Page 1

FEBRERO 2017

Boletín de La

del

Subte

Naranja Subte ATM Subte @atmsubte


Editorial

¡URGENTE! SEGURIDAD EN EL SUBTE El tema de la seguridad e higiene en el subte ha estallado como una bomba a partir de la muerte evitable de Matías Kruger. Abarca no sólo la prevención de accidentes laborales, sino la propia seguridad y confort de los pasajeros. No sólo toca a talleres, donde el riesgo eléctrico se cobró la vida de 4 compañeros (un 5º fue atropellado por una formación), sino en tráfico, donde incendios, descarrilamientos y evacuaciones en el túnel son moneda corriente. O a estaciones, donde la falta de higiene, de ventilación y climatización, las inundaciones, filtraciones y el deterioro de escaleras y ascensores son constatnes de todos los días.

porque desde los talleres de material rodante, con origen en taller San José, el tema de la seguridad fue una campaña constante de los últimos años. Desde hace un año se viene elaborando el protocolo universal para todos los talleres. Carpetas enteras de denuncias ante los organismos de control sobre obsolescencia del material; ausencia del mantenimiento reglamentario; reparaciones inexistentes por empresas tercerizadas que devuelven el material en peor estado de lo que fue. Averías y siniestros frecuentes en tráfico. Con documentos, videos y testimonios se hizo una presentación en la Legislatura. No participó un sólo directivo del sindicato. Las muertes de los compañeros El macrismo pinta de “modernidad y avance tecnológico” por negligencia patronal no provocaron la reacción grelo que no son más que emparches en una red frenada en mial, que no pasó del asesoramiento legal de los deudos su desarrollo, con sectores prehistóricos y material rodan- en algún caso. Hasta la muerte de Martín que provocó la te, de señales e instalaciones, en gran parte obsoletos. La reacción espontánea de la base de todo el subterráneo e seguridad pone en juego no sólo la inversión en equipa- impuso el paro de 24 horas. miento, sino métodos de trabajo, distribución de personal y capacitación del mismo. Baste decir que los talleres no están actualizados ni el personal entrenado para el man- La situación actual tenimiento de las formaciones que de distintos orígenes y tecnologías (Españoles, Chinos) incorporados por el actual La patronal se niega a firmar los protocolos de seguridad gobierno y el anterior. Para peor con incompatibilidad de eléctrica, para evadir su responsabilidad legal en los accitrochas, alimentación (3er riel vs catenaria) e instalacio- dentes que se produzcan o que se produjeron y están junes actuales. Todo ello rodeado de un tufo a negociados, dicializados. Incluso las reformas, que, por trascendidos, coimas e improvisación. estarían en camino, no son informadas a los trabajadores como corresponde. Las medidas de acción votadas por el cuerpo de delegados, en caso de que no se firmaran los Una larga lucha de talleres protocolos, fueron ignoradas por Pianelli y Segovia que se reunieron por su parte con la empresa, al margen de la coEl tema no es nuevo. Lo prueban los 5 accidentes fatales misión designada, de delegados, expertos y paritarios. Y en los últimos seis años. Todas las inspecciones realiza- trajeron promesas, nada firmado. Todo esto bajo la nueva das por organismos de riesgos laborales, caracterizan al teoría, a contramano de los criterios internacionales, de subte como un lugar de alta siniestralidad. Y la primera que la seguridad es responsabilidad de los trabajadores. pregunta que surge es que hizo la parte obrera al respecto. Exactamente la posición de la empresa. Convengamos que no fue un tema prioritario en la agenda de la AGTSyP. Y de eso debe hacerse cargo la conducción, En ese camino también se borró con el codo lo es lo es-


crito en actas ministeriales, en el sentido de que los trabajadores iban a retener tareas riesgosas en defensa de su propia integridad. En varios talleres, Constitución, Canning, San José, se lo hizo al calor de la gran agitación producida. Pero no contaron con el apoyo y la organización necesaria por parte de la conducción. En lugar de ello los miembros del Sec. Ejecutivo recorrieron algunos talleres haciendo recomendaciones sobre seguridad y depositando la responsabilidad en cada compañero. También la patronal dió charlas sobre medidas de seguridad de 30 minutos, acompañadas de sanciones a trabajadores que las incumplieran. Como si eso no fuera producto de la presión y manipulación de jefes y supervisores. Para completar el cuadro, el Sec. Ejecutivo llamó públicamente a formar un Comité Mixto de seguridad, en lugar de las Comisiones de seguridad e higiene obreras. Un “saludo a la bandera” (ver nota)

