Page 1

JAVIER POLO

EXTRAVAGANTES

EDU LEÓN

ALBER CARRER

ANTONIO ORIA DE RUEDA

JOSÉ LUIS DURANTE

MARÍA GARCÍA

PEDRO GÓMEZ

OLMO CALVO

VICENTE CABIDO

ANA MERINO

LAMIRADADELOTRO MAGAZINECULTURAL INVIERNO 2013


antonio oria de rueda

edu leĂłn

la verdĂĄ

guardianes del agua

marĂ­a garc

alber carrer

an

belchite, tiempo detenido

ana merino hacia algĂşn lugar y en ninguna parte

javier polo sanidad en huelga


extravagantes

josé luis durante

filmo luego existo

se acabó la Fiesta

cía gonzález

olmo calvo

na

14N, 24 horas de huelga general

pedro gómez migrantes

vicente cabido la misma trampa


LA VERDÁ Antonio Oria de Rueda Salguero para mis alumnotes de sonido del garci, que me dan verdá…

En aquel tiempo…los humanos llegaron a una cala fantasmática donde resultaba imposible saber qué había pasado, en realidad. En realidad, nadie quería saber la verdad, todos deseaban ser engañados en la dirección en que las mentiras les hicieran sentirse más confortables. Que me mientan los míos. Todo, menos conocer las cosas de primera mano. El terror al abismo de lo real. Alquien le hizo una foto a Olmo cuando le hacía una foto a unos policías que agredían a un manifestante. Debajo de la foto ponía en esta foto no hay ningún guardia agrediendo a un manifestante. SEIS MIL...dicen que éramos seis mil...y lo repiten una y otra vez y mil veces más como si su mentira, en vez de convertirse solo en verdad, no se convirtiera en una mentira de seis millones, o sesenta...el choque de sus seis mil con las fotos está dando la vuelta al mundo. Niño de diez años golpeado por un antidisturbios. Luego la prensa dirá que los piquetes son agresivos. Hay más imágenes de la represión circulando por la red. Qué hacía un mocoso en medio de una manifestación de radicales antisistema violentos. Las imágenes del Madrid Arena han sido manipuladas, según la defensa de DivierTT. No es mi amigo. Esto nuestro es muy bonito. El jurado popular dicta que la verdad es mentira, y millones de valencianos lo refrendan. Ya conocen las noticias. Ahora,… les contaremos la verdá…! Yo no sé dónde estoy. Creo que estoy en Matrix. Madrid Matrix. Todo es mentira. Aznar no tuvo nada que ver con la burbuja inmobiliaria. La mentira no es importante, y la verdad tampoco. Basta saber que yo puedo convertir la mentira en verdad según le convenga a mi neurosis.


No sé a dónde voy. Creo que no voy a ningún sitio, me muevo y me muevo y sigo aquí. Mi mentira vale más que la tuya. En este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira; todo es según el color del cristal con que se mira. Aznar se soñó iluminado por dios. Es mentira, pero cuando josemari se ha levantado esta mañana, y se ha dado cuenta de lo enamorado que está, le ha dicho a anita, ki (en la intimidad, la llama ki, en catalán), ki, es mentira, pero perfectamente podría haber sido verdá. El ministro suelta bilis. Su señora, tertuliana en la tele, le defiende a capa y espada. En la televisión no aparece un rótulo que diga, “señora del ministro”. Nunca aparece el banquero alemán. El banquero alemán juega al golf en mallorca, como si la cosa no fuera con él. Qué programación de televisión más asquerosa. No te preocupes, hay que bendecir al whatsapp y a las descargas, porque en sus dominios, nadie ve la televisión, a los chavales del garci la televisión les parece un chisme vieeeeejooooo. La televisión? Eso es como cuando dicen que había un teléfono que estaba pegao a la pared con un alambre, para que nadie se lo llevara… LXXXV ¿Tu verdad? No, la Verdad, y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela.


