especialmente de los más pobres, y del acceso a la información de todos los ciudadanos”. Por su parte, Sabbatella explicó que “todos valoramos el compromiso de la Iglesia con la libertad de expresión, la pluralidad y la diversidad de voces”. Y cerró: “Tenemos el desafío de seguir trabajando juntos (gobierno e Iglesia) para democratizar la palabra y garantizar el derecho a que todos puedan expresarse”. Desde que rompió con Clarín, el gobierno

te de esa emisión, y la exclusión de Miceli fue una decisión deliberada de la Gerencia de Noticias. • Como ha sido la conducta histórica de la asamblea de trabajadores de prensa en todos los casos, ratificamos asimismo nuestro compromiso con la defensa irrestricta de la fuente de trabajo y los derechos laborales de Juan Miceli y de todos los periodistas de la TV Pública, bajo el amparo de una ley nacional, la 12.908, conocida como Estatuto del Periodista, y por el Convenio de Prensa Televisada 124/75. Comisión Interna UTPBA Canal 7 no ha variado su método de lucha contra la Corpo. Forjó una ley con la que cubrir legalmente el amparo a pulpos menores de la comunicación, la consolidación de Telefónica como gran monopolio de la telefonía y el otorgamiento de licencias de televisión a la burocracia sindical. Y en el regateo con la Iglesia, recibió la bendición eclesiástica a cambio de dejarle el terreno libre para que demuestre su “compromiso” con la “democratización de la palabra” en sus cientos de señales de radios y TV que, diseminadas por todo el país, predican exactamente lo contrario. La contracara de estas asociaciones es el descascaramiento de la pátina progresista con la que el kirchnerismo quiso embellecer su ley. Miles de radios y canales de TV comunitarios, alternativos y populares no acceden al prometido “tercio” del espectro, cuyos pliegos tienen costos inaccesibles. La única manera de establecer la “pluralidad de voces” es por medio de la intervención y organización independiente de los trabajadores de prensa y de la cultura en general. La asociación con el Vaticano refuerza el monopolio de la reacción más recalcitrante.


El paro del subte y los medios de comunicación “A

sí trabajan los hombres de Sobrero”, decía el título del video que llegó a las redacciones desde el mismísimo Ministerio de Interior y Transporte. Era el viernes 23 de agosto, justo el día en que ferroviarios y familiares de víctimas de Once y Castelar marchaban a Plaza de Mayo para exigir justicia y un mejor servicio. Pero tanto el ex kirchnerista y ahora destituyente Infobae y los pauta dependientes Infonews y Minutouno no tuvieron diferencias de criterio con el canal pro K C5N y el “Todo Negativo” TN para reproducir hasta el hartazgo el ataque macartista y antiobrero contra los compañeros de parte del Gobierno socio de los Roggio, los Romero y los Cirigliano en la destrucción y vaciamiento ferroviario. En paralelo, se producía otra operación política y mediática contra trabajadores, esta vez los de subterráneos, en la que medios K y no K empezaron la agitación contra los compañeros por la interrupción sorpresiva del servicio, atribuyendo la detención a una acción gremial, en línea con la posición del gobierno de Macri, que la voceaba por los altoparlantes. Las escenas de “linchamiento” de trabajadores fueron el resultado

de una agitación sistemática, por parte del macrismo y de la empresa, contra los trabajadores, con la colaboración de los medios. Fue un paro de 24 horas el que puso límite a la ofensiva, que terminó con la firma de un acta donde la patronal y el gobierno porteño reconocieron los desperfectos de la Línea B y la ausencia de toda responsabilidad de los trabajadores en la interrupción. Sin embargo, las empresas de comunicación, que publicaran en letras enormes “la culpa” de los trabajadores, ningunearon la noticia, dejándola relegada o directamente oculta. La Nación, por ejemplo lo mencionó en un apartado breve al costado de la información principal, que para ellos fue la firma de un acuerdo que levantara el paro. No es un hecho aislado. En consonancia con la línea editorial que predomina en todos los medios privados de comunicación -sin importar el color político que tenga la patronal-, la noticia ante un conflicto de trabajadores que cortan un servicio o realizan un paro en reclamo por sus derechos no es el problema que puedan visibilizar los trabajadores sino el “caos de tránsito”. Contra esto, la Ley de Medios, nada. Así, el periodismo crítico, honesto y