La seguridad después de Matías Era lógico creer que la trágica pérdida de Matías iba dar lugar a un antes y un después No fue así. Con motivo de las refacciones en estación Constitución, se produjo un conflicto por las deficiencias e improvisaciones de la empresa en el esquema de servicio corto. Y no solo en materia de las condiciones inhumanas de trabajo, higiene y descanso en tráfico. Sino en el riesgo por ausencia de material ignífugo, falta de plan de evacuación, riesgo eléctrico e interrupción del mantenimiento de material rodante por falta de previsión de un taller alternativo al de San José para realizarlo. Se necesitó una medida de acción directa que surgió, otra vez, desde la base de tráfico, demostrando como siempre que la seguridad de obreros y pasajeros está a cargo de los

trabajadores. Casi en simultáneo, en la línea D se averiaba la catenaria, con riesgo electico para el pasaje y la línea E se paraba por un principio de incendio. Dias después, una fuerte lluvia convertía en cataratas estaciones y túneles. En tráfico de la línea B los trabajadores sacaban mesas y sillas del cuarto de personal al andén, corridos por las ratas y otras plagas, por falta de la limpieza necesaria. Y por esos días se cortaba el cable de alimentación en taller Polvorín pudiendo provocar un desastre si hubiera habido personal sobre el tren. ¡Y nos chamuyan sobre modernización y suben el pasaje a $ 7.50! Lo que se pone de manifiesto con estas denuncias, es que el único plan real del gobierno macrista y Metrovías, es la reducción de personal, flexibilización laboral y la menor cantidad de inversiones posibles en el subte, mientras direccionan obras – mucho más económicas y de rédito electoral – al Metrobús.

Conclusión Llamamos a los trabajadores del subte a reflexionar sobre este tema decisivo y a organizarnos más que nunca por la seguridad e higiene y contra la negligencia patronal que en función de aumentar beneficios, crea condiciones que un día pueden estallar en una nueva ‘catástrofe de Once’. Sigamos la lucha por la firma de los protocolos y las inversiones en seguridad y por la organización de comisiones obreras de seguridad e higiene en cada sector con poder de retener las tareas riesgosas, hasta su normalización.

NI UN OBRERO MUERTO MÁS EN EL SUBTE 3


Entrevista CP – En el taller San José se logró con mucha lucha imponer un protocolo de seguridad eléctrica. Sobre la base del mismo y un año de trabajo con el resto de los talleres, elaboramos un protocolo universal sobre las 5 reglas de oro para la prevención eléctrica, que debe aplicarse a todos los sectores para evitar los accidentes que ya se han cobrado 5 víctimas fatales en el subte. LN – ¿Y cuál es el estado actual del conflicto? CP- La trágica pérdida del compañero Matías Kruger y el paro espontáneo de 24 horas que le siguió, obligó a Metrovías y a SBASE a sentarse con la parte gremial; a producir cambios en el elenco de dirección de la empresa y, según trascendidos, a comenzar a adquirir tecnología para la reforma en materia de prevención de accidentes. Pero se han negado a firmar los protocolos que reclamamos y presentar al gremio el programa de inversiones. Quieren tener las manos libres, tanto en el terreno económico, como en materia de responsabilidad legal. LN – ¿Cuál fue la respuesta gremial?

Hay que organizarse desde la base para controlar la seguridad y reclamar el cese de las tareas riesgosas La Naranja entrevistó a Christian Paletti, delgado de taller San José de la línea C y protagonista de la lucha por la seguridad e higiene en el subte LN – ¿Cuándo se inició esta lucha por las condiciones de seguridad en el subte? CP – Desde hace varios años desde el taller San José y tráfico de la B venimos documentando las denuncias sobre serias falencias de seguridad tanto en el trabajo de los mecánicos de talleres como en el estado lamentable del mantenimiento del material rodante. Carpetas enteras de denuncias ante todos los organismos de control y una campaña que llegó a producir una audiencia pública en la Legislatura y un pedido de informe a los responsables del gobierno de la Ciudad. LN – ¿Y las medidas correctivas reclamadas no se concretaron?