EDU LEÓN GUARDIANES DEL AGUA El camino que lleva de Azuay a Cañar está sembrado por un verde lleno de vacío, unos caseríos enormes adornan de vez en cuando la vista, hogares faltos de vida, testigos mudos de los estragos de una migración que deja sin cosechar esta tierra. Esas fachadas modernas esconden la soledad y el silencio de la distancia de sus moradores. José María y Estelvina viven ajenos a ese éxodo histórico que cambió para siempre el ritmo de esta parte de Ecuador. Ellos apostaron por seguir su propio paso, el del páramo que da de beber a los ríos. Hace un año son parte del proyecto de Tucayta, que apuesta por la conservación del páramo y por devolver el agua a las tierras bajas. Estos guardianes del agua deben repoblar el páramo con alpacas, que habían desaparecido de su hábitat natural cuando los españoles llegaron y las cambiaron por ovejas. Las alpacas con sus delgadas patas respetan el colchón hídrico que es necesario para que los ríos sigan serpenteando estas montañas. La jornada de estos dos solitarios empieza a las cinco de la mañana, a 3400 metros. Cuidan incansablemente de los animales andinos y regulan el agua de la Laguna de Patochocha, que lleva el agua a Cañar, a los 1500 usuarios directos beneficiarios del proyecto de riego de Tucayta. Los compañeros de la organización suben al páramo y acompañan al matrimonio una vez al año, cuando se reúnen para esquilar a los peludos camélidos. Con ello buscan nuevas alternativas de producción, transformando la fibra del animal en bufandas, chompas, bolsos, que comercializan. José María dice que no hay mayor riqueza de la que tienen allá, tienen cultivos, comida y sobre todo agua. No entiende por qué la ambición hace pasar a sus vecinos penurias en el extranjero. Ve con tristeza como esta tierra quedó estéril y se pobló de casas vacías y de carros nuevos. Él mira a Cañar todas las mañanas desde arriba, ve cómo su trabajo hace que se llene de vida. Imagina que sus vecinos lejanos vuelven a ocupar las casas ahora desoladas, que vuelven con la esperanza de recuperar la riqueza que hay debajo de sus pies. Imagina las tierras bajas sembradas de sueños de futuro.


EXTRAVAGANTES

FILMO LUEGO EXISTO "Los individuos no paran hoy de fotografiar y filmar lo que les rodea; hoy todo es material para el cine digital, desde lo más dramático hasta lo más anodino (...) En las calles y en los transportes, en las fiestas, en las exposiciones nos filmamos y filmamos de cualquier manera todo lo que se nos pone por delante, como si la imagen obtenida importase mucho más que la experiencia que se ha vivido de manera inmediata. (...) El individualismo hipermoderno no es sólo consumista: quiere reconquistar espacios de autonomía personal, construirse apropiándose del exterior, poner en imágenes y en escena el mundo, un poco a la manera de un reportero, un fotógrafo, un cineasta. Filmo luego existo. en cada ciudadano ocioso late un anhelo artístico y en cada individuo un cineasta, dado que la relación con el mundo es crecientemente estética. Se perfila una nueva frontera: no es otra que la expresividad del yo, erigida en ideal de masas." (GUILLES LIPOVETSKY)


JOSÉ LUIS DURANTE

SE ACABÓ LA FIESTA


ALBER CARRER

BELCHITE, TIEMPO DETENIDO

Belchite , del latín, bella civita, ciudad bella. Bonito nombre para una ciudad si no fuera porque el hombre quiso luchar contra el destino que la providencia quiso para esa ciudad. En Belchite el tiempo se detuvo hace ya muchos lustros. Cuando pisas sus calles de arena derretida , parece que vives la desolación y colisión catastrófica de un tiempo cercano, y para nada lejano como fue la guerra civil española. Los restos no entienden de vencedores ni vencidos, ni de colores ni de banderas, los restos simplemente entienden de egos absortos en razones estúpidas, de matanzas injustificadas por la posesión simbólica y estratégica de un terreno, de promesas dichas y no cumplidas. Entienden de un renacer que no fue puro, desde cero . En lugar de ello , ese lugar fue castigado , con el recuerdo maldito de unos actos que no parecen acabar nunca. Una calle separa la Belchite nueva de la antigua, un amanecer tenebroso para despertar cada mañana. El reloj de la torre bombardeado y destruido, marca los segundos de ese verano de 1937, 13 días ,donde el hombre quiso ser un Dios para convertir la luz en oscuridad eterna.