valiente, que hemos visto aparecer como aporte a la causa por el asesinato de Mariano Ferreyra, o para revelar la represión salvaje en el Indoamericano, o para develar quién asesinó a Kosteki y Santillán, convive en un espacio marginal al costado de operaciones como estas, que son la norma. Operaciones avaladas por empresas periodísticas al servicio de su interés económico y en la búsqueda de congraciarse con los políticos pro patronales. Como Macri, que es PRO. Como Randazzo, que es K. Los trabajadores de prensa estamos sujetos a estas operaciones comandadas en forma directa entre los funcionarios, las empresas y los directivos -cuando no los dueños- de los medios de comunicación. Desde La Naranja de Prensa llamamos, por un lado, a reforzar la organización de los trabajadores en cada medio por sus reivindicaciones inmediatas y ampliándola al control y monitoreo de los contenidos del propio medio, en la perspectiva de recuperar nuestro sindicato para que esta tarea se irradie a todo el gremio. Por el otro, a que los trabajadores editen y desarrollen su prensa propia, independiente del Estado y las patronales.

Surge un nuevo sindicato combativo La experiencia del Sitraic Después de más de tres años de lucha legal, el Ministerio de Trabajo acató una intimación de la Justicia y otorgó la inscripción de la personería gremial al Sitraic. La resolución tiene una enorme importancia para casi un millón de trabajadores de la construcción de todo el país. Desde ahora, los trabajadores de este gremio podrán dejar de ser rehenes de las patotas sindicales dirigidas por Gerardo Martínez y optar entre un sindicato vaciado, con los peores salarios y las peores condiciones de trabajo de todo el país, y un sindicato donde puedan ejercer la democracia sindical, donde las resoluciones se toman en asamblea y donde el salario y las condiciones de trabajo son patrimonio de la decisión soberana de los trabajadores. Con la inscripción, el Sitraic ya tiene un ámbito de actuación en varios distritos de la zona sur del Conurbano aunque está habilitado a

extenderlo a todo el país. Pero lo políticamente importante de la inscripción es que no sale como una resolución que tenga el visto bueno de un sector del Estado sino que surge de la lucha contra ese mismo Estado. La Justicia intimó a la legalización del sindicato y su oficialización se dio como un “último recurso” para mantener abierta la in-

jerencia del Ministerio de Trabajo en la vida de los gremios. Si el Ministerio no acataba, la propia Justicia podía otorgar la inscripción y con ello establecería una jurisprudencia que quebraría el histórico requisito de que la personería gremial sólo se otorga desde el Ministerio, una normativa impuesta por Perón en el 43. La “intimación” de la Justicia salvaguarda este andamiaje de la Ley de Asociaciones Profesionales por la cual el Ministerio de Trabajo sigue siendo dueño y señor de la existencia de los sindicatos. Está congelada desde hace dos años la inscripción de decenas de sindicatos que apelaron al mismo procedimiento del Sitraic para lograrla. Ahora, con los resultados del Sitraic, se reanimará la lucha de esos sindicatos, superando la impasse de la CTA, que en su crisis dejó empantanada la lucha por la legalización de muchos sindicatos impulsada por ellos.