CP – Luego el paro, el cuerpo de delgados votó otro paro de 24 hs y un plan de acción si la patronal se negaba a firmar el protocolo. En reunión con la empresa, a la que asistí, el sindicato respondió a la cerrada negativa patronal, con la resolución de retener toda tarea riesgosa que fuera detectada. Quedó asentado en acta y correspondía a partir de ello, que la conducción de AGTSyP organizara a los compañeros en los sectores, con el respaldo de la organización. LN - ¿Y no sucedió? CP – Lamentablemente no. El Secretariado Ejecutivo pasó a reunirse a solas con la empresa y a dar por perdida la causa del protocolo universal. E increíblemente pasó a responsabilizar a los trabajadores de la defensa de su propia seguridad. Es gravísimo: es algo establecido que una empresa es responsable por las condiciones de seguridad en el trabajo y sabido que un trabajador aislado es víctima de las presiones y sobornos patronales para que transgreda las normas de seguridad, para aumentar los ritmos de trabajo a como sea. La conducción, pasó de la exigencia a la patronal a recorrer sectores exhortando a los compañeros a que cumplan con medidas, que ni siquiera están normatizadas y mucho menos forman parte de protocolos claros, por escrito y formalizados ante el gremio y autoridades competentes. Abandonaron esta lucha. No quieren confrontar con la patronal en un conflicto que requiere emplear a fondo la fuerza gremial de los trabajadores. LN – ¿Cómo encarar de ahora en más? CP – Hay que organizar desde la base en reuniones y asambleas en los sectores cómo encarar la cuestión de la seguridad. Primero votando mandatos por un plan de lucha para obligar a la patronal a firmar los protocolos. En segundo lugar auto organizándonos en comisiones por sector, para controlar la seguridad y reclamar la detención inmediata de toda tarea o funcionamiento riesgoso para trabajadores o pasajeros.


COMITÉS OBREROS DE SEGURIDAD E HIGIENE O COMISIÓN MIXTA OBRERO - PATRONAL Los comités obreros de seguridad e higiene velan por el cumplimiento de normas para el resguardo de la integridad física y la salud de los trabajadores y, en el caso de un servicio como el subte, también de los pasajeros. La efectividad de los mismos depende por entero de su potestad de interrumpir instantáneamente un trabajo riesgoso (talleres) o funcionamiento peligroso (sea de material rodante o instalaciones) por no cumplir condiciones de preservación de la salud psico física de trabajadores o usuarios. Detectado el riesgo, la acción debe detenerse instantáneamente, hasta que el riesgo sea eliminado. Si no se repara, no se retoma la tarea. Cuando se repara, se restablece. En el subte este tema ha cobrado una importancia vital al evidenciarse la negligencia patronal en la materia, con pérdida de vidas obreras evitables si se cumplían normas internacionales, perfectamente estudiadas y establecidas en la materia. La responsabilidad absoluta en su cumplimiento es de la patronal, que establece las condiciones de trabajo.En el subte, tanto Metrovías como SBASE, en cambio, se han lavado las manos, acusando de negligencia a las propias víctimas. Se ha negado a firmar los protocolos universales de seguridad eléctrica, que los delegados y trabajadores de talleres han presentado. La única explicación es que tratan de evitar o disminuir las inversiones necesarias para brindar la seguridad necesaria y eludir la responsabilidad legal en la producción de accidentes. Las charlas sobre seguridad y las sanciones a trabajadores que transgreden normas, no resuelven nada. La voz de orden es: ¡culpar siempre al trabajador, salvar siempre a la patronal! La eliminación de tareas riesgosas, corresponde a la patronal. Pero le verificación de su cumplimiento debe depender del control obrero. Y allí juega el comité de seguridad obrero, con derecho a vetar o retener tareas riesgosas. En