ANA. María García González Antes de dormir Tere, mi madre, siempre me contaba un cuento. Ella subía hasta mi cama, se tumbaba a mi lado y narraba, entre ensoñaciones, el cuento que tocaba. Una noche, como si de un cuento más se tratase, me contó que mi hermana había muerto de cáncer. La diferencia es que esta vez no era una invención, si no algo real, un cuento en primera persona, un cuento que no empezaba con un “érase una vez hace mucho tiempo” ni terminaba con un “y fueron felices y comieron perdices”. Ese era y es nuestro cuento.

Ana murió una semana antes de que yo naciese. La única imagen que hay en mi mente de las dos juntas, y obviamente está ahí por lo que me ha contado mi familia, es que mi hermana le mostraba sus juguetes y le contaba cosas a la barriga de mi madre y por lo tanto a mí.

Mi hermana está muerta. Puede sonar macabro que una niña de cuatro años vaya por el cole comentando ese tipo de cosas, y supongo que por eso, mi profe Carmen Barbadillo llamó un poco escandalizada a mi madre:

-Buenos días, ¿es usted la madre de María García?

-Si, soy yo.

-Mire es que su hija le dice a los otros niños que su hermana está muerta… Yo supongo que serán chiquilladas pero comprenda que me preocupe.


Y mi madre, encogiéndosele el corazón en un puño tuvo que contestar:

-No, no son chiquilladas, su hermana murió de cáncer.

Imagino el asombró que debió causar la noticia sobre mi profe, pero yo había convivido con la muerte de Ana desde antes de nacer.

Cuando eres pequeña no eres consciente de lo que pueden significar palabras como cáncer, leucemia, trasplante o quimio para el resto de la gente. Para mi eran algo habitual, algo prácticamente del día a día. Muchas tardes iba con mi madre a la asociación. Mientras ella trabajaba me dejaban pinturas, algún juguete y otras cosas para que me entretuviese. Algunas veces, si había suerte, había algún niño con el que entretenerse un rato jugando o simplemente charlando. Siempre presumían de sus pañuelos a la cabeza, lucían una media sonrisa, comparaban sus moratones de las vías con los tuyos de jugar al fútbol, cicatrices de guerra, pero sobre todo presumían de sus ganas de vivir. En ASION no sólo conocí a niños enfermos, también conocí a hermanos, chavales que ya se habían curado, padres, madres, amigos, abuelos… Algunos los conozco desde siempre, otros desde hace menos tiempo pero al final se convierten en tus amigos, amigos con los que compartes cosas mas allá de la vida, cosas mas allá de nosotros mismos.


Después de esa época de lengua de trapo en la que le contaba mi vida o la de mi hermana a cualquiera, me fui dando cuenta de que era un tema que incomodaba a mucha gente. Cada vez me costaba más y más hablarlo. Fuera de la asociación no lo comentaba con nadie, nunca hablaba de Ana con mis mejores amigos del colegio, y si alguien lo descubría yo evitaba el tema. Pero pensaba muchas veces en ella, también en cómo habría sido para mi hermano, el mayor de los tres, para mi padre, para mi madre… para mi familia en general si Ana se hubiese curado. Intentaba ponerme en su lugar, vivir lo que ellos habían vivido y así conseguir conocer a Ana un poco más.

Desde siempre supe de la existencia de mi hermana y desde siempre supe que murió de cáncer pero sin embargo nunca ha sido alguien lejano para mí. No creo en la vida más allá de la muerte, pero Ana me ha marcado de un modo u otro y siento una conexión entre las dos, supongo que se trata de esa conexión que tienen todos los hermanos.


Pero un día me cansé de ocultarlo, decidí que todos debían conocer lo maravillosamente fugaz que había sido mi hermana. Nadie se va del todo si hay alguien que se acuerda de ella todos los días, así que eso hice. Mi cuento comienza con Ana, y sin ella no tiene sentido. Mi forma de ser depende totalmente de mi pasado y para conocerme a mí hay que conocer a mi hermana. Poco a poco les hablé a mis mejores amigos de ella, de su disfraz de ratón, de su media sonrisa en las fotos, de nuestro muñeco con vendajes, del tatuaje de mi hermano en el que se leen nuestros nombres, de su muerte, de Ana, como si de la cosa más normal del mundo se tratase, y por fin, después de mucho tiempo, tuve la sensación de que me conocían realmente. Al fin y al cabo Ana es el prólogo de mi cuento.