Abolición del impuesto al salario Restitución de las asignaciones familiares Basta de precarización Todos a la marcha el 13 de septiembre De Plaza de Mayo al Ministerio de Trabajo

B

ajo el peso de la proliferación de movimientos de trabajadores contra el impuesto al salario y la derrota electoral del gobierno en las PASO, la presidenta Cristina Kirchner estableció nuevos pisos en la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias –en rigor, un impuesto al salario. El viernes 13 de septiembre se realizará una movilización desde la Plaza de Mayo hasta el Ministerio de Trabajo. Convocada por 300 delegados y activistas clasistas de decenas de lugares de trabajo de los más variados gremios, la marcha sostiene la consigna por la abolición del impuesto al salario, la restitución de las asignaciones familiares y el fin de la precarización laboral. Esta será la segunda movilización convocada por los delegados clasistas y combativos que ya realizaron tres plenarios en el Sutna San Fernando. De la primera marcharon 5000 compañeros desde el Obelisco hasta Plaza de Mayo. Para este 13S ya comprometieron su participación el Suteba La Plata, AGD-UBA, el Sitraic y el Suteba Tigre, entre otros sindicatos. El debate está atravesando al conjunto del movimiento obrero, como queda reflejado en la regional Villa Constitución de la UOM y la regional San Lorenzo de la CGT. Los metalúrgicos de Aluar, los camioneros de Aesa y Cliba, la Federación Portuaria, son otros protagonistas de la lucha contra la confiscación. En todos los casos, las direcciones sindicales le dan la espalda a estas luchas y, justamente por eso, el movimiento toma impulso desde las bases. En el caso de las centrales sindicales que dirigen Moyano y Micheli, depusieron toda lucha desde el 20 de noviembre. Los dos burócratas prefirieron avalar las salidas truchas que proponen tanto el gobierno como la oposición patronal. Volviendo al anuncio presidencial, establece un piso de 15.000 pesos brutos, lo que

equivale a unos 12.400 pesos netos. Además, en nuestro gremio los colaboradores son monotributistas; es decir, la existencia de esta categoría fiscal encubre un fraude laboral. Pero los monotributistas no están contemplados en la decisión presidencial. Luego, se trata de una resolución de la Afip hasta diciembre y no de una ley: es un piso transitorio (incluso se modificó sólo una de las tres patas que conforman el Mínimo no Imponible) y no la elevación en regla de ese mínimo, que sólo aumenta un 20% para los salarios mayores de 15 mil y hasta 25 mil pesos. La resolución, por otra parte, es a partir de septiembre y no es retroactiva. La eliminación del impuesto, por lo tanto, abarca sólo cuatro meses y termina a fin de año. Estamos, entonces, ante una salida precaria, que deja en pie el principio de la confiscación impositiva del salario. Su futuro a partir de comienzos de 2014 es incierto y dependerá del conjunto de las finanzas del Estado, cuando la presidenta ya anunció la recarga de la deuda sobre el presupuesto público a partir del canje a los fondos buitre. Por otro lado, los anuncios de impuestos compensatorios sobre los dividendos y cier-

to tipo de transacciones de empresas serán objeto de debate parlamentario y sujetos a maniobras de todo tipo. Asimismo, el “cambio” en asignaciones familiares es irrisorio, ya que extiende su vigencia en 110 pesos por hijo para los salarios de hasta 15 mil pesos (o 30 mil por grupo familiar). Esto no tiene nada que ver con la asignación familiar por hijo de carácter universal y que contemple los gastos de un hijo hasta los 18 años. La Naranja llama a fortalecer el reclamo por la abolición del impuesto al salario sobre todo salario convencionado, de carrera docente, estatal o judicial, tal como plantea el proyecto de ley que presentó el FIT durante la campaña de las PASO. Si no se lo elimina, el impuesto a las Ganancias vuelve de la mano de la inflación cualquiera sea su actualización. El salario no puede ser confiscado para financiar el rescate a los capitalistas -sean los usureros de la deuda externa, las petroleras (vía importación) o los concesionarios que vaciaron los ferrocarriles. Sigue firme la bandera: abajo el impuesto al salario, asignaciones familiares para todos, basta de precarización laboral.


Boletin de La Naranja de Prensa set 2013