actas las reuniones con la empresa, la AGTSyP dejó constancia de que se iban a retener las tareas de riesgo, mientras la empresa se negara firmar protocolos de seguridad o y presentar presupuestos de reformas en la materia. Fue un paso adelante importante. Pero no se cumplió. La patronal no firmó ni se comprometió a nada y la retención de tareas por la parte obrera, no fue tomada por la conducción del sindicato que abandonó toda acción gremial directa. Quedó librada a la iniciativa de delgados y trabajadores de algunos talleres que tomaron el tema en serio. El Ejecutivo de AGTSyP, como la patronal, realizó algunas visitas a talleres para hacer exhortaciones a cumplir normas de seguridad. Es decir, igual que la empresa, colocó la responsabilidad sobre las espaldas de los trabajadores. Además la directiva propuso la creación de un comité mixto de seguridad obrero patronal que es totalmente inoperante. En la medida que la parte obrera no tenga potestad de interrumpir tareas riesgosas, e incluso disponer de horas gremiales para poder actuar, esos comités no pasan de reuniones protocolares inconducentes, que elevan recomendaciones generales que las patronales no cumplen. Hay innumerables ejemplos en todo el movimiento obrero. La imposición de comités de seguridad e higiene requiere una movilización de la fuerza gremial. El sindicato debe organizar los comités en los sectores y respaldarlos con el peso del gremio. Es una lucha, porque afecta intereses preciados de los capitalistas contra la clase trabajadora y como tal hay que encararla. Hoy, ante la situación que vivimos en el subte y bajo el peso de 5 víctimas obreras y centenares de accidentes laborales, es fundamental desarrollar este debate y en cada sector de trabajo, sean talleres, tráfico, estaciones o instalaciones fijas, reunir a los compañeros dispuestos a crear comisiones de control de la seguridad, que por mandato de asamblea se constituyan en comités de seguridad e higiene para actuar allí donde la negligencia patronal, hace la vista gorda.

5


2 ARGUMENTOS PARA UNA CAPITULACIÓN Cuando la conducción de AGTSyP decidió abrirse de la resolución del cuerpo de delegados que votó paro de 24 horas y plan de lucha si la patronal no firmaba el protocolo universal de riesgo eléctrico, pasó a acordar con la empresa sobre la base de algunas promesas verbales, que no sometió tampoco a la aprobación del cuerpo de delegados Este funcionamiento burocrático, verticalista, está motivado por la negativa a librar luchas antipatronales, en este caso, por la defensa de la salud y la vida de los compañeros. En función de ello esgrimió – en reunión minoritaria de talleres – dos argumentos falaces. Uno que la empresa no iba a firmar jamás un protocolo que la comprometiera legalmente en querellas sobre accidentes laborales. Otro que no podemos dejar a la empresa a cargo de nuestra seguridad. Es grave: el primer argumento otorga legitimidad a la inmoralidad patronal de eludir su responsabilidad

legal criminal en materia de seguridad. No se trata de lo que quiera o no firmar, sino de apuntalar nuestro reclamo en el sentido que se aprueben oficialmente normas internaciones de seguridad. El segundo, es cínico en nombre de la defensa de nuestra integridad, colocar en el trabajador la responsabilidad de su salubridad laboral. Como si las condiciones de riesgo no se derivaran de toda una política patronal de precarización, desinversión e irresponsabilidad legal de la que debe hacerse cargo. Una conducción que maniobra con estos subterfugios, para que no le rompan las tarlepes con reclamos y conflictos y se adapta de esta manera a la patronal, es una conducción de conducta burocrática. Y además no está en condiciones reclamar para sí la resistencia y menos con aguante a la ofensiva antiobrera macrista.

ART: Abajo el decretazo de Macri Si hay un tema fuertemente vinculado al debate de la seguridad en el subte es que Macri lanzó un decreto “de necesidad y urgencia” que reforma la legislación sobre de accidentes de trabajo y ART, en contra del interés de los trabajadores. Se anticipó a una ley similar que tenía media sanción del Senado y que iba a ser tratada en Diputados. El decretazo fue pactado con la UIA y demás cámaras patronales y con las ART, las grandes beneficiarias de un régimen que produce en la Argentina 700 mil accidentes por año. La clave del decreto (y del proyecto de ley) es alejar al injuriado de la apelación a la justicia. Ya una reforma previa de Cristina K había anulado la “doble vía” obligando a elegir entre los dictámenes de las ART o el juicio laboral. Ahora, el trabajador deberá someterse al dictamen de Comisiones Médicas (están vinculadas a las ART) en materia de la naturaleza del accidente o enfermedad laboral; el grado de invalidez y el monto de la indemnización. La apelación a la justicia llevará varios años, presionando al trabajador a aceptar la miseria que le ofrezcan. Lo que las patronales llaman “reducción de la litigiosidad” o “industria del juicio” significa que, reduciendo la cantidad