OLMO CALVO

14N, 24 HORAS DE HUELGA GENERAL


ANA MERINO

HACIA ALGÚN LUGAR Y EN NINGUNA PARTE


JAVIER POLO

SANIDAD EN HUELGA

"La sanidad madrileña vuelve a la normalidad tras 5 semanas de paros. La huelga indefinida fue convocada por la AFEM como respuesta al Plan de Sostenibilidad anunciado por el Gobierno regional, el cual supone la privatización de 6 hospitales y 27 centros sanitarios, entre otras medidas. Tras ser aprobada el pasado dia 28 de diciembre la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Comunidad, donde se incluyen estos ajustes privatizadores, la AFEM anunció el cese de la huelga con la intención de modificar la estrategia de lucha mediante un cambio en "las reglas del juego y el marco de diálogo". Ya se han convocado varias movilizaciones para los meses de enero y febrero, así como nuevos paros en el sector. Entre las próximas acciones cabe destacar la convocatoria de una gran manifestación a nivel nacional que haga levantarse a los médicos de todo el país. De igual forma, ante la evidente falta de diálogo por parte del gobierno, y tras aprobarse la ley de Acompañamiento, más de 120 directivos de distintos centros sanitarios han presentado su dimisión, así como lo ha hecho gran parte del personal sanitario. A continuación, una serie de fotografías que documentan parte de las movilizaciones llevadas a cabo en Madrid por parte de las asociaciones del sector sanitario, y respaldadas por trabajadores, estudiantes y usuarios de dicho sector, en la ya conocida como Marea Blanca."


PEDRO GÓMEZ

MIGRANTES

En el verano de 1967, mis padres , Pura y Pedro, esperan en la estación un tren que les lleve a otra vida. Las gotas de sudor, de la sofocante Extremadura seca, empaña sus cuerpos. Ese mismo sudor que moja sus ropas y deja entrever su piel, es el que esconde sus miedos y anhelos. Atrás queda toda la historia familiar. Delante una vida en construcción, al igual que la ciudad a donde viajan. Personas y ciudad se necesitan. En esa estación ardiente, camino de Madrid, comienza mi vida.


VICENTE CABIDO

LA MISMA TRAMPA

El funambulista ha caído, conscientemente, en el agujero que alberga la ciudad. El cable sobre el que bailoteaba se mantiene terso, ya acostumbrado a ser testigo del error. Aún así, piensa que no es verdad, que la altura le engaña. Se equivoca. El agujero es ahora la casa del funambulista, que pisa la tierra aún con los brazos extendidos, tratando de mantener el equilibrio sobre un kilómetro cuadrado de un asfalto desolador. Descubre que este mundo se construyó sobre cadáveres, pasea por los parques y entre los árboles que murieron antes de nacer. Poco a poco va bajando los brazos. Junto a los brazos, hunde los hombros y encorva su espalda. Camina de noche y de día, y siente el dolor de los edificios, que rugen entre una pálida agonía. Un día se topa, y es consciente de que nada es casual, con una paloma que ha caído en una alcantarilla. La observa; temerosa, sin saber qué hacer. El animal alza su cabeza entre espasmos, pero no es capaz de volar. Está ciega, y de su cabeza sobresalen dos prominentes cicatrices en forma de muñón, donde un día estuvieron sus ojos. Escupe un chillido agudo cuando un par de ratas comienzan a devorar sus alas. El funambulista espera impávido hasta que dan cuenta de la mitad de su cabeza. Se ha dejado seducir, al igual que sus hermanos, por los manjares de la mortalidad, por las promesas susurradas que llegaban a lo alto de su cable. El engaño se ha erigido desde la estructura que nacía en la tierra de los renegados, aquellos que construyeron los túneles, las jaulas, los solares a la orilla de las vías de un tren que sólo conduce a otra jaula y a otro túnel. Las ratas no tardarán en venir, aquellas que no se han ahogado tras la lluvia. Devorarán sus pies y sus ojos, que una vez le engañaron, que aquella vez le hicieron saltar del cable y caer, a él, el último de los funambulistas, en la misma trampa.


lamiradamagazine.blogspot.com

LAMIRADADELOTRO_INVIERNO2013  
LAMIRADADELOTRO_INVIERNO2013  

magazine cultural con tirada trimestral

Advertisement