y monto de las indemnizaciones y por lo tanto el costo del seguro, las empresas no deban realizar costosas inversiones en previsión de siniestros. Esto es, la siniestralidad y la cantidad de víctimas aumentará y bajará el promedio de vida útil del trabajador. Dicho de otra manera, a la patronal le resulta más barato afrontar el accidente o la enfermedad laboral que prevenirla. La CGT adelantó su aprobación al contenido del decreto y los legisladores de la oposición patronal – Massa y FpV – votaron a favor el proyecto equivalente en el Senado. Lo que prueba que todas las fracciones de la clase capitalista y sus referentes sindicales apoyan el ajuste antiobrero de Cambiemos. Los diputados del Partido Obrero en el Frente de Izquierda tienen un proyecto presentado en el Congreso en 2014 que prevé la constitución obligatoria en todos los establecimientos laborales de Comités de Control Obrero de la Seguridad, Salud e Higiene Laboral que pueden o no coincidir con las representaciones gremiales, pero deben ser electas por los trabajadores. Los trabajadores debemos repudiar el decreto de Macri y organizarnos en asambleas por sector de trabajo que constituyan comisiones de control de la seguridad laboral


NI UN DESPIDO EN AGR-CLARIN Apoyemos la lucha de los trabajadores

La enorme lucha de los trabajadores gráficos de AGR está entrando en su cuarta semana. Desde que decidieron ocupar la planta, contra el lock out patronal y en defensa de los 380 puestos de trabajo, las muestras de apoyo por parte de sindicatos, comisiones internas, organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas aumentan día a día. Las medidas que fueron votando en asamblea los trabajadores de AGR vienen golpeando con fuerza. Le arrancaron el primer paro en 30 años a la Federación Gráfica Bonaerense, organizaron una masiva movilización al M de Trabajo, lograron romper el cerco mediático con una concentración con corte de autopistas a las puertas de Canal 13/ TN, y con un abrazo a la salida del diario Clarín, frenaron idea de Clarín es seguir imprimiendo las revistas, manuaen gran parte del país la distribución. les y folletería contratando trabajadores precarizados, por Clarín cuenta con la complicidad del gobierno; empezando fuera de convenio. Una victoria de los trabajadores de AGR con el Ministerio de Seguridad que reprimió a los trabaja- nos deja a todos los trabajadores en mejores condiciones dores y familiares sin orden judicial y mantiene rodeadas para pelear contra esta misma orientación que el gobierno con Policía Federal y Gendarmería, no solo AGR, sino todos de Macri quiere imponer en todos los gremios. los edificios del grupo. El Ministerio de Trabajo es tambien cómplice, se niega a intervenir en el conflicto siendo que la Entendiendo esto, la solidaridad de los trabajadores del patronal despidió de manera ilegal a los 380 trabajadores. subte ha sido enorme, participando del acampe en la puerSu argumento , de que los despidos se deben a “la crisis ta de la planta desde el primer día y organizando recorridel sector” choca con la realidad de que en AGR se impri- das por todas las líneas y sectores del subterráneo junto a mió a toda máquina hasta el día anterior al cierre y que las los trabajadores de AGR y la comisión de familiares, para publicaciones que imprimían siguen distribuyéndose des- hacer conocer el conflicto y juntar plata para el fondo de lucha. de otros talleres. Es claro que en AGR están intentando imponer un ataque no solamente a los puestos de trabajo, sino al convenio colectivo. Porque según denuncia su Comisión Interna, la

Sigamos por este camino, apoyando a los trabajadores de AGR, porque si ganan ellos, ganamos todos!

7


La

del

Subte

Naranja Subte ATM Subte @atmsubte

Boletín de La Naranja del Subte - febrero17  